IMG-LOGO

Biografía

Coleen Gray

Coleen Gray

92 años ()

Coleen Gray

Nació el 23 de Octubre de 1922 en Staplehurst, Nebraska, EE.UU.
Falleció el 03 de Agosto de 2015 en Bel Air, California, EE.UU.

Mujer en mundos de hombres

14 Marzo 2012

"Puede que no sea guapa, puede que no sea inteligente", decía su personaje en "Atraco perfecto", de Stanley Kubrick. Coleen Gray falleció de causas naturales a los 92 años, el 3 de agosto de 2015, en su residencia de Bel Air, California.

"Puede que no sea guapa, puede que no sea inteligente", decía su personaje en "Atraco perfecto", de Stanley Kubrick. Colleen Gray ha fallecido de causas naturales a los 92 años en su residencia de Bel Air, California.

Coleen Gray tenía en su filmografía títulos como El callejón de las almas perdidas, Atraco perfecto, y a pesar de la brevedad de su papel, también se la recuerda por Río Rojo. Parecía que iba a dar mucho más, pero acabó pronto en producciones de medio pelo.

Nacida el 23 de octubre de 1922 en Staplehurst (Nebraska), Doris Bernice Jensen (su nombre real) ayudaba de pequeña en la granja de su familia. Al mismo tiempo cantaba en el coro de la iglesia, y en el colegio demostraba sus actitudes. Se licenció en Lengua Inglesa, Teatro y Música, con excelentes notas, por la Universidad de Hamline.

Para tratar de abrirse camino como actriz se trasladó a Los Ángeles, donde le dieron trabajo en diversas producciones teatrales. Su buen hacer sobre las tablas no pasó desapercibido para los ojeadores de Fox, productora que le ofreció un contrato para debutar en el cine.

Tras papeles de importancia nula en State Fair, Three Little Girls in Blue y The Shocking Miss Pilgrim, Gray despunta como la mujer enamorada que visita en prisión al protagonista (Victor Mature), en El beso de la muerte, de Henry Hathaway. La censura de la época obligó a quitar todas las secuencias de Patricia Morrison, porque veían peligroso mostrar en pantalla a una mujer que a pesar de tener dos niñas pequeñas se suicidaba, así que Gray pasó a ser la única actriz con peso en la trama de esta obra maestra del film noir.

Realizó un trabajo excepcional como la inocente e ingenua Molly, joven ayudante y esposa de un embaucador metido a adivino (Tyrone Power en un papel atípico), en El callejón de las almas perdidas, de Edmund Goulding.

Brillaba también, a pesar de su escasísima presencia en pantalla, como prometida de John Wayne, al principio del legendario western Río Rojo, de Howard Hawks.

En 1946 se casó con Rodney Amateau, guionista de series televisivas y posteriormente director, con el que tuvo una hija. Tras el divorcio, se emparejó con William Clymer Bidlack, ejecutivo de una compañía de avión, con el que tuvo otro hijo, y al que acompañó hasta su muerte. Desde 1979 permanece con Fritz Zeiser, involucrado en ayudar a alguna ONG.

Al final de la década de los 40, era una joven bastante prometedora, pero Fox no tenía muchas esperanzas en ella, pues su único gran éxito había sido Río Rojo, donde quedaba muy eclipsada por los intérpretes masculinos. Se decidió que no se le renovaría el contrato.

Logró aún así algún papel destacado para otras compañías, como por ejemplo en el film noir de bajo presupuesto, pero excelente El cuarto hombre, con John Payne, con el que repitió en títulos como El jugador y Los vencidos. Un jovencísimo Stanley Kubrick apostó por ella, en Atraco perfecto, donde fue la memorable amante del personaje de Sterling Hayden, joven solitaria desesperada capaz de todo por amor. "Johnny, huye", le decía en un momento clave del film.

Pero a pesar del éxito del notable film de atracadores, Coleen Gray no volvió a levantar cabeza. Pasó a producciones de serie B, y cayó en lo que por entonces era un auténtico destierro, las producciones de ciencia ficción y fantasía, si bien es cierto que algunas se han convertido en títulos de culto, sobre todo The Phantom Planet, P.J. y The Leech Woman. Pasó también por series como Alfred Hitchcock presenta, Perry Mason, El virginiano y Bonanza. Queda la sensación de que pudo haber hecho mucho más en Hollywood.

Tuvo una gran repercusión pública en Estados Unidos su comparecencia en el congreso, con los actores Victor Jory y Susan Seaforth, a favor de que se cambiara la constitución para permitir la oración en las escuelas. También ayuda a presos en las cárceles.

Filmografía
McCloud

1970 | McCloud | Serie TV

Sam McCloud, sheriff de un pueblecito de Nuevo México, solicita irse a trabajar como policía en Nueva York, para estar cerca de su novia, Chris Coughlin, periodista del Chronicle. Allí tendrá que hacer frente a los más insólitos casos, pero McCloud se resiste a abandonar su indumentaria vaquera y sus costumbres vaqueras. Dennis Weaver (El diablo sobre ruedas) protagonizó esta serie con un carismático personaje central, que se desenvuelve en un entorno que desconoce. Se emitió durante 7 años, y Dennis Weaver volvió a encarnar al personaje en el telefilm The Return of Sam McCloud, donde el policía había sido elegido senador.

6/10
La ciudad indomable

1965 | Town Tamer

El "domesticador de la ciudad" es Tom, un pistolero que se vende al mejor postor. Aunque la percepción de su profesión va a cambiar cuando un "colega", que debía matarle, yerra el disparo quitando la vida en cambio a su esposa. Tom urdirá una venganza que incluye al asesino de su mujer, y a quien ordenó matarle, pero este tipo también tiene un plan para deshacerse de su enemigo definitivamente.Dana Andrews protagoniza un western bastante previsible, aunque se ve con agrado en una sobremesa, si no hay nada mejor que hacer. Una serie B que da lo que cabe esperar.

4/10
The Black Whip

1956 | The Black Whip

Cuatro mujeres de dudosa reputación ayudan a un forajido a escapar de la ley. Modesto pero interesante western que cuenta con la presencia de la siempre deslumbrante Angie Dickinson.

5/10
El último sol

1956 | Star in the Dust

Discreto pero entretenido western, dirigido por el desconocido Charles F. Haas, y protagonizado por John Agar (Fort Apache) y Coleen Gray (Atraco perfecto), entre otros. El sheriff de Gunlock pretende colgar a un hombre llamado Hall, que ha matado a tres granjeros. La gente desea linchar al asesino antes de que sea rescatado por sus amigos, pero el sheriff quiere antes sonsacarle y enterarse de quién le contrató para realizar el crimen. Clint Eastwood cuenta con un pequeño papel sin acreditar.

4/10
Atraco perfecto

1956 | The Killing

Stanley Kubrick debutó con Fear and Desire, y El beso del asesino, prometedoras, y visualmente impecables, pero aún muy alejadas de sus grandes obras maestras. Su primer trabajo redondo fue esta excelente muestra de cine negro, con muchos elementos en común con La jungla de asfalto, el clásico de John Huston. Probablemente se trate de uno de los mejores trabajos del autor de 2001: una odisea del espacio, La naranja mecánica y sobre todo la excelente Senderos de gloria. Aunque tenía sólo 26 años cuando la rodó, obtuvo una hondura dramática propia de las grandes obras del celuloide. En uno de sus mejores trabajos, Sterling Hayden interpreta a Johnny Clay, un convicto recién salido de la cárcel que sólo piensa en dar un gran golpe que le solucione la vida. El plan consiste en desvalijar la caja de un hipódromo, un día concreto en el que se disputa un gran premio. Para llevar a cabo su plan, cuenta con la ayuda de cuatro compinches. El propio Kubrick compuso el guión, en el que brillan los imaginativos diálogos, con el novelista Jim Thompson, a partir de la novela "Clean Break", de Lionel White. Aprovecha elementos de primera, como la fotografía de Lucien Ballard y el cuidado trabajo de los actores. Kubrick, obseso perfeccionista, reflexiona sobre su tema favorito, el hecho de que la adversidad eche por tierra un plan perfecto. Además, es una de las grandes películas sobre la ambición.

8/10
El jugador (1955)

1955 | Tennessee's Partner

A pesar de su título, no tiene nada que ver con la obra de Fedor Dostoievski, sino que se trata de un western dirigido por Allan Dwan, que reunió como pareja a John Payne y Rhonda Fleming, que volverían a encontrarse en el thriller Ligeramente escarlata, en esa ocasión muy bien acompañados de Arlene Dahl. La trama de El jugador nos lleva a tierras de California, en plena época de los buscadores de oro. Hasta allí llegan dos amigos, el jugador Tennessee (Payne) y el pistolero Cowpoke (encarnado por Ronald Reagan), que tienen una pelea cuando el primero aconseja a Cowpoke que tenga cuidado con las malas artes de una mujer (Fleming).

4/10
Flechas incendiarias

1954 | Arrow in the Dust

Bart Laish es un desertor del ejército de los Estados Unidos. Por casualidad se tropezará con una caravana que ha sido atacada por los indios. Decidirá entonces ayudarles hasta llegar a Laramie y para eso se hará pasar por oficial, con lo que se expone a perder su vida a manos de los indios o recibir un castigo ejemplar por el ejército. Entretenido western con sabor añejo en cuanto al sencillo planteamiento de lucha entre los indios y el hombre blanco, en cuyo guión hay también espacio para el amor. Protagonizan unos eficientes Sterling Hayden y Coleen Gray, quienes volverían a coincidir dos años más tarde en la excelente Atraco perfecto.

5/10
Los vencidos

1953 | The Vanquished

Tras la Guerra de Secesión, un oficial confederado llega a su pueblo y se encuentra que está dominado por criminales. Barato western, servido con cierto oficio por Edward Ludwig. El reparto está convincente, aunque no se trate de grandes estrellas.

4/10
El cuarto hombre (1952)

1952 | Kansas City Confidential

Tim Foster, antiguo policía, trama un complejo plan para robar un millón de dólares, con ayuda de tres matones. La clave está en cargarle el delito a un inocente. Acaba inculpado Joe Rolfe, un camionero que tendrá que demostrar su inocencia. Sin embargo, acaba enamorado de la hija de Tim Foster. Brillante muestra del mejor cine negro de los años 50, a cargo del siempre interesante Phil Karlson (El salario de la violencia). Se trata de un film de serie B que critica en cierta forma los recortes de libertad de la época de la Caza de Brujas.

6/10
Tambores apaches

1951 | Apache Drums

Apañado western de bajo presupuesto, con reparto de segunda (aunque destaca la presencia de Coleen Gray) y dirección del especialista en este tipo de filmes Hugo Fregonese. Narra la caída en desgracia de un jugador llamado Sam Leades, que, tras matar a un hombre, es expulsado de un pueblo. Sin embargo, ante el atque de los apaches y la muerte del alcaide, él tomará las riendas de la batalla.

4/10
The Sleeping City

1950 | The Sleeping City

Un hospital neoyorquino es escenario de un atípico crimen. Uno de sus pacientes es disparado en la cabeza. El detective encargado del caso está frustrado, pues no parece haber ningún indicio que le lleve hasta el asesino. Aún así, su olfato le dice que algo huele a chamusquina en el hospital. Así que hace que uno de sus hombres ingrese en el centro sanitario haciéndose pasar por un paciente para descubrir la verdad. El director norteamericano George Sherman tiene la peculiaridad de que en su filmografía cuenta con las películas de Marisol Búsqueme a esa chica y La nueva Cenicienta.

4/10
Lo quiso la suerte

1950 | Riding High

Nueva versión de Estrictamente confidencial, que también había dirigido Capra en 1934. Tragicomedia donde un entrenador de caballos intenta ganar el Gran Derby con un equino que ni mucho menos parece el favorito para alzarse con la victoria. Por supuesto, vencerá en dicha prueba aún a costa de que el entrenador pierda muchas de las cosas por las que ha luchado. No se sabe si por el excesivo protagonismo de Bing Crosby o por los problemas que tuvo el director con su contrato para la Paramount, pero lo cierto es que este filme se encuentra entre lo más intrascendente de la filmografía de Capra. Apenas encontramos nada que nos haga recordar sus excelentes crónicas sociales, a pesar de que el guión viene firmado por su colaborador habitual Robert Riskin.

4/10
Río Rojo

1948 | Red River

Tom Dunson es un veterano ranchero de Texas que tiempo atrás adoptó a Matt Garth, un muchacho que sobrevivió a una matanza india. Ambos se disponen a trasladar una enorme cantidad de reses a Missouri, con varios empleados. La tiránica actitud de Tom Dunson provocará que sus subordinados se amotinen, encabezados por su joven compañero Garth. Uno de los mejores westerns de Howard Hawks, sobre el choque generacional entre un veterano hecho a sí mismo (Tom Dunson) y el chico (Matt Garth), representante de la nueva hornada, más reflexiva y menos testaruda, que apareció cuando empezó a pacificarse el oeste. Ambos personajes están interpretados por dos grandes actores de dos generaciones de Hollywood, el maduro John Wayne, y el recién llegado Montgomery Clift, en su primer largometraje. Aunque a Hawks le encantaba la historia, tuvo desavenencias con el guionista original, Borden Chase, y acabó encargándole una revisión a Charles Schnee. "Cada vez que intentaba cambiar algo, Chase me ponía pegas. Además, él no había acabado la historia porque la hizo para el Saturday Evening Post, y a los responsables del periódico no les gustó. Schnee reescribió un montón de cosas", recuerda Hawks. Hawks estaba especialmente orgulloso de la secuencia del entierro, que consiguió rodar con el cielo nublado, algo que hasta entonces sólo había hecho posible su admirado amigo y compañero John Ford. "El cámara me dijo que venía una nube. Así que le dije a Wayne que si se olvidaba de las frases, que dijera lo que fuese, ya pondríamos el sonido después, pero que siguiera hablando hasta que le dijera lo contrario. Esperé hasta que se acercó la nube, pensé en Ford, y empecé a rodar la escena. Cuando la película estuvo terminada le dije a John Ford que había rodado una película casi tan buena como las suyas, que fuera a verla", explicaba Hawks. Aunque Hawks siempre afirmaba que John Ford hacía mejores westerns que los suyos, lo cierto es que en esta ocasión filmó una película a la altura del maestro. Se trata de uno de los grandes títulos del género.

8/10
El beso de la muerte

1947 | Kiss of Death

Cine negro de primera. Victor Mature interpreta a un gángster que 'canta' en prisión, tras una tragedia familiar. Al salir del talego, sus compinches querrán saldar cuentas. El actor Richard Widmark fue descubierto en este film.

7/10
El callejón de las almas perdidas

1947 | Nightmare Alley

Un ‘trepa’ de circo trata de hacerse con un número de adivinación. Se aprovecha para ello de la viuda del tipo que antes protagonizaba la función, buscando que le cuente todos sus trucos. Poco a poco ve que puede aprovecharse de la credulidad de la gente sencilla. Tyrone Power cambió de registro con este papel de sinvergüenza, y demostró lo gran actor que era. La historia se basa en una obra de William Lindsay Gresham, que adaptó con talento Jules Furthman.

7/10

Últimos tráilers y vídeos