IMG-LOGO

Biografía

David Hemmings

David Hemmings

62 años ()

David Hemmings

Nació el 18 de Noviembre de 1941 en Guildford, Surrey, Inglaterra, Reino Unido
Falleció el 03 de Diciembre de 2003 en Bucarest, Rumanía
Filmografía
Hijos de Satán

2004 | Blessed

Tras someterse a tratamiento en una clínica de fertilidad, Samantha logra por fin quedarse embarazada, y de gemelos. Pero un sacerdote católico advierte a la joven de que ha sido fecundada con el ADN de Satán, y varios indicios apuntan a que su marido pretende entregar a los niños a una secta satánica. Estremecedora mezcla de La semilla del diablo con La profecía. El veterano actor británico David Hemmings (Casio, en Gladiator) murió durante el rodaje en Rumanía, y en algunas secuencias tuvo que ser introducido mediante efectos de ordenador. Ofrece la oportunidad de ver actuar a Andy Serkis (en quien se basó la interpretación de Gollum, en El señor de los anillos).

3/10
The Night We Called It a Day

2003 | The Night We Called It a Day

Comedia dramática inspirada en hechos reales, describe la reacción airada de la prensa a unos comentarios ofensivos de Frank Sinatra, cuando estaba en una gira de conciertos por Australia. Dennis Hopper se encarga de dar vida al divo y Melanie Griffith a su esposa, mientras que Portia de Rossi es la reportera agraviada

4/10
El castañazo 2

2002 | Slap Shot 2

Han pasado 25 años desde que Reggie entrenara a los Chiefs, el duro equipo de hockey sobre hielo. Mucho ha llovido desde entonces. Los jugadores desconocen el significado de la palabra ‘victoria’ desde que Sean Linden fallara un gol cantado (las malas lenguas le acusaron de tongo) y se perdiera un campeonato. Las cosas han llegado al punto de que el propietario, agobiado por las deudas, decide vender el club. El comprador resulta ser Richmond Claremont, un magnate de la televisión de Nebraska, que tras rebautizar al equipo como los Superchiefs, desea ofrecer partidos de exhibición, al estilo de los célebres Globetrotters del baloncesto: o sea, jugadas ensayadas muy vistosas entre dos equipos, donde los Superchiefs van a llevar la peor parte, haciendo todo tipo de payasadas y caídas para provocar las risas del público. Por si fuera poco, tienen nuevo entrenador; o, mejor dicho, entrenadora, lo que a los jugadores, un pelín machistas, les saca de quicio. Steve Boyum inició su carrera cinematográfica como especialista de escenas de acción, con 50 títulos en su haber, algunos tan memorables como Apocalypse Now, Depredador, Thelma y Louise y la saga de Arma letal. O sea, que el chico sabe de sobra lo que son las escenas de acción. Por ello decidió pasarse a la dirección, y con toda seguridad El castañazo 2 es su título más impactante. Boyum conserva el espíritu de la serie (escenas trepidantes, emoción por los partidos, humor gamberro con algo de sal gruesa…) y añade una crítica a la ambición desmedida de los gurús de los medios de comunicación. Así, Claremont, interpretado por Gary Busey (que estuvo nominado al Oscar en 1979 por The Buddy Holly Story), resulta ser un hipócrita redomado, que dice hacer una televisión familiar, aunque lo único que desea es llenarse los bolsillos a costa de lo que sea. Uno de los hermanitos Baldwin, Stephen, es Sean, al que pronto empieza a hacer tilín la entrenadora.

3/10
Gangs of New York

2002 | Gangs of New York

Año 1847. Nueva York, que a principios de siglo contaba con 60.000 habitantes, ha alcanzado una cifra cercana a las 800.000 almas. La hambruna desatada en Irlanda ha forzado a la gente a emigrar, y el puerto de la ciudad recibe a diario a muchas personas que creen haber llegado al fin a la tierra de las oportunidades. Pero las cosas no son tan sencillas. Sobre todo porque los neoyorquinos de origen protestante, que ya llevan un tiempo establecidos en el lugar y se autodenominan “nativos”, odian a los irlandeses. Lo que despierta el mismo sentimiento en los recién desembarcados. Las reyertas callejeras no son raras, y en una de éstas que enfrenta a los nativos con los “Conejos muertos”, una banda irlandesa, el cura Vallon, su líder, muere a manos de Bill “El carnicero”, el jefe del otro bando. Su único hijo, Amsterdam, entonces un niño, es testigo de la muerte, y se jura vengar la memoria de su padre. Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío, de modo que dieciséis años de estancia en un orfanato no es demasiado tiempo para Amsterdam, que al salir está listo para infiltrarse en la banda de Bill y ganarse así su confianza. Ha llegado la hora del desquite. El proyecto de Gangs of New York se remonta a 1970, cuando Martin Scorsese descubrió el libro del mismo título de Herbert Asbury, escrito en 1928. Allí se contaban historias de los bajos fondos neoyorquinos del siglo XIX. Para alguien como Scorsese, siempre interesado por el mundo gangsteril y los repliegues más oscuros y atormentados del ser humano (la prueba está en títulos como Malas calles, Taxi Driver, Uno de los nuestros o Casino), era material de primera. De modo que con el guionista Jay Cocks empezaron a pergeñar un guión. La cosa era compleja y el despliegue de medios impensable en aquel momento. Así que pasaron los años, nuevos guionistas (Steven Zaillian y Kenneth Lonergan) se sumaron a la tarea… y así hasta hoy, en que el film es una realidad. En la trama de la película se pueden observar claramente dos niveles. Por un lado está el trasfondo histórico, que Scorsese interpreta en clave ideológica con su tesis “América está construida sobre la violencia”, en una línea muy a lo Hobbes y su célebre aforismo “El hombre es un lobo para el hombre”. Y, en un esfuerzo por abarcarlo todo, se suceden hechos como la llegada masiva de inmigrantes irlandeses, los disturbios en Five Points, el estallido de la guerra de secesión con el consiguiente reclutamiento forzoso de soldados. Lo que convierte las calles de Nueva York en una enorme olla a presión a punto de explotar. A todos estos elementos se suman los enfrentamientos étnicos (donde el origen y la religión se convierten en señas de identidad), sociales (los pobres no tienen más remedio que alistarse, los ricos pueden evitarlo pagando una alta suma de dinero) y políticos (va a haber elecciones en la ciudad). El esfuerzo de Scorsese por ofrecer un fresco del Nueva York del siglo XIX necesita, obviamente, de una historia con unos personajes. Y Scorsese y su equipo de guionistas han imaginado una que pivota alrededor de Amsterdan y sus planes de venganza. El joven, un tipo habilidoso, se las apaña para entrar en el círculo más próximo de Bill “el carnicero” (Daniel Day-Lewis). Pero no puede prever que entre ambos va a surgir una curiosa relación paternofilial, donde Bill ve en Amsterdam algo más que un secuaz competente. Esto conduce a conductas muy, muy inesperadas, por parte de Amsterdam. Por supuesto que si Amsterdam tiene la cara de Leonardo DiCaprio, éste necesita con urgencia un motivo amoroso para seguir adelante. Y se lo da Jenny Everdeane (Cameron Díaz), una raterilla que consigue robar dinero y corazones con gran facilidad; el personaje, que desea reunir pasta para poder marchar al oeste, oculta un lado oscuro, y una relación especial con Bill.

6/10
Last Orders

2001 | Last Orders

Jack Dodd. Ha llevado una vida corriente, y algunos de sus mejores momentos los ha pasado con sus amigos, tomando pintas de cerveza en un pub londinense. Ahora ha muerto, y su última voluntad es que sus viejos compinches vayan con sus cenizas a Margate, para esparcirlas en el océano. El viaje de unas horas, que realizan en automóvil, sirve para despertar sus recuerdos, los buenos y los malos tragos, bromas, amores y oscuros secretos que han procurado tapar. Adaptación de una novela de Graham Swift, de quien también se ha llevado al cine El país del agua. El australiano Fred Schepisi logra un film agridulce, canto a la amistad, pero que no oculta las miserias y bajezas en que puede caer el ser humano. Da con el tono preciso para contar su historia, y cuenta con un maravilloso reparto, donde es difícil (e injusto) destacar a un actor por encima de los otros: Caine, Hoskins, Courtenay, Winstone, Hemmings, Mirren…

6/10
Mean Machine (Jugar duro)

2001 | Mean Machine

Las cárceles y cómo llenar ahí el tiempo libre (en algunos casos es el tiempo libre es, sencillamente, el resto de tu vida) parecen un tema siempre de moda en el cine. En la sueca Breaking Out, los presos montaban una obra de teatro; en Invicto se daban de puñetazos en un combate de boxeo; en la británica Lucky Break, hacían un musical; ahora, en la también británica Mean Machine el modo de distraerse es dar unas pataditas al balón de fútbol. En efecto, el ingreso en prisión de un jugador internacional, es la excusa para un partido entre reclusos y guardianes. La presencia de Vinnie Jones, auténtico jugador y protagonista de Lock & Stock (de Guy Ritchie, aquí productor), son garantía de algunas escenas futbolísticas. Y no faltan algunos elementos clásicos del género carcelario: guardianes sádicos, presos con ganas de bronca…

5/10
Spy Game

2001 | Spy Game

Los tiempos cambian. Adiós a la guerra fría y todo eso. Nathan (Robert Redford) lo sabe, con lo cual no le importa demasiado que haya llegado, al fin, la hora de la jubilación. En plena faena de desmontar sus despacho, los jefes le llaman a capítulo: Tom, uno de los cachorros criados en sus pechos, ha sido hecho prisionero en China. Por una cuestión política (las siempre delicadas relaciones entre Estados Unidos y los de los ojos rasgados), la cosa no puede hacerse pública. Motivo por el cual Tom podría ser ejecutado a partir de las próximas 24 horas. Aterrado ante la posibilidad de que su antiguo pupilo sea sacrificado por “razones de interés nacional”, Nathan deberá recurrir a los métodos del espionaje de antaño para lograr su liberación. Tony Scott, el hermano de Ridley, firma uno de sus mejores filmes, junto a Marea roja y Amor a quemarropa. A la hora de narrar, sabe mezclar los hilos narrativos de lo que sucede en China y EE.UU., junto a recuerdos del pasado que nos indican lo que une a maestro y discípulo. Y junto a la apasionante intriga, plantea preguntas acerca de las disyuntivas morales que se presentan a los que se dedican al mundo del espionaje: ¿Pueden tener vida privada? ¿Vale todo? Resulta además muy inteligente la elección del reparto: Pitt parece un buen recambio al espía Redford, y por debajo subyace la idea-interrogante de si lo mismo ocurre entre ambos en lo que se refiere a su trabajo como actores.

7/10
Gladiator

2000 | Gladiator

Ave, Ridley, los que van a disfrutar te lo agradecen. Así, con esta licencia descarada, nos permitimos abordar una de las películas que más sensación han causado esta temporada, no sólo por su espectacularidad, sino por haber recuperado con mayúsculas el llamado género de romanos. El “culpable” de esta cinta, Ridley Scott (Blade Runner), ha dirigido con mano firme sus legiones de extras en impresionante batalla, ha recreado con fidelidad el ambiente de toda una época, y ha corroborado que el circo puede ser el mayor espectáculo del mundo, con permiso del cine, claro. Porque cine y del bueno es lo que se ve en esta superproducción que nos sumerge en el inicio de la decadencia de uno de los mayores imperios que ha existido, a través de unos personajes movidos por la ambición, el odio y la venganza. Gladiator nos cuenta la historia del general romano Maximus (Russell Crowe), elegido por el emperador Marco Aurelio (Richard Harris) para sucederle en el trono. En su destino se cruza Cómodo (Joaquin Phoenix), el hijo del emperador, que celoso de esta situación ordena su ejecución, depués de asesinar a su propio padre. El protagonista sobrevive, se convierte en esclavo y, entrenado como gladiador, regresa a Roma. Desde la arena del circo, crece su figura como héroe y ve más cerca la posibilidad de vengarse. Llevar al cine la magnificencia de la época ha costado 16.000 millones de pesetas. Esta inversión se traduce en impresionantes decorados y en el uso de los más avanzados efectos digitales que nos muestran a la antigua Roma tal y como debió ser. Además, el rodaje se realizó en cuatro países (Italia, Inglaterra, Malta y Marruecos), participaron 45.000 extras y se contrataron a actores de muchísimos quilates. Como Scott dijo en su momento, “no todos los días se presenta la ocasión de reconstruir el Imperio Romano”. El cuadro “Pollice verso” (“Pulgares hacia abajo”) del pintor del siglo XIX Jean-Leon Gerome fue el revulsivo para que Ridley Scott aceptara el proyecto. El lienzo representa a un emperador romano haciendo el gesto de extender el pulgar hacia abajo como fatídica señal para que un gladiador ejecute a su derrotado rival. Luego la imaginación del director británico se disparó y la maquinaria de Hollywood se puso en funcionamiento.

8/10
Airwolf

1984 | Airwolf

Un ingeniero estadounidense ha diseñado un sofisticado helicóptero, pero una vez terminado, toma la senda de los desertores rumbo a Libia. Un veterano de Vietnam tratará de impedir sus maléficos planes. Cinta de acción poco verosímil, ideal para la siesta de sobremesa.

4/10
Asesinato por decreto

1979 | Murder by Decree

Los asesinatos de prostitutas cometidos por Jack el Destripador, investigados por Sherlock Holmes y su inseparable Watson. Les dan vida con carisma Christopher Plummer y James Mason.

5/10
Gigoló (1979)

1978 | Schöner Gigolo, armer Gigolo

El coronel Paul von Prygodski regresa a casa tras la Gran Guerra. Se ve obligado a ejercer de gigoló para sobrevivir. Exótica cinta alemana que recoge la situación del país en el período de entreguerras. Sin duda que lo más curioso del film es ver en el reparto a leyendas femeninas de la pantalla ya talluditas, como Kim Novak o Marlene Dietrich.

5/10
Asalto al poder (1973)

1978 | Power Play

En un estudio televisivo, el presentador Dick Cavett entrevista al coronel Kasai, que ha llevado a cabo un golpe de estado en un país europeo. Éste contará minuciosamente la preparación de su plan, y las complicaciones inesperadas que surgieron. A pesar del interesante planteamiento, y de un buen plantel de actores, este thriller acaba resultando excesivamente insípido.

3/10
Laberinto mortal

1978 | Les liens de sang

Una joven denuncia ante la policía la violación y asesinato de su prima, en el portal de su casa, cuando ambas regresaban de una fiesta. Pero cambiará su declaración inicial implicando a su hermano en el crimen, lo que complica la investigación del detective encargado del caso. Cinta de crímenes sexuales morbosos rodada en Canadá con Donald Sutherland de protagonista, dirige con profesionalidad pero no de modo memorable Claude Chabrol.

5/10
El príncipe y el mendigo (1977)

1977 | Crossed Swords

Nueva versión de la celebérrima novela de Mark Twain "El príncipe y el mendigo", llevada al cine en numerosas ocasiones. De hecho, ya el cine mudo había adaptado la historia en 1909 y 1920 en Alemania; de entre las versiones sonoras la más célebre es la que dirigió William Keighley en 1937, con un reparto encabezado por Errol Flynn. Su trama nos traslada a la Inglaterra de los Tudor, cuando el joven Eduardo VI, aburrido de la vida en palacio, decide visitar sus tierras. Alli convence a un mendigo de increíble parecido físico para que ocupe su trono. Rodada en Budapest, cuenta con un reparto de rostros conocidos, como los de Oliver Reed, Raquel Welch, Ernest Borgnine, George C. Scott y Rex Harrison. En realidad se intentaba aprovechar el tirón del niño –ya crecidito– Mark Lester, que había causado sensación en los musicales Oliver! (1968) y Melody (1971). Curiosamente, a raíz de este film, el tal Lester desapareció del panorama cinematográfico.

6/10
The Disappearance

1977 | The Disappearance

Un asesino profesional se encuentra, a la vuelta de su último trabajo, que su esposa ha desaparecido. A la creencia inicial de que le ha abandonado por su carácter imposible, sigue la sospecha de que todo está relacionado con uno de sus asesinatos. Intriga pasablemente entretenida, con un reparto la mar de competente para la carga psicológica que se pretende dar a los personajes. Sobresale el clímax que enfrenta a Donald Sutherland y Christopher Plummer.

4/10
La isla del adiós

1977 | Islands in the Stream

Adaptación de una historia corta de Hemingway con tintes autobiográficos. Un artista que ha pasado por dos matrimonios y que vive solo en una isla paradisiaca, acoge a sus tres hijos durante lo que será un verano inolvidable, que les ayudará a conocerse mejor y a cerrar viejas heridas. Franklin J. Schaffner (El planeta de los simios) atrapa el espíritu de Hemingway en esta historia que transcurre en plena naturaleza, donde George C. Scott es el otro yo del escritor. Sobresale la secuencia en que el segundo hijo engancha un pez con su caña, y no escatima esfuerzos para capturarlo.

6/10
The Squeeze

1977 | The Squeeze

Jim, un policía deprimido y alcohólico, es solicitado por Foreman, un hombre adinerado, para que le ayude a resolver felizmente el secuestro de su esposa e hija, los captores exigen un cuantioso rescate. Existe además el pequeño detalle de que Jill, la esposa secuestrada, estuvo casada previamente con Jim. Entretenido film del subgénero criminal de secuestros, dirige el británico todo terreno Michael Apted, con Stacy Keach y Edward Fox, como maridos. 

6/10
Rojo oscuro

1975 | Profondo Rosso

Seguramente la mejor película del especialista de terror Dario Argento. A partir de la sesión de una médium en un teatro, el italiano despliega su gran capacidad para crear atmósferas (inolvidable la música de Goblin). La médium morirá asesinada brutalmente y su vecino, pianista profesional, comienza a investigar quién puede estar detrás del crimen. Aunque sangriento como toda la filmografía de Argento, el film lo es menos que su producción posterior. Protagoniza David Hemmings (Blow Up), que está acompañado por una joven y enigmática Daria Nicolodi, desde entonces pareja sentimental del director.

6/10
The Old Curiosity Shop

1975 | The Old Curiosity Shop

Curiosa adaptación musical de una de las novelas menos conocidas de Charles Dickens, "La vieja tienda de curiosidades". Sigue a un hombre, propietario de una tienda de antigüedades, y a su nieta adolescente.

5/10
No es nada, mamá... sólo un juego

1974 | No es nada, mamá... sólo un juego

Una mujer disfrazada de conejo es perseguida en un bosque por un hombre a caballo, que azuza a sus perros. ¿Se trata de un sueño o un juego sádico? José María Forqué es quien está tras la cámara de este peculiar thriller que rompe el saque al espectador desde el principio.

4/10
El enigma se llama Juggernaut

1974 | Juggernaut

Un barco se ve sorprendido por una tormenta en alta mar. A bordo del mismo va un terrorista que se hace llamar Juggernaut y ha puesto siete bombas exigiendo un elevado rescate a cambio de las vidas de los pasajeros. Fallon (Richard Harris), un experto artificiero, es trasladado en helicóptero al barco y, al fracasar las negociaciones, tiene que enfrentarse al trabajo más difícil de su vida en una frenética carrera contrarreloj. Richard Harris y Omar Sharif encabezan un reparto estelar que incluye a Anthony Hopkins, ganador del Oscar en un emocionante thriller a bordo de un barco que le mantendrá en suspense durante toda la película.

6/10
La máquina del amor

1971 | The Love Machine

Comedia de enredo más sexual que amoroso. Sigue a un presentador televisivo de un programa sobre sexo, promovido con ayuda de la esposa del presidente de la cadena. Cuando éste sufre una coronaria, la cosa empieza a ir de mal en peor en audiencia, mientras que el presentador deja a su novia modelo para liarse con la mujer del jefe. Tontadita, éste es el calificativo que mejor pega a una película de tono tragicómico que no funciona en ningún momento. En el reparto se puede reconocer a Jackie Cooper, que poco tiene que ver con el encantador chaval Hawkins de La isla del tesoro, los años no pasan en balde.

3/10
Alfredo el Grande

1969 | Alfred the Great

Siglo IX. El joven príncipe de Wessex, Alfred, está a punto de dedicar su vida a Dios en el sacerdocio. Sin embargo, cuando su hermano mayor, el rey Ethelred, muere, Alfred se verá impelido a proteger sus tierras contra las invasiones de los daneses le¡ideradas por Guthrum. Además conocerá a una bella mujer, Aelhswith. Interesante biopic del rey Alfredo el Grande (849-899), que ofrece buenos momentos dramáticos y un guión trabajado. El reparto, lleno de rostros conocidos del cine británico, es más que solvente, con el reconcentrado protagonismo de David Hemmings (Blow Up) y el carismático Michael York.

5/10
El código de los inmorales

1968 | Only When I Larf

Comedia de aventuras criminales sobre las andanzas de un trío de estafadores de poca monta. Sin ser memorable conserva el aire cómico de las grandes comedias británicas, con algunos momentos especialmente logrados. La película, dirigida con oficio por Basil Dearden (Kartum), se basa en una novela de Len Deighton y está protagonizada con esmeco por un inspirado Richard Attenborough.

5/10
Barbarella

1968 | Barbarella

En el año 40.000, la valiente Barbarella y su compañero tienen la misión de ir a buscar a un importante científico y devolverlo a la Tierra antes de que utilice una poderosa arma con la que puede enviar a los individuos a otra dimensión. El viaje se ve interrumpido cuando la nave de Barbarella aterriza inesperadamente en el planeta Lythion, un lugar tan misterioso y seductor como peligroso y mortal. Película basada en un comic francés sobre una heroína espacial del futuro. Es considerado un film de culto de los años 60, protagonizado por una sensual Jane Fonda. De la cinta destaca la estética estravagante, el colorido de las imágenes, los escenarios oníricos, personajes extraños, los caseros efectos especiales y la insistencia en mostrar las curvas femeninas. Además, Jane Fonda realiza su particular pasarela de modelitos (Paco Rabanne se encargó del vestuario). Dirige Roger Vadim (Historias extraordinarias).

4/10
Todo un día para morir

1968 | The Long Day's Dying

La última carga

1968 | The Charge of the Light Brigade

La guerra de Crimea entre británicos y rusos, con la célebre y desigual carga. Y es que un ataque de caballería contra una posición de artillería, por muy valerosos que sean los jinetes, no tienen muchas posibilidades, ni aquí ni en Sebastopol. La mirada de Tony Richardson a los hechos está lejos de las consideraciones heroicas y más cerca del cinismo al mostrar a unos oficiales inexpertos que se dejan dominar por los celos. En el reparto, muy 'british', destaca el trabajo de sir John Gielgud, que encarna a un oficial algo senil.

5/10
Camelot

1967 | Camelot

Versión cinematográfica de la leyenda artúrica que partía de un exitoso musical de Broadway escrito por Frederick Loewe y Alan Jay Lerner en 1960, con Julie Andrews como la infiel Ginebra y Richard Burton como el Rey Arturo. Siete años después, el productor Jack Warner decidió llevarla a la pantalla sustituyendo a los protagonistas de la obra original por los también ingleses Richard Harris y Vanesa Redgrave, en una polémica decisión que le generó no pocas críticas. Su coste final fue de 15 millones de dólares, rodándose en Technicolor y Panavisión. Ganó tres Oscar correspondientes a los apartados de decoración (John W. Brown), vestuario (John Truscott) y banda sonora adaptada para Alfred Newman, quien grabó de nuevo la banda sonora con coros bajo la supervisión de Ken Darby y espectaculares orquestaciones a cargo de Jack Hayes, Leo Shuken, Pete King y Gus Levine.

8/10
El ojo del diablo (1966)

1966 | Eye of the Devil

Philippe y Catherine Montfaucon forman una familia acomodada que vive en un castillo francés y se dedican a los viñedos. Su vida transcurre feliz hasta que un día reciben la noticia de que la última cosecha no ha tenido el éxito esperado, y Philippe empieza a investigar. Las averiguaciones son terroríficas, pues descubre una secta satánica con fines criminales que invade el castillo. Película de intriga dirigida por J. Lee Thompson, en donde el director se pasa de extravagante, aunque utiliza bien los variados movimientos de cámara y demás recursos técnicos para contribuir al suspense de la trama. David Niven, Deborah Kerr y una bellísima Sharon Tate protagonizan este curioso film de ocultismo.

4/10
Blow Up

1966 | Blow Up

Un fotógrafo de vida frívola toma fotos sin cuestionarse el uso que harán de ellas sus clientes. Un día su cámara capta una imagen intrigante, que amplía y amplía en el laboratorio de revelado. Hay misterio encerrado, y esta vez nuestro hombre no podrá lavarse las manos. Michelangelo Antonioni, inspirado por un cuento de Julio Cortázar, 'Las babas del diablo', crea una atmósfera desasosegante. El film está rodando en los 60, en que la mirada indulgente hacia la vida bohemia –aquí el fotógrafo– era habitual, y es la parte del film que peor ha envejecido.

7/10
El superviviente

1981 | The Survivor

Al piloto de un 747 le toca la carga de ser el único superviviente de un accidente aéreo, en que el comandaba el avión. Como el tipo está superagobiado pide ayuda a una mujer para contactar con los espíritus de las víctimas, de modo que le liberen del sentido de culpa. Lo mejor de este film es quizá la secuencia del accidente. Luego la cosa no resulta demasiado creíble, se falla en conseguir la deseable atmósfera inquietante.

4/10
En busca del avión perdido

1981 | Race for the Yankee Zephyr

En Nueva Zelanda un cazador encuentra en un lago un avión de la II Guerra Mundial. Comentará el hallazgo, sin saber que hay gente despiadada que sabe que el artefacto guarda un botín de 50 millones de dólares. Los desalmados amenazarán al hombre y a su hija, obligándoles a que les lleve al lugar. Entretenido film de aventuras, aunque desarrollado sin demasiada imaginación. Cuanta con actores de cierto peso, como Donald Pleasence o George Peppard y está insólitamente dirigido por el actor David Hemmings, consagrado en la época del llamado Free Cinema británico en películas como Blow Up.

5/10
Gigoló (1979)

1978 | Schöner Gigolo, armer Gigolo

El coronel Paul von Prygodski regresa a casa tras la Gran Guerra. Se ve obligado a ejercer de gigoló para sobrevivir. Exótica cinta alemana que recoge la situación del país en el período de entreguerras. Sin duda que lo más curioso del film es ver en el reparto a leyendas femeninas de la pantalla ya talluditas, como Kim Novak o Marlene Dietrich.

5/10

Últimos tráilers y vídeos