IMG-LOGO

Biografía

Djédjé Apali

Djédjé Apali

Djédjé Apali

Filmografía
Palmeras en la nieve

2015 | Palmeras en la nieve

Adaptación del best-seller de Luz Gabás, que sigue la estela de María Dueñas y El tiempo entre costuras a la hora de plantear una historia exótica en la España colonial, con amores apasionados y secretos por descubrir. Como el original, la narración transcurre en dos tiempos. En 2003, y tras enterrar a su padre Jacobo en un pueblecito del Pirineo oscense, Clarence bucea entre los papeles de él y su hermano senil Kilian, que retrotraen al pasado, cuando vivieron años intensos en la isla de Fernando Poo, que pasaría a formar parte de Guinea Ecuatorial. De modo que la narración transcurre entre el viaje de ella para conocer mejor la peripecia de sus ancestros, y dicha peripecia, que arranca en 1953, cuando el ingenuo Kilian marcha a Guinea arrastrado por su algo juerguista hermano mayor Jacobo, con idea de reunirse con Antón, su progenitor, que regenta una próspera plantación para obtener cacao. El guionista de El orfanato y Lo imposible, Sergio G. Sánchez, se ha encargado de convertir la larga novela, más de 700 páginas, en libreto cinematográfico. Mientras que el director de cintas como Fuga de cerebros, Fernando González Molina, ha sido convocado para ponerse tras la cámara, seguramente por estar detrás de cintas de Mario Casas con almibaradas y más o menos intensas tramas románticas de Federico Moccia, hablamos de Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti. El resultado es bastante discutible, se diría que el desafío les viene a ambos demasiado grande. El esfuerzo de Atresmedia y Telefónica es más que notable, y por ello se habría agradecido un resultado más satisfactorio, pero parece haber pesado en la producción una mirada muy conservadora, la divisa ha consistido en no arriesgar y dejarse guiar por los criterios comerciales más convencionales, hacer una película “bonita” aun a riesgo de que fuera “hueca”. Actores guapos y con tirón, canción de Pablo Alborán, tortugas en la playa, revolcones en la arena... Incluso a la parte histórica le falta un poco de fuste, las críticas al colonialismo, las actitudes racistas, la apelación a la espiritualidad indígena, resultan algo simplistas. La sensación es que bastantes cosas se han quedado en el tintero o en la mesa de montaje, y que el conjunto se ha armado para evitar que el espectador se haga demasiadas preguntas acerca de la debilidad argumental, el entramado no es para nada de hierro, comenzando por la escasa cohesión entre las dos líneas argumentales a las que separa medio siglo de distancia. Así, la escena de alcoba de arranque, muy de papel couché, Kilian y la nativa Bisila comparten catre, parece destinada a acallar esa parte del cerebro que te dice, 'pero qué me están contando'. Este amor apasionado nunca está justificado, más allá de aquello tan manido de 'amor a primera vista', y sorprende cómo el marido de ella es prácticamente ignorado en la narración, casi como si no existiera. La evolución de un Kilian-Mario Casas que parece un boy-scout, a otro experimentado y barbudo, no está lograda. Muchos interrogantes quedan sin respuesta. Citemos uno, no se trata de hacer aquí un recuento exhaustivo: Antón en el lecho de muerte nos habla del gran amor por su esposa, que está en España, pero al espectador se le pide un acto de fe sobre algo que no vemos, y de lo que no se nos ofrece prueba alguna. Entre los personajes femeninos, el más logrado sin duda es Julia, compuesto esforzadamente por Macarena García, al menos en ella vemos algún conflicto, los celos ante un mujeriego Jacobo que no sabe cuidarla, y la inclinación hacia Manuel, el médico que no la atrae inmediatamente, pero que tienen cualidades de las que el otro carece. En cambio la “exploradora” Clarence (Adriana Ugarte) y sus descubrimientos se antojan demasiado postizos, incluso con el relato de la anciana nativa, donde hasta llegamos a olvidar que se ha recurrido al flash-back, tan artificial resulta.

3/10
Joven y bonita

2013 | Jeune et jolie

Las andanzas de Isabelle, una joven de 17 años, ritmadas por las cuatro estaciones de un año. La todavía menor de edad vive con su madre Sylvie, su hermano adolescente Victor, y su padrastro Patrick, a su padre biológico lo ve muy de vez en cuando, pues reside en el extranjero. Muy consciente de su belleza física, en verano Isabelle pierde la virginidad, y en otoño se prostituye sin que su familia lo sepa, amasando una respetable suma de dinero. Con la llegada del invierno y la consiguiente primavera, asomarán las consecuencias de estos actos, que hacen temblar, hasta cierto punto, los cimientos del burgués hogar familiar, y se apuntará a una relativa madurez de la chica. François Ozon es un guionista y realizador con oficio, al que le gustan las historias algo retorcidas que exploran las pulsiones oscuras de personajes supuestamente respetables, casi siempre de clase media, y en ellas hace especial hincapié en unas inclinaciones sexuales que se suelen salir de lo convencional. Con este planteamiento sus películas inicialmente mostraron un interés reducido -Bajo la arena, Swimming Pool-, aunque a veces lograba destacar por sus repartos -8 mujeres-, hasta alcanzar un dominio de la puesta en escena que logró su máxima expresión en En la casa, adaptación de la obra de teatro de Juan Mayorga. Con Joven y bonita, sigue su línea de historias extremas con gran carga sexual, donde el virtuosismo narrativo no logra ocultar las carencias antropológicas. Choca desde el principio la personalidad de la protagonista –la hasta hora desconocida Marine Vacht–, que no muestra jamás un rasgo que no sea profundamente egocéntrico, y cuyas motivaciones en su aventura de prostitución nunca quedan del todo claras, más allá de un lánguido aburrimiento y del deseo de experimentar el placer y la aventura, dejando de lado cualquier consideración moral, aquello es puro nihilismo, no hay espacio para la amistad, el amor romántico o familiar, no digamos por otros seres humanos. Y al igual que ocurría en En la casa, a los padres sólo les cabe la sorpresa por la deriva vital que ha tomado su hija, sin un ejercicio serio por interrogarse acerca de cómo las cosas han podido discurrir del modo en que lo han hecho.  

5/10
Querida Bamako

2007 | Querida Bamako

Moussa es un joven que vive en la aldea donde nació con sus padres, su hijo y su esposa, Fátima, a la que llama siempre Bamako, como la capital de Mali, donde la conoció. En vista de las dificultades económicas derivada de la sequía, Moussa pide opinión a los ancianos de la aldea, y decide emigrar a Europa. Opera prima conjunta de dos directores, el africano Ome Oke, nacido en la república de Benín, aunque establecido en el País Vasco, y el vizcaíno Txarli Llorente, que ha trabajado como ayudante de dirección con Imanol Uribe y Julio Medem, entre otros. Presentan una amplia visión del drama de la emigración subsahariana, desde las dificultades del viaje hasta los problemas que se encuentran para salir adelante una vez en su destino. Rodada en un estilo cercano al documental, sigue el camino marcado por In this World, escalofriante y excelente film sobre el mismo tema de Michael Winterbottom.

5/10

Últimos tráilers y vídeos