Dorothy Arzner - Biografía - decine21
IMG-LOGO

Biografía

Dorothy Arzner

Dorothy Arzner

82 años

Dorothy Arzner

Nació el 02 Enero 1897 en San Francisco, California, EE.UU.
Falleció el 01 Octubre 1979 en La Quinta, California, EE.UU.

La inventora de la jirafa

09 Abril 2014

Hizo historia mucho antes de la llegada de Sofia Coppola y Kathryn Bigelow, y de que naciera Barbra Streisand. Cuando faltaban veinte años para que Ida Lupino se reconvirtiera en realizadora, Dorothy Arzner fue la única mujer directora de Hollywood en los 30, y la primera en dirigir un largometraje sonoro.

 

Nacida en San Francisco (California), el 3 de enero de 1895, Dorothy Arzner creció en Hollywood, donde entró en contacto con el mundo del cine mientras ejercía como camarera, ayudando a su padre en Hoffman's Cafe, el pequeño local familiar que regentaba allí. Trataba diariamente con actores y técnicos –Charles Chaplin pasaba por ejemplo con regularidad– que la animaron a probar fortuna en la industria del cine.

Tras dejar sus estudios de Medicina y ejercer como enfermera durante la I Guerra Mundial, Dorothy Arzner logró que la contrataran como secretaria, en el departamento de guiones de Famous Players-Lasky, embrión de Paramount, enchufada por su amigo el realizador William C. DeMille, hermano de Cecil.

Pero Arzner era una mujer inteligente y valiosa que no se quedó mucho tiempo mecanografiando libretos. En poco tiempo la ascendieron a redactora de sinopsis, script y finalmente acabó en el departamento de montaje, donde se labró una sólida reputación, sobre todo editando las películas del realizador James Cruze.

Debutó como realizadora como responsable de la segunda unidad de Sangre y Arena (1922), adaptación de la novela de Vicente Blasco Ibáñez, uno de los grandes éxitos de Rodolfo Valentino. Se encargó sobre todo de las secuencias taurinas, rodadas con enorme brillantez. Lo cierto es que los directivos se resistían a asignarle la dirección de un film. Pero lo consiguió finalmente, amenazándoles con aceptar una oferta de la competencia.

Así, le dieron luz verde para llevar a la pantalla a partir de su propio guión La reina de la moda, durante cuyo rodaje se dio cuenta de que en la industria iba a necesitar una enorme autoridad para que los miembros del equipo la tomaran en serio. Por eso, Arzner se distinguió por ser una mujer controladora y colérica.

Con Manhattan Cocktail, se convirtió en la primera dama que se apuntaba un 'talkie'. Mientras que la gran pionera de las realizadoras americanas, Lois Webber, empezó a fracasar en taquilla, y Frances Marion dejó de dirigir en los años 20 para centrarse en su prolífica carrera como guionista, Arzner sobrevivió al advenimiento del cine sonoro. Incluso contribuyó decisivamente a los nuevos métodos de trabajo, pues se le atribuye la invención de la jirafa en 1929. Harta de que los actores tuvieran que dirigirse con disimulo al micrófono, que se solía colocar junto a la cámara, decidió colgarlo en una caña de pescar para seguir al que tuviera que hablar en cada momento.

Muy activa durante la década de los 30, dirigió títulos como La reina del Boulevard, sobre una aspirante a estrella del espectáculo parisino, basada en la novela de Émile Zola que ya había inspirado Nana, uno de los primeros trabajos de Jean Renoir. El film tuvo tanto éxito que Paramount le asignó a su máxima estrella del momento, Clara Bow, a la que dirigió en La loca orgía, que convirtió en una celebridad a Fredric March.

Arzner destacó por sus retratos de mujeres fuertes, poco vistas en la pantalla en aquella época, sobre todo con La mujer sin alma, donde Rosalind Russell encarnaba a una mujer calculadora, que se casa por interés con un adinerado pusilánime. También le sacó partido a Katharine Hepburn, aviadora en un mundo de hombres en Hacia las alturas, donde entablaba una relación con un hombre casado.

En 1936, Arzner se convirtió en la primera mujer que se apuntaba al Sindicato de Directores, entonces recién creado. Por razones poco aclaradas, en 1943 dejó Hollywood, según todos los indicios para recuperarse de una enfermedad, pero no volvió a retomar su carrera en el cine. Su amiga la actriz Joan Crawford, directiva de una empresa de refrescos, la contrató para rodar anuncios publicitarios. También ejerció como profesora de en UCLA, donde tuvo alumnos de la talla de Francis Ford Coppola, hasta su fallecimiento el 1 de octubre de 1979.

 

Filmografía
Sacrificio supremo

1943 | First Comes Courage

6/10
Dance, Girl, Dance

1940 | Dance, Girl, Dance

5/10
The Bride Wore Red

1937 | The Bride Wore Red

6/10
The Last of Mrs. Cheyney

1937 | The Last of Mrs. Cheyney

5/10
La mujer sin alma

1936 | Craig's Wife

6/10
4/10
Hacia las alturas

1933 | Christopher Strong

6/10
Tuya para siempre

1932 | Merrily We Go to Hell

3/10
Working Girls

1931 | Working Girls

4/10
Honor entre amantes

1931 | Honor Among Lovers

4/10
Anybody's Woman

1930 | Anybody's Woman

5/10
Behind the Make-Up

1930 | Behind the Make-Up

5/10
Galas de la Paramount

1930 | Paramount on Parade

5/10
Sarah and Son

1930 | Sarah and Son

5/10
La loca orgía

1929 | The Wild Party

5/10
Manhattan Cocktail

1928 | Manhattan Cocktail

5/10
No lo dejes escapar

1927 | Get Your Man

6/10
Ten Modern Commandments

1927 | Ten Modern Commandments

5/10
La reina de la moda

1927 | Fashions for Women

5/10
Sangre y arena (1922)

1922 | Blood And Sand

5/10