IMG-LOGO

Biografía

Drew Pearce

Drew Pearce

Drew Pearce

Filmografía
Fast & Furious: Hobbs & Shaw

2019 | Fast & Furious: Hobbs & Shaw

Spin-off de la saga Fast & Furious o A todo gas, como fue conocida en España en sus inicios, que se centra en dos de los personajes, mencionados en el título, Hobbs y Shaw –encarnados por los especialistas en acción Dwayne Johnson y Jason Statham, con vocación de iniciar una subfranquicia. El argumento es más simple que el mecanismo de un botijo, pura excusa para orquestar impresionantes escenas de acción, adobadas con conflictos fraternales y familiares. Hobbs y Shaw son requeridos por los servicios secretos de sus países, tras el robo de un virus letal que estaba en manos del MI6, todo apunta a que ha sido una de las agentes, Hattie, la autora de la sustracción de un arma biológica peligrosa, que podría acabar con todo el planeta. Pero en realidad, la valerosa mujer de acción se ha inyectado en el cuerpo las cápsulas del virus para que no cayera en manos de Brixton, sicario de una organización que piensa que el futuro del planeta pasa por un paso evolutivo consistente en cargarse a casi todo bicho viviente con el virus, y confiar en la tecnología. De hecho Brixton, antiguo colega de Shaw, es medio cyborg, casi un terminator, equipado con sensores que le permiten evaluar a sus oponentes y dar letal respuesta adecuada a los mismos. David Leitch, bregado en el cine como especialista de escenas de acción, y director de segunda unidad en películas del género, pasó a director con Atómica y Deadpool 2. Su fuerte no estriba en pillar las sutilezas de un guion que carece de ellas –aquí firman el libreto Chris Morgan, habitual de la saga, y el recién llegado Drew Pearce–, sino en las escenas de acción y peleas, de las que hay un buen surtido, en su mayoría automovilísticas, faltaría más, destacan la de Londres y la de isla de Somoa. Son sin duda, vistosas, pero la película se alarga innecesariamente, dos horas y media resultan excesivas, y aún se atreven a incluir escenas post-crédito de dudoso interés. No faltan detalles humorísticos, un tono amable en general, y subtramas elementales sobre la rivalidad entre Hobbs y Shaw, obligados a formar equipo en contra de su voluntad, y la idea de recuperar las relaciones fraternales perdidas, ambos protagonistas tienen que hacer las paces con su pasado y redescubrir los lazos familiares y el cariño que importa. Al reparto se suman en esta ocasión dos actores con pedrigí, Idris Elba, el villano que es descrito en cierto momento como “un supermán negro”, y Vanessa Kirby, la princesa Margarita de The Crown. Lo de Helen Mirren, que repite como mamá de Shaw, es puro cameo, pero seguro que conlleva un sustancioso cheque.

5/10
Hotel Artemis

2018 | Hotel Artemis

En un futuro cercano, el mundo urbano se ha convertido en un caos. En Los Angeles los disturbios crecen día a día pues la gente demanda el agua limpia que anda en manos de las corporaciones. La delincuencia campea por la ciudad y los criminales hacen el agosto. Pero algunos caen heridos y es entonces cuando acuden a un curioso lugar, llamado Hotel Artemis, que es en realidad un siniestro edifico en donde se les cura de sus heridas secretamente. Durante una noche allí se darán cita dos ladrones, una asesina a sueldo, un traficante de armas, un mafioso... Entretenidilla película de toques distópicos, escrita y dirigida por Drew Pearce, artífice de guiones interesantes como el de Iron Man 3. Aquí debuta detrás de las cámaras con eficacia, aunque no demuestre un alarde de originalidad. La ubicación del título recuerda, y mucho, al Hotel Continental de la saga de John Wick, pues igual que en él en el Hotel Artemis rigen una serie de reglas que hay que cumplir (ser miembro, no se permiten armas, no se puede matar, etc.) si se quiere ser curado. Pero claro, llegará gente con malas intenciones y además una serie de secretos saldrán a la luz. Aunque se sigue con interés, la ambientación oscura, lúgubre y cochambrosa agota un poco y el desenlace no es nada satisfactorio. Por lo demás, hay un reparto soberbio, que ofrece lo que se espera, encabezado por una avejentada Jodie Foster en el papel de la enfermera dueña del lugar, capaz de ejercer la medicina al más alto nivel. Pero también destaca Sofia Boutella como asesina, Sterling K. Brown como ladrón o Dave Bautista como lugarteniente de Foster.

5/10
Runaways

2017 | Runaways | Serie TV

La historia de seis adolescentes diferentes y que casi no se soportan entre sí pero que se verán obligados a unirse para enfrentarse a un enemigo común: sus padres. Pues descubren que son parte de una banda criminal conocida como El Orgullo. El grupo está formado por Alex (interpretado por Rhenzy Feliz), un nerd sin complejos que pasa la mayor parte de su tiempo libre jugando a videojuegos; Nico (Lyrica Okano), una ”Wiccan” en potencia, cuyo look gótico la aisla de la gente de su edad y de su familia; Karolina (Virginia Gardner), una chica modélica en apariencia pero que esconde muchas cosas detrás de su estudiada sonrisa perfecta; Gert (Ariela Barer), una riot grrrl de hoy en día con su pelo morado y sus gafas, Chase (Gregg Sulkin), jugador de lacrosse y rompecorazones de instituto; y Molly (Allegra Acosta), optimista y positiva, siempre buscando la aceptación de los demás.

Misión imposible: Nación secreta

2015 | Mission: Impossible - Rogue Nation

En esta ocasión, se cierra la Fuerza Misión Imposible y sus funciones son asumidas por la CIA. A pesar de todo, el agente Ethan Hunt, de nuevo ayudado por William, Benji y Luther, trata de desarticular una organización encubierta de espías renegados conocida como Nación Secreta. Sus responsables consiguen capturar a Hunt pero escapa con ayuda de Ilsa Faust, una misteriosa mujer infiltrada entre sus filas. La saga iniciada por Brian de Palma ha contado posteriormente con directores muy variopintos que han dejado su sello personal, desde el hongkonés John Woo (el más decepcionante), pasando por el televisivo debutante en cine J.J. Abrams (que se ha mantenido como productor de las siguientes entregas) y el especialista en dibujos animados que se adentraba por primera vez en el campo de la imagen real Brad Bird. Toma el testigo en la quinta entrega Christopher McQuarrie, guionista oscarizado por Sospechosos habituales, con el que Tom Cruise ha hecho buenas migas después de que le escribiera Valkiria y le dirigiera en Jack Reacher. Como se esperaba, McQuarrie se basa sobre todo en un guión muy bien hilvanado, con logrados giros de tuerca, que recupera con gran frescura algunos tópicos del cine de espías: la agente infiltrada, la burocracia en los despachos, etc. También se luce como director, y compone algunas secuencias adrenalíticas, especialmente la del avión en la apertura, la que se desarrolla en la ópera de Viena al ritmo de "Turandot", de Giacomo Puccini, y una brillante persecución de motos. Abundan esta vez los homenajes a la serie original (el mensaje que se autodestruye y las máscaras). A sus 53 años, tiene su mérito la vitalidad exhibida por Tom Cruise, que ha participado al máximo en las secuencias de acción, y cumple nuevamente como Ethan Hunt. Está muy bien secundado por Jeremy Renner, Ving Rhames y el excelente contrapunto cómico del film Simon Pegg. Gran acierto en el fichaje de los recién llegados Alec Baldwin (jefe de la CIA), y sobre todo la sueca Rebecca Ferguson, vista hasta ahora a nivel internacional en Hércules y poco más, pero que tiene por delante un prometedor futuro.

7/10
Iron Man 3

2013 | Iron Man 3

En esta ocasión, Tony Stark recibe la visita de Maya Hansen, una mujer de su pasado, brillante científica que quiere advertirle del llamado Virus Extremis, que en las manos equivocadas pondrá en apuros al frívolo millonario. Éste ha desarrollado diversas armaduras con las que protegerse, y cuenta con la ayuda de su mejor amigo, el coronel Rhodey, capaz de manejarlas con la misma pericia que él, y de Pepper Potts, su novia. Mientras tanto, un siniestro villano conocido como El Mandarín perpetra terribles atentados. Aunque Jon Favreau, director de las dos primeras entregas de Iron Man, estaba dispuesto a encargase en un primer momento de la tercera, decidió renunciar a la silla teóricamente por disconformidad con la decisión de unir la franquicia con Marvel Los Vengadores. También se dice que pedía demasiado dinero, por lo que decidieron sustituirle. En cualquier caso, Favreau se ha quedado como productor ejecutivo, y como actor secundario retomando el papel del guardaespaldas Happy Hogan. Le pasa el testigo nada menos que a Shane Black, toda una leyenda entre los guionistas del cine de acción, por sus influyentes libretos al servicio del productor Joel Silver, sobre todo la saga de Arma letal. Supone su segundo trabajo como realizador tras Kiss Kiss, Bang Bang, también protagonizada por Robert Downey Jr., que muy posiblemente habrá tenido algo que ver en su fichaje. Fiel a su estilo, Black se limita a enlazar secuencias de acción, con numerosos toques de humor tendente al surrealismo. Ha seguido el sendero trazado por Favreau, lo que significa efectos especiales cuidadísimos a mansalva. Esto propicia –como era de esperar– diversas secuencias de enorme espectacularidad, como un rescate aéreo colectivo, el ataque de las armaduras, el atentado contra la mansión del protagonista, los villanos aparentemente humanos normales que parecen quemarse por dentro, etc. En Iron Man 3 los actores están todos en su papel, pues Robert Downey Jr., Gwyneth Paltrow y Don Cheadle parecen conocerse a sus personajes al dedillo, mientras que aportan aires nuevos los recién llegados Rebecca Hall (la científica), Guy Pearce en un registro de antagonista sin escrúpulos y sobre todo un Ben Kingsley que aporta cierta gracia a su personaje. ¿Se echa de menos algo de fondo en la película? Más allá de la típica advertencia pro buen uso de la tecnología, poco hay detrás de las imágenes de Iron Man 3, por lo que gran parte del público que no busque efectos a mansalva se puede sentir un tanto desplazado. Lo mejor, todas las referencias a la muy superior Marvel Los Vengadores, como el niño seguidor del grupo, y una secuencia de propina también relacionada con aquel film que se hace esperar tras unos títulos de crédito interminables.

5/10
Hotel Artemis

2018 | Hotel Artemis

En un futuro cercano, el mundo urbano se ha convertido en un caos. En Los Angeles los disturbios crecen día a día pues la gente demanda el agua limpia que anda en manos de las corporaciones. La delincuencia campea por la ciudad y los criminales hacen el agosto. Pero algunos caen heridos y es entonces cuando acuden a un curioso lugar, llamado Hotel Artemis, que es en realidad un siniestro edifico en donde se les cura de sus heridas secretamente. Durante una noche allí se darán cita dos ladrones, una asesina a sueldo, un traficante de armas, un mafioso... Entretenidilla película de toques distópicos, escrita y dirigida por Drew Pearce, artífice de guiones interesantes como el de Iron Man 3. Aquí debuta detrás de las cámaras con eficacia, aunque no demuestre un alarde de originalidad. La ubicación del título recuerda, y mucho, al Hotel Continental de la saga de John Wick, pues igual que en él en el Hotel Artemis rigen una serie de reglas que hay que cumplir (ser miembro, no se permiten armas, no se puede matar, etc.) si se quiere ser curado. Pero claro, llegará gente con malas intenciones y además una serie de secretos saldrán a la luz. Aunque se sigue con interés, la ambientación oscura, lúgubre y cochambrosa agota un poco y el desenlace no es nada satisfactorio. Por lo demás, hay un reparto soberbio, que ofrece lo que se espera, encabezado por una avejentada Jodie Foster en el papel de la enfermera dueña del lugar, capaz de ejercer la medicina al más alto nivel. Pero también destaca Sofia Boutella como asesina, Sterling K. Brown como ladrón o Dave Bautista como lugarteniente de Foster.

5/10

Últimos tráilers y vídeos