IMG-LOGO

Biografía

Enrico Lo Verso

Enrico Lo Verso

56 años

Enrico Lo Verso

Nació el 18 de Enero de 1964 en Palermo, Sicilia, Italia
Filmografía
El cuaderno de Sara

2018 | El cuaderno de Sara

La aparición de Sara –cooperante española– en unas fotografías en el Congo, tomadas en el campamento del más sanguinario de los hombres de la guerra, supone un hilo de esperanza para su hermana Laura, que la creía muerta. Rápidamente decide viajar a África y desde Kampala intentará encontrar los medios para llegar a la peligrosa zona de Goma, en el Congo. Finalmente contará con la inesperada ayuda de Jamir, un joven de pocas palabras que ha huido de la zona conflictiva. Sólida película española dirigida por Norberto López Amado, quien ha adquirido prestigio sobre todo a raíz de exitosas series de televisión, como El tiempo entre costuras o Mar de plástico. Ahora, El cuaderno de Sara supone su regreso al cine, en donde ha firmado títulos correctos, como Nos miran o La decisión de Julia. Desde luego se nota que el director gallego está habituado a proyectos grandes porque éste tiene aires de superproducción y, rodado en pleno corazón de África y aupado por el capital y la confianza de Mediaset, Telecinco Cinema y Movistar+, hace alarde de un despliegue de medios poco habitual en películas españolas. La historia, escrita por el asturiano Jorge Guerricaechevarría, colaborador habitual de Álex de la Iglesia (Las brujas de Zugarramurdi, Perfectos desconocidos), ofrece el marco adecuado para trasladarnos a un mundo exótico y peligroso, una tierra selvática donde la vida no vale nada y se convive día a día con la violencia más atroz. Se transmite bien esa constante amenaza y la cámara sabe moverse con verosimilitud en las escenas del los ataques rebeldes en las carreteras y los poblados, con los consiguientes momentos de tensión, alguno especialmente espeluznante. Bien contada, con agilidad, a pesar de cierta confusión hacia el desenlace, el conjunto se beneficia de la cuidada fotografía de David Omedes. Tiene el guión reminiscencias claras a Diamante de sangre, aunque en este caso la trama no gira en torno a la extracción de carbono cristalizado sino de un material llamado coltán, que se utiliza en la fabricación de móviles y ordenadores. La República Democrática del Congo tiene el 80% de las reservas de este mineral y eso ha generado importantes intereses y tiene mucho que ver en la cruenta guerra que ha provocado más de cinco millones de muertos según Amnistía Internacional. Pero además de poner el énfasis en la violencia y el terror de esas tierras, origen de familias rotas y niños de la guerra a los que se ha arrancado su humanidad, El cuaderno de Sara descansa también en una realidad heroica, la de tantas personas que viven para los demás, caso del cura interpretado por Enrico Lo Verso o de la hermana de la protagonista. Gente concreta que ha decidido jugarse la vida al creer que la situación puede mejorar, algo que a todas luces parece una locura pues como se dice repetidamente en el film “en África nunca cambia nada”. Belén Rueda es una actriz lista, que normalmente no suele equivocarse al elegir los proyectos. Además de dar con el perfil de mujer valiente y decidida (aunque es cierto que tiene algo de tópico temerario su inconsciente e ingenuo afán de meterse en la boca del lobo), sabe dar también la otra cara, la de mujer sufridora a punto del colapso. Menos convincente está en este caso Marian Álvarez, que parece no creerse demasiado su personaje, mientras que el debutante Iván Mendes sorprende con un potentísima encarnación de Jamir, un joven cuya vida ha quedado destrozada por la guerra.

6/10
Michelangelo infinito

2017 | Michelangelo infinito

Apasionante recorrido por la vida y obra del genial artista Michelangelo Buonarroti (1475-1964). Para ello se recurre al logrado artificio del doble relato dramatizado, con dos protagonistas principales, el propio Michelangelo, encarnado por Enrico Lo Verso, y su biógrafo de la época, Giorgio Vasari, interpretado por Ivano Marescotti. Aunque al principio parece que este enfoque va a dar pie a un documental architípico, el caso es que la narración va "in crescendo" a la hora de mostrar el alma de Buonarroti, las pulsiones que le atrapan cuando se enfrenta al bloque de mármol, que previamente ha tenido que seleccionar, o al deber afrontar la pintura al fresco, una técnica de la que no se consideraba, ni mucho menos especialista. También se refleja su honda fe cristiana, ya sea a la hora de hablar de La Piedad de San Pedro, o de otra, menos conocida e inacabada, o en la plasmación del terrible juicio final, que impresionó, con razón, a sus coetáneos. Emanuele Imbucci sabe mostrarse muy pedagógico, con el guión donde también han intervenido Sara Mosetti, Cosetta Lagani y Tommaso Strinati, a la hora de explicar las virtudes de cada obra, escultórica o pictórica, y las imágenes de Maurizio Calvesi que las muestran, permiten descubrir mil y un detalles en la delicada piedra, o en las paredes donde se aprovechan relieves o inclinaciones de muros con efectos asombrosos. Especialmente lograda está la explicación de la Capilla Sixtina. Además, se ha sabido usar con imaginación y sin buscar llamar desmesuradamente la atención los efectos visuales, a la hora de colocar las obras que está trabajando Michelangelo en su estudio, reflejadas en el agua, o en el techo y las paredes, inacabadas, mientras el artista se mueve como puede por el andamio.

7/10
Habitación en Roma

2009 | Habitación en Roma

Octavo largometraje del donostiarra Julio Medem, que vuelve a recurrir a Elena Anaya, a la que coloca como protagonista, tras su papel secundario en Lucía y el sexo. La española Alba, de paso por Roma, ha salido a tomar una copa. En un local, se ha sentido atraída por Natasha, una rusa en principio reticente a mantener una relación lésbica, ya que nunca la ha tenido. Finalmente, Alba se lleva a Natasha a la habitación de su hotel, donde comparten lecho hasta el amanecer. Ambas mujeres se van revelando poco a poco detalles de su vida, aunque algunas de las historias que se cuentan son falsas o verdades a medias. Cada una de ellas tiene detrás un trágico suceso que les ha cambiado la vida. En principio, intentan apurar el tiempo que les queda juntas, porque al día siguiente cada una volará a su país, y no volverán a verse. Medem demuestra como es habitual su habilidad para la puesta en escena, pues aunque el film transcurre íntegramente en una habitación, sus imágenes nunca parecen estáticas. También es justo reconocer que es buen director de actores, pues consigue que la película la sostengan en solitario la citada Anaya, y la poco conocida Natasha Yarovenko, una ucraniana muy espontánea. Sólo aparecen otros actores fugazmente, por ejemplo, en un vídeo que muestra a Najwa Nimri con dos niños. También las visita un par de veces un camarero, interpretado por Enrico Lo Verso. En este último caso es un desperdicio contratar al protagonista de Lamerica para un papel que roza el ridículo, pues su presencia se limita a que le piden un consolador por teléfono y les ofrece fruta, y luego intenta aprovechar la situación para acoplarse a la sesión de sexo. A pesar de su talento, y de que rodó la prometedora Vacas, con el paso de los años, Medem no consigue encontrar qué contar. Sus protagonistas resultan artificiosas, sobre todo porque los detalles que cuentan sobre ellas son surrealistas, y sus conflictos carecen de interés. No evolucionan, y aunque se toman el encuentro sexual como si fuera lo más importante que les ha ocurrido en sus vacuas vidas, lo cierto es que desde fuera todo se antoja como un anecdótico arrebato de lujuria.

3/10
Baarìa

2009 | Baarìa - La porta del vento

Potente superproducción con la marca de la casa de su director Giuseppe Tornatore, o sea, nostalgia, nostalgia y más nostalgia. Traza un amplio lienzo de los setenta últimos años de la historia de Italia, vista desde la pequeña localidad siciliana de Bagheria, también conocida coloquialmente como Baaría, sobre todo a través de la trayectoria de Peppino Torrenuova. Nacido en el seno de una familia trabajadora, Peppino desarrollará una importante conciencia social a pesar de ser pastor de cabras semianalfabeto cuando es niño. A través de él y luego sus hijos vemos un lugar en el que en cierta manera parece haberse detenido el tiempo, en lo que a costumbres y modos de ser de las personas se refiere, a pesar de que los vientos de la historia soplan, primero con el fascismo de Mussolini, luego con el final de la guerra, la república, la democracia, el movimiento comunista y su tradicional enfrentamiento con la democracia cristiana, la reforma agraria, etc. Y por supuesto, con la omnipresente mafia. Quizá el mayor defecto que puede sacarse a esta película de proporciones épicas de Tornatore es su levedad, una asumida ligereza. Domina el tono amable, cosa que es de agradecer, no se cae en el maniqueísmo tramposo y facilón, pero el precio que se paga es la ausencia de verdadero dramatismo, no vibramos con los avatares de los personajes, o al menos no demasiado. Y es que en el fondo, tampoco están demasiado perfilados, apenas unos rasgos elementales de tipo impresionista, que permiten sacar adelante pasajes con cierto tono de sainete, peligrosamente cercanos al estereotipo, o cansinos por lo repetitivo -el tipo que cambia dólares, el chalado que alaba todo el tiempo la belleza de la novia. Eso sí, no faltan escenas de gran elegancia, la metáfora de la peonza, los niños corriendo de un lado para otro, el pendiente perdido, los campesinos desplegándose para ocupar las tierras, bien acompañadas por la partitura de Ennio Morricone. Ha optado el director por actores jóvenes y desconocidos en los papeles principales, el correcto Francesco Scianna, la hermosa Margareth Madè, aunque no faltan los veteranos como Enrico Lo Verso y Ángela Molina.

5/10
Las 13 rosas

2007 | Las 13 rosas

Película inspirada en un episodio auténtico, que siguió a la conclusión de la guerra civil española: el 5 de agosto de 1939 trece mujeres fueron ejecutadas -además de 43 hombres-, en lo que muchos interpretaron como una represalia a un atentado cometido diez días antes, a resultas del cual fueron asesinados un comandante de la guardia civil y su hija. La mitad eran menores de edad, y su crimen (excepto en el caso de Blanca Brisac) era la militancia en las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), lo que se consideró "un delito de adhesión a la rebelión", según la sentencia dictada, que impuso la pena capital. Qué difícil es hacer una película medianamente objetiva sobre la guerra civil española. La hora de los valientes y Soldados de Salamina son casi la excepción dentro de un panorama escorado siempre al lado de los derrotados en la conflagración. De entrada estamos ante un film complejo. No sólo por un tema de fondo que aún levanta ampollas -ya entraremos en ello-, sino porque hay que contar la historia de varias mujeres, proporcionar datos de una y otra, y lograr trenzar el conjunto dándole forma unitaria. Esto no acaba de conseguirse. Vemos a unas pocas mujeres -no se llega a tratar de veras a las trece del título-, y se nos pinta con trazos leves su actividad política, y algunos detalles personales, en los que no está claro qué hay de veras y qué de ficción. Están Julia, cobradora de tranvías, con una hermana tuberculosa, que se echa un simpático novio requeté, que la dejará tirada cuando "pintan bastos"; Carmen, la hija de un sargento de la República; Virtudes, con un novio socialista, que se coloca de niñera en una familia franquista, para pasar inadvertida; y el caso más sangrante, Blanca Brisac, católica y de derechas, cuyo crimen es haber dado algún dinero a su cuñado comunista, para ayudarle a sobrevivir. Las encarnan un buen grupo de actrices, pero hasta el hecho de conformar un conjunto de "guapitas" perjudica a la credibilidad. El calificativo "rancia" suele asociarse a menudo a la "derechona", pero existe cierta "progresía" a la que ese adjetivo le viene al pelo, y esta película, desgraciadamente, cae en muchos tópicos que le hacen merecedora de la palabrita "de marras". Se trata de un film que llega mientras se sigue dando vueltas en España a la memoria histórica, y a una ley sobre la misma: pero en vez de contribuir a una mirada serena al pasado, sin rencores ni revanchismos, se opta por los trazos de brocha gorda, a la hora de ridiculizar a los vencedores de la guerra: lemas y canciones como el "Cara al sol", de proclamación obligatoria; falangistas que abusan y maltratan a pobres ancianos de pueblo; la obligatoriedad para las condenadas de pasar por el sacramento de la confesión, si desean dejar una carta de despedida a los seres queridos; las torturas brutales en las cárceles... Todo ello sin un esfuerzo por tamizar el asunto, de buscar un equilibrio, siquiera sea por aquello de "no sólo ser honrado, sino parecerlo" o por no despertar la vergüenza ajena, que la despiertan varios pasajes sonrojantes. Hay cosas o modos de hacer de la propaganda, mostrados en el film, que son ciertos. Proclamas como la de “Españoles, alerta. España sigue en pie de guerra contra todo enemigo del interior o del exterior, perpetuamente fiel a sus caídos. España, con el favor de Dios, sigue en marcha, una, grande, libre, hacia su irrenunciable destino…” estaban ahí, y para una mentalidad contemporánea suenan risibles, pero forman parte del modo de hacer de la época, en uno u otro bando. Y aquí la distorsión consiste en achacarlo sólo a unos, mientras los otros serían los representantes de ideales nobles de verdad, frente a la palabrería vana. Por otro lado, se diría que hay una cierta intencionalidad de entregarnos la versión "laica" de los mártires de la guerra: estaríamos antes unas mujeres que entregan su vida por la causa de la libertad; y aunque nada hay objetable al hecho de subrayar la muerte por unos ideales distintos a los de la fe, esta sensación de revancha, de que se buscar dar respuesta, una especie de "pues nosotros más", le quita fuerza a la historia. Se puede simpatizar más con los de un lado o los del otro, pero en este tipo de filmes ayuda el "sano ejercicio" de ponerse en el lugar de la otra parte, y el trío Pedro Costa-Ignacio Martínez de Pisón-Emilio Martínez-Lázaro no acaba de hacerlo. Brilla por su ausencia lo que supuso la guerra de confrontación brutal, con los horrores perpetrados también en el lado republicano, como el de la persecución religiosa. Así, todo parece reducirse a la imposición de un régimen autoritario que elimina las libertades elementales, y a la represión de quien pretenda contradecirlo.

4/10
La carta esférica

2007 | La carta esférica

Las novelas de Arturo Pérez-Reverte son todo un filón para el cine español, desde la más que entretenida El maestro de esgrima hasta el super "hit" Alatriste, pasando por Territorio comanche o la "polanskiana" La novena puerta, todas han encontrado una respuesta de público más o menos aceptable. Y estaba claro que "La carta esférica", novela publicada en 2000, estaba igualmente llamada a convertirse tarde o temprano en película. La trama se centra en la búsqueda de un barco hundido en las cercanías de la costa de Cartagena. En la empresa se ve involucrado un ex marinero llamado Ismael Coy (claro homenaje al protagonista de “Moby Dick”), quien por casualidad conoce a una mujer llamada Tánger Soto en una subasta de objetos marítimos. Totalmente subyugado por la belleza de Tánger, Coy decide implicarse en el proyecto de encontrar el “Dei Gloria”, un barco jesuita que naufragó siglos atrás. Tánger tiene la herramienta necesaria –el Atlas Marítimo de Urrutia recién conseguido– y también ha encontrado al hombre que sabe interpretar las coordenadas del valioso documento. Sin embargo, otros competidores peligrosos, como el italiano Nino Palermo o el argentino Horacio Kiskoros, intentarán impedir que Tánger y Coy encuentren el navío. Es probable que sobre el papel y gracias a la pluma de Pérez-Reverte la voluminosa novela funcione medianamente, pero en pantalla no pasa de ser un folletín frío y sin alma, y demasiado inverosímil por lo simple y lo soso de la trama. Sin duda, Uribe –también guionista– ha simplificado hasta los huesos el argumento original, porque la investigación propiamente dicha –lo que se supone ha de ser el cuerpo de la historia, centro del misterio y del peligro– queda aquí reducida prácticamente a una "gymkhana" de niños de campamento. Es una pena, porque películas como La búsqueda han demostrado que la aventura de encontrar tesoros pretéritos en la época actual puede funcionar a las mil maravillas, aunque, eso sí, para ello hacen falta un decidido esfuerzo de producción y una puesta en escena mucho más rica y atractiva. Por lo demás, el aire legendario y épico que se le quiere dar al film, con referencias confesas a célebres nombres del mar, como Conrad, Stevenson o Melville, o con ese arranque a lo Master and Commander. Al otro lado del mundo, con la brillante partitura de Bingen Mendizábal, acaba por diluirse completamente en la vulgaridad y el aburrimiento. Al final, en La carta esférica lo que se cuenta es menos romántico que una merluza. Resulta igualmente fallido en su concepción el personaje de Palermo –un claro trasunto del Malatesta de Alatriste–, pues tras una presentación más que digna, su presencia termina por convertirse en mera anécdota. Al final sólo nos queda una bellísima mujer, que con sus cantos de sirena –y una fisonomía al más puro estilo idem– esclaviza al marinero de turno cuándo y cómo se le antoja. Se salvan las composiciones de la pareja protagonista, sobre todo el trabajo de un esforzado Carmelo Gómez.

3/10
En busca de la tumba de Cristo

2006 | L'inchiesta

Dignísima y cuidada coproducción televisiva, situada en los momentos posteriores a la muerte y resurrección de Jesús. Coincidiendo con la crucifixión, se han producido extraños fenómenos –oscurecimiento de la luz del día, temblores de tierra…– en diversos puntos del orbe. Tiberio, el emperador romano, retirado voluntariamente en la isla de Capri, manda a buscar a Tito Valerio Tauro, un bravo tribuno que se ha distinguido en la campaña contra los bárbaros germanos. Y le encomienda una discreta investigación, para averiguar si existe alguna relación entre los mencionados fenómenos y el ajusticiamiento de cierto rabí, ocurrido en Jerusalén. Tito Valerio, acompañado de su esclavo germano Brixos, hace su trabajo con rigor, aunque encuentra serios obstáculos por parte del procurador Poncio Pilato, y de los sumos sacerdotes y fariseos. Mientras indaga no dejará de llamarle la atención la doctrina de los discípulos de Cristo; y se sentirá atraído por Tabita, una joven judía seguidora de Jesús. Estados Unidos, Italia, Bulgaria y España –de la mano de Enrique Cerezo– han participado en este film pensado para televisión, pero que con menor metraje también ha pasado por salas de cine en varios países. En el guión, deudor de tramas de los primeros cristianos como Quo vadis o Ben-Hur (1959), han participado algunos profesionales de renombre, como Valerio Manfredi y Suso Cecchi d'Amico; entre las novedades actuales se nota un mayor realismo en la violencia, y cierto sentido del humor, bien incorporado. Y aunque puede reprochárseles las pinceladas simplonas con que se definen varios personajes –María Magdalena, mayormente–, y alguna salida de ‘peplum’, la historia tiene su gracia, y algunas ideas funcionan muy bien, como la amistad entre el tribuno –correcto Daniele Liotti– y el bárbaro –inesperado Dolph Lundgren, que aparte de repartir bofetadas, da el tono preciso que requiere su personaje–, la actitud de Tiberio –inmenso y majestuoso Max von Sydow– o la idea de los sumos sacerdotes para desacreditar las resurrección de Cristo, manipulando la de Lázaro. No faltan una historia de amor entre pagano y cristiana (Mónica Cruz, clavadita a Penélope Cruz, pero como si se hubiera “cruzado” con Ingrid Rubio), la incomprensión y rigorismo de un padre obcecado (F. Murray Abraham) cuya fe será puesta a prueba, o los intentos de contemporizar de Poncio Pilato (Hristo Sopov, repescado de La Pasión de Cristo).

6/10
Salvatore

2006 | Salvatore - Questa è la vita

Amable producción de la Disney en Italia, pensada para el público familiar. Salvatore, un chaval de doce años huérfano de madre, pierde a su padre en un accidente fatal. Así que el hogar en un pueblecito siciliano a orillas del mar queda reducido a su hermana pequeña, a la abuela inválida y a él mismo. Como ingresos sólo cuentan con la pensión de la buena anciana, pero Salvatore es un chico muy trabajador y responsable, una auténtica joya: él solito saca adelante el vivero de tomates que tenía su padre, sale a pescar, recoge moluscos, arregla motores… Su maestro Marco está preocupado porque el chico anda tan atareado que no frecuenta la escuela; lo que podría llevar a actuar a la estrica asistenta social Laura, que por otra parte sólo desea lo mejor para Salvatore y los suyos. El desconocido Gian Paolo Cugno debuta en la dirección con esta película bienintencionada y repleta de sanos valores, pero algo ingenua y empalagosa. La banda sonora es bonita pero omnipresente, cansa. Se agradece su esfuerzo por inculcar al público la idea del amor a la familia, el valor del trabajo bien hecho, y la idea de ver personas en la gente que tratamos. Con críticas “no-salvajes” a la subcultura del móvil y el chat, se pone el contrapunto de las actividades manuales o las tertulias familiares. Enrico Lo Verso compone bien al profesor implicado de lleno en la educación de su singular alumno, al que da vida con aplomo el debutante Alessandro Mallia. Y resulta especialmente divertido Gabriele Lavia, estupendo como direcor de la escuela. Les toca en cambio asumir los papeles más antipáticos a Galatea Ranzi –la asistente– y Giancarlo Giannini –un intermediario en la compra de tomates, sin corazón–, en los que van sobrados.

5/10
El despertar del amor

2005 | The Fine Art of Love: Mine Ha-Ha

Adaptación de una novela del alemán Frank Wedekind, la acción transcurre en un exclusivo internado femenino, donde las alumnas se preparan para ser grandes estrellas del ballet. El lugar, pese a la estricta disciplina, es idílico, al menos aparentemente. Su principal particularidad es que las chicas no tienen familia, se supone que sus pudientes padres los abandonaron, pues eran fruto de alguna relación inconveniente.Lo que parece va a ser el típico relato costumbrista, toma de pronto una extraña senda, que lo emparenta con el terror o el thriller de atmósfera malsana. Pues una de las chicas desaparece, otra es devorada por los perros de la finca… y en fin, el artesano John Irvin pierde completamente los papeles, pues no es fácil saber qué tiene entre manos, él seguramente lo ignora. De pronto viene una anciana a ver a las chicas, pide que se desnuden y las toquetea… Oh, cómo no, amor lésbico al canto, por partida cuádruple… En fin, Jacqueline Bisset pulula en medio de tamaño despropósito, sin saber muy bien qué hacer, poniendo cara de señorita Rottenmeyer, esperando pasar el mal trago cuanto antes y pasar a cobrar su cheque.

2/10
Alatriste

2005 | Alatriste

Adaptación de las aventuras del célebre personaje creado por el escritor Arturo Pérez-Reverte. Se ha realizado un enorme esfuerzo de producción para recrear aquella época en que España era un imperio que empezaba a mostrar sus primeros signos de decadencia. La ambientación es perfecta, se pintan bien las circunstancias políticas, aunque quizá llama la atención la presencia folclórica de algún elemento –Velázquez, por ejemplo–, o la escasa presencia de la religión católica –la religión es algo más que la Inquisición–. No obstante, el solo hecho de abordar una ambiciosa película de aventuras y época, merece un aplauso a Antonio Cardenal y sus socios por su arriesgada apuesta, poco frecuente en España. Dicho esto, hay que decir que el film no acaba de funcionar. Agustín Díaz Yanes ha tomado la decisión de usar elementos de todas las novelas de Pérez-Reverte, con la intención de abarcar la vida completa del capitán Diego Alatriste. Esto da al film un carácter episódico, como de ir avanzando a salto de mata, de escenario en escenario, introduciendo muchos personajes, demasiados. ¿Realmente es necesario sacar medio minuto a Pilar Bardem caracterizada de monja? Quizá habría sido más inteligente seguir la opción de Peter Weir en Master and Commander. Al otro lado del mundo al abordar la saga del capitán Jack Aubrey, creación de Patrick O´Brian; o sea, centrarse en una novela, y tomar si acaso elementos puntuales de otras; pues al film de Díaz Yanes le falta una meta, un lugar al que llegar y que el espectador aguarde con impaciencia. En su modestia, funciona mejor El maestro de esgrima que este film. Destaca el esfuerzo de Viggo Mortensen, Aragorn en El Señor de los Anillos, por hablar un castellano adecuado a su personaje; y sabe darle un aire sombrío, aunque el guión no explique qué le mueve, a no ser que sea el simple afán de aventuras, la camaradería, el ir tirando con su amante actriz, o esa suerte de `hijo´ que es Íñigo de Balboa. El reparto de secundarios está muy bien pensado, aunque destacan Javier Cámara (el primer encuentro del conde duque de Olivares con Alatriste es magnífico, tal vez lo mejor del film), Juan Echanove (que da vida a un desengañado Quevedo), Antonio Dechent y Eduard Fernández (compinches de Alatriste); las féminas tienen menos cancha, se mire como se mire (estamos en un mundo de hombres, y el papel de Elena Anaya no se acaba de entender) e incluso Blanca Portillo, increíble la capacidad camaleónica de esta mujer, tiene una presencia menor, como… Fray Emilio Bocanegra, un hombre evidentemente. Las escenas de acción y de muchedumbres están conseguidas, y destaca la de apertura, de asalto a un puesto moviéndose por el agua, entre la niebla de una noche de luna de atmósfera azulada, que recuerda, y mucho, a la escena del huerto de los olivos en La Pasión de Cristo.

4/10
El amor imperfecto

2002 | L'amore imperfetto

Un matrimonio de condición modesta en Italia. Sergio es empleado en un supermercado, su esposa Ángela es española y hondamente católica. Ambos esperan el nacimiento de un niño al que se la ha diagnosticado una anecenfelia por la que morirá a los pocos días de nacer. A pesar de todo, y soportando una intensa campaña contraria en la opinión pública, deciden seguir adelante con el embarazo, confiados en que Dios obre un milagro, o si no, poder ayudar a otros donando los órganos del recién nacido y fallecido. Ángela se apoya en la fortaleza de su fe, pero Sergio es más débil, y además va a vivir una traumática experiencia con una compañera de trabajo.Insólito film del italiano Giovanni Davide Maderna, que con sólo 29 años afronta una trama honda, en la que se abordan diversos morales, con una perfecta definición de personajes. A contracorriente con cierta cultura de la muerte muy actual, la película conmueve en varios pasajes, y se atreve a hablar, citando a Chesterton, de que “lo más increíble de los milagros es que ocurren”. Buen trabajo de la pareja protagonista, Enrique Lo Verso y Marta Belaustegui.

6/10
Hannibal

2001 | Hannibal

Suspense y drama psicológico. Nueva vuelta de tuerca al estrecho vínculo que une a la agente del FBI Clarice Starling con el psicópata asesino Hannibal Lecter, que se mueve entre la feroz repulsa y la atracción magnética. Los corderos vuelven a chillar. Diez años después de los hechos narrados en El silencio de los corderos, Clarice es una agente al fin experimentada, que luchar por salvar vidas de gente inocente todos los días. En una operación en la que se ve envuelta, el resultado a primera vista es desastroso. Ella ha actuado con sensatez, pero sus jefes la tratan injustamente. Herida moralmente, acepta trabajar en el caso que podría congraciarle son sus superiores. Se trata de la búsqueda de Hannibal el caníbal, huido de la justicia, y sobre el que hay nuevas pistas aportadas por una antigua víctima del doctor: un multimillonario paralítico y de rostro deforme, que pretende una venganza a la altura de su ominoso oponente. Ha habido un consenso casi general en señalar que la novela de Thomas Harris en que se basa el film tenía más de un problema. Los productores Dino y Martha De Laurentiis así lo han entendido al confiar el guión a dos “pesos pesados”: David Mamet y Steven Zaillian. Ambos han tenido la virtud de conservar los mimbres de la historia –al fin y al cabo, su labor era adaptar–, pero realizando una ejemplar labor de poda en muchísimo elemento superfluo, y desechando el cochambroso final. El propuesto es ejemplar: no sólo porque guarda una imprescindible coherencia con la personalidad de los personajes, sino por conservar idéntica situación a la planteada en el libro y conseguir elevar el clímax, casi inesperadamente, a una altura insospechada. ¿Qué decir del reparto? Pues que está muy bien, aunque a Anthony Hopkins y Julianne Moore les faltan más momentos para dar lo mejor de sí mismos. Apenas comparten escena juntos, y el espeluznante juego del “quid pro quo”, que a tan intensos momentos daba pie en El silencio de los corderos, está ausente en el nuevo film; un "leiv motiv" que sustituye al de los corderos que no dejan de chillar, las palomas de vuelo alto y vuelo bajo, trata de cimentar su nueva relación; pero se revela más oscuro y traído por los pelos. Si dirigimos la atención a los nuevos personajes, podemos aplaudir a un sobrio Giancarlo Giannini al que ciega la ambición, a un irreconocible y vengativo Gary Oldman, e incluso al fugaz carterista Enrico Lo Verso.

6/10
Judas

2001 | Amici di Gesù - Giuda, Gli

Película de corte histórico que tiene a Judas como personaje central. El apóstol que traicionó a Jesucristo es el eje de esta historia bíblica, un punto de vista poco habitual, pues suele ser el típico personaje con presencia asegurada en esta clase de títulos, pero sin que se profundice en su figura. Por lo tanto, ahora se ofrece la interesante posibilidad de conocer más de cerca al personaje que eligió vender a su maestro por unas cuantas monedas. Enrico Lo Verso, el malvado Malatesta en Alatriste, interpreta a Judas, mientras que el hijo de Anthony Quinn, Danny Quinn, encarna a Jesús de Nazaret.

5/10
Los Miserables (2000)

2000 | Les Misérables | Serie TV

Miniserie de cuatro capítulos basada en la célebre novela de Victor Hugo que tantas versiones ha dado la gran pantalla. En la Francia pobre del siglo XIX, Jean Valjean, un hombre sencillo es detenido por robar un panecillo, delito por el que será perseguido injustamente. Su gran enemigo, Javert irá tras él como su sombra para asegurarse de que cumple el castigo. Dentro del elenco de actores, casi todos franceses como Gérard Depardieu, destaca el norteamericano John Malkovich, al que no se le dan mal los papeles de cínico y canalla.

5/10
Sin reglas (Unruly)

1999 | Méditerranées

Pitou ha pasado una temporada entre rejas. Cuando sale a la calle, descubre cosas muy feas, como que su ex novia se ha casado con su hermano, y que su mejor amigo se ha convertido en un mafioso. Por si fuera poco, se ve involucrado en un asesinato, por lo que debe esconderse en un barrio de inmigrantes en Marsella. Protagonizan Vincent Cassel y Monica Bellucci, que han coincidido en varios filmes como El pacto de los lobos e Irreversible.

4/10
Así reían

1998 | Così Ridevano

La historia de dos hermanos, emigrados a Turín en momentos diferentes, a lo largo de seis años en que coinciden. El mayor, analfabeto, desea que el pequeño llegue a ser maestro. Gianni Amelio, ganador del León de Oro en Venecia, desarrolla un juego de confusiones. Según explica, su film es "la historia de una utopía cultural, de una magnífica obsesión, en la que se pierde el sentido de los límites del sacrificio y de la legalidad".

6/10
La Biblia: Moisés

1995 | Moses | Serie TV

El faraón de Egipto ordenó matar a todos los bebés varones de los esclavos hebreos. Moisés fue salvado cuando su madre lo metió en un canasto y lo llevó al Nilo. Así pues, la corriente le llevó hasta la casa del faraón. Cuando la hija de éste lo descubrió, le adoptó y le crió como propio. El muchacho creció y se convirtió en un joven inteligente, sensato y de gran corazón, que recriminaba constantemente el mal trato que recibían los esclavos. Debido a un crimen, Moisés huyó de Egipto, logró liberar a los israelitas de la esclavitud y Dios le entregó las tablas de la ley. Notable capítulo de la extensa serie "La Biblia", que esta vez se centra en la figura del gran Moisés. Esta coproducción televisiva, realizada por varios países europeos, cuenta en este caso con Ben Kingsley, Christopher Lee, Frank Langella... entre un excelente reparto.

6/10
Farinelli il Castrato

1994 | Farinelli il Castrato

Siglo XVIII. Los hermanos Broschi forman un dúo perfecto. Uno compone unas obras deliciosas y el otra las canta. De las misma manera se complementan en sus relaciones con las mujeres, porque el secreto de la magnífica voz de Farinelli es que está castrado. Hasta hace bien poco, era corriente frenar el desarrollo sexual de los niños que más destacaban en el canto mediante la castración, con el fin de tuvieran capacidad física para combinar la voz grave del hombre y la aguda de la mujer. A pesar de su tremendo éxito, Farinelli sufre una crisis, que le lleva a enfrentarse con su propio hermano. Una interesante película en la que sobresale su envolvente estética. Nos introduce en una época fascinante, a través del ascenso social de dos hermanos músicos. Recrea el controvertido mundo musical de la época y el de los "castrati" con mucha fidelidad. Las interpretaciones de Stefano Dionisi y de Enrico Lo Verso son brillantes. La banda sonora, en la que se alternan composiciones verdaderas de Broschi con algunas de Haendel y de Haydn, es excepcional.

4/10
Lamerica

1994 | Lamerica

Una mirada a la Albania de 1991, después de la caída del muro. Los habitantes de ese país sueñan con un futuro mejor, y de modo especial confían en la generosidad de la vecina Italia. Pero lo cierto es que surge mucha picaresca, que ve en el caos reinante la oportunidad de sacar tajada. Es el caso de dos empresarios italianos, que compran una antigua fábrica de zapatos con la única intención de hacer dinero rápido. El caso es que para sus planes necesitan contar con un socio local. Una serie de peripecias conducen a que uno de los aprovechados conozca en carne propia el drama de la inmigración, de ser considerado un extraño. Gianni Amelio ya había demostrado en su anterior film, Niños robados, su sensibilidad social. Aquí vuelve a hacerlo con la convulsión de los países del Este y el desarraigo del lugar donde se ha nacido. Gran trabajo de Enrico Lo Verso, al que le toca emprender un viaje no sólo físico sino sobre todo interior.

6/10
La escolta

1993 | La scorta

Uno de los fiscales más combativos contra la mafia es asesinado en Sicilia junto a la persona que le protegía. Con asombrosa celeridad llega un sustituto con problemas familiares ‑se acaba de separar de su mujer‑, pero magnífico profesional, que desea curar sus heridas afectivas en ese difícil destino. Le ayudarán a ello los cuatro policías designados para su escolta. Inicialmente la relación entre guardaespaldas y fiscal es meramente profesional. Progresivamente se convierten en colaboradores indispensables para desentrañar una trama de corrupción; y no sólo eso: son amigos, una verdadera familia. Ricky Tognazzi, que realizó una buena radiografía de la violencia deportiva en Ultras, insiste en los temas de interés social. El que toca La escolta es de indudable actualidad, de modo especial en los países de la Europa mediterránea: corrupción, connivencia con los delitos, falta de voluntad política para combatir a bandas armadas, obstaculización de las investigaciones judiciales... La mirada no es ni amarga ni exculpatoria: se acerca bastante a eso tan difícil llamado objetividad. El acierto del director italiano es conjugar la denuncia política con subtramas de interés humano; y ello con magnífico sentido del ritmo. Los personajes tienen su historia, y Tognazzi logra interesarte en ellas... No son tipos de una pieza: el estar del lado de la ley no les hace invulnerables... Pero en el fondo de cada uno se encuentra una honestidad, una lealtad auténtica y un deseo de hacer bien las cosas, que los convierte en héroes cotidianos: aunque no sean reconocidos así por unos medios de comunicación vendidos a veces al poder corrupto.

6/10
Niños robados

1993 | Il ladro di bambini

Antonio (Enrico Lo Verso) es un policía con un corazón de oro. Debe escoltar a dos niños, Rosetta y su hermano pequeño, Luciano, hasta Sicilia, a una residencia especial para niños bajo la tutoría del estado. La madre de los niños está en la cárcel, acusada de haber vendido a Rosetta, de sólo once años, a unos proxenetas. Un supuesto error burocrático no permitió a Rosetta y Luciano ser albergados en una residencia religiosa. Por eso deben viajar a Sicilia. Durante el viaje en tren, Antonio se va enterneciendo por los niños, que se encuentran abandonados y desasistidos. No le costará hacerse amigo de Luciano, pero Rosetta tiene un carácter más difícil y receloso. Entre ellos nacerá una confianza y una complicidad que convierten el trayecto de rutina en unos divertidos días de vacaciones. Pero la cruel realidad es que Antonio no puede hacerse cargo de los niños. Una excelente película sobre un drama social. Protagonizada por uno de los actores jóvenes más brillantes del cine italiano, Enrico Lo Verso. Una historia emotiva, que relata con crudeza la terrible injusticia cometida sobre unos niños abandonados por sus padres y desasistidos por las autoridades. Sin regodearse en el dramatismo, es un canto a los buenos sentimientos y una defensa del maravilloso universo de la infancia.

6/10

Últimos tráilers y vídeos