IMG-LOGO

Biografía

Eric Johnson

Eric Johnson

41 años

Eric Johnson

Nació el 07 de Agosto de 1979 en Edmonton, Canadá
Filmografía
Cincuenta sombras liberadas

2018 | Fifty Shades Freed

Tras su boda, Anastasia y Christian se van de luna de miel. Pero lo que promete ser un matrimonio feliz se verá enturbiado… Por un lado por la arquitecta Gia Matteo –contratada para reconstruir la nueva casa de verano del matrimonio–, que coquetea con el millonario, por otro porque Jack Hyde, ex jefe de ella despedido por acosarla sexualmente, parece haber enloquecido y la persigue. Al principio de su carrera, James Foley rodó la excelente Glengarry Glen Ross, basada en la obra de David Mamet, y en los últimos años ha firmado impecables capítulos de House of Cards. Qué lástima que haya acabado haciéndose cargo de las dos últimas entregas de la trilogía basada en las exitosas novelas de E.L. James, que enmascaran una relación dominante-sumisa, basada en la intimidación, de historia romántica. Tremendo que triunfe en las taquillas cuando se supone que se están haciendo campañas para prevenir la violencia en la pareja. Se supone que no quedan más libros (el cuarto vuelve a narrar la misma historia desde la perspectiva de Grey), por lo que 50 sombras liberadas se consideraría una liberación, de no ser porque al lograr tan buenos resultados económicos, los productores podrían alargar la franquicia, pese a todo. Se podría decir que el capítulo final supera en calidad a sus predecesoras, pero entiéndase, esto tampoco es decir mucho, ya que el listón estaba bajísimo. Aquí al menos las secuencias de porno blando a ritmo de éxitos rock y pop están reducidas al mínimo, y aunque son todas calcadas, nunca vienen a cuento y siguen apareciendo esposas, cuero, antifaces y fustas, están pensadas para no resultar excesivamente groseras, dentro de lo que cabe. También se presenta un conflicto central, la venganza del ex jefe de la protagonista, que otorga un poco de interés, una pena que los elementos de thriller estén resueltos con todos los clichés posibles, y una interpretación penosa del villano, Eric Johnson (The Knick), quizás no por culpa suya, sino porque le han puesto un maquillaje ridículo, y además su personaje no podría ser más plano en el guión firmado por Niall Leonard, cuyo único mérito para el papel de libretista consiste… ¡en ser marido de la escritora! Por otro lado, existe un esfuerzo por mostrar una evolución de Grey, el personaje central, que tiene pánico a la paternidad, pero poco a poco va sentando la cabeza. Esto redime en cierta medida que el actor que lo interpreta, Jamie Dornan, no pasa de poner cara de atormentado todo el tiempo, y como en las entregas anteriores demuestra una nula química con su compañera de reparto, una Dakota Johnson que promete brillar más, si le dan personajes mejores en el futuro. Aparte de que los fans de Kim Basinger se horrorizarán de que su personaje sólo aparezca en off, en unos mensajes de móvil, posiblemente para no pagar a la estrella, abundan los momentos ridículos, sobre todo en lo que se refiere a los elementos supuestamente románticos, que no pasan de carantoñas, arrumacos y secuencias cursis, o a la publicidad poco encubierta del coche que conduce el millonario. Pero nada tan risible como la secuencia en la que Dornan toca el piano con voz melosa… Parece sacada de la parodia tipo Aterriza como puedas. En suma, el colofón de una trilogía para masoquistas con poco gusto para el cine.

3/10
Un pequeño favor

2018 | A Simple Favor

A la joven viuda Stephanie Smothers se le da muy bien ejercer como madre perfecta, e incluso saca tiempo para su blog, donde enseña a elaborar deliciosas recetas. Inicia una amistad con Emily Nelson, la madre del mejor amigo de su hijo, una mujer que parece su némesis, pues no muestra ningún interés por la cocina, viste siempre con ropa sofisticada, tiene un carácter grosero, abusa del alcohol y descuida a su retoño. Un día Emily pide ayuda a Stephanie, porque una emergencia le retiene en el trabajo, así que necesita que se quede con su niño hasta que regrese. Aunque pasan varios días, no acude a recogerle… Paul Feig se ha especializado en comedias femeninas, como La boda de mi mejor amiga, su mejor trabajo, o la decepcionante en cierta medida Cazafantasmas. Ahora combina el género con el thriller en una adaptación de la novela homónima de Darcey Bell, muy influida por Perdida, llevada al cine por David Fincher, aunque con una visión ácida de la vida en los suburbios que recuerda a series como Mujeres desesperadas y Big Little Lies. Pese a que abusa de giros supuestamente sorprendentes, sobre todo en el segmento final, cuando el metraje se alarga innecesariamente, la trama de intriga funciona bastante bien, al recuperar el viejo esquema de las películas de situación rutinaria (en este caso, la madre que como tantas otras pide que recojan a su chaval), que deriva en un peligro inesperado. También tiene un par de hallazgos que harán reír al espectador, pero al final acaba adentrándose en el terreno fácil de la grosería, como en lo referente al apodo que recibe la protagonista tras desvelar una turbia historia de incesto. En cuanto a las interpretaciones, Anna Kendrick sobreactúa hasta resultar desesperante, pero a veces demuestra su vis cómica. Funciona muy bien en pantalla el contraste de su físico con el de Blake Lively, mucho mejor como actriz, componiendo un personaje que recuerda a las viejas divas de la gran pantalla, como Greta Garbo.

5/10
Cincuenta sombras más oscuras

2017 | Fifty Shades Darker

Anastasia Steele ha logrado un nuevo trabajo, como ayudante en una editorial. En una exposición fotográfica de un conocido, se reencuentra con el millonario Christian Grey, que le pide que reconsidere retomar su peculiar relación de amo y sumisa. Adrian Lyne puso de moda en los 80 en el cine de las grandes compañías el erotismo escandaloso, pero al menos los actos de sus protagonistas tenían sus consecuencias, pues el marido que probaba la infidelidad daba con una psicópata que ponía en peligro su vida, o la mujer que aceptaba aquella oferta de acostarse con el desconocido que le ofrecía un millón de dólares se daba cuenta de que después su matrimonio ya no era el mismo. Moralina barata, y tardía, pues las entradas se vendían únicamente por el morbo y las secuencias turbias, pero al menos se intuía a lo lejos dónde quedaba el sentido común. Como todo resulta susceptible de empeorar, ni siquiera se atisba el norte en Cincuenta sombras más oscuras, adaptación del segundo volumen de la trilogía superventas de E.L. James, que se podría resumir con una frase que le habría encantado al ya retirado Lyne: ¿se liaría usted con el hombre perfecto a cambio de tolerar la violencia sexual? Así de crudo es el planteamiento de la saga, pero si en la primera entrega la protagonista comprobaba el percal y se retiraba, la continuación resulta aún más retorcida, como promete el título. Ahora el joven, guapo y con dinero, pero pervertido Grey reconoce que esto último va más allá de un 'simple' juego de dominación, pues disfruta con el dolor de su pareja. Ésta en lugar de poner pies en polvorosa se entrega totalmente, pues no sólo parece disfrutar del sadismo, las cadenas, los ganchos para pezones y los grilletes, sino que además pide de vez en cuándo algún que otro azote. De haberse abordado el relato como un drama sobre la degradación de la mujer, podría haber tenido sentido. Pero no, todo conduce a una supuesta felicidad. Un mensaje peligroso en tiempos en los que las muertes por violencia machista inundan los medios de comunicación. ¿Dónde están las voces de las feministas? A nivel cinematográfico el producto resulta pobre, sobre todo porque al otrora glorioso James Foley (¿quién diría que rodó Glengarry Glen Ross?) no le han dejado apartarse mucho del libro. Y si a la trama pobretona del mismo igual le habría sacado algo de tajada un guionista de oficio, resulta que se ha ocupado de la adaptación del guión Niall Leonard, cuyo mayor mérito no son precisamente sus diálogos, bastante torpes, sino… ¡haberse casado con la autora! Frente a una primera entrega lineal, aquí se han intentado introducir elementos de melodrama. Pero ha sido peor el remedio que la enfermedad, pues éstos no sólo son bastante baratos –un jefe de ella que nada más aparecer se huele que va a dar problemas, una antigua sumisa de él que ha acabado de enloquecer—, sino que para más inri se resuelven de forma tan facilona y tópica, que dan risa. Lo peor, que se haya reclutado a una veterana bastante competente, Kim Basinger, incorporada a la saga para la antagonista, una Mrs. Robinson sin apenas peso en la trama que defiende que Grey debe tener a su lado a una novia más sumisa todavía que Anastasia Steele. El resto de secundarios, como la madre –encarnada por otra buena actriz, Marcia Gay Harden– no sólo son igual de planos y prescindibles, sino que además desaparecen y vuelven a reaparecer cuando el espectador ni los esperaba, como el fotógrafo amigo, que no aporta gran cosa. A los protagonistas se les dedica más tiempo, lo que no quiere decir que estén más definidos, pues la ingenua y el millonario con un punto oscuro, que se va de compras y adquiere aerolíneas, son arquetipos de manual. De salvar algo, quizás el esfuerzo de la expresiva Dakota Johnson, que podría dar sus frutos… en otra película. No, la posecita atormentada de Jamie Dornan no cuela.

0/10
Un San Valentín para siempre

2016 | Valentine Ever After

Las jóvenes treintañeras Julia y Sydney viven vidas acomodadas en la alta sociedad de Chicago. Cuando se deciden a hacer un viaje por carretera las cosas se tuercen y acaban fuera de la ley en Wyoming. Serán obligadas a realizar 30 días de servicios comunitarios, y es entoncs cuando empiezan a plantearse su vida y lo que realmente desean. Agradable telefilm romántico que indaga en la búsqueda de una vida más sencilla, más humana, en donde los pequeños placeres son lo que dan la felicidad y el bienestar. El guión enganchará a los aficionados a este tipo de comedias dramáticas de la cadena Hellmark, con su contenido romántico siempre de tono amable. Ayuda al resultado la presencia de la actriz Autumn Reeser.

5/10
The Knick

2014 | The Knick | Serie TV

Principios del siglo XX en la populosa y a veces insalubre Nueva York. El hospital Knickerbocker, conocido popularmente como el Knick, reúne un equipo médico de primera línea que trata de hacer avanzar su ciencia en un momento en que muchas de las prácticas hoy comúnmente aceptadas están todavía por definirse e implantarse. Tras el suicidio del principal cirujano, le toca sucederle al doctor John Tackery, gran profesional pero muy egocéntrico y adicto a la cocaína y al opio, que usa para encajar la alta tasa de mortandad entre los pacientes con los que, al fin y al cabo, están experimentando. Por imposición de los filántropos que financian el establecimiento, Tackery debe aceptar como ayudante a un médico negro, el doctor Algernon, que a pesar de su alta cualificación adquirida en Europa es humillado por él y sus colegas por motivos puramente racistas. En un momento en que la civilización dista todavía de presentar sus mejores rasgos, el gestor del hospital admite métodos algo heterodoxos para conseguir pacientes y cadáveres con los que investigar, a la vez que ha admitido algún chanchullo a la hora de implantar la energía eléctrica. El prolífico Steven Soderbergh acomete aquí su proyecto más ambiciosa para televisión, una serie de la que se ha responsabilizado de la dirección de todos sus episodios. Con las ideas desarrolladas por Jack Amiel y Michael Begler, da una vuelta a los populares seriales televisivos médicos al tratarse de una historia de época, con algunos métodos algo primitivos, lo que concede al conjunto un particular encanto, al estilo de El médico, la versión fílmica de la novela de Noah Gordon. Producción ambiciosa, ofrece un paisaje sucio, donde cuesta que asome la humanidad, dominan demasiado la ambición y el deseo de que la ciencia avance sin tener encuenta que la medicina trata con personas, y cada una es un mundo que debe abordarse con delicadeza. De todos modos, en lo que a esto respecta, el personaje de Algemon ofrece un contrapunto frente al frío Tackery, aunque como puede imaginarse, ambos personajes van evolucionando a lo largo de los diferentes episodios. Resulta desagradable el hiperrealismo de las operaciones, las incisiones en el cuerpo humano se muestran con todo lujos de detalles, y las imágenes no son aptas para todos los paladares. El reparto está compuesto en su mayoría por rostros desconocidos, el más popular es sin duda Clive Owen, que encarna bien al antipático cirujano jefe.

6/10
Navidad en Manhattan

2013 | Fir Crazy

Justo antes de Navidad, Elisa pierde su trabajo, de modo que se ve obligada a dedicar su tiempo al negocio familiar: una tienda de abetos navideños en Manhattan. Aunque tendrá algunas dificultades, también conocerá a un cliente que le cambiará la vida. Aunque se mueve por derroteros modélicos dentro del sugénero de "comedias navideñas", se trata de un film bien estructurado y cuyos personajes resultan atractivos. El resultado, sin ser notable, deja un buen sabor de boca. Protagoniza con empatía Sarah Lancaster (Chuck).

5/10
Rookie Blue

2010 | Rookie Blue | Serie TV

Inexpertos, pero con muchas ganas de demostrar su valía, las tres chicas y dos chicos protagonistas de esta serie comienzan su andadura profesional en una comisaría encargada de un distrito con alto índice de criminalidad, enfrentándose día a día a complicadas situaciones y aprendiendo que todas las decisiones que toman pueden tener serias consecuencias. De entre todos destaca Andy McNally, hija de policía con el firme propósito de dejar más alto el apellido de su familia. Ella es fuerte, honesta y ambiciosa, y considera el trabajo lo más importante, aunque intenta compaginarlo como puede con su vida personal. Y es que precisamente la parte ajena al quehacer profesional es uno de los puntos fuertes de la serie, como ocurre en otras de similar temática. Las nuevas amistades, las viejas, los antiguos amores, las nuevas ilusiones… forman parte de la vida cotidiana de estos jóvenes cuando no están sumidos plenamente en arriesgadas operaciones del cuerpo. Este drama policial sabe combinar momentos de acción muy logrados con otros ingredientes para llamar la atención del espectador: jóvenes y guapos actores, relaciones sentimentales adecuadamente dosificadas, intrigas bien lanzadas para que le sigamos el hilo… En principio puede parecer un producto más de un género bastante visto que pocas veces sorprende, sin embargo consigue hacerlo gracias a la frescura de unos personajes a veces ingenuos pero con muchas agallas, bien caracterizados y encabezados de forma especial por la poli Andy McNally que lleva el peso de la serie y está correctamente interpretada por Missy Peregrym. La estructura de los capítulos es la habitual en este tipo de series: un caso con un principio y un final resuelto y un montón de emociones personales que salen a flote a lo largo de cada episodio. Y son estas emociones y los hechos que las provocan los que hacen que el espectador se enganche y asimile un ritmo con diferentes marchas, perfectamente ejecutadas según el ambiente donde se muevan los personajes. Éstos son complejos, todos tienen un pasado que marca su presente y que puede crear cierta empatía con la audiencia. Quizá porque son cinco novatos policías recien salidos de la Academia les damos nuestro voto de confianza inicial, pero es que luego nos la devuelven, no defraudan. Bien pergeñada la serie por Tessie Cameron, no se le ha pasado cuidar los temas de más actualidad y llevarlos a la vida profesional y personal de los policias noveles. Además del guión y de un cuidado casting –que alimentará el ojo de los jovencitos y no tanto-, otros detalles como la música, bien traída en las evoluciones de los protagonistas patrullando por peligrosas calles, logran aportar armonía al conjunto.

6/10
Lluvia de fuego

2010 | Meteor Storm

Miles de meteoritos asaltan San Francisco tras la entrada en la órbita de la tierra de un cometa perdido. La astónoma Michelle Young se pondrá manos a la obra para impedir la destrucción de la ciudad, mientras que el oficial Tom Young ayudará a los habitantes a salir de la zona. Tibor Takács (The Black Hole), especializado en telefilmes de bajo presupuesto y de temática catastrofista de ciencia ficción, es el encargado de entregar esta película, en su línea habitual. Un producto entretenido para espectadores poco exigentes.

3/10
Milagro en Manhattan

2010 | Call Me Mrs. Miracle

Mrs. Miracle acepta la oferta de empleo en unos grandes almacenes para ayudar al dueño a echar una mano a los que más lo necesitan. La mujer también contribuirá a la felicidad del hijo del dueño, al empujarle a encontrar a su media naranja. Nuevo telefilm, tras Milagro en casa, que tiene como protagonista a Mrs. Miracle (Doris Roberts), una señora mayor dispuesta a mejorar la vida de los demás. Una película familiar, ideal para las fiestas navideñas.

5/10
El secreto de la niñera

2009 | A Nanny's Secret

Claudia trabaja como niñera al mismo tiempo que estudia. Tiene un hermano con problemas, al cual le tiene que sacar cada dos por tres de la comisaría. Cuando éste es acusado de robar, ella mentirá para salvarle, pero pronto se da cuenta de que su hermano tiene otros problemas que podrían estar relacionados con droga... Telefilm sin demasiado interés, con guión poco atractivo. Está protagoonizado por Haylie Duff, la hermana mayor de la mucho más célebre Hilary Duff (Doce en casa).

3/10
Everest

2007 | Everest | Serie TV

Miniserie basada en hechos reales que recrea la aventura vivida por los primeros canadienses que llegaron a la cima del Everest. El grupo está formado por personas dispares que comparten el sueño de coronar la montaña. Las relaciones personales no siempre serán fáciles, por no hablar de las duras pruebas a las que les someterá la naturaleza. Hay bastantes rostros conocidos de la pequeña pantalla en esta miniserie. Aparecen Eric Johnson, protagonista de la reciente serie Flash Gordon (2007), Jason Priestly, el popular Brandon Walsh de Sensación de vivir, William Shatner, el mítico capitán Kirk de Star Trek, y Leslie Hope, la señora de Jack Bauer en 24.

4/10
Tierra de conquista

2006 | The Work and the Glory III: A House Divided

Secuela de Camino a la gloria, que sigue los pasos de Joshua Steed, uno de los hijos de la familia protagonista. Joshua regresa a Missouri, tras unos años viviendo en Savannah. Allí, se enfrentarán con un grupo armado, dirigido por el gobernador Boggs, que pretende echar del lugar a los mormones. Repiten los mismos  protagonistas de la primera parte, Sam Hennings y Brenda Strong (Mujeres desesperadas). Sus personajes son más secundarios, pues ceden el protagonismo a los más jóvenes. El film alerta de las terribles consecuencias de la intolerancia religiosa.

4/10
A solas con mi madre

2006 | Honeymoon with Mom

El prometido de Shannon deja a esta plantada en el altar. La madre de la chica le propone a su hija que se vayan ellas dos de luna de miel después de lo ocurrido y acaban en un complejo hotelero en el Caribe. No convence esta comedia algo disparatada, interpretada por un reparto bastante desconocido, que al menos se esfuerza por resultar amable y divertido.

3/10
En busca de Zion

2005 | The Work and the Glory II: American Zion

Peculiar film que trata sobre la expasión en el siglo XIX de los mormones hacia el Oeste americano, en una época en que sus ideas no eran bien recibidas. El film se centra en los avatares de la familia Steed, cuyos miembros tienen que luchar para mantenerse firmes en sus convicciones. La referencia clara es el maestro John Ford y su inconmensurable Caravana de Paz, que incidía en el mismo tema. La pe­lícula ha sido dirigida por Ster­ling Van Wegenen y en el reparto destacan Brenda Strong (Mu­jeres Desesperadas), Eric Johnson (Le­yen­das de Pasión).

4/10
Camino a la gloria (2004)

2004 | The Work and the Glory

En 1820, la familia Steed abandona Vermont para establecerse en una granja, al norte de Nueva York. Descubren que entre sus vecinos se producen enfrentamientos por divisiones religiosas. Aunque intentan evitar meterse en líos, varios de los Steed acaban involucrándose involuntariamente en el conflicto.Adaptación al cine de ‘The Work and the Glory’, una novela popular en Estados Unidos, escrita por Gerald N. Lund. El desconocido cineasta Russ Holt, que durante mucho tiempo ejerció como constructor de decorados, es el responsable de este film, que narra sucesos reales de principios del XIX, a través de los ojos de los protagonistas, que son personajes de ficción. Se nota el esfuerzo de producción en los vistosos decorados y en las secuencias de masas, rodadas al viejo estilo, con muchísimos figurantes. En el reparto destaca la presencia de Brenda Strong, la narradora y amiga fallecida de las protagonistas de la serie Mujeres desesperadas.

4/10
Ginger Snaps 2

2004 | Ginger Snaps: Unleashed

Para evitar transformarse en mujer lobo, como su hermana Ginger, Brigitte se inyecta una droga que lo impide. Pero la policía la toma por drogadicta, y le envía a una clínica de rehabilitación. Allí, sin acceso a la droga, su transformación es inminente... Secuela de la cinta canadiense Ginger Snaps, muy conocida por los incondicionales del cine fantástico, que le daba una vuelta de tuerca al mito del hombre lobo, transformándolo en una mujer. El maquillaje está muy cuidado, e incorpora algunos golpes de humor negro y un final novedoso.

3/10
Escuela de asesinos

2002 | Bang, Bang, You're Dead

Aunque siempre ha sido estudiante modelo, Trevor termina intentando poner una bomba en el instituto, tras su enfrentamiento con los integrantes del equipo de fútbol. Un profesor intenta reconducirle por el buen camino, ofreciéndole un papel protagonista en una obra de teatro. La violencia en los institutos en EE.UU. es un grave problema: esta cinta explica cómo puede producirse un acontecimiento similar al del tiroteo del instituto de Columbine.

6/10
Smallville (2ª temporada)

2002 | Smallville (2ª Season) | Serie TV

Siguen las aventuras del joven Clark Kent, más conocido como Superman. En esta segunda tanta de episodios pasan muchas cosas. Lana Lang es capturada por el supervillano conocido como Tornado; Lex Luthor prepara su inminente boda; y un periodista encuentra pruebas más evidentes de la procedencia extraterrestre de Kwnr. Entre otras sorpresas, Clark descubrirá que posee nuevos poderes, así como datos sobre su pasado. Y además, lo que todos los fans de la serie esperaban: el beso entre Clark y Lana.

5/10
Smallville

2001 | Smallville | Serie TV

En Kansas, el adolescente Clark Kent cae en la cuenta de sus poderes extraordinarios, mientras algunos conciudadanos sufren mutaciones. Exitosa serie juvenil sobre los primeros años de Superman, antes de emigrar a la gran ciudad.

4/10
Atomic Train

1999 | Atomic Train

Un tren desbocado se dirige a Denver cargado de productos químicos y un arma nuclear rusa. John Seger es el héroe que debe detener el tren antes de que se produzca un terrible accidente.  Concebida como una miniserie de dos capítulos se puede degustar lógicamente como un largmetraje. El guión es más o menos brioso y aparte de John Seger (Rob Lowe) seguimos a otros personajes. De todas formas dos horas de tren sin frenos también pueden resultar tediosas.

4/10
The Outpost

2020 | The Outpost

Intensa película bélica basada en hechos reales, ocurridos en Afganistán en 2009, en el marco de la operación militar estadounidense bautizada “Libertad Duradera”. En la zona de Kamdesh, en un entorno de defensa poco menos que imposible –el fondo cónico de un valle, rodeado de montañas, una auténtica ratonera–, los americanos establecieron el puesto Keating, un campamento que pretendía establecer buenas relaciones con la población local, de tal modo que se fortaleciera la contrainsurgencia frente a los talibanes. La tarea no era sencilla, porque en sus conversaciones con los jefes tribales, no podía saberse si de verdad querían colaborar, o si estaban en estrecho contacto con los talibanes. Sea como fuere, estos no les dejan de hostigar, disparándoles desde puntos altos, casi a diario, lo que obliga a la defensa a morterazo limpio. El tiempo pasa, y quizá se acabe dejando el puesto, pero entretanto los talibanes podrían estar preparando una gran ofensiva. Estamos ante una lograda adaptación de un libro de no-ficción de Jake Tapper, que cuenta con detalle lo ocurrido, a partir de un guion de la pareja Eric Johnson y Paul Tamasy, firmantes de libretos de películas poderosas como Día de Patriotas y The Fighter, la segunda de las cuales les dio una nominación al Oscar. Tras la cámara se encuentra un director bastante competente, Rod Lurie, que estudió en la célebre Academia Militar de West Point y ya había entregado filmes con elementos bélicos como La última fortaleza, además de la serie American Odyssey. El film comparte algunos rasgos con Black Hawk derribado: muestra con realismo la lucha armada y describe la intensa camaradería de los muchos combatientes estadounidenses, con la dificultad a veces de reconocerlos y hacerse con sus nombres, aunque algunos acaban calando más en el espectador, por rasgos y acciones específicas. Los actores no son grandes celebridades, el que más es Orlando Bloom –que, curiosamente, actuó en Black Hawk–, y luego tenemos a varios “hijos de” que entregan buenas interpretaciones, Scott Eastwood, hijo de Clint, Milo Gibson, hijo de Mel, y James Jagger, hijo de Mike. Además Rod Lurie quiso dedicar el film a su hijo Hunter, que había muerto dos años atrás, pensando en los jóvenes soldados que perdieron la vida en la Batalla de Kamdesh. Lo hace muy bien Caleb Landry Jones, un marine que acaba probando sobradamente su coraje. La trama de algún modo está estructurada alrededor de los distintos capitanes a los que toca liderar el puesto, y que por distintas circunstancias, algunas trágicas, deben ser reemplazados. Somos testigos de su día a día, con la añoranza de los seres queridos, sus conversaciones a veces chabacanas mientras dejan pasar las horas, y el valor con que deben acometer momentos de riesgo extremo, hasta el heroísmo que será debidamente recompensado. En más de un momento podemos pensar que estamos visionando un western, y de hecho se alude explícitamente al general Custer; en efecto la defensa de una posición imposible, y los talibanes superiores en número, hacen pensar en los indios que le sitiaron en Little Big Horn. Destaca en la película la parte bélica final, muy bien rodada e impactante.

6/10
La hora decisiva

2016 | The Finest Hours

Emotiva película de aire épico, protagonizada por personas normales sometidas a una situación límite, que se basa en un caso real. El 18 de febrero de 1952, en Chatham, en la costa estadounidense de Nueva Inglaterra, se partieron por la mitad dos petroleros debido a una fuerte tormenta. El film se centra en la misión de rescate de uno de ellos, el Pendleton, donde gracias a la pericia de unos de sus hombres una de las mitades del gran barco encalla en un arrecife; una pequeña embarcación de la Guardia Costera, con cuatro tripulantes a bordo, en unas condiciones imposibles, intenta dar con su paradero. Craig Gillespie logró destacar como director en 2007 con una historia muy humana, pero con ciertos tintes de surrealismo, Lars y una chica de verdad. Después de entregar en 2014 un drama deportivo en el mundo del béisbol que partía de hechos auténticos, El chico del millón de dólares, de algún modo reincide con este tipo de historia, ambas muy humanas, aunque como puede imaginarse, pegadas a la realidad, aunque pueda ser extrema. El film responde a los cánones del cine catastrofista en lo que se refiere a espectacularidad, las escenas en el mar, luchando contra los elementos, de modo especial la salida de puerto de la pequeña embarcación superando un banco de arena, ponen al espectador con el corazón en un puño. A esto suma las historias humanas de personas sencillas, buenos tipos, capaces de un heroismo cotidiano en su vida profesional, y también de perder los papeles por el miedo. Es bonita la camaradería entre los hombre de mar, y no se hace sangre ante los errores productos de la prepotencia. La subtrama romántica resulta eficaz desde el arranque, con los mimbres justos entendemos lo que les toca pasar a Bernie Webber, guardia costera comandante de la embarcación, y su prometida Miriam, una mujer de carácter. Hay un gran acierto en el casting, con interpretaciones medidas de unos eficaces Chris Pine, Casey Affleck, Ben Foster, Eric Bana, Holliday Grainger, John Ortiz...

6/10
The Fighter

2010 | The Fighter

Micky Ward es un boxeador de origen irlandés, a quien entrena su caótico hermanastro Dicky Eklund, otrora púgil prometedor, y actualmente adicto al crack. Ejerce como manager su madre Alice, o sea que la carrera de Micky es un asunto de familia. Y enfocada así, podría tener tan poco futuro como Dicky. La única solución, a la que le anima su novia Charlene, pasaría por despegarse del clan familiar, algo que se hace tremendamente duro. Potente película, basada en hechos reales, con un excelente manejo de los elementos arquetípicos del drama deportivo de boxeo. Tiene 7 nominaciones al Oscar, incluida la de mejor película. Lo cierto es que el deporte de los puños ha dado pie siempre a filmes excelentes, pues suele prestarse a abordar grandes cuestiones, también presentes aquí, como superar la rémora de la baja extracción social –la familia de Micky es de un barrio obrero de Lowell, Massachusetts–, encontrar los mentores adecuados –entrenador y manager–, contar con el apoyo necesario –se muestra la tensión del protagonista, atrapado entre dos fuegos, el de su madre y su hermano, y el de su novia y su padre–, no amilanarse ante los rivales y tener afán de victoria. Llama la atención la solidez del guión, donde había casi novatos y el responsable de la saga deportiva canina Air Bud, Paul Tamasy, quien no se diría a primera vista el más adecuado para abordar una historia de tono muy realista y gran intensidad dramática. Sin embargo, con la ayuda de Scott Silver (8 millas), aportan un inteligente libreto, que usa como astuto esqueleto argumental en la primera mitad del metraje el rodaje de un documental de HBO sobre Dicky Edlund. Esto y los conflictos familiares otorgan una enorme hondura a la trama, lo importante no son tanto los combates de boxeo, aunque tengan por supuesto su entidad, sobre todo en el clímax de la película. David O. Russell (Tres reyes) prueba que es un gran director, hay pasajes muy visuales, como aquel en que los hermanos trabajan en el asfalto de una calle de su barrio, que sitúa muy bien el entorno narrativo. Y no hace falta grandes discursos, basta la pura imagen para ver que la fe sostiene a los hermanos en los momentos más complicados. Sus actores, muy bien dirigidos, entregan grandes interpretaciones. Desde Mark Wahlberg –también productor–, el protagonista en la encrucijada, como un sorprendente Christian Bale –esquelético, recuerda a Daniel Day-Lewis–, o las magníficas féminas Amy Adams y Melissa Leo, novia y madre respectivamente de Micky.

8/10

Últimos tráilers y vídeos