IMG-LOGO

Biografía

Gregory Itzin

Gregory Itzin

72 años

Gregory Itzin

Nació el 20 de Abril de 1948 en Washington, District of Columbia, EE.UU.
Filmografía
Small Time

2014 | Small Time

Al Klein y Ash Martino regentan un concesionario de coches de segunda mano en California. Son grandes amigos y les va bien su pequeño negocio. Cuando Freddy, el hijo de Al –que vive con su madre Barbara, de la que Al se divorció muchos años antes–, decide que no quiere ir a la universidad, sino ponerse a trabajar, la noticia es recibida con cautela por sus padres. Ella piensa que es un grave error; él prefiere que el chico siga su propio camino. Sin embargo, las cosas se complican cuando Freddy pide a su padre trabajar con él y marcharse a vivir a su casa. Debut en la dirección de largometrajes del veterano Joel Surnow, con amplia experiencia como guionista en series de éxito como Corrupción en Miami, Falcon Crest o 24. Con escasos personajes, Surnow entrega una historia sencilla, llena de naturalidad y que rebosa de optimismo. Pese a la limitada factura visual –por momentos parece que estamos viendo un telefilm de sobremesa–, la falta de pretensiones acaba por hacer un favor al conjunto, que deja un buen sabor de boca. Se ve que Surnow tiene experiencia en la escritura, pues con pocos mimbres elabora un retrato excelente de los personajes, gente normal y corriente, pero buena de veras, en donde sobresalen sin duda los dos socios del concesionario, Al y Ash. Hay en la trama de Surnow una visión amable del cariño paternofilial y se transmite una actitud positiva a la hora afrontar las dificultades y golpes de la vida, a veces duros, como la ruptura matrimonial. También funciona el humor de Small Time, a menudo relacionado con la caradura de los dos vendedores de coches, socios pero también grandes amigos, totalmente compenetrados. Todo el reparto está bien, aunque el peso del relato lo lleve con entereza Christopher Meloni, un actor al que le falta quizá una pizca de carisma.

5/10
Mob City

2013 | Mob City | Serie TV

Estilosa serie de televisión ambientada en Los Ángeles al poco de termina la Segunda Guerra Mundial, y que evoca los enfrentamientos auténticos entre la policía comandada por William Parker y grupos gangsteriles donde destaca el impulsor de la ciudad del juego, Las Vegas, Bugsy Siegel. Está creada por Frank Darabont, que dirige varios de los episodios, y adapta la obra de John Boutin. Se centra sobre todo en el misterioso detective de la policía Joe Teague, que tiene misteriosos tratos con delincuentes poco recomendables, todo tiene que ver con la mujer que ama, su esposa Jasmine, de la que está separado, y que está enredada en un turbio caso de fotos que se usan para un chantaje. Aunque esta serie para TNT ha sido cancelada, está muy bien realizada y utiliza los románticos elementos del cine negro, con personajes malhadados y la inevitable mujer fatal. Los flash-backs a la juventud de algunos personajes tienen su encanto, y aunque con pasajes violentos, todo está conscientemente suavizado con un estilo comiquero que hace pensar en el Dick Tracy de Warren Beatty.

6/10
Big Love (5ª temporada)

2011 | Big Love | Serie TV

En la noche de las elecciones, el nuevo Senador del Estado Bill Henrickson conmociona Utah revelando que es polígamo. Tiempo después, la familia de Henrickson se siente incómoda ante la hostilidad de su vecindario, los trabajadores de Home Plus, compañeros del casino, los estudiantes de los colegios de sus hijos, e incluso otros polígamos que tratan de mantener su vida intima de forma privada. Mientras tanto, en Juniper Creek, Alby Grant regresa de su autoimpuesto exilio en el desierto con ganas de venganza. Quinta y última temporada de la serie sobre el hombre polígamo con tres esposas. Mantuvo el nivel de las entregas anteriores.

5/10
Los idus de marzo

2011 | The Ides of March

Estados Unidos, elecciones presidenciales. En las primarias de los demócratas, sólo quedan dos aspirantes a candidato a presidente. Uno de ellos es el gobernador Mike Morris, para quien trabaja en la campaña con papel destacado el ambicioso joven Stephen Meyers. Un ligue con una becaria y una conversación inoportuna con el jefe de campaña del otro aspirante, en medio de la decisiva pugna por el estado de Ohio, van a colocar a Stephen en una situación muy delicada. Adaptación de la obra teatral de Beau Willimon “Farragut North”, en la que el propio autor ha participado en colaboración con George Clooney –también director y actor– y Grant Heslov. El libreto final ha logrado la única candidatura al Oscar del film. Willimon se inspiró en su experiencia durante la campaña de 2004 para el demócrata Howard Dean, y hay que reconocer que le película es todo un varapalo al cinismo que con frecuencia domina la escena política. Ritmo trepidante y diálogos bien escritos ayudan a hacer avanzar una narración que tiene un sostén fundamental en un reparto formidable, empezando por el protagonista indiscutible, Ryan Gosling, y siguiendo por los “satélites” George Clooney, Paul Giamatti, Philip Seymour Hoffman, Marisa Tomei y Evan Rachel Wood. En Los idus de marzo se pinta bien la hipocresía, el juego sucio, la “flexibilidad” de lo que se suponían unos sólidos principios, el desprecio de la vida ajena, la banalidad de ciertas relaciones amorosas... La metáfora a la que alude el título está bien traída, y permite intuir pero no desvelar por donde irá el film. Un gran acierto de Clooney es no haber hecho una película partidista. Para alguien más fácilmente identificable con los demócratas, resulta inteligente que conceda esta adscripción política a sus personajes, pues al final de lo que está hablando sobre todo es de principios en la actuación pública, para lo cual es necesario tenerlos, en primer lugar, en la vida personal, con independencia de los colores del espectro político al que uno se adscriba. En la óptica de la película no hay ingenuidad, pero tampoco se cae en el cinismo fustigado, sino que hay realismo, una constatación de cierto status quo generalizado que habría que cambiar. Lo que incluye, por supuesto, a los medios de comunicación.

7/10
El cambiazo

2011 | The Change-Up

Dave (Jason Bateman) y Mitch (Ryan Reynolds) son dos amigos íntimos que no pueden ser más distintos. Dave es abogado de éxito en una gran bufete, está casado con una bella mujer y tiene tres hijos pequeños. Mitch, en cambio, es un niño grande que vive como un animal, eludiendo cualquier responsabilidad y beneficiándose a toda chica que le ponga a tiro. Una noche que salen para ver un partido en un bar y tomar unas copas, hablan de que cada uno quisiera tener la vida del otro. Mientras están frente a una fuente con la estatua de una diosa griega hablando este tema se produce un hecho extraordinario: sus cuerpos se intercambian, de modo que cada uno tendrá que vivir obligatoriamente la vida del otro. Producto palomitero, ligero y hollywoodiense pero cuyo planteamiento tiene nula originalidad. El tema del intercambio de personalidades se ha visto ya numerosas veces, con diferentes resultados. Aquí la supuesta novedad es que el director David Dobkin, especializado en películas chuscas al estilo De boda en boda o Fred Claus. El hermano gamberro de Santa Claus, quiere servir una comedia para adultos, con temática frívola, mucho lenguaje soez y varias escenas subidas de tono, que pretenden hacer reír, pero que resultan a menudo demasiado fáciles y burdas, por decirlo con palabras amables. Por lo demás, el desenlace es previsible y cualquier espectador podría adivinar que toda la fábula tiene como objetivo conducir a una moraleja final donde se descartará el egoísmo y reinará la amistad, la aceptación de la propia vida, el amor por la familia, etc. Hay por supuesto algunos momentos de humor blanco y divertido (sobre todo las escenas relacionadas con los niños) y una labor actoral más o menos aceptable, con un amplio elenco de rostros conocidos.

4/10
Covert Affairs

2010 | Covert Affairs | Serie TV

La historia de una estudiante y aspirante a agente de la CIA Annie Walker (Piper Perabo), que es reclutada de forma inesperada para incorporarse al trabajo en misiones de espionaje. Todo parece indicar que su rápida selección se ha debido a que habla siete idiomas, entre ellos el ruso, el español y el portugués, que reconoce como su favorito. Sin embargo, lo que Walker no sabe es que la agencia va tras los pasos de su ex novio, que oculta un turbio pasado que ella desconoce. Su único apoyo en esta nueva andadura como espía profesional será Auggie Anderson (Christopher Gorham), un agente de operaciones especiales que ha perdido la vista en Irak. Por paradójico que resulte, Anderson será su guía para integrarse y acostumbrarse a los métodos de la agencia.

Un ciudadano ejemplar

2009 | Law Abiding Citizen

Clyde está en su casa, con su mujer y su hijita, cuando sufre un brutal asalto de dos tipejos, que acaban violando y asesinando a las mujeres. A la hora de llevar el caso a los tribunales, la fiscalía de Filadelfia, representada por Nick, acepta un trata por el cual uno de los responsables será condenado a la pena capital; pero el otro saldrá mejor librado, por falta de pruebas sólo le caerán diez años de prisión. Pasado ese tiempo, cuando corresponde la ejecución del primer condenado, éste sufre una muerte horrible, alguien ha manipulado los compuestos de la inyección letal; y el otra será brutalmente despedazado. Todo apunta a que un vengativo Clyde es el culpable de los hechos, y enseguida es detenido. Pero la cosa no ha hecho más que empezar, todo es un plan maestro, no sólo de venganza, sino de toque de atención al sistema legal, que no funciona al entender de Clyde. Adrenalítico y desasosegante thriller dirigido por F. Gary Gray (The Italian Job), que llevaba cinco años sin entregar película. Se resarce el cineasta, porque su historia, escrita por Kurt Wimmer, atrapa. En parte, porque logra eso tan difícil en este tipo de filmes, que se llama 'suspensión de la incredulidad por parte del espectador'. Y sabe dosificar las necesarias 'sorpresas'. La idea es hacer razonablemente verosímil que el personaje interpretado por Gerard Butler, encarcelado en una prisión de máxima seguridad, es capaz de mover los enrevesados hilos de un plan que busca demostrar que la justicia está enredada en una burocracia que le aleja de las metas que se le suponen. En tal sentido su Clyde es un tipo inquietante, pero con el que se empatiza, al estilo de un Hannibal Lecter de El silencio de los corderos, o de los justicieros que se toman la justicia por su manos en títulos como El justiciero de la ciudad, o los más recientes La extraña que hay en ti y Al límite. Sí, hay toda una serie de películas que pintan a ciudadanos normales hartos de la sociedad actual y que explotan, también viene a la cabeza Un día de furia. El film sigue un esquema de dos antagonistas principales, el ya suficientemente descrito Clyde, y Nick, el fiscal, que en teoría es el hombre intachable, pero que también acaba saltándose las leyes incómodas, o que descuida a una familia que Clyde ya nunca podrá atender. Los actores que los encarnan están bien, tanto Butler como Jamie Foxx, en un papel más incómodo; porque lo cierto es que las simpatías del espectador se vuelven hacia el hombre al que la justicia le ha fallado, aunque el desenlace pretenda recomponer este descenso del espectador a los infiernos, restableciendo más o menos el orden de las cosas.

6/10
El mentalista

2008 | The Mentalist | Serie TV

Patrick Jane es un hombre que tiene poderes psíquicos, lo que le convierte en una celebridad televisiva. Tras ser cuestionado, decide ayudar al Centro de Investigaciones de California a resolver casos, con ayuda de sus habilidades. Su objetivo máximo es encontrar a Red John, el hombre que mató a su mujer y a su hija. Teresa Lisbon, líder del equipo de investigadores, se muestra reacia a contar con sus poderes, pero no le queda más remedio que cargar con él. Simon Baker (El diablo viste de Prada) protagoniza esta serie de gran éxito, en la que encarna a una especie de moderno Sherlock Holmes, pero con habilidades mentales sobrehumanas, o al menos eso es lo que parece. La serie está creada por Bruno Heller (Roma).

6/10
24 (5ª temporada)

2006 | 24 (Season 5) | Serie TV

Para encontrar a un peligroso terrorista, Jack Bauer se vio obligado a secuestrar a un testigo en la embajada china, causando un terrible incidente diplomático. Para desvincular al gobierno de su temeraria pero inevitable acción, Bauer dejó la UAT (Unidad Antiterrorista de Los Ángeles). Ahora, ha cambiado de identidad,  se hace llamar Frank, trabaja en una plataforma petrolífera, y vive con una mujer y su hijo. Pero el ex presidente David Palmer es asesinado de un disparo mientras preparaba sus memorias, noticia que conmociona a la opinión pública. Para enterarse de las circunstancias del crimen, Jack se cita en secreto con Chloe, una de sus antiguas compañeras. Pero cuando Jack se encuentra con ella, aparecen unos individuos que les tirotean. El asunto está relacionado con Vladimir Bierko, un terrorista ruso. Esta temporada ha sido la que ha obtenido mayor éxito de público y la mejor valorada por la crítica. Es habitual que la serie trate temas candentes, de actualidad en Estados Unidos, y en esta ocasión, trata la relación entre el gobierno con Rusia, y su posición ante los independentistas chechenos y de otras repúblicas ex soviéticas. Seguramente el mayor acierto es el cambio de presidente; si Palmer era un hombre íntegro a machamartillo, pese a verse envuelto en situaciones dudosas, el presidente Logan da más juego por su personalidad tramposa y calculadora, que le conduce a actuaciones más bien heterodoxas; se diría que Gregory Itzin ha querido tomar algunos elementos del presidente Richard Nison para componer su personaje. También es un acierto el dibujo de la primera dama, algo desequilibrada y a la que nadie cree cuando denuncia una conspiración. Ya en la primera temporada, Kiefer Sutherland ganó el Globo de Oro. Aunque la serie ha sido nominada cada año en diversas categorías al Emmy, los premios televisivos más prestigiosos, la quinta temporada se convirtió en la gran triunfadora de esta última edición, logrando cinco galardones, entre ellos el de mejor serie dramática. 

8/10
Pecado original

2001 | Original Sin

Película que empareja a dos de las estrellas más cotizadas de Hollywood, Angelina Jolie y nuestro malagueño universal Antonio Banderas. El español interpreta en este tórrido thriller erótico a un empresario cubano de finales del siglo XIX, que decide contraer matrimonio por poderes con una norteamericana. Cuando al fin la conoce, el flechazo es tan rotundo que decide pasar por alto que no se trata de la misma mujer que aparecía en la foto que le habían mandado. A esas alturas los espectadores predecirán que algo huele mal en Dinamarca y que la nueva esposa del protagonista no es trigo limpio.

3/10
Evolution

2001 | Evolution

Risas a costa de la ciencia ficción. El planteamiento de Evolution es, sin duda, ingenioso: la colisión de un meteorito en la tierra, que alberga una célula alienígena, capaz de evolucionar a la velocidad del rayo; y así tenemos vegetación exuberante, dinosaurios, homínidos... que propician enseguida el disparate. No falta por supuesto la caricatura de unos militares que imponen un imposible secretismo, y que a la hora de abordar la crisis actúan con la delicadeza de un elefante paseando por una cacharrería. Con escenas visualmente espectaculares (la que acontece en un centro comercial, con un animal prehistórico revoloteando, es antológica), el pato lo pagan los personajes, algo esquemáticos. Orlando Jones carece del gancho de un Will Smith y David Duchovny hace lo que puede por adaptarse al género de la comedia (lo consiguió, con más acierto, en la romántica Hechizo del corazón); sólo la carismática Julianne Moore, un pedazo de actriz, salva, con su poderosa presencia, el capítulo interpretativo. El apartado de los efectos especiales es notable. Phil Tippett, que creó los bichejos de Parque Jurásico y Starship Troopers, creó cientos de criaturas para reflejar distintos estadios evolutivos: seres pluricelulares, anfibios, reptiles, pájaros... de indudable originalidad.

4/10
Miedo y asco en Las Vegas

1998 | Fear and Loathing in Las Vegas

Años 70. Por una carretera cercana a las Vegas viajan dos individuos en un coche rojo lleno de todo tipo de drogas. Su labor es hacer un reportaje de la carrera de motos que tiene lugar en el desierto, pero ni siquiera acuden al encuentro. El reportero Raoul Duke y su abogado, el Dr. Gonzo, que así se llaman, dedican el tiempo a consumir pastillas, hierbas alucinógenas y marihuana, y a meterse en todo tipo de embrollos, mientras se cruzan con otros variopintos personajes. Terry Gilliam, el niño travieso de Hollywood, y autor de Los caballeros de la mesa cuadrada o El sentido de la vida, dirige este inclasificable film. Su estilo es inconfundible y la mezcla de personajes estrambóticos dentro de situaciones inverosímiles es su sello de identidad. Los protagonistas son dos tipos, drogados hasta las patillas, convencidos de vivir su auténtico sueño americano, y que ven su realidad según la percepción que les causa las drogas. Las escenas ilógicas y las alucinaciones encadenan las secuencias del film, y tan solo se interrumpen con la intervención de los demás personajes. Los frenéticos Johnny Depp y Benicio del Toro encabezan el reparto, pero también Tobey Maguire, Gary Busey o Christina Ricci se van encontrando con ellos a lo largo de la cinta. La película es una historia transgresora y delirante, y una crítica, al fin y al cabo, de ese mundo tramposo que engancha y mata a la vez.

5/10

Últimos tráilers y vídeos