IMG-LOGO

Biografía

Harry Dean Stanton

Harry Dean Stanton

91 años ()

Harry Dean Stanton

Nació el 14 de Julio de 1926 en West Irvine, Kentucky, EE.UU.
Falleció el 15 de Septiembre de 2017 en Los Ángeles, California, EE.UU.

El hombre lacónico

16 Septiembre 2017

Se le daban especialmente bien los tipos de pocas palabras. Harry Dean Stanton había pasado toda una vida como actor de carácter, en papeles muy secundarios, cuando Wim Wenders le dio el rol más importante de su carrera en París, Texas. El actor ha muerto por causas naturales a la edad de 91 años dejando tras de sí una fecunda y dilatada carrera.

Nacido en West Irvine (Kentucky), Harry Dean Stanton es hijo de Ersel Moberly (peluquera) y Sheridan Harry Stanton (barbero). Aunque cuando estudiaba en la secundaria sus padres se divorciaron, posteriormente volvieron a unirse. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Stanton se enroló en la Armada, donde sirvió como cocinero naval.

Estudió periodismo en la Universidad de Kentucky en Lexington, que fue el lugar donde empezó a actuar, cuando le reclutó un grupo amateur para una representación de "Pygmalion". La experiencia fue tan prometedora que decidió estudiar interpretación, en Pasadena Playhouse, reputada institución de California. Allí tuvo como compañero de clase al entonces aún desconocido Dana Andrews.

Tardó en conseguir que le reclutaran para el cine, pues no debutó hasta 1956, con una aparición anecdótica como oficinista en Falso culpable, de Alfred Hitchcock. Posteriormente fue un soldado en Tomahawk Trail, y se prodigó en apariciones mínimas en numerosos títulos, sobre todo en el terreno del western (Rebelión en Fort Laramie, La conquista del oeste). Durante la década de los 60 no le faltó ninguna serie de éxito en la que intervenir (Los intocables, La hora de Alfred Hitchcock), mientras que en cine como mucho hacía por ejemplo de vagabundo, en La leyenda del indomable.

Con su gran amiguete Jack Nicholson, del que fue padrino de boda, intervino en Forajidos salvajes y Missouri, donde también estaba Marlon Brando. Así las cosas, Stanton conseguía trabajar continuamente como actor, pero durante muchísimos años no lograba subir de categoría. Casi siempre le reclutaban para papeles de poco lucimiento, como un episódico rol en Pat Garrett y Billy el niño, durante cuyo rodaje se hizo muy amigo del cantautor Bob Dylan. Aprovechó muy bien las pocas ocasiones en las que le daban algún papel un poco más largo, como el criminal Homer Van Meter, en Dillinger, un agente del FBI en El Padrino II, amigo de Frederick Forrest en Corazonada, el científico loco de 1997: Rescate en Nueva York, y sobre todo el ingeniero que buscaba al gato, Brett, en Alien, el octavo pasajero.

Puesto que estaba claro que demostraba un enorme potencial, no resulta extraño que el prestigioso Wim Wenders se fijara en él cuando andaba necesitado de un actor que pudiera sustituir a Sam Shepard, que había escrito el guión de París, Texas e iba a ser el protagonista, pero en esto último finalmente se echó atrás. En las manos del realizador alemán, Stanton bordó el papel de amnésico recogido por su hermano después de que lo encontraran en la frontera texana. El film ganó la Palma de Oro en Cannes, en 1984.

Aunque éste es sin duda el papel más recordado del actor, también realizó un gran trabajo como mentor del personaje de Emilio Estevez en Repo Man, el film de culto de Alex Cox sobre tipos que reclamaban coches con deudas.

Desde entonces mejoraron las perspectivas de Stanton, que fue padre de Patrick Swayze y Charlie Sheen en Amanecer rojo, de John Milius, Pablo de Tarso en La última tentación de Cristo, de Martin Scorsese, y gasolinero en El juramento, de Sean Penn. David Lynch le convirtió en detective en Corazón salvaje, y posteriormente volvería a reclutarle para Twin Peaks: El fuego camina conmigo, Inland Empire, y sobre todo para Una historia verdadera, donde realiza una aparición breve pero memorable como hermano que no se habla desde hace tiempo con el protagonista.

Así las cosas, no resulta extraño que el crítico Roger Ebert creara la regla Stanton-Walsh, según la cual ninguna película con el actor o con M. Emmet Walsh podía ser totalmente mala. Sin embargo, tras el estreno de la comedieta con Stanton como secundario Una chica de ensueño, admitió que el film era una clara excepción a esta regla.

Desde mediados de los 90, acumula papeles de carácter en cintas con repercusión en taquilla, como Nunca hables con extraños, La milla verde, Alpha Dog, Un lugar donde quedarse e incluso tiene un pequeño papel, como guardia de seguridad, en Marvel Los Vengadores. Ha tenido también apariciones destacadas en las series televisivas Dos hombres y medio y Big Love.

Le ha dedicado mucho tiempo a su banda de jazz y pop, The Harry Dean Stanton Band, con la que realiza giras de vez en cuándo. Si se le pregunta por su vida privada suele ser tan lacónico como sus personajes. "Tengo algunas novias", ha llegado a decir como mucho. Nunca se casó, y se sabe que mantuvo una relación durante algún tiempo con la actriz Rebecca De Mornay.

Filmografía
Twin Peaks (3ª temporada)

2017 | Twin Peaks | Serie TV

Al final de la segunda temporada de Twin Peaks, serie que revolucionó la televisión, el espírituestrenaida real ese tiempo televaje resulte lo suficientemente perturbador, que se ve que es el objetivo.revolucionaron la telev de Laura Palmer le decía al agente Cooper “nos veremos dentro de 25 años”. Transcurrido en la vida real ese tiempo se estrena la tercera, que tiene de nuevo al frente a sus creadores, Mark Frost y David Lynch. Ambos escriben los guiones, mientras que el segundo dirige los 18 capítulos, tras más de una década retirado de la ficción dramática, porque después de Inland Empire, de 2006, se ha dedicado en exclusiva a los documentales. Han recuperado a la mayoría de actores originales, y a parte del equipo técnico, por ejemplo al compositor Angelo Badalamenti. La onírica trama de la nueva entrega se despliega en tres escenarios distintos. En Nueva York, un muchacho ha sido reclutado por un millonario para vigilar en todo momento una inquietante caja de cristal, de gran tamaño, donde se espera que algo aparezca. El agente Cooper ha sido dado por desaparecido, aunque en realidad permanece atrapado en la Logia Negra, escenario de sus alucinaciones del pasado, donde conversa con peculiares personajes, como el gigante, el hombre manco y la propia Palmer. Mientras su doppelganger –el doble malvado al que llaman Mr. C– se pasea por el mundo real con aspecto amenazador, reclutando a dos compinches en Dakota del Sur. Allí, la policía detiene a Bill Hastings, director de un instituto, por el asesinato de Ruth Davenport, una mujer que ha aparecido decapitada, y aunque no recuerda haber sido el culpable, sí que soñó con la escena del crimen. Por último, en la localidad de Twin Peaks, el jefe de policía Hawk recibe una llamada de la mujer del leño. Le comunica un enigmático mensaje del madero en cuestión, que le aconseja buscar algo escondido, relacionado con Cooper. La madre de Laura Palmer ha sucumbido al alcoholismo. Jacoby pone en pie una misteriosa construcción en el bosque. En 1990, los primeros episodios cautivaron al público a nivel masivo porque aparentemente mantenían el realismo, pese a sus elementos fantásticos. La serie acabó retirándose de la programación porque sólo una minoría continuaba enganchada, en parte por la bajada de calidad, pero también porque sus tramas se volvieron cada vez más delirantes, únicamente asequibles a los apasionados del director de Terciopelo azul. Para el ‘revival’ se podría esperar que Lynch y Frost buscaran de nuevo llegar al máximo número de espectadores, y sin embargo, han tomado el camino contrario, cerrando filas. El nuevo material sólo convencerá a los ya apasionados, o a una nueva generación de seriéfilos de mentalidad muy abierta. Su trama resulta críptica y hasta difícil de describir incluso para quienes tengan fresco lo ocurrido hasta ahora, por lo que resulta impensable que capte a neófitos. A veces se tiene la sensación de que se contemplan secuencias aisladas, con la única función de inquietar al espectador, pero que no aportan gran cosa a nivel narrativo. Se diría que el ya maduro David Lynch se homenajea a sí mismo, como si hubiera rodado su testamento audiovisual. Esto incluye imágenes que parecen sacadas de su etapa como director de videocreación, de enorme potencia, gracias también a una estudiada utilización de los sonidos o los silencios. En el amplio reparto destaca de nuevo Kyle MacLachlan, su actor fetiche, en un papel doble, y algún recién llegado como Matthew Lillard, el desorientado acusado del crimen. Por lo demás nadie desentona, cada actor consigue que su personaje resulte lo suficientemente perturbador, que se ve que es el objetivo. Si el Twin Peaks de antaño no se parecía a ningún otro producto televisivo, la nueva tanda de capítulos logra la misma hazaña. Poco tiene que ver con ninguna de las numerosas series que triunfan en la actualidad.

6/10
Lucky

2017 | Lucky

En un pueblo perdido de la frontera con México, el nonagenario Lucky trata de mantenerse en forma, practicando yoga matutino, y cada día pasa por su tienda favorita, o acude al bar, donde todo el mundo le conoce, para charlar con los vecinos. Un desvanecimiento le hará consciente de que le queda poco tiempo de vida, conviene prepararse, aunque el médico no haya detectado ninguna anomalía concreta. Al prolífico actor de reparto John Carroll Lynch se le recuerda sobre todo como marido de Frances McDormand, en Fargo. Debuta como realizador con una obra que aborda la fugacidad de la vida, que ha supuesto uno de los últimos trabajos de Harry Dean Stanton, fallecido poco después de acabar el rodaje. El inmenso carisma de este actor saca adelante el film, pese a su simpleza argumental, le basta con ponerse a cantar una ranchera, en una de las secuencias más destacables, para mantener al espectador pegado a la pantalla. El protagonista de París, Texas aprovecha con creces que el guión, de los poco conocidos Logan Sparks y Drago Sumonja, amigos suyos, está concebido para su lucimiento, con elementos biográficos, como su ateísmo, su cinismo exagerado que no logra ocultar un corazón de oro, o su participación en la II Guerra Mundial. Aparecen como secundarios otros viejos compañeros de viaje, como el director David Lynch, sin parentesco familiar con el director, pese a que coincide el apellido, que dirigió a Stanton en Twin Peaks, y alguna de sus películas, como Una historia verdadera, o Tom Skerritt, su compañero de fatigas en Alien, el octavo pasajero. De puesta en escena árida, abundan los símbolos, como el reloj que debe ser puesto en hora, o la tortuga centenaria del personaje de Lynch que transita por la vida sin prisas.

6/10
El último desafío

2013 | The Last Stand

Gabriel Cortez, un importante narcotraficante, logra escapar de la custodia del FBI en Las Vegas con una fuga espectacular. A bordo de un Corvette, y con una agente como rehén, este amante de los coches rápidos corre a velocidad de crucero rumbo a la frontera con México, donde en un pueblecito sus secuaces están construyendo un puente para sortear un cañón que le permita entrar en un país donde campará a sus anchas. No cuentan que es sheriff de ese pueblecito Ray Owens, o sea, Arnold Schwarzenegger. Primer trabajo en Hollwyood del coreano Kim Jee-woon, especialista en moviditas películas de terror y acción, las más populares son Dos hermanas y El bueno, el malo y el raro. Quizá esta última, un curioso spaghetti-western oriental, es la que ha decidido a Lorenzo di Bonaventura y demás capitostes productores a confiar al cineasta oriental El último desafío, el regreso de Arnold Schwarzenegger al cine con un papel protagonista, tras finalizar su etapa política como gobernador de California. Pues algo de western grandilocuente tiene este film, muy dinámico y entretenido, aunque bastante previsible. La principal novedad sería la de un narco jovenzuelo y prepotente, que se cree casi Dios -un Eduardo Noriega correcto, al que tal vez echaron el ojo los productores en Blackthorn. Sin destino, otro western-, porque luego hay elementos muy típicos, como el de contraponer los humildes policías de pueblo con los chulescos y creídos agentes de ciudad, el pipiolo agente de pueblo que desea ir a Los Ángeles para tener acción, o el sheriff que está en "el culo" del mundo tras una acción traumática del pasado. Acción pura y dura bien coreografíada, mezcla eficaz de drama y elementos cómicos, un poco a lo Tarantino, abundantes raciones de violencia, son los elementos del cóctel que sirve Jee-woon en El último desafío, y que le sirven a Schwarzegger para cumplir la promesa expresada en aquella frase cinematográfica "volveré".

5/10
Marvel Los Vengadores

2012 | The Avengers

Loki, el acomplejado hermano de Thor, aprovecha la apertura de un portal de acceso a la Tierra, en el contexto de un experimento militar, para apoderarse del Teseract, un artilugio cúbico que le puede dar la clave para adueñarse del planeta con un poderoso ejército alienígena. Enormemente preocupado, Nick Furia pone en marcha con discreción desde S.H.I.E.L.D., una misteriosa organización, el proyecto de “Los Vengadores”, una reunión de superhéroes que, unidos, pueden constituirse en los guardianes de la Tierra. Ellos son Iron Man (el famoso magnate Tony Stark), Hulk (el doctor Bruce Banner), el capitán América (Steve Rogers), Thor, la Viuda Negra (la agente Natasha Romanoff) y Ojo de Halcón (Clint Barton), y deben dejar a un lado sus egos, correr el riesgo de ser manipulados por los que mandan, y soportar con paciencia las provocaciones del petulante Loki, para cumplir sus objetivos. Furia cuenta con la competente colaboración de sus ayudantes Hill y Coulson. Marvel Los Vengadores es la película con mayor densidad de superhéroes Marvel por fotograma de la historia del cine. Tras irlos presentando uno a uno en anteriores filmes, los personajes creados por Stan Lee y Jack Kirby tienen al fin una historia que los reúne a todos, igual que ocurrió en el cómic desde 1963. Se pone tras la cámara Joss Whedon, bien conocido por ser el creador de la popular serie televisiva Buffy, la cazavampiros, además de haber participado en guiones de filmes tan importantes como Toy Story. Y hay que reconocerle el mérito de un libreto sólido y coherente, donde el argumento “salvar la Tierra” es mera excusa para construir razonablemente a los personajes y sus relaciones, con un divertido sentido del humor que descubre el matiz que define la personalidad de cada uno y da pie a determinados roces. Sirva de botón de muestra de sus gags el relativo a las malas relaciones fraternales de Loki y Thor, definidas con guasa como Shakespeare en malo, una divertida alusión a la dirección de Thor por parte del shakespeareano Kenneth Branagh. Incluir tanto personaje, y que ningún actor pueda quejarse de que no se le han dado un puñado de escenas interesantes, es un logro indudable de Whedon. Incluso los no-superhéroes tienen presencia, incluida Potts, la eficaz secretaria de Stark, o el científico Selvig. El estelar reparto parece encontrarse, definitivamente, muy a gusto, no parece que se hayan pegado para robar plano. El capítulo de los efectos especiales brilla por su espectacularidad en Marvel Los Vengadores. A estas alturas parece que queda poco por inventar, pero ver a Hulk arremetiendo contra un caza, o darse de bofetadas con Thor, el camuflaje de la fortaleza espacial y Iron Man tratando de solucionar ciertos desperfectos, más la espectacular invasión y destrozos de Nueva York por una especie de escorpiones gigantes, constituyen momentos que son un regalo para los sentidos, especialmente en una gran pantalla de cine. Sobre el uso del 3D, puede ayudar a hacer más vistosos algunos pasajes, pero la verdad, no aporta gran cosa, una vez más, aparte de justificar el sobreprecio de una entrada para sufragar los gastos del costoso juguete en que consiste el film.

6/10
Siete psicópatas

2012 | Seven Psychopaths

Martin McDonagh ya era un dramaturgo prestigioso cuando despuntó en 2008 con Escondidos en Brujas, singular y notable debut. Pero posteriormente el británico ha pasado cuatro años sin dar un golpe de claqueta, tiempo en el que únicamente ha aparecido en los títulos de crédito de un largometraje, como productor ejecutivo. Fue en El irlandés, otra meritoria ópera prima, firmada por su hermano, John Michael McDonagh. McDonagh vuelve a contar con Colin Farrell, que en esta ocasión interpreta a Marty, que intenta escribir un guión cinematográfico titulado Siete psicópatas. Le echa una mano su mejor amigo, Billy, un actor desempleado que junto con un cómplice, Hans, ha 'secuestrado' al perro de Charlie, un psicótico gángster. Los sucesos subsiguientes servirán de gran inspiración para que Marty describa a los asesinos de su obra, pero su vida correrá serio peligro... La única pequeña pega de Siete psicópatas es que ya no coge al espectador por sorpresa, pues el cineasta mantiene el tono, a medio camino entre el thriller y la comedia negra. El elemento un poco novedoso sería su carácter metacinematográfico, ya que el protagonista, Marty –que no por casualidad comparte el nombre de pila con el director– va componiendo el guión conforme transcurre el metraje, hasta que se mezclan realidad y ficción. Siguiendo el modelo del cine de Quentin Tarantino y Guy Ritchie –a ratos también recuerda a los hermanos Coen–, Siete psicópatas es un film de elaborados diálogos, y tiene un carácter muy coral. McDonagh aprovecha que ha contado con un reparto excepcional, en el que el citado Farrell está acompañado por un Sam Rockwell al que le viene al pelo un papel de desquiciado, el intachable Christopher Walken y un correcto Woody Harrelson. No desentonan en Siete psicópatas Olga Kurylenko, Harry Dean Stanton, Gabourey Sidibe –la protagonista de Precious– y el veteranísimo Tom Waits, algunos en apariciones muy breves. La secuencia inicial homenajea a la serie Boardwalk Empire, con dos de sus protagonistas, Michael Pitt y Michael Stuhlbarg, como asesinos conversando sobre trivialidades.

6/10
Big Love (5ª temporada)

2011 | Big Love | Serie TV

En la noche de las elecciones, el nuevo Senador del Estado Bill Henrickson conmociona Utah revelando que es polígamo. Tiempo después, la familia de Henrickson se siente incómoda ante la hostilidad de su vecindario, los trabajadores de Home Plus, compañeros del casino, los estudiantes de los colegios de sus hijos, e incluso otros polígamos que tratan de mantener su vida intima de forma privada. Mientras tanto, en Juniper Creek, Alby Grant regresa de su autoimpuesto exilio en el desierto con ganas de venganza. Quinta y última temporada de la serie sobre el hombre polígamo con tres esposas. Mantuvo el nivel de las entregas anteriores.

5/10
Un lugar donde quedarse (This Must Be the Place)

2011 | This Must Be the Place

La vida de la antigua estrella de rock Cheyenne es triste y aburrida. Aunque tiene una fantástica y enamorada esposa desde hace muchos años y posee una fortuna suficiente como para vivir toda la vida, aún no repuesto de un trágico suceso, y se arrastra cada día como alma en pena, con su maquillaje a cuestas, sus cueros y sus botas negras y una melancolía de elefante que invade cada uno de sus movimientos. Cheyenne un cincuentón con alma un adolescente. Sin embargo, al recibir la noticia de la muerte de su padre, al que no ve desde hace décadas, acabará de rebote por emprender un periplo por todo Estados Unidos, en busca de una persona que su padre buscó durante 50 años y que no pudo encontrar... El director Paolo Sorrentino (Il Divo, Las consecuencias del amor) escribe y dirige Un lugar donde quedarse (This Must Be the Place), una película bastante original, con personajes marginales y un protagonista rarito, muy rarito. Estructura el film en dos partes diferenciadas y las muestra con su parsimonia característa: la primera retrata el modo de vida de la antigua estrella de rock, con sus rutinas aburridas, su no hacer nada constantemente, con ese arrastrar los pies como un zombi por la vida, con su dicción temblorosa y ese tono de voz a punto de extinguirse, con su amistad con la joven fan Mary (Eve Hewson, hija del cantante Bono) y también con su estrecha unión conyugal con su vitalista y simpática mujer, Jane. Pero en una segunda parte, el film cambia de repente cuando Cheyenne realiza un viaje para visitar a su padre en el lecho de muerte. A partir de ese momento la historia se convierte en una 'road-movie' en toda regla, en donde el ex rockero demuestra que su cabeza todavía funciona a la perfección y que su corazón tiene mucha más vida, más amor, más generosidad de lo que parece a simple vista. El espectador se sentirá sin duda exigido por el lánguido “tempo” del film y más de una vez tendrá unas ganas impresionantes de zarandear y abofetear al protagonista, que siempre parece un pelele empastillado hasta las trancas, como un muerto viviente. Pero si tiene paciencia, verá cómo la historia va ganando enteros a cada minuto, cómo una galería de personajes ricos van entrando en escena y cómo el guión ofrece poco a poco unas cuantas lecciones de humanidad que acaban por conceder al conjunto un calado poco previsible. Y frente a temas de trágico realismo, como el del Holocausto y sus consecuencias, el del amor y desamor paterno-filial, el de las consecuencias de la fama, el del perdón y la culpa, el del silencio de Dios y el de la difícil aceptación, se introducen logrados momentos de humor –alguno tronchante– que vienen como anillo al dedo. Además de la meritoria interpretación de Sean Penn, hay que destacar el contrapunto alegre que desprende Frances McDormand con su maravilloso personaje, así como el buen trabajo de otros secundarios, como Harry Dean Stanton o Kerry Condon. Capítulo aparte merece la música de Un lugar donde quedarse (This Must Be the Place), escasa aunque muy bien elegida, y memorable en algunos momentos, como en esa escena donde el cantante David Byrne interpreta la canción que da título al film, de composición propia.

6/10
The Open Road

2009 | The Open Road

Carlton Garrett (Justin Timberlake) se dedica al béisbol, pero no está ahora en un buen momento, tanto que su entrenador está pensando en acabar con su futuro. Justo en ese momento la madre del muchacho, Katherine, cae gravemente enferma y le dice a su hijo que si quiere que se someta a una operación de corazón deberá ir en busca de su padre y traerlo hasta el hospital. De este modo, Carlton llevará a cabo su difícil misión, porque su padre, también una ex estrella del béisbol, se encuentra de gira por diversas ciudades. Finalmente acompañará a Carlton su bella novia Lucy (Kate Mara). Sólida historia dramática, sencilla pero muy bien resuelta, contada a la manera de una ‘road movie’ y que por supuesto es mucho más que una búsqueda externa del padre pérdido. El protagonista habrá de encontrar múltiples respuestas en su periplo vital. Escribe y dirige la función el poco conocido director Michael Meredith, que fue autor del guión de Tierra de abundancia, dirigida por Wim Wenders. Sin ser la octava maravilla del mundo, el resultado final es grato de ver.

4/10
Big Love (4ª temporada)

2009 | Big Love | Serie TV

Bill abre por fin las puertas del Casino Blackfoot, su nuevo negocio. Adeleen revela a Nicki un escandaloso secreto, mientras Lois ofrece a Frank participación en  sus finanzas. Además, J.J llega por fin a un acuerdo con Cara Lynn. En esta temporada, Bill Henrickson tendrá aspiraciones políticas. Además, Bella Thorne ha dejado la serie. Su papel de Tancy lo interpreta Jolean Wejbe.

5/10
Big Love (2ª temporada)

2007 | Big Love | Serie TV

La vida de Bill Henrickson cambia por completo... Bill tiene que afrontar el hecho de que la opinión pública ha descubierto que es polígamo, y vive con tres esposas. Mientras investiga a la persona que se encargó de divulgar su secreto, intenta sacar adelante a su peculiar familia y sigue trabajando en su cadena de artículos para el hogar. Segunda tanda de episodios de esta serie sobre la poligamia en la que Bill Paxton interpreta al protagonista.

5/10
Big Love

2006 | Big Love | Serie TV

Bill Henrickson es un mormón que vive en Salt Lake City con sus tres esposas. Las tres viven en casas contiguas. La única esposa legal es Barbara, la primera, con la que tiene tres hijos. También tiene otros dos con Nicolette, y dos más con Margene, la más joven. Un reparto excepcional protagoniza esta serie de HBO que destaca por su originalidad, ya que trata asuntos como la comunidad mormona y la poligamia.

5/10
Inland Empire

2006 | Inland Empire

Una película de David Lynch muy lynchiana. Extremadamente lynchiana. Suena a tautología tonta, pero es lo que hay. El film contiene muchas de sus personales obsesiones, se mueve dentro de los parámetros surrealistas, y de laberínticas ‘cintas de moebius’ que dan vueltas sobre sí mismas con triple salto mortal de tirabuzón, que le han dado parte de su celebridad. ¿La trama? Es lo de menos. Si intentamos un bosquejo, podemos hablar de lo que parece la aguja de un fonógrafo, unas imágenes en blanco y negro difuminadas de un encuentro sexual, una joven mirando la televisión en el salón de su casa, los conejos que han dado pie a varios cortos de Lynch en la pantalla, y la historia de una actriz madurita a la que le han encomendado un papel, por el que está muy contenta. A partir de ahí, una señora cabezona con sonrisa siniestra, y muchos pasajes delirantes, visualmente hipnóticos y desconcertantes, que conducen con paso seguro (o no), entre violencia y pasión amorosa, real o fingida, no se sabe, hacia ninguna parte. Título reservado a los fans del cineasta, los que no lo son podrían ‘soportar’ su condición de cine experimental si al menos el metraje se mantuviera en unos niveles razonables. Tres horas de divagación no se justifican, se mire como se mire, por muy barato que en la actualidad sea el rodaje en digital. Hay que pensar un poquito más en el espectador.

4/10
Alpha Dog

2006 | Alpha Dog

Escalofriante película basada en hechos reales, que como otros títulos coetáneos –Diario de un escándalo, Juegos secretos–, dibuja una sociedad occidental enferma, que debería empezar a afrontar de una vez los graves problemas que la amenazan. Nick Cassavetes, director y guionista, recrea tomándose ciertas libertades el caso de Jesse James Hollywood, que conmocionó en 1999 a la opinión pública estadounidense. El cuadro que entrega de los adolescentes californianos y sus familias no puede ser más desolador. La cosa arranca con el enfrentamiento violento entre los jóvenes Johnny Truelove y Jake Mazursky, por una deuda relacionada con el tráfico de marihuana. Decidido a cobrar su deuda “como sea”, Johnny no tiene ocurrencia mejor que secuestrar a Zack, el hermanastro adolescente de Jack, un quinceañero que se siente sobreprotegido por sus padres. Lo que podría ser una experiencia desagradable, para Zack se convierte en una inmersión en el mundo de los adultos (?), en el que siempre quiso ingresar. Pues los “amigos” de Johnny, especialmente Frankie, lejos de maltratarle, le tratan como a un “colega”, haciendo de él uno más en sus juergas y francachelas. Pero paralelamente, en el “mundo real”, las cosas se les están complicando. Los padres de Zack han denunciado la desaparición del chico, Jake amenaza a Johnny de muerte, un abogado afirma que se enfrenta a posibilidad de cadena perpetua… Y en el horizonte asoma la posibilidad de lo que podríamos denominar “solución final”. El mayor interés de la cinta es su condición de radiografía social sin moralina, de la que salen malparados jóvenes y adultos. Los primeros viven en un artificial “mundo infeliz”, donde los alicientes que les animan responden al nombre de alcohol, sexo, droga, ropa, videojuegos, música y poco más. Su completa inmadurez les incapacita para tomar cualquier tipo de decisiones, y cuando se mueven en “terreno peligroso”, la posibilidad de “meter la pata” más todavía, es casi del cien por cien. Caso llamativo es el de Elvis, objeto de burlas de la banda de Johnny, cuyo complejo de inferioridad le convierte en carne de cañón para ejecutar la acción que ningún otro osaría acometer. Y triste, muy triste, es el caso de Zack, la víctima, que se plantea su secuestro como una “gran aventura”, de un vértigo embriagador. En la parte de los progenitores, los tenemos de dos tipos: los que se mueven ya en el mundo de la delincuencia, y que más que otra cosa reprochan a sus retoños su increíble estupidez a la hora de resolver un “problema”; y los “normales” –es un decir–, sinceramente preocupados, pero sin recursos para ganarse la confianza de sus hijos. La película cuenta con un atinado reparto –destacan entre los jóvenes Anton Yelchin y Justin Timberlake, y Sharon Stone entre los adultos– y buen ritmo, donde los interrogatorios que salpican el metraje, y los rótulos que enumeran las personas que se cruzan con el secuestrado como “Testigo 1”, “Testigo 2”, etcétera, presagian un fatal desenlace. Eso sí, la enorme crudeza con que se describe el estilo de vida vacío de los personajes –experiencias sexuales, lenguaje soez, peleas, droga…– resulta excesiva.

6/10
Un caradura de confianza

2005 | The Wendell Baker Story

El actor Luke Wilson (Una rubia muy legal), protagoniza, escribe y codirige esta comedia con tintes románticos, que sólo disfrutarán los incondicionales del género. Incluye, eso sí, un reparto de ensueño, con nombres y caras tan conocidas como las de Eva Mendes, Owen Wilson, Will Ferrell o Kris Kristofferson. La trama cuenta como un antiguo estafador encuentra trabajo en un hotel cercano a la frontera mexicana. Allí intentará recuperar a su novia, al tiempo que ayuda a unos veteranos inquilinos a mejorar su relación con la dirección del hotel.

4/10
Golpe en Hawai

2004 | The Big Bounce

La vida es una playa para Jack Ryan (Owen Wilson). El surfista holgazán y mezquino ladrón está jugando su baza en la competición de surf cuando aparecen las impresionantes curvas: una esbelta belleza con un plan muy simple que, según ella, se convertirá en un gran golpe. Todo lo que Jack tiene que hacer es entrar en una casa, siendo pobre y saldrá rico de ella.

El misterio de Ginostra

2002 | Ginostra

Matt Benson, agente veterano del FBI, se instala en Italia, junto al volcán de Ginostra, en la isla de Panarea, con su esposa y su hija. Allí colabora con la policía local, en virtud de un acuerdo entre el gobierno estadounidense y el italiano. Al poco de llegar, Matt interroga a un muchacho, cuya familia ha muerto violentamente a manos de la mafia, por el estallido de una bomba. Como teme por la seguridad del muchacho, Matt decide llevárselo a su casa con su familia. Segundo largometraje de Manuel Pradal, que obtuvo una buena acogida en Francia con Marie Baie des anges, su debut. El ritmo es lento y la trama confusa. Pero muestra las consecuencias del crimen organizado y el choque de mentalidad entre la vieja Europa y Estados Unidos. Destacan las localizaciones naturales de Italia y la labor del jovencísimo Mattia De Martino, que no desentona frente a veteranos como Harvey Keitel.

4/10
Sonny

2002 | Sonny

Debut en la dirección de Nicolas Cage, quien incomprensiblemente elige esta deprimente e insana historia sobre un gigoló que se gana la vida (es un decir) vendiendo su cuerpo a las mujeres del barrio francés de Nueva Orleans, y como es lógico es incapaz de alcanzar el amor. Impresionante reparto, variadas escenas muy subidas de tono y nulo horizonte vital.

2/10
El juramento

2001 | The Pledge

Jubilarse puede suponer para muchos un difícil trance. Jerry Black, detective de la policía, no es una excepción. Y cuando le llega el turno, se agarra como a un clavo ardiendo a un caso espeluznante. El de una niña de ocho años, violada y asesinada, a cuya madre jura dar con el culpable. Aunque un tarado que luego se suicida reconoce ser el criminal, Jerry sigue con la mosca tras la oreja. Así que emprende una investigación obsesiva por su cuenta y riesgo. Sean Penn no sólo es un actor maravilloso en Pena de muerte, Acordes y desacuerdos y La delgada línea roja. También, en la línea de John Cassavetes, ha hecho sus pinitos como director, y antes de ahora sirvió las interesantes Extraño vínculo de sangre y Cruzando la oscuridad. Aquí repite con el actor Jack Nicholson, que hace una composición asombrosa de un complejo policía de raza, con olfato a la hora de investigar: el secreto de Nicholson reside en el dominio del misterioso arte del matiz. El film adapta una novela del suizo Friedrich Dürrenmatt, que inspiró la maravillosa El cebo de Ladislao Vajda.

5/10
Sand

2000 | Sand

La madre de Ty muere, circunstancia que éste aprovecha para mudarse a la costa, donde la fallecida creció, con idea de encontrar cierta paz espiritual. Y en efecto consigue trabajo, amigos, se enamora de una chica... Lo malo es cuando se presenta el resto de su familia sin avisar; porque son unos maleantes a los que busca la policía, y que hasta abusan de la amada del protagonista. Decir que esta peli es una serie B es decir poco. Es una serie Z supertópica, con el único interés de ver a Michael Vartan (conocido por la serie Alias) en un papel protagonista. Hay también algunos rostros conocidos en pequeños papeles.

2/10
Vidas furtivas

2000 | The Man Who Cried

Un pueblecito de la estepa rusa. El padre, campesino y viudo, emigra a Estados Unidos, en busca de una vida mejor. Le sigue al poco su hija pequeña Suzie, pero, esas cosas que ocurren, no puede pasar de Londres. Allí es retenida por los autoridades británicas, que le asignan una familia de adopción. Los años pasan, la chiquilla crece, y se va desarrollando su gusto por la música y la danza. Hasta el punto de entrar a formar parte de una troupe teatral en París, con su amiga del alma Lola. Ésta es la típica “trepa”, que se convierte en amante del ególatra tenor Dante. Mientras, a Suzie le hace tilín un apuesto gitano llamado César. El inicio de la II Guerra Mundial no dejará a nadie indiferente; tampoco a Suzie, que es judía. Y en medio de tantos avatares, Suzie nunca renuncia a la idea de reunirse un día con su padre. La británica Sally Potter (Orlando, La lección de tango) aporta su mirada femenina a este relato con personajes de mujeres fuertes, que buscan un lugar en el mundo donde poder echar raíces y cubrir las necesidades afectivas. Christina Ricci es la mujer a la que le toca padecer el antisemitismo, mientras Cate Blanchett compone de modo muy convincente su papel de mujer mundana y arribista. Como es típico en Potter, la dirección artística y el resto de los aspectos visuales llaman la atención por su empaque y exquisitez. Hasta el punto de que a veces, junto a la música, sobrepasan a sus personajes, algo esquemáticos. Resulta muy emotivo el desenlace, que justifica el título original de la película.

4/10
La milla verde

1999 | The Green Mile

Impactante film que te atrapa desde el minuto uno. La historia la enmarcan los recuerdos de un anciano que, en los años de la depresión americana, fue guardián de los condenados a muerte en una prisión. Paul Edgecomb se esfuerza en hacer bien su trabajo: trata a los presos con humanidad, resuelve los conflictos que se le presentan, congenia con sus compañeros. La llegada al pabellón de la muerte de John Coffey, un negro grandote condenado por el asesinato de dos niñas, le deja pronto perplejo. Este hombre simple muestra una rara inocencia, le envuelve un halo de bondad. Posee además una gracia especial para curar, que hace pensar a Paul que “Dios no ha podido poner un don como éste en manos de un asesino”. Darabont demuestra una gran habilidad al urdir su guión, rico en situaciones. Sabe hacer avanzar la historia, dar a las situaciones de alto contenido dramático su contrapunto humorístico. Cierto que se toma su tiempo –más de tres horas–, pero, reconozcámoslo, lo aprovecha. Nos mete en ambiente. Conocemos la rutina diaria de la galería de los condenados. Somos testigos de cómo se prepara una ejecución. Asistimos a varias. E intimamos con los personajes. El estupendo reparto tiene la suerte de que la historia les proporciona apetitosos papeles. Cada uno está dibujado con vigorosos trazos, permiten la composición, eso que se llama ‘lucirse’. Es verdad que hay en la trama un maniqueísmo algo evidente: a un lado están los “buenos” (cuatro de los guardianes, el alcaide, las esposas, tres de los condenados a muerte), al otro los “malos” (un sádico guardián, y un no menos sádico condenado). Pero es un punto de partida que Darabont asume conscientemente y que merece todo el respeto. En el reparto, fantástico, destaca, cómo no, Tom Hanks, en uno de esos papeles de hombre normal con problemas que bien podría haber encarnado, años ha, James Stewart. El film obtuvo 4 nominaciones a los Oscar en los apartados de mejor pelÌcula, guión adaptado, actor de reparto (Michael Clarke Duncan) y sonido. Pero se quedó sin estatuillas.

7/10
Una historia verdadera

1999 | The Straight Story

Si alguien es tan estúpido como para pensar que la ancianidad es una etapa de la vida inútil, necesita ver este film. La historia de Alvin Straight, basada en hechos reales, es un canto a la tenacidad y sabiduría que uno puede lograr en la senectud, tras la experiencia de los años vividos. La odisea de un anciano del Medio Oeste, que recorre en una cortadora de césped los quinientos kilómetros que separan Laurens de Mt. Zion, con el propósito de reconciliarse con su hermano, podría parecer un argumento banal. David Lynch no lo ha visto así, hasta el punto de que, por primera vez, maneja guión ajeno, con elementos fordianos bien plasmados luego en imágenes. Lynch dibuja bien los tipos humanos del film, en primer lugar a Alvin. Éste viaja en una cortadora por las limitaciones físicas de su edad. Y esa lentitud con que se mueve, se convierte en metáfora de las necesidades de una sociedad que corre demasiado y no se detiene a pensar. En su largo caminar, Alvin se topa con variopintos personajes, y en cada uno derrama la ciencia que tiene. Fotografía de Freddie Francis y música de Angelo Badalamenti ayudan a conjugar el tono casi-épico con el intimista. Participamos así en un viaje de aprendizaje donde, curiosamente, el que aprende no es el viajero, sino los que se encuentran con él.

8/10
Miedo y asco en Las Vegas

1998 | Fear and Loathing in Las Vegas

Años 70. Por una carretera cercana a las Vegas viajan dos individuos en un coche rojo lleno de todo tipo de drogas. Su labor es hacer un reportaje de la carrera de motos que tiene lugar en el desierto, pero ni siquiera acuden al encuentro. El reportero Raoul Duke y su abogado, el Dr. Gonzo, que así se llaman, dedican el tiempo a consumir pastillas, hierbas alucinógenas y marihuana, y a meterse en todo tipo de embrollos, mientras se cruzan con otros variopintos personajes. Terry Gilliam, el niño travieso de Hollywood, y autor de Los caballeros de la mesa cuadrada o El sentido de la vida, dirige este inclasificable film. Su estilo es inconfundible y la mezcla de personajes estrambóticos dentro de situaciones inverosímiles es su sello de identidad. Los protagonistas son dos tipos, drogados hasta las patillas, convencidos de vivir su auténtico sueño americano, y que ven su realidad según la percepción que les causa las drogas. Las escenas ilógicas y las alucinaciones encadenan las secuencias del film, y tan solo se interrumpen con la intervención de los demás personajes. Los frenéticos Johnny Depp y Benicio del Toro encabezan el reparto, pero también Tobey Maguire, Gary Busey o Christina Ricci se van encontrando con ellos a lo largo de la cinta. La película es una historia transgresora y delirante, y una crítica, al fin y al cabo, de ese mundo tramposo que engancha y mata a la vez.

5/10
Un mundo a su medida

1998 | The Mighty

Max es un chaval de 13 años, grandullón, objeto de burlas en la escuela. Vive con sus abuelos, pues su padre cumple condena por asesinato: un día, borracho, mató a su esposa. La vida del chico cambia con la llegada de un nuevo vecino de su edad: Kevin, que ha venido con su madre (el padre les dejó), y está aquejado de una grave enfermedad degenerativa. Ambos chicos se complementan: Max es fuerte, se convierte en las piernas de Kevin; éste, con su pasión por los libros –especialmente los del ciclo artúrico­–, estimula las neuronas y el valor de aquél. Peter Chelsom (Serendipity) adapta una popular novela juvenil en Estados Unidos, "Freak the Mighty", y logra un atractivo dibujo de la amistad. Los jóvenes actores Elden Henson y Kieran Culkin protagonizan una relación entrañable, donde cada uno se sacrifica por el otro. La inspiración la sacan del espíritu de caballería del rey Arturo. Eficaz recurso, que da pie a algunas escenas oníricas, donde caballeros medievales saludan con regocijo a sus jóvenes seguidores. Lo realista y lo mágico se funden con singular fortuna. Se trenza con acierto el acercamiento entre los dos protagonistas (en cierto modo, un don Quijote idealista, y un Sancho Panza más práctico), los enfrentamientos con una pandilla, el drama de la enfermedad, las relaciones familiares, y la oscura subtrama en torno al malvado padre de Max. Hay un buen reparto de secundarios adultos (Sharon Stone, Gena Rowlands, Harry Dean Stanton, Gillian Anderson, James Gandolfini) que, sabiamente, optan por la sobriedad: saben que los pequeños Henson y Culkin son los protagonistas, y ni por asomo intentan robarles la película.

6/10
En tierra peligrosa 2

1997 | Fire Down Below

En un pueblecito de Kentucky los ciudadanos están empezando a notar como las toxinas de una mina química abandonada están afectando a la tierra, y esto puede causar no sólo la ruina económica sino también la enfermedad de sus habitantes. Hasta la localidad se acercará Jack Tagger, un agente federal que será el encargado del caso. Secuela de la cinta dirigida por el propio Seagal, En tierra peligrosa, donde el actor repite como protagonista. En este caso la historia se centra en los peligros de una mina con vertidos tóxicos, pero el guión no daba para mucho y la violencia metida con calzador y las escenas previsibles hacen que el título aburra por momentos. Eso si, la presencia de la rubia Marg Helgenberger (CSI: Las Vegas) y el engominado Steven Seagal que no se despeina ni en mitad de una explosión permite que el espectador pueda, cuando menos, esbozar una sonrisa resignada.

2/10
Atrapada entre dos hombres

1997 | She's So Lovely

Maureen está muy enamorada de su marido Eddie, pese a sus claros desequilibrios mentales, que le llevan con frecuencia a la violencia; eso sí, nunca contra ella. De resultas del arrebato contra un vecino que, bebido, quiso propasarse con Maureen, Eddie es recluido en un psiquiátrico, con el consentimiento de su esposa. 10 años después sale a la calle, cuando ella ha formado un hogar con otro hombre y dos niñas, una de Eddie, que no conoce a su padre. Tras Volver a vivir, Nick Cassavetes recupera un guión de su padre John, prueba palpable de que su carrera trata de seguir la misma senda. Sin embargo hay diferencias estilísticas. John Cassavetes evitaba la afectación en sus films mediante la frescura que proporciona una cierta improvisación. Su hijo se ata más a la historia que cuenta, lo que pesa en el abrupto salto temporal: cambio de ambientes marginales al de una casa de clase acomodada, transformación de los personajes... Sobre todo el de Maureen, que no visitó nunca a su marido, y del que hemos de creer, sin embargo, que ha mantenido siempre su amor. La historia, que por la representación de una situación familiar compleja recuerda a La buena estrella del fallecido Ricardo Franco, tiene fuerza, el hálito de unos seres complejos, cotidianos, cuyo amor es real. Se mueven no sólo por pulsiones sexuales, sino por el afecto a la persona entera, con sus virtudes, que se aprecian, y con sus defectos, que se buscan erradicar. Otros interesantes temas en segundo plano vienen de la amistad con los dueños de un bar, o de la profesionalidad sin rutinas en el difícil mundo de la psiquiatría. El reparto resulta acertadísimo; y es de justicia resaltar el gran trabajo de Sean Penn, justamente recompensado en Cannes.

6/10
Abajo el periscopio

1996 | Down Periscope

Un capitán veterano lleva un tiempo como oficial de oficina, pero sueña con estar al frente de un submarino nuclear. Para su desgracia le asignan el mando de un antiguo submarino cuyos aparatos están en muy malas condiciones. Asímismo, la tripulación está compuesta por varios de los oficiales más incompetentes de la Armada. A pesar de estas circunstancias, sus superiores le ordenan una importante misión, una especie de juego de guerra contra un enemigo imaginario. A partir de este momento se suceden una serie de equívocos que llevarán a los tripulantes del submarino de desastre en desastre. Esta típica comedia norteamericana de los noventa se sitúa más en la línea de la divertida Que vienen los rusos de Norman Jewison que en la de títulos tipo Aterriza como puedas, Top Secret y demás producciones de los hermanos Zucker y Jim Abrahams. Algunos gags basan su comicidad en un juego visual. La mayoría están basados en la referencia a otras películas, en este caso del género de submarinos. Del reparto destaca el veterano Harry Dean Stanton, que ha trabajado en películas clave como París, Texas, de Wim Wenders, así como la guapa Lauren Holly.

4/10
Nunca hables con extraños

1995 | Never Talk to Strangers

La psiquiatra Sarah Taylor (Rebecca De Mornay) debe dictaminar si uno de sus pacientes, acusado de asesinato, sufre un desdoblamiento múltiple de personalidad. El caso coincide con la aparición en su vida de Tony Ramírez (Antonio Banderas), un guapo latino con el que entabla un romance. Poco después la doctora comienza a recibir anónimos amenazantes y avisos violentos que la hacen temer por su vida; los primeros indicios parecen señalar que Tony está detrás de todo. Un thriller más, que no contentará ni a los incondicionales del género. Todos los tópicos están reunidos, pero ni un átomo de inteligencia asoma en el resultado final. Violencia efectista, sustos fáciles, sexo de papel couché, son los pobres recursos que maneja, con torpeza, el director. El canadiense Peter Hall, procede del mundo del teatro; nadie lo diría a tenor de los personajes de su película, absolutamente planos. La relaciones entre ellos no tienen mayor relieve: el modo en que se conocen los protagonistas —una ridícula conversación sobre vinos en un supermercado— o su primera noche juntos, son de vergüenza ajena. La pirueta argumental final con que termina cerrándose la película es una completa burla a la inteligencia del espectador.

2/10
Contra el muro

1994 | Against the Wall

John Frankenheimer, un director conocido por sus títulos de política-ficción (El mensajero del miedo, El tren, El hombre de Alcatraz), se enfrenta a un relato basado en hechos reales: el motín acaecido en la cárcel de Attica en 1971. Antes de abordar el meollo de su historia, Frankenheimer enseña imágenes de documentales que informan de los asesinatos de Robert Kennedy y Martin Luther King. Quiere así mostrar un clima insano en la sociedad norteamericana, casi de guerra civil no declarada, que explicaría los sucesos de Attica. Michael Smith es un joven que, siguiendo los pasos de su padre, comienza a trabajar como funcionario de prisiones. Su primer destino es Attica, el mismo lugar donde sirvió su padre. Allí será testigo del trato inhumano que se da a los prisioneros; un trato que explica el posterior motín. Michael pasa de una inicial actitud de repulsa a una tácita aceptación de que la violencia es la única forma de tratar a esa gente. Quizá lo más interesante del film sea mostrar el punto de vista del novato Michael. Como todavía no está encallecido por la brutalidad que impera en Attica, será capaz de adoptar una actitud digna cuando, tras producirse la rebelión, los carceleros sean tomados como rehenes. Pues los demás funcionarios aceptan ser tratados como bestias: al fin y al cabo, es el mismo trato que ellos daban a los presos. El film se sigue con interés, dentro de lo que son los cauces habituales de un drama carcelario. Habría sido interesante una mejor definición de la relación entre Michael y el presidiario Jamaal X, y de los personajes en general: se contaba con un buen reparto para ello. Pues los aspectos humanos de la historia se diluyen un tanto en las aparatosas y violentas escenas de los malos tratos y el motín; éstas, aunque bien rodadas, se imponen demasiado.

6/10
Hostages

1993 | Hostages

Producción televisiva que narra algunos de los secuestros que se produjeron en Líbano en la segunda mitad de los ochenta. Los terroristas cogieron por costumbre secuestrar a ciudadanos occidentales para acabar con la presencia de sus países en la zona. El protagonista de esta historia es Terry Anderson, un periodista que estuvo secuestrado entre 1985 y 1991. Los dolorosos hechos reales expuestos en la película la relacionan estrechamente con otro título que relató el secuestro del barco Achille Lauro por terroristas palestinos. Se trata de la también producción televisiva de 1990 Voyage of Terror: The Achille Lauro Affair, el penúltimo trabajo de Burt Lancaster.

5/10
Twin Peaks: El fuego camina conmigo

1992 | Twin Peaks: Fire Walk with Me

David Lynch dirigió esta precuela de la serie televisiva que él mismo había creado. Sigue los pasos de la famosa Laura Palmer, durante los últimos siete días de vida, antes de que fuera asesinada. Laura es una hija ejemplar y reina del instituto de día, pero por las noches se prostituye para comprar drogas. Además, sufre maltratos por parte de su padre, poseído por el diabólico Bob. El arriesgado cineasta se luce en algunas secuencias inexplicables, como la aparición de David Bowie. Mantiene la atmósfera irreal propia de la serie.

6/10
Ella nunca se niega

1992 | Man Trouble

Bob Rafelson en un género poco habitual en él, la comedia. Sigue a un adiestrador de perros, Harry (Jack Nicholson), casado infelizmente con una japonesa. Conoce a Joan (Ellen Barkin), que necesita un perro guardián para su casa, pues acaban de robarla. Harry, ligón empedernido, se encapricha de ella, lo que no ayuda a su matrimonio en crisis.

4/10
Corazón salvaje

1990 | Wild at Heart

Recién salido de la cárcel, Sailor se reúne con su amada Lula. Ambos emprenden un viaje por carretera, aunque la psicópata madre de Lula no aprueba la relación y contrata a un asesino para acabar con Sailor. Y no son los únicos personajes algo mal de la cabeza que pululan por el film... Atípica y salvaje historia de amor, con formato de ‘road movie’ basada en una novela de Barry Gifford, vista por el siempre personal prisma de David Lynch, plagado de situaciones absurdas y fantásticas, humor negro, violencia, sexo y planos impactantes. Palma de Oro en Cannes. Gran reparto y música de Angelo Badalamenti. Resulta impagable la interpretación de Nicolas Cage, con su sempiterna chaqueta de piel de serpiente, susurrando la canción "Love Me Tender" al oído de una joven y bella Laura Dern.

6/10
La cuarta guerra

1990 | The Fourth War

Jack Knowles, veterano coronel del ejército estadounidense, es destinado a vigilar la frontera entre la República Federal de Alemania y Checoslovaquia, que divide los estados de la OTAN de los del Pacto de Varsovia, en plena Guerra Fría. Establece una gran rivalidad con Valachev, su homónimo del otro lado, con quien se enfrenta continuamente cuando ocurren incidentes que ponen en peligro la estabilidad mundial, como cuando los guardias soviéticos aniquilan a sus ciudadanos que quieren escapar al otro lado. Impecable thriller dirigido por el veterano John Frankenheimer, en pleno proceso del desmantelamiento de la Unión Soviética, recordando la extrema tensión de los años anteriores.  

5/10
Una chica de ensueño

1989 | Dream a Little Dream

Cuando Bobby, un descortés adolecente, y Coleman, un brillante y maduro científico, intercambian cuerpos debido a un accidente que tienen con una bicicleta, solamente podrán volver a la normalidad si el anciano logra conquistar al amor platónico de Bobby. Pero no estará solo, ya que ambos se pueden comunicar por medio de sueños, por lo que el joven aconsejará al veterano inventor sobre cómo deberá actuar. Comedia juvenil de los años 80 que tiene como punto de partida un fantasioso un suceso paranormal. Cuenta con la participación del ganador de dos premios de la academia Jason Robards, en el papel de Coleman Ettinger.

4/10
Un señorito en Nueva York

1988 | Stars and Bars

Un inglés experto en arte inicia un viaje por Norteamérica para encontrar una obra de Renoir. En su búsqueda nada saldrá como estaba previsto pues en su camino se cruzará con los personajes más variopintos. La película merece la pena simplemente por el hecho de ver al gran Daniel Day-Lewis en un papel cómico, un género que brilla por su ausencia en su filmografía.

4/10
Mr. North

1988 | Mr. North

Debut en la dirección del hijo del mítico John Huston, según una novela de Thornton Wilder que se desarrolla en el Long Island de 1920, y donde un hombre bastante gafe es poseedor de un poder sobrenatural en sus manos. La película provocó división de opiniones en su estreno, aunque vista con perspectiva no deja de tener cierto encanto. Lo mejor está en su reparto, encabezado por Anthony Edward (cinco años antes de triunfar en Urgencias), acompañado de Virginia Madsen, David Warner, Harry Dean Stanton y Mary Stuart Masterson. Además, Danny consiguió la aparición de su hermana Anjelica y de viejos amigos de su padre como Lauren Bacall y Robert Mitchum, en un papel de amargado millonario en principio reservado a John Huston, pero que éste no pudo hacer por una grave complicación de su afección pulmonar que culminó con su muerte en agosto de 1987.

6/10
La última tentación de Cristo

1988 | The Last Temptation Of Christ

Este largometraje de Martin Scorsese, una narración de la vida de Jesús muy particular, teología-ficción podríamos llamarla, resultó altamente polémico, y logró molestar a creyentes cristianos de todo el mundo, debido a que se trata de una versión que no se corresponde con los hechos historicos narrados en los Evangelios; algo que el director se vio obligado a reconocer expresamente en un "disclaimer" al principio del film. El director italoamericano adapta una novela de Nikos Kazantzakis que presenta a un Cristo con dudas, poca cosa, incapaz de asumir que Él es Dios. Ideas como la de que Jesús fabrica en su taller de carpintero las cruces que usan los romanos en sus crucifixiones resultan, como mínimo, grotescas. Mientras que la "última tentación" a que alude al título, la de llevar una vida "normal", casado, con varias mujeres e hijos, renunciando a su misión, suena a juego malabar, fallido intento de cortas miras que quiere mostrar cómo puede ser un hombre que no se atreve a asumir que es Dios. Y se entiende que las imágenes que sugieren una relación carnal molesten. Por otra parte, el director quiere ser "original" inventando una curiosa iconografía de la crucifixión y la corona de espinas bastante chocante y repulsiva. Si difícil es hacer una buena película sobre Jesús, cuando se abandonan las referencias que tenemos el resultado puede ser, como es el caso, irregular y pretencioso. Scorsese insiste en que quiso destacar la humanidad de Jesús, y seguramente sea sincero en sus intenciones -el cineasta, católico, estuvo en el seminario-, pero confunde esa loable meta con la reduccionista descripción de Cristo como alguien sencillamente débil y sin capacidad alguna de arrastre, de despertar amor. El guionista Paul Schrader volvía a colaborar con el realizador Martin Scorsese, años después de Taxi Driver y Toro Salvaje, aunque el guión, que tenía años, fue rematado por Scorsese y Jay Cocks. Scorsese dirigió un buen reparto, y recuperó a su actriz de El tren de Bertha, Barbara Hershey, así como a uno de sus actores fetiche, Harvey Keitel, con el que había rodado títulos emblemáticos como Malas calles y la citada Taxi Driver. Pero Willem Dafoe como Jesús es un personaje contradictorio, que nunca acaba de convencer como líder carismático capaz de arrastrar a la gente, no digamos ya como el hijo de Dios en que creen los cristianos. Sus parábolas parecen ocurrencias, y la relación que mantiene con Judas sencillamente increíble, pues el otro le entregaría siguiendo estrictamente sus instrucciones, sería poco menos que un héroe. Otros personajes como la Virgen, María Magdalena, Juan Bautista, las hermanas Marta y María, y Pablo, también salen bastante malparados, son personajes de nulo atractivo.

3/10
Sin vía de escape

1987 | Slam Dance

Un dibujante de cómics separado de su mujer y alejado de su hija, se dedica a pasarlo lo mejor posible, entre juergas y ligues fugaces. Un día conoce a una misteriosa mujer con la que mantiene un apasionado romance. Sin embargo, un día aparece muerta, y él es considerado el principal sospechoso por la policía. Aunque intenta convencer a su ex-mujer, a sus amigos y al fiscal de que es inocente, existen muchas pruebas en su contra. Entretenido trhiller protagonizado por excelentes actores, con Tom Hulce a la cabeza, actor que consiguió un gran éxito por protagonizar la película Amadeus.

4/10
Rip Van Winkle

1987 | Rip Van Winkle

Uno de los episodios de la serie televisiva, fantástica y familiar, "Faerie Tale Theatre", adaptación de un cuento de Washington Irving. El Rip Van Winkle del título se escaquea de su absorbente esposa, con el resultado de que se toma una cerveza encantada, que le deja dormido. Cuando despierta, han transcurrido 20 años. Es un título menor de Francis Ford Coppola para la pequeña pantalla, donde trabaja su hermana Talia Shire, que se inserta en la serie apadrinada por Shelley Duvall.

5/10
La chica de rosa

1986 | Pretty in Pink

Angie (Molly Ringwald) es una bonita chica pelirroja, que viste a su manera y tiene una enorme sensibilidad. Su padre es un hombre problemático, interpretado por Harry Dean Stanton, que está muy deprimido porque no encuentra trabajo y se excede de vez en cuando con el alcohol. Ducky (Jon Cryer) es un amigo de toda la vida de Angie. Ambos se llevan de maravilla. Ducky es divertido y quiere mucho a Angie, pero ha dado un paso más y se ha enamorado perdidamente de ella. La historia se complica cuando el atractivo y millonario Blane (Andrew McArthy), un estudiante universitario, se siente atraído por la dulce Angie. Un clásico de la comedia adolescente de los años 80, que cualquiera con la edad adecuada ha visto en una sobremesa televisiva del fin de semana. La película tiene su encanto, si no se le exige mucho. Queda como un producto hortera, frívolo y lleno de clichés, pero divertido. Molly Ringwald y Andrew McArthy eran dos estrellas de la comedia adolescente que se quedaron estancadas.

4/10
Loco por amor

1985 | Fool for Love

Eddie, un vaquero vagabundo, retoma su relación con May, su atractiva novia de toda la vida, a pesar de que ella se ha comprometido recientemente con otra persona. Un misterioso anciano guarda un secreto tan oscuro que puede destruir para siempre el amor entre Eddie y May. Robert Altman adapta una obra teatral de Sam Shepard, que escribió el guión y ejerce como protagonista. Aunque el cineasta se especializó en films corales, esta vez se centra en muy pocos personajes.

5/10
Navidades mágicas

1985 | One Magic Christmas

Gracias a la fe de su pequeña hija Abbie y de la aparición de Gideon, su ángel de la guarda, una mujer llamada Ginny Grainger tendrá la oportunidad de recuperar la esperanza y redescubrir la alegría y el verdadero sentido de la Navidad, lo cual no se trata de acumular bienes materiales sino de valorar el amor de los demás. Bonito cuento navideño producido por Walt Disney, que enternecerá a la audiencia gracias a sus buenas dosis de humanidad y optimismo, que superará todas las dificultades. Cuenta con un elenco formidable para tal objetivo, encabezado por una estupenda Mary Steenburgen (antes de aparecer en Regreso al futuro III) y por su ángel Harry Dean Stanton.

6/10
Amanecer rojo

1984 | Red Dawn

Unos paracaidistas rusos y cubanos aterrizan en el campo de fútbol de un colegio de Colorado ante la sorpresa de los estudiantes. Se ha proclamado la III Guerra Mundial, y los muchachos, ante esta inesperada invasión, se unen para defenderse formando los Wolverines, un equipo de contraataque. John Milius planteó la posibilidad de un conflicto bélico imaginario para demostrar el patriotismo de un grupo de jóvenes que aman su país por encima de todo. Con un elenco de rostros conocidos como Patrick Swayze (Ghost), Lea Thompson (Regreso al futuro) o Charlie Sheen (Hot Shots!), la película hace alarde de la valentía que pueden derrochar los estadounidenses si osan atacarles, y si son adolescentes con ansias de salvar el mundo, pues más aún. Entre el reparto aparece Jennifer Grey en su segunda incursión en el cine, que coincidiría de nuevo con Patrick Swayze en Dirty Dancing, film que lanzó a ambos la fama.

4/10
París, Texas

1984 | Paris, Texas

Un tipo es hallado por su hermano en el desierto. No recuerda quién es. En su vida hay puntos oscuros (el abandono de su familia), a los que deberá mirar, por fin, de frente. Wim Wenders, con guión del escritor y actor Sam Shepard, bucea en el alma americana desde su perspectiva europea. Con formato de "road-movie" o película de carretera, planos generales de paisajes desérticos que contrastan con los primeros planos angustiados de los complejos personajes, los diálogos justos, el director alemán ofrece un viaje intelectual y emocional realmente fascinante.

8/10
Christine

1983 | Christine

Rápida adaptación de la novela de Stephen King, editada ese mismo año. Christine es en realidad un espectacular coche “Plymouth Fury” del año 57 que se encuentra en un estado bastante penoso. Cuando un tímido estudiante lo compra, cuida y mima, la transformación resulta sorprendente. Al tiempo que el coche embellece, el chico cambia su personalidad, conquista a la muchacha más guapa del instituto, y maneja a sus padres a su antojo. Una obsesión por Christine, que raya en la paranoia amorosa, culminará cuando el coche adquiere una vengativa personalidad propia. De nuevo Carpenter se encontró con un filme de gran presupuesto, apoyado esta vez por Columbia, si bien la crítica echó en falta esa frescura y riesgo adoptadas en sus primeros trabajos. A pesar de sus hallazgos y su clímax es una lástima que, en ocasiones, parezca una película para consumo adolescente en lugar de un verdadero film de terror.

5/10
Corazonada

1982 | One from the Heart

En Las Vegas, una pareja rompe tras cinco años de noviazgo. Durante una noche, ambos ex novios perseguirán a un hombre y una mujer que representan sus fantasías románticas más íntimas. Una cinta maldita, que fracasó en las taquillas a pesar de que Coppola la considera su trabajo más personal. El director de El padrino reprodujo en un estudio la ciudad de Las Vegas, lo que le dio a la cinta un fascinante aire teatral. Inolvidable el sonido de trompeta de Tom Waits.

5/10
Los locos del bisturí

1982 | Young Doctors in Love

Un hospital reúne a varios sujetos estrambóticos. Un mafioso perseguido se oculta en su interior disfrazado de mujer. Mientras, un doctor conquista a la enfermera jefe para conseguir la llave del armario de las drogas. Mucho antes de Pretty Woman, el director Garry Marshall filmó esta parodia surrealista del cine de médicos, en la línea de Aterriza como puedas, que había arrasado en los cines, un par de años antes.

3/10
1997: Rescate en Nueva York

1981 | Escape from New York

Una de las mejores y más vibrantes películas de acción de los años 80, ingeniosa y espectacular, que supuso la primera gran superproducción de Carpenter. En 1997, y tras una devastadora guerra de los Estados Unidos contra Rusia, la ciudad de Nueva York se ha transformado en una alucinógena prisión. En este lugar se estrella el avión del presidente, y éste es tomado como rehén por los criminales allí reinantes. El único capaz de liberarle parece ser un antiguo héroe de guerra tuerto conocido como “El Serpiente” y que encarna un personalísimo Kurt Russell. El resto de secundarios está a su altura: Lee Van Cleef, Ernest Borgnine, Donald Pleasence, Isaac Hayes, Harry Dean Stanton y Adrienne Barbeau, ésta última esposa del realizador desde 1979. En 1996 conoció una secuela dirigida de nuevo por Carpenter, 2013: Rescate en L.A., que ya tenía poco que ofrecer respecto al original.

6/10
La muerte en directo

1980 | La mort en direct

Película que se anticipó a los abusos de la "televisión basura". Describe cómo un reportero televisivo tiene implantada una cámara en el cerebro, con la que pretende grabar a una enferma terminal para emitir esas imágenes en el popular programa "La muerte en directo". Bertrand Tavernier contó con un reparto internacional para este film sobre un futuro cercano que situaba cerca de 1990. Se trataba de una adaptación del libro de David Compton, que llegó a decir que el guión era mejor que su texto original. El cineasta se tomó la historia como una interpelación a su conciencia de artista, y así se interrogaba en primera persona: "¿Hasta dónde tenemos derecho a llegar para obtener emociones?"

6/10
La recluta Benjamin

1980 | Private Benjamin

Judy es una chica refinada y algo pija que acaba de casarse. El marido muere la misma noche de bodas y Judy decide dar un cambio a su vida alistándose en el ejército. Allí sabrá lo que es verdaderamente la disciplina y la dureza de las normas, que acatará a duras penas, pero sin rendirse. Divertida cinta de Howard Zieff y una de las más populares del director. Goldie Hawn (Dos pájaros a tiro, Enredos de sociedad) hace alarde de su característica vis cómica, y optó al Oscar como mejor actriz en 1981. Juega con la torpeza de la aspirante a soldado en las pruebas físicas, y con las típicas bromas "militronchas" y la camaradería con las otras chicas, a veces algo zafias.

5/10
La Rosa

1979 | The Rose

La Rosa es la cantante de rock más exitosa de finales de los años 60. Sus fans se ponen histéricos en sus conciertos y sus discos figuran en primera posición en las listas de éxitos. Sin embargo, detrás de su pose de figura, la Rosa es una mujer insegura y harta de la frialdad del mundo en el que se mueve. En busca de cariño, consigue enamorarse de un hombre sencillo, por lo que se plantea dejar su carrera. Sin embargo, el que ha sido su manager durante muchos años le pide un último concierto de despedida en su ciudad natal, a lo que ella accede. En los años 70 los musicales llevaron al público la música más joven, el rock and roll. Tras el éxito de películas como Tommy o Hair este filme es uno de los mejores por su descripción del ambiente de detrás de los escenarios. Bette Midler resulta muy convincente como estrella de la música.

4/10
Alien, el octavo pasajero

1979 | Alien

En el verano de 1979 algo cambió en el cine. Nunca hasta entonces una película de ciencia ficción había sido tan siniestra y terrorífica, nada que ver con la claridad cristalina, aséptica y también inquietante de la película con mayor impacto del género: 2001: una odisea del espacio. La historia de Alien fue concebida por Dan O'Bannon, quien se inspiró en dos antiguas películas, It: The Terror From Beyond Space y Ten Little Indian in Space. El guión llegó a una pequeña productora recién fundada llamada Brandywine. Sin embargo, uno de los productores, el entonces joven director Walter Hill, se dio cuenta de que no podría afrontar el presupuesto y acudió a la Fox para que tomara el mando del proyecto. Hill era la primera opción para dirigir la película, pero otro de los productores propuso el nombre de Ridley Scott. Por aquel entonces, Scott sólo era conocido por sus trabajos publicitarios y por haber realizado la estupenda Los duelistas (1977) a las órdenes del prestigioso productor inglés David Puttnam. Toda la historia de Alien tiene lugar en una nave espacial, el Nostromo, que en un viaje comercial de regreso a la Tierra intercepta una señal de socorro procedente de un planeta cercano. En la exploración uno de los tripulantes es atacado por un extraño parásito que se acopla a su garganta. Cuando se dan cuenta de que en realidad, la señal recibida por la computadora “Madre” no era de socorro, sino de advertencia, la tripulación ya ha dado entrada en la nave a un ser desconocido y letal. El guión original fue modificado para distanciarse más de la película de Stanley Kubrick. Si ahí la computadora Hal lo dominaba todo, aquí se prefirió que la computadora Madre quedara en un segundo plano y para ello se dio entrada a un nuevo personaje, el androide Ash (Ian Holm). Al margen de su clara crítica al desmedido afán cientifista del hombre, el éxito de Alien habría que achacarlo principalmente a tres aspectos. El primero es la elección de un personaje femenino, la teniente Ripley, para encarnar al héroe, cosa que no estaba prevista en el primer borrador. El rictus vigoroso del rostro de Sigourney Weaver dio al personaje el carisma que necesitaba. El segundo aspecto es el ambiente tenebroso que logra crear Scott. La atmósfera de la película es agobiante, claustrofóbica y las tripas del Nostromo (nombre inquietante tomado de una novela de Conrad, al igual que la cápsula Narcissus en la que viaja Ripley) parece una interminable red de galerías, una cueva desconocida en la que cualquier rincón puede esconder una amenaza. Esta puesta en escena llegó a convertirse en seña de identidad de Ridley Scott, el mejor ideador de futuros hostiles e irrespirables (Blade Runner). Y el tercer aspecto y más importante de todos es la criatura misma y su singular presencia en la pantalla. Diseñado por el pintor surrealista H.R. Giger, el Alien es un prodigio de imaginación. Su forma de desarrollarse y su composición ácida son hallazgos descomunales que le dan un dominio total sobre los humanos. Y, sin embargo, lo mejor de la criatura no es ella misma sino el tratamiento que Scott le depara. Nada hay más amenazante que lo desconocido y el espectador, consciente del peligro, nunca puede abarcarlo del todo. Ridley apenas filma al Alien de frente y cuando lo hace sólo es por pocos instantes. El monstruo siempre está escondido a la vuelta de la esquina, entre las sombras, y aparece sin previo aviso. Sólo vemos los desechos humanos que va dejando a su paso y esto da al film su genuino carácter terrorífico.

8/10
Sangre sabia

1979 | Wise Blood

Adaptación de la novela homónima de la escritora sureña católica Flannery O'Connor. El director John Huston rodó el film con dos pequeñas productoras independientes, y contó con un sólido guión de Benedict Fitzgerald (que escribió para Mel Gibson La Pasión de Cristo) y Michael Fitzgerald. El cineasta de origen irlandés logra capturar esa atmósfera tan especial de la cosmovisión de O'Connor, al narrar la historia de un pobre diablo de humilde condición en el Sur de los Estados Unidos, en el llamado "cinturón bíblico". Este joven, pobre y sin apenas cultura, marcado por una educación puritana muy estricta y recién licenciado en el ejército, está determinado a "comerse el mundo" ejerciendo de predicador; y para ello, nada mejor que fundar su propia iglesia sin Cristo. Detrás de unos personajes aparentemente excéntricos -el protagonista, el ciego y su seductora hija, el tarado que se disfraza de gorila, el embaucador profesional...-, por no decir grotescos, se esconde una profunda humanidad no exenta de flaquezas, al tiempo que se muestra que los caminos por los que actúa la gracia de Dios son misteriosos.

7/10
Libertad condicional

1978 | Straight Time

Film que pinta con verismo los problemas de reinserción de un estafador. Hoffman hace un gran papel en esta crítica al sistema penitenciario, que no facilita las cosas a los ex presos.

5/10
Missouri

1976 | The Missouri Breaks

Un cazador de recompensas persigue a un tipo que se ha escapado con la hija del hombre que le ha contratado. Irregular western de Arthur Penn (La jauría humana) que le saca partido a un veterano Marlon Brando.

4/10
Vidas sin barreras

1975 | Rancho Deluxe

Dos conductores de ganado de muy diferente procedencia caen en la picaresca al robar sus reses a un próspero hacendado. Lo que hacen a pequeña escala, se plantean hacerlo a lo grande. Divertida comedia de Jeff Bridges, el film es de grato recuerdo para el actor, que conoció entonces a su esposa Susan Geston.

4/10
Adiós, muñeca

1975 | Farewell, My Lovely

Adaptación de una de las muchas novelas que Raymond Chandler escribió sobre el cínico detective Philip Marlowe. El resultado es una obra maestra que consigue crear el ambiente de los años 40 gracias a una magistral dirección artística de Dean Tavoularis (colaborador de Coppola), una fotografía atmosférica de John A. Alonzo y una sensual banda sonora de David Shire. Rodada en las localizaciones de Hollywood Boulevard descritas en su trama, cada plano guarda un trozo inenarrable del mejor cine negro en un tono poético digno de figurar en las antologías cinematográficas. Su reparto está a la altura con Robert Mitchum como Marlowe, acompañado de una sugerente Charlotte Rampling, John Ireland y Sylvia Miles (nominada al Oscar como mejor secundaria). Además aparece Sylvester Stallone, en un breve papel de matón. Marlowe es contratado para encontrar a una chica desaparecida, en una trama ya llevada al cine en 1942 como The Falcon Takes Over y dos años después como Historia de un detective. ¡Quién puede pensar ahora que Adiós, muñeca fue una de las primeras producciones de Jerry Bruckheimer!

7/10
92 in the Shade

1975 | 92 in the Shade

Un joven vagabundo regresa a su casa de Key West, Florida. Allí intenta abrir un negocio de pesca, pero un viejo y peligroso capitán pesquero lo quiere evitar a toda costa y empiezan una ardua pelea. Otra película del prolífico Peter Fonda, al que no faltaba trabajo en los 70, pero en cintas de escaso interés.

5/10
El padrino II

1974 | The Godfather: Part II

Una segunda parte que rompe el tópico de segundas partes nunca fueron buenas. Es cuestionable si es mejor o peor que la genial primera parte pero, como poco, se queda a la misma altura. Cuenta la vida del niño Vito Corleone, el futuro padrino interpretado en la primera parte por Marlon Brando. A los nueve años, Vito Corleone presencia en su Sicilia natal cómo un capo de la mafia local asesina a su padre, a su madre y a su hermano. Él debe emigrar a Estados Unidos, donde dieciséis años después ya es el padrino de una importante familia. Hasta aquí, el personaje es interpretado por Robert De Niro. Cuando muere, le sucede su hijo Michael (Al Pacino), que trata de legalizar los negocios mafiosos de su familia para convertirlos en una empresa respetable. Una secuela formidable. El relato de la ascensión de Vito y el de la venganza de Michael, se combinan de forma muy atractiva en el audaz guión, firmado de nuevo por Coppola y Puzo. Es menos espectacular que la anterior, pero el ritmo narrativo es también impresionante. La actuación de Robert De Niro es brillantísima, y ganó un Oscar al mejor secundario. Al Pacino, Robert Duvall y Diane Keaton están sensacionales. La música, de Nino Rota, inigualable.

10/10
Gallos de pelea

1974 | Cockfighter

Frank es un apasionado de las peleas de gallos, que entrena a sus propios animales, y recorre el territorio del sur de los Estados Unidos, para participar en competiciones. Uno de los films más conocidos de Monte Hellman, que adaptó una novela de Charles Willeford. Warren Oates realiza un gran trabajo en el papel de un individuo abocado al fracaso.

5/10
La esposa comprada

1974 | Zandy's Bride

Zandy busca esposa, y concierta matrimonio con una mujer vía postal. Un procedimiento nada romántico, y de hecho al principio trata como pura mercancía a Hannah. Hasta que surge el amor. Western de la etapa americana del sueco Jan Troell, destaca el realismo de la propuesto, y la pareja protagonista, inconmensurables Gene Hackman y Liv Ullmann.

6/10
Dillinger

1973 | Dillinger

John Dillinger es un mafioso que acaba de cargarse a cinco agentes del FBI. Melvin Purvis, otro miembro del FBI, decidirá vengar la muerte de sus compañeros y le pisará los talones al capo y a sus compinches. John Milius (Conan, el bárbaro) basa su historia en la banda de John Dillinger, gángster que existió en la vida real y que protagonizó un gran número de atracos y asesinatos en la América de los años 30. Entre el reparto destaca la presencia de actores secundarios pero no por ello mediocres, como Warren Oates (El día de los tramposos), Ben Johnson (Río Grande) y un jovencillo Richard Dreyfuss. Buena ambientación de la época y gran carga de violencia y escenas de acción.

5/10
Cisco Pike: La policía y la droga

1972 | Cisco Pike

Un policía chantajea a una estrella del rock en decadencia, que quiere iniciar una nueva vida con su novia embrarazada, para que le venda 100 kilos de droga en un fin de semana. Su antiguo compañero, drogadicto, le pondrá las cosas más difíciles. Ameno drama que cuenta a su favor con un reparto de primera fila, que suple las carencias de una puesta en escena excesivamente convencional.

4/10
Rutas de violencia

1970 | The Rebel Rousers

A un pueblecito norteamericano llegan un grupo de moteros que transitan por las carreteras en busca de diversión y mujeres. Su cáracter autoritario e intolerante les hace verse en más de una ocasión con la policía pero tras cumplir la pena prosiguen su camino en busca de nuevas experiencias. Un hombre llamado Collier que viaja con su novia embarazada Karen, se enfrentará con J.J., el líder de la banda, quien casualmente tuvo una relación con la chica tiempo atrás.  "Los rebeldes excitados" sería la traducción del título original de esta road movie protagonizada por unos macarras salvajes. Martin B. Cohen había rodado la cinta tres años antes y decidieron estrenarla en un momento en el que Jack Nicholson empezaba a sonar fuerte, tras su aparición en Easy Rider, film que también trata sobre unos motoristas. Entre el reparto de Rutas de violencia se encontraban la pareja Bruce Dern y Diane Ladd, quienes eran matrimonio por aquel entonces.

5/10
Los violentos de Kelly

1970 | Kelly's Heroes

Un pelotón de auténticos mastuerzos, capitaneados por el duro y chuleta teniente Kelly (Clint Eastwood), captura a un comando alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Así se enteran de que el enemigo custodia cerca de allí un enorme tesoro en lingotes de oro. Desde entonces, los chicos de Kelly se tomarán con mayor interés la guerra. Parodia bélica, llena de acción y situaciones divertidas, dirigida por el brioso Brian G. Hutton, quien ya trabajó con Eastwood en la también aventurera y bélica El desafío de las águilas. Entre el reparto, que incluye varias caras conocidas, destaca un tronchante Donald Sutherland como hippy inolvidable.

6/10
Los forajidos

1970 | The Intruders

Dos bandas de célebres forajidos –las de Jesse James y Bob Younger– llegan a una ciudad del oeste. Allí se enfrentan a un sheriff que ha perdido sus habilidades como pistolero. Entretenido telefilm dirigido con pulso por William A. Graham (El fugitivo). En un papel secundario aparece un jovencito Harrison Ford en la que fue una de sus primeras películas donde aparece acreditado.

5/10
Las pistolas del infierno

1968 | Day of the Evil Gun

Un hombre llamado Forbes decide contactar con un vecino rival, ex pistolero, para que le ayude a encontrar a su mujer a sus dos hijas, que se encuentran en manos de los apaches. Interesante western protagonizado por dos actores especialistas en mostrar las caras menos amables de los hombres, Glenn Ford (Cimarrón) y Arthur Kennedy (Horizontes lejanos). Dirige Jerry Thorpe, el hijo del director especialista en aventuras Richard Thorpe (Los caballeros del rey Arturo).

5/10
La leyenda del indomable

1967 | Cool Hand Luke

Paul Newman interpreta a un muchacho rebelde de nacimiento, capaz de soportar los golpes sólo por dignidad y tozudez. Nunca ha encontrado su sitio en la sociedad y ésta tampoco se lo ha puesto fácil. Cuando ingresa en una prisión del sur de Estados Unidos, los carceleros tratan enseguida de domarle a base de malos tratos y trabajos agotadores, pero él no se rendirá mientras esté en juego su orgullo y su libertad personal. Aunque caiga sobre él el castigo más duro, jamás dejará de intentar la fuga. Este preso acabará causando la admiración del resto de sus compañeros. Se trata de una historia real, narrada de forma biográfica por Donn Pearce. Un papel que le viene de perilla a Paul Newman, que explota el punto de rebeldía que hace vulnerable su atractivo. Hay algunas escenas memorables, como en la que Newman apuesta a que es capaz de comerse cincuenta huevos duros seguidos. Muy entretenida y vistosa, se agradece que el buen director Stuart Rosenberg deje el mensaje moral al que se presta la historia sólo como sugerencia. Oscar al mejor secundario para George Kennedy. Música del siempre curioso Lalo Schifrin.

7/10
Forajidos salvajes

1965 | Ride in the Whirlwind

Curioso western, única incursión en el género de Jack Nicholson, que es también autor del guión. Forajidos salvajes narra cómo tres cowboys sufren la implacable persecución de un sheriff y su patrulla, que los ha confundido con unos peligrosos forajidos. La película se conoce también con el título en castellano de "A través del huracán".

4/10
El rebelde orgulloso

1958 | The Proud Rebel

John Chandler, veterano confederado de la Guerra Civil, intenta que su pequeño hijo recupere el habla. El chico quedó mudo desde el trauma que le produjo ser testigo de la destrucción de su hogar y la muerte de su madre a manos de soldados del Norte. Para curar al chico viaja hasta Illinois en busca de un médico y recala en el pequeño pueblo de Aberdeen, en donde un doctor le da esperanzas. Sin embargo, al llegar a la ciudad Chandler es acusado de un delito que no ha cometido, por lo que deberá demostrar su inocencia. La presencia de Alan Ladd y un niño (en este caso encarnado por su hijo David) hace que este western entronque directamente con Raíces profundas (1953). Aunque no alcanzó las cotas míticas de ésta, El rebelde orgulloso logró unos ingresos de 2 millones y medio de dólares en taquilla. Además volvió a reunir a Michael Curtiz con Olivia de Havilland tras su primera película juntos, El capitán Blood (1935).

7/10
Rebelión en Fort Laramie

1957 | Revolt at Fort Laramie

En Fort Laramie están en perpetua guerra con los indios sioux. Pero cuando se declara la Guerra Civil Americana, el fuerte tendrá que determinar a favor de quiénes lucharán, si por Sur o por el Norte. El comandante se decidirá por los sudistas, pero cuando emprenden el camino hacia la guerra se encontrarán con los indios. Aceptable western sin grandes alardes ni rostros conocidos, pero que palía esta falta de atractivo con guión más o menos logrado.

4/10
La ley del revólver

1955 | Gunsmoke | Serie TV

Una de las series más famosas de la historia de la televisión, que nació como un serial radiofónico, en 1952, producido por Norman MacDonnell. Narraba las peripecias de Matt Dillon, el sheriff de un pueblecito del oeste. Cuando empezó a barajar la posibilidad de adaptarlo a la pequeña pantalla, MacDonnell le ofreció el papel del protagonista, el sheriff Matt Dillon, al mismísimo John Wayne. Cuando éste rechazó el papel fichó a James Arness, que se hizo muy popular con la serie y que fue recomendado por el propio Wayne. Se mantuvo en antena a lo largo de 20 temporadas, batiendo todos los records en este sentido –tuvieron que pasar muchísimos años para que Los Simpson igualara el número–. En todo ese tiempo, la serie pasó del blanco y negro al color, y también pasó de los episodios de media hora iniciales a una hora. Destaca el trabajo de un jovencísimo Burt Reynolds, que interpretaba a Quint Asper, herrero del pueblo, y descendiente de los indios. La serie también dio a conocer a Dennis Weaver, ayudante del sheriff protagonista, y por sus numerosos episodios pasaron rostros hoy en día tan populares como Jodie Foster o Harrison Ford. Entre los directores que rodaron alguna entrega destacan Sam Peckinpah, Andrew V. McLaglen, Arthur Hiller, Robert Stevenson o Mark Rydell.

7/10

Últimos tráilers y vídeos