IMG-LOGO

Biografía

Gretchen Mol

Gretchen Mol

47 años

Gretchen Mol

Nació el 08 de Noviembre de 1972 en Deep River, Connecticut, EE.UU.
Filmografía
False Positive

2020 | False Positive

Lucy y Adrian llevan tiempo intentando tener un hijo sin conseguirlo. Finalmente,deciden buscar ayuda en el doctor Hindle, especialista en fertilidad. Después de unas semanas tomando hormonas, Lucy se somete a una inseminación artificial que funciona con éxito. Con tanto éxito que Lucy queda embarazada de trillizos. Unos días después, el doctor les informa de que llevar a cabo un embarazo de estas características puede poner en riesgo la salud tanto de los niños como de la madre, por lo que Lucy y Adrian deben decidir cuál quieren que viva y cuál no. Al mismo tiempo, Lucy empieza a sufrir una serie de alucinaciones. Le cuesta distinguir lo que es real de lo que no. Poco a poco, a medida que avanza el embarazo, el mundo de Lucy se va transformando en una terrorífica pesadilla en la que no puede fiarse ni de su propio marido.

Seven Seconds

2018 | Seven Seconds | Serie TV

A Peter Jablonski, agente de la policía de Jersey recién trasladado a la brigada de narcóticos, le comunican que su esposa embarazada acaba de ser ingresada en el hospital. Alarmado, conduce temerariamente, de modo que sin querer atropella a un adolescente negro que iba en bicicleta, al que da por muerto. Aterrado, avisa a sus compañeros policías, que le ayudan a abandonar el escenario para que nadie pueda relacionarlo con el suceso, y así estropear su carrera cuando está a punto de estrenarse como padre. Pero resulta que la víctima sobrevivió, y aunque acaba muriendo, podría haberse salvado de no haberse desangrando y estar desasistido tanto tiempo. La fiscal KJ Harper, afroamericana, lleva el caso, aunque su alcoholismo es una limitación; y el policía que le ayuda, Fish, misántropo separado que vive acompañado de varios perros, no parece el mejor colaborador. Pero acabarán formando un buen tándemo. Entretanto los padres del muerto, Isaiah y Latrice, quedan rotos por la desgracia, y su mismo matrimonio apunta al naufragio. Y los policías que han encubierto a Jablonski, encabezados por Mike DiAngelo, que trapichean con responsable del narcotráfico, temen que se les venga abajo el chiringuito. Notable serie televisiva creada por Veena Sud, que ya antes destacó en tramas policiales como The Killing y Caso abierto. Aquí parte de una buena película rusa, Mayor, y amplía el lienzo de la premisa de ese film, con numerosos personajes, que permiten abordar diversos dilemas morales de entidad. De modo que tenemos la cuestión racial como elemento importante, la tendencia al encasillamiento y la falta de oportunidades que se pueden ofrecer a los que son carne de gangs pandilleros. Se podría pensar que quizá todo está demasiado estirado, pero la realidad es que la narración engancha, por su condición poliédrica, tenemos representantes de distintos estamentos y funciones sociales, y abundan los grises, no se cae en el maniqueísmo fácil. Llama la atención cómo asoma la conciencia y los remordimientos, hacer las cosas mal mata el alma, se observa con toda claridad. También se aborda la petulancia con que uno puede creerse mejor que los demás, por ejemplo en los padres del muerto, fieles de una iglesia, pero a los que supone un trago para sus creencias, aceptar que lo ocurrido es la voluntad de Dios, aunque cueste entenderlo. Están bien entretejidas cuestiones como el alcoholismo y el riesgo de tirar la toalla, y también las segundas oportunidades que ofrece la vida para enmendar los errores. Como digo, el tamaño del lienzo es grande y entre los trazos y detalles, aunque no sea la cuestión principal, están la ceguera de la justicia, los intereses políticos, la superficialidad de los medios. También el abandono que pueden padecer los hijos por parte de unos padres que sólo llegan al final, el caso de la testigo yonqui, una adolescente de buen corazón pero cuyda vida se ha torcido muy pronto por culpa de unos progenitores adinerados e irresponsables. Incluso hay espacio para la tolerancia gay, cuestión muy correcta políticamente, pero que al menos sabe introducirse sin estridencias. En los últimos compases, la serie entra de lleno en subgénero del drama judicial. Hay un gran equipo de directores entre los episodios, entre ellos nada menos que Jonathan Demme, en su último trabajo antes de fallecer. Y el reparto, aunque no sea de primeros espadas, está muy bien seleccionado, todos saben apropiarse con talento de sus personajes.

6/10
Manchester frente al mar

2016 | Manchester by the Sea

Invierno, Massachussets. Arrendado en un pequeño semisótano, Lee Chandler malvive trabajando como fontanero y “arreglalotodo” en varios bloques de pisos. Es hombre trabajador pero de pocas palabras, no muy dado a relacionarse en sociedad. Recibirá una llamada de su pueblo: su hermano Joe acaba de fallecer debido a una enfermedad congénita en el corazón. Le tocará a Lee poner en orden las cosas de su hermano, comunicarle la noticia a su sobrino de dieciséis años, administrar sus propiedades, preparar el entierro, el funeral, etc. Hondísimo y desolador drama familiar entregado con perfección por el guionista y director Kenneth Lonergan, conocido por su estupendo debut tras las cámaras con Puedes contar conmigo. No sale Lonergan de su universo narrativo: los lazos familiares, la muerte, la culpa y las dificultades para reencontrar el rumbo cuando todo se ha hecho añicos. Lo transmite con una película dura, muy dura en su trama argumental, pero ofrecida con una enorme humanidad, con personajes reales, vivísimos, en las antípodas del tópico, a quienes no les cabe más remedio que seguir adelante y afrontar los embates de la vida, a veces verdaderamente trágicos. El sentido del dolor y la desgracia es tan insondable como la inmensidad del océano. Por mucho que lo miremos, que lo contemplemos frente a nosotros, será complicado encontrar las respuestas, tan misterioso es. Visualmente Manchester frente al mar se despliega como un puzle, en donde por medio de un montaje pormenorizado se van intercalando piezas en diferentes tiempos, que responden a las vivencias del pasado del protagonista. Retazos de vida, que surgen como recuerdos, flashes de lo que fue y se evaporó para siempre. Tal cualidad consigue que narrativamente la película sea un prodigio, pues se elude la confusión con maestría, golpea directamente donde quiere y a la vez se logra transmitir la idea de que es imposible intentar abarcar siquiera una gran parte del mundo exterior e interior de las personas. Siempre faltan piezas, pero bastan unos trazos firmes para vislumbrar un retrato. Así, casi es más importante en el film –en presencia y entidad– lo que no se muestra que lo que vemos en pantalla, por ejemplo en la relación entre Lee y su mujer (maravillosa Michelle Williams), sucesos apenas velados pero que sabiamente Lonergan los hace asomar en la prodigiosa escena del encuentro en la calle, de un dramatismo abrumador. Pero también en lo referente a la relación de Lee con su sobrino (estupendo Lucas Hedges) –esa compañía en el dormitorio, esa confesión en la cocina– o con sus amigos, personas buenas que siempre están ahí, con el hombro preparado en el momento malo. En el plano interpretativo, lo que hace Casey Affleck (Adiós pequeña adiós) con Lee Chandler es asombroso, angustiante. Faltan adjetivos para definir una verosimilitud tan perfecta. Pocas veces el Oscar sería un premio tan justo. A la pericia narrativa hay que añadir también la excelente puesta en escena y el acierto en las bellas localizaciones en la costa de Massachussetts, donde parece que las heridas no pueden empezar a cerrar hasta que llega el sol para calentar la tierra. Y funciona la potente inclusión de una reconocible banda sonora de calidad –Händel, Albinoni, Massenet, etc.–, que ayuda a digerir esas bellas imágenes contemplativas cuando acechan los instantes más trágicos y el espectador sólo puede tragar saliva. No estamos lo que se dice ante una película alegre, más bien todo lo contrario. Sencillamente hay cosas que no se pueden superar. Y por eso, es cierto, se le puede achacar al director neoyorquino haber llevado la historia hasta el extremo de la aflicción, dejando muy poco hueco para respirar. Y también que el recurso a la trascendencia, tan humano en ciertos casos, pase de puntillas. Sin embargo, pese a todo, Lonergan no hace una retrato sombrío de la existencia –incluso se permite algún momento cómico (o tragicómico)–, más bien parece subrayar algo que ya es claramente capital en su filmografía: pase lo que pase queda la familia, ella es el cabo fuerte, seguro, al que hay que agarrarse para mantenerse cuerdos. Es un comienzo.

7/10
Un hombre de familia

2016 | A Family Man

Dane es un cazatalentos que además tiene la oportunidad de mejorar su posición en su empresa, si supera a un serio oponente. Sin embargo, sus aspiraciones laborales chocarán con las necesidades de su familia y eso creará dudas en la situación. Sólido drama familia que cuenta con un impresionante elenco de actores de primer nivel, con protagonismo para Gerard Butler.

6/10
Una historia real

2015 | True Story

Michael Finkel es uno de los reporteros mimados del New York Times, sus historias han ocupado en diez ocasiones la portada del suplemento dominical. Pero cuando sale a la luz que ha distorsionado los hechos en su último reportaje, cae en desgracia; y su esposa Jill se siente incapaz de llegar hasta él, ensimismado en su voluntario retiro en Montana. La posibilidad de estar de nuevo en el candelero se la brinda Christian Longo, un tipo acusado de haber asesinado a su esposa y a sus tres hijos pequeños, y que adoptó falsamente la identidad de Finkel en su huida a México. Una vez puesto a disposición de la justicia, la curiosidad de Finkel por Longo le lleva a visitarle en la cárcel, y en su intento por entenderle y averiguar si es inocente o culpable, ve la posibilidad de escribir un libro sobre tan pintoresco personaje, tal vez soñando en emular a Truman Capote. El novato y desconocido Rupert Goold dirige este film basado en hechos reales, a partir de un guión escrito por él mismo y basado en la obra que firmó Finkel sobre el caso Longo, y que tituló “True Story”, “Una historia verdadera”. El título original se ajusta más a las pretensiones de la película, aunque quizá a la hora de presentarla al público español ha pesado el temor de confudirla con Una historia verdadera, una de las obras maestras de David Lynch. El caso es que el film es un fascinante intento por mostrar las limitaciones a que se enfrenta el periodismo contemporáneo –y lo mismo ocurre en tantas otras disciplinas– para buscar la verdad, los hechos desnudos tal como suceden en la realidad, sin adaptarlos a la mentalidad del público, o cayendo en una mentalidad relativista –da igual A o B mientras consigamos la meta C–; Finkel no ha digerido las razones por las que ha perdido su buena estrella, y ese espejo de un falso Finkel manipulador le haces descubrir cosas feas de sí mismo, mientras intenta una especie de redención en la búsqueda de una verdad objetiva que se le escurre de las manos. El problema es que Goold tal vez peca de ambicioso, la cinta está recorrida por una extraña ambigüedad en la que no acabamos de entender las intenciones de los personajes, no nos metemos dentro de ellos. Y si quizá esto lo podemos entender en el caso de los dos Finkel, el auténtico y el falso, que se encuentran atrapados en la espiral de sus propias contradicciones, resulta un tanto extraño en el caso de Jill, una esposa que se nos antoja fría, deseamos que le suelte un par de frescas a Michael, y por eso cierta explosión de su carácter cuando el film se acerca a su final, nos resulta algo artificial. Una de las apuestas curiosas y arriesgadas de Una historia real, es la de la elección de sus dos principales protagonistas, ya que a Jonah Hill y James Franco les hemos visto compartir planos en dos comedias descerebradas como son Superfumados y Juerga hasta el fin, de un tono muy diferente al que nos ocupa. El caso es que ambos encarnan bien sus respectivos papeles, con una estudiada contención. Felicity Jones hace lo que le han dicho que debe hacer, pero a ella le toca bailar con el personaje más incómodo.

6/10
Anesthesia

2015 | Anesthesia

Laggies

2014 | Laggies

Boardwalk Empire (5ª temporada)

2014 | Boardwalk Empire | Serie TV

La temporada final de la emblemática serie gangsteril apadrinada por Martin Scorsese, y que aborda el mundo del hampa desde la óptica de Enoch "Nucky" Thompson y su actividad criminal dirigida desde Atlantic City. Estados Unidos sufre la Gran Depresión, y Nucky prepara el terreno para la inevitable derogación de la Ley Seca que convertirá la actividad de la venta de alcohol en legal. Por ello viaja a Cuba, donde con la colaboración de Sally Wheet y el apoyo de un senador corrupto espera poder traer a Estados Unidos el ron Bacardi. Su encuentro en La Habana con Lucky Luciano le hace pensar que algo se está cociendo a sus espaldas. Entretanto Chalky White cumple trabajos forzados, pero logrará fugarse. Y Margaret, la esposa de Nucky, verá comprometida su posición de secretaria en el mundo de la Bolsa cuando su jefe se pega un tiro delante de todos los empleados. A estos hilos narrativos se suman la infancia de Nucky, que apunta a cómo derivó a su dedicación delictiva, de un modo claramente deudor de El padrino II. La serie creada por Terence Winter para HBO discurre fiel a las señas de identidad de las pasadas temporadas, lo que significa magnífica recreación de la época, cuidado desarrollo de los personajes con un reparto estupendo encabezado por Steve Buscemi, intriga en las distintas subtramas, y exceso de sexo y violencia, por no decir regodeo a veces un pelín grotesco. Las novedades estriban sobre todo en la inclusión de la niñez de Nucky, que recuerda a la de Vito Corleone, y al deseo de éste ya adulto por involucrarse en nuevos negocios honrados, lo que no es tan sencillo como sería de desear.

7/10
Boardwalk Empire (4ª temporada)

2013 | Boardwalk Empire | Serie TV

Nueva entrega de los turbios negocios en el mundo del hampa de Nucky Thompson, afincado en Atlantic City, y asociado criminalmente con famosos gángsteres de Nueva York y Chicago, y dispuesto a extender sus tentáculos en Tampa, Florida. La trama transcurre en 1924, y su creador, Terence Winter, sabe desplegar los distintos hilos narrativos, creando una atractiva telaraña con múltiples derroteros. De modo que aparece una nueva mujer en la vida de Nucky, la aguerrida Sally Wheet, en Florida. Su sobrino, Ben, se mete en líos en la universidad, y la muerte de un compañero por envenenamiento puede complicar mucho las relaciones fraternales de los Thompson. Y en Harlem se van a ver las caras, en torno al Onix Club, Chalky White y el Doctor Narcisse. Tarea inútil mencionar aquí todas las subtramas que componen la compleja y ambiciosa serie Boardwalk Empire. Esta cuarta temporada confirma el cuidado puesto en su desarrollo, con personajes trabajados, así como la abundante violencia y exceso de morbo en las escenas de sexo. Los actores hacen un buen trabajo, con Steve Buscemi perfectamente anclado a su personaje, nexo de unión de las tribulaciones de todos los demás.

7/10
Boardwalk Empire (3ª temporada)

2012 | Boardwalk Empire | Serie TV

Atlantic City, 1922: Los locos años 20 están a punto de empezar seriamente. A pesar de una economía en auge, hay escasez de alcohol y la violencia de los gángsterse es cada vez peor. En medio de este panorama, Nucky Thompson (Steve Buscemi), cuyo matrimonio con Margaret se ha convertido en una farsa después de que firmara la cesión de su dinero a la iglesia, se enfrenta al desafío de reparar las viejas relaciones. Nucky también se encuentra con la nueva competencia de un gángster de gatillo fácil que crea una mampara estratégica entre Nueva York y Atlantic City en un intento de desviar el negocio de alcohol de Nucky. El conflicto saca lo mejor y lo peor de Nucky, mientras nuevas y conocidas caras sufren una convincente metamorfosis en esta tercera temporada de la serie.

Boardwalk Empire (2ª temporada)

2011 | Boardwalk Empire | Serie TV

Segunda temporada de esta potente serie gangsteril, respaldada en la producción por Martin Scorsese y Mark Wahlberg, y con buena parte detrás del equipo creativo de Los Soprano. Las tramas siguen dibujando con complejidad los tejemanejes gangsteriles de Nucky Thompson, tesorero de la ciudad de Atlantic City, que hace y deshace a su antojo con un alcalde que es mero hombre de paja, está ciego a sus actividades ilegales que se centran en gran parte en el contrabando con el alcohol en los años de la Ley Seca. Pero sus vínculos con las actividades delictivas de las ciudades de Chicago, Nueva York y Filadelfia se complican. Las nuevas generaciones, con Jimmy Darmody en primera fila -pero también en otros lares Al Capone, Lucky Luciano y compañía-, llegan pisando fuerte y queriendo hacer las cosas sin contar con sus mayores, iniciando por ejemplo el tráfico de heroína. Terence Winter y compañía saben imprimir complejidad y aires trágicos a las andanzas de un puñado de hombres sin escrúpulos y sus seres queridos. Y ello con un rico telón de fondo histórico, y no sólo porque los personajes son reales, también porque se hacen presentes hechos como los desmanes del Ku Klux Klan y la lucha por los derechos de los negros o los esfuerzos para lograr fondos para la independencia de Irlanda. Continúan presentes los excesos violentos y eróticos, bastante gráficos, cortesía de una HBO que presume de prescindir de la censura, aunque quizá hay una mayor contención que en la temporada anterior, alguien ha debido darse cuenta que el resultado de este cuadro de un mundo inmoral no mejora por ello. En cualquier caso hay un esfuerzo serio por insuflar alma a los personajes y mostrar sus conflictos, aunque con frecuencia se muevan por puro egoísmo, el miedo o el instinto de supervivencia. Pero en Nucky es cierto que hay un deseo de sacar adelanta una familia, y en su amante viuda Margaret un conflicto de conciencia, intensificado por su fe católica y su miedo a ser castigada. En el lado de la ley hay que constatar que tampoco se mueven por motivos limpios, ya sea el rígido agente encarnado por Michael Shannon, o la nueva fiscal que quiere lograr la condena de Nucky, y ello por no hablar de los políticos corruptos que son la regla más que la excepción. El esfuerzo de producción y recreación de la época es excelente. Los actores, imposible nombrarlos a todos, pero destaquemos a Steve Buscemi y Kelly Macdonald, son magníficos, todos encajan a la perfección en sus personajes.

7/10
Boardwalk Empire

2010 | Boardwalk Empire | Serie TV

1920, la Ley Seca está vigente en Estados Unidos, pero el alcohol fluye por todo el país, el suministro está asegurado por la proliferación de destilerías ilegales, y la bandas de gángsteres hacen su agosto con el contrabando del codiciado líquido. Atlantic City es un hervidero de actividad para estos contrabandistas, y el 'amo' de la ciudad es Nucky Thompson, político y gángster a partes iguales. Conexiones con otras ciudades como Chicago y Nueva York, donde impera el hampa con tipos tan conocidos como Al Capone y Lucky Luciano, más el avance del movimiento sufragista, que pide el voto para la mujer, configuran la atmósfera de una época irrepetible. Lujosa serie de HBO basada en hechos reales y con una asombrosa reconstrucción de época, cuenta como productor ejecutivo con Martin Scorsese, que además dirigió el episodio piloto, en su momento anunciado como el más caro de la historia de la televisión. El reparto, con el gran Steve Buscemi al frente, realiza un formidable trabajo. Pero como en otras producciones de HBO, existe un regodeo llamativo en el sexo y la violencia, como si sus responsables quisieran alardear de un material "sensible" que las televisiones americanas no pueden dar en abierto porque así está regulado, y ellos sí por emitir en canales de pago. Cortada por el mismo patrón que Los Soprano, no en balde su creador Terence Winter y algunos directores de episodios fueron artífices de esa serie, en Boardwalk Empire se describe con todo detalle, gracias a unos guiones muy trabajados, un mundo profundamente inmoral y determinista, donde los personajes apenas parecen tener un ápice de libertad para forjar su propio destino. Si esta óptica puede entenderse en lo relativo a los criminales, llama más la atención en el retrato del agente de la ley Van Alden, del que resulta difícil comprender su sentido de la justicia y el deber, o en el de la viuda irlandesa madre de dos niños Margaret, que en aras a la supervivencia se sumerge paulatinamente en el mundo de Nucky. Precisamente el personaje de Margaret sirve para introducir, en un mundo machista dominada por los hombres, el elemento feminista: ella es una mujer inteligente y culta, que en una sociedad asfixiante donde la mujer es con frecuencia simple instrumento de placer y compañía, intenta encontrar su sitio.

6/10
El guardián de la memoria

2008 | The Memory Keeper's Daughter

1964. El doctor David Henry es padre de gemelos, un niño y una niña. Pero ella tiene síntomas que indican que podría tener Síndrome de Down. El doctor prefiere decirle a su mujer que ha fallecido, y dejar el bebé a una enfermera. Nunca más vuelve a preocuparse por ella. Durante los siguientes 25 años, el doctor se guarda su oscuro secreto y ve cómo su familia se descompone por diversos problemas, al tiempo que se obsesiona por la fotografía, después de que su esposa le regale una cámara digital. Mientras tanto, su hija discapacitada, Phoebe, ha sido criada por la enfermera, y se ha convertido en una bella joven que ignora por completo quién es su padre. El veterano Mick Jackson, director de títulos como El guardaespaldas y Vulcano, adapta en esta ocasión un best-seller de Kim Edwards que llegó a ser número uno en las listas de ventas estadounidenses. Cuenta con un buen reparto, Dermot Mulroney (el doctor), Gretchen Mol (su esposa) y Emily Watson (la enfermera). Tiene mucho papel la debutante Krystal Hope Nausbaum, que interpreta a la joven Phoebe. La historia es un gran dramón, con bastantes elementos de intriga y giros inesperados.

4/10
Life on Mars

2008 | Life on Mars | Serie TV

Sam Tyler (Jason O'Mara) es un detective que vive en 2008. Tras tener un accidente, despierta y se encuentra en el año 1973 sin saber el motivo. Su misión será descubrilo. Remake de la famosa serie de los setenta de la BBC que en esta ocasión contó con diecisiete episodios.

6/10
El tren de las 3:10

2007 | 3:10 to Yuma

Los aficionados al western están de enhorabuena con este magnífico remake del clásico de Delmer Daves de 1957, sobre el peculiar enfrentamiento entre un sanguinario forajido y un granjero en apuros, que en su día estuvieron interpretados por Glenn Ford y por Van Heflin. En este caso, se sitúa detrás de las cámaras James Mangold, un director de probado talento, como ha demostrado en el thriller Identidad o en el biopic En la cuerda floja, entre otros títulos. El criminal Ben Wade, autor junto a su terrible banda de decenas de robos y asesinatos, ha sido capturado. El plan de los agentes de la ley es llevarlo hasta la ciudad de Contention para posteriormente tomar el tren hasta Yuma y encerrarlo en la cárcel. Pero el camino es largo y se necesitan hombres para custodiar al reo. Se ofrece a acompañarles el granjero Dan Evans, que necesita dinero desesperadamente si no quiere perder su rancho, necesario para mantener a su mujer y a sus dos hijos. Mangold imprime a la historia –basada en un relato corto de Elmore Leonard– una notable energía, sin andarse apenas por las ramas, y logra momentos de gran tensión dramática. La violencia sigue los parámetros de los westerns más modernos, al estilo de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford o de la película australiana La propuesta, de una sequedad brutal, aunque sin ningún tipo de ensañamiento, y con reacciones desprovistas de cualquier atmósfera romántica. Hay aquí poca belleza exterior, con lo que resulta así un western distinto, de tintes psicológicos, pleno de ritmo y con una dureza muy genuina. Y hay, claro está, un especial interés por llenar de “contenido” a los personajes, por ahondar en su interior, con el empeño de mostrar que su peligroso viaje será también un momento de aprendizaje. Es posible que queden poco claras las más íntimas motivaciones del personaje de Ben Wade (por otra parte, un tipo fascinante y manipulador), al punto que puede resultar demasiado inesperado algún cambio brusco en sus reacciones. Pero, en general, hay un cuidadoso retrato de caracteres, con individuos que resultan muy reales y convincentes. El grueso del film, por supuesto, se apoya en dos monstruos de la actuación: Bale y Crowe. Ambos realizan unas portentosas y matizadas interpretaciones, pero también es elogiable el trabajo del veterano Peter Fonda y la soberbia actuación del joven Logan Lerman. También son excelentes los acordes del compositor Marco Beltrami.

8/10
Los diez locos mandamientos

2007 | The Ten

Comedia de reparto coral con rostros conocidos, se divide en diez disparatados segmentos, que aunque dedicados a cada uno de los mandamientos, al final siempre acaban derivando al sexo. Que nadie espere reflexiones hondas en la línea del Decálogo del polaco Kieslowski, aquí lo que tenemos es un humor zafio a lo Judd Apatow, más que la línea estilo Monthy Python. Un narrador que sufre una crisis de pareja sirve de ligazón a las diez historias. Entre los actores se reconoce a Jessica Alba y a Winona Ryder.

3/10
Por amor al arte

2003 | The Shape of Things

Tras dos incursiones fílmicas con material ajeno, una feliz (Persiguiendo a Betty), la otra fallida (Posesión), Neil LaBute vuelve a las ideas originales en un proyecto que nació casi simultáneamente como obra de teatro y película. Adam, estudiante, trabaja en sus ratos libres como vigilante de un museo. Un día se enfrenta a una situación embarazosa: Evelyn, transgresora estudiante de arte, pretende pintarrajear la hoja que cubre las partes indecorosas de una estatua. Se inicia así una alocada relación, que pone patas arriba el convencional mundo de Adam; lo que afectará a su amistad con Jenny y Phillip, que acaban de prometerse. Suena a tontería, pero esta sólida trama con cuatro buenos actores sirve a LaBute para ahondar en las relaciones humanas, tema de En compañía de hombres y Amigos y vecinos. La manipulación, las relaciones interesadas o mantenidas a golpe de efímeros sentimientos, las amistades peligrosas por falta de lealtad, la sexualidad desprovista de compromiso, se presentan con cruda claridad. Una crudeza desagradable y a veces obscena. Pero el gran tema planteado por caminos imprevistos es la relación entre arte y moral. La eterna pregunta de si lo inmoral puede ser bello (¿puede lo blanco ser negro?) recibe respuesta de modo brillante.

6/10
Atracción peligrosa

2000 | Attraction

Matthew está obsesionado con Liz, con quien mantuvo un romance en el pasado. Desesperada, Liz pide ayuda a un amigo de Matthew llamado Garrett, sin saber que su mejor amiga, Corey, está enamorada de él. Turbulento drama de obsesiones a cuatro bandas que aborda las nefastas consecuencias de ciertos desequilibrios sentimentales. Entre las interpretaciones, destaca el trabajo de Tom Everett Scott (The Wonders).

3/10
Forever Mine

1999 | Forever Mine

El “chico de las toallas” de una playa. La esposa de un hombre adinerado. Tórrida aventura amorosa. ¿Fin de las vacaciones y del romance? No parece, a juzgar por los recuerdos del enamorado que, 14 años después y con media cara deforme, viaja en avión dispuesto a reencontrar al matrimonio que marcó su vida. El atormentado calvinista Paul Schrader halló un socio ideal para sus andanzas fílmicas en el heterodoxo católico Martin Scorsese, para quien escribió Taxi Driver, Toro salvaje, La última tentación de Cristo y Al límite. En su irregular carrera como director ha dado títulos interesantes como Posibilidad de escape y Aflicción. Aquí infla una historia de adulterio y venganza con los remordimientos de la mujer infiel, católica, y con grandilocuentes declaraciones sobre el amor puro. Lo mejor del film es el cuidado tratamiento fotográfico de presente y pasado.

4/10
Acordes y desacuerdos

1999 | Sweet and Lowdown

Con Acordes y desacuerdos Allen rinde un homenaje explícito a su muy amado jazz. La banda sonora de sus películas siempre la ha presidido esta música, pero aquí inventa a Emmet Ray, un guitarrista de jazz de los años 30 supuestamente legendario, del que diversos personajes auténticos, incluido el propio Allen, cantan su talento. Con un esquema narrativo que recuerda a Toma el dinero y corre y Zelig, el director salpica el relato de declaraciones de personas que evocan la figura de Ray, su egocéntrica personalidad y su personal aportación al jazz. Entre medias, se desliza la historia del guitarrista, sobre todo en su vertiente amorosa. Y es aquí, sobre todo, donde Allen acierta de pleno. Pocas veces se ha visto contada de modo más sentido una historia de amor. Allen demuestra una prodigiosa sensibilidad. Para empezar, define a sus personajes a las mil maravillas. Ray es un egocéntrico. Con talento, va a lo suyo. A su bola. Sean Penn le presta cuerpo y alma, y consigue el milagro de que amemos a este personaje. Somos incapaces de guardarle rencor, aunque se lo gane a pulso. El amor pasa a su lado en forma de Hattie, una chica muda. Ella no es demasiado inteligente. Bonita, ingenua, luminosa, dulce, sensible... Una joya, a pesar de que no pueda hablar. El director nos presenta a otras mujeres importantes en la vida de Ray, como la Blanche de Uma Thurman, pero el corazón de esta película es la historia de amor con Hattie que tiene un antes y un después. El reencuentro con Hattie es causa de dos de las mejores secuencias que ha dado nunca la cámara de Allen, verdadera poesía con mayúsculas. El director coge de improviso el corazón del espectador y lo estruja sin misericordia. De pocas maneras se puede expresar mejor el gran error de Ray. Con su otro amor, la guitarra entre sus manos, Allen nos habla también de lo que puede ser una disyuntiva en la vida del artista. Si uno se viera forzado a elegir, ¿qué debería ir antes, el amor o el arte?

7/10
Nivel 13

1999 | The Thirteenth Floor

El enigmático empresario Hannon Fuller ha muerto de modo misterioso. Su amigo y socio Douglas se ve inmerso, a su pesar, en una peligrosa espiral de crímenes, donde el trago más amargo es el descubrimiento de que Fuller llevaba una curiosa doble vida en mundos paralelos: por un lado, vivía en 1937, por otro, en la futurista época del presente. Película de ciencia ficción que juega con el concepto de realidad virtual y otras ideas que recuerdan a Matrix. El director, apadrinado por Roland Emmerich (Independence Day), se pone trascendente cuando explica su film: “El contexto filosófico, sobre la cuestión de quién es el creador y cuál es la creación. (...) Son temas que me intrigaron, ese discurso existencialista sobre el dilema de qué y quién es Dios y cuál es la realidad.” Los efectos especiales y las maquetas son magníficos, en una historia donde está presente la intriga tipo Hitchcock e incluso el romance.

5/10
Rounders

1998 | Rounders

Película ambientada en el submundo neoyorkino del póker. Mike McDermott estudia derecho. Enamorado de su novia, el camino del éxito a través de los libros es algo... rutinario. Le atrae más el vertiginoso mundo del juego de cartas y las altas apuestas, que dejó hace algún tiempo por amor a su chica. Cuando uno de sus amigos, Worm, sale de la cárcel, Mike es incapaz de resistir el canto de sirena del póker. Aunque en teoría lo hace por ayudar a su amigo, se trata en realidad de la maldita adicción al juego, demasiado fuerte. El experto en películas de suspense y cine negro John Dahl (La última seducción) aprieta un interesante guión de David Levien y Brian Koppelman, y lo exprime hasta sacar la última gota de sus esencias. Koppelman se documentó sobre el mundo del póker acudiendo a garitos nocturnos muy exclusivos. Como él cuenta, "miré las caras de la gente, escuché las conversaciones, vi la acción". En el reparto, además de Matt Damon (El indomable Will Hunting , El caso Bourne), destacan el gran Edward Norton (American History X), el malote John Malkovich (En la línea de fuego) y Martin Landau (que ganó el Oscar por su papel de Bela Lugosi en Ed Wood). Norton se entusiasmó tanto con el film, que pidió que le hicieran el tatuaje de un as de picas en la muñeca, "ya que ésa es la filosofía de la vida de Worm: tener siempre un as en la manga".

6/10
Celebrity

1998 | Celebrity

Lee Simon es un novelista sin éxito, cuyas relaciones con las mujeres son muy poco duraderas. Su intento de colocar un guión en Hollywood le da entrada al mundo de las celebridades: gente acelerada, siempre a la búsqueda de nuevos placeres y sensaciones. El vértigo que sufre Simon en este mundo es descomunal. Woody Allen sigue con sus temas habituales, aunque con un pesimismo más marcado que en otros films. El director (que cede el típico papel que él suele interpretar a Kenneth Branagh) analiza el desconcierto afectivo de numerosos personajes, con un acidísimo sentido del humor y un tratamiento de la sexualidad mucho más oscuro y descarnado de lo acostumbrado. El reparto, como siempre, es fantástico: desde los jovenzuelos Leonardo DiCaprio, Winona Ryder, Famke Janssen y Charlize Theron, hasta los más veteranos Judy Davis, Joe Mantegna y Melanie Griffith.

5/10
Con los ojos del corazón

1998 | Music from Another Room

Cuando tenía 5 años, Danny ayudó a su padre a traer al mundo a una niña llamada Anna. Emocionado por los acontecimientos, decidió que cuando se hiciera mayor se casaría con ella. Así pues dispuesto a cumplir su promesa, vuelve al pueblo de Anna cuando ambos son adultos. Allí intentará conquistar su corazón, algo que no resultará del todo fácil. Un joven Jude Law está muy bien como el gran galán de esta típica película romántica que está aderezada con notas de humor en su mayor parte dadas por la peculiar familia que tiene Anna.

5/10
New Rose Hotel

1998 | New Rose Hotel

Dos poderosas corporaciones tecnológicas se disputan el talento de Hiroshi, un genial ingeniero genético. La empresa nipona Hosaka contrata a dos mercenarios, Fox y X, para que logren ganarse el favor de Hiroshi en contra de los intereses de la empresa alemana Maas. Ellos planearán una estrategia utilizando a la prostituta Sandii. Ejemplo de cine ciberbunk, ambientado en un futuro cercano e incierto. Hay morbo en las situaciones y cierta intriga en el relato escrito por William Gibson, mientras el director Abel Ferrara consigue implicar medianamente al espectador gracias a un reparto estelar.

4/10
Girl 6

1996 | Girl 6

Judy vive en Nueva York y desea convertirse en actriz, pero no le es fácil hacerse un hueco en la industria. Decidida a encontrar un empleo porque necesita dinero, acepta un puesto de telefonista erótica. Poco a poco, Judy comenzará a ganar popularidad. Spike Lee (Malcolm X, La última noche) dirige, produce e interpreta una comedia simpática y picante sobre una joven con deseos de triunfar como actriz. El propio director tiene un papel en la historia y entre el reparto aparecen los rostros conocidos de Quentin Tarantino, Madonna, Halle Berry o la modelo Naomi Campbell.

4/10
El funeral

1996 | The Funeral

El joven Johnny Tempio ha sido asesinado por Gaspare Spaglia, el mayor enemigo del clan. Toda la familia se reúne en el funeral y deciden vengar la muerte del muchacho. Sus hermanos Ray y Chez se encargarán de hacer justicia. Intenso y violento drama dirigido por Abel Ferrara y ambientado en el mundo de la mafia. El reparto es de lo mejor, encabezado pro Christopher Walken y seguido por Annabella Sciorra, Isabella Rossellini o Benicio del Toro.

6/10

Últimos tráilers y vídeos