IMG-LOGO

Biografía

Kelly Macdonald

Kelly Macdonald

44 años

Kelly Macdonald

Nació el 23 de Febrero de 1976 en Glasgow, Escocia, Reino Unido

La brava escocesa

01 Noviembre 2012

Presentarse a una prueba y ser escogida para una película, sin experiencia actoral previa en las pantallas, puede cambiar la vida. Desde luego fue el caso de la escocesa Kelly Macdonald, que desde "Trainspotting" no ha dejado de trabajar, escalando cada vez un poco más en el camino a la excelencia interpretativa.

Kelly Macdonald nació en Glasgow, Escocia, Reino Unido, el 23 de febrero de 1976. Trabajaba de camarera en 1996 cuando llegó a sus manos el folleto de una convocatoria a un casting para una película llamada Trainspotting. Era un momento en que no sabía muy bien qué hacer con su vida, si estudiar arte en la universidad como sus amigas o qué. Pero acudir a esa prueba actoral y ser seleccionada le cambió la vida para siempre. “Tan pronto como se sentó, terrible cliché, pero cierto, le dije a ayudante de localizaciones que estaba sentido junto a mí: Es ella”, contaba el director Danny Boyle, quien añadía, “Kelly tiene esa cosa que también tiene Ewan [McGregor]: una cualidad indefinible de estrella, aunque sean gente corriente. Hay algo en ellos que conecta con la gente. Tom Hanks lo tiene. James Stewart lo tenía.”

La adaptación de la novela de Irvine Welsh, una descarnada y psicodélica mirada a las lacras de la droga, hizo historia. Y Macdonald, que se hizo con el papel de una adolescente adicta que tenía enfrente al entonces también desconocido Ewan McGregor, logró llamar la atención. Una sólida carrera acababa de comenzar para esta mujer menuda de pelo castaño ondulado, que sabe combinar en sus personajes cierta dulzura con la fortaleza de carácter.

Paso a paso, sin arrasar, pero sin dejar de descollar, Macdonald trabajó en su país en 1998 con Cousin Bette, adaptación algo cansina de Honoré de Balzac, y Elizabeth, la irregular mirada a Isabel de Inglaterra del indio Shekhar Kapur. A estas dos películas de época siguieron trabajos pequeños de escaso interés, Entropy y Adiós a la inocencia sexual, de 1999.

Tendría que llegar el nuevo milenio para que Macdonald cayera nuevamente bajo la órbita de un cineasta peso pesado. Y ése fue Robert Altman, que la dirigió en la coral Gosford Park (2001), mirada a las capas altas y modestas de la sociedad inglesa, reunidas en la casa del título. Antes había llamado la atención en la independiente Two Family House (2000).

Macdonald ha tenido la suerte de estar en varias películas y series televisivas donde sobresale el acierto en su perfecto reparto, todos los actores están muy bien escogidos, lo que da pie a un raro equilibrio donde unos se ayudan a otros. Ocurrió en Gosford Park, pero también en No es país para viejos (Joel Coen y Ethan Coen, 2007), según la obra de Cormac McCarthy, y en la magia de Harry Potter y las reliquias de la muerte (2ª parte) (2011), además de en las series La sombra del poder (2003), intriga política y mediática, y Boardwalk Empire (2010), mirada al mundo gangsteril de Atlantic City y alrededores. Su papel en esta última serie producida por Martin Scorsese y Mark Wahlberg le ha permitido desarrollar un personaje complejo y misterioso, al que se le va conociendo poco a poco a lo largo de tres temporadas.

A Macdonald no le ha importando estar en pequeñas películas independientes como Intermissión (2003), desmadrada cinta criminal irlandesa con Colin Farrell, o la rarita Asfixia (2008), que adapta una novela del también rarito Chuck Palahniuk. Ello sin hacer ascos a cintas comerciales como la familiar La niñera mágica (2006) o la incursión en la vida del autor de “Peter Pan” Descubriendo Nunca Jamás (2004).

No le ha ido nada mal a Macdonald, aunque un recuento de los papeles que no consiguió incluiría el de Gwyneth Paltrow en Shakespeare enamorado, el de Carrie-Anne Moss en Matrix, el de Nicole Kidman en Moulin Rouge y el de Natalie Portman en La amenaza fantasma. La verdad es que cuesta imaginarla en esos papeles... Sin duda su trayectora ha ido por otros derroteros más adecuados, que aunque no la hayan convertido en estrella indiscutible, sí la han puesto en una magnífica posición, nadie puede dudar sobre lo gran actriz que es.

Merece la pena destacar el trabajo de la actriz en Caballero y asesino (2008), debut en la dirección de Michael Keaton, un sorprendente cuento de Navidad donde ella es una dulce mujer, benéfica influencia en tres hombres: su maltratador marido, un asesino profesional y un inspector de policía. Bertrand Tavernier la dirigió en En el centro de la tormenta (2010), una cinta con Tommy Lee Jones de poli cansado, que promete más de lo que da. Ha probado fortuna en 2012 en la animación dando vida a la protagonista de Brave (Indomable), producción de Pixar. También forma parte del gran reparto coral de Anna Karenina, adaptación de la inmortal novela de Leo Tolstoy.

En 2003 se casó con Dougie Payne, bajista del grupo escocés de rock Travis, con quien tiene un hijo y espera mientras escribo estas líneas otro. Toda la familia vive en el Glasgow natal de Kelly, aunque, trabajo obliga, las giras y rodajes suponen inevitables mudanzas.

Filmografía
Holmes & Watson

2019 | Holmes & Watson

El mítico detective literario creado por Sir Arthur Conan Doyle va camino de convertirse en alguien más interpretado en el cine que el mismísimo Hamlet. Hay muchas películas sobre el inquilino de Baker Street, algunas magníficas –recuérdese Mr. Holmes–, y sus historias criminales han tenido versiones en géneros de todo tipo, desde el misterio (Sherlock Holmes contra Moriarty) al terror (El perro de Baskervilles), hasta la aventura (El secreto de la pirámide), la animación (Sherlock Gnomes) o el puro drama (La vida privada de Sherlock Holmes), pasando más últimamente por la acción (Sherlock Holmes) o la serie original (Elementary, Sherlock). Al israelí Etan Cohen le toca en este caso entregar una comedia absolutamente descerebrada, algo que a priori estaría en las antípodas de la idea racional, equilibrada y analítica que tenemos del protagonista. Pero por eso mismo Holmes se presta a ser parodiado hasta el extremo. Dicho lo cual, más que una comedia convencional queda claro que Holmes & Watson es una completa payasada, en la línea de las más chuscas películas de Will Ferrell, a quien Cohen ya dirigió en la infumable Dale duro. Aunque haya un leve hilo conductor –Holmes y Watson tienen un plazo de dos días para salvar a la reina Victoria de un complot mortal orquestado por el profesor Moriarty– en realidad puede decirse que en el guión de Cohen no hay una trama mínimamente consistente, tan solo una sucesión de banales gags, esperpénticos y ridículos, que salvo en contadas ocasiones no logran el objetivo de hacer reír, más bien producen vergüenza ajena. Lógicamente hay algunos momentos divertidos –los comentarios ante la reina, la referencia a Billy Zane–, pero son mucho más escasos de lo esperado y desde luego el abuso del humor soez, en ocasiones bastante grosero, denota una severa falta de creatividad. Los fans del histriónico y artificioso Will Ferrell están ante una película a su medida, para bien o para mal, pero sorprende ver en semejante ‘embolao’ a intérpretes de altura, como Ralph Fiennes o Rebecca Hall, bastante perdidos, aunque quizá sí se le saca un partido adecuado a ese gran actor llamado John C. Reilly.

3/10
La víctima

2019 | The Victim | Serie TV

Impactante miniserie acerca de las heridas sin cerrar que deja un crimen abominable, inexplicable, del que fue víctima un niño, Liam Graham, a manos de otro chaval, unos pocos años mayor que él. Su familia nunca se rehizo. Los padres se separaron, y aunque Louise, enfermera, volvió a casarse con otro hombre, con el que tuvo un tercer hijo –Liam tenía una hermana mayor–, siempre ha estado obsesionada con lo ocurrido. Y le reconcome pensar que al ser menor de edad, el culpable, con otra identidad, está en la calle. Una noche, la de Halloween, catorce años después, Craig Myers, conductor de autobús, casado y con una niña, sufre una salvaje agresión en su propio domicilio; ha sido señalado en las redes sociales como el asesino de Liam. Y todo apunta a que la noticia la ha difundido Louise Graham, que será acusada de incitación al asesinato. Rob Williams, de amplia trayectoria televisiva, incluida la popular serie The Man in the High Castle, logra pergeñar una trama que engancha desde el minuto uno, con muchos repliegues y recovecos, jugando la carta de la ambigüedad con los personajes y las razones que los mueven. Hasta el concepto “víctima” que da título a la miniserie ofrece dudas de a quién hay que aplicarlo, o tal vez habría que hablar de víctimas, en plural, pues la tragedia desencadenada por la muerte de Liam ha dejado muchos “cadáveres” –en sentido figurado– en el camino. La serie invita a reflexionar acerca de cómo el odio ciega, y del amargo regusto de la venganza disfrazada, o no, de justicia, donde no hay espacio para el perdón, hasta que se es consciente de adónde llevan ciertas espirales armadas por el rencor. Hay muchas víctimas colaterales, en los deseos de Louise de lograr que Craig Myers confiese que él es el asesino de su hijo, en su familia y en la de su antagonista, pero también en la abogada, en un paciente de Louise, en un policía resentido con ella porque ve un “alter ego” de una esposa a la que guarda rencor, etc. También se nos habla de la influencia creciente de internet y las redes sociales, y la facilidad con que se producen ciertos linchamientos, la opinión pública es fácilmente manipulable, con frecuencia porque se deja. Niall MacCormick lleva la narración con buen pulso, los giros sorpresivos están bien introducidos, y mantiene el tipo en escenas de alto voltaje. El reparto está muy bien seleccionado, aunque sobresalen Kelly Macdonald, la madre que quiere justicia a su manera, y James Harkness, sobrecogedor como alguien al que se le viene abajo todo el mundo que se había procurado construir.

7/10
Giri/Haji: Deber/Deshonor

2019 | Giri/Haji | Serie TV

Vistosa serie policíaca con dos escenarios urbanos, Londres y Tokio. Tras el asesinato de un nipón en la capital del Reino Unido, el inspector de policía Kenji Mori es enviado ahí con la excusa de hacer un curso. En realidad debe hacer averiguaciones, porque el asesinado estaba relacionado con Fukuhara, líder de una de las bandas de la yakuza, la mafia japonesa, y el autor del asesinato podría ser Yuto, hermano de Kenji a quien creía muerto, y que debería traerse de vuelta a casa. El tiempo corre, y Kenji debe apresurarse antes de que estalle en Tokio una guerra entre clanes, de imprevisibles consecuencias. Acaba ayudándole un chapero medio japonés, y Sarah, la policía que imparte el curso. Al tiempo tiene problemas en casa, su padre se está muriendo, su esposa se siente poco querida, y ambos tienen a Taki, una hija adolescente rebelde. Joe Barton, que participó en la serie Humans, y firmó el guion de El ritual, está detrás de esta serie de la BBC, de compleja estructura con idas y venidas temporales, y piezas de un misterioso puzzle que van encajando poco a poco. Sabe combinar la intriga y los tiroteos, con la presentación de personajes complejos y vitalmente desorientados que llevan dobles vidas y que, como reconocen con motivo de un brindis, se dejan llevar a veces por malos deseos y malas decisiones. Especial fuerza tiene Kenji –lo hace bien el desconocido Takehiro Hira–, del que vamos conociendo la naturaleza de la relación con su hermano, y sus dificultades familiares, siente que el amor por su esposa se ha esfumado; y Sarah –gran trabajo de Kelly Macdonald–, la policía al que sus compañeros le hacen el vacío, y a quien parece acosarle su ex pareja, también policía, por motivos que se van aclarando poco a poco. También tiene su interés el chapero Jiro, de personalidad hipnótica, frívolo y de lengua afilada, sensible y con poco sentido común en el modo en que guía a Taki, pero cuya conciencia no deja de acusarle de ciertas acciones, al igual que les ocurre a otros personajes. La serie es violenta y desabrida, y como no podía ser manos en una serie de la yakuza, seremos testigos de cómo se amputa un dedo, algo mostrado demasiado gráficamente. Y al modo oriental, trata de mostrar cómo lo que aparece inconexo puede formar parte de una curiosa unidad, o desarrollar los conceptos del título de la serie, el sentido del deber y de hacer lo correcto, y la vergüenza de no estar a la altura de lo que se espera de uno.

6/10
Puzzle

2018 | Puzzle

Agnes (Kelly Macdonald), una madre de los suburbios, descubre su pasión por los rompecabezas, algo que le llevará a introducirse en un mundo desconocido para ella.

Adiós Christopher Robin

2017 | Goodbye Christopher Robin

Los libros del oso Winnie the Pooh y sus compañeros del bosque de cien acres, escritos por A.A. Milner, e ilustrados por su amigo E. H. Shepard, han inspirado a numerosas generaciones de niños de todo el mundo, especialmente en el mundo anglosajón, dando también pie a versiones animadas cinematográficas. Este film describe cómo tal creación marcó de un modo especial a Milner y a su familia, su esposa Daphne, y el único hijo de ambos, Christopher Robin, chaval de gran imaginación, gracias al cual surgieron Winnie y sus amigos. Hollywood es muy aficionado a hacer al mismo tiempo dos películas sobre el mismo personaje, y la que nos ocupa, que firma Simon Curtis (La dama de oro, Mi semana con Marilyn, películas basadas en hechos reales), se ha adelantado por poco a la que dirige Marc Forster para Disney. Se entiende el interés de este segundo director, aunque corre el riesgo de repetirse un poco tras firmar Descubriendo Nunca Jamás, donde también pintaba a un autor de gran imaginación y que conectaba con el público infantil, el coétaneo de A.A. Milner J.M. Barrie, con el que comparte rasgos de atravesar dificultades en la vida familiar. La versión de Curtis, muy atinada y con momentos francamente emotivos, sabe usar la carta del rechazo y traumas de la Primera Guerra Mundial, que marcan a A.A. Milner y a su esposa, y pinta con naturalidad una vida familiar no perfecta, aunque padre, madre e hijo se quieran, y donde juega un precioso papel la niñera Olive Brockwell. Ésta está interpretada por una maravillosa Kelly Macdonald, la mejor de un reparto donde están todos bien, incluido el niño Will Tilston. En el guión se nota la presencia de Frank Cottrell Boyce, que firmó para Danny Boyle el guión de Millones, otra mirada al mundo infantil, y el modo de relacionarse con el de los adultos. Tiene encanto el dibujo de la distinta fuerza de los lazos que crea Christopher Robin con los tres adultos determinantes en su infancia, y también cómo el chaval inspira a su padre para su gran creación infantil. Los apuntes de realismo mágico y los juegos en el campo guardan un certero equilibrio, nunca resultan empalagosos o un despliegue de recargados efectos visuales. Los conflictos alrededor del vértigo de la fama, el deseo de simplemente pasarlo bien, sin pensar en los demás, aparece en todos los personajes, de modo que su pequeños y grandes egoísmos parecen hablarse unos a otros, en un logrado juego de ecos. Quizá la transición a la adolescencia de Christopher Robin, que nos encamina a un clímax que remite al arranque enigmático de la película, puede ser algo brusca, pero funciona y permite rematar la faena con buena fortuna.

6/10
Special Correspondents

2016 | Special Correspondents

Dos periodistas radiofónicos de una emisora neoyorquina. Frank es el figura, que con dos datos es capaz de componer una historia muy convincente cuando se emite por la radio; soltero y sin compromiso tiene mucho éxito con las mujeres. Mientras que Ian es el técnico, buena persona pero más apocado, casado, pero con una esposa que no lo valora. Les tocará cubrir la guerra civil que ha estallado en Ecuador, pero la pérdida de los pasaportes les conduce a encerrarse en una casa y simular que están radiando la más rabiosa actualidad en vivo y en directo lo que está ocurriendo. El inesperado éxito de las crónicas hace que la mentira crezca y sea más difícil de sostener. Ricky Gervais dirige, escribe y coprotagoniza para Netflix este remake del film francés Enviados muy especiales, cuya estructura está calcada, aunque el conocido cómico figura como único guionista en los títulos de crédito y no en cambio los autores de la historia original, Jacques Labib y Simon Michaël. Curiosamente, éste escribió el guión de La totale, que también fue rehecho por los yanquis con Mentiras arriesgadas, y que posee bastantes puntos en común con la cinta que nos ocupa. La trama sigue una tradición de películas de fingimiento, que retrotrae a títulos como Capricornio Uno –sobre la supuesta llegada del hombre a Marte–, y en el ámbito del periodismo, a El gran carnaval, Cortina de humo o Héroe por accidente. Sirve para poner en solfa tanto la manipulación mediática como la credulidad del público. Es más o menos entretenida y de tono amable, con algún momento hilarante, aunque da una imagen de Ecuador bastante ridícula, y varios bajones de ritmo. Eric Bana es el eficaz contrapunto actoral a Gervais, en reparto donde las secundarias femeninas, Vera Farmiga y Kelly Macdonald resultan muy adecuadas.

5/10
Black Mirror (3ª temporada)

2016 | Black Mirror | Serie TV

Tercera temporada de la serie creada por Charlie Brooker a modo de cuentos asombrosos de advertencia acerca del lado oscuro de las nuevas tecnologías. Tras una entrega suelta navideña, en esta ocasión, en vez de tres episodios, como ocurrió en las temporadas 1 y 2, tenemos en el inquietante espejito negro seis, que han sido distribuidos a través de Netflix. Como es habitual son completamente independientes, y de nivel desigual, aun contando con el nexo de unión creativo del pergeñador de las tramas, o sea, Brooker. Y tienen el mérito de abarcar un amplio arco de artilugios y posibilidades de los que ya atisbamos bastante a día de hoy. Quizá las mejores historias son la primera, "Cuesta abajo", y la última, "Odio nacional". que dejan al espectador con el corazón en un puño, al tiempo que logran sorprender. Detrás de "Cuesta abajo" se encuentra un director de prestigio, Joe Wright, que cuenta con el protagonismo de Bryce Dallas Howard. Nos habla de un futuro muy próximo donde manda la popularidad en las redes sociales, que supone ventajas importantes, por ejemplo para adquirir una casa en una zona exclusiva. Lacie se obsesiona para lograr altas puntuaciones en las valoraciones que hacen las personas con las que interactúa, y ve una oportunidad de oro en acudir como dama de honor a la boda de quien fuera su amiga en el instituto; pero aquello se convierte en una carrera de obstáculos, donde el modo en que la estiman los demás cae en picado. Mientras, "Odio nacional" es una especie de fábula sobre la responsabilidad de los que participan en los típicos linchamientos públicos que tienen lugar en las redes sociales. La idea de unos crímenes inexplicables, donde las víctimas se mutilan a sí mismas quitándose la vida, y su relación nada menos que con los drones y la invasión de la privacidad, está muy bien trabada con la investigación oficial, llevada a cabo por varios policías con los rostros de Kelly Macdonald, Benedict Wong y Faye Marsay. "Playtest" habla de realidad virtual, el protagonista ha vivido una dura situación familiar y se ha dedicado a ver mundo. Antes de volver a casa y enfrentarse a su madre, le surge la posibilidad de probar un videojuego con realidad aumentada, que le va a hacer añorar el mundo verdadero que ha tratado de eludir. Aunque con ritmo trepidante y muy dramático, "Cállate y baila" habla de algo que empieza a ser real, el chantaje de los hackers que pueden acceder remotamente a ordenadores ajenos y conocer secretos sucios de las personas. El jovenzuelo Kenny vivirá una carrera contra el reloj para que sus vergüenzas no se publiquen on line, y en su periplo se cruza con muchos en su misma situación. Muy deprimente y menos lograda resulta "San Junípero", donde un entorno virtual permite huir de la realidad, en una trama que da vueltas al amor homosexual, la eutanasia y la vida después de la muerte, con una ironía que no se sabe adónde quiere ir a parar. También resulta algo convencional "Hombres contra el fuego", con un futuro militarizado donde los soldados combaten a una especie de zombies.

6/10
Golondrinas y amazonas

2016 | Swallows and Amazons

Cuatro hermanos se marchan de vacaciones de verano acompañados de su madre. Le piden permiso para acampar durante una noch, en una isla cercana, en medio de un lago. Al llegar al lugar donde comienza la aventura sospecharán que no están solos. Primer largometraje dirigido por Philippa Lowthorpe, formada en series como The Crown.  Adapta la  novela homónima de Arthur Ransome, con la que iniciaba una serie de 12. Le falta un poco de originalidad, pero se trata de un producto aceptable.

4/10
Boardwalk Empire (5ª temporada)

2014 | Boardwalk Empire | Serie TV

La temporada final de la emblemática serie gangsteril apadrinada por Martin Scorsese, y que aborda el mundo del hampa desde la óptica de Enoch "Nucky" Thompson y su actividad criminal dirigida desde Atlantic City. Estados Unidos sufre la Gran Depresión, y Nucky prepara el terreno para la inevitable derogación de la Ley Seca que convertirá la actividad de la venta de alcohol en legal. Por ello viaja a Cuba, donde con la colaboración de Sally Wheet y el apoyo de un senador corrupto espera poder traer a Estados Unidos el ron Bacardi. Su encuentro en La Habana con Lucky Luciano le hace pensar que algo se está cociendo a sus espaldas. Entretanto Chalky White cumple trabajos forzados, pero logrará fugarse. Y Margaret, la esposa de Nucky, verá comprometida su posición de secretaria en el mundo de la Bolsa cuando su jefe se pega un tiro delante de todos los empleados. A estos hilos narrativos se suman la infancia de Nucky, que apunta a cómo derivó a su dedicación delictiva, de un modo claramente deudor de El padrino II. La serie creada por Terence Winter para HBO discurre fiel a las señas de identidad de las pasadas temporadas, lo que significa magnífica recreación de la época, cuidado desarrollo de los personajes con un reparto estupendo encabezado por Steve Buscemi, intriga en las distintas subtramas, y exceso de sexo y violencia, por no decir regodeo a veces un pelín grotesco. Las novedades estriban sobre todo en la inclusión de la niñez de Nucky, que recuerda a la de Vito Corleone, y al deseo de éste ya adulto por involucrarse en nuevos negocios honrados, lo que no es tan sencillo como sería de desear.

7/10
Boardwalk Empire (4ª temporada)

2013 | Boardwalk Empire | Serie TV

Nueva entrega de los turbios negocios en el mundo del hampa de Nucky Thompson, afincado en Atlantic City, y asociado criminalmente con famosos gángsteres de Nueva York y Chicago, y dispuesto a extender sus tentáculos en Tampa, Florida. La trama transcurre en 1924, y su creador, Terence Winter, sabe desplegar los distintos hilos narrativos, creando una atractiva telaraña con múltiples derroteros. De modo que aparece una nueva mujer en la vida de Nucky, la aguerrida Sally Wheet, en Florida. Su sobrino, Ben, se mete en líos en la universidad, y la muerte de un compañero por envenenamiento puede complicar mucho las relaciones fraternales de los Thompson. Y en Harlem se van a ver las caras, en torno al Onix Club, Chalky White y el Doctor Narcisse. Tarea inútil mencionar aquí todas las subtramas que componen la compleja y ambiciosa serie Boardwalk Empire. Esta cuarta temporada confirma el cuidado puesto en su desarrollo, con personajes trabajados, así como la abundante violencia y exceso de morbo en las escenas de sexo. Los actores hacen un buen trabajo, con Steve Buscemi perfectamente anclado a su personaje, nexo de unión de las tribulaciones de todos los demás.

7/10
Boardwalk Empire (3ª temporada)

2012 | Boardwalk Empire | Serie TV

Atlantic City, 1922: Los locos años 20 están a punto de empezar seriamente. A pesar de una economía en auge, hay escasez de alcohol y la violencia de los gángsterse es cada vez peor. En medio de este panorama, Nucky Thompson (Steve Buscemi), cuyo matrimonio con Margaret se ha convertido en una farsa después de que firmara la cesión de su dinero a la iglesia, se enfrenta al desafío de reparar las viejas relaciones. Nucky también se encuentra con la nueva competencia de un gángster de gatillo fácil que crea una mampara estratégica entre Nueva York y Atlantic City en un intento de desviar el negocio de alcohol de Nucky. El conflicto saca lo mejor y lo peor de Nucky, mientras nuevas y conocidas caras sufren una convincente metamorfosis en esta tercera temporada de la serie.

Anna Karenina

2012 | Anna Karenina

La Rusia de bien avanzado el siglo XIX. Anna Karenina está casada con un ministro del emperador y tiene un niño, parece el ejemplo perfecto de esposa, que hasta logra el perdón de su cuñada Dolly para Oblonsky, un hermano demasiado aficionado a las infidelidades conyugales. Pero su existencia sin tacha se ve puesta a prueba cuando conoce al hijo de una condesa, el apuesto Vronsky, pues en vez de favorecer su relación con Kitty, hermana de Dolly, acaba sumergida en una seria relación con él, que va más allá de la simple aventura, y desafía las reglas aceptadas de conducta social. Curiosamente esto podría favorecer las pretensiones amorosas de Levin, el mejor amigo de Oblonsky, sobre Kitty. Maravillosa adaptación de la inmortal obra de Leo Tolstoi “Anna Karenina”, que ha conocido múltiples traslaciones a la cine, la más conocida la de Clarence Brown con Greta Garbo como protagonista. La que nos ocupa cuenta con un solidísimo guión del dramaturgo Tom Stoppard –que además de firmar los guiones de Brazil y El imperio del sol llevó al cine su propia obra de teatro Rosencrantz y Guildenstern han muerto–, en el que privilegia todas las tramas que tratan el tema del amor en sus distintas vertientes y con sus diversos dilemas morales, con atención primordial por supuesto a la relación adúltera de Anna Karenina, y siempre fiel al espíritu de Tolstoi. Lo que implica una crítica a las existencias postizas e hipócritas, ante las que pugna el deseo de vivir en plenitud un amor real y verdaderamente sentido, con espacio para la pasión y la ilusión, pero con el precio impagable de incumplir los compromisos adquiridos. Por supuesto, lo que hace de “Anna Karenina” una obra universal es su indudable complejidad y su mirada honesta y nada complaciente, donde la conciencia tiene un espacio, como lo tienen los deberes ya asumidos –conyugales y maternales–, que no se pueden simplemente ignorar. El perdón, la comprensión, el deseo, los remordimientos, el saberse en la presencia de Dios, forman parte de Anna y alrededores ofreciendo una poliédrica e interesantísima panorámica del ser humano, donde Oblonsky es un interesante contrapunto a la protagonista, como Levin lo sería del excesivamente rígido Karenin. Resulta obligado en Anna Karenina mencionar la audaz puesta en escena de Joe Wright (Orgullo y prejuicio, Expiación), que trabaja por tercera vez con su musa Keira Knightley, además de repetir con gran parte de su equipo técnico, además de los productores el director de fotografía Seamus McGarvey, el compositor Dario Marinelli, la directora artística Sarah Greenwood, la diseñadora de vestuario Jacqueline Durran y la montadora Melanie Ann Oliver. Wright concibe su historia como una metáfora del gran teatro del mundo, e invita al espectador a moverse entre sus bambalinas. De modo que muchas escenas transcurren en escenarios teatrales –asombrosa, a este respecto, resulta la carrera de caballos–, produciéndose a veces maravillosas transiciones a escenarios naturales, un efecto que para asombro de propios y extraños, no transmite artificiosidad. Como en otras de sus películas, especialmente Expiación, Wright juega con una feliz fusión de la partitura musical con otros sonidos justificados por las escenas, y ello funciona maravillosamente. Y resulta cuando menos elegante en las escenas donde se da rienda suelta a la pasión. El reparto es espléndido, todos los personajes parecen vivos y comprendemos su comportamiento, sus razones y sinrazones, Stoppard y Wright, de acuerdo con Tolstoi, nos invitan a no juzgarles y mucho menos a condenarles. Knightley hace justicia a Anna Karenina, compone bien un personaje muy difícil, y Jude Law humaniza a su duro marido.

8/10
Harry Potter y las reliquias de la muerte (2ª parte)

2011 | Harry Potter and the Deathly Hallows: Part II

Colofón de las aventuras de Harry Potter y sus amigos, basada en la serie de siete libros escrita por la británica J.K. Rowling. Todo tiene su final, y tras diez años en que las pantallas de cine han ido acogiendo las películas del joven mago con regularidad, llega el desenlace de la que ha sido probablemente las saga cinematográfica más importante de la historia. Después de Harry Potter y las reliquias de la muerte (1ª parte) –película que conviene tener fresca antes de disfrutar de esta segunda parte– Harry, Hermione y Ron prosiguen con su empeño de encontrar los horrocruxes que les faltan, para destruirles y poder acabar así con la vida de Voldemort. Entretanto, en Hogwarts se ha instalado el reino del terror con el ascenso de su nuevo director Severus Snape, asesino de Albus Dumbledore. Y por supuesto, Voldemort busca denodadamente el enfrentamiento personal con su archienemigo Harry Potter, pues sabe que si le destruye ya nadie podrá hacerle sombra y se convertirá en dueño y señor del mundo. Ante todo hay que tener en cuenta que esta película corresponde esencialmente a una conclusión, y se nota (no sólo porque tenga la menor duración de las ocho precedentes). El guión ha de leerse en sintonía con el film anterior, pues aquí la trama se desarrolla de modo absolutamente unívoco, desembocando en el único hilo argumental posible: el de la lucha final. Esto trae como consecuencia que hay muchas menos “distracciones” que en anteriores entregas, nada de hechizos nuevos, de introducción de personajes sorprendentes (aunque alguno leve hay), de grandes diálogos, de momentos de humor o relax... No, aquí sólo parece importar el material previo y eso hace pensar si, lamentablemente, no fue un craso error desdoblar en dos películas la última novela. Lo que más llama la atención de esta última parte es su oscuridad. Argumentalmente es comprensible, pues las fuerzas del mal se abaten cada vez más sobre el mundo, y parece que sólo un milagro podrá ya detenerlas, pero donde la falta de luz es más agobiante es sencillamente en el tratamiento fotográfico del portugués Eduardo Serra. Todo el metraje se desarrolla en una penumbra excesiva, de modo que a veces resulta hasta cansino mirar la pantalla, donde las imágenes siempre están en perpetua oscuridad. Por supuesto, y como era de esperar hay unos maravillosos efectos especiales, y es de justicia afirmar que la larga secuencia del ataque a Hogwarts es un espectáculo impresionantemente desde el punto de vista técnico. Por lo demás, en esta película no hay grandes alardes de los personajes, incluso Hermione y Ron tienen pocos momentos de gloria, más allá de las muestras de amor que se profesan. Aunque hay excepciones, y alguna conmovedora: muy logradas están las escenas protagonizadas por una imprevista y aguerrida profesora McGonagall (Maggie Smith), por el archiconocido y tenebroso profesor Snape (Alan Rickman) y por las heroicas apariciones del alumno Neville Longbottom (Matthew Lewis). Y hay, claro, una presencia eminente de Voldemort (Ralph Fiennes) y de Harry Potter, quien descubrirá su pasado de una vez por todas... A partir de ahora lo que falta es ver cómo se desenvolverán en el futuro los jóvenes actores Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint, que tendrán que emprender caminos separados. Pero eso ya es otra historia. La película, en fin, pone la guinda de despedida a una saga de ocho películas que han ofrecido una imaginería espléndida de personajes y mundos fantásticos, una creación de amplísima magnitud que, a través del mundo de la magia como excepcional metáfora, ha contado en definitiva lo más clásico entre lo clásico: la sempiterna lucha entre el bien y el mal, entre las virtudes y los pecados que pueblan el corazón y los actos humanos.

6/10
Boardwalk Empire (2ª temporada)

2011 | Boardwalk Empire | Serie TV

Segunda temporada de esta potente serie gangsteril, respaldada en la producción por Martin Scorsese y Mark Wahlberg, y con buena parte detrás del equipo creativo de Los Soprano. Las tramas siguen dibujando con complejidad los tejemanejes gangsteriles de Nucky Thompson, tesorero de la ciudad de Atlantic City, que hace y deshace a su antojo con un alcalde que es mero hombre de paja, está ciego a sus actividades ilegales que se centran en gran parte en el contrabando con el alcohol en los años de la Ley Seca. Pero sus vínculos con las actividades delictivas de las ciudades de Chicago, Nueva York y Filadelfia se complican. Las nuevas generaciones, con Jimmy Darmody en primera fila -pero también en otros lares Al Capone, Lucky Luciano y compañía-, llegan pisando fuerte y queriendo hacer las cosas sin contar con sus mayores, iniciando por ejemplo el tráfico de heroína. Terence Winter y compañía saben imprimir complejidad y aires trágicos a las andanzas de un puñado de hombres sin escrúpulos y sus seres queridos. Y ello con un rico telón de fondo histórico, y no sólo porque los personajes son reales, también porque se hacen presentes hechos como los desmanes del Ku Klux Klan y la lucha por los derechos de los negros o los esfuerzos para lograr fondos para la independencia de Irlanda. Continúan presentes los excesos violentos y eróticos, bastante gráficos, cortesía de una HBO que presume de prescindir de la censura, aunque quizá hay una mayor contención que en la temporada anterior, alguien ha debido darse cuenta que el resultado de este cuadro de un mundo inmoral no mejora por ello. En cualquier caso hay un esfuerzo serio por insuflar alma a los personajes y mostrar sus conflictos, aunque con frecuencia se muevan por puro egoísmo, el miedo o el instinto de supervivencia. Pero en Nucky es cierto que hay un deseo de sacar adelanta una familia, y en su amante viuda Margaret un conflicto de conciencia, intensificado por su fe católica y su miedo a ser castigada. En el lado de la ley hay que constatar que tampoco se mueven por motivos limpios, ya sea el rígido agente encarnado por Michael Shannon, o la nueva fiscal que quiere lograr la condena de Nucky, y ello por no hablar de los políticos corruptos que son la regla más que la excepción. El esfuerzo de producción y recreación de la época es excelente. Los actores, imposible nombrarlos a todos, pero destaquemos a Steve Buscemi y Kelly Macdonald, son magníficos, todos encajan a la perfección en sus personajes.

7/10
La doble de la novia

2011 | The Decoy Bride

Lara Tyler (Alice Eve) es una famosa actriz de Hollywood. Viajará con su novio James (David Tennant) a la remota Escocia, en donde ambos piensan contraer matrimonio alejados de los flashes de la prensa rosa. Sin embargo, las cosas no son fáciles y para despistar a los moscones, deciden contratar a una joven, Katie (Kelly Macdonald), para que se haga pasar por la prometida. Simpática comedia romántica que pone en solfa el manido tema de los paparazzi, tan cacareado en el mundo del cine desde el gran clásico La dolce vita. Aunque éste es un título menor y el desarrollo es más o menos previsible, el resultado tiene su encanto y además el reparto incluye a un trío de magníficos actores.

5/10
En el centro de la tormenta

2010 | In the Electric Mist

La Luisiana posterior al huracán Katrina. El policía Dave Robicheaux investiga la salvaje muerte de una joven prostituta, todo apunta a que anda suelto un asesino en serie. Los hechos coinciden con un rodaje cinematográfico en la zona, que implica a celebridades, y que tiene asociado en la producción a un indeseable criminal local. Curioso film en inglés del francés Bertrand Tavernier, que adapta una novela de James Lee Burke. La protagoniza un sólido Tommy Lee Jones, que últimamente parece abonado al papel de policía cansado de enfrentarse cotidianamente a los peores horrores de que es capaz el ser humano, piénsese en No es país para viejos. En su caso tal agotamiento parece que lo intensifica el pensar qué mundo va a dejar a su hijita adoptada, de origen salvadoreño. El film, que compitió en Berlín en 2010, ha recortado metraje en la versión que aquí comentamos. Sea como fuere lo cierto es que no se trata de un film logrado, la trama avanza a veces a trompicones. Sucesos como el secuestro de la niña suenan a recurso melodramático barato, o no están bien engarzados, como es el caso de la muerte muchos años atrás de un hombre negro. Tienen cierta gracia las escenas oníricas, en que Dave habla con el espectro de un general sudista, y que intentan subrayar la vigencia de cierto espíritu caballeroso sureño, frente a la violencia atávica que nunca acaba.

4/10
Boardwalk Empire

2010 | Boardwalk Empire | Serie TV

1920, la Ley Seca está vigente en Estados Unidos, pero el alcohol fluye por todo el país, el suministro está asegurado por la proliferación de destilerías ilegales, y la bandas de gángsteres hacen su agosto con el contrabando del codiciado líquido. Atlantic City es un hervidero de actividad para estos contrabandistas, y el 'amo' de la ciudad es Nucky Thompson, político y gángster a partes iguales. Conexiones con otras ciudades como Chicago y Nueva York, donde impera el hampa con tipos tan conocidos como Al Capone y Lucky Luciano, más el avance del movimiento sufragista, que pide el voto para la mujer, configuran la atmósfera de una época irrepetible. Lujosa serie de HBO basada en hechos reales y con una asombrosa reconstrucción de época, cuenta como productor ejecutivo con Martin Scorsese, que además dirigió el episodio piloto, en su momento anunciado como el más caro de la historia de la televisión. El reparto, con el gran Steve Buscemi al frente, realiza un formidable trabajo. Pero como en otras producciones de HBO, existe un regodeo llamativo en el sexo y la violencia, como si sus responsables quisieran alardear de un material "sensible" que las televisiones americanas no pueden dar en abierto porque así está regulado, y ellos sí por emitir en canales de pago. Cortada por el mismo patrón que Los Soprano, no en balde su creador Terence Winter y algunos directores de episodios fueron artífices de esa serie, en Boardwalk Empire se describe con todo detalle, gracias a unos guiones muy trabajados, un mundo profundamente inmoral y determinista, donde los personajes apenas parecen tener un ápice de libertad para forjar su propio destino. Si esta óptica puede entenderse en lo relativo a los criminales, llama más la atención en el retrato del agente de la ley Van Alden, del que resulta difícil comprender su sentido de la justicia y el deber, o en el de la viuda irlandesa madre de dos niños Margaret, que en aras a la supervivencia se sumerge paulatinamente en el mundo de Nucky. Precisamente el personaje de Margaret sirve para introducir, en un mundo machista dominada por los hombres, el elemento feminista: ella es una mujer inteligente y culta, que en una sociedad asfixiante donde la mujer es con frecuencia simple instrumento de placer y compañía, intenta encontrar su sitio.

6/10
Asfixia

2008 | Choke

Adaptación de la novela homónima del rarito autor Chuck Palahniuk, conocido sobre todo por la obra que dio pie al film de David Fincher El club de la lucha. Intregrante del grupo de autores de la Generación X, como Bret Easton Eallis y Douglas Coupland, sus argumentos se caracterizan por sus pretensiones iconoclastas y transgresoras, con “idas de olla” sorprendentes, por así decir. En Asfixia seguimos la pista a Victor Mancini, un adicto al sexo que acude a sesiones de rehabilitación. Su mejor amigo, también con problemas sexuales, es un compañero de trabajo de un parque temático, que recrea del modo más hortera posible la vida de los antiguos colonos americanos. Victor tiene a su madre Ida (se llama así, de verdad, no es un juego de palabras, al menos, no nuestro) con demencia senil, internada en una residencia. El hombre ha tenido relaciones sexuales prácticamente con todo el personal de la residencia, pero hete aquí que ha llegado una nueva doctora, que se le resiste, razón por la cual se enamora de ella. La doctora de marras le dice que existe un nuevo tratamiento experimental para tratar a su madre con células embrionarias, y propone a Victor tener un escarceo rápico, nada serio, pues ella está dispuesta a engendrar un hijo para la ocasión; ¿y qué mejor lugar para ello que la capilla? Por otro lado, Ida revela al amigo de Victor la existencia de un diario, que podría permitirle saber quién es su padre. ¡Y atiza!, resulta que con células de una santa reliquia nació Victor, que podría ser un nuevo mesiás. Nos hemos detenido en describir con pelos y señales la trama de este film, porque hay que verlo para creerlo, es difícil encadenar más tonterías en menos tiempo. Se trata de una auténtica diarrea mental, que en fin, debe pretender ser satírica y tal, y hasta en el camino trata de sembrar buenos sentimientos, el amor, la amistad, la filiciación y la maternidad, pero que en definitiva resulta insufrible, todo consiste en una montaña rusa en que la “gracia” consiste en saber cuál será el nuevo disparate supuestamente ingenioso que viene a superar al anterior en “rizar el rizo”. Preocupan algunos de los intérpretes, que se diría se están encasillando peligrosamente en personajes enfermizos y estrambóticos, véase a Sam Rockwell (Confesiones de una mente peligrosa) y Anjelica Huston (asociada con Wes Anderson en Los Tenenbaums, Life Aquatic, Viaje a Darjeeling).

3/10
Caballero y asesino

2008 | The Merry Gentleman

La vida de dos personas con secretos muy diferentes se va a cruzar de modo inesperado en este singularísimo cuento de Navidad. Frank Logan es un asesino a sueldo, que mata a sus víctimas con fría eficacia sin cuestionarse jamás sus acciones. Mientras que la dulce y bondadosa Kate Frazier ha huido del hogar que comparte con su violento marido policía para iniciar una nueva vida, donde no se le escapa a una compañera de trabajo su excepcional calidad humana. Una noche próxima a la Navidad las dos amigas salen de la oficina, y Kate que eleva su mirada al cielo ilusionada con el inicio de una nevada, ve a un tipo en el borde de una azotea. Se trata de Frank, que acaba de matar a un hombre, y ella, pensando que es un suicida no puede reprimir un grito que hace que él caiga dentro de la azotea. Más tarde el hombre no aparece, pero la policía interroga a Kate, y uno de los inspectores, Dave Mucherson, prendido de ella, la invitará a salir. Ello coincide con la entrada formal de Frank en la vida de Kate, desde el momento en que le ayuda a cargar con un inmenso árbol de Navidad. Magnífico debut en la dirección del actor Michael Keaton, el rostro de Batman en las películas de Tim Burton sobre el caballero oscuro. Maneja el guión de otro debutante en los libretos de largos, Ron Lazzeretti. Caballero y asesino es una historia romántica y poética de redención, con formato de cuento y personajes tremendamente atractivos, donde la mano de la providencia, y concretamente de Jesús, actúa con modos realmente inesperados e impredecibles. El debutante director se muestra estiloso, con pasajes muy visuales, y un uso inteligente de la evocadora partitura musical. Hay una gran sobriedad en la descripción de cómo Kate cautiva a las personas que tiene cerca, ya se trate de su amiga del trabajo, o de los tres hombres de su vida: el violento marido -su reaparición y los motivos que le guían, sinceros en su demencia, resulta escalofriante-, el policía de vida desarreglada y el asesino nihilista y parco en palabras, siempre con la gorra encasquetada, en cuyo corazón aún reside un resto de humanidad. Los actores entregan estupendas interpretaciones: Michael Keaton se reserva al asesino, mientras que Kelly Macdonald es la mezcla perfecta de inocencia herida y generosa bondad, y Bobby Cannavale, pese a su poca presencia, encarna muy bien al marido; y los desconocidos Tom Bastounes -el policía- y Darlene Hunt -la amiga- constituyen dos gratas sorpresas.

6/10
No es país para viejos

2007 | No Country for Old Men

En algún lugar de la frontera entre Estados Unidos y México, no muy lejos de Río Grande... Una operación de narcotráfico ha terminado en río de sangre, compradores y vendedores no han sabido entenderse... Al desértico lugar donde realizaban el intercambio llega por casualidad Llewelyn Moss, un peón soldador, y encuentra cerca a un tipo recién fallecido que tenía consigo un maletín con dos millones de dólares. La tentación de quedárselo es demasiado grande, aunque Llewelyn no es un ingenuo. Desde el momento en que deja desgraciadamente una pista que permite identificarle, un sádico asesino al servicio de los narcos, Anton Chigurh, le pisa los talones. Pero decide afrontar el riesgo de retener el dinero. Así que pide a su esposa que se vaya a casa de su madre, mientras intenta aguantar él solito la caza de que empieza a ser codiciada presa. Al tiempo, también el sheriff local, Ed Tom Bell, miembro de una familia con varias generaciones al servicio de la ley, intenta dar con su paradero.Extraordinaria película de los hermanos Joel y Ethan Coen, quizá la mejor de su valiosa filmografía, y prueba de la plena madurez que han alcanzado como cineastas. No es que antes hubieran dejado de demostrar su talento, allí están títulos tan redondos como Muerte entre las flores o Fargo. Pero es cierto que les podía su vertiente gamberra, se hacían demasiado reconocibles con sus bromas y su estilo visual. En la obra del escritor Cormac McCarthy han encontrado temas y personajes con los que pueden identificarse, y con los que, en efecto, se han identificado. Así que se benefician de la gran humanidad con que McCarthy pinta a sus personajes de la frontera, tipos lacónicos, habituados a la vida dura; y de algún modo depuran lo que en otros de sus filmes resulta exagerado. Y la combinación Coen-McCarthy resulta perfecta. Porque hablar de una historia con asesinos pasados de rosca (estupendo Javier Bardem, y también Woody Harrelson, con menos presencia), y tipos duros, supervivientes natos (los personajes de los magníficos Josh Brolin y Tommy Lee Jones, uno al que atrae el dinero, pero que tiene un código moral que le lleva, por ejemplo, a llevar agua a un tipo al que dejó malherido, el otro con un claro sentido de la justicia, pero cansado de ver cómo el mal y la crueldad dominan con frecuencia el mundo), es hablar claramente del universo Coen; pero la aproximación por la senda McCarthy ayuda sobremanera a la credibilidad de lo narrado. Y no sólo en los protagonistas, sino también en tipos humanos de la América profunda, un vendedor, el encargado de un motel... Gente corriente y moliente, que se suelen ver poco en las películas, y a la que los Coen ya se habían acercado en títulos como Fargo.Resulta increíble la impecable caligrafía cinematográfica que presenta este trabajo de los Coen. La historia salta de uno a otro personaje con naturalidad, y la tensión del "duelo", por así decir, entre Llewelyn y Anton, alcanza niveles altísimos, ya sea en medio del desierto, esa dinámica persecución hasta el río; en el motel de carretera; o en México. Hay violencia, dura e impactante, desagradable si se quiere, aunque tampoco se busca el regodeo. Funciona muy bien la sobriedad de los personajes, e incluso el que se prestaba más al histrionismo, el de Bardem, está contenido en su justo punto. Hay reflexiones apuntadas, sobre la libertad y la responsabilidad (esa moneda caprichosa de Anton no le exime de lo que es una crueldad salvaje y deliberada), el anhelo de un hogar tranquilo, y la implantación de un orden justo que no llega. Incluso se alude al universal deseo del encuentro con Dios en la vida de uno, del que se aguarda a veces a que haga su aparición cuando uno ya es de edad avanzada, quizá olvidando que ese encuentro tiene algo de búsqueda, que no puede dejarse a la pura providencia, aunque ésta cuente, y mucho.

9/10
La niñera mágica

2006 | Nanny McPhee

A la muerte de su esposa, el señor Brown, gestor de una funeraria, debe encargarse de la educación de sus siete hijos. Éstos son un hatajo de diablillos, que han colmado la paciencia de todas las niñeras que han tenido hasta la fecha. La última huyó despavorida, después de que los pequeños salvajes consiguieran hacerle creer que se habían comido al más pequeño de todos. Para colmo de males, la tía del señor Brown, una anciana gruñona que pasa una pensión, le amenaza con echarle de su casa si no encuentra una nueva esposa en el plazo de un mes. De pronto aparece en la puerta de los Brown, como por arte de magia, Nanny McPhee, una mujer de aspecto desagradable. Aceptará el poco apetecible puesto de niñera, a condición de librar los domingos por la tarde; y enseñará a los chicos, con métodos inesperados, cinco lecciones: ir a la cama cuando se les manda, levantarse de forma responsable, vestirse a su hora, escuchar y obedecer órdenes. Emma Thompson ganó un Oscar como guionista, por su adaptación de Sentido y sensibilidad, que también protagonizaba. Ahora, repite esa doble función en esta versión de 'Nurse Matilda', serie de cuentos infantiles escritos en los 60 por Christianna Brand, novelista británica especializada en misterio. La propia Emma Thompson ha comentado que su labor ha sido algo complicada, porque el argumento no se basa en un libro concreto, sino que incorpora elementos de las tres obras sobre el personaje. Incluso tuvo que cambiarle el nombre, para evitar confusiones con Matilda, otro film para niños basado en un libro de Roald Dahl. El cineasta Kirk Jones, desaparecido desde que triunfó con Despertando a Ned, ha logrado mantener la esencia de las clásicas fábulas para niños, componiendo una especie de versión severa de Mary Poppins. El cineasta ha contado con secundarios bastante ilustres, como Derek Jacobi, Imelda Staunton y Angela Lansbury, cuya presencia no parece casual en una cinta que conecta con La bruja novata, uno de sus mayores éxitos. Combina elementos sacados de las comedias sofisticadas de los años 30, con partes que parodian los cuentos infantiles. Presenta una interesantísima visión de la educación infantil, centrada en estimular la propia responsabilidad de los chavales. En realidad, la niñera no les dice lo que deben hacer, sino que deja que lo aprendan ellos mismos colocándolos en situaciones extremas.

7/10
All the Invisible Children

2005 | All the Invisible Children

Colección de siete notables cortometrajes en torno a la infancia, varios de ellos dirigidos por cineastas de prestigio mundial. Se trata de un proyecto humanitario y artístico promovido por la organización UNICEF, con la idea de que las ganancias económicas sean destinadas a entidades dedicadas a la protección de los niños. No es difícil colegir que todos estos cortometrajes se centran en las experiencias tremendamente duras que han de vivir muchos menores en los diversos países del planeta. Así, las historias están ambientadas en África, los Balcanes, Estados Unidos, China, Brasil e Italia, y todas tienen como protagonistas a niños con edades comprendidas entre los diez y quince años. Algunas de ellas son más intensas y dramáticas que otras, pero todas ofrecen una reflexión honda y ponen en la picota la indefensión de los niños y las injusticias que muchos de ellos tienen que vivir. Entre las historias más duras están “Tanza”, sobre un niño de la guerra en un país africano, dirigido por Mehdi Charef, y “Los niños de Jesús de América”, durísimo corto, al más puro estilo Spike Lee, acerca de la marginación que sufre una niña de Brooklyn, inteligente y alegre, que descubre la terrible enfermedad que ha heredado de sus padres drogadictos. Son pesarosos también los cortometrajes “Ciro”, del italiano Stefano Venaruso, sobre un chaval que malvive robando en Nápoles ante la absoluta despreocupación de sus padres, o el extraño y onírico “Jonathan”, dirigido por Ridley Scott y su hija Jordan Scott, sobre un fotógrafo de guerra que, incapaz de superar su atroz experiencia, se refugia en una idílica y fantasiosa infancia el día en que tiene que volver a realizar su trabajo. Mucho más divertido se muestra Emir Kusturica, cuyo “Blue Gypsy” destaca por su imaginería tragicómica. El director serbio ofrece de nuevo el jolgorio gitanesco tan recogido ya en sus largometrajes, esta vez a través de la dura experiencia del simpático Uros, un chaval internado en un reformatorio. Pero sin duda las mejores historias son las que vienen de Brasil y de China. La directora Kátia Lund –colaboradora de Fernando Meirelles en la magistral Ciudad de Dios– enternece con la preciosa historia de "Bilu y João", dos simpáticos hermanos que luchan por sobrevivir en una favela de Sao Paulo. Su alegría, su bondad y su destreza para descubrir cualquier oportunidad de ganar unas perrillas es sencillamente encantadora y llena de esperanza. Por su parte, en "Song Song y la pequeña Cat" el hongkonés John Woo ofrece una emotiva historia sobre dos niñas chinas muy diferentes, una rica y triste, y otra paupérrima y bondadosa hasta el extremo. Es llamativo cómo Woo, un cineasta célebre por sus películas de acción, logra conmover con su sensible y poética mirada a la infancia.

6/10
Guía del autoestopista galáctico

2005 | The Hitchhiker's Guide To The Galaxy

Arthur Dent está desesperado. Su casa va a ser demolida porque entorpece la construcción de una carretera. Pero Ford Prefect, su mejor amigo, le quita hierro al asunto. ¿Qué importancia tiene quedarse sin casa si la Tierra entera va a ser también demolida por culpa de la construcción de una autopista espacial? Tras explicarle que en realidad es un extraterrestre, Ford echa mano de un teletransportador para escapar de la debacle del planeta Tierra, materializandose con Arthur en una nave que pasaba por allí. Fiel adaptación de la obra de Douglas Adams, que creó esta parodia de la ciencia-ficción para un programa radiofónico de la BBC, posteriormente adaptado a una saga de novelas. Muy popular en Gran Bretaña, Adams, prematuramente fallecido, utiliza humor absurdo, a veces bastante ingenioso, muy alejado del estilo facilón y las groserías predominantes en muchas comedias. De presupuesto limitado, los actores son completamente desconocidos, salvo en el caso de Sam Rockwell, y de John Malkovich, que realiza un pequeño cameo. Destacan las criaturas, creadas por el equipo de Jim Henson, y las pequeñas sátiras de la política y la burocracia.

4/10
Tristram Shandy: a Cook and a Bull Story

2005 | A Cock and Bull Story

Tristan Shandy es un clásico de la literatura británica, de Laurence Sterne, prácticamente imposible de adaptar al cine por su caótica estructura. El director Michael Winterbottom en realidad no lleva al cine la obra, sino que la toma como excusa para una comedia ligera, rodada entre 9 Songs y Camino a Guantánamo, sobre un grupo de intérpretes y cineastas que ruedan una adaptación de la obra de Sterne. La trama se centra sobre todo en el actor Steve Coogan, perseguido por un periodista que quiere publicar una historia escandalosa sobre él, al tiempo que su novia llega inesperadamente con su hijo de seis meses. Winterbottom compone una película experimental, como lo era en buena medida la novela citada. Así, algunos pasajes parecen improvisados, o dos personajes discuten en qué orden deben aparecer sus nombres en el reparto, justo antes de los créditos. Winterbottom suele entregar películas redondas (Wonderland, Jude) y otras que no lo son (9 Songs, Contigo o sin ti). En esta ocasión se queda a medio camino, pues compone una obra menor, pero que se sigue con interés, con bromas eficaces.

4/10
Lassie

2005 | Lassie

Revisitación de las aventuras de la perra Lassie, basada en la obra de Eric Knight, cuya versión fílmica más conocida es la de 1943, con unos jovencitos Roddy McDowall y Elizabeth Taylor. Detrás de la que nos ocupa está el británico Charles Sturridge, célebre sobre todo por su magnífica serie televisiva Retorno a Brideshead. La trama se sitúa en vísperas de la II Guerra Mundial, y como ocurría en títulos como La Sra. Miniver, acentúa las diferencias de clase social. El duque de Rudling vive en su magnífica mansión campestre, y le acompaña su nieta, llevada ahí en previsión a un conflicto bélico que se adivina próximo. Paseando por el pueblo ambos ven a una magnífica perra collie, Lassie, y el duque hará una oferta de compra a sus dueños. Gente humilde, al principio rehúsan en atención al cariño que tiene su hijo al animal, pero las penurias económicas –la mina local de carbón cierra sus puertas– obliga a la venta. Sin embargo Lassie se revelará con una perra muy fiel a su joven amo, y como una consumada maestra en fugas intentará una y otra vez volver junto a él. Agradable película familiar, a la que al tiempo se le imprime un aire realista, sobre todo en lo concerniente a la fotografía. La escena de arranque –una cacería de zorros que acaba en la mina– resulta improbable, pero sirve bien para establecer el abismo que separa a pobres y a ricos, y que va a propiciar la separación de Lassie de los suyos. El film está sembrado de buenos sentimientos, como cabe imaginar. Pero a la vez hay buenos momentos humorísticos –Lassie en el juzgado–, y escenas de cabriolas bien coreografíadas. Destaca el emotivo episodio en que Lassie es acogida por un enano feriante. Hay un acierto en el reparto, sobre todo en los papeles de los adultos, aunque como cabe imaginar la perra protagonista es la reina de la función.

6/10
Descubriendo Nunca Jamás

2004 | Finding Neverland

La historia de las aventuras de Peter Pan en su país de Nunca Jamás es considerada una de las cumbres de la imaginación humana; su idílica visión de la infancia perdida, de sus deseos y quimeras, junto con la huida de la responsabilidad que exige la madurez, son ideas vertebrales de una obra inmortal, considerada un hito de la literatura moderna. Cómo surgió este mundo, qué lo desencadenó, qué pensaba y sentía el escritor J.M. Barrie y, en fin, todo lo que rodeó su proceso creativo es el tema de esta sensible película dirigida por Marc Forster con exquisito refinamiento. La película comienza con un Barrie en horas bajas. Sus obras teatrales le han dado renombre y han obtenido un considerable éxito en los círculos pudientes de la Inglaterra del incipiente siglo XX, pero lleva tiempo sin inspiración y su alma se está anquilosando: necesita algo nuevo. Un día soleado, mientras se encuentra en los jardines de Kensington, halla por casualidad lo que buscaba. Se trata de la familia Llewelyn Davies: cuatro niños revoltosos y su madre, una viuda guapa y joven. James se hace amigo de ellos. Durante meses, los chavales se divierten con sus ocurrencias, sus trucos de magia, sus imaginativos juegos, y Barrie aprende a quererlos, a disfrutar de su compañía, al tiempo que algo comienza a fraguarse en su imaginación. Con el tiempo, su íntima relación con los Llewelyn Davies agudizará su crisis matrimonial y provocará habladurías, pero también fructificará en una obra inolvidable que remite a la infancia e invita a los adultos a creer de nuevo en los sueños. Forster (Monster's Ball) adapta la obra teatral “El hombre que era Peter Pan”, escrita por Allan Knee, y es sorprendente el ingenioso modo de plasmarla en imágenes. Los planos desprenden una belleza melancólica enorme, acentuada por una ambientación muy natural, gran variedad de estampas idílicas y una cálida y preciosa luminosidad. Johnny Depp, nominado al Oscar, compone un Barrie comedido y realista, pero todo el reparto está fantástico, especialmente Kate Winslet y el pequeño y expresivo Freddie Highmore. Aunque exquisita en su aspecto formal y con una deliberada y notable carga de emotividad, la película no es, sin embargo, un simple cuento de hadas: hay drama serio, conflictos afectivos profundos, una egoísta y condescendiente ruptura matrimonial, dolor y lágrimas. Es decir, mucha dosis de realidad.

7/10
La sombra del poder (2003)

2003 | State of Play | Serie TV

Sonia Baker, una mujer que ejerce de investigadora para el congresista Stephen Collins, muere arrollada en el metro de Londres. La víctima investigaba las actividades de una empresa privada, y mantenía una relación extraconyugal con Collins. El mejor amigo de éste y su esposa, el periodista Cal McAffrey, investiga el caso, pero descubre que está relacionado con una oscura trama. Thriller político que recuerda a películas como Todos los hombres del presidente. De reparto impecable, supuso el mayor éxito de la década de la británica BBC. Acaba de estrenarse en cines el remake, protagonizado por Russell Crowe y Ben Affleck.

7/10
Intermission

2003 | Intermission

Film independiente irlandés, con múltiples personajes. Por el metraje pululan un ladrón con pinta de skin head (Colin Farrell), bruto y sin escrúpulos; el policía duro que sueña con ser protagonista de un documental; dos amigos que trabajan en un hipermercado, con un jefe que les agobia: al primero su novia le ha dejado por un hombre casado, y el otro es hipertímido, obsesionado con el sexo, que acaba teniendo una relación con una mujer madura; finalmente, la chica que se ha ido con el hombre casado tiene una hermana que odia a los hombres tras una mala experiencia, descuida su aspecto externo (tiene un bigote a lo Burt Reynolds), y sólo caerá en la cuenta al verse en televisión, entrevistada para un reportaje... Y hay más, más gente, además de un chapucero secuestro de por medio. El desconocido debutante John Crowley une con habilidad las distintas historias, no hay confusión posible. Además, y ahí reside su principal mérito, llegas a conocer a los personajes, entiendes sus fobias y filias, sus frustraciones. El film tiene un aire moderno y desinhibido, algo iconoclasta, y se ha rodado cámara en mano, suelta, lo que transmite espontaneidad. Y se logra un punto gracioso, cachondo: te ríes, aunque los personajes insatisfechos tengan su parte de patetismo.

6/10
Gosford Park

2001 | Gosford Park

Méritos no le faltan al veterano director Robert Altman, aunque sólo sea por su habilidad para componer este enorme puzzle costumbrista de tan numerosas piezas. Estamos en 1932, en algún lugar de la campiña inglesa, donde se emplaza la enorme finca de Gosford Park, con la suntuosa mansión –un palacio en toda regla– de Sir William McCordle. Allí tiene lugar una concurrida reunión de caza de amigos y parientes –algo que recuerda a La regla del juego, del maestro Jean Renoir–, los cuales, acompañados cada uno de sus sirvientes, conforman la flor y nata del dandismo. Pero entre los invitados no reina precisamente la amistad; más bien se llevan otros vicios “elegantes” como la envidia, el rencor o la hipocresía. En fin, que da igual que se trate de un apolillado conde adinerado o de la última cocinera de la lista: todos arrastran su personal baúl de miserias secretas. Pero la encantadora reunión de sociedad se pondrá patas arriba cuando un asesinato llene de estupor a todos los invitados. La película tiene su punto fuerte en la cuidada ambientación y en la esmerada planificación para mostrar la alteridad de entre siervos y señores. Gracias a un montaje vivo y preciso se hace imposible relajarse. La expectación ante el inmenso reparto de personajes –un verdadero laberinto de nombres– acaba diluyéndose en el enorme tapiz de formalismo presente en Gosford Park, hasta dar lugar a una obra coral de sutiles reacciones psicológicas, gestos y miradas. A todo eso contribuye eficazmente el envidiable reparto: un elenco de actores y actrices que encarnan perfectamente la gélida flema británica que el experimentado Altman traslada con virtuosismo a la pantalla. La película ganó el premio al mejor guión en la última ceremonia de los Oscar.

5/10
Two Family House

2000 | Two Family House

Buddy tiene un gran deseo de ser cantante. Lo malo es que su mujer Estella es demasiado “práctica” y no cree en los ideales de su marido. Pero cuando Buddy monte un bar para poder cantar para sus propios clientes su sueño empezará poco a poco a tomar forma. Sentido melodrama que recibió con merecimiento el Premio del Público del Festival de Sundance 2000.

6/10
Adiós a la inocencia sexual

1999 | The Loss of Sexual Innocence

Película inusual, del aficionado a los experimentos visuales y narrativos Mike Figgis (Leaving Las Vegas, Miss Julie). Este director británico toma varias historias breves de amor y desamor, y hace un paralelismo sugerente con la expulsión de Adán y Eva del paraíso después de que cayeran en el pecado. Figgis especula sobre ese estado de inocencia de “nuestros primeros padres” y lo compara con la situación actual del amor en nuestra sociedad, donde fácilmente se cae en el reduccionismo de identificarlo con el puro sexo. Se trata de una película para ver con calma, y con la disposición de pensar un poquito. El derroche visual y bombardeo de imágenes puede desconcertar al espectador no avisado, pero hay que reconocer a Figgis el mérito de intentar caminos estéticos novedosos. En el film, se puede ver a Saffron Burrows, vista recientemente en una película muy diferente: Deep Blue Sea.

4/10
Entropy

1999 | Entropy

Phil Joanou (El clan de los irlandeses) escribe y dirige esta comedia dramática que cuenta entre los productores con Robert De Niro. Jake Walsh, un realizador de vídeos musicales, recibe la oferta de hacer un largometraje para Hollywood. Genial, ¿no? Sin embargo, los problemas de rodaje, los potentados del "star system" y el amor por una mujer llevarán su vida a un desorden descomunal. El variado reparto cuenta con la colaboración de Bono, líder del grupo U2.

4/10
Los secretos de la inocencia

1999 | My Life So Far

Dieciocho años después, Hugh Hudson y David Puttnam, director y productor respectivamente de la fantástica Carros de fuego, vuelven a formar dúo en este film para contar el paso del niño Fraser a la adolescencia en el entorno de una idílica finca. Los personajes pintorescos, como el padre, un inventor medio chiflado, la madre con los pies en el suelo, el tío y su novia francesa, le marcan de modo decisivo. El reparto es verdaderamente superestelar.

7/10
Cousin Bette

1998 | Cousin Bette

La solterona Bette cree que su suerte ha cambiado cuando cree que se va a convertir en la esposa de un adinerado viudo. No es así, sino que se pasa a ser su ama de llaves. Despechada, convierte en blanco de sus ansias de venganza a la familia a la que sirve. Adaptación de una novela de Honoré de Balzac, situada en el siglo XIX, es una historia de personajes amargados entre los que destaca el trabajo de la actriz Jessica Lange.

6/10
Elizabeth

1998 | Elizabeth

El film del director indio Shekhar Kapur especula con la vida sentimental de Elizabeth, dándole un "toque oriental". Fue conocida como "la reina virgen" y, desde luego, nunca se casó. Pero antes de tomar tal decisión, para dedicarse a gobernar, ¿tuvo alguna aventura sentimental? Lapur y su guionista, Michael Hirst, piensan que sí; y además, bastante tórrida. La historia, en este punto, parece darles la razón. La reconstrucción ambiental de la película es de primera clase. Pero, en la precisión histórica, el film se toma algunas libertades. No sólo en la vida amorosa de la reina, sino en las diversas intrigas políticas, y en las diferencias entre anglicanos y católicos. Para imprimir un aire de conspiración al film, Kapur ha convertido a la cámara en el "principal conspirador": "se mueve como una serpiente, siempre lista para atacar". El éxito del film en Estados Unidos ha sorprendido a sus productores británicos. No sólo ha valido un Globo de Oro a su actriz principal, Cate Blanchett, sino que la película ha obtenido 7 candidaturas a los Oscar, incluida la de mejor película.

6/10
Trainspotting

1996 | Trainspotting

Las drogas según Danny Boyle. La voz en off de Mark con que empieza el film, propone una curiosa disyuntiva: escoger una vida rutinaria ("escoge la vida, escoge el trabajo, escoge una carrera...") o el vértigo irracional de las drogas. El trío Boyle (director)-Andrew Macdonald (productor)-John Hodge (guionista), que adapta la impactante novela del vitriólico Irvine Welsh, ofrece una visión muy descarnada de la drogadicción, donde sentido del humor y hallazgos visuales (como la célebre y alucinante escena de la taza del váter) no ocultan la sordidez del tema, y los peligros reales a donde lleva.

7/10

Últimos tráilers y vídeos