IMG-LOGO

Biografía

Hal Baylor

Hal Baylor

Hal Baylor

Filmografía
El emperador del Norte

1973 | The Emperaror Of The North Pole

Un guardavías descarga su mala leche en los mendigos que viajan de balde. Son los años de la Depresión, y con un punto de sadismo Shack (Ernest Borgnine) se ceba sin razón aparente. Pero va a encontrarse con la horma de su zapato: un tipo (Lee Marvin) que quiere burlarle para convertirse en ‘El emperador del Norte’. Gran film de acción de Robert Aldrich, el enfrentamiento resulta un auténtico duelo de titanes. Inolvi-dables las escenas en el techo de los vagones.

6/10
Colinas ardientes

1956 | The Burning Hills

Un granjero rico y avaricioso va haciéndose con todas los terrenos que tiene alrededor y para ello utiliza una banda de delincuentes. Pero la llegada de un nuevo vecino, Jordan, empezará a cambiar las cosas. Discreto  aunque entretenido western, que tiene como mejor baza la presencia de una joven Natalie Wood (West Side Story).

4/10
This Is My Love

1954 | This Is My Love

Dramón alrededor de los amores y desamores de la solterona y reprimida Vida, que no hace honor a su nombre, a diferencia de la hermana con la que vive, y eso que el marido de ella no es el tipo más alegre del mundo. El caso es que Vida no está muy satisfecho de su noviazgo, y parece dispuesta a arruinar la felicidad de los demás, empezando por los más próximos. Resulta un tanto artificial esta nueva colaboración de Linda Darnell con el dúo Stuart Heisler-Hugh Brook tras La isla del deseo. La comparación con "Madame Bovary" le viene grande.

4/10
Infierno blanco (1953)

1953 | Island in the Sky

En los años de la Segunda Guerra Mundial, una serie de pilotos y personal de aviación civil realiza tareas de transporte de suministros. En uno de estos viajes el avión que comanda Dooley se ve sorprendido por una tormenta y las bajas temperaturas que crean capas de hielo en las alas, lo que les obliga a un aterrizaje forzoso en una zona ignota de los nevados bosques canadienses. Con las comunicaciones impracticables, la supervivencia mientras llegan las fuerzas de rescate que peinan un área inmensa se promete harto complicada. Potente película aérea de William A. Wellman, que ese mismo año entregó también Escrito en el cielo. Como en ese film, John Wayne producía a través de su compañía Wayne-Fellows. Se trata de un film de aventuras que supone un hermoso canto a la camaradería masculina, reflejada profusamente tanto a través de los accidentados como de los compañeros que tratan de dar con su paradero. El film hace un efectivo uso de la voz en off, tanto a través de la de un narrador, al que puso voz el propio Wellman, como de la de varios personajes, entre otros Wayne, cuando las cosas empiezan a ponerse feas y duda acerca del modo de ejercer el liderazgo que se le supone. La trama de la novela de Ernest K. Gann, que adapta él mismo, ignora el significado de la palabra cinismo. Hay, sí, seres humanos, a los que asalta el miedo y otras debilidades, pero que saben el valor de la lealtad, y a los que sostienen en los momentos difíciles el recuerdo de sus familias, o una fe sencilla que les empuja a rezar. La fotografía de los parajes nevados en blanco y negro de Archie Stout es muy bella y pinta bien la desolación a la que se enfrentan los hombres "caídos del cielo"; también es excelente la fotografía aérea. El film se rodó en el lago Donner, en condiciones climáticas difíciles. Y Gann recordaba la pasión que puso Wellman al preparar la película: "Era emocionalmente un chiquillo. Tenía un temperamento vivaz y emocional hasta la arrogancia. Pero también había en él emoción e inspiración, y era capaz de ser realmente humilde. Con su discurso unas veces entusiasta y otros lastimero pronto me contagió su excitación y llegué a estar de acuerdon con él en que 'nosotros' estábamos a punto de dar a luz una obra maestra." El amplio reparto es excelente, y cada actor, como Andy Devine, James Arness o Harry Carey Jr., imprime a su personajes grandes dosis de humanidad. Duke, una vez más, demuestra ampliamente su carisma de estrella, verdaderamente único.

8/10
Big Jim McLain

1952 | Big Jim McLain

Jim McLain y su compañero Mal Baxter pertenecen al comité estadounidense de actividades antiamericanas y tienen la misión de investigar e interrumpir los ánimos de unos rebeldes comunistas de Hawai. Con localizaciones en la misma isla del Pacífico, la cinta era una nueva excusa para colocar a John Wayne en misiones secretas por lugares exóticos donde, claro está, se ligaría a la chica de turno; Nancy Olson (Trigo y esmeralda), en este caso. El dato curioso es que precisamente el actor tuvo durante su vida un intenso activismo político anticomunista.

4/10
Nadie puede vencerme

1949 | The Set-Up

Stoker, púgil fracasado, se dispone a lavar su buen nombre en un combate. Está a punto de enfrentarse a Nelson, en un combate que puede devolverle la dignidad si gana. Pero unos mafiosos han comprado el combate, y se supone que Nelson debe dejarse ganar. Uno de los más destacados trabajos de Robert Wise, que mezcla el cine negro con el boxeo. El cineasta filma unos combates pugilísticos brutales, que inspirarían años más tarde a Martin Scorsese en su Toro salvaje.

8/10

Últimos tráilers y vídeos