IMG-LOGO

Biografía

Hugo Becker

Hugo Becker

33 años

Hugo Becker

Nació el 13 de Mayo de 1987 en Metz, Moselle, Lorraine, Francia
Filmografía
Ósmosis

2019 | Osmosis | Serie TV

París, en un futuro próximo. Esther ha desarrollado junto a su hermano, Paul, una nueva tecnología denominada Ósmosis, que consiste en la colocación de nanobots en los cerebros de las personas, capaces de leer sus pensamientos y emociones. Cruzando la información que recolectan con bases de datos y redes sociales, dan con la media naranja perfecta de cada sujeto. A la primera prueba se presentan candidatos como Ana, muchacha con problemas de peso que el experimento empareja con un profesor de gimnasia, el homosexual Lucas y el adicto al sexo Niels. Otra serie francesa producida por Netflix tras Marsella y Plan corazón. Ésta tiene como creadora a Audrey Fouché, con experiencia en producciones para la pequeña pantalla como Les revenants, y que parece seguir los pasos de la serie que avisa sobre los peligros de la tecnología Black Mirror. En concreto tiene el mismo tema central que “Hang the DJ”, episodio de la cuarta temporada, que alertaba de los riesgos de las aplicaciones de citas románticas. No acaba de estar lograda la mezcla de melodrama familiar, thriller de espionaje industrial, y ciencia ficción. Tampoco los numerosos personajes tienen todos el mismo interés, por lo que el ritmo acaba siendo irregular, y falta algo de frescura. Pero apunta interesantes notas sobre la equivocación de basar decisiones vitales en avances científicos, y critica en cierta forma la simplona idea, muy extendida en la sociedad moderna, de que existe la pareja perfecta para cada uno, que no requeriría luchar para salvar la relación, ni exigiría de ningún esfuerzo, el día a día fluiría sin problemas. Agathe Bonitzer, que ha protagonizado títulos como Bella durmiente, de Adolfo Arrieta, encabeza un reparto coral más o menos equilibrado.

5/10
Bienvenidos al barrio

2019 | Jusqu'ici tout va bien

Pese a haber afrontado un doloroso divorcio, las cosas parecen ir bien para el cuarentón y padre de un hijo adolescente Fred Bartel, al frente de una compañía que realiza diseños para perfumes y cosméticos. Pero Hacienda descubre que ha mentido, domiciliando la entidad en un barrio pobre, para lograr incentivos fiscales previstos para quienes den trabajo a los desfavorecidos. Cuando le dan a elegir entre pagar un pastizal como sanción, o trasladarse realmente con sus trabajadores a la zona periférica parisina, Bartel escoge lo segundo. Acaba en la Corneuve, zona muy conflictiva, donde los recién llegados no parecen encajar demasiado bien, aunque el jefe contratará a un tipo que le suplica que le dé un trabajo, Samy, guardia de seguridad que resultará de gran ayuda. Nicolas Duval Adassovsky, uno de los productores de Intocable, está detrás de esta comedia que pretende ir en la misma línea, pues acumula chistes sobre el contraste de clase social entre los dos protagonistas principales, al tiempo que muestra la realidad de las zonas más pobres de Francia, dándola a conocer en tono amable, sin ocultar problemas que han dado lugar a terribles disturbios. No en vano, la realización le ha sido encomendada a Mohamed Hamidi, que abordaba con gran sentido del humor la disparidad entre inmigrantes y franceses de origen en sus dos anteriores trabajos, Mi tierra y La vaca. Quizás no resista comparaciones con el film sobre el millonario tetrapléjico y su asistente, y se le podría haber sacado algo más de jugo al punto de partida. Pero logra arrancar carcajadas, en momentos inspirados, como el recorrido turístico en autobús de los subalternos de Bartel por la nueva ubicación de su empresa, o la lección de Samy para integrarse en el barrio. A Gilles Lellouche se le da tan bien el terreno de la risa como actuar en dramas del nivel de En buenas manos, y forma buen tándem con el menos conocido Malik Bentalha, secundario en las dos anteriores cintas del director.

6/10
Paradise Beach

2019 | Paradise Beach

Mehdi sale de prisión con la intención de ajustar cuentas. Pero primero tendrá que encontrar a su pandilla, que ahora vive en un idílico complejo turístico en Tailandia.

Mi hija, mi vida

2018 | Tu vivras ma fille

La pequeña Bianca padece una rara enfermedad degenerativa que se manifiesta al poco de nacer. Sus padres quedan desolados. Pero Nathalie, la madre, emprenderá entonces una denodada lucha por conseguir un tratamiento que salve a su hija. No hay medios ni investigaciones sobre la enfermedad, pero Nathalie y su marido intentarán adquirir los fondos y llevar a cabo los trámites necesarios para lograrlo. Correcto telefilm francés que narra una historia de amor y superación, basada en los hechos reales que llevaron a Karen Aiach a abandonar su trabajo y crear una empresa biotecnológica en 2009 para salvar a su hija.

5/10
Baron noir

2017 | Baron noir | Serie TV

El socialista Francis Laugier se enfrenta, en la segunda vuelta de las elecciones, al presidente de la república de Francia, Jean-Marc Auzanet, de centro-derecha. Pero cuando se va a celebrar en televisión un debate decisivo, su delfín y alcalde de Dunkerque, Phillippe Rickwaert, recibe una llamada de un amigo policía, que le pide quedar con él cuanto antes. Una vez que se encuentran, el agente le advierte a Rickwaert de que le van a detener esa misma noche por financiación ilegal del partido. El político pide ayuda a sus colaboradores más próximos, para destruir pruebas contrarreloj, y reponer una enorme cantidad de dinero que falta en la caja. Y al tesorero, Joel, le ruega que asuma él la responsabilidad ante las autoridades y los medios de comunicación, para que el escándalo no afecte a la campaña... Eric Benzekri y Jean-Baptiste Delafon, que habían coincido en la comedia 16 ans ou presque, poco conocida fuera de Francia, están al frente de una serie que engancha con su dibujo hiperrealista de las cloacas de la política. Va en la línea del largometraje español El reino, que se estrenó después, pero la serie gala tiene la valentía de poner nombre a los partidos en los que militan los personajes. En cualquier caso, no parece que se ataque a una ideología determinada, sino más bien a los tipos sin escrúpulos que en su lucha por el poder anteponen sus intereses personales a la moral y a los ciudadanos a los que piden su confianza. Repasa las lacras de la política: corrupción, compra de votos, manipulación, chantajes. Hasta los espectadores más informados en las tácticas sucias que desvelan cada día los periódicos, recibirán 'lecciones' de jugadas ilegítimas que se pueden llevar a cabo, por ejemplo, cómo invalidar una mesa electoral provocando una pelea, como se ve en el segundo capítulo. Resulta especialmente escalofriante una subtrama sobre la aprobación de una ley educativa, donde parece que sólo importan los intereses personales. La ficción se enriquece con el increíble trabajo de Kad Merad, que ha quedado en el recuerdo con personajes entrañables, como el empleado de Correos de Bienvenidos al norte, o el profesor de educación física de Los chicos del coro. Pero aquí compone a un maquiavélico individuo, digno sucesor de Frank Underwood, de House of Cards. Sorprende menos Niels Arestrup, a un elevado nivel, pero su Laugier en el fondo recuerda a su capo mafioso de Un profeta. Se debe citar también el trabajo de la menos conocida Anna Mouglalis (Romance criminal), como Amélie Dorendeu, asesora de Laugier, que va cobrando importancia conforme avanza la serie

7/10
Breathe In

2013 | Breathe In

Damsels in Distress (Damiselas en apuros)

2011 | Damsels in Distress

Un campus universitario. La recién llegada Lily es acogida por Violet y sus amigas Heather y Rose, que regentan un club de asistencia a posibles suicidas. Absolutamente pija, Violet muestra aires de superioridad a la hora de dar consejos a diestro y siniestro, hasta que a ella le toca también pasar por la experiencia de estar deprimida por un desengaño amoroso. Así contada, la trama suena a dramática, pero el tono es de ironía continua, en plan desengrasante, con un humor sofisticado y absurdo, y completa ausencia de cualquier asomo de gravedad. Ésta es la propuesta del singular director estadounidense Whit Stillman, un cineasta que se prodiga poco desde que fuera nominado al Oscar al mejor guión original hace veinte años por su debut fílmico Metropolitan. Éste es su largo número cuatro, y el anterior lo rodó en 1998. Stillman, también productor y guionista, se ríe de la ignorancia suprema de sus personajes, lo que incluye los notables prejuicios de que hacen gala y una visión superficial de lo que supone el amor. Hay ingenio en el humor, un poco al estilo Woody Allen, aunque todo es más suave. Otra referencia que viene a la cabeza es Las vírgenes suicidas de Sofia Coppola, también por el tratamiento fotográfico y el aire romántico que traspasa la narración. La concepción episódica del film, a los que preceden los correspondientes letreros, también hace pensar que la idea podía haber dado pie a una serie televisiva, al estilo de Glee. Por cierto que el film también incluye un número musical. Y un reparto juvenil de actores aún no excesivamente conocidos.

6/10
Gossip Girl (5ª temporada)

2011 | Gossip Girl | Serie TV

Mientras trabaja como asistente de producción en cine en Hollywood, Serena comete un error al intentar impresionar a su nueva jefa. Mientras, Chuck se cita con una actriz mientras trata de superar que Blair está a punto de casarse. Ésta ha pasado todo el verano en Mónaco planeando su boda con Louis, pero ambos vuelven a Nueva York. Quinta temporada de la serie juvenil, que cuenta con Elizabeth Hurley como estrella invitada.

4/10
Gossip Girl (4ª temporada)

2010 | Gossip Girl | Serie TV

Los jóvenes protagonistas de este drama juvenil siguen enamorándose, odiándose y viviendo una vida a todo tren envidiada por muchos. Arranca la cuarta temporada a caballo entre París y Nueva York. Ellas gastándose todo el dinero que pueden en zapatos de Louboutin y modelitos de Carolina Herrera. Ellos volviendo de un verano saltando de cama en cama o apareciendo después de estar a punto de perder la vida. Lo bueno para quien salió finalmente del peliagudo trance, para Chuck, es que regresa con una nueva chica agarrada al brazo... El trance de Nate será diferente, debe afrontar su posible paternidad. Y cómo, las cuitas amorosas de Serena y Blair estarán omnipresentes. La primera duda a la hora de elegir entre Dan y Nate, la segunda se replanteará su relación con Chuck. Las maledicencias, los malentendidos, las manipulaciones y los engaños no tardarán en hacer acto de presencia en las relaciones de estos chicos tan guapos y divinos. La Reina Cotilla va a tener carnaza que ofrecer en su blog. Empezar la temporada en una ciudad como París es toda una declaración de intenciones. La capital francesa es la ciudad del amor y el reino de la moda. Vamos, a pelo para que en unos cuantos capítulos Serena y Blair estén en su salsa. Pero el cambio de ubicación no evita que estemos ante un más de lo mismo de anteriores temporadas, ante unas vidas de lujo y glamour, de poses de maniquí, en las que no cabe ya un mínimo de originalidad. El sabor se conoce, no es dulce tampoco, y más bien se huele la tostada. Además de igual. Si se trata de enredar el culebrón, de meter por aquí una violación, la venta de una gran corporación, unos cuantos amoríos de ida y vuelta, no pasa nada, los guionistas son conscientes (al menos todavía) que los bellos rostros y los curvilíneos cuerpos de sus protagonistas lo aguantan todo. Ellos son estrellas y su luz no se apaga entre los millones de seguidores en todo el orbe. Es verdad que han traído rostros nuevos al circo, como el de la guapísima Katie Cassidy, y hay cameos aparentemente bien calzados como el de Ivanka Trump, hija del archimillonario Donald, pero incluso esta aparición esporádica, por la propia imagen que transmite la susodicha, es contraproducente y tiene la consecuencia de querer apagar un fuego con gasolina. Y es que los diálogos de los protagonistas suenan a repetidos, por no decir cargados de superficialidad, y la expresión de los sentimientos en cada uno de ellos a estas alturas no se la cree nadie. Es lo que tiene estirar la vanidad por capítulos, el chicle (rosa) se rompe, la credibilidad es igual a cero. Salvemos de la quema a Reina Cotilla, por su rango regio y su afilada lengua cuando narra lo que escribe en su blog. A ella le perdonamos los chismes porque para eso está. Y quizá también porque se mantiene anónima.

5/10

Últimos tráilers y vídeos