IMG-LOGO

Biografía

Inocencio Arias

Inocencio Arias

Inocencio Arias

Filmografía
El clavo de oro

2014 | El clavo de oro

En un pueblo español hace más de veinte años que no se representa "El clavo de oro", una tradición de Semana Santa que ha sido prohibida por el arzobispado. Ahora, va a volver a representarse, con la condición de que no haya apedreamiento de Judas. Un director de ceremonias y su ayudante, procedentes de Barcelona, se presentan para preparar el evento. Pronto empezarán a morir algunos de los participantes. Discreto telefilm español que aúna comedia y thriller con poco acierto, en medio de una peregrina historia costumbrista de la España rural. Tanto el guión –tópica en su aspecto religioso y criminal– como lo esperpéntico de algunas secuencias dejan mucho que desear y restan interés al conjunto, aunque algunos gags tengan cierta gracia. Llaman la atención las deficientes interpretaciones, exageradas, aunque se salvan Juanjo Artero y Emilio Gutiérrez Caba.

3/10
Holmes & Watson. Madrid Days

2012 | Holmes & Watson. Madrid Days

Sherlock Holmes ha dado mucho juego en la pantalla. En Asesinato por decreto se mezclaban sus peripecias con las de Jack el destripador. Este célebre asesino es una pieza fundamental de Holmes & Watson. Madrid Days, que como su mismo título indica también tiene como eje fundamental la visita del personaje creado por Sir Arthur Conan Doyle a la capital de la España. Holmes & Watson. Madrid Days presenta a un maduro Sherlock Holmes que mantiene un romance con Irene Adler, una conocida actriz casada. El detective tiene sueños recurrentes con unos crímenes acontecidos en Madrid, que imitan al dedillo los que cometió Jack el destripador en Londres, y cuyo autor empieza a ser conocido como Juanito el Charcutero. En compañía de Watson, que deja en casa a su amada esposa, se traslada al lugar de los hechos, donde conocerá a relevantes personajes de la época a los que sonsacar datos sobre lo ocurrido. Dos tipos de público se sentirán atraídos a priori por una versión de José Luis Garci de las andanzas de Sherlock Holmes: los incondicionales del asturiano y los forofos del personaje. Los primeros saldrán más satisfechos que los segundos, ya que desde el contemplativo arranque queda claro que estamos ante una película de autor, para bien o para mal. Holmes & Watson. Madrid Days viene a ser sobre todo una inmersión en la época, que se detiene para que los personajes conversen detenidamente tomándose su tiempo sobre el cocido de Lhardi, o en torno al Palacio de Cristal, del Palacio del Buen Retiro. Así, los dos protagonistas tienen la función de extranjeros que sirven al director para describir desde su punto de vista los ambientes que le parecen significativos. Por contra, en Holmes & Watson. Madrid Days saben a poco los pasajes típicamente de Sherlock Holmes, que en ocasiones contadas realiza una de sus brillantes deducciones (cuando conoce al periodista encarnado por Víctor Clavijo) o conversa con la señora Hudson. Como tiene por costumbre, José Luis Garci se ha rodeado de ilustres colaboradores, entre los que destaca el fotógrafo Javier Palacios, autor de Casual Days, que sorprende con sus pictóricos planos de época. Por su parte, el propio José Luis Garci firma el montaje, que pretende ser lo más pausado posible, y ha coescrito el guión con su esposa, Andrea Tenuta, y la poco conocida María Sanromán, a partir de una idea desarrollada por el director con el crítico y Fiscal General del Estado Eduardo Torres-Dulce. Siempre ha destacado el realizador por su excelente mano con los actores. En esta ocasión destaca un sobresaliente trabajo de Gary Piquer, actor excepcional que ha demostrado su enorme valía en títulos como Mal día para pescar y Aunque tú no lo sepas, y que hasta ahora ha sido muy desaprovechado. Su Holmes resulta muy sentido, pero por desgracia desentona con el resto del reparto por su acento, que no tienen los otros actores que interpretan a británicos, incluyendo a su inseparable Watson –un José Luis García Pérez estupendo, más espontáneo–. Tampoco se entiende mucho que se haya tomado la opción de que las escenas en las que supuestamente hablan en su lengua natal o interaccionan con compatriotas se hayan interpretado en español, y sin embargo, de repente, se ponen a conversar en genuino inglés con el redactor de prensa. Por lo demás, resultan convincentes actores muy de Garci como Enrique Villén, Juan Calot, Manuel Tejada y hasta el inevitable diplomático Inocencio Arias. Sorprenden agradablemente Belén López, el citado Víctor Clavijo, y las dos principales chicas [Rec], Manuela Velasco y Leticia Dolera, ambas muy por encima de sus interpretaciones precedentes. De todo el reparto femenino sobresale Macarena Gómez, una actriz muy natural con mucha fuerza, que encarna a una cabaretera. Además, Carlos Hipólito, presente en varias cintas 'garcianas' anteriores, realiza una pequeña colaboración como el escritor Benito Pérez Galdós. También es digno de mención que el realizador logre sacarle partido al cómico malo del dúo Cruz y Raya Juan Muñoz, y hasta al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que para asombro de propios y extraños al menos no desentona significativamente como su ilustre antepasado Isaac Albéniz, a pesar de que incluso interviene en un breve diálogo.

5/10
La mujer de mi vida

2001 | La mujer de mi vida

El especialista en comedias desenfadadas Antonio del Real (Cha-cha-chá) sitúa la acción en el mundillo que mejor conoce, el del cine español. Cuando está a punto de recibir un Goya, un productor (Emilio Gutiérrez Caba) recibe una llamada desesperada de su amigo Enrique (José Sancho), un actor deprimido por haber caído en el olvido. Lo mejor del film es sin duda el ajustado reparto.

4/10
Todos a la cárcel

1993 | Todos a la cárcel

En la cárcel modelo de Valencia se celebra el Día Internacional del Preso de Conciencia. Al acto van a asistir representantes del mundo de la política, la cultura y el espectáculo. Durante los preparativos, comienzan a ocurrir una serie de desastres. Entre ellos, el número de asistentes es muy reducido, ya que el evento coincide con la final de la copa de fútbol. Poco a poco, en medio de disparatadas situaciones, se va descubriendo que todos los que se encuentran en la cárcel y que no son presos, persiguen algún interés. Se trata de una divertida historia que bajo una situación absurda, esconde una crítica social. Berlanga consiguió el reconocimiento en nuestro país y en el extranjero con Bienvenido Mister Marshall (1952) y posteriormente con Plácido (1961) y El verdugo (1963). La exposición de unos peculiares personajes se acerca a lo pintoresco, y de esta manera Berlanga traza un cuadro sociológico de España. No es ni mucho menos su mejor película, pero gracias a la efectiva interpretación de algunos actores como Agustín González o José Luis López Vázquez, la historia sale adelante.

4/10

Últimos tráilers y vídeos