IMG-LOGO

Biografía

Jacques Fieschi

Jacques Fieschi

Jacques Fieschi

Filmografía
La aparición

2018 | L'apparition

Jacques Mayano es un avezado reportero de guerra, en crisis por la muerte de su mejor compañero y amigo, de la que se siente algo culpable, pues no le acompañó en el que sería su último trabajo. En tal tesitura recibe una insólita propuesta del Vaticano, ya que el prefecto de la congregación para la doctrina de la fe, es un gran seguidor de sus reportajes: investigar unas supuestas apariciones marianas, que habrían acontecido en un pueblecito de Francia. Él no es creyente, pero por eso y por su prestigio profesional como periodista, las autoridades eclesiásticas piensan que podría aportar una mirada fresca a la comisión teológica que indaga los hechos. Al cineasta francés Xavier Giannoli le fascinan las historias sobre presuntas verdades, autoconvencimientos y fingimientos, como demostró en Crónica de una mentira, sobre los engaños en torno a la construcción de una carretera, y Madame Marguerite, acerca de una cantante de ópera que creía cantar divinamente. Reincide en tales cuestiones con una trama apasionante y abierta al misterio, que dibuja con insólito rigor los procemientos de la Iglesia en torno a hechos sobrenaturales. El desenlace puede desconcertar un tanto, pero resulta respetuoso con las cuestiones hipersensibles tratadas y es coherente con la citada filmografía de Giannoli. El rigor que muestra el director puede hacer pensar en Lourdes, de Jessica Hausner, también por el verismo de algunas imágenes en torno al lugar de las apariciones, donde los figurantes que encarnan a los devotos resultan muy auténticos. Aunque de ritmo premioso, nada chirría en la narración, que logra intrigar. Destaca la humanidad de todos los personajes, cada uno con su personal camino. En primer lugar sobresalen la vidente y el reportero –qué bien está construida la relación entre ambos–, pero alrededor hay una buena pléyade de personajes: los distintos miembros de la comisión, el sacerdote y un comunicador que arropan a la vidente y tratan de difundir su mensaje, un misterioso contacto en un centro comercial que entrega cartas provinientes de África a la vidente. Hay un gran trabajo actoral de Vincent Lindon y Galatéa Bellugi, y se hace un inteligente uso de la música del gran compositor estonio Arvo Pärt.

7/10
La mujer que sabía leer

2017 | Le semeur

Francia, 1852. Debido a la represión contra los republicanos tras la toma del poder por parte del emperador Napoleón III, un pequeño pueblo perdido en las montañas de la Provenza es asaltado. Las tropas se llevan a todos los hombres, para ser encarcelados o ejecutados. El pueblo quedará habitado únicamente por mujeres y niños. Con el paso de los meses la subsistencia es difícil y además las jóvenes del lugar ansían tanto la compañía masculina, que llegan entre ellas a un increíble acuerdo: cuando llegue un hombre se lo “repartirán”. Una mañana de verano aparecerá por allí Jean, un forastero que busca un lugar donde pasar la noche. La mujer que sabía leer cuenta desde luego una historia bastante insólita, totalmente anacrónica hoy en día (más de una mujer se echará las manos a la cabeza), pues incide casi únicamente en la necesidad femenina por encontrar desesperadamente a un hombre, por sentirse deseada y, más todavía, por ser fecundada. Basada en una novela de Violette Ailhaud –traducida con el explícito título de “El hombre semen”–, la historia se presenta como verdadera por la autora, que escribe en primera persona y cuyo manuscrito habría pasado supuestamente de mano en mano hasta nuestros días, aunque también es bastante probable que tal enfoque no sea otra cosa que una treta editorial concebida a posteriori. Debuta en la dirección la belga Marine Francen, que anteriormente trabajó como asistente de dirección en películas interesantes, como Amor o Después de mayo. Capta con gran sensibilidad el paso de los meses en la Alta Provenza, los sofocantes días de la siega veraniega, los crudos inviernos, la vida agreste, bucólica, sencilla hasta el extremo de aquel bello paraje rural. Hay numerosos planos de esta índole que resultan hermosos, naturales, también gracias a la fotografía de Alain Duplantier. Por el contrario, el desarrollo argumental propiamente dicho es consecuentemente algo tedioso, escasamente emocionante porque la misma historia carece de aristas. La protagonista está muy bien encarnada por la belga Pauline Burlet (El pasado).

4/10
El sueño de Gabrielle

2016 | Mal de pierres

Adaptación de la novela “Mal di pietre” de la escritora italiana Milena Agus, la cineasta francesa Nicole Garcia y su coguionista Jacques Fieschi trasladan la acción de la original Cerdeña a la Provenza francesa de los años 50, en un contexto rural de terretenientes que emplean a jornaleros españoles exiliados a causa de la aún reciente guerra civil. La película se ha llevado el máximo galardón de la primera edición del Festival Internacional de Cine de Barcelona Sant Jordi. Los padres de Gabrielle, que trabajan en el campo, ven con buenos ojos que su hija Gabrielle, que no acaba de tener los pies en el suelo, se case con José Rabascal, un buen hombre, honrado y poco expresivo. Pero la relación no es todo lo satisfactoria que sería de desear, y además los hijos no llegan. Como ella tiene un problema de cálculos renales, su mal de piedras, ingresará en un sanatorio donde desarrolla una pasión creciente hacia otro de los pacientes, André Sauvage. La directora demuestra su capacidad para crear atmósferas, a partir del flashback que propicia la casi entera narración. Pero se mueve en claves antropológicas algo pobres, personajes resignados a lo que toca o que se dejan llevar por sensaciones y sentimientos exacerbados, donde la pasión sexual libremente desatada se considera un valor más alto que otras posibles opciones. Es buena la recreación de la época, y Marion Cotillard logra hacer creíble un personaje muy ambiguo, en el que no sabemos dónde radica la locura o la capacidad de decidir por sí misma, o de rebelarse contra lo que se le impone. En cambio sus intereses amorosos están menos logrados, tanto Louis Garrel, el oficial que vienen de la guerra de Indochina, ingresado en el sanatorio, como Alex Brendemühl, aunque justo es reconocer que el hermetismo bondadoso y simplón de su José le viene como anillo al dedo.

6/10
Grandes familias

2015 | Belles familles

Tras años de ausencia de Francia, Jerôme regresa a París con su novia china, con idea de anunciar a su madre viuda y a su hermano su próxima boda. Es un viaje relámpago, pues la pareja, colegas de trabajo, tienen pendiente una importante reunión de negocios en Londres. El caso es que Jerôme se entera que los planes de venta de la gran casa familiar en el campo están paralizados por un contencioso judicial del que se ocupa su amigo de la infancia Piaggi. Así que viaja sólo ahí, en lo que será una especie de regreso al pasado para afrontar el trauma de la relación con su padre, que nunca le mostró demasiado afecto. El encuentro con la querida de su progenitor, que tiene una hija, complicará las cosas. No se ha prodigado demasiado en la dirección de películas Jean-Paul Rappeneau después de cautivar a medio mundo con su Cyrano de Bergerac, de 1990. Después sólo ha hecho tres películas no muy apasionantes, y entre la que nos ocupa y la anterior media una docena de años. Ha sido con 83 años cuando Rappeneau ha decidido que aún tenía algo que decir, en relación a la familia, y lo ha hecho colaborando con sus hijos Martin, compositor, y Julien, coguionista. El caso es que esta historia de líos familiares, donde nadie es perfecto, a priori prometía, pero el cineasta estira la trama en exceso, e incluye extremos poco creíbles para justificar relaciones románticas, la más increíble que la hija de la querida de su padre, no sea también hija de su padre, sino de algún anónimo personaje, lo que permite jugar con un posible enamoramiento de Jêrome sin caer en el incesto. Aunque algo larga, la cinta es medianamente agradable, y tiene un ritmo aceptable y un reparto apañado, encabezado por Mathieu Amalric. Pero le falta chispa, resulta anodina, y algunos trucos de guión son demasiado obvios.

5/10
Yves Saint Laurent

2014 | Yves Saint Laurent

Se aguardaba con ciertas esperanzas el primero de los dos biopics rodados casi a la vez de Yves Saint Laurent, diseñador fallecido en 2008, que revolucionó el mundo de la moda. Sobre todo porque a pesar de su relevancia profesional, su discreción y timidez tuvo como consecuencia que su vida privada apareciera muy poco en los medios de comunicación. Aquí lleva al cine su periplo vital Jalil Lespert, conocido sobre todo como actor, aunque ya contaba en su filmografía con dos largometrajes como realizador. Aborda la figura de Yves Saint Laurent desde que comienza su carrera en Christian Dior, firma que acaba dirigiendo a nivel creativo, cuando muere el fundador. Llamado a filas tras el estallido de la Guerra de la Independencia de Argelia, sufre un ataque de estrés, por lo que le recluyen en un hospital militar. Tras este incidente, la casa Dior le rescinde el contrato, por lo que con el asesoramiento de su pareja, Pierre Bergé, funda su propia firma. Género especialmente difícil, escasean los biopics compactos, y magistrales, estilo El orgullo de los yankees, Escrito bajo el sol, Lawrence de Arabia, Truman Capote o La red social y abundan los que se componen de estampas mal articuladas de episodios de la vida del protagonista, como Jobs, La dama de hierro, El mayordomo, Amelia, J. Edgar, Diana, Grace de Mónaco o la indescriptible Sin límites, donde Robert Pattinson cometió la osadía de encarnar a Salvador Dalí. Yves Saint Laurent se acerca más al segundo grupo, en la línea de Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel, en torno a la otra gran figura de la moda francesa del siglo XX. El guión, que toma como referencia el libro de la periodista francesa especializada en alta costura Laurence Benaïm, no puede ser más pobre, centrándose sobre todo en su relación homosexual con el citado Bergé, y sus problemas con las drogas y el alcohol, quedando así su compañero como el gran salvador que supo llevarle por el camino recto. Se entiende que éste haya sido el único que ha alabado públicamente la cinta. Al menos, Bergé ha tenido la gentileza de ceder numerosos modelos de la colección del modisto, por lo que el film se detiene en varias ocasiones en los desfiles de moda, a los que se saca bastante partido visual. Otra nota positiva es la interpretación de Guillaume Gallienne, autor y protagonista de Guillaume y los chicos a la mesa, que interpreta con convicción al propio Bergé, por lo que sobresale llamativamente con respecto a su compañero de reparto, Pierre Niney, que parece haber sido fichado sobre todo por su enorme parecido físico con Saint Laurent. Tras esta cinta se ha rodado otra biografía sobre el mismo personaje, Saint Laurent, de Bertrand Bonello, denostada por los críticos a su paso por el Festival de Cannes.

4/10
Un balcón con vistas al mar

2010 | Un balcon sur la mer

Selon Charlie

2006 | Selon Charlie

Nathalie X

2003 | Nathalie...

Catherine está tan obsesionada con la posibilidad de que su marido Bernard le engañe, que prefiere tener bajo perfecto control la posible infidelidad. Así que contrata a una prostituta, Nathalie, para que seduzca a su esposo bajo una identidad supuesta. Y periódicamente queda con ella para que le cuente cómo va la relación y sus apetencias sexuales. Pronto caerá en la cuenta de que su control no es todo lo férreo que suponía. Película francesa hasta la médula, retorcida en lo que a su retrato de los engaños y ocurrencias conyugales se refiere. Cuenta con un buen reparto, y su final sorprendente da la vuelta a todo lo que hemos visto. Pero hasta llegar a él, hay un arduo camino para el espectador.

4/10
El adversario

2002 | L'Adversaire

Una de las tres películas –entre ellas destaca la española La vida de nadie– basadas en la historia real de un tal Jean-Claude Roman, que simulaba ante su familia y amigos tener un empleo estupendo, cuando en realidad estaba en el paro y su vida entera era una enorme mentira. Lo que distingue la versión de Nicole Garcia, en teoría, es que se trata de la versión más fiel a los hechos reales. En el reparto tiene protagonismo absoluto Daniel Auteuil como el gran mentiroso.

4/10
Los destinos sentimentales

2000 | Les destinées sentimentales

Historia de amor y adulterio ambientada a finales del siglo XIX. Jean es un pastor protestante casado, padre de familia y marido resignado. Un día, en un baile en Barbazac, conoce a Pauline, una joven de veinte años de la que se enamora perdidamente. Rompiendo las reglas de la sociedad puritana del momento, ambos comienzan un romance juntos.  

6/10
Place Vendôme

1998 | Place Vendôme

Tras la muerte de su esposo, un prestigioso joyero, Marianne trata de vender unos diamantes de origen más que turbio. Catherine Deneuve obtuvo el premio de interpretación en Venecia por esta mezcla de drama e intriga    

6/10
Nelly y el señor Arnaud

1995 | Nelly et Monsieur Arnaud

Nelly, una joven parisina, vive con su marido, en paro desde hace tiempo y que no se esfuerza demasiado para encontrar empleo, se pasa todo el día en casa sin hacer nada. Para llegar a fin de mes, ella realiza todo tipo de trabajos. Un día una persona mayor, el señor Arnaud, antiguo amante de una amiga suya, se ofrece a pagar sus deudas sin pedir nada a cambio. En un primer momento, ella rehusa su ayuda, pero ve la oportunidad de romper con su esposo e iniciar una nueva vida. A modo de compensación por su desinteresada ayuda, Nelly se ofrece a ayudarle a pasar al ordenador sus memorias juveniles, cuando ejerció de juez en países exóticos. Uno de los mejores filmes de Claude Sautet (Un corazón en invierno), que muestra la profundidad de los personajes, de carácter típicamente francés. El director muestra una exquisita sensibilidad para perfilar sin prisa pero sin pausa las cuitas del corazón de los dos personajes principales, con unos vaivenes amorosos creíbles que pueden llevar a transitar sendas inesperadas. Emmanuelle Béart realiza una fantástica interpretación junto a Michel Serrault y, gracias a éste y a otros trabajos, se convirtió en la actriz de moda en Francia.

7/10
Las noches salvajes

1992 | Les nuits fauves

Jean, es un joven bisexual al que se le acaba de diagnosticar que es seropositivo. Él está dispuesto a enfrentarse a esta terrible enfermedad, y continuar amando indiscriminadamente a hombres y mujeres. Ahora vive con Laura, con quien le une una apasionada relación, que sin embargo se ve amenazada por su homosexualidad y la inestebilidad de Jean.  Esta truculenta historia que trata de mostrar los efectos del sida, fue galardonado con cuatro premios de la academia francesa. El director, Cyril Collard “hace el pino” para dar visos de normalidad a situaciones que no lo son tanto.

3/10
Un corazón en invierno

1992 | Un coeur en hiver

Stéphane, asociado con Maxime, regenta un taller donde fabrica y arregla violines con increíble virtuosismo. El mimo que pone en su trabajo no oculta un corazón gélido, en invierno como reza el título, que tal vez se heló cuando fracasó su matrimonio. Ahora conoce a una violinista con talento, Camille, y parece que surge el enamoramiento mutuo. Pero si bien ella es capaz de poner toda la carne en el asador, él, encerrado en su egoísmo, parece cavilar dentro de sí, como considerando que el amor es incapaz de llenar su vida. Claude Sautet cuenta con sensibilidad su historia, magnífico estudio psicológico de los dos personajes principales, interpretados con verismo por Daniel Auteuil y Emmanuelle Béart. El film es una espléndida muestra de sabiduría del uso del matiz narrativo, y la música de Ravel acompaña bien en algunas escenas. Ganó el León de Plata en Venecia en 1992.

8/10
Quelques jours avec moi

1988 | Quelques jours avec moi

Adaptación de una novela de Jean-François Josselin, en la que Martial (Daniel Auteuil) regresa a su hogar tras pasar un tiempo en un hospital para enfermos mentales. Su madre intenta que recupere el rumbo de su vida y le hace partícipe del negocio familiar, que no es otro que el de una cadena de supermercados. Pero Martial se enamora de la joven criada de la casa y se marcha a vivir con ella. Sin embargo, los celos comienzan a dominarle cuando se entera de que, durante una breve ausencia, ella se ha estado viendo con otro hombre.  Melodrama romántico, con sorprendentes toques de humor centrado, tanto en las relaciones familiares, como en la diferencia de clases. Supuso la primera colaboración entre su director, Claude Sautet, y el actor Daniel Auteuil, que volverían a reunirse en la más emotiva Un corazón en invierno (1992).

5/10

Últimos tráilers y vídeos