IMG-LOGO

Biografía

Jane Darwell

Jane Darwell

87 años ()

Jane Darwell

Nació el 15 de Octubre de 1879 en Palmyra, Missouri, EE.UU.
Falleció el 13 de Agosto de 1967 en Woodland Hills, Los Angeles, California, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Oscar
1941

Ganador de 1 premio

Filmografía
Mary Poppins

1964 | Mary Poppins

La sencilla historia de dos niños que recuperan el cariño de sus padres gracias a una encantadora niñera, Mary Poppins, y a un simpático deshollinador sirvió para concebir una historia con canciones inolvidables ("Chim chim cher" y "Con un poco de azúcar", la favorita de Disney), insertar personajes reales en mundos animados, utilizar fondos de gran creatividad, o coreografiar un número musical increíble, el de los deshollinadores bailando y brincando por los tejados de Londres de principios de siglo. El film está lleno de buen humor, fue un avance importante en el campo de los efectos especiales, y obtuvo 5 merecidos Oscar. En el capítulo interpretativo destacaron Julie Andrews (Oscar con su primer trabajo en el cine) y Dick Van Dyke, que además del papel de deshollinador compuso también a un anciano banquero. Una película para toda la familia que nadie debe perderse.

8/10
El último hurra

1958 | The Last Hurrah

Frank Skeffington, alcalde de una ciudad innombrada de Nueva Inglaterra, se prepara para presentarse a las elecciones del que sería su último mandato. Anciano y viudo, de origen irlandés y hecho a sí mismo desde sus humildes comienzos en los suburbios, desea que su sobrino Adam, periodista, siga su campaña para que vea cómo funciona la política desde dentro. En parte ve en él al hijo ideal que no puede contemplar en su retoño, Fran Jr., joven frívolo y egoísta. Aunque Frank tiene a veces formas de resolver los problemas poco ortodoxas, Adam no puede dejar de reconocer su grandeza de corazón a la hora de llenar el velatorio del marido una vieja amiga, o de presionar a los bancos para que apoyen su proyecto de viviendas en una zona deprimida de la ciudad. Genial película del maestro John Ford, a partir del guión de uno de sus colaboradores habituales, Frank S. Nugent, que adapta una novela de Edwin O'Connor. El film ofrece un interesante cuadro de los intereses bastardos que surgen en la política, pero también de su significado más noble, de servicio al ciudadano. Todo ello sin acritud, recorrido por la mejor vena sentimental de Ford, donde no falta su proverbial sentido del humor. No falta el retrato de la esposa de Frank, al que éste mira con cariño siempre que sube o baja la escalera de su casa, y ante el cual hay siempre una flor fresca; algo que contrasta con la primera aparición del hijo, que asciende con ligereza la escalera sin dedicar al cuadro ni una fugaz mirada. Hay momentos muy emotivos, sobre todo en el último tramo del film, que hace honor al título de "El último hurra", a la hora de afrontar la muerte, el salto al más allá. Y al tiempo hay espacio para la diversión, como la escena de la irrupción en un exclusivo club de los potentados de la ciudad. Por supuesto está genial Spencer Tracy, pero también el maravilloso plantel de actores secundarios, entre los cuales resulta casi imposible señalar quién está mejor, casi todos habituales de Ford.

8/10
Siempre hay un mañana

1955 | There's Always Tomorrow

Clifford Groves es un fabricante de juguetes, encantado con su trabajo, siempre elaborando nuevas líneas de productos para los más pequeños, muñecas, robots y trenes eléctricos. Casado desde hace veinte años con Marion, y padre de tres hijos, trata de poner ilusión en el día a día, pero siente que su vida se ha convertido en una cansina rutina, donde su esposa está más pendiente de los retoños y sus percances, típicos de la adolescencia y el noviazgo, que de él. Tras dos planes frustrados en pareja, aparece en escena Norma Miller Vale, que colaboró profesionalmente con Clifford años atrás. Y disfrutan pasando tiempo juntos, tras una coincidencia casual en un hotel donde él debía reunirse con un importante empresario juguetero. Se ha encendido la chispa de la pasión, lo que no dejan de detectar dos de los hijos, y que afecta especialmente al mayor, que ve cómo el descubrimiento influye negativamente en la relación con su novia, se ha producido en él un cierto desencanto en su visión idealista del amor, donde sus padres eran unos referentes. Adaptación de la novela de Ursula Parrott, que ya en 1934 había sido objeto de una versión cinematográfica con el título de There's Always Tomorrow, dirigida por Edward Sloman, y con Frank Morgan y Binnie Barnes de pareja protagonista. Ofrece una interesante mirada al peligro de que la rutina se instale en el matrimonio, y en que la pasión escondida y el amor imposible reconcoman por dentro. De modo que se puede acabar actuando de modo automático, de ahí que la imagen del juguete del robot sea muy poderosa. El film contrapone el estilo de vida de una mujer independiente –con una carrera profesional exitosa en el mundo del diseño de la moda, pero a la que le falta algo, en el fondo envidia a la familia de Groves–, con el de los dos esposos, especialmente Marion, ama de casa con mentalidad práctica para afrontar los desafíos domésticos, y que incluso ya no se pone vestidos sexys o juveniles, porque ahora es madre de familia y tiene una responsabilidad. Se viene a indicar que ambas posiciones tienen ventajas e inconvenientes, y hay que saber aceptar la propia posición social, y en cualquier caso, no renunciar a la búsqueda de la felicidad.  La película, estupenda, y muy sugerente, no tuvo el éxito esperado, quizá por decisiones atrevidas como la de filmar en 1955 en blanco y negro –algo no habitual en la filmografía melodramática de Douglas Sirk– con una realista fotografía del maestro Russell Metty. Las imágenes juegan con el simbolismo de la lluvia, un componente no habitual en la California donde transcurre la acción, que ayudan a acentuar la "grisura" de una vida donde unos días se parecen mucho a los que siguen. También resulta muy adecuada la presencia repetida del nostálgico tema musical "Blue Moon". El rodaje fue como la seda y solo duró dos meses. El director alabó a sus dos actores: “Fred MacMurray era un actor muy bueno, y ambiguo: era un hombre de éxito en el trabajo pero un fracaso en su hogar. Barbara Stanwyck era una actriz excelente”. Ambos habían trabajado una década antes en la mítica muestra de cine negro Perdición.

7/10
A Life at Stake

1954 | A Life at Stake

Edward Shaw es abordado por Doris Hillman con una propuesta de negocio. El marido de ella está dispuesto a contribuir con medio millón de dolares. Pronto, Doris se interesa sentimentalmente por Shaw y éste acaba cayendo en sus redes. El protagonista empezará a sospechar de los Hillman y de sus auténticos intereses a raíz de una serie de descubrimientos. Todo se complica cuando Madge, hermana menor de Doris, se enamora de Shaw.  Entre tantos líos románticos se esconde una historia cargada de tensión y drama, todo muy característico del cine negro. Recuerda a la mítica película del maestro Orson Welles La dama de Shanghai, sin llegar al nivel de ésta. El film está protagonizado por el buen trabajo de Angela Lansbury (La bruja novata) y Keith Andes (Las columnas del cielo).

4/10
El bígamo

1953 | The Bigamist

Harry vive en San Francisco y como representante comercial debe viajar mucho. Está casado con Eve y ambos están intentando adoptar un bebé. Mr. Jordan, director de la agencia de adopción, comienza a hacer una serie de averiguaciones y sospecha de Harry, el cual guarda un secreto. Pronto descubre que éste tiene en Los Angeles una segunda esposa y un bebé. Por medio de flashbacks, Harry le cuenta al agente de adopción cómo llegó a esos dos matrimonios. Ida Lupino dirige e interpreta este drama de cine negro. A la directora le gustaba tratar temas controvertidos para la sociedad de la época, como demuestra en esta película. Dirigió también con gran maestría El autoestopista.

6/10
It Happens Every Thursday

1953 | It Happens Every Thursday

Adaptación de una novela de Jane S. McIlvaine, donde un periodista de una gran ciudad decide tomárselo con más calma y aceptar un puesto de menor responsabilidad en un pequeño pueblo. Con su mujer embarazada, las cosas no serán tan sencillas como en un principio parecían. Última aparición en pantalla grande de Loretta Young y Gladys George, si bien la primera se retiró y Gladys falleció poco después de terminar el rodaje. Su director, Joseph Pevney (1911-2008), tuvo alguna que otra película estimable durante los años 50 (Entre dos amores, también con Loretta Young de protagonista), pero a partir de los 60 se perdió en el mundo de la televisión rodando un montón de series hasta la fecha de su retirada en 1985.

5/10
El sol siempre brilla en Kentucky

1953 | The Sun Shines Bright

A principios de siglo XX, en Kentucky, el juez William Priest, un hombre bueno, honrado y tolerante lucha por un mundo justo en una América dividida y llena de prejuicios. En las próximas elecciones, Priest competirá contra un fiscal yanqui. John Ford firma una película emotiva y preciosa sobre un hombre de honor. Aunque no cuenta en el reparto con ninguna de las grandes estrellas de Hollywood, destaca la interpretación de Charles Winninger (Arizona, Lazos eternos) y la música de Victor Young, todo un maestro. El mítico director de Cape Elizabeth siempre dijo que ésta era una de sus películas preferidas.

7/10
No estamos casados

1952 | We're Not Married!

El juez de paz Melvin Bush casa a varias parejas antes de enterarse de que su acceso a la magistratura no es oficial. Años después, esos matrimonios se enteran de que sus enlaces no son válidos. En los años 50, la carrera de Ginger Rogers empezó a declinar. Esta comedia romántica la filmó el mismo año que Me siento rejuvenecer, su único gran éxito de la década. Aunque pasó desapercibida, la actriz realizó un gran trabajo. Destaca la presencia de Marilyn Monroe, como joven madre que participa en concursos de belleza.

5/10
Journey Into Light

1951 | Journey Into Light

Un reverendo protestante sufre una aguda crisis de fe tras el suicidio de su mujer, que le ha dejado sumido en una enorme depresión. Empieza a recuperar sus creencias cuando se enamora de la hija de un misionero. No son habituales las producciones de Hollywood sobre sacerdotes de ninguna confesión, como este interesante drama. Destaca el trabajo de Thomas Mitchell, en un registro muy parecido al de su personaje más popular, Doc Boone, en La diligencia.

6/10
Caravana de paz

1950 | Wagon Master

Uno de los westerns menos conocidos de John Ford, pero igualmente fantástico. El relato del viaje al Oeste de un grupo de mormones está impregnado de lirismo. Intervienen algunos de sus actores más característicos, aunque menos dados al estrellato.

7/10
Surrender

1950 | Surrender

Primera de las tres película consecutivas que Allan Dwan dirigió para Republic Pictures con producción de Herbert J. Yates y con la protegida de éste –después reconvertida en amante y esposa– Vera Ralston de protagonista. Las otras dos serían Belle Le Grand (1951) y The Wild Blue Yonder (1951). En esta ocasión, Ralston encarna a una típica mujer fatal que aunque está enamorada del jugador Gregg, acaba casándose con el mejor amigo de éste cuando descubre que es un rico petrolero de Texas. Pero la ambición de ella no acaba aquí. El thriller mantiene un buen tono de suspense, con un sórdido final en el desierto, en la mejor tradición de Duelo al sol. Entre los exóticos protagonistas del film encontramos actores como el mexicano Nacho Galindo.

5/10
Huracán (1949)

1949 | Red Canyon

Una intrépida muchacha llamada Lucy se propone domar un famoso semental salvaje. Para llevar a cabo su empeño se inscribe en una carrera. Curiosa mezcla de aventuras y película del oeste, interpretada por la guapa Ann Blyth (El mundo en sus manos). la historia se basa en una novela del escritor de westerns Zane Grey.

4/10
Los 3 padrinos

1948 | 3 Godfathers

El maestro John Ford comenzó en la época del cine mudo, y a lo largo de cinco décadas dirigió más de 140 películas. Casi todas son correctas, ninguna está considerada un patinazo en su carrera y unas cuantas son indiscutibles obras maestras. Curiosamente, estas últimas están casi todas protagonizadas por su actor fetiche, John Wayne, como El hombre que mató a Liberty Valance, Centauros del desierto, La diligencia, o El hombre tranquilo. Ésta es una de las colaboraciones más desconocidas entre el actor y el cineasta, y sin llegar a la altura de los títulos citados, se trata de una cinta correcta, de argumento entrañable. Tres forajidos asaltan un banco en la pequeña localidad de Welcome, una aldea antes llamada Tarántula, próxima al desierto de Arizona. Durante su huida del sheriff descubren a una mujer moribunda que está a punto de dar a luz en medio del desierto. Ésta les hace prometer que cuidarán de su pequeño, hasta que le hayan sacado de allí. Los hombres aceptan, aunque el chico retrasará su huida. La cinta reincide en uno de los temas favoritos de Ford, las relaciones humanas en un grupo variopinto durante una situación extrema, que el maestro trató sobre todo en La diligencia, Centauros del  desierto y La patrulla perdida. Además, lanza interesantes notas sobre la necesidad de formar una familia, la resistencia del ser humano y el espíritu de sacrificio. Los diálogos son especialmente memorables, y Wayne está acompañado por magníficos secundarios, casi todos habituales del cine del realizador, y miembros de la llamada “compañía estable” de John Ford. La película está noltágicamente dedicada a la memoria de Harry Carey (padre de uno de los actores protagonistas),"estrella luminosa de las primeras películas del oeste". Por lo demás se trata de western muy atípico, donde apenas se dispara una bala. Ford narra a modo de cuento, con muchos detalles humorísticos, aunque se cae sorprendentemente en algunos defectos de forma muy llamativos –sobre todo relativos al bebé– y que restan verosimilitud a los hechos. Pero, en fin, al viejo Jack le interesa la fábula moral por encima de todo. A este respecto la aventura de los tres protagonistas corre paralela algunos relatos evangélicos relacionados con la Navidad: un niño, una mujer, tres hombres, una estrella que los guía, un asno y su pollino... La fotografía en color de Winton C. Hoch destaca en algunos planos espléndidos.

6/10
Pasión de los fuertes

1946 | My Darling Clementine

La historia del enfrentamiento de los hermanos Earp y Doc Holliday con el clan de los Clanton, que culmina en el mítico enfrentamiento del O.K. Corral, ha sido revisitado con frecuencia a lo largo de la historia del cine. Son destacables las versiones de John Sturges (Duelo de titanes, 1957, y La hora de las pistolas, 1967), George P. Cosmatos (Tombstone. La leyenda de Wyatt Earp, 1993) y Lawrence Kasdan (Wyatt Earp, 1994), pero sin duda que la aproximación de John Ford es la más poética de cuantas se han hecho. Cuando Wyatt Earp llega con sus hermanos a Tombstone para vender su ganado, el desprecio con que les tratan los Clanton, que ofrecen una cantidad ridícula por sus reses, anuncia ya un enfrentamiento entre familias que irá ‘in crescendo’. Su presencia en la ciudad obliga a Wyatt a preguntarse acerca de la civilización, que pugna por imponerse en el salvaje oeste, tema predilecto de Ford, planteado con la posibilidad de convertirse en sheriff. A la hora de ir construyendo la rivalidad Earp-Clanton el cineasta no renuncia al humor, algo que se pone de manifiesto en el primer encuentro de Wyatt con Doc Hollyday, el médico tuberculoso del que acabará siendo buen amigo. Que Henry Fonda esté sobresaliente es lo que uno espera, pero el trabajo del habitual e injustamente denostado Victor Mature es sencillamente soberbio. Otro de los campos donde el proverbial sentido del humor de Ford se encuentra a sus anchas, en los celos amorosos de Chihuahua (Linda Darnell) hacia Clementine (Cathy Downs). Y también cabe destacar la escena en que Wyatt y Doc defienden a un actor shakespeariano, objeto de burlas de los Clanton.

8/10
Sucedió un domingo

1944 | Sunday Dinner for a Soldier

Años de la Segunda Guerra Mundial. Una familia de modesta condición ha hecho todo su esfuerzo para preparar un almuerzo dominical a un soldado cualquiera, como gesto de contribución a la causa. Ignoran que su carta con tal ofrecimiento nunca llegó a destino. Pese a todo un soldado llegará a la casa, y tendrá un recibimiento por todo lo alto. Y hasta puede que surja el amor. Película de propaganda, pero tremendamente humana, que muestra los valores solidarios, que hacen que el soldado recién llegado se encuentre en casa con la hasta ese momento desconocida familia. Lo encarna John Hodiak, y la hija mayor, una guapísima Anne Baxter, se convertirá en sujeto de su interés amoroso.

6/10
The Impatient Years

1944 | The Impatient Years

De pie ante un juez de la corte se encuentran Andy Anderson (Lee Bowman) y Janie Anderson (Jean Arthur) pidiéndole que disuelva su matrimonio. El juez permite dar su versión a William Smith (Charles Coburn), el padre de Janie. La pareja se conoció en San Francisco quince meses antes y, tan solo tres días después de su primera cita, se casaron. El problema surgió cuando a Andy le envían al extranjero al día siguiente y al volver se dan cuenta que no tienen idea el uno del otro. En el juzgado, el juez les invita a volver a realizar las acciones previas a casarse para ver si recuperan el amor. La película habla sobre las relaciones repentinas y el amor a primera vista con un toque nostálgico. Prepara al espectador para recapacitar acerca de las posibles decisiones erróneas que se toman con el corazón sin pensarlo en el momento, aunque está contada con un poco de humor.

5/10
Compañero de mi vida

1943 | Tender Comrade

El director Edward Dmytryk (Lanza rota), el guionista Dalton Trumbo (Los valientes andan solos) y los actores Robert Ryan (Colorado Jim) y Ginger Rogers (Sombrero de copa) conforman el excepcional equipo técnico y artístico de este drama romántico ambientado en los años de la II Guerra Mundial. Un grupo de esposas de soldados que han marchado a la guerra y que trabajan en una fábrica se reorganizan para formar una especie de mancomunidad, en la que vivirán juntas y compartirán gastos. Lidera el grupo la emprendedora Jo Jones.

5/10
Incidente en Ox-Bow

1943 | The Ox-Bow Incident

Gil y Art llegan a una ciudad, tras un largo viaje transportando reses por las praderas. Allí, se enteran de que han asesinado a un respetado ranchero. Tetley, antiguo oficial del ejército sureño, lidera un grupo de ciudadanos indignados que pretende capturar a los culpables y lincharles. Pero el sheriff y el juez intentan impedirlo y apaciguar los ánimos. Fracasó en las taquillas americanas, pero tuvo un gran éxito en Europa. El artesano cineasta William A. Wellman la consideraba su película favorita, mientras que Henry Fonda también la tenía en alta estima. Wellman compuso un modélico western en torno a la justicia, la venganza, la violencia, y las masas encrespadas. Además, tiene momentos magistrales, como cuando el esclavo negro entona un himno cristiano.

6/10
Men of Texas

1942 | Men of Texas

Barry Conovan, periodista, es enviado a Texas para investigar al héroe local Sam Houston, diez años después de su muerte. Western que cuenta con guión de Richard Brooks (La gata sobre el tejado de zinc). Se trata de una producción de serie B que reflexiona sobre el patriotismo, con un buen trabajo de Robert Stack y Broderick Crawford.

5/10
El político y la solterona

1942 | The Great Gildersleeve

Las andanzas de un divertido personaje que tiene problemas con una mujer que va a la caza de un marido y sus dos hijos. Simpática y breve comedia en torno al personaje de Throckmorton P. Gildersleeve, que originalmente provenía de un programa de radio escrito por Leonard Levinson, que se hizo popular en Estados Unidos allá por los primeros años de la década de los 40 del siglo pasado. El protagonismo recayó igualmente en el actor Harold Peary, aquí acompañado por Jane Darwell en el papel de ama de llaves

5/10
A través de la noche

1941 | All Through the Night

Rodada durante la Segunda Guerra Mundial, la trama mezcla el thriller, el cine de suspense, las películas de gángsters y el género de espías. Humphrey Bogart es un jugador de Nueva York que, en un restaurante, escucha la conversación de un hombre al que identifica como un espía nazi. Reuniendo a una serie de amigos de los bajos fondos, tratará de detener los planes del alemán. Además de Humphrey, en el reparto están presentes secundarios como Peter Lorre (en un siniestro papel), Jackie Gleason, Kaaren Verne como una cantante de cabaret y Conrad Veidt como el jefe de los agentes alemanes.

6/10
Thieves Fall Out

1941 | Thieves Fall Out

El joven Eddie Barnes está cansado de no hacer nada y vivir en casa de sus padres. Decide gastar el dinero de su madre para comprar su propio negocio. La madre muere inesperadamente, lo que provoca que un gángster, socio de Eddie, no pueda recibir el pago final del dinero. Comedia sin pretensiones del poco conocido Ray Enright (Montana), que adapta la obra teatral "30 Days Hath September". Cuenta a su favor con la presencia, en un papel muy secundario, de Anthony Quinn.

5/10
El hombre que vendió su alma

1941 | All That Money Can Buy

Un joven granjero firma un contrato de siete años con el diablo a cambio de oro; un famoso abogado luchará por salvar su alma . Inquietante y peculiar film, adaptación de la novela fantástica de Stephen Vincent., con claras reminiscencias del mito de Fausto. La película cautiva por su ambigüedad formal e ideológica y por su belleza visual y excelentes interpretaciones, particularmente la de Walter Huston como diablo y la de Edward Arnold en el papel de letrado americano. Dieterle logra una de las mejores realizaciones de su carrera.

6/10
El hombre de la frontera

1940 | Brigham Young

Reconstrucción de la historia de Brigham Young, líder de los mormones muy conocido en Estados Unidos, donde se le tiene como el Moisés Mormón, pues condujo a los primeros miembros de su iglesia hasta Salt Lake City, donde se establecieron. El film narra su periplo desde el punto de vista de dos de sus discípulos, Jonathan Kent (Tyrone Power) y Zina Webb (Linda Darnell), y se centra en las dificultades que tuvieron que pasar durante el viaje. El artesano Henry Hathaway (La jungla en armas) sabe hacer apasionante la historia. Aprovecha que cuenta con ilustres actores como secundarios.

6/10
Chad Hanna

1940 | Chad Hanna

Chad Hanna, un joven que trabaja en una taberna, se enamora de Albany Yates, amazona en un circo ambulante. Chad decide unirse también al circo. Tercer y último trabajo de Henry Fonda a las órdenes de Henry King. Contó con un guión del legendario Nunnally Johnson, escrito por éste el mismo año que hizo lo propio con Las uvas de la ira.

6/10
Untamed

1940 | Untamed

Acostumbrado a ser el héroe en tierras lejanas en largometrajes como The Jungle Princess (1936) y Ebb Tide (1937), de nuevo la Paramount contó con su estrella Ray Milland para este film de aventuras que transcurre en el norte de Canadá. Allí llega un doctor decidido a salvar a su comunidad de una terrible epidemia de fiebres que les amenaza mortalmente. Una vez en ese lugar se enamora de una mujer casada (Patricia Morison), y ambos deciden huir lejos de la presencia del marido de ésta (interpretado por Akim Tamiroff). Adaptación de la novela "Mantrap", de Sinclair Lewis, que ya había sido llevada al cine en 1926 –con el título original del libro, Mantrap– dirigido por Victor Fleming y con Clara Bow de actriz principal.

5/10
Las uvas de la ira

1940 | The Grapes Of Wrath

Tras perder su puesto de trabajo, los Joad sobreviven como jormaleros, recorriendo Califorinia en una destartalada camioneta, en busca de tierras en las que recoger las cosechas. Obra maestra de John Ford, adapta fielmente el libro de John Steinbeck, pero con más optimismo. Es de los pocos filmes de realismo social de los 40, cuando casi todo el cine era de evasión, para hacer olvidar al público sus problemas. Magníficos Jane Darwell y Henry Fonda, madre e hijo en la pantalla.

8/10
Vinieron las lluvias

1939 | The Rains Came

Rama, un indio de buena posición, ha estudiado medicina con aprovechamiento en los Estados Unidos. Cuando regresa a la India, marcha a atender a los más desfavorecidos de la pobre ciudad de Ranchipur. Mientras desarrolla su noble labor, conoce a lady Edwina y a otros frívolos personajes occidentales, que deberán replantearse sus esquemas vitales cuando llegan las lluvias del título. Adaptación de la melodramática novela de Louis Bromfield, tuvo 6 nominaciones al Oscar en apartados técnicos, de las que materializó el de efectos especiales, notables para el año en que está filmada la película, 1939. Pero ésta no sólo destaca por la ambientación de un país a punto de ser descolonizado, sino por la amplia galería de personajes, encarnados por un estupendo reparto, encabezado por Tyrone Power y Mirna Loy.

6/10
Tierra de audaces

1939 | Jesse James

Biografía del mítico forajido Jesse James, el más famoso pistolero del Oeste, encarnado por el excelente actor Tyrone Power (El signo del Zorro). Tras la muerte de su madre a manos de pistoleros contratados por el ferrocarril, los hermanos James se disponen a vengarse. Tras consumar la venganza, están al otro lado de la ley, por lo que inician una carrera criminal a base de atracos de bancos y trenes. Henry King es uno de los más sólidos profesionales del Hollywood clásico. Así lo demuestran títulos como La canción de Bernadette o El pistolero. En esta ocasión cuenta con un soberbio reparto en el que sobresalen Henry Fonda (Las uvas de la ira) y Randolph Scott (Tras la pista de los asesinos).

6/10
Lo que el viento se llevó

1939 | Gone with the Wind

Lo que el viento se llevó transcurre en el Sur de los Estados Unidos. Modos de vida que se resisten a desaparecer. Escarlata O’Hara es una joven muy solicitada por los jóvenes del lugar. Pero ella, caprichosa y egoísta, no quiere a cualquiera. Aunque le encanta coquetear, ha puesto sus ojos en Ashley, un joven bondadoso, lo más opuesto a su carácter, que ama a una chica dulce de nombre Melanie. Quien sí parece horma de su zapato es Rhett, bravucón y avispado, que espera aprovechar la inminente guerra de secesión para hacer fortuna. Pero Escarlata le rechaza, quizá porque ve en él como en un espejo. Y no le gusta lo que contempla. Adaptación monumental de la popularísima novela, auténtico best-seller, de Margaret Mitchell. El productor David O. Selznick, verdadero autor de Lo que el viento se llevó, puso todos los medios para lograr una gran epopeya, cruzada por los amores y pasiones intensas de sus protagonistas. Ante él desfilaron directores como George Cukor, Victor Fleming y Sam Wood, con los que mantuvo diferencias: sería Fleming, que acababa de entregar El mago de Oz, el que dirigiría la mayor parte del metraje. Entre las grandiosas escenas de Lo que el viento se llevó, rodadas en el alba de un maravilloso technicolor, destacaba el incendio de Atlanta, y el campo después de la batalla, con un precioso plano que empezaba mostrando a decenas de miles de figurantes, combatientes sureños tocados por la derrota, para terminar mostrando la bandera de un Sur condenado a dejar de existir tal y como es en esos momentos. El papel más codiciado de Lo que el viento se llevó, por supuesto, era el de Escarlata. Pese a candidaturas con la fuerza de Katharine Hepburn, Paulette Goddard y Jean Arthur, Laurence Olivier y Vivien Leigh lograron poner a Myron Selznick de su parte. De hecho acudieron un día con ella al rodaje (se habían empezado ya a rodar planos del incendio de Atlanta), y Myron, con una sonrisa de oreja a oreja, se acercó a David Selznick y George Cukor, y les dijo señalando a Vivien Leigh: “Os presento a Escarlata O’Hara”. Diez Oscar, incluidos mejor película y director, obtuvo este film legendario. Y durante muchos años, Lo que el viento se llevó ostentó el título de “más taquillero de los tiempos”, y si se aplican correcciones inflacionarias, puede que hoy en día todavía lo siga siendo. La película se reestrenaba periódicamente en salas de todo el mundo y su primer pase en televisión fue todo un acontecimiento. Incluso, con el pasar de los años, una tal Alexander Ripley se atrevió a perpetrar un libro, continuación del de Mitchell. Pero a pesar de los esfuerzos realizados, no resistía la comparación con el original. Como tampoco lo hizo la miniserie televisiva que inspiró.

8/10
The Singing Marine

1937 | The Singing Marine

Bob es un joven 'marine' procedente de Arkansas. El joven impresiona tanto a sus superiores con sus habilidades en el canto, que deciden enviarlo a Nueva York para participar en un concurso amateur. Allí triunfa y se complicarán las cosas entre sus dos amores, la canción y la vida militar. Simpático musical, con las justas dosis de música y amor, y un optimismo sin límites, propio de la época 'norteamericana' en que se rodó la película. Protagoniza el risueño y talentoso Dick Powell (Vampiresas de 1933), gran estrella del momento. El guión es de un joven Delmer Daves, el mismo que años más tarde dirigiría El árbol del ahorcado, entre otros westerns.

5/10
Esposa, doctor y enfermera

1937 | Wife, Doctor and Nurse

Un título adecuado para presentar directamente a los tres protagonistas: la esposa (Loretta Young), el doctor (Warner Baxter) y la enfermera (Virginia Bruce), todos ellos conformando un triángulo amoroso con sus correspondientes enredos y sutilezas sexuales, que burlan la censura con elegancia. Lo más destacado de la cinta es la comicidad de Warner Baxter (1889-1951), especialmente brillante en papeles de reparto y bastante más desaprovechado como protagonista, que comenzó en el cine en 1920 retirándose en 1950 y siendo ganador del Oscar en 1929 como actor secundario por En el viejo Arizona. Segunda película en conjunto de Loretta Young con el director Walter Lang tras Second Honeymoon, rodada ese mismo año.

5/10
Fifty Roads to Town

1937 | Fifty Roads to Town

Peter se oculta para evitar testificar en el divorcio de sus mejores amigos. Pero una chica le confundirá con un gángster. El carisma de la pareja protagonista remonta un guión un tanto tópico.

4/10
Redención (1937)

1937 | Slave Ship

Adaptación de una historia de William Faulkner sobre el siempre espinoso tema de la esclavitud, aunque en ocasiones llevado con un tono semiparódico que no le favorece debido, más que nada, a las apariciones de Mickey Rooney. Se trata de una exótica producción de la 20th Century Fox, centrada en el romance y la aventura cuya acción se desarrolla en 1860, cuando el Captain Lovett, que opera en la costa de África reclutando esclavos para llevarlos a América y venderlos como esclavos, comienza a sentir dudas morales sobre este hecho. La pérdida de rentabilidad de dicho negocio provoca un motín a bordo. Lo mejor es su reparto masculino donde, además del mencionado Rooney, están Warner Baxter, el siempre destacable Wallace Beery, y George Sanders.

4/10
White Fang

1936 | White Fang

Adaptación de la famosa novela de Jack London, que ya había sido llevada al cine en versiones mudas de 1917 y 1923 (dirigida ésta última por Fred Jackman), y que volvería a ser trasladada en imágenes en numerosas ocasiones más –la última conocida en 1991 como Colmillo Blanco, que tendría incluso una secuela, Vuelve Colmillo blanco (1994). La acción se desarrolla en la época de buscadores de oro en Alaska, y su personaje central es el perro “Colmillo blanco” del título, que provocará una serie de enfrentamientos entre dichos buscadores de oro. Narrada con brío por David Butler, cuenta con un gran reparto donde destacan Thomas Beck, Michael Whalen, Jean Muir y especialmente, John Carradine, como un peligroso criminal.

6/10
La pequeña vigía

1936 | Captain January

Star ha sido criada por el guardián de un faro, que la salvó de ahogarse. Pero las fuerzas vivas en el Cabo Tempestad en Maine consideran que la chiquilla no está siendo bien educada, y que debería estar en una institución donde aprendiera cosas `útiles´. Delicioso film para lucimiento de la estrella infantil Shirley Temple. Suena a dramón, pero el encanto de la niña y los números musicales (destacan `Early Bird´ y `The Codfish Bowl´) le dan un tono ligero, que lo hace recomendable para toda la familia.

6/10
Ramona

1936 | Ramona

Adaptación de una novela de Helen Hunt Jackson, se trata de un material ya visitado antes, entre otros por David Wark Griffith. El film, el primero en technicolor de Fox, cuenta con dos partes bien diferenciadas: la primera transcurre en un rancho en el valle de San Fernando en California, cuando todavía es territorio mexicano; allí Ramona, una joven medio india críada por Ramona, la dueña del rancho, es pretendida por Felipe, el hijo de ésta, que ha sido siempre como un hermano; pero ella empieza a verse atraída por Alessandro, un indio; cuando finalmente Ramona y Alessandro se casan, deben dejar el rancho, y empezar una nueva vida en la tierra que siempre le perteneció a él; pero la llegado de ciudadanos estadounidenses, que aseguran ser los dueños de ese terreno, altera sus vidas para siempre. Quienes aseguran que los westerns de la época clásica de Hollywood perpetuaban los estereotipos sobre los indios, como salvajes y sanguinarios, deberían ver títulos como el que nos ocupa. Pues el film se muestra especialmente crítico con el racismo hacia los indios, y con las leyes que les despojan de sus propiedades. Por otro lado muestra el catolicismo de los protagonistas con gran simpatía, y visto el cariño con que se refleja la piedad mariana, se entiende perfectamente que Henry King dirigiera años después La canción de Bernadette. Aunque es un melodrama algo convencional, se ve con agrado, y Loretta Young y Don Ameche hacen unos buenos trabajos como la pareja protagonista.

5/10
La mujer sin alma

1936 | Craig's Wife

Adaptación de una obra de George Kelly, ganadora del premio Pulitzer, este drama narra la historia de Harriet Craig, una mujer tan patológicamente obsesionada con las cosas de su hogar que ha dejado de relacionarse con la gente y ha provocado que todas sus amistades se distancien. Su marido la ama y está dispuesto a hacer todo lo posible para que la mentalidad de su mujer cambie, pero será difícil, sobre todo después de una crisis en la que el marido se verá 'obligado' a romper las reglas del orden y la pulcritud de su hogar. El film sacó la vena más dramática de Rosalind Russell, quien había demostrado de sobra sus dotes cómicas en filmes como Luna nueva (1940). Aquí logra una convincente interpretación. Años más tarde, la diva Joan Crawford interpretaría al mismo personaje en un 'remake' titulado Envidiosa.

6/10
We're Only Human

1935 | We're Only Human

El sargento Pete 'Mac' McCaffey suele saltarse las reglas para capturar a miembros destacados de la mafia. A sus jefes no les gustan las técnicas que utiliza. Correcto 'film noir' que trata temas propios del género, como la corrupción.

4/10
Navy Wife

1935 | Navy Wife

El doctor Quentin es un viudo que piensa que ya nada puede sorprenderle en su vida. Error. Todo cambia cuando conoce a la dulce Vicki, una enfermera de la que se enamora. Tras un breve noviazgo, ambos contraen matrimonio esperando ser felices juntos. Pero el recuerdo de la primera esposa de Quentin parece ser demasiado fuerte para que Vicki pueda soportarlo. Drama romántico que cuenta con el adecuado protagonismo de Ralph Bellamy y Claire Trevor, y que tras complejas negociaciones con la Marina norteamericana consiguió permiso para que se pudiesen filmar algunas escenas en la base naval de Pearl Harbor, en Hawai.

5/10
Ojos cariñosos

1934 | Bright Eyes

La niña huérfana Shirley Blake va a vivir a casa de su tío pero no puede soportar a sus relamidos familiares. Así que decide pedir a su padrino – un hombre muy aficionado a la aviación– que luche por su custodia. Otra de las muchas cintas que Shirley Temple protagonizó como niña sin padres, pero con una mentalidad alegre y optimista. Entre su reparto destaca la presencia de la veterana Jane Darwell (1879-1967), que con una amplia trayectoria artística comenzó su carrera en el cine en 1913 y que después en el sonoro adquirió gran popularidad como complemento de la propia Shirley Temple en títulos como La simpática huerfanita (1935) y Pobre niña rica (1936), entre otras.

4/10
La legión blanca

1934 | The White Parade

Las esperanzas, deseos, lágrimas y risas de unos estudiantes de medicina. La severa disciplina les convertirá en los mejores médicos y enfermeras de un hospital psiquiátrico. También habrá tiempo para el amor, en el caso de Roland y June. Nominada a los Oscar, incluyendo mejor película, la cinta podría ser una de las precursoras de tantas series de médicos que ha dado la historia de la televisión. Entre el reparto destacan los nombres de la bella Loretta Young (La llamada de la selva), John Boles o Frank Conroy.

6/10
Blind Date

1934 | Blind Date

Kitty, empleada de unos grandes almacenes, se debate entre dos amores: el heredero del dueño de la tienda, y un humilde mecánico al que conoce desde hace mucho tiempo. El segundo parece admirarla no sólo por su belleza, sino que quiere lo mejor para ella. Sencilla comedia romántica que sin embargo funciona, por su tono positivo, y por el carisma de los protagonistas.

4/10
La mujer preferida

1933 | One Sunday Afternoon

Hugo y Biff son amigos y ambos sienten atracción por la misma chica, la guapa Virginia. Ella acaba casándose con Hugo y Biff hace lo propio con Amy, pero Biff no puede dejar de pensar que Virginia será siempre la mujer de su vida. Comedia romántica de enredos con Gary Cooper, el actor del momento, y la bella Fay Wray, que le quedaba poco para viajar a esa isla llena de monstruos en la película King Kong (1933).

5/10
Sólo con su amor

1933 | Jennie Gerhardt

Una chica proveniente de un hogar muy humilde acaba convirtiéndose en la amante de un hombre rico y casado. Drama romántico que narra la turbia relación de una mujer pobre y solitaria con un hombre casado y millonario. La película está protagonizada por Sylvia Sidney (Sólo se vive una vez), cuya actuación es lo mejor del film. En la silla del director se sienta Marion Gering, autor de Acepto esta mujer o Entre la espada y la pared.

6/10
Hot Saturday

1932 | Hot Saturday

Desventuras de una ingenua muchacha de un pequeño pueblo en la ciudad de Nueva York. Ruth (Nancy Carroll) está a punto de casarse con un joven de la localidad (Randolph Scott), cuando en su camino se cruza un atractivo millonario encarnado por Cary Grant. Así que Ruth abandona toda su vida anterior y decide vivir con este hombre en la Gran Manzana. Pero no será tan sencillo como ella había planeado. Basada en la novela de Harvey Ferguson, fue la última película que Nancy Carroll rodó para Paramount ya que, a pesar de que todavía tenía un año de contrato, no aceptó ningún otro guión por considerar que no se ajustaban a su categoría. La película supuso la primera reunión en pantalla entre Cary Grant y Randolph Scott, que después volverían a competir por una chica en Mi mujer favorita (1940).

4/10
Ladies of the Big House

1931 | Ladies of the Big House

Tras un desgraciado tiroteo, un joven matrimonio es injustamente acusado de asesinato y encarcelado. Por separado, ambos tratarán de sobrevivir y buscar la forma de volver a estar juntos. Película que narra una dura historia dramática que, aunque sí logra resultar emotiva, no termina de llegar a buen puerto. Destaca la interpretación de Sylvia Sidney (Sólo se vive una vez) como la sufrida amante protagonista.

5/10
Las aventuras de Tom Sawyer (1930)

1930 | Tom Sawyer

Una de las primeras adaptaciones –de las múltiples que ha habido en la historia del cine– de la inmortal novela de Mark Twain, genio donde los haya de la literatura norteamericana. La novela es una auténtico antídoto contra la depresión. La historia del jovencito que vive a orillas del río Mississippi, que se mete en problemas continuamente en las escuela, que escapa de los consejos y obligaciones impuestas por su inefable Tía Polly, que vive una amistad sincera y jovial con el divertido Huckleberry Finn, que se enamora de Becky y que sufre la peligrosa aventura en la cueva con el siniestro indio Joe, son vivencias que han pasado para siempre al imaginario de la cultura humana. Encarna al joven protagonista Jackie Coogan y dirige con buena mano John Cromwell (Callejón sin salida).

5/10

Últimos tráilers y vídeos