IMG-LOGO

Biografía

Henry Fonda

Henry Fonda

77 años ()

Henry Fonda

Nació el 16 de Mayo de 1905
Falleció el 12 de Agosto de 1982

Premios: 2 Oscar

Todo con la mirada

23 Noviembre 2003

No tenía metas como actor, “salvo el de ser bueno y convincente”. Con ser bastante esta declaración de intenciones, lo cierto es que Henry Fonda llegó a más, a mucho más.

La economía de gestos, la intensidad de su mera presencia, glosaron un estilo interpretativo que destilaba especial autenticidad. Pocos como él dotaron de tanta profundidad emocional a un personaje; nunca reparó en las dificultades de expresar los recovecos del alma humana, más al contrario fluyeron, diáfanos y sin estridencias, en la fuerza de su mirada azul. La naturalidad fue siempre su mayor virtud. No obstante, Alfred Hitchcok le definió como el “perfecto hombre de la calle”.

La biografía de Henry Fonda (1905) empieza en Grand Island (Nebraska). Su padre tenía una modesta imprenta y por ahí le vino el impulso de estudiar periodismo en la universidad. Por azares de la vida, se incorpora al Teatro Comunitario de Omaha. Su evolución por la escena cuaja en “Contrastes”, obra que Victor Fleming quiso que también protagonizara en su adaptación fílmica. A los dos años de debutar en cine, demostró su talento en Sólo se vive una vez (1937). La irreversibilidad de la tragedia y la defensa noble de los principios tratados en este film serían unas constantes en algunos de sus roles más relevantes: Jezabel (1938), Incidente en Ox-Bow (1943), Falso culpable y 12 hombres sin piedad (ambas de 1957), cuya magistral defensa como “jurado número ocho” eleva el género judicial a cotas insospechadas.

Como purista que era, su deseo era siempre ensayar más. No es de extrañar que sus mejores interpretaciones sean en películas de John Ford, cuyo método era impedir a los actores sobre-actuar. Su relación con él empezó con El joven Lincoln, seguido de Corazones indomables ( ambas de1939) y de las grandes, grandísimas, Las uvas de la ira (1940), Pasión de los fuertes (1946) y Fort Apache (1948). En todas ellas aplica magisterio con una mezcla de energía y parsimonia, para componer unos tipos inolvidables.

A lo largo de sus casi 50 años de carrera, Fonda saltó airosamente de retratos de idealistas y héroes en películas de acción, sociales, románticas y comedias de alta sociedad (genial su vis cómica en Las tres noches de Eva), a hacer sólidas encarnaciones de políticos, generales y presidentes en la madurez. Una de sus virtudes fue hilar fino al elegir sus papeles. Supo ver el mayor potencial del rol secundario de Tierra de audaces (1939), al lado de Tyrone Power; renunció al papel “simpático” de Fort Apache (lo hizo John Wayne), prefiriendo el menos agradecido de un irresponsable comandante de caballería; y arriesgó su imagen de “bueno” haciendo en el western sádicos villanos (Los malvados de Firecreek, Hasta que llegó su hora, ambas de 1968). Los convencionalismos nunca fueron de su agrado.

Hombre de fuerte personalidad, se enfrentó a la Fox para liberar su contrato tras servir a la Marina en la II Guerra Mundial. Y en su vida fuera de los platós pasó por 6 matrimonios y unas relaciones complejas con sus famosos hijos, Jane y Peter, también actores. Con su hija Jane rodó la última película. En En el estanque dorado (1981), una hermosa historia de reconciliación paterno-filial con la muerte de fondo, había mucho de la realidad vital del actor. Por este trabajo recibió su único Oscar (obtuvo otro honorífico el año anterior), un reconocimiento que tenía sabor a despedida a la vieja gloria de Hollywood. Poco tiempo después, el gran Henry Fonda, el que dio vida al recio agricultor Tom Road, al legendario sheriff Wyatt Earp, al estoico músico Manny Balestrero y a tantos memorables personajes, moría a los 77 años.

Oscar
1982

Ganador de 1 premio

Oscar
1981

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico
Filmografía
En el estanque dorado

1981 | On Golden Pond

Los veteranos Henry Fonda y Katharine Hepburn ganaron el Oscar con este sentido melodrama sobre el paso del tiempo y las relaciones familiares. Los veteranos actores interpretan a un matrimonio entrañable: Norman es un cascarrabias que adora la pesca y que siempre está pensando en la muerte y ella, Ethel, es sencillamente maravillosa, la mujer con quien todo hombre quisiera envejecer. Durante un verano en su casa familiar del estanque dorado recibirán la visita de su hija Chelsea, que viene acompañada de su nuevo novio y de Billy, el joven hijo de éste. Pero Chelsea y su padre nunca se han llevado bien. Junto a la pareja protagonista es destacable también el trabajo de una hermosísima Jane Fonda, en la única ocasión que apareció en pantalla con su padre. Y tanto la música de Dave Grusin, como la extraordinaria y melancólica fotografía de Billy Williams tienen la facultad de hacer un nudo en la garganta del espectador. Todo es nostálgico en este bello film sobre el ocaso de la vida. El precioso y sencillo guión también logró el Oscar.

7/10
The Golden Honeymoon

1980 | The Golden Honeymoon

Charley Tate, un maduro individuo, decide llevarse a su esposa Lucy de viaje a Florida. El motivo es celebrar el 50 aniversario de la boda. Predecible producción televisiva, que cuenta con el atractivo de que la protagonista es la veterana Teresa Wright. Otro grande, Henry Fonda, se interpreta a sí mismo en la introducción.

6/10
Meteoro

1979 | Meteor

Muestra setentera de cine de catástrofes, esta vez con el temor de que un meteorito gigante caiga sobre la Tierra y nos deje hechos polvo. La roca, que recibe el nombre de "Orpheus", está intentando ser destruida por misiles nucleares aunque los trozos que desprende causan olas gigantes y un terremoto que asola Nueva York, en la mejor tradición del género. Como no podía ser de otra forma en este tipo de cine, su reparto acaba siendo lo más lúcido del asunto: Sean Connery, Natalie Wood, Karl Malden y Henry Fonda, entre otros. La banda sonora contiene una pegadiza marcha central a cargo de Laurence Rosenthal, en un proyecto inicialmente destinado a John Williams. Los técnicos de sonido William McCaughey, Aaron Rochin, Michael J. Kohut y Jack Solomon fueron nominados al Oscar en dicha categoría.

4/10
Ciudad en llamas

1979 | City on Fire

Típica muestra de cine catastrofista setentero, al estilo de Terremoto y El coloso en llamas, con reparto coral donde se incluyen algunas viejas glorias, ahí están Henry Fonda y Ava Gardner. La acción transcurre en Nueva York, donde el veterano jefe de bomberos está a punto de jubilarse. Pero antes tendrá una jornada muy movidita, que empieza con un incendio provocado por unos chavales que estaban fumando clandestinamente. Claro, que eso no es nada comparado con el caos que genera la explosión posterior de una central eléctrica, y los peligros que corren los pacientes de un hospital. En el film conviven las acciones heroicas, con los problemas sentimentales de algunos personajes, la actitud sensacionalista de los medios de comunicación y las acciones interesadas de varios politicastros.

4/10
Wanda Nevada

1979 | Wanda Nevada

Beaudrey Demerille (Peter Fonda) es un vagabundo amante del póker. Durante una partida gana como premio a una joven y bellísima huerfana, Wanda Nevada (Brooke Shields). Poco a poco comenzarán a llevarse bien y decidirán ir en busca de una mina de oro. El problema es que dos delincuentes también van en esa dirección. El western dirigido e interpretado por Peter Fonda no ofrecía novedades en el género. Es una película que se deja ver, con un guión simple y una pareja principal sin mucha química, pura serie B.

4/10
Fedora

1978 | Fedora

Fedora, un mito de la gran pantalla, muere arrollada por un tren en París. En el funeral, el productor “Dutch” Detweiler rememora lo ocurrido en las últimas dos semanas. Interesado en contratar a la actriz para una adaptación de Ana Karenina, Dutch viajó en su busca a una isla, donde aparentemente Fedora vivía retirada con una vieja condesa y una enfermera. Afrontar el paso del tiempo es difícil para alguien como una actriz, que ha vivido de la belleza. De nuevo con William Holden, Wilder recupera en este drama el tema de El crepúsculo de los dioses.

6/10
El enjambre

1978 | The Swarm

En pleno cine de catástrofes, las abejas asesinas eran una opción. Sobre todo si había una novela escrita por Arthur Herzog Jr. en la que basarse. Dirigida por el especialista en el tema, Irwin Allen (productor de La aventura del Poseidón y El coloso en llamas), la acción se desarrolla en Texas. Allí crea el caos un enjambre de abejas africanas que anteriormente habían pasado por el Caribe y Brasil. Para su producción se usaron 20 millones de abejas y, en vista de la imposibilidad de adiestrarlas para que no picasen a la gente, se tuvo que recurrir a filmarlas desde el aire para dar sensación de peligro. Además, tal y como contaba Michael Caine en su biografía, “el principal problema era que las abejas te llenaban de mierda”. A pesar de un reparto espectacular – Richard Widmark, Olivia de Havilland, el citado Caine, Katharine Ross, Henry Fonda...–, el film pinchó en la taquilla americana donde recuperó solo 10 millones de dólares de los 21 de su coste. No sabemos muy bien por qué su vestuario obtuvo una nominación al Oscar. Extraordinaria banda sonora de Jerry Goldsmith.

5/10
Los jóvenes leones

1978 | Il grande attacco

Film que recrea diversas situaciones bélicas en la II Guerra Mundial, con el objetivo de mostrar cómo afecto este terrible conflicto a familias de todo tipo. En concreto habla de alemanes y norteamericanos cuyos hijos y padres lucharon a muerte. La película es un ejemplo de que no basta contar con un elenco de calidad –Henry Fonda, John Huston, Stacy Keach, Helmut Berger, Samantha Eggar– para llevar a cabo una buena película. Aquí la puesta en escena es bastante anodina, el guión muy poco original y las escenas bélicas resultan de muy baja calidad. Una pena. En la versión original la voz del narrador es nada menos que la de Orson Welles.

3/10
Montaña rusa

1977 | Rollercoaster

Un terrorista chantajea a parques de atracciones colocando bombas en la montaña rusa, que pueden ser activadas por control remoto. Como otros títulos catastróficos, ello sirve para que viejas glorias se apunten a un reparto coral.

4/10
La batalla de Midway

1976 | Midway

Recreación minuciosa de la batalla decisiva entre EE.UU. y Japón durante la II Guerra Mundial, con papel clave de la fuerza aérea. Buen reparto, y respeto en el dibujo de ambos bandos.

6/10
Mussolini: último acto

1974 | Mussolini: Ultimo atto

Una mirada a los últimos días de Benito Mussolini, cuando el cardenal Schuster de Milán trató de mediar una salida honorable para el Duce. Destaca la reconstrucción histórica, la música de Ennio Morricone, y un gran reparto internacional donde destacan Rod Steiger y Henry Fonda.

5/10
El serpiente

1973 | Le serpent

Adaptación de la novela “Le treizième suicidè”, de Pierre Nord. En ella, un alto cargo del KGB decide desertar de la URSS. Sin embargo, los países del Este, y en especial miembros de la Central Americana de Inteligencia, no acaban de creer del todo sus motivos y algunos sospechan que pueda tratarse de un doble agente. Un complejo film de espionaje político que a veces se pierde en diálogos farragosos y algo desordenados. A pesar de todo mantiene un buen tono de intriga, describe muy bien el paranoico ambiente de la Guerra Fría y cuenta con un reparto internacional con Yul Brynner, Henry Fonda, Philippe Noiret y Dirk Bogarde. Contiene una de las grandes melodías de Ennio Morricone.

5/10
Miércoles de ceniza (1973)

1973 | Ash Wednesday

Bárbara (Elizabeth Taylor), una mujer madura con un matrimonio en crisis decide hacerse la cirugía estética para parecer más joven y reconquistar a su marido Mark (Henry Fonda). Tras la operación, que ha resultado un éxito, Bárbara espera a su esposo en una estación alpina para darle una sorpresa, pero antes de reencontrarse con él, conoce a un atractivo joven que la seduce. Ella cae rendida a sus encantos aprovechando su rejuvenecimiento. Cuando vuelve a reencontrarse con Mark éste le dice que ha conocido a una muchacha más joven. Parece mentira que una actriz como Elizabeth Taylor, con lo que fue y las grandes películas que interpretó, llegue a la madurez aceptando este tipo de papeles. La protagonista de La gata sobre el tejado de zinc pasaba una mala racha personal tras haberse separado de Richard Burton, y durante el rodaje sus excesos con las drogas y su falta de responsabilidad hizo mella en ella. Henry Fonda le da la réplica apareciendo en unos escasos 20 minutos.

4/10
Mi nombre es ninguno

1973 | Il Mio nome è Nessuno

Vuelta de tuerca al spaghetti western en una subdivisión de este subgénero que parodiaba todos los tópicos y reglas de éste. En realidad una mera excusa para alargar la vida del oeste a la italiana, ya bastante en decadencia. Ambientada inteligentemente en la decadencia del oeste americano –en 1899– el joven Ninguno recibe la misión de asesinar a un legendario pistolero llamado Jack Beauregard, que lo único que quiere es retirarse. Sin embargo, más que matarle lo que hace Ninguno es admirar a Jack y organizarle un duelo donde ha de enfrentarse a 150 pistoleros. Aunque la dirección recae en Tonino Valerii siempre se comentó que la mano de su productor, Sergio Leone, era bastante alargada. Algo que se demuestra tanto en el resultado final –a medio camino entre la burla y la nostalgia– como en la sobresaliente banda sonora de Ennio Morricone. Parte de la película fue rodada en España.

7/10
The Red Pony (1973)

1973 | The Red Pony

Remake de la película del mismo título de 1949, en la que un niño que vive en una granja y que a penas se comunica con su padre, tiene un pony a su cuidado. En el rol de los granjeros nos encontramos esta vez a Henry Fonda y a Maureen O'Hara, que ya habían coincidido como matrimonio en Fiebre en la sangre.

5/10
Casta invencible

1971 | Sometimes a Great Notion

La famila Stamper tiene un negocio de maderas en el estado de Oregon, pero corren malos tiempos y el sindicato de trabajadores se pone en huelga. Ellos deciden continuar trabajando por lo que comienzan a recibir amenazas de otros compañeros. Henry, el patriarca de la familia, intentará mantener a todos sus miembros unidos a pesar de las tensiones dentro y fuera del hogar. Henry Fonda y Paul Newman interpretan a padre e hijo en este estupendo drama rural sobre unos leñadores de Oregon. Dirige Newman en una de sus películas menos conocidas.

4/10
Dirigida por John Ford

1971 | Directed by John Ford

Peter Bogdanovich hizo en 1971 este documental sobre la vida y obra de John Ford, contribuyendo al conocimiento del maestro que se autodescribía como alguien que hace westerns. A través de entrevistas y escenas de sus películas, Bogdanovich analiza el estilo del director y su gran capacidad artística en una época en que el reconocimiento de la autoría cinematográfica no estaba desarrollado. En 2006 rehizo el documental con nuevo material para dar una perspectiva aún más amplia de la obra de Ford.

7/10
El club social de Cheyenne

1970 | The Cheyenne Social Club

Extraño western cómico, dirigido por el bailarín Gene Kelly y con dos nombres clásicos del género como James Stewart y Henry Fonda al frente del reparto. Ellos son dos amigos que viajan hasta Cheyenne para recibir la herencia de uno de ellos. Ésta consiste en un apreciado burdel de la zona. Ante esta nueva situación los vaqueros no saben muy bien cómo actuar, llegando a plantearse cambiar el local por un saloon. Esta medida no es muy bien acogida por los hombres de la ciudad. El resultado es bastante simpático, picante y divertido, sobre todo por las diferentes personalidades de los dos amigos –uno un golfo y el otro un moralista–, así como la complicidad entre Fonda y Stewart, que cantan, se emborrachan y cabalgan juntos como lo que eran, amigos de toda la vida.

6/10
El día de los tramposos

1970 | There Was a Crooked Man...

Lopeman, un antiguo sheriff, tras sufrir una lesión, debe cambiar de oficio, y se convierte en alcaide de un presidio, sustituyendo a su fallecido predecesor, que murió en un motín. Allí se entera que uno de sus "huéspedes", el carismático Paris, ocultó el dinero de su último atraco en un lugar desierto, y pretende tentarle con la idea de compartirlo. En cambio Lopeman tiene otras ideas, las de lograr la rehabilitación de sus presos, mejorando sus condiciones. Cínico y crepuscular western de Joseph L. Mankiewicz, los elementos cómicos que presenta son muy ácidos, hay un pesimismo de fondo, los hombres son incorregibles, parece decirse. El guión se debe al dúo David Newman-Robert Benton, también responsables del libreto de Bonnie y Clyde, y se nota en la descripción de la avaricia que fácilmente atrapa el corazón del ser humano. El venenoso desenlace es coherente con lo visto en el resto de la trama; y el toma y daca entre Kirk Douglas –con su clásico aire burlón compone un canalla al que resulta difícil odiar, aunque sea odioso– y Henry Fonda –él compone la rectitud puesta a prueba como nadie– parece anticipar el que tendrían Michael Caine y Laurence Olivier en La huella, dirigida también por Mankiewicz. Hay un buen plantel de secundarios para el resto de internos de la cárcel –la pareja de timadores, el traidor que ha decidido dejar de traicionar, el anciano Missouri Kid interpretado por Burgess Meredith, el chino...–, los guardianes y los civiles.

6/10
Tuyos, míos, nuestros

1968 | Yours, Mine and Ours

Cine infantil que fue todo un éxito en su momento hasta el punto de ser candidata al Globo de Oro como mejor comedia del año. Basada en la novela "Who Gets the Drumstick", de Helen Beardsley, la idea era cómo reunir a 18 niños en pantalla y no morir en el intento. Todo sucede cuando un viudo padre de diez hijos vuelve a casarse con una enfermera viuda con otros ocho. Todos van a vivir a una gran casa donde se dan cita numerosos problemas que alcanzan a los niños, los adolescentes y los mayores. No contento con el número, el matrimonio alcanza la plenitud cuando ella se queda embarazada. En España ya habíamos tenido una ración de familia numerosa similar en La gran familia (1962). Protagonizada por la cómica Lucie Ball y Henry Fonda, vista hoy en día parece algo oxidada. A pesar de ello, en el 2005 se estrenó su "remake", Míos, tuyos y nuestros, de Raja Gosnell, con Dennis Quaid y Rene Russo de pareja principal.

5/10
Brigada homicida

1968 | Madigan

Vigoroso thriller dirigido por Don Siegel y rodado en las calles de Nueva York. Allí, en su barrio hispano, el detective Madigan fracasa en su intento de detener a un sospechoso, lo que le hace recibir un ultimátum del jefe de policía que le da 72 horas para que cumpla con su deber. En este tiempo asistimos a la vida familiar de Madigan, a punto de romperse porque la esposa de éste le echa en cara que dedique más tiempo a su trabajo que a ella misma. Adaptación de la novela "The Commissioner", de Richard Dougherty, que, además de contar las acciones policiales hacía hincapié en los problemas íntimos de sus agentes, entre ellos el detective Madigan (Richard Widmark) y el jefe de policía encarnado por Henry Fonda que mantiene un romance con una mujer casada (Susan Clark, 35 años más joven que el actor). Su inesperado final causó bastante impacto en su época.

7/10
Los malvados de Firecreek

1968 | Firecreek

Cinco hombres llegan a la pacífica población de Firecreek provocando cierta tensión con sus bravuconadas, todo parece señalar que se trata de un grupo de pistoleros, y de hecho uno de ellos se encuentra malherido. Sólo Johnny Cobb, un padre de familia granjero cuya esposa está a punto de dar a luz, decidirá ejercer de alguacil, un puesto que hasta entonces era para él poco más que honorífico. La idea es poner orden y justicia en el lugar. Sorprendente western crepuscular, cuya tensa atmósfera se mantiene durante todo el metraje, donde las cosas no son tan simples como parecen. El concepto de pueblo donde han ido a parar un puñado de perdedores resulta poderoso, y algunos pasajes tienen una fuerza que remite a Solo ante el peligro. Cuenta con un reparto de reputados actores, capaces de aprovechar la inteligente trama, y que dotan de complejidad a sus personajes. El bueno de James Stewart (La ventana indiscreta), cuyo rostro sabe expresar en cierto momento un inmenso dolor, y el malvado Henry Fonda, (12 hombres sin piedad), cuestionado por una mujer que sabe calarle (Inger Stevens), protagonizan el memorable duelo final. Un film a reivindicar.

7/10
Hasta que llegó su hora

1968 | C'era una volta il West

Después de su trilogía del Oeste compuesta por Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo, Sergio Leone empezaba a estar un pelín cansado de que le etiquetaran como el rey del spaghetti-western. Pero no tuvo más remedio que volver a los caminos polvorientos y al entrañable Monument Valley donde John Ford enmarcara muchos de sus memorables filmes. El resultado fue una impactante película, Hasta que llegó su hora. Durante mucho tiempo, Leone fue considerado como un director efectista y menor. Pero el éxito de Sin perdón de Clint Eastwood, que éste dedicó al italiano y a Don Siegel, ayudó a cambiar esta percepción. En efecto, Leone demuestra ser un excelente creador de atmósferas, con un espléndido uso de los sonidos naturales, y de la música de Ennio Morricone. Ejemplar a tal respecto es la secuencia de apertura, en que tres matones aguardan en una estación desierta la llegada de un hombre. Por otro lado, Leone utiliza el formato panorámico como nadie, tanto para generosos planos generales, como para primerísimos planos donde la fuerza de los rostros, que parecen tallados en roca, es muy poderosa. El film narra la llegada de una joven (guapísima Claudia Cardinale) al rancho de su futuro marido, viudo con tres hijos. Pero los encuentra muertos. Un asesino brutal (increíble Henry Fonda, en un cambio de registro notable), conchabado con los constructores del ferrocarril, los ha matado para quedarse con sus tierras, un erial revalorizado por el próximo paso cercano del “caballo de hierro”. Por distintas razones, dos tipos ayudan a la desconsolada viuda, que quería al fin sentar la cabeza y dejar su disipada vida de prostituta: Cheyenne (el sólido Jason Robards, que había destacado como Doc Hollyday en La hora de las pistolas) y Armónica (Charles Bronson, mejor que nunca como misterioso personaje que toca la armónica, y que nadie sabe lo que quiere). En la escritura del guión se produjo una asociación insólita: Dario Argento, Bernardo Bertolucci, y el propio Leone. El director explicaba así su elección de Fonda como el asesino: “El espectador ha de quedar impresionado al instante por el enorme contraste entre su implacable personaje y su rostro, el de un actor que durante muchos años ha simbolizado la justicia y la bondad”.

8/10
El estrangulador de Boston

1968 | The Boston Strangler

Recreación de los trágicos sucesos reales que tuvieron lugar en la ciudad de Boston entre 1962 y 1964. Trece mujeres fueron horriblemente estranguladas por Robert de Salva. Cuando la policía consiguió detenerle, se descubrió que era un fontanero felizmente casado que llevaba una vida aparentemente normal. Era conocido con el macabro nombre de El Patito, debido a que sólo tenía tres dedos en una mano. El filme sigue la aparición de los primeros cadáveres y como varios policías expertos llevaron a cabo la investigación. En un principio cuentan con pocas pistas, pero este hecho no les desanima. Un gran elenco de primeras figuras protagonizan este terrible relato de Richard Fleischer (Veinte mil leguas de viaje submarino). Tony Curtis (Con faldas y a lo loco) y Henry Fonda (Las uvas de la ira) eran dos nombres míticos, y demostraron con este trabajo que se encontraban en plena forma y aún darían mucho de qué hablar en el futuro. Junto a ellos, un secundario de lujo, el reputado George Kennedy. Ambos reconstruyen de forma realista los métodos de investigación que utilizó la policía para dar con el terrible asesino. Los asesinos en serie han protagonizado infinidad de películas, debido al terror que causan en el público, puesto que saben que se trata de una amenaza real. Cuando un filme recrea sucesos históricos, como en este caso, produce más pánico aún.

7/10
Una bala para el diablo

1967 | Welcome to Hard Times

Entretenido western protagonizado por Henry Fonda y dirigido y escrito por Burt Kennedy (Hannie Caulder), a partir de una novela del norteamericano E.L. Doctorow. Una hombre sanguinario y sin escrúpulos prende fuego a un pueblo. Los pocos supervivientes emprenden entonces la reconstrucción. Pero cuando el criminal vuelve a presentarse por allí, una joven obligará al líder de los ciudadanos a enfrentarse con él.

5/10
Un extraño en el camino

1967 | Stranger on the Run

Telefilm que en algunos países se llegó a estrenar incluso en salas cinematográficas, y que no es otra cosa que un modesto western donde un sádico sheriff que controla el ferrocarril tiene como principal diversión cazar presas humanas dejándoles una hora de ventaja para que crucen el desierto y lleguen a la frontera. Pasado ese tiempo, les da caza en compañía de su peligrosa banda. Su última víctima es un ex presidiario que acaba de llegar a la ciudad y que, siendo inocente, se ve envuelto en el diabólico plan del sheriff. Eso sí, en su espectacular reparto figuran rostros tan conocidos como los de Henry Fonda, Sal Mineo, Anne Baxter y Dan Duryea. Además, en un pequeño papel encontramos a Zalman King, después director de horribles películas eróticas como Orquídea salvaje (1989) y Delta de Venus (1995).

6/10
El destino también juega

1966 | A Big Hand for the Little Lady

Meredith, su esposa y su hijo, de viaje a su granja, pasan la noche en un hotel de Laredo. Allí descubren que los mejores jugadores del mundo se han reunido para la partida más importante del Oeste. Meredith, que era aficionado al juego, desoye las recomendaciones de su esposa y acaba jugando. Cuando tiene una jugada importante, sufre un ataque cardíaco. Su mujer se ve obligada a terminar la partida porque están en juego todos sus ahorros familiares. Original western, con muchos elementos humorísticos, y destacadas interpretaciones de un reparto memorable, encabezado por Henry Fonda.

6/10
Los desbravadores

1965 | The Rounders

Dos vaqueros de vuelta de todo desean retirarse y vivir la vida. Aceptan un trabajo con el que podrán costearse un pequeño rancho, pero la bebida y las mujeres serán siempre un obstáculo para conseguir sus metas. Amable western de Burt Kennedy (Ataque al carro blindado), salpicado de humor y con dos protagonistas inmejorables: Glenn Ford y Henry Fonda.

5/10
Guerra secreta

1965 | The Dirty Game

Con el gran éxito del Agente 007 contra el Dr. No (1962), los espías invadieron las pantallas en coproducciones europeas que imitaban a la realidad, puesto que les pilló en mitad de la efervescencia por la guerra fría entre soviéticos y norteamericanos (crisis de los misiles, dobles agentes, la CIA, Berlín Oriental). Una de las más ambiciosas fue ésta Guerra secreta, que fue filmada con el formato de “episodios” y donde cada país –con los directores Terence Young por Inglaterra, Christian-Jaque en Franica, el alemán Werner Klingler y Carlo Lizzani por parte italiana– ofrecía una visión sobre el género con irregulares resultados. Además de las estrellas americanas Henry Fonda y Robert Ryan, también encontramos en su reparto con un nutrido grupo de rostros conocidos del viejo continente como Bouvril, Klaus Kinski, Mario Adorf, Peter van Eyck, Annie Girardot y Robert Hossein.

5/10
Primera victoria

1965 | In Harm's Way

Durante muchos años fue la película definitiva sobre este suceso, aunque Pearl Harbor la supere en efectos visuales.Tras la destrucción de la tropa de barcos y aviones, distintos oficiales del ejército intentan evaluar las pérdidas y prepararse para los inevitables acontecimientos que llegarán a continuación. El capitán Rockwell Torrey, que vive un romance con una enfermera, es enviado a una peligrosa misión. También hay lugar para víctimas colaterales y dramas varios. Versión cinematográfica de la novela de James Bassett que analiza con detalle el ataque japonés a la base norteamericana de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 y que dio origen a la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. La cinta está dirigida por Otto Preminger y basada en personajes reales. Su reparto va desde clásicos de Hollywood como John Wayne, Kirk Douglas, Franchot Tone y Henry Fonda, pasando por Patricia Neal y la actriz italiana Barbara Bouchet.

6/10
La batalla de Las Ardenas

1965 | Battle of the Bulge

5 meses después del día D, 6 de junio de 1944, el ejército alemán lanza una ofensiva por sorpresa en el denso bosque de las Ardenas, en territorio belga. Será uno de los enfrentamientos más encarnizados de la guerra. El director de El día más largo reconstruye otro de los momentos decisivos de la II Guerra Mundial. Vuelve a destacar el espléndido reparto.

6/10
Punto límite

1964 | Fail-Safe

Magnífica muestra de los momentos álgidos a los que llevó la guerra fría. Henry Fonda da vida a un presidente de los Estados Unidos rodeado de halcones, que tiene que tomar una difícil decisión que podría dar pie a una guerra nuclear. Rodada en un adecuado blanco y negro, dirige el eficaz Sidney Lumet, y se diría el reverso dramático de la sátira de Stanley Kubrick Teléfono rojo volamos hacia Moscú.

7/10
El mejor hombre

1964 | The Best Man

Elecciones primarias en Estados Unidos. Dos personajes pugnan para ganarse el apoyo del presidente saliente, y convertirse así en candidato presidencial: uno es un intelectual honesto, mientras que el otro, apoyado por su hermano, recurrirá a lo que sea para alcanzar el poder. El film se basa en la obra de Gore Vidal, quien también firma el guión. Franklin J. Schaffner capta el gran duelo actoral entre Henry Fonda y Cliff Robertson.

6/10
La pícara soltera

1964 | Sex and the Single Girl

Bob Weston es el reportero más avezado de la odiosa revista de cotilleos e historias escabrosas Stop, que acaba de publicar un artículo sobre la doctora Helen Brown, psiquiatra autora de un best-seller dirigido a mujeres solteras que quieren encauzar sus relaciones con los hombres en una posición dominante. Su jefe le exige, y él está de acuerdo, una nueva historia sobre la doctora, de modo que Weston se presenta en su consulta como un paciente, trasladándole los problemas de su vecino Frank, exitoso empresario fabricante de medias, cuya mujer Sylvia está muy celosa ya que su esposo se pasa media vida mirando las piernas de hermosas señoritas. Tal fingimiento se complica cuando ambos se enamoran, y las cosas se enredan. Entretenida comedia de Richard Quine, con el tono picantillo típico de los 60, que permitía frases y bromas de doble sentido en torno al sexo, y mucha ironía en torno al psicoanálisis y las publicaciones amarillas. Aunque a ratos se estanca, tiene momentos muy logrados, y una original persecución automovilística. El reparto es estupendo, funcionan muy bien todos los actores, con mención especial para Tony Curtis, Natalie Wood, Henry Fonda y Lauren Bacall. También se puede ver a un clásico como Edward Everett Horton, como el jefe, y a la guapa pero de breve carrera Fran Jeffries, que estuvo casada con Quine.

6/10
Fiebre en la sangre

1963 | Spencer's Mountain

Drama rural donde el director Delmer Davis no se muestra tan inspirado como en otras historias familiares similares el estilo de Parrish y Susan Slade, entre otras cosas porque su trama no daba para mucho. Basado en una novela de Earl Hammer, nos cuenta la vida de la familia Spencer. El abuelo fue un pionero que repartió sus tierras entre sus hijos, uno de los cuales, Clay (Henry Fonda) sueña con construir una casa en las montañas. Sin embargo, para pagar a su hijo una carrera universitaria se ve obligado a vender parte de sus propiedades. A pesar de una propuesta de escasa originalidad el film fue un considerable éxito de taquilla, sobre todo por la atractiva pareja protagonista, la pelirroja Maureen O’Hara y Henry Fonda, hablándose de ella como una especie de antecedente de la serie de televisión "Los Waltons".

4/10
La conquista del Oeste

1962 | How The West Was Won

Como el título indica, esta película nos narra a través de las aventuras de varias generaciones de una familia, la colonización y conquista de las maravillosas tierras del oeste. Estamos ante un maravilloso relato épico. Grandiosos paisajes, abruptas montañas y ríos salvajes, son el decorado de esta superproducción Tres grandes directores fueron necesarios para la realización de este film: John Ford, Henry Hathaway y George Marshall. Tampoco se escatimaron medios a la hora de escoger el reparto: Henry Fonda, John Wayne, Gregory Peck, James Stewart, Carolyn Jones, Richard Widmark, Spencer Tracy, Karl Malden son algunos de los nombres que vemos aparecer en los títulos de crédito, casi todos ellos ya veteranos en el género del western. Con una duración de más de ciento cincuenta minutos, este film, que en ningún momento se nos hace largo, nos convierte en testigos de más de cincuenta años de la historia americana. Tiroteos, bandidos, indios salvajes, tahúres, vaqueros, buscadores de oro y todos los demás elementos que componen el western clásico, se dan cita en La conquista del oeste. La película ganó 3 Oscar y obtuvo ocho nominaciones.

6/10
Tempestad sobre Washington

1962 | Advise & Consent

El Presidente de los Estados Unidos propone el nombramiento de un nuevo Secretario de Estado, un tipo independiente con nuevas ideas para la política exterior, lo que provoca protestas entre ciertos sectores del Senado, que debe ratificarle en su puesto. Se trata de un intelectual muy controvertido, que tiene muchos enemigos. Estos serán capaces de calumniar y hacer todo lo posible para quitárselo de encima, sacando a la luz un supuesto pasado comunista. Este título del maestro Otto Preminger (Éxodo, Laura), basado en la novela de Allen Drury, es uno de los mejores filmes de intriga política de la historia del cine. Sorprende por la complejidad de la trama, no porque sea difícil de seguir, sino por la profundidad psicológica de los personajes, el dibujo de la podredumbre que existe en el mundo de la política, y al tiempo la inclusión de cierta honestidad que consigue salir a flote. De este modo se refleja bien la convivencia entre pragmatismo e idealismo, patriotismo y autoritarismo. Incluso se aborda la homosexualidad en una subtrama de escándalo secreto, con audacia y bien tino. Y hay cierto suspense sobre si el candidato a Secretario pasará el escrutinio del Senado, lo que deriva en un magnífico desenlace. El film presenta un amplio reparto, perfectamente escogido, donde resulta difícil destacar a alguien: está genial Charles Laughton, como el astuto decano senador sureño, pero también hacen grandes trabajos Walter Pidgeon -el líder de la mayoría-, Don Murray -el chantajeado presidente del subcomité de exteriores-, Burgess Meredith -el testigo títere-, Henry Fonda -el candidato a Secretario- y la actriz fetiche de Preminger, Gene Tierney.

9/10
El día más largo

1962 | The Longest Day

El 6 de junio de 1944 las tropas aliadas desembarcan en Francia, lo que marca el principio del fin de la guerra, al terminar con la hegemonía de las tropas alemanas. En el famoso ataque participaron tres millones de hombres, 11.000 aviones y 4.000 barcos, lo que supuso la mayor operación militar hasta la fecha. Una de las mayores superproducciones de la historia del cine, lo que se nota sobre todo en el amplio reparto, que incluye a casi todas las más grandes estrellas -en especial masculinos, debido a los pocos papeles de mujeres que exigía la historia-. Así, aparecen incluso en papeles mínimos nombres como Richard Burton, Sean Connery, Mel Ferrer, Henry Fonda, Peter Lawford, Roddy McDowall, Robert Mitchum, Robert Wagner y John Wayne. La dirección se repartió por localizaciones y, así, Ken Annakin fue el encargado de todos los exteriores británicos, Andrew Marton el de los norteamericanos y Bernhard Wicki todas aquellas que ocurrían en Alemania. De este modo, cada sección de película, dependiendo de los distintos escenarios, tiene un estilo propio, lo que supone uno de los principales hallazgos del film. Además, probablemente lo más interesante es la cuidada reproducción de los sucesos históricos, bien condensados en los 114 minutos de metraje. El guión es del novelista Cornelius Ryan, basado en su propia novela. El filme ganó dos premios Oscar en el año 1962, en las categorías de Mejores Efectos Especiales y Mejor Fotografía.

6/10
El hombre de las pistolas de oro

1959 | Warlock

Para enfrentarse a una banda de facinerosos, nada mejor que contratar a un pistolero. Así, Clay Blaisdell se encargará de poner orden en la pequeña ciudad de Warlock, apoyado por las pistolas de sus compinche Tom Morgan. Hasta que Johnny se convierte en sheriff de verdad. Aunque no faltan los tiroteos de rigor en cualquier western que se precie, éste de Edward Dmytryk ofrece además un buen estudio de personajes –no por casualidad se basa en una de las novelas más emblemáticas del género, obra de Oakley Hall–, bien encarnados por el trío Fond-Quinn-Widmark.

6/10
Sed de triunfo

1958 | Stage Struck

Adaptación de una obra teatral de Zoe Akins, a cargo de un matrimonio experto en estas lides, Augustus y Ruth Goetz, que hicieron lo propio en filmes como La heredera, de William Wyler. Aquí versionan para el cine la historia de la joven Eva, recién llegada a Nueva York con el deseo de convertirse en actriz de teatro, y que debe superar mil y un obstáculos. Protagoniza Susan Strasberg, la hija de Lee Strasberg, que desarrolló casi toda su carrera actoral en televisión, aunque destacó en títulos como Picnic. Son fantásticos sus compañeros de reparto, los estupendos Henry Fonda, Herbert Marshall y Christopher Plummer. Y destacan las imágenes de Nueva York, debidas a un cineasta muy enamorado de la Gran Manzana, Sidney Lumet.

5/10
Cazador de forajidos

1957 | The Tin Star

Western psicológico con guión de Dudley Nichols, que describe la típica relación entre dos hombres, uno experimentado de la vida, el otro con mucho todavía por aprender. Ellos son un cazarrecompensas, antiguo hombre de la ley (Henry Fonda), y el recién nombrado sheriff de un pueblo del lejano Oeste (Anthony Perkins). El film, dirigido con aplomo por Anthony Mann, tiene bastantes elementos arquetípicos del género, como el hombre justo asesinado por la espalda, que obliga al personaje que está de vuelta de todo a reaccionar. Este justiciero implacable tiene además la admiración de un niño, hijo de una viuda, al estilo de lo que ocurría en Raíces profundas.

6/10
12 hombres sin piedad

1957 | 12 Angry Men

12 hombres sin piedad es un extraordinario drama judicial que se apoya fundamentalmente en la interpretación de unos grandes actores, dirigidos eficazmente por Sidney Lumet (Piel de Serpiente, Veredicto final, Network. Un mundo implacable...). La acción se desarrolla durante un juicio, en la sala de deliberaciones del Jurado. Todos los miembros del mismo, menos uno (Henry Fonda), están convencidos de la culpabilidad del reo, un hombre acusado del asesinato de su padre. Fonda debe usar toda clase de argumentos para convencer a los demás jurados de la inocencia del acusado, o al menos para sembrar entre ellos una duda razonable. Lumet da a esta historia de atmósfera teatral (la acción del film se desarrolla en un único lugar) un auténtico ritmo cinematográfico, y lo hace a través de un retrato minucioso de los personajes, unos esmerados diálogos y un uso perfecto de la cámara. La película recibió tres nominaciones al Oscar, entre ellos el de mejor película. Como curiosidad hay señalar que la película sigue siendo exhibida en muchas escuelas y facultades de derecho a los estudiantes de leyes, como ejemplo de la utilización de técnicas de persuasión, razonamiento y convicción.

8/10
Falso culpable

1956 | The Wrong Man

El músico Manny es injustamente acusado de un atraco que no ha cometido. Cuando ingresa en prisión, su mujer se siente culpable de su encarcelamiento. Hitchcock se inspiró para esta película en una noticia de un periódico, sobre un hombre injustamente acusado de cometer un atraco, como el protagonista. No es de sus mejores películas, el maestro del suspense pero el maestro del suspense trata con imaginación su tema más recurrido: el falso culpable. Inmejorables interpretaciones de Henry Fonda y Vera Miles.

6/10
Guerra y paz (1956)

1956 | War and Peace

Cuenta la historia de tres familias rusas que se ven relacionadas durante los primeros años del siglo XIX. Basada en la genial novela de León Tolstoi, del mismo título. El auge y la decadencia de la aristocracia rusa, que sirve para retratar de un modo fiel y conciso la compleja alma rusa. El desarrollo de la historia se combina con las guerras napoleónicas, que finalizarán con el desastre de la campaña rusa. Una excelente película épica, dirigida por un experto en grandes producciones, como es King Vidor. Otras de sus películas son Y el mundo marcha (1928), una de las cumbres del cine mudo, Duelo al sol (1946), o El manantial (1949). En Guerra y paz se pone de manifiesto la enorme coherencia y la unidad estilística de Vidor. Una película épica imprescindible, que cuenta con un reparto de lujo, con unas grandiosas y espectaculares escenas bélicas. De las que han convertido al cine en el mayor vehículo de entretenimiento de este siglo.

6/10
Escala en Hawai

1955 | Mister Roberts

John Ford dirige esta película, que se basa en la obra teatral escrita por Thomas Heggen y Joshua Logan. El film narra las relaciones y conflictos personales que surgen entre los miembros de la tripulación de un barco que, durante la Segunda Guerra Mundial, transporta mercancías de un lugar a otro sin entrar directamente en el conflicto; lo cual no es del agrado de todos, pues muchos querrían participar en la lucha. La película cuenta con un reparto increíble de actores, entre los que hay que destacar a un veterano James Cagney (alejado aquí de sus caracterizaciones como gángster que tanta fama le dieron en Al Rojo Vivo, Ángeles con caras sucias...), Henry Fonda, William Powell y Jack Lemmon, que ganó el Oscar en la categoría de mejor actor secundario. Apoyándose en tales intérpretes, Ford elabora un memorable melodrama protagonizado exclusivamente por hombres, al que imprime su sello personal.

6/10
Una encuesta llamada milagro

1948 | On Our Merry Way

Curioso film de historias entrelazadas, a partir del reportaje de un periodista, sobre la influencia que puede tener un niño en la vida de distintas personas. En el singular proyecto se implicó lo mejorcito de Hollywood.

5/10
Fort Apache

1948 | Fort Apache

Llega a Fort Apache un nuevo oficial: el coronel Thursday, un tipo estirado, que considera su destino actual como un castigo, y que desea brillar allí lo antes posible para poder irse enseguida a cualquier otro lugar. Está dispuesto a hacerlo a costa de los indios y de sus propios hombres. Por ejemplo del capitán York, enviado a negociar con el gran guerrero Cochise; una vez conseguido el compromiso para parlamentar, Thursday desoía todos los consejos, y decidía luchar con los indios. John Ford inició con este film su conocida “Trilogía de la caballería”, integrada además por La legión invencible y Río Grande. El personaje de Thursday estaba inspirado, obviamente, en el general Custer, muerto en la célebre masacre de Little Big Horn. El director empezaba a trabajar esa idea, que tendría su máxima expresión en El hombre que mató a Liberty Valance, de que la leyenda muchas veces ayuda más a la nación que los hechos reales. Por eso aseguraba que “al país le conviene tener héroes a los que admirar. Como Custer, un gran héroe.” El film probaba una vez más el aprecio de Ford por los indios, a los que dibujaba dotados de una gran honorabilidad. En unas notas que pasó al escritor James W. Bellah, en uno de cuyos relatos se inspiraba el film, describía así a los navajos: “Son grandes jinetes, buenos actores... tienen el pelo largo y, lo mejor de todo, es que creen en mí”.

8/10
Entre el amor y el pecado

1947 | Daisy Kenyon

Adaptación de una novela de Elizabeth Janeway en un brillante melodrama dirigido por Otto Preminger donde sobresale la intensa interpretación de Joan Crawford en una de las películas que ésta realizó para la Fox. El film contiene apasionadas escenas de amor entre la diva y sus dos amores (encarnados por Henry Fonda y Dana Andrews), descritas con la fuerza visual habitual de su autor. Su argumento tiene lugar en Nueva York, cuando Daisy, una diseñadora de modas, se enamora de un hombre casado. Ante la imposibilidad de que éste abandone a su mujer, ella decide casarse con un sargento del ejército e irse a vivir a una pequeña casa de campo. Pero el pasado regresará para atormentar a Daisy, que ahora debe elegir entre los dos hombres.

7/10
El fugitivo (1947)

1947 | The Fugitive

Un sacerdote es perseguido por la policía en un país centroamericano, pues el Estado ha prohibido la religión y cualquier manifestación de culto. Los campesinos le ofrecen cobijo en sus casas, pero temen por sus vidas ya que la policía los matará a no ser que confiesen dónde se encuentra este último cura vivo. Gran película de John Ford (Misión de audaces) y buen tratamiento de la fotografía a cargo del mexicano Gabriel Figueroa. Henry Fonda (Fort Apache, Las uvas de la ira) protagoniza la cinta, acompañado de la mexicana Dolores del Rio (La Malquerida) en una de sus intervenciones en el cine americano. Se trata de una adaptación de la novela de Graham Greene, que no agradó al novelista.

6/10
Pasión de los fuertes

1946 | My Darling Clementine

La historia del enfrentamiento de los hermanos Earp y Doc Holliday con el clan de los Clanton, que culmina en el mítico enfrentamiento del O.K. Corral, ha sido revisitado con frecuencia a lo largo de la historia del cine. Son destacables las versiones de John Sturges (Duelo de titanes, 1957, y La hora de las pistolas, 1967), George P. Cosmatos (Tombstone. La leyenda de Wyatt Earp, 1993) y Lawrence Kasdan (Wyatt Earp, 1994), pero sin duda que la aproximación de John Ford es la más poética de cuantas se han hecho. Cuando Wyatt Earp llega con sus hermanos a Tombstone para vender su ganado, el desprecio con que les tratan los Clanton, que ofrecen una cantidad ridícula por sus reses, anuncia ya un enfrentamiento entre familias que irá ‘in crescendo’. Su presencia en la ciudad obliga a Wyatt a preguntarse acerca de la civilización, que pugna por imponerse en el salvaje oeste, tema predilecto de Ford, planteado con la posibilidad de convertirse en sheriff. A la hora de ir construyendo la rivalidad Earp-Clanton el cineasta no renuncia al humor, algo que se pone de manifiesto en el primer encuentro de Wyatt con Doc Hollyday, el médico tuberculoso del que acabará siendo buen amigo. Que Henry Fonda esté sobresaliente es lo que uno espera, pero el trabajo del habitual e injustamente denostado Victor Mature es sencillamente soberbio. Otro de los campos donde el proverbial sentido del humor de Ford se encuentra a sus anchas, en los celos amorosos de Chihuahua (Linda Darnell) hacia Clementine (Cathy Downs). Y también cabe destacar la escena en que Wyatt y Doc defienden a un actor shakespeariano, objeto de burlas de los Clanton.

8/10
Incidente en Ox-Bow

1943 | The Ox-Bow Incident

Gil y Art llegan a una ciudad, tras un largo viaje transportando reses por las praderas. Allí, se enteran de que han asesinado a un respetado ranchero. Tetley, antiguo oficial del ejército sureño, lidera un grupo de ciudadanos indignados que pretende capturar a los culpables y lincharles. Pero el sheriff y el juez intentan impedirlo y apaciguar los ánimos. Fracasó en las taquillas americanas, pero tuvo un gran éxito en Europa. El artesano cineasta William A. Wellman la consideraba su película favorita, mientras que Henry Fonda también la tenía en alta estima. Wellman compuso un modélico western en torno a la justicia, la venganza, la violencia, y las masas encrespadas. Además, tiene momentos magistrales, como cuando el esclavo negro entona un himno cristiano.

6/10
El sargento inmortal

1943 | Immortal Sergeant

En su etapa del cine mudo, John M. Stahl pasó varios años trabajando para Louis B. Mayer. Durante el sonoro firmó contrato con la Universal, con quien pasó toda la década de los 30 consolidándose en esta productora como un gran maestro del melodrama. El sargento inmortal fue la primera película que dirigió para la Fox, donde desarrolló el resto de su carrera. En ella, Henry Fonda encarna al cabo de infantería Colin Spence, que, en su soledad de la campaña del Norte de África durante la Segunda Guerra Mundial, rememora toda su existencia sabiendo que pueden ser sus últimos recuerdos. Producto bélico que intenta aprovechar los sentimientos patrióticos del pueblo americano del momento, sin mucha relevancia en comparación con otros filmes similares.

5/10
The Male Animal

1942 | The Male Animal

Amable y sencilla comedia que junta a dos estrellas como Henry Fonda y Olivia de Havilland como un matrimonio en crisis. Él es un profesor de universidad cuestionado por sus métodos de enseñanza, que debe hacer frente a sus problemas matrimoniales ya que su bella esposa prefiere la compañía de un atractivo joven del campus. Adaptación de una obra escrita por Elliot Nugent y James Thurber que había sido un gran éxito en Broadway y que volvería a tener otra versión cinematográfica en 1952 en forma de musical, titulado She's Working Her Way Through College, con Virginia Mayo y el ínclito Ronald Reagan de pareja estelar. En su reparto encontramos a la actriz de color Hattie McDaniel, que precisamente le había arrebatado a Olivia de Havilland el Oscar a la mejor actriz secundaria en 1939 por Lo que el viento se llevó.

6/10
6 destinos

1942 | Tales Of Manhattan

Típica comedia norteamericana de los años 40, caracterizada por un guión de hierro y por un reparto repleto de estrellas. El director Julien Duvivier lleva a cabo un arriesgado experimento con la trama, que sigue los pasos de un traje, que continuamente va cambiando de propietarios, a los que les produce los más variados efectos. Así, asistimos a seis historias completamente diferentes. Entre los protagonistas de los diversos episodios se encuentran nombres míticos como Rita Hayworth (Gilda), Henry Fonda (Las uvas de la ira), Charles Laughton (Testigo de cargo) o Edward G. Robinson (Cayo Largo), entre otros.

6/10
The Magnificent Dope

1942 | The Magnificent Dope

Comedia con guión de George Seaton, que retomaba argumentos de Frank Capra sobre el hombre de pueblo que, con su ingenuidad y falta de malicia, da una lección a los señoritos de la Gran Ciudad. Todo comienza cuando el propietario de una escuela dedicada a enseñar a la gente a tener éxito, está a punto de quebrar. Por eso busca revitalizar su negocio convirtiendo a un fracasado en un tipo famoso. Encuentra su conejillo de indias ideal en la figura de un tal Tad Page, que se toma las cosas con calma alquilando barcos en verano y no haciendo otra cosa que meditar en invierno. Rodada con bajo presupuesto, lo mejor es un Henry Fonda que vuelve a encarnar a un hombre bondadoso y de raíces rurales, ofreciendo una vuelta de tuerca a su dramático personaje de Las uvas de la ira (1941).

5/10
Me perteneces

1941 | You Belong to Me

Intentando repetir el éxito Paramount de Las tres noches de Eva (1941), la Columbia recuperó a Barbara Stanwyck dos años después de que ésta hubiese abandonado dichos estudios. La idea era volverla a emparejar con Henry Fonda en una comedia que tuviese el sofisticado y romántico toque del film citado, y para ello se eligió un guión de Claude Binyon, según una idea original de Dalton Trumbo. En su trama, una doctora le da celos a su marido con un paciente que finge estar enfermo para estar cerca de ella. Esto llevará a todo tipo de enredos y situaciones más o menos divertidas. En Inglaterra la película tuvo el título original de Good Morning, Doctor.  En 1950 conocería una nueva e intrascendente versión conocida como Emergency Wedding, de  Edward Buzzell.

6/10
Wild Geese Calling

1941 | Wild Geese Calling

Film ambientado en el noroeste de Estados Unidos hacia finales del siglo XIX y principios del XX. John Murdock es un leñador audaz que vive en Oregon y siente inquietud acerca de qué hacer con su vida. Decide entonces marchar al Yukon, en Alaska, para probar fortuna en busca de oro. Allí se enamora de una bailarina llamada Sally y se casa con ella. Resulta, sin embargo que Sally era la novia del mejor amigo de Murdock, aunque él no le dedica mucha atención a eso... Lo mejor de este drama con cierta dosis de aventuras, basado en una novela de Stewart Edward White, es sin duda la presencia de la pareja protagonista, Henry Fonda (que acababa de rodar Las uvas de la ira) y Joan Bennett (Secreto tras la puerta).

5/10
Las tres noches de Eva

1941 | The Lady Eve

Un millonario estudioso de los ofidios es la presa de una familia de timadores en un barco. El plan consiste en que la hija le seduzca, pero ella se enamora. Se separarán en términos poco amistosos, pero la chica, a modo de moderna Eva, necesaria para su Adán, adoptará una personalidad distinta, para intentar la conquista de nuevo. Comedia repleta de ingenio, a cargo de Preston Sturges. El cineasta no sólo plantea un buen puñado de divertidísimas situaciones de enredo, sino que demuestra ser un fino conocedor de las psicologías masculina y femenina. La reina de la función es la enredadora Barbara Stanwyck.

7/10
Anillos en sus dedos

1941 | Rings on Her Fingers

Una dependienta maneja en la tienda donde trabaja muchos trapitos y objetos glamurosos, pero la vida de lujo que llevan los que los compran, visten y lucen no está a su alcance, ni mucho menos. Hasta ahora. Pues dos timadores la enredan para hacer realidad su sueño de moverse en la división de los ricos y famosos. Agradable comedia de Rouben Mamoulian, con una pareja tan estimulante como la que conforman Henry Fonda y Gene Tierney.

6/10
Chad Hanna

1940 | Chad Hanna

Chad Hanna, un joven que trabaja en una taberna, se enamora de Albany Yates, amazona en un circo ambulante. Chad decide unirse también al circo. Tercer y último trabajo de Henry Fonda a las órdenes de Henry King. Contó con un guión del legendario Nunnally Johnson, escrito por éste el mismo año que hizo lo propio con Las uvas de la ira.

6/10
La venganza de Frank James

1940 | The Return of Frank James

Entre sus más reputadas interpretaciones, el mítico Henry Fonda protagonizó grandes clásicos del cine del oeste, como La pasión de los fuertes de John Ford y este título. Frank James (interpretado por Henry Fonda) decide tomarse la justicia por su mano después de que su hermano Jesse, uno de los forajidos más buscados del oeste, fuese asesinado por la espalda por varios hermanos cobardes, los Ford (interpretados por John Carradine y Charles Tannen). En su venganza es ayudado por su joven amigo Glenn (Jackie Cooper) y por la joven hija del propietario del periódico local (Gene Tierney). Lo difícil es llevar a cabo su objetivo y poder escapar a la acción de la justicia.  Fritz Lang comenzó su andadura cinematógrafica en su Alemania natal, donde realizó grandes clásicos como Metrópolis y El anillo de los nibelungos. Después de la Segunda Guerra Mundial emigra a Estados Unidos donde prosigue una carrera sólida con títulos como Furia. Este es uno de sus mejores títulos, debido al espléndido reparto en el que, debido a que se trata de una producción de Darryl F. Zanuck (Las uvas de la ira), destacan dos nombres asociados al cine de este productor junto con el maestro John Ford: Henry Fonda y John Carradine. El resto del reparto también es excepcional, y destaca una de las actrices más exitosas de la época, Gene Tierney. El guión original es obra de Sam Hellman.

4/10
Las uvas de la ira

1940 | The Grapes Of Wrath

Tras perder su puesto de trabajo, los Joad sobreviven como jormaleros, recorriendo Califorinia en una destartalada camioneta, en busca de tierras en las que recoger las cosechas. Obra maestra de John Ford, adapta fielmente el libro de John Steinbeck, pero con más optimismo. Es de los pocos filmes de realismo social de los 40, cuando casi todo el cine era de evasión, para hacer olvidar al público sus problemas. Magníficos Jane Darwell y Henry Fonda, madre e hijo en la pantalla.

8/10
El gran milagro

1939 | The Story of Alexander Graham Bell

Como su título original indica se trata del biopic –"estilo Hollywood", eso sí– del inventor del teléfono, el escocés Alexander Graham Bell (1847-1922), que hoy en día alucinaría con el móvil. Hay que recordar que el cine americano en aquel tiempo fue muy amigo de contar la vida de grandes científicos e inventores como fueron los casos de La tragedia de Louis Pasteur (1936), El joven Edison (1940) y Madame Curie (1943), entre otros. El gran milagro era una superproducción muy al gusto de Darryl F. Zanuck que comenzaba en el Boston de 1873 y culminaba con la invención del artilugio de las palabras tres años después. Entre medias había romance, superación personal y el juicio que se estableció entre la poderosa Western Union y Bell por los derechos de patente del invento.

6/10
El joven Lincoln

1939 | Young Mr. Lincoln

Biografía filmada de uno de los hombres considerados en Estados Unidos como Padre de la Patria, Abraham Lincoln, durante sus años de juventud, cuando ejercía la abogacía en una pequeña capital de provincia, muchos años antes de convertirse en presidente de la nación y cambiar para siempre el destino de los Estados Unidos. John Ford se concentró en dos de los momentos claves de la juventud de Lincoln: cuando valientemente impidió un linchamiento injusto, y su competente defensa en el juicio de un inocente acusado de asesinato. Esta última historia está filmada de acuerdo con las reglas del emergente cine judicial, que John Ford supo filmar con gran suspense; luego sería imitado en numerosos largometrajes posteriores. El maestro John Ford se encontraba en el mejor momento de su carrera, tras haber rodado grandes obras maestras como La patrulla perdida, Huracán sobre la isla y, ese mismo año, su mayor éxito, La diligencia. Henry Fonda fue uno de sus dos actores favoritos junto con su gran amigo John Wayne, y participó en títulos clave de su filmografía como Las uvas de la ira. En esta ocasión consiguieron uno de los eminentes clásicos del cine norteamericano, con unos actores secundarios espléndidos, entre ellos Alice Brady como Abigail Clay. Gran parte del mérito de la reconstrucción histórica corresponde al documentado guión de Lamar Trotti. La fascinante música es de su imprescindible colaborador Alfred Newman.

6/10
Corazones indomables

1939 | Drums Along The Mohawk

El gran John Ford dirige esta película ambientada en 1776, en la que dos recién casados, Gilbert y Lana, pretenden crear su nuevo hogar y vida en común en el valle Mohawk, en una zona fronteriza al noroeste del estado de Nueva York. El incendio de su casa y de sus tierras a manos de los indios aliados de los ingleses es la premisa para que él entre en conflicto contra ellos. En la historia, basada en una novela de Walter D. Edmonds, destaca el coraje y el patriotismo de los colonos norteamericanos mientras se retrata un pequeño episodio de la Guerra de la Independencia americana. No es la mejor película de su director, pero supuso uno de los mejores ejemplos de estilo de John Ford y fue la primera vez que utilizó el technicolor.

6/10
Tierra de audaces

1939 | Jesse James

Biografía del mítico forajido Jesse James, el más famoso pistolero del Oeste, encarnado por el excelente actor Tyrone Power (El signo del Zorro). Tras la muerte de su madre a manos de pistoleros contratados por el ferrocarril, los hermanos James se disponen a vengarse. Tras consumar la venganza, están al otro lado de la ley, por lo que inician una carrera criminal a base de atracos de bancos y trenes. Henry King es uno de los más sólidos profesionales del Hollywood clásico. Así lo demuestran títulos como La canción de Bernadette o El pistolero. En esta ocasión cuenta con un soberbio reparto en el que sobresalen Henry Fonda (Las uvas de la ira) y Randolph Scott (Tras la pista de los asesinos).

6/10
Ocho mujeres y un crimen

1938 | The Mad Miss Manton

Comedia escrita por uno de los autores de Casablanca, Philip G. Epstein, y que se mueve en los terrenos del romance. Su título original es bien elocuente sobre la actitud de la protagonista, “La loca Miss Manton”, una rica heredera con fama de chiflada que encuentra un cadáver en plena madrugada mientras pasea a su perro. Cuando encandila a todo el barrio con su hallazgo, el cuerpo desaparece y la policía no la cree. Así que la señorita Manton emprende una cruzada para encontrar al muerto y al culpable con la ayuda de sus amigas del bridge. Todo ello con bastante gracia y un buen ritmo narrativo a cargo de su director, Leigh Jason. A pesar que en su argumento la época simula ser invierno, en realidad el film se rodó en pleno verano en California. Además, la censura no vio apropiada una escena en que un matrimonio anciano aparece junto a la cama.

7/10
Jezabel

1938 | Jezebel

Nueva Orleans, mediados del siglo XIX. Es la historia de una mujer posesiva y airada, Julie (Bette Davis), que se redimirá por amor. La acción se desarrolla en dos partes y tiempos distintos. En una primera parte, Julie se enfrenta a la sociedad con su carácter caprichoso y provocativo. En la segunda parte, con el regreso de su antiguo prometido, se ponen de relieve los insalvables contrastes entre los americanos del norte y los del sur. El parecido entre la Julie sureña y la Jezabel bíblica resalta el carácter caprichoso y vengativo de la protagonista. La magnífica interpretación de Bette Davis, que le valió el Oscar como mejor actriz en 1938, lleva el peso de la acción. Toda la película gira en torno a ella, que da la justa medida de las expresiones del amor, el odio, la alegría, la tristeza, la bondad y la maldad. Su caracterización de mujer de carácter fuerte y con personalidad, capaz de los más terribles pensamientos, la define para trabajos posteriores. En esta película se ve un prólogo a la que el año siguiente se convertiría el melodrama sureño por antonomasia: Lo que el viento se llevó. Digna de mención la interpretación contenida de Henry Fonda y la de Fay Bainter, ganadora del Oscar a la mejor actriz secundaria.

7/10
Lobos del norte

1938 | Spawn of the North

Película de aventuras que desarrolla su acción en Alaska. Allí conviven dos amigos de la infancia, Tyler (George Raft) y Jim (Henry Fonda), aunque ambos con una forma diferente de ver la vida: mientras el primero quiere conseguir dinero de cualquier forma, Jim es un tipo honesto que se conforma con ser pescador de atunes. La situación dará un inesperado giro cuando Tyler se une a unos piratas rusos que le roban a su amigo la carga de pescado. Costosa producción Paramount para la que se construyeron decorados que simulaban ser un pueblo de Alaska y que, finalmente, se vio recompensada con un Oscar Especial por sus efectos visuales y fotografía. Uno de los protagonistas iba a ser Randolph Scott, aunque a última hora tuvo que sustituirle Henry Fonda.

5/10
Bloqueo

1938 | Blockade

Al estallar la Guerra Civil Española, un humilde campesino llamado Marco monta una fuerza de resistencia a las tropas nacionales con un grupo de compañeros. Todo se complica para él cuando descubre que el padre de su enamorada es, en realidad, un espía. Película de claro signo propagandístico a favor de la República, rodado en plena contienda española. Su interés radica en que los malos de la cinta no son las tropas de Franco, sino los oficiales republicanos que se venden por dinero al enemigo. Henry Fonda, que llega a gritar el célebre “¡No pasarán!” en un momento determinado de la cinta, fue uno de los actores más combativos contra las tropas nacionales. Por supuesto, el film no fue exhibido en España hasta el fin de la dictadura.

5/10
Volvió el amor

1938 | I Met My Love Again

Melodrama que adapta la novela "Summer Lighting", de Allene Corliss, y cuya trama comienza en la ciudad de Vermont en 1927. Allí, el joven estudiante Ives Towner se enamora de Julie, una muchacha que ambiciona mucho más para su futuro. De ahí que contraiga matrimonio con un escritor con quien se marcha a vivir a París. Diez años después, cuando su marido fallece en un accidente, Julie vuelve a Vermont e intenta recuperar el amor de Ives. Película sin muchos alicientes que, a pesar de contar con una buena pareja protagonista –Joan Bennett y Henry Fonda– pasó bastante desapercibida. Tuvo varios cambios en su guión y problemas para ser terminada utilizándose nada menos que tres directores: Joshua Logan, Arthur Ripley y un no acreditado George Cukor.

4/10
Sólo se vive una vez

1937 | You Only Live Once

Tras su primer trabajo en Estados Unidos, Furia, el maestro alemán Fritz Lang aborda una de sus típicas historias fatalistas, donde los esfuerzos de un criminal por regenarse se dan de bruces con el destino, al tiempo que se enamora de la secretaria del defensor del pueblo. Destaca la trágica escena envuelta en niebla, a las puertas de la cárcel. Sylvia Sidney es la chica sufriente enamorada del hombre perseguido, y el jovencito Henry Fonda logra un trabajo muy intenso, que más tarde sería seña de identidad del actor de los andares elegantes.

7/10
That Certain Woman

1937 | That Certain Woman

Mary Donnell se casó muy joven con un gangster que murió enseguida. Ahora trabaja para un abogado, Lloyd Rogers, un abogado que se siente infeliz en su matrimonio. Dos pesos pesados, Bette Davis y Henry Fonda, protagonizan un previsible drama. La calidad de las interpretaciones mejora sustancialmente el resultado final.

4/10
Viviendo en la luna

1936 | The Moon's Our Home

John es un novelista de Nueva York que conoce a Sarah, una célebre actriz. Ambos pronto se enamoran y se casan, sin saber demasiado el uno del otro. Durante la luna de miel, empezarán a darse cuenta de la popularidad que despiertan cada uno frente a los demás y varios enredos se les presentarán inoportunamente. Comedia sobre una joven pareja de famosos que sólo quieren vivir su amor como un matrimonio normal. Fue una de las primeras películas de Henry Fonda, muy bien acompañado por Margaret Sullavan (El bazar de las sorpresas).

5/10
El camino del pino solitario

1936 | The Trail of the Lonesome Pine

En un valle perdido de las montañas viven dos familias, los Tolliver y los Falin, que mantienen una guerra abierta desde hace muchos años. Ninguna de las dos partes recuerda el motivo que originó la disputa. Intenso drama de Henry Hathaway, que adapta una novela de John Fox, Jr. muy poco conocida. En uno de sus primeros papeles protagonistas, Henry Fonda realiza un gran trabajo.

6/10
A través de la tormenta

1935 | Way Down East

Remake de la obra de Lottie Blair Parker, llevada ya antes al cine por otros como David W. Griffith. Cuenta la llegada a la granja de los Blair de Anna, una joven hija de una antigua compañera de clase de la señora Blair. Anna no tiene dónde ir y es acogida como sirvienta. Allí se revela como una chica muy hacendosa, pero Anna tiene un secreto, y el encuentro con un antiguo amante del pasado podría sacarlo a la luz. Ambos hacen un pacto de silencio, pero David, el hijo de los Blair, comienza a enamorarse de Anna. Ella procura evitar a David, aunque le gusta, por no perjudicarle. Al final, por mediación de la chismosa Martha todo llegará a saberse. Henry King dirige este lacrimógeno film, donde aparecen como desahogos humorísticos el personaje de Margaret Hamilton, y el abuelillo cojo con su inesperado juego de piernas bailadoras. El clímax transcurre en medio de una tormenta de viento en un paisaje nevado, cuando el río comienza a deshelarse y la protagonista es arrastrada en un bloque de hierro por la corriente. Un jovencito Henry Fonda hace uno de sus primeros papeles protagonistas.

5/10
Canción de amor

1935 | I Dream Too Much

Una aspirante a cantante se enamora de un joven compositor, y acaban casándose. Mientras que la carrera de ella va como un cohete, él no tiene el deseado éxito. Por amor a su esposo, la triunfadora sacrificará la merecida fama. Drama aleccionador, tal vez demasiado evidente, y ante el cual las actuales feministas se tirarían seguramente de los pelos. Pero en definitiva habla de algo tan sencillo como de los sacrificios y renuncias a las que debemos estar dispuestos, por el bien de los seres queridos. Protagoniza Lily Pons, más conocida como cantante que por su trayectoria en cine -hizo varios títulos para RKO-, y le da réplica Henry Fonda.

5/10

Últimos tráilers y vídeos