IMG-LOGO

Biografía

Kristen Bell

Kristen Bell

40 años

Kristen Bell

Nació el 18 de Julio de 1980 en Huntington Woods, Michigan, EE.UU.
Filmografía
The Disaster Artist

2017 | The Disaster Artist

Una película que parte de hechos auténticos, de las andanzas de un director de esos que, al estilo Ed Wood, son definidos como el peor de la historia, o que han hecho el mayor bodrio de todos los tiempos. Lo que permite situaciones humorísticas muy divertidas. Pero a la vez, se atrapa la pasión por el oficio, la ilusión por convertir en celuloide –ahora también en soporte digital– esas historias que bullen en el espíritu de uno, quien considera que deben ser contadas y conocidas por el público. Lo patético y risible reviste cierta grandeza, que merece ser destacada, hasta con alguien con tan poco talento como Tommy Wiseau, director de The Room. De origen incierto –él decía que era de Nueva Orleans a pesar de su imposible acento, según IMDb nació con el nombre de Piotr Wieczorkiewicz en Poznan, Polonia, en 1955– vemos en The Disaster Artist que aspira a lo más alto de la carrera artística, ser actor y director de cine. Pero no trata de realizar su sueño hasta que encuentra un alma gemela, una suerte de hermano con todo el ímpetu de la juventud, que sienta lo mismo. Se trata de Greg Sestero, con quien conecta inmediatamente, de modo que ambos marchan juntos a Los Angeles. Tras intentos infructuosos para conseguir trabajo, será el propio Wisau quien ponga en marcha su propia película con guión escrito por él, The Room, que financia gracias a su nutrida cuenta corriente, nadie sabe de donde ha podido sacar el dinero. El actor James Franco es el responsable de este film, bien llevado, donde también él es protagonista junto a su hermano Dave. La Concha de Oro ganada en San Sebastián resulta totalmente razonable, aunque podía haber ido a parar a otros títulos con méritos no tan distantes. Y aunque el tono de la película de Tim Burton es diferente, un aura de romanticismo envuelve Ed Wood, lo cierto es que son inevitables las comparaciones, y la película citada es indudablemente mejor. Todo el mundo sabe que James Franco no para quieto un momento, a su inicial carrera de actor ha sumado la de director y productor, en la que sobreabundan los proyectos, algunos ya realizados. Esa pasión por la profesión de cineasta es lo que sin duda le ha cautivado de la estrafalaria personalidad de Tommy Wiseau, que suple su falta de talento con el entusiasmo puro y duro. Puede ser raro, egocéntrico, celoso, de carácter imposible, pero su determinación para hacer lo que desea, sin dejar que le afecte la pésima opinión que tienen de él los demás como cineasta, resulta admirable, y es que nunca se viene abajo. Y cuando está a punto, ahí está la amistad de Greg Sestero, quien resiste lo loco y absurdo que parece un proyecto que podría echar por tierra su trayectoria futura, de un artista desastre sólo cabe esperar una película desastre. La película logra su propósito, contagiar el amor al cine y por ende a la propia profesión a través de alguien que no es el mejor ni mucho menos, pero que lo intenta. La paradoja de que la chapuza pueda caer en gracia engancha, aunque al mismo tiempo deja la sensación de que este “así se hizo” dramatizado no da para tanto. Podría uno preguntarse por qué James Franco, que interpreta a Tommy, ha decidido que su hermano encarne a Greg Sestero. Todo apunta a subrayar la metáfora de que tenemos a unos “hermanos del alma”, de los que al principio se acentúa su innegable parecido físico. En cambio, a medida que discurre la narración y surgen los problemas, las diferencias en su aspecto son más marcadas, uno sigue en las nubes, mientras que el otro quiere pisar el suelo.

6/10
El gran desmadre (Malas madres 2)

2017 | A Bad Moms Christmas

Pese a que daba pie al chiste facilón de “Malas madres, pero peor película”, la comedia que se reía de los clichés sobre esposas avispadas y modernas y maridos sosainas, arrasó sobre todo en Estados Unidos, donde este tipo de humor soez causa furor. No extraña que poco más de un año después de su estreno llegue una segunda parte de ambientación navideña, al tiempo que se prepara un spin-off dedicado a los personajes masculinos que se titulará Malos padres. Esta vez Amy, Kiki y Carla reciben la visita de sus respectivas progenitoras, lo que complica todavía más la llegada de ‘la Super Bowl de las amas de casa’, el 25 de diciembre, cuando toca comprar regalos, organizar comilonas, adornar la casa… Deciden rebelarse ante esta situación, recuperando la idea de que estas fiestas tienen que ser divertidas… sobre todo para ellas mismas. Resulta fácil identificarse con la explosión de las protagonistas; posiblemente casi todas las madres habrán pensado en alguna ocasión ‘mandarlo todo a la porra’, en los momentos de hartazgo, pese a que por norma general prevalece el cariño que les tienen a los suyos, por lo que toca sacrificarse. Así que resulta inevitable echarse unas risas con algunos gags, sobre todo los que protagoniza Kathryn Hahn, la madre más alocada, pues se trata de una eficaz cómica. También se lucen las recién llegadas abuelas, encarnadas por tres grandes actrices, Susan Sarandon, madura rebelde-roquera, cuyo personaje se llama Isis (según explica como el grupo terrorista), Cheryl Hines, esposa en Larry David, como una mujer obsesionada en estar junto a su hija, y Christine Baranski, aunque ésta repite al milímetro el papel de madre estirada y dominante de Leonard en The Big Bang Theory. Subyace esa visión tan cínica pero tan moderna de la familia a la que nunca admitirás en público adorar, pero sin la que no puedes vivir. Por desgracia, todo deriva hacia la sal gruesa, una pena porque había material de sobra para un film mejor.

4/10
CHIPS

2017 | CHIPS

Comedieta policial basada en una serie televisiva desconocida en España, pero que en Estados Unidos alcanzó cierta popularidad, hasta lograr ser emitida durante seis temporadas. Narra la asociación de dos patrulleros de la policía de California, un novato recién llegado al cuerpo, y un veterano, que en realidad es un agente encubierto del FBI que intenta destapar un caso de corrupción, algunos polis parece que están actuando en connivencia con una banda de atracadores. Sin poder opinar del original, esta cinta dirigida por el desconocido Dax Shepard tiene escasa gracia. Abunda la acción y las explosiones, y los gags zafios de ligones, chicas descaradas haciendo sexting o tipos marcando paquete y musculatura. Da pena ver a un buen actor como Michael Peña embarcado en este engendro.

3/10
Instrucciones para ser un latin lover

2017 | How to Be a Latin Lover

Máximo ejercía como gigolo para ancianas adineradas, pero lleva veinticinco años casado con una mujer que le dobla la edad. Un día, la señora –de ochenta años– le deja para entablar una nueva relación con un vendedor de coches, más joven. De esta forma, debe abandonar la mansión de su esposa, teniendo serias dificicultades para salir adelante. Tendrá que pedir refugio a Sara, su hermana, que vive con su hijo Hugo. Pese a la aparente falta de aptitudes interpretativas del cómico mexicano Eugenio Derbez, y a que no protagoniza films muy cuidados, éstos acaban funcionando, y hasta tienen cierta gracia. Éste en concreto provoca hilaridad por su surrealista argumento, y tiene de fondo un mensaje edificante, en torno a la necesidad de la unidad familiar.

5/10
Es la jefa

2016 | The Boss

Una gigante de la industria acaba en la cárcel por uso de información privilegiada. Cuando reaparece, decidida a convertirse en la más popular del país, no todo el mundo está dispuesto a perdonar y olvidar.

Malas madres

2016 | Bad Moms

Amy Mitchell trata de conciliar su trabajo con el cuidado de sus hijos, sin demasiada ayuda por parte de su marido, al que para más inri sorprende manteniendo una relación online con otra mujer, a través de internet. Entabla amistad con Carla y Kiki, otras dos madres agobiadas. El trío decide liberarse y dejar de lado sus responsabilidades, lo que las enfrentará a Gwendolyn, que en el colegio local ejerce como presidenta de la Asociación de Padres de Alumnos. Segunda comedia escrita y dirigida a cuatro manos por Jon Lucas y Scott Moore, pareja de guionistas de Resacón en Las Vegas y sus secuelas, que ya fueron máximos responsables de Noche de marcha.  Se diría que sigue la línea disparatada de la famosa cinta que encumbró a Bradley Cooper, cambiando el género del trío protagonista. Pero le faltan los ingeniosos golpes de humor de aquélla, con los que se disculpaban de alguna forma sus excesos gamberros. Queda así una comedia fallida, a la que le sobra sal gruesa, pero en la que se aprecia el esfuerzo de Mila Kunis, Kathryn Hahn y Kristen Bell por hacer reír al respetable. Tienen cierto interés sus críticas a la sociedad actual, tan competitiva que obliga a las mujeres modernas a fingir una perfección imposible de alcanzar. En cualquier caso, lo único realmente valioso es el testimonio de los títulos de crédito, donde las madres de las actrices protagonistas desvelan algunos de sus pequeños fracasos criando a sus hijas.

4/10
The Good Place

2016 | The Good Place | Serie TV

Veronica Mars. La película

2014 | Veronica Mars

En la película, Veronica Mars, en la víspera de su graduación en Derecho, ha dejado atrás Neptune y sus días de detective aficionada. Mientras hace entrevistas en importantes despachos de abogados, Veronica recibe una llamada de su ex novio Logan, al que han acusado de asesinato. Veronica regresa a Neptune para ayudar a Logan a encontrar un abogado pero, debido a la manera en que se lleva el caso de Logan, las cosas no van bien y Veronica se encuentra de nuevo en una vida que creía haber dejado atrás.

The Lifeguard

2013 | The Lifeguard

Movie 43

2013 | Movie 43

Dos amigos adolescentes creen estar arrasando en YouTube con su nuevo vídeo. Pero todo es la broma del hermano pequeño de uno de ellos, geniecillo de la informática. Como venganza, quieren cargarse su ordenador, pero necesitan distraerle e inventan una historia de que están buscando en internet la mítica película “Movie 43”, con contenidos archiprohibidos, y el chaval, picado, se pone a buscarla en los servidores más recónditos. Y en efecto, esto sirve de hilo conductor para ir mostrando metraje de las situaciones más desopilantes, una sucesión de sketches varios en competición para ganar en grosería y zafiedad. Película gamberra para adolescentes –y adultos– descerebrados, que tiene detrás a uno de los hermanos Farrelly, Peter, no sabemos qué pasa con Bobby, esperemos que no se hayan enfadado, a lo mejor pensó que la propuesta no era suficientemente guarra y transgresora. La idea de Movie 43, que cuenta con 12 directores no superbrillantes, entre ellos la actriz Elizabeth Bank, es provocar una mezcla de asco, repulsa y risas, lo que funciona parcialmente. Tiene gracia la ocurrencia de presentar a Hugh Jackman con una “disfuncionalidad” en el cuello que provoca unos divertidos caretos de Kate Winslet en una cita a ciegas, lo más divertido de la cinta, aunque lo bueno, si breve, dos veces bueno, divisa que olvida Peter Farrelly, responsable de ese segmento. Otros actores célebres se han sumado a la función, con mayor o menor fortuna, y se supone que parte de la gracia del film es ir reconociéndolos. El modo de “pegar” las historias o cortos en Movie 43 es ingenioso, incluida la ocurrencia homenaje a Terminator. Pero tanta caca (sí, literalmente), genitales, pechos, reglas y compresas, y hasta incesto, a ver quién es más salvaje, acaba agotando; incluso otras ideas paródicas sobre Apple, enanos y superhéroes no evitan la tentación escatológica y procaz. El film es mejor que otras propuestas de los hermanos Farrelly, últimamente cuesta abajo, pero es que no han hecho nada mejor que Algo pasa con Mary, allá por 1998, y cuyos barros han traído un auténtico lodazal de películas perfectamente prescindibles.

3/10
Seguridad no garantizada

2012 | Safety Not Guaranteed

Jeff, periodista de un periódico de Seattle, se lleva a dos jóvenes becarios, Darius y Arnau, para cubrir una potencial historia que surge por un anuncio por palabras de un tipo misterioso, Kenneth, que busca un compañero para viajar al pasado. En realidad, en el caso de Jeff se trata de una excusa para reencontrarse en el pueblo donde reside Kenneth con una antigua novia, a la que no ha visto en dos décadas. Pero Darius está cada vez más fascinada por Kenneth, pues admitida su excentricidad rayana en la locura, hay algo en la sencillez con que expone sus propósitos de viajar en el tiempo que le cautiva y le atrae. Original muestra de cine “indie”, de ritmo impecable, producida por los hermanos Mark Duplass y Jay Duplass, donde el primero se reserva además el papel de Kenneth. Los desconocidos Derek Connolly, guionista, y Colin Trevorrow, director, demuestran un talento inusual al desarrollar una historia diferente, que aúna géneros como la comedia, el drama, el romanticismo, el thriller e incluso la ciencia ficción, para de este modo ofrecer una atinada reflexión sobre el paso del tiempo y las oportunidades perdidas. El tono es ligero, pero sí pinta la perplejidad de ciertas personas con formación, entre los 20 y los 40 años, que han padecido ya algunos de los embates que suele deparar la vida, y que buscan ubicarse tratando de encontrar a quien amar. Los actores están muy bien, sin innecesarios histrionismos.

6/10
Un invierno en la playa

2012 | Stuck in Love

La vida de William Borgens –escritor de prestigio, ganador dos veces del premio PEN/Faulkner– no es la misma desde que su esposa Erica le dejara por otro hombre tres años atrás. Aunque siempre ha teledirigido a su familia hacia la creación literaria, y sus hijos apuntan maneras, ahora él mismo es incapaz de crear nada desde la marcha de su mujer y no puede pasar página. Su hija mayor, Samantha, echa en cara a su padre esa actitud tan “romántica”; ella prefiere el realismo y ha optado por ser cínica y promiscua como reacción a la ruptura de sus padres. Mientras, el hijo menor, aún en el instituto, está enamorado de una compañera a la que le cuesta acercarse. Josh Boone debuta como guionista y director con esta película más que interesante sobre la convivencia, las dificultades, las equivocaciones, el amor, etc. de una familia bastante singular. Los Borgens son los típicos intelectuales de la progresía de la costa este de los Estados Unidos, una peculiar élite cuya pensamiento tiende a ver todo en coordenadas literarias, artísticas, etc., mientras que su comportamiento ético y su visión del ser humano responde a la más exorbitante mentalidad liberal, en el sentido más pragmático, basto y amplio del término. En teoría, para ese tipo de personas cualquier acto será bienvenido mientras suponga una experiencia distinta, nueva, enriquecedora (es un decir), que ayude a hacer arte, en este caso literatura. Pero lo llamativo de Un invierno en la playa (vaya titulito en castellano) es que pone en tela de juicio esa supuesta mentalidad liberadora de la familia Borgens. Porque, según vemos en la película, eso nos les libera en absoluto. Así, sin dejar de ser ellos mismos, cada cual irá reconduciendo su vida hacia valores “trasnochados”, como el amor-don, la fidelidad, el perdón, la unión familiar, etc. Y sobre todo ello el director hace reinar sabiamente un decidido tono optimista, que pasa por la pura comedia, el melodrama y el drama. Está claro que hay licencias enormes, como los simples diálogos entre William y sus hijos (de una explicitud, que en la realidad serían imposibles), los desahogos sexuales, y en general la insolente procacidad y el desenfado sensiblero con que ocurre todo (desde los enamoramientos, hasta las muertes, el final frente al pavo de Acción de Gracias e incluso la surrealista llamadita de Stephen King). Sin embargo, aparte de sus indudables defectos, Un invierno en la playa funciona también gracias a un trabajado guión que centra el tiro en la confección de cada personaje. Están trazados con esmero, realismo y atractivo, y sus reacciones y cambios responden a situaciones emocionales convincentes. De entre el reparto hay que destacar sin duda a una esplendorosa Lily Collins, una chica que va camino de convertirse en estrella. La inmensidad de sus registros y su capacidad de empatía son innegables. Pero también ofrece un trabajo muy bueno Greg Kinnear, con ese aire un tanto ridículo que tan bien se le da. Incluso con mucho menor metraje también brilla Jennifer Connelly.

6/10
Una aventura extraordinaria

2012 | Big Miracle

Barrow es una pequeña localidad de Alaska, situada en el punto más septentrional de Estados Unidos, en el Círculo Polar Ártico. Las temperaturas allí son extremadamente frías. El joven periodista Adam se encuentra en ese lugar perdido para realizar una serie de reportajes en la televisión local. Pero un día descubre una noticia que poco a poco se va adueñando de la opinión pública hasta llegar a ser una bomba mediática de repercusión internacional: tres ballenas grises han quedado atrapadas bajo el hielo. Sólo pueden respirar gracias a un agujero del tamaño de una pequeña piscina, el único lugar abierto en una extensión de 8 kilómetros. Si no les ayudan, las tres ballenas morirán por la congelación del agua... Muchas personas verán cómo esa noticia afecta a sus vidas: los autóctonos de la zona (los inupiat), una activista de Greenpeace ex novia de Adam, un magnate del petróleo, un alto mando militar, etc. Cuidada y amable película ecológica, plagada de buenos sentimientos y de personajes de buen corazón, cuyo guión está inspirado en los hechos reales que acaecieron en esa pequeña localidad de Alaska en 1988. Una aventura extraordinaria recoge bien cómo una pequeña noticia va adquiriendo cada vez más repercusión, hasta ir alcanzando un nivel mundial. A la vez, supone un ejemplo de la fuerza que en la actualidad ha alcanzado el llamado cuarto poder, los “mass media”, y del error que supone ignorar esa realidad, cuando muchas veces la situación requiere aunar esfuerzos por una causa común. Como telón de fondo se incide en el respeto por los pueblos de esas zonas del mundo, un lugar en donde también la llegada de la tecnología y la modernidad puede significar la desaparición paulatina de su cultura y sus tradiciones. Ken Kwapis dirige con oficio a un reparto que está bien elegido y cumple su cometido con solidez, aunque tampoco se exigen grandes alardes interpretativos. Si hay que destacar a alguien habría que nombrar al veterano Ted Danson y al expresivo chaval debutante Ahmaogak Sweeney.

5/10
Fuga explosiva

2012 | Hit and Run

Perrkins (Dax Shepard) es un antiguo conductor de fugas que consigue escaparse del programa de protección de testigos para llevar a su novia Annie (Kristen Bell) a Los Angeles para que pueda realizar el sueño de su vida. El problema es que no solo estarán perseguidos por la policía, sino que también irá su antigua banda liderada por Dmitri (Bradley Cooper), dando lugar a una asombrosa y alcada persecución. Entretenida cinta de serie B que cumple con lo poco que promete. Tiene todos los alicientes para ser una película convencional: protagonista, antagonista, mucha acción y final previsible.

5/10
Scream 4

2011 | Scream 4

Más de una década después de Scream 3, Wes Craven retoma la saga, de nuevo con Kevin Williamson como guionista. Demuestra el realizador un gran olfato comercial al combinar entre los protagonistas a los viejos protagonistas de la saga, Neve Campbell, David Arquette y Courteney Cox, con jóvenes de tirón, como Hayden Panettiere, la animadora de Héroes, y Emma Roberts, la sobrinísima de Julia Roberts, cada vez más en alza. También aparecen por ahí rostros muy conocidos como Anna Paquin, Kristen Bell o la veterana Mary McDonnell. La cinta comienza con un viejo tópico del cine de terror. Sidney Prescott vuelve a Woodsboro, su pueblo natal, diez años después, reconvertida en escritora, pues acaba de publicar un libro sobre los hechos. Allí se reencuentra con el sheriff Dewey y la periodista ya retirada Gale Weathers, que se ha convertido en su esposa, y también con su prima Jill y su tía Kate. No es necesario ser demasiado conocedor del género para predecir que volverán a ocurrir nuevos crímenes, coincidiendo con su llegada. Alguien se ha puesto la vieja máscara de Ghostface y siembra el terror persiguiendo a los jóvenes de la localidad, como a los amiguetes de la joven Jill. Recupera las reflexiones cinematográficas que tenía sobre todo la primera parte, y arremete contra la ultraviolencia que se ha impuesto en el género, sobre todo tras la saga de Saw. Además, también analiza en cierta manera la situación actual del terror, en un momento marcado por la moda de los remakes y reinicios de antiguas franquicias. Introduce mucho humor que será apreciado sobre todo por los incondicionales de este tipo de cine. Pero además, sus secuencias de suspense son lo suficientemente eficaces. Con tanta reflexión sobre las reglas del género, la acción se vuelve en cierta manera impredecible, y Craven reivindica su corona de rey de este tipo de cintas, luciéndose en secuencias de suspense eficaces, como el asesinato del chico de la cámara, o el clímax final. La disfrutarán especialmente los incondicionales de estas películas por sus múltiples referencias, aunque al resto del público le resultará lo suficientemente entretenida.

5/10
¿Otra vez tú?

2010 | You Again

Marni es una publicista de éxito. Guapa, lista y triunfadora, nada hace pensar que en el instituto fuera la típica pardilla a la que todos daban de lado. Pero esos años han quedado atrás... Ahora vuelve a casa para celebrar la boda de su querido hermano mayor. Justo entonces se entera de que su adorado Will está a punto de casarse con la chica que le hizo la vida imposible en el instituto. Y por si fuera poco, la madre de Marni descubre a su vez que la tía de su futura nuera es su archienemiga de los tiempos escolares. Película muy simple y bastante previsible que vuelve a poner de manifiesto la importancia exagerada que el cine norteamericano da a los años del instituto. Madre e hija han seguido adelante con sus vidas, pero la aparición de sus némesis de pupitre da entender que viven ancladas en el pasado. Para que en esta película no haya una pareja madre-hija “buena” y otra “mala” en sentido estricto, los guionistas han otorgado a Marni el papel de víctima y a su madre el de culpable en la relación que cada una tiene con sus archienemigas. En cualquier caso la premisa argumental es la excusa perfecta para que Disney entregue sus moralejas sobre la importancia de hablar las cosas con madurez y pregonar con el ejemplo. El perdón se convierte en elemento principal, aunque es cierto que el guión da un cierto visto bueno a la venganza de Marni. ¿Otra vez tú? está dirigida especialmente a las jovencitas de la casa, pues a los mayores no les resultará muy atractiva. Lo más llamativo para el público adulto es la presencia de las estupendas Jamie Lee Curtis –cuya carrera está centrada ahora en este tipo de películas familiares– como la madre de Marni y de Sigourney Weaver –que vuelve a ser habitual en la gran pantalla– como la tía de la novia. El pique entre ambas en el momento del baile es de lo más divertido de la cinta. Y es que se trata de una película eminentemente femenina, los chicos son meros comparsas. A Jamie Lee y Sigourney se suma una divertida Kristen Bell, que demuestra otra vez que se desenvuelve bien en la comedia. Tampoco hay que olvidar a la veterana Betty White. Su papel no es que sea para morirse, pero verla en acción resulta siempre entrañable.

4/10
Burlesque

2010 | Burlesque

Tras su debut como director con Última sospecha 2, el actor Steve Antin –secundario en filmes como Los Goonies o Acusados– vuelve a ponerse tras las cámaras cuatro años después en Burlesque. El tipo arriesga de lo lindo, no sólo por escribir también el guión, sino por tratarse de un musical, uno de los géneros más complicados, y por ofrecer el papel protagonista a la diva del pop Christina Aguilera. El resultado, aunque no estrepitoso, es desigual. Antin se olvida prácticamente de contar una historia medianamente original, que tenga gancho. Todo suena a embotellado, al cliché del "American Way of Life" más típico que se pueda imaginar: Ali, una chica de provincias, llega a la gran ciudad de Los Angeles para hacer carrera y comienza a trabajar de camarera en el Burlesque Lounge, aunque se muere por estar cantando y bailando en el escenario. Tess, la dueña del local, dura por fuera y bondadosa por dentro, ama ese lugar como a su vida y sufre porque va a perderlo por culpa de las deudas. Y pululando por ahí, también están Jack, un camarero que se fija en la recién llegada; Vince, el angustiado ex marido de la dueña; y Sean, el amigo “genial” y mano derecha de Tess. Nadie ignora cómo va a desarrollarse la historia con semejante planteamiento y dibujo de personajes, por lo que sólo cabe fijarse en la dirección y las coreografías. Pero aquí tampoco tiene el film nada novedoso. Antin rueda bien, con sentido del espacio, del ritmo y del montaje, y hay numeritos que funcionan, como el que cierra la película. Pero aun así, son sólo trucos de feria, sin alma. Y además Antin comete el error imperdonable de replicar excesivamente la atmósfera de Chicago (2002) –incluso con recursos que son un plagio en toda regla y que seguramente hagan pestañear a Rob Marshall–, con planos de tonos oscuros, muchas luces y sombras, y un arsenal de mujeres muy ligeras de ropa haciendo movimientos obscenos, mientras se mueven al rítmico compás de una canción sensual de letra metafóricamente verdulesca. Así es el cabaret. Música, baile y libertinaje. Pero eso ya lo sabíamos. Lo mejor de la película es la música y también la presencia de Christina Aguilera, toda una sorpresa. La famosa cantante de Nueva York está convincente y mantiene el tipo con soltura, sobre todo si uno tiene en cuenta casos parecidos, como los batacazos que tuvieron las primerizas Mariah Carey (Glitter) o Britney Spears (Crossroads (Hasta el final)). Aguilera tiene mayor madurez profesional y le aporta al personaje todo lo que está en su mano, y por supuesto canta de aúpa (se luce especialmente en el temazo "Something's Got A Hold On Me", que da inicio a la película). Por el contrario, Cher da verdadera lástima, pues su cara es una mascarilla incapaz de moverse y de matizar un solo sentimiento. E incomprensiblemente el estupendo Stanley Tucci empieza correr el peligro de hacer siempre el mismo papel.

4/10
Todo sobre mi desmadre

2010 | Get Him to the Greek

Nicholas Stoller dirigió Paso de ti, producida por Judd Apatow, especialista en alocadas comedias con un punto grosero, y por regla general también algún tipo de mensaje de interés. Ahora, ambos vuelven a desempeñar la misma función en el spin-off de la citada cinta, que recupera al personaje de Russell Brand, el roquero que le había quitado la novia al protagonista. Le acompaña otro de los actores habituales de la factoría Apatow, Jonah Hill (Supersalidos), que aunque en aquella cinta interpretaba a un camarero, ahora ha cambiado de personaje. Esta vez, Hill encarna a Aaron Greenberg, ambicioso representante de una discográfica, que debe viajar a Londres para recoger al tal Aldous Snow, que aunque fue un icono del rock and roll, anda de capa caída tras el fracaso absoluto de uno de sus discos. La misión de Greenberg consiste en llevar a Snow a Los Ángeles para dar un concierto que puede resucitar su carrera. Pero esto no será tan fácil como parece, porque Snow es un adicto al sexo y a las drogas, y además pretende ir a visitar a una ex novia antes del concierto para tratar de recuperarla. Menos inspirada que otras comedietas similares, apenas tiene algún hallazgo que provoque una media sonrisa, y se queda en muy poca cosa. Los protagonistas podrían tener cierta gracia, si les hubieran dado un guión mejor. El film basa su comicidad en la zafiedad de sus secuencias y en la sal gruesa, lo que da al traste con el hecho de que efectivamente tiene algo de fondo, pues finalmente elogia la vida sencilla y la monogamia frente al ‘desmadre’ que ha predominado a lo largo de todo el metraje, a base de orgías y el uso de todas las drogas imaginables (marihuana, heroina, polvo de ángel, peyote y hasta la absenta).

3/10
En la boda de mi hermana

2010 | When in Rome

Mark Steven Johnson continúa en su línea descendente que inició con la flojita Daredevil, confirmó con la aburrida El motorista fantasma, y remata ahora con En la boda de mi hermana, una de las comedias románticas más decepcionantes y fallidas de los últimos tiempos. Johnson parte de un guión de David Diamond y David Weissman, responsables de la igualmente desastrosa Dos canguros muy maduros.  Beth es una ejecutiva neoyorquina adicta al trabajo, con una jefa explotadora, que consigue a duras penas que su despótica jefa le permita hacer un viaje relámpago a Roma, para asistir a la boda de su hermana. En la ceremonia conoce a Nick, un reportero encantador por el que se siente atraída. Pero también se pilla una buena cogorza por lo que acaba cogiendo monedas de la Fuente del Amor. Por una especie de hechizo, los hombres que lanzaron esas monedas se enamoran perdidamente de ella, y la persiguen. Uno de los pretendientes es el tal Nick, posiblemente bajo el efecto del mismo embrujo. Lo único que posiblemente se salva de esta cinta es su tono amable, que no ofende a nadie, y predispone a seguirla con cierta simpatía, a ver si al menos nos hace esbozar una sonrisa. Pero ni por esas. Los gags son muy simplones y carentes de gracia, y las apariciones de los estrambóticos tipos que persiguen a la protagonista absolutamente cansinas. Incluso el otras veces solvente Danny DeVito acaba resultando agotador, aunque se llevan la palma Jon Heder –un mago que pone poses estrafalarias como si fuera a lanzar hechizos a la gente– y Dax Shepard –un modelo narcisista y odioso–. Por su parte, la pareja protagonista está formada por Kristen Bell y Josh Duhamel, que no parecen convencidos con la poca sustancia de sus respectivos personajes. Todo está muy forzado y resulta previsible, y pesar de su moderada duración (91 minutos) se hace interminable. Además, no se entiende por qué se han inventado la supuesta Fontana dell’amore, si ya existe la inigualable Fontana di Trevi, que les habría servido igualmente para la trama. Resultan bastante acertadas las palabras que le dedicó el crítico Lou Lumenick, de New York Post: “Toda la película parece haber sido dirigida a punta de pistola por alguien que llevaba los ojos vendados”.

2/10
Todo incluido

2009 | Couples Retreat

Película fallida que pese al gancho inicial acaba naufragando y desperdiciando las posibilidades narrativas que tenía de llegar a buen puerto. La cosa se queda al final en una comedieta, previsible y más o menos amable, que juega con chistes groserillos en torno a las vidas amorosas de cuatro parejas de amigos. De las cuatro parejas, la formada por Dave y Ronnie es claramente la más estable, pues son felices, se quieren de veras y tienen dos hijos. Ellos son claramente el matrimonio fuerte de su cículo de amigos y los más influyentes. Luego están los distanciados Joey y Lucy, con una hija adolescente y una relación muy fría entre ellos; y también el recién separado Shane y su joven novia Trudy. Cierran el grupo Jason y Cynthia, un matrimonio exteriormente perfecto, pero que está a punto de romperse por la falta de hijos. Precisamente es esta última pareja quien propone a sus amigos que vayan todos a pasar unas vacaciones idílicas a unas islas paradisiacas. El lugar es increíble y ofrece miles de posibilidades de diversión, por lo que acabarán aceptando. Sin embargo, al llegar al lugar se ven obligados a seguir a rajatabla un extraño e incómodo programa de terapia matrimonial a cargo de un experto en crisis de pareja. Como está concebida como una comedia muy ligera, tampoco es para tomársela muy en serio. Eso la salva un poco, aunque no del todo. Porque sea como fuere lo que ofrece el director debutante Peter Billingsley es muy superficial, los personajes son esquemáticos y poco originales, y la falta de ideas en el argumento resulta excesiva. Da la sensación de que la cosa podía dar para mucho más, y es muy sintomático que los pocos momentos graciosos sean de referencia puramente sexual (el recibimiento en la playa, el masaje, la clase de yoga). En fin, que es una pena que el apañado reparto no pueda brillar como quisiera. Las simpáticas Malin Akerman (27 vestidos) y Kristin Davis (Sexo en Nueva York), y el competente Vince Vaughn (Separados), son lo más destacable y hacen lo que pueden con gran profesionalidad.

3/10
Paso de ti

2008 | Forgetting Sarah Marshall

Peter es un músico, compositor de la banda sonora de una exitosa serie televisiva de investigación forense. La actriz principal, la guapísima Sarah Marshall, es su novia, y en fin, llevan viviendo juntos cinco años, se diría que se trata de una relación bien consolidada. ¡Craso error! El caso es que cuando Peter sale a recibir a su chica al vestíbulo de su piso en “traje de Adán”, Sarah empieza con medias palabras a anunciar el final de su común “historia de amor”: ha conocido a otro y… Peter queda literalmente destrozado, su corazón está hecho añicos. Su hermano Brian le recomienda distraerse, lo que traducido a su modo de ver las cosas significa olvidar a Sarah y practicar el sexo en relaciones descomprometidas; como no levanta cabeza, Peter opta por irse de vacaciones a Hawai, un lugar con el que soñaba su ex. Y, como no podía ser de otra manera, se va a encontrar allí con Sarah, a la que acompaña el popular e impresentable cantante Aldous Snow, su nueva pareja. Lo razonable sería quitarse de en medio, pero el orgullo de Peter le impide hacerlo; y aunque el hotel está completo, la encantadora recepcionista Rachel le va a dejarse instalarse gratis en la mejor suite, que sólo ocupan megaestrellas de postín y está ahora mismo libre. Nuevo producto de la factoría de Judd Apatow, que a juzgar por el ritmo de producción que lleva –18 largometrajes en 6 años– se diría que está explotando su gallina de los huevos de oro –un modelo de comedia gamberra y juvenil, que en su zafiedad parece empeñada en dejar atrás a los hermanos Farrelly–, antes de que la suerte se acabe. Si con Lío embarazoso parecía detectarse un cierto cambio de rumbo, un intento de decir algo interesante, aunque fuera envuelto en la marca de fábrica supuestamente inoclasta que le caracteriza, aquí se vuelve a las andadas de títulos como Virgen a los 40 y Supersalidos. Hay que reconocer soltura narrativa en el guión, escrito por el también protagonista Jason Segel, que contiene algunos gags divertidos, por ejemplo los relativos al sucedáneo televisivo tipo CSI o los consejos del hermano vía ordenador. Pero domina un sentido del humor muy americano y tontorrón, con una obsesión que acaba cansando, la relativa a los omnipresentes chistes sexuales y chabacanos. En tal sentido tal vez Segel, Apatow y el director Nicholas Stoller consideren un hallazgo la “audacia” de incluir desnudos frontales masculinos, apechugando con la inevitable calificación restrictiva de público en Estados Unidos. Desde luego en Europa tal recurso no sorprende a nadie, más parece una chiquillada de “niños grandes”. En cuanto al tópico de que un matrimonio de recién casados con convicciones religiosas no será capaz de mantener relaciones sexuales normales, por ignorancia supina en la materia… es una gran bobada, como si hubiera que hacer un máster en el tema, vamos. ¿Es ésta una película con críticas a mojigatos y obsesos sexuales a partes iguales? ¿Se quiere poner en solfa los comportamientos inmaduros y egoístas en las relaciones amorosas, y humanas en general? ¿Es un puro entretenimiento? Sería mucho conceder responder afirmativamente a estas tres cuestiones. La sensación es que hay un equipo de personas que se lo pasan bien pergeñando historias así, y una de las razones no menos desdeñables es la de los ingresos que les generan. Y como de momento los gastos no se disparan demasiado –un modo de funcionar muy inteligente es el recurso a actores no demasiado caros y desconocidos, basta que sean más o menos guapillos y tal, y acertar en los secundarios–, la cosa va marchando.

4/10
Héroes (2ª temporada)

2007 | Heroes | Serie TV

Segunda temporada de una de las series de mayor impacto entre el público. Aquí se presenta con sólo once capítulos debido a una huelga de guionistas que coincidió con la producción. El final de la primera temporada nos dejó atónitos, con la decisión tremendamente arriesgada tomada por los dos hermanos Petrelli, Peter y Na­than. En esta segunda temporada conoceremos cómo se suceden los acontecimientos después del sorprendente desenlace que tuvo lugar en la Plaza Kirby. Entre­tanto, estaremos en vilo por percatarnos del destino del malvado Sylar, o si los dos hermanos mencionados salvaron la vida. Al mismo tiempo seguiremos las aventuras del simpático Hiro Naka­mu­ra y de las intrépidas Nikki San­ders y Claire Bennett, la famosa animadora. Y mientras tanto, cómo no, el inteligente Mohinder Suresh seguirá investigando los misterios de las personas que poseen poderes especiales.

4/10
Gossip Girl

2007 | Gossip Girl | Serie TV

Serena van der Woodsen está de vuelta en la escuela preuniversitaria del Upper East Side de Manhattan, donde fue la alumna más popular. La noticia aparece en Gossip Girl, popular blog de internet, escrito por un desconocido. Su amiga Blair teme que con el regreso de Serena peligre su recién adquirida popularidad y la relación con su novio, un acaudalado joven. Nadie se explica el motivo del regreso de Serena. Esta serie sobre adolescentes se ha convertido en todo un fenómeno de masas. Se basa en una serie de novelas de Cecily von Ziegesar. Describe a jóvenes de clase alta, que llevan una vida increíblemente frívola y dan una gran importancia a la moda, por lo que la serie se ha convertido en un escaparate de tendencias. Esto parece que ha conectado con el público más joven, que al parecer sigue la serie también para ver los últimos ‘modelitos’.

6/10
Veronica Mars (3ª temporada)

2006 | Veronica Mars | Serie TV

Veronica Mars empieza a asistir a la prestigiosa universidad Hearst. Al tiempo que hace nuevos amigos en el campus, intenta seguir ejerciendo de ayudante de su padre. La tercera temporada cambia el esquema habitual de la serie, pues en lugar de un misterio complejo que agrupe toda la temporada, la protagonista investiga tres: una serie de violaciones, la muerte del decano y un asunto relacionado con una cámara escondida.

5/10
Pulse

2006 | Pulse

A rebufo de grandes éxitos como The Ring (La señal) o El grito –versiones americanas de películas japonesas–, los hermanos Bob y Harvey Weinstein producen este nuevo producto de terror, basado en el original nipón Kairo (2001). Y para asegurar el impacto mediático trae la vitola de estar coescrito por Wes Craven, uno de los grandes nombres del género. La historia narra cómo misteriosamente comienzan a producirse unos horribles suicidios entre los estudiantes de un campus universitario. El detonante parecen ser las conexiones de Internet y una frase que se repite en las pantallas: "¿Quieres ver un fantasma?". Y, efectivamente, unos espectros se dedican a absorberle la vida –al más puro estilo del Imothep de La momia– a todo pardillo que esté "conectado" de algún modo, incluso con un mísero móvil. Como se ve, la cosa no tiene ni pies ni cabeza, y recuerda a MiedoPuntoCom, otra película absurda que jugaba a los crímenes con internet de por medio. El director Jim Sonzero parte de un planteamiento tan inverosímil y ridículo que si logra interesar algo al espectador tendría que darse por satisfecho. La puesta en escena es poco original –campus desérticos, tonos fríos, azulados, ordenadores por doquier, pasillos oscuros, días nublados– y el guión cae en simplismos de receta de terror, con sustitos, ruiditos, imágenes reflejadas, pesadillas, etc., que, por otra parte, tienen lógicamente su eficacia. Y, por supuesto, la protagonista es una rubia de buen ver, como lo fueron en su día Naomi Watts y Sarah Michelle Gellar, pero desgraciadamente Kristen Bell no tiene el mismo gancho.

3/10
Deepwater

2005 | Deepwater

Cine negro de bajo presupuesto, al que vale la pena echar un vistazo. El film cuenta cómo un joven desorientado, en proceso de rehabilitación, auxilia a un tipo adinerado, que ha sufrido un accidente de coche. Quizá sea la ocasión de enderezar definitivamente su vida, aunque su agradecido benefactor podría tener un rostro distinto al que aparenta. Peter Coyote ofrece un magnífico trabajo como el ambiguo millonario, mientras el joven Lucas Black sigue labrándose, pasito a pasito, una filmografía bastante presentable.

5/10
Veronica Mars (2ª temporada)

2005 | Veronica Mars | Serie TV

Un día, Veronica Mars pierde en el último momento el autobús escolar. Poco después, el vehículo se despeña por un acantilado y queda sumergido en el Océano Pacífico. Veronica sospecha que no ha sido un accidente, sino una acción provocada.La protagonista compagina sus estudios del último año en el instituto con la resolución de un misterio totalmente distinto al de la primera temporada. Llegan nuevos personajes, como Jackie Coo, hija de un jugador de béisbol.

5/10
Veronica Mars

2004 | Veronica Mars | Serie TV

Veronica es una joven que sale con Duncan, el hermano de su amiga Lilly. Un día, Duncan deja a Veronica sin motivo aparente. Poco después, Lilly aparece muerta, con signos de violencia, junto a la piscina de su mansión. Tras investigar el asesinato, Veronica ayudará a su padre, que funda una agencia de detectives.Kristen Bell (Spartan) se ha hecho popular al protagonizar esta serie de culto. Se dice que pertenece al género ‘teen noir’, porque rescata el espíritu del cine negro, en clave adolescente.

5/10
Deadwood

2004 | Deadwood | Serie TV

Personajes de muy distinto pelaje buscan fortuna en el salvaje Oeste. Y acuden al poblado de Deadwood, en Dakota del sur, donde la ley no existe, abundan los buscadores de oro, y los saloones que ofrecen alcohol, juego y prostitutas. Destaca Seth Bullock, un ex marshall, y gente mítica como Wild Bill Hickock y Calamity Jane. La serie de David Milch, cuyo primer episodio dirige Walter Hill, apuesta por el realismo sucio, con un Oeste corrupto y un trasunto de 'padrino', que no duda en eliminar a los que estorban.

5/10
Spartan

2004 | Spartan

Robert Scott, un lacónico agente especial, de los duros, de esos que disparan y luego hacen las preguntas. Le encargan una delicada misión: encontrar a Laura Newton, una joven universitaria que ha desaparecido sin dejar pistas. Con ayuda de Curtis, un afroamericano agente novato, y personal de la CIA y el FBI, Scott averiguará que el asunto está relacionado con una red árabe de trata de blancas, que comercia con prostitutas en los mercados clandestinos de Dubai. Además, descubre que la chica es hija de alguien muy, muy importante. Cuando la investigación está a punto de dar sus frutos, Scott recibe la inexplicable orden de parar. De nuevo el cineasta y dramaturgo David Mamet reflexiona sobre el poder, su tema favorito junto con el dinero, en una historia que muestra que un hombre puede llegar a sacrificar a su propia hija por conservar el poder político. El cineasta se pliega demasiado a las convenciones del cine policíaco, y no llega a la altura de sus grandes obras, como El caso Winslow y Casa de juegos, pero sigue teniendo diálogos brillantes y logra sorprender con giros inesperados pero, eso sí, bastante tramposos. Aunque Mamet vuelve a ser el autor del guión, esta vez se basa en un libro de Eric L. Haney, un ex militar estadounidense que contaba él sus experiencias en el legendario escuadrón Delta Force. El título hace referencia a la “polis” griega, donde se solía encomendar las misiones más peligrosas a un único pero eficiente soldado.

6/10

Últimos tráilers y vídeos