IMG-LOGO

Biografía

Leon Shamroy

Leon Shamroy

Leon Shamroy

Premios: 4 Oscar

Oscar
1964

Ganador de 1 premio

Oscar
1946

Ganador de 1 premio

Oscar
1945

Ganador de 1 premio

Oscar
1943

Ganador de 1 premio

Filmografía
Justine

1969 | Justine

Justine es una mujer judía casada con un banquero en una Alejandría dividida entre musulmanes y judíos. Un joven maestro inglés llamado Mark se enamora de ella, pero Justine está envuelta en unos asuntos turbios contra los británicos. Drama dirigido por George Cukor (La costilla de Adán) con la francesa Anouk Aimée (Un hombre y una mujer), basado en "El cuarteto de Alejandría" de Lawrence Durrell. Acompaña la música de Jerry Goldsmith.

5/10
El planeta de los simios (1968)

1968 | Planet of the Apes

Cámara subjetiva. Una nave se estrella sobre un planeta desconocido. El espectador cree que él mismo está cayendo. Sin necesidad de los modernos efectos, sin tener que integrar una maqueta del vehículo al escenario, y de forma barata, pero imaginativa, Franklin J. Schaffner iniciaba uno de los mejores filmes de ciencia ficción de todos los tiempos. Cuando los tres tripulantes salen al exterior, no se imaginan lo que van a encontrar. El lugar está habitado por simios que han evolucionado más que los seres humanos, a los que utilizan como esclavos. Es inevitable mencionar uno de los finales más sorprendentes jamás rodados, lo que no debe ser leído por algún lector que no haya disfrutado de la película. Como dicen los anglosajones: cuidado, “spoiler”. Cuando el astronauta George Taylor, interpretado por el mítico Charlton Heston, descubre la estatua de la libertad medio enterrada en la arena, constata algo terrorífico. No están en otro planeta, sino en la Tierra, en un futuro en el que ha ocurrido algo, probablemente una explosión atómica, que ha hecho retroceder en la evolución al ser humano. Este mensaje fue la verdadera clave del éxito de la cinta, en plena era de neurosis nuclear, pues provocó un tremendo impacto e hizo reflexionar a los espectadores sobre los peligros de la carrera de armamento. Convertido en un escritor de éxito con El puente sobre el río Kwai, sobre todo desde su memorable adaptación cinematográfica, el francés Pierre Boulle decidió crear una novela completamente diferente. Probó fortuna en la ciencia ficción, género que estaba experimentando un gran auge, sobre todo en Estados Unidos. Y le salió bien la jugada, pues desde que el libro se publicó en 1963, encabezó las listas de los más vendidos. El creador de la mítica serie televisiva En los límites de la realidad, Rod Serling, recibió el encargo de convertir la novela en guión, por parte de una compañía pequeña, la modesta King Brothers. Por desgracia, esta productora no podía financiar un argumento que incluía toda una ciudad futurista habitada por simios. El proyecto se habría ido al traste de no ser por el interés de uno de los ejecutivos de Fox, Arthur P. Jacobs, que sin embargo no pudo convencer a sus jefes porque la película iba a salir demasiado cara. Fue el guionista Serling el que tuvo una idea que solucionó la situación. Se le ocurrió reescribir el guión alejándose de la trama original, que tendría lugar en una aldea prehistórica, y los simios utilizarían caballos, en lugar de sofisticados prototipos. Además, para entonces, la historia había encandilado a una estrella, Charlton Heston, y a un director de moda, Franklin J. Schaffner, lo que terminó de convencer a los mandamases de Fox. Aún así, no les gustaban los diálogos de Rob Serling, así que le encargaron reescribirlo todo a Michael Wilson, un monstruo de los guiones, autor de Lawrence de Arabia y El puente sobre el río Kwai. Acompañaron a Heston dos actores que se hicieron populares interpretando a sendos simios buenos. Roddy McDowall era Cornelius, mientras que Kim Hunter (Un tranvía llamado deseo) encarnaba a la encantadora Zyra. Antes de cada día de rodaje, tenían que someterse a una intensa sesión de maquillaje.

8/10
Capricho

1967 | Caprice

Una sirena sospechosa

1966 | The Glass Bottom Boat

Una escritora contratada por un científico para redactar su biografía es confundida con una espía. En su época de mayor popularidad, la pizpireta Doris Day protagonizó esta parodia del cine de espías.

5/10
El tormento y el éxtasis

1965 | The Agony and the Ecstasy

Cuidadosa reproducción histórica de las conflictivas relaciones entre Miguel Angel (Charlton Heston) y el Papa Julio II (Rex Harrison), encarnados ambos por los intérpretes idóneos. A principios del siglo XVI el Papa le pide a Miguel Angel que pinte el techo de la Capilla Sixtina, lo que inicialmente rehusa. Cuando se ve obligado a hacer el trabajo, lo destruye y huye de Roma. Al final, el Papa le convence para que reanude el trabajo, lo que se convierte en una batalla ideológica por las diferentes formas de pensar de ambos personajes. El resultado será una de las indiscutibles obras maestras de la pintura. El excelente realizador Carol Reed (El tercer hombre) firma uno de los grandes clásicos del cine histórico, interpretado por Heston, que salió tan airoso en esta ocasión como de la interpretación de personajes como Moisés.

6/10
Por favor, no molesten

1965 | Do Not Disturb

Janet es una mujer norteamericana, esposa de un ejecutivo que ha sido enviado a Londres. En su nueva ciudad, Janet tiene ciertos problemas de adaptación, y además su marido trabaja demasiado. Pero un día Janet quedará fascinada por un hombre apuesto, con todo el refinamiento del continente, y entonces el marido arderá de celos. Por favor, no molesten es una comedia grata y amable, cuya mayor baza es la presencia de la siempre risueña Doris Day (El trompetista). Con guión basado en una obra teatral de William Fairchild, el resultado es un simpático entretenimiento en la línea de la guerra de sexos.

5/10
Un yanqui en el harén

1965 | John Goldfarb, Please Come Home

John Goldfarb es un ex jugador de fútbol americano del equipo de Notre Dame que sobrevuela una ciudad de Arabia con tan mala suerte que sufre un accidente y aterriza aparatosamente. Tras salir ileso, el rey Fawz que allí habita, le invita a su harén y le convence para que entrene a su equipo de fútbol. Entretanto, John conocerá a la reportera americana Jenny Ericson, de la que se enamorará. Acostumbrada a las comedias, como Irma La Dulce o Ella y sus maridos, Shirley MacLaine protagonizó este simpático film de J. Lee Thompson, junto a un orondo Peter Ustinov en el papel del Rajá. Richard Crenna (Rambo) interpreta al desubicado futbolista.

4/10
Ella y sus maridos

1964 | What a Way to Go!

Una mujer hace un donativo tan generoso, que Hacienda envía un psiquiatra para ver si está loca. Ella contará, con humor negro la muerte de sus sucesivos esposos. Reparto espectacular y gran trabajo de Shirley MacLaine.

5/10
El cardenal

1963 | The Cardinal

Un sacerdote recién ordenado regresa a su ciudad natal, Boston. Poco a poco va ganando prestigio y subiendo posiciones en la jerarquía eclesiástica, hasta alcanzar el rango de cardenal. Sin embargo, en su camino se encontrará con todo tipo de dificultades, conflictos personales y problemas familiares. Uno de los más sólidos trabajos del realizador Otto Preminger (Laura, Éxodo), que supo manejar con mucha soltura el amplio presupuesto y dirigir con garra a los excelentes aunque desconocidos actores.

7/10
Cleopatra (1963)

1963 | Cleopatra

Una de las más espectaculares y lujosas superproducciones de Hollywood, sobre la historia de la Reina de Egipto, que desafió al Imperio Romano y tuvo sendos romances con dos de sus líderes más significativos, Julio César y Marco Antonio. La emperatriz está tan bien interpretada por Elizabeth Taylor que el público en general concibe el personaje histórico con la apariencia de la actriz. Por otra parte, se convirtió en el símbolo del Hollywood más glamouroso, debido a sus espectaculares vestidos y maquillajes. Alrededor de su personaje, se observa todo el lujo que era capaz de exhibir la gran fábrica de sueños, como en la gran entrada de Cleopatra en Roma, con unos decorados majestuosos y decenas de extras que convirtieron el filme en una gran superproducción a la altura de Ben-Hur (1959) o Los diez mandamientos (1956). La actriz aparece arropada por varias de las estrellas más solventes de la época, entre los que destacan Richard Burton como Marco Antonio y Rex Harrison como Julio César. Ambos exhiben todas sus cualidades interpretativas. Joseph L. Mankiewicz es uno de los mejores realizadores de la etapa más clásica de Hollywood, con películas como Eva al desnudo o La huella. En Julio César había retratado, diez años antes la figura del primero de los emperadores romanos. El filme se hizo acreedor de tres oscar relativos a Mejor Fotografía, Decorados y Efectos Especiales.

7/10
Suave es la noche

1962 | Tender is the Night

Años 20. Nicole, una mujer de clase alta, que sufre graves trastornos emocionales, decide casarse con Dick River, su psiquiatra. Juntos se trasladan a una casa que ella tiene en la Riviera, donde lleva una intensa vida social.  Último film de Henry King, que adapta una de las mejores novelas de F. Scott Fitzgerald, cuya biografía había narrado parcialmente en Días sin vida, su película anterior. Según Zelda, la esposa del escritor, había "mucho de su propia vida", en el libro. King se muestra bastante fiel al original y trata temas habituales en la obra del escritor, como el idealismo malogrado.

6/10
Blancanieves y los tres vagabundos

1961 | Snow White and the Three Stooges

Último film dirigido por Walter Lang (1896-1972), un clásico de Hollywood que había comenzado su carrera en el cine mudo convirtiéndose en todo un especialista en musicales de la 20th Century Fox (El rey y yo (1956), Luces de candilejas). Basándose en el clásico cuento infantil de los hermanos Grimm, en realidad esta comedia musical es un vehículo para los (presuntos) cómicos The Three Stooges, esta vez en el papel de los tres vagabundos del título. Ellos deberán cuidar a la bella Blancanieves, una patinadora sobre hielo que no es otra que la campeona olímpica Carol Heiss. Una excusa como otra cualquiera para ofrecer brillantes números de ballet sobre esta especialidad en una costosa producción de tres millones y medio de dólares que no funcionó en taquilla a pesar de ser el único film que los tres cómicos rodaron en color y en Widescreen.

3/10
Wake Me When It's Over

1960 | Wake Me When It's Over

Comedia basada en la novela Howard Singer con algunos puntos en común con La casa del té de la luna de agosto (1956), curiosamente también basada en otra novela, esta vez de John Patrick. Ambas toman como punto de partida la reconstrucción de Japón después de la Segunda Guerra Mundial y de cómo los norteamericanos tomaron parte activa en dicho proceso. En esta ocasión su irónico título original (en traducción española 'Despiértame cuando esto acabe') ya deja bien claras las intenciones del protagonista, el capitán Charlie Stark, un vividor que llega a una isla japonesa después de la guerra con la intención de aprovechar la barata mano de obra para construir un gran hotel regentado por atractivas señoritas. El tono de sátira y la dirección de LeRoy son bastante correctas, pero las más de dos horas de su metraje echan por tierra el resultado final.

5/10
Alaska, tierra de oro

1960 | North To Alaska

Reconstrucción de la vida a principios de siglo en las inaccesibles tierras de Alaska. Allí se dan cita aventureros, timadores, buscadores de oro, chicas de salón y fugitivos. Los representantes de la justicia tienen graves problemas para imponer la ley y el orden, por lo que se impone la ley del más fuerte. En este ambiente se desarrollan las aventuras de dos intrépidos hombres que se han trasladado hasta este lugar en busca de un giro del destino que les permita estabilizar sus hasta el momento trágicas vidas. El mítico actor John Wayne se mantuvo durante décadas como uno de los favoritos del público debido a papeles como éste, en filmes sin grandes pretensiones pero que conseguían mantener al espectador sin despegar el ojo de la pantalla. En esta ocasión da vida a Sam, un aventurero que, en principio, busca el provecho propio pero que, poco a poco, va mostrando su lado humano y su fuerte determinación a que los forajidos no impongan su ley en las tierras salvajes de Alaska. Junto al indiscutible rey de las películas de acción y aventuras hasta ese momento, un actor en alza, como es Stewart Granger, ilustre protagonista de clásicos del género como Las minas del rey Salomón o El prisionero de Zenda. Ambos actores desprenden auténtica química en sus secuencias conjuntas, lo que probablemente es muy difícil de conseguir. Por otro lado, la dirección corre a cargo de un especialista en el género, Henry Hathaway, autor de filmes como El beso de la muerte o Siete ladrones.

7/10
Días sin vida

1959 | Beloved Infidel

Acercamiento a una de las etapas que el escritor Francis Scott Fitzgerald pasó en Hollywood, contratado como guionista, mientras su mujer Zelda estaba recluida en un centro psiquiátrico, y su hija Scottie estudiaba en un internado. El film se basa en el libro escrito por Sheila Graham, que trabajó como columnista de Hollywood, y vivió un romance con el novelista durante ese tiempo. Henry King, que incidiría de nuevo en Fitzgerald en su último film, Suave es la noche, era un cineasta más que competente, pero aquí no logró atrapar el alma del novelista, ni lo que supuso para él su infidelidad. La imagen que se da de Scott es parcial. Zelda es apenas una sombra que se menciona de vez en cuando, pero realmente no se plasma en la pantalla la preocupación y el amor que Fitzgerald sentía por ella. Puede entenderse que la obra de Graham no incida en la cuestión, pero la película no debería haberla obviado. Así las cosas, las causas de la personalidad autodestructiva de Fitzgerald, que se vuelca en el alcohol y en arranques de temperamento violentos, se reducen a la frustración que le produce Hollywood, donde sus guiones no convencen, aparte de que no tiene tiempo para hacer lo que realmente debería, escribir novelas. Gregory Peck y Deborah Kerr están correctos, pero no se da suficiente cancha a sus respectivos talentos; y se les obliga a una omnipresencia en la pantalla, estirada innecesariamente, en el tramo en que él está escribiendo "El último magnate".

4/10
Porgy and Bess

1959 | Porgy and Bess

Una comunidad de pescadores trata de salir adelante a principios del siglo XX. El gran Otto Preminger dirige este musical, basado en la ópera homónima de George Gershwin, DuBose Heyward e Ira Gershwin. Un clásico estadounidense.

6/10
Un marido en apuros

1958 | Rally 'Round the Flag, Boys!

En una ciudad de Nueva York, un grupo de mujeres se ha rebelado contra la implantación de una base militar en su comunidad. La chica que lidera el grupo es Grace Bannerman, que está más preocupada de sus compromisos políticos que de atender sus labores como esposa. Harry, su marido, comenzará a poner los ojos en la "femme fatale" Angela, la mujer de un rico empresario. Comedia de enredos de Leo McCarey (Tú y yo (1939), La pícara puritana). Paul Newman y su mujer Joanne Woodward protagonizan el film junto a Joan Collins, la chica de la discordia.

5/10
Al sur del Pacífico

1958 | South Pacific

Joshua Logan adapta un musical de Hammerstein, con canciones tan inolvidables como ‘Bloody Mary’. La película relata la vida cotidiana de los soldados estadounidenses de una isla del Pacífico, durante la II Guerra Mundial.

6/10
El vengador sin piedad

1958 | The Bravados

Jim Douglas (interpretado por Gregory Peck) es un experto pistolero y explorador del Oeste. En solitario ha recorrido cientos de kilómetros para presenciar la ejecución en la horca de cuatro hombres violentos, condenados por robar violentamente un banco y asesinar al cajero. Se trata de los mismos criminales que él sospecha que secuestraron y asesinaron a su mujer. Finalmente, se hará justicia y efectivamente, son condenados; pero horas antes de la ejecución, los condenados logran escapar, tomando como rehén a una mujer joven. Douglas intentará dar caza a los criminales, a lo largo de su huida hacia la frontera mexicana. Pero un terrible secreto se revelará, empujando a Douglas a pedir su salvación incluso antes que su venganza. Un magnífico reparto interpreta este clásico western que se adentra en el complejo tema de la venganza. Está encabezado por el mítico Gregory Peck (Matar a un ruiseñor, El proceso Paradine), en un personaje aturdido por el deseo de vengar la reciente muerte de su amada esposa, lo que le lleva a las mismas puertas de la locura. Henry King (Carrusel, La canción de Bernardette) consiguió uno de sus mayores éxitos con este excelente largometraje, basado en una novela de Frank ORourke, con un excelente guión de Philip Yordan.

6/10
Su otra esposa

1957 | Desk Set

Primera película en color de la clásica pareja formada por Spencer Tracy y Katharine Hepburn, rodada además en formato Cinemascope. Volverían a reunirse diez años después en Adivina quién viene esta noche. Aunque se intentó aprovechar el tirón de la pareja en pantalla para insinuar un romance fuera de ella, el caso es que ambos seguían siendo de lo más discretos en ambos sentidos (como dato curioso, en el film ni siquiera hay un beso entre los dos, como mucho un abrazo fraternal). Basada en la obra teatral de Robert Fryer y Lawrence Carr, la broma hace referencia a una cadena de televisión que provoca la desconfianza de sus empleados porque la instalación de una potente computadora parece amenazar sus puestos de trabajo.

5/10
El rey y yo (1956)

1956 | The King and I

Una institutriz llega a Siam para educar a los hijos del monarca (y de paso, al rey). Con canciones y coreografía de Jerome Robbins, la peli se llevó 5 Oscar, uno para Yul Brynner; y tuvo nueva versión con Jodie Foster. Pero donde esté Deborah Kerr...

7/10
Una rubia en la cumbre

1956 | The Girl Can't Help It

Un gángster pide a un agente musical, que haga de su chica una estrella. Pero aunque Jerri es una rubia despampanante hay un problemilla: la voz no le acompaña. Jayne Mansfield es la chica de marras, en uno de sus papeles más memorables. El film destaca por sus animadas canciones , y la presencia de cantantes tan conocidos como The Platters. Dirige el especialista Frank Tashlin, famoso por sus trabajos con Jerry Lewis y Dean Martin, y que también dirigió a Mansfiel en Una mujer de cuidado.

5/10
La colina del adiós

1955 | Love Is a Many-Splendored Thing

La película narra el amor entre una médico euroasiática y un periodista de EE.UU., que supera los prejuicios de la familia de ella. El guión se basa en la historia de la Dra. Han, plasmada en su autobiografía. Las cartas de él tras partir tienen una fuerza inusitada.

5/10
La terrible Miss Dove

1955 | Good Morning, Miss Dove

Miss Dove es una estricta profesora que cae enferma y es llevada al hospital. Allí reflexiona sobre lo que ha sido su vida. A pesar de su seriedad y disciplina, la maestra ha sido muy querida por todos sus alumnos. La película está basada en una novela de Frances Gray Patton y recuerda al film Adiós, Mr. Chips. Destaca el protagonismo de Jennifer Jones (Duelo al sol).

5/10
Papá piernas largas

1955 | Daddy Long Legs

Jervis Pendeleton, millonario estadounidense y mujeriego empedernido, ha decidido sentar la cabeza apadrinando a una joven huérfana francesa. Con lo que no contaba, era con enamorarse de ella. Jean Negulesco dirige una de las películas más simpáticas del bailarín Fred Astaire. Y eso que para el actor dejó tristes recuerdos, pues su esposa falleció en pleno rodaje. Por supuesto, los números de danza con él Leslie Caron son inolvidables.

6/10
Luces de candilejas

1954 | Theres No Business Like Show Business

Extraordinaria recreación del mundo del espectáculo visto desde dentro, a través de los Donahue, una típica familia que durante generaciones ha trabajado en el teatro. Sus miembros viven varias peripecias, intentan solucionar sus problemas cotidianos y tienen varias historias de amor. Su vida no es muy diferente de la de cualquier persona normal, a pesar de los focos, los vestuarios, los aplausos y en algunos casos el glamour. Sin embargo, cuando salen al escenario, deben olvidar sus penas y alegrías pues el espectáculo debe continuar. Varios de los musicales más entretenidos de la historia del cine han sido los que retrataban este excepcional mundillo, sobre el que todos los espectadores han tenido cierta curiosidad. Así, títulos de la talla de Ha nacido una estrella, Cantando bajo la lluvia o Melodías de Broadway 1955 han triunfado en su momento a nivel de crítica y público y hoy día son considerados unánimemente como grandes clásicos. Entre todos ellos destaca también este largometraje dirigido por Walter Lang, adaptación de un relato de Lamar Trotti, con música de Irving Berlin y una magnífica coreografía y números musicales de Robert Alton. Del reparto sobresale uno de los reyes del género musical, Donald O'Connor (inolvidable co-protagonista junto con Gene Kelly de Cantando bajo la lluvia) y la mítica Marilyn Monroe, en uno de los papeles que le permitieron ascender en su meteórica carrera.

7/10
La túnica sagrada

1953 | The Robe

Durante el Imperio Romano, Marcelo Galio (Richard Burton), hijo del senador Galio, ofende en el mercado de esclavos al sobrino del Emperador Tiberio, Calígula, por la compra de un esclavo griego, Demetrius (Victor Mature). A causa de esta disputa, Marcelo es desterrado a la lejana guarnición de Jerusalén, bajo las órdenes de Poncio Pilatos. Allí debe crucificar a tres presuntos delincuentes, entre ellos Jesús de Nazareth. Su encuentro con el Mesías cambiará su vida. Uno de los mejores espectáculos bíblicos, que obtuvo dos Oscar en la categoría de Mejor Decoración y de Vestuario en Color, lo que da una idea de la calidad de la producción. Su éxito propició una secuela, Demetrius y los gladiadores, en la que Victor Mature repitió su papel de esclavo griego.

6/10
El capitán King

1953 | King of the Khyber Rifles

Clásico del cine de aventuras cuya acción tiene lugar en la India colonial de 1857. Tyrone Power encarna al heroico capitán del título, un oficial británico que luchará contra las tropas hostiles y salvará de la muerte a sus compañeros, teniendo todavía tiempo para escalar el Himalaya y mantener un romance con la hija de un jefe militar. Toda una explosión de acción y aventura, rodada en Cinemascope y Technicolor y con una excelente partitura de Bernard Herrmann. Su rodaje se llevó a cabo en las montañas de Alabama, siendo especialmente destacable el papel de Guy Rolfe como el malvado Karram Khan. Este actor británico, nacido en 1911 y fallecido en el 2003, estuvo sesenta años en activo y tenía un rostro ideal para papeles de corte histórico como los de Ivanhoe (1952), La reina virgen (1953), Rey de Reyes (1961) y Taras Bulba (1962).

7/10
La hechicera blanca

1953 | White Witch Doctor

Principios del siglo XX. Lonni es un cazador profesional de turbio pasado que es contratado por una enfermera para que se interne con ella en la selva del Congo belga con objeto de encontrar a un hombre desaparecido. Una vez llegan a los dominios de la tribu de los Bakuba, ella intenta que acepten las medicinas que llevan para curar a sus enfermos. Por otro lado, un compañero de expedición comienza a ver las posibilidades de hacerse con un tesoro oculto. Adaptación de una novela de Louise A. Stinetorf que volvía a reunir a la pareja de Hombres errantes (1952), Susan Hayward y Robert Mitchum. Rodada a todo color y en escenarios naturales de África, cuenta con un melancólico score de Bernard Herrmann –quien un año antes ya había demostrado su talento en el cine romántico de aventuras con Las nieves del Kilimanjaro– para el que se usó auténtica instrumentación africana a base de ritmo y percusión.

5/10
Llámeme señora

1953 | Call Me Madam

Adaptación al cine de un enorme éxito de Broadway, que conoció 644 representaciones. Ethel Merman, que también realizó la función de teatro, es la estrella de esta película con célebres canciones de Irving Berlin como 'Can You Use Any Money Today?' y 'What Chance Have It with Love'. Además de ella, también entonan melodías el divertido Donald O'Connor y George Sanders en su única interpretación vocal en un musical. Sally Adams es enviada como embajadora de los Estados Unidos al pequeño reino de Lichtenburg, donde se enamora del primer ministro del país. Repleta de un humor que roza lo surrealista, posee un buen ritmo en cuanto a aunar romance y canciones, en la mejor tradición del género. Oscar a la mejor banda sonora de película musical para Alfred Newman.

6/10
Tonight We Sing

1953 | Tonight We Sing

Biopic sobre el emprendedor empresario Sol Hurok, toda una institución en Broadway. La película sigue fielmente sus pasos desde que llegó a los Estados Unidos como un pobre emigrante, hasta que construyó todo un imperio con sus descubrimientos de talentos. Teniendo en cuenta que el guión se basaba en la propia autobiografía de Hurok –que escribió junto a Ruth Goode–, todo acaba siendo demasiado positivo para resultar creíble. El musical cuenta como mayor reclamo la presencia en pantalla del célebre tenor italiano Ezio Pinza (1892- 1957) cuya prodigiosa voz le hizo participar en Hollywood en dos largometrajes, Mr. Imperium (1951) y Strictly Dishonorable (1951), además de tener su propio show de televisión. Además, entre los artistas invitados están el violinista Isaac Stern (maestro de dicho instrumento en la versión cinematográfica de El violinista en el tejado) y la bailarina soviética Tamara Toumanova, quien también intervino como actriz en algunas cintas como La vida privada de Sherlock Holmes (1970).

4/10
Wait 'till Sun Shines, Nellie

1952 | Wait 'till Sun Shines, Nellie

Principios del siglo XX. Ben Halper atiende una barbería en una pequeña localidad. Nellie, su esposa, una mujer de mucho carácter, ansía mudarse a una ciudad más grande, lo que provocará una crisis en el matrimonio. Nellie acaba buscándose un amante. Henry King dirige un dramón que muestra la forma de vida en una pequeña localidad, a lo largo del tiempo. Los personajes son sólidos y están muy bien interpretados.

5/10
Con una canción en mi corazón

1952 | With a Song in My Heart

La historia real de Jane Froman, una cantante que vio ascender su carrera en la radio, ayudado por el pianista Don Ross, con el que contrajo matrimonio. El film describe sus problemas conyugales una vez probadas las mieles del éxito, y sobre todo cómo afrontó las secuelas de un accidente aéreo, que la dejaron seriamente lesionada –a partir de entonces tuvo que usar muletas permanentemente–. En efecto, Jane trató de seguir haciendo una vida lo más normal posible, incluso actuando para las tropas aliadas en los años de la Segunda Guerra Mundial. Susan Hayward da vida a la protagonista, aunque su voz cantando es la de la propia Froman.

6/10
Las nieves del Kilimanjaro

1952 | The Snows of Kilimanjaro

Colorista adaptación de una de las novelas más renombradas de Ernest Hemingway, impagable muestra de romance y aventuras que hizo que tanto la fotografía de Leon Shamroy como la dirección artística (Lyle Wheeler, John Decuir, Thomas Little y Paul S. Fox) fuesen candidatas a la estatuilla. Cuenta cómo un escritor (Gregory Peck) que se encuentra en África en compañía de su esposa (Susan Hayward) no puede olvidar al auténtico amor de su vida (Ava Gardner). Producida por el gran jefe de la FOX, Darryl F. Zanuck, fue filmada en París, la Riviera Francesa y España. Aunque si por algo se recuerda este largometraje es por el apasionado tema de amor compuesto por Bernard Herrmann y que inunda las imágenes de una desesperación lírica pocas veces conseguidas en la historia del cine.

6/10
David y Bathseba

1951 | David and Bathseba

Recreación de los sucesos históricos del reinado de David, Rey de Israel (Gregory Peck), a partir de que se enamora de Bathshba (Susan Hayward), una bella mujer casada con uno de sus más arrojados capitanes. En un principio no quiere ceder ante la tentación de una relación extraconyugal, pero el amor que siente por ella es muy fuerte. David, que fue el Elegido por Dios, infringe ahora los mandamientos de la Ley Divina, por lo que se expone a su ira, poniendo en peligro su propio reino y la vida de Bathseba. El castigo previsto para ella es que debe ser apedreada hasta la muerte por su pecado. Henry King demuestra en su cine el interés por los temas espirituales, aquí tomando pie de un célebre episodio bíblico, donde la pasión conduce a la injusticia. Quizá lo más llamativo es su interpretación del pasaje de David contemplando la desnudez de Bathseba; en efecto, con su puesta en escena nos indica que es ella la que ha detectado la presencia del rey, lo que le lleva a desplegar sus armas de seducción. Romántica historia de amor producida por Darryl F. Zanuck (Las uvas de la ira) a la manera clásica,es decir con grandes y coloristas decorados y unos prestigiosos actores para los principales papeles. El director que designó es uno de los grandes, Henry King (Carrusel, La canción de Bernardette) quien volvió a contar como protagonista con su actor favorito, Gregory Peck, con quien rodó El pistolero. El escritor Philip Dunne fue el nombre ideal para adaptar los sucesos históricos y consiguió un trepidante guión. Gracias a su trabajo y a la brillantez de todos los elementos, en especial los actores secundarios, la película fue un gran éxito.

6/10
En la costa azul

1951 | On the Riviera

Basada en una obra teatral de Hans Adler, en realidad se trata de una nueva versión del musical Folies-Bergère (1934), versionada a su vez en 1941 como Weekend in Habana. Por supuesto, su trama argumental no da para mucho y se muestra como un entretenido vehículo para todo tipo de números musicales, para mayor lucimiento de su máxima estrella masculina, Danny Kaye. Esta vez interpreta un doble papel: el de un cómico de cabaret y el de un millonario francés, envuelto en sendas aventuras amorosas con Corinne Calvet y Gene Tierney. Por cierto, el cuadro que vemos de esta actriz en la película era el mismo que se utilizó para Laura. Filmada a todo color por parte de un especialista en el tema como Walter Lang, obtuvo nominación al Oscar para la dirección artística y banda sonora de película musical (en la persona de Alfred Newman).

5/10
Trece por docena

1950 | Cheaper by the Dozen

Frank Gilbreth y su esposa Ernestine escribieron un exitoso libro sobre las vicisitudes de su familia numerosa que, en realidad, no eran más que anécdotas sueltas sobre su vida. Hollywood vio la posibilidad de convertirlo en una agradable comedia familiar contando para ello con dos rostros populares al frente del reparto como los de Clifton Webb y Myrna Loy, que deben lidiar todos los días con sus doce vástagos. Todo ello narrado por la hija mayor, encarnada por la atractiva Jeanne Crain. El público infantil y juvenil encontró nuevos modelos de comportamiento con los que identificarse, lo que provocó el rodaje de una secuela titulada Bellezas por casar (1952). Esta peculiar familia volvería a la pantalla en el 2003 como Doce en casa e incluso conoció una secuela llamada Doce fuera de casa (2005), ambas con Steve Martin como atribulado cabeza de familia.

5/10
Entre dos juramentos

1950 | Two Flags West

Los años de la guerra de secesión. El comandante de la Unión que dirige un fuerte en territorio indio debe aceptar a regañadientes a un grupo de voluntarios sureños, cuyas opciones eran ir a un campo de prisioneros o servir en el mentado fuerte para combatir a los indios. Robert Wise dirige un western desmitificador, donde brilla con luz propia la composición de Jeff Chandler como el comandante del fuerte, un personaje complejo, lleno de odio, pero muy resuelto.

5/10
Almas en la hoguera

1949 | Twelve O'Clock High

Durante la Segunda Guerra Mundial, el general Savage sustituye en el mando al comandante de un escuadrón que ha sufrido muchas bajas. Su misión consiste en realizar ataques aéreos sobre Alemania. Su principal prioridad consiste en subir la moral de sus hombres, completamente reacios a todas sus indicaciones. A pesar de su rebeldía, su actitud cambia a medida que se dan cuenta de que tiene razón en todo lo que dice y que, gracias a ello, comienzan a lograr éxitos que anteriormente eran impensables. Sin embargo, el escuadrón está sometido a una tensión continua, por lo que el general termina fatigado y sometido a constantes situaciones límites. El extraordinario actor Gregory Peck es el protagonista de esta lograda cinta de acción sobre los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Le secundan en el reparto grandes actores como el oscarizado Dean Jagger, Hugh Marlowe, Gary Merrill y Millard Mitchell. La visión que se da es heroica, pero a la vez resulta sustancialmente realista en varias secuencias, algo inusual para la época en que está rodada, 1949. Abundan las escenas de contenido humano y dramático sobre las de acción, como suele ser habitual en el género. La puesta en escena resulta especialmente cuidada, y corre a cargo de Henry King, quien posteriormente dirigiría de nuevo a Gregory Peck en filmes como El pistolero o Las nieves del Kilimanjaro. Entre sus virtudes destaca su gran imaginación a la hora de mover a los actores.

6/10
El príncipe de los zorros

1949 | Prince of Foxes

Durante el Renacimiento italiano, César Borgia envía al ambicioso cortesano Andrea Orsini, a que se infiltre en una ciudad-estado para que le mande informes, de cara a su futura invasión. Orsini se enamora de Camilla, la joven esposa del bondadoso conde Varano, que gobierna el lugar. Orsini será incapaz de traicionarles. Tyrone Power protagoniza una cinta de aventuras a la antigua usanza, basada en una novela de Samuel Shellabarger. Destaca el trabajo de Orson Welles, que interpreta a César Borgia.

6/10
La dama de armiño

1948 | That Lady in Ermine

El film que cerró prematuramente la carrera de Lubitsch. El cineasta murió tras 8 días de rodaje, y terminó la cinta Otto Preminger. Describe cómo una condesa se enfrenta a la invasión húngara de su castillo, justo en su noche de bodas. Se trata de una especie de vodevil musical, donde el enredo aumenta a causa de los antepasados de la dama, retratados en una galería, cuyos fantasmas cobran vida a medianoche. Particularmente está "la dama de armiño" del título, idéntica a la condesa, de la que se ha enamorado el oficial húngaro al mando del castillo tomado. Se trata de una película menor, rodada en color, con divertidos números musicales. Destaca la canción "This Is the Moment", premiada con el Oscar, e interpretada por Betty Grable y Douglas Fairbanks Jr. Las escenas con Cesar Romero, el marido de la condesa, disfrazado de gitano y leyendo la buenaventura tienen su gracia.

6/10
The Shocking Miss Pilgrim

1947 | The Shocking Miss Pilgrim

Musical que se sitúa en la ciudad de Boston del siglo XIX, donde la Miss Pilgrim de su título es una mujer que lucha denodadamente por los derechos femeninos, viéndose involucrada en el clásico romance. Hay que recordar que en dicha ciudad tuvieron lugar los primeros movimientos feministas de los Estados Unidos, tal y como volvería a contarse en Las Bostonianas, de James Ivory (1984). Especialmente notables resultan las canciones escritas por George Gershwin con los letristas Kay Swift e Ira Gershwin, incluyendo “For You, For Me, For Evermore” y la pegadiza “Aren't You Glad We Did?”. A su vez, Betty Grable canta “Changing My Tune”. Fue una de las primeras apariciones en pantalla de Marilyn Monroe, con un mínimo papel desacreditado de operadora telefónica.

5/10
Ambiciosa

1947 | Forever Amber

Inglaterra, siglo XVII. Amber St. Clair es una mujer sin escrúpulos, capaz de cualquier cosa por medrar en la corte del rey. Con tal de hacerse noble está dispuesta a sacrificar muchas cosas, entre ellas su gran amor. Adaptación de la novela de éxito de Kathleen Winsor sobre la ambición, publicada en 1955. Fue uno de los grandes éxitos de Otto Preminger, que sustituyó a John M. Stahl, el director que había empezado a rodar. Preminger tuvo varios desencuentros con Darryl F. Zanuck el productor. Exigió al productor que se reescribiera el guión por completo y que se cambiara a Peggy Cummings, que iba a ser la protagonista, y que según Preminger era una “amateur”, por Linda Darnell.

6/10
Entre el amor y el pecado

1947 | Daisy Kenyon

Adaptación de una novela de Elizabeth Janeway en un brillante melodrama dirigido por Otto Preminger donde sobresale la intensa interpretación de Joan Crawford en una de las películas que ésta realizó para la Fox. El film contiene apasionadas escenas de amor entre la diva y sus dos amores (encarnados por Henry Fonda y Dana Andrews), descritas con la fuerza visual habitual de su autor. Su argumento tiene lugar en Nueva York, cuando Daisy, una diseñadora de modas, se enamora de un hombre casado. Ante la imposibilidad de que éste abandone a su mujer, ella decide casarse con un sargento del ejército e irse a vivir a una pequeña casa de campo. Pero el pasado regresará para atormentar a Daisy, que ahora debe elegir entre los dos hombres.

7/10
Que el cielo la juzgue

1945 | Leave Her to Heaven

Espectacular producción de la Fox, en uno de los más elogiados melodramas de la época. Con reminiscencias de thriller, en su reparto destacan las presencias de Vincent Price y una magnífica Gene Tierney (aunque en principio el papel fue pensado para Rita Hayworth). Todo comienza cuando el escritor Richard Harland se enamora en un tren de Ellen, una bella mujer. Una vez casados, los celos obsesivos de ella, traumatizada por un turbulento pasado con reminiscencias de un extraño amor paterno, amenazan con destruir su vida en conjunto. La fotografía de Leon Shamroy ganó un Oscar ese año, dentro de un título también nominado a la mejor actriz (Gene Tierney), dirección artística (Lyle Wheeler, Maurice Ransford y Thomas Little) y registro de sonido (Thomas T. Moulton). Extrañamente, la excelente banda sonora de Alfred Newman no fue candidata a pesar de que ese año había ¡21 nombres! en las nominaciones de esa categoría.

8/10
La feria del estado

1945 | State Fair

La familia Frake acude a la feria estatal en Iowa, donde todos participarán en concursos de pasteles y mascotas. La joven Margy se quedará prendada de Pat Gilbert. Uno de los grandes clásicos musicales de los 40, con canciones de Oscar Hammerstein II.

5/10
Lazos humanos

1945 | A Tree Grows in Brooklyn

Brooklyn. Los Notan, de origen irlandés, tienen problemas, como el alcoholismo del padre. Y la adolescente Francie sueña con una vida mejor. Primer film del entonces director teatral Elia Kazan, a partir del libro de Betty Smith. James Dunn ganó un Oscar y la joven Peggy Ann Garner (Jane Eyre, Las llaves del reino) hizo un buen trabajo.

7/10
¿Adónde vamos ahora?

1945 | Where Do We Go from Here?

Musical realizado casi única y exclusivamente para entretener a las tropas durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, con satíricas canciones de Kurt Weill e Ira Gershwin. En su trama, Bill, un hombre que quiere alistarse en el ejército para luchar contra los alemanes es considerado no apto para el servicio. Desilusionado, encuentra la solución a sus problemas cuando se topa con el Genio de una lámpara al que pide un deseo: convertirse en héroe de guerra. Pero el Genio se lía un poco y Bill acaba trasladado a la época de la Guerra de la Independencia Norteamericana, luchando al lado del general Washington. Cuando el Genio acude en su ayuda, Bill es llevado al barco de Cristóbal Colón y, gracias a sus canciones, consigue dominar un motín que hubiese impedido el descubrimiento de América. La farsa continúa con la venta de los indios de la isla de Manhattan por 24 dólares, en una película que la crítica dio por imposible.

4/10
Wilson

1944 | Wilson

Henry King filmó esta biografía de Woodrow Wilson, uno de los más ilustres presidentes estadounidenses. Sigue los pasos del protagonista desde 1912, cuando éste resulta elegido gobernador de Nueva Jersey.  Por su excelente trabajo, King fue nominado al Oscar al mejor director, por segunda vez, tras La canción de Bernadette. Destaca el trabajo de Alexander Knox, que interpreta al protagonista.

6/10
Las aventuras de Buffalo Bill

1944 | Buffalo Bill

Segunda aproximación a la figura de este personaje en el cine sonoro tras la versión de Cecil B. De Mille titulada, escuetamente, Buffalo Bill. En esta ocasión, Wellman glorifica las hazañas de este aventurero –de nombre real William F. Cody–, centrándose en su romance con su esposa Louisa Frederici, y en sus campañas como explorador. Por supuesto, no aparecen episodios de dudosa honra como sus masacres a los indios sioux o cuando comenzó a matar búfalos para dejar sin alimentos a las tribus. También se analizan sus últimos años en el espectáculo cirquense Wild Wild West, donde actuó junto al mismísimo Toro Sentado. El film, entretenido y de sugerente technicolor manejado por Leon Shamroy, cuenta con un competente reparto encabezado por Joel McCrea y Mauren O'Hara como el matrimonio Cody, y Anthony Quinn como el Jefe Cheyenne Mano Amarilla. Como curiosidad, decir que Wellman tuvo el apodo de “Wild Bill” tanto en su etapa como aviador en la I Guerra Mundial como en el mundo del cine.

6/10
Greenwich Village

1944 | Greenwich Village

La acción tiene lugar durante 1992, en el típico barrio bohemio de Manhattan que indica su título, cuando un aspirante a compositor (Don Ameche) llega desde su tierra natal de Kansas a la Gran Manzana para ser famoso, y se topa con la cruda realidad de que debe subsistir como pianista en un local. Será allí donde se enamore de la estrella del espectáculo, interpretada por Vivian Blaine. Musical estereotipo de la época que no tuvo suerte de cara a taquilla a pesar de contar con la exótica brasileña Carmen Miranda. Su número más llamativo es el del baile de claqué a cargo de los magníficos The Four Step Brothers, dentro de una película con numerosas canciones, algunas tan conocidas como 'Oh, Brother!' (de Nacio Herb Brown y Leo Robin). A destacar su lujoso diseño de vestuario a cargo de Yvonne Wood.

4/10
Tiburones de acero

1943 | Crash Dive

Durante la II Guerra Mundial, Ward Stewart es designado comandante de un submarino, a su pesar. Le envían a combatir contra los nazis, pero antes de zarpar, se encuentra con una maestra, con la que inicia un idilio. Ignora que el teniente de su submarino también está enamorado de ella. Una de las numerosas películas rodadas con fines propagandísticos en Estados Unidos, durante la II Guerra Mundial. Combina el género bélico con el cine romántico, pues el punto fuerte es la rivalidad de los dos protagonistas por la misma mujer, rodada con sensibilidad. Ganó el Oscar a los mejores efectos especiales en 1943. Buen reparto.

6/10
Tiempo de tormenta

1943 | Stormy Weather

En el porche de su casa, Bill cuenta a sus jóvenes vecinos cómo se desarrolló su carrera como bailarín. Así se remonta a los años en que se licenció como soldado de la banda de su regimiento, al final de la Primera Guerra Mundial, sus trabajos humildes como camarero, y sus primeros éxitos en números musicales.Película íntegramente interpretada por actores negros, rodada durante la Segunda Guerra Mundial. La leve trama sirve de perfecto armazón para integrar vistosos números musicales, como el del pastel, o el número africano con zapateado sobre los tambores de los guerreros zulúes; brilla especialmente el último, que da título al film, maravillosamente interpretado por la cantante Lena Horne. Hay un magnífico sentido del humor, e intervienen famosos personajes del mundo del espectáculo y del jazz de la época haciendo de sí mismos, como el director de orquesta Cab Calloway, el pianista Fats Waller, la cantante de blues Ada Brown, la bailarina Katherine Dunham o los impresionantes Nicholas Brothers, un dúo de bailarines de una agilidad asombrosa. Fue el último film del actor y bailarín Bill Robinson. Entre el reparto destaca la presencia de Dooley Wilson, el célebre Sam de la película Casablanca, rodada un año antes.

6/10
Diez héroes de West Point

1942 | Ten Gentlemen from West Point

Carolyn, una joven que se mueve bien en sociedad, apoya con fervor en Washington la reapertura de la Academia de West Point. El Congreso aprobará la iniciativa por un año, a prueba, pues los hay que no creen que una institución académica sea la mejor forma de preparar a futuros soldados. El caso es que las condiciones son tan exigentes, que de los hombres que ingresan en West Point sólo quedan los diez del título, que serán convocados para una misión en territorio indio. Uno de ellos es el novio de Carolyn.Henry Hathaway cuenta una historia basada en hechos reales, y da idea del empaque de la cinta el hecho de que su fotografía lograra la nominación al Oscar. Forma parte del entramado argumental la disputa amorosa de dos cadetes por Carolyn, interpretada por Maureen O'Hara.

6/10
El cisne negro

1942 | The Black Swan

El pirata Jamie Waring se enamora de una joven y decide regenerarse. Así, se pone al servicio de Henry Morgan, su antiguo mentor, regenerado y designado Gobernador de Jamaica. Sus antiguos compañeros continúan con sus actividades. Esta adaptación de la novela de Rafael Sabatini (Scaramouche, El capitán Blood) es un clásico del cine de piratas, sobre la rehabilitación y las segundas oportunidades. Espectaculares secuencias de acción del artesano Henry King.

6/10
Roxie Hart

1942 | Roxie Hart

Segunda adaptación de la obra teatral de Maurine Watkins, después de Chicago, de Frank Urson, en 1927. Su argumento se desarrolla precisamente en esta ciudad, cuando Roxie Hart ingresa en la cárcel acusada de asesinato, descubriendo que puede sacar tajada económica a todo el asunto gracias a un avispado abogado. Excelente comedia en la que Wellman mezcla elementos de cine negro –como la narración en off y el suspense de determinadas situaciones–, otorgándole frescura y dinamismo con un insaciable ingenio. El ágil y talentoso guión de Nunnally Johnson y la arrolladora presencia de Ginger Rogers acaban por otorgar al filme un acabado perfecto. Stanley Kubrick siempre afirmó que Roxie Hart era una de sus películas favoritas. La misma obra de teatro se convertiría en musical de Broadway en 1975, llegando hasta las 898 representaciones. En el 2002 éste musical se adaptó al cine en Chicago (2002), que dirigido por Rob Marshall, consiguió alzarse con el Oscar como mejor película del año.

10/10
Aquella noche en Río

1941 | That Night in Rio

5/10
Un americano en la RAF

1941 | A Yank in the R.A.F.

Tim Baker, joven piloto estadounidense, recala en Londres, durante la II Guerra Mundial. Durante un bombardeo de los nazis, Baker se reencuentra con Carol Brown, una antigua novia. Para impresionarla, se alista en la Real Fuerza Aérea británica (RAF), para combatir a los nazis. Modélica producción bélica, con impresionantes secuencias aéreas. Rodada en plena guerra, su objetivo era claramente propagandístico. Henry King reunió a dos de las más grandes estrellas de Fox de la época, Betty Grable y Tyrone Power, uno de sus actores más recurridos.

6/10
Moon Over Miami

1941 | Moon Over Miami

Dinámico musical que adapta una obra teatral de Stephen Powys con canciones de Ralph Rainger y Leo Robin. Algunos de estos números son dignos de mención, como el baile que protagonizan Betty Grable y Robert Cummings mientas suena la conocida 'You Started Something'. La historia es la típica de dos hermanas de Texas (Betty Grable y Carole Landis) y la tía de ambas (Charlotte Greenwood), que deciden viajar hasta Miami para encontrar un buen partido y así salir de pobres. Para ello no dudan en hacerse pasar por millonarias, dando lugar a todo tipo de situaciones equívocas. Filmado a todo color, cuenta con una exquisita dirección musical a cargo de Alfred Newman y un llamativo vestuario de Travis Banton. La misma trama ya había sido llevada al cine en 1938 como Three Blind Mice, y volvería a serlo una vez más en 1946 con el título de Three Little Girls in Blue.

5/10
Confirm or Deny

1941 | Confirm or Deny

Interesante film sobre el mundo de la censura, dirigido por el competente Archie Mayo (Tiburones de acero). En tiempos de la II Guerra Mundial, Mitch, el jefe de una agencia de noticias establecida en Londres, ve cómo es censurado por el gobierno. La encargada de tal cometido es Jennifer, una atractiva mujer del ejército que ha de cerciorarse de que Mitch no envía nada prohibido. Pero está claro que los dos están llamados a entenderse... La pareja protagonista, Don Ameche y Joan Bennett, da muestras de cierta química en esta historia, muy similar a Enviado especial, del maestro Alfred Hitchcock.

5/10
The Great American Broadcast

1941 | The Great American Broadcast

Después de la Segunda Guerra Mundial dos amigos se ponen a trabajar en la radio. La mujer de uno le presta dinero al otro y el programa llega al estrellato. Es un programa de costa a costa que reconciala a todas las parejas.  

5/10
Tin Pan Alley

1940 | Tin Pan Alley

Durante los años 20, Tin Pan Alley fue un barrio de Nueva York en el que se concentraron un gran número de talentos musicales, que interpretaban su música hasta altas horas de la madrugada, con todo tipo de instrumentos. Tomando como referencia este lugar, la Fox ideó un musical donde se unieron dos de los iconos femeninos de la Compañía como Alice Faye y Betty Grable. La acción comienza en los años previos a la I Guerra Mundial, cuando un escritor de canciones está decidido a promocionar la carrera de una chica de la que se ha enamorado. Los números musicales van desde Arabia hasta Hawai, contando con excelentes canciones escritas para la ocasión por Harry Warren y Mack Gordon, entre ellas la pegadiza 'K-K- Katie'. Oscar para Alfred Newman como mejor banda sonora adaptada. La película tuvo una nueva versión en 1950 como I'll Get By.

6/10
El despertar de una ciudad

1940 | Little Old New York

Henry King adaptó una obra teatral de Rida Johnson Young, sobre las peripecias de un personaje real, el escocés Robert Fulton, inventor del barco de vapor. El film sigue sus pasos desde su llegada a Nueva York, en 1807, cuando apenas nadie cree en sus proyectos. Confía en él la posadera Pat O'Day, que ofrece a Fulton cobijo y ayuda financiera. Esto desata los celos de Charles Browne, el novio de Pat. Además, los marineros de la región temen que el barco de Fulton les deje sin trabajo. El cineasta potencia la subtrama romántica y aprovecha que cuenta con buenos actores, como Alice Faye, una gran estrella femenina de la época.

5/10
Serenata argentina

1940 | Down Argentine Way

Una jovencita que se encuentra disfrutando de unas vacaciones en Argentina se enamora del dueño de un caballo de carreras (Don Ameche). Esta comedia, cuya mayor baza son los animados números musicales, consagró definitivamente a Betty Grable (Cómo casarse con un millonario).

5/10
I was an adventuress

1940 | I was an adventuress

Nueva versión de la producción francesa J’étais une aventurière, dirigida por Raymond Bernard en 1938. En esta adaptación de Hollywood se cuenta con dos insignes exiliados europeos, Peter Lorre y Erich von Stroheim, a cada cual más excesivo en su cometido. Les acompaña en esta película la alemana Vera Zorina (1917-2003), una insigne bailarina convertida en estrella de Broadway, que también probó fortuna en el cine. Una condesa con un oscuro pasado sufre un chantaje por parte de dos indeseables que amenazan con contar sus pecados a su prometido. Sus únicas opciones son aceptar pagarles o poner fin a su relación amorosa. Los bailes de la protagonista hacen que el espectador quede algo desconcertado sobre el género donde debe encuadrarse el film.

4/10
El gran milagro

1939 | The Story of Alexander Graham Bell

Como su título original indica se trata del biopic –"estilo Hollywood", eso sí– del inventor del teléfono, el escocés Alexander Graham Bell (1847-1922), que hoy en día alucinaría con el móvil. Hay que recordar que el cine americano en aquel tiempo fue muy amigo de contar la vida de grandes científicos e inventores como fueron los casos de La tragedia de Louis Pasteur (1936), El joven Edison (1940) y Madame Curie (1943), entre otros. El gran milagro era una superproducción muy al gusto de Darryl F. Zanuck que comenzaba en el Boston de 1873 y culminaba con la invención del artilugio de las palabras tres años después. Entre medias había romance, superación personal y el juicio que se estableció entre la poderosa Western Union y Bell por los derechos de patente del invento.

6/10
Sherlock Holmes contra Moriarty

1939 | The Adventures of Sherlock Holmes

Quizá la mejor de las películas de la saga Sherlock Holmes protagonizada por Basil Rathbone y Nigel Bruce, rodada el mismo año que Sherlock Holmes y el perro de los Baskerville para Fox. La cosa arranca con la injusta absolución por un jurado del maléfico profesor Moriarty, enemigo mortal de Holmes. El villano no sólo se pavonea de su impunidad, sino que anuncia al genial detective nuevas acciones que le dejarán en evidencia. En efecto, Moriarty ha ideado dos tramas que captarán la atención de Holmes: una, de apariencia anodina, consiste en custodiar una valiosa joya que se va a incorporar al tesoro real que alberga la Torre de Londres; la otra está llena de pistas y acertijos, e incluye un asesinato y una hermosa mujer en apuros. El plan de Moriarty es que Holmes focalice su atención en el segundo caso, de modo que aseste un golpe maestro en el otro. En esta ocasión el film no adapta ninguna novela concreta de Arthur Conan Doyle, sino que se basa en la obra de teatro posterior de William Gillette, que tomaba elementos y personajes de varios relatos de Holmes. De hecho la famosa frase del detective, “Elemental, querido Watson, elemental”, y detalles como la pipa y su atuendo, son una aportación de Gillette. Hay acierto en fundamentar la trama en la rivalidad de Holmes y Moriarty, y brilla como damisela en apuros Ida Lupino. El film hace un uso perfecto de la fotografía expresionista -con ángulos inclinados de cámara, niebla y contraluces-, y de la inquietante música utilizada para asustar a la joven interpretada por Lupino.

7/10
The Great Gambini

1937 | The Great Gambini

El “Gran Gambini” es un mago que, además de sus habituales trucos de cartas, palomas y pañuelos que aparecen y desaparecen, según él mismo indica en sus espectáculos es capaz de predecir el futuro. Cuando un día anuncia la muerte de una persona y ésta se produce, el mago se ve envuelto en una compleja trama policial donde hay múltiples sospechosos. Producción Paramount de bajo presupuesto, que cuenta con un interesante reparto, con Akim Tamiroff como el adivinador y Genevieve Tobin como la chica de turno. A destacar el buen tono general del producto y la habilidad de su director Charles Vidor para darle la emoción deseada.

5/10
Sólo se vive una vez

1937 | You Only Live Once

Tras su primer trabajo en Estados Unidos, Furia, el maestro alemán Fritz Lang aborda una de sus típicas historias fatalistas, donde los esfuerzos de un criminal por regenarse se dan de bruces con el destino, al tiempo que se enamora de la secretaria del defensor del pueblo. Destaca la trágica escena envuelta en niebla, a las puertas de la cárcel. Sylvia Sidney es la chica sufriente enamorada del hombre perseguido, y el jovencito Henry Fonda logra un trabajo muy intenso, que más tarde sería seña de identidad del actor de los andares elegantes.

7/10
Wedding Present

1936 | Wedding Present

Considerada un boceto de Luna nueva (1940), la película, con ritmo de trepidante comedia romántica, nos presenta a Charlie Mason y Rusty Fleming, una pareja de periodistas de Chicago que, a pesar de lo ajetreado de su profesión, acaban enamorándose. Los problemas para celebrar su boda serán de todo tipo, incluyendo incendios, persecuciones policiales y secuestros. Película que marcaba el final de los cinco años de contrato que Cary Grant –todavía un actor secundario– había firmado con Paramount, sin los resultados deseados. Junto a él figura la vivaracha Joan Bennett (1910-1990), una de las más rutilantes estrellas femeninas de los años 30 y 40.

4/10
Fatal Lady

1936 | Fatal Lady

Cuando su novio muere en circunstancias poco claras, Mary Stuart, aspirante a diva de la ópera, huye a América del Sur. Allí consigue alcanzar un renombrado puesto de cantante en una compañía local. Poco a poco le vuelven a rondar los hombres, entre ellos los hermanos Philip y David Roberts. Al cabo del tiempo una propuesta de matrimonio también acaba en una muerte... Entre melodrama y el drama de misterio, este film tiene en sus 'pros' la presencia un nombre distinguido de la época, Walter Pidgeon (La Sra. Miniver). Pero poco más. La actriz protagonista es Mary Ellis (1897-2003), que vivió más de cien años, pero apenas participó en una decena de filmes.

4/10
She Couldn't Take It

1935 | She Couldn't Take It

Un millonario (Walter Connolly) va a parar a prisión por evasión de impuestos. Pero en lugar de pasarlo mal, para él es un alivio poder librarse de su familia. En la cárcel traba amistad con un delincuente llamado Ricardi (George Raft), a quien propone que, al salir, dé una lección a su maleducada hija Carol (Joan Bennett). Pero Carol tiene otros planes, como fingir su propio secuestro. Deliciosa comedia, en la disparatada línea de las mejores farsas del cine mudo como demuestra su delirante escena final. Sus enredos están muy bien llevados por Tay Garnett, que maneja con destreza un reparto que, en ocasiones, pudiera parecer algo exagerado y que a otro se le hubiese ido de las manos.

7/10
Mundos privados

1935 | Private Worlds

Jane Everest (Claudette Colbert) trabaja en un hospital psiquiátrico y utiliza unos métodos muy particulares para atender a sus pacientes. El doctor Monet (Charles Boyer), recién llegado al centro, desaprobará su trabajo porque, además, cree que Jane se ha metido en una profesión de hombres. Redonda película de Gregory La Cava (Al servicio de las damas) con unos excelentes protagonistas, perfectamente apoyados por los secundarios Joan Bennett (Las cuatro hermanitas), Helen Vinson y Joel McCrea (El amor llamó dos veces), los cuales aportan historias paralelas. Colbert (Sucedió una noche) fue nominada al Oscar a la mejor actriz.

7/10
Sucedió una vez

1935 | She Married Her Boss

Como su título original indica ('Se casó con su jefe'), la historia es la de Julia, secretaria de unos grandes almacenes de Nueva York, que no sabe cómo declararse a su jefe. Cuando finalmente se casan, la chica comprende que él sólo lo ha hecho por no perderla como empleada y no porque realmente esté enamorado de ella. Las cosas se complican cuando entra en escena un antiguo pretendiente de Julia, lo que provocará los celos de su marido. Ejemplar muestra de comedia americana de alto standing, con una divertida pareja central protagonista –Claudette Colbert y Melvyn Douglas–, diálogos cargados de intención y un argumento repleto de situaciones ingeniosas con afortunadas elipsis para pasar el filtro censor.

7/10
Ímpetus de juventud

1935 | Accent on Youth

Una joven secretaria se enamora de su jefe, un dramaturgo de mediana edad. Las complicaciones vienen cuando el hijo de su jefe se enamora de ella. Esto provocará una serie de previsibles incidencias, resueltas sin mucha inspiración pero con cierto encanto.        

5/10
Mary Burns, fugitiva

1935 | Mary Burns, Fugitive

Una chica de un suburbio de la ciudad de Nueva York se debate entre dos grandes amores: por una parte está enamorada de un joven sin saber que es buscado por la policía; y por otra parte piensa si aceptar o no la proposición de matrimonio que le hace un chico al que acaba de conocer. Drama romántico protagonizado por la actriz Sylvia Sidney (Sólo se vive una vez). La película, ambientada en la mítica ciudad neoyorquina, narra una historia que resulta muy emotiva hasta su final, momento en el que el personaje femenino principal debe tomar una importante desición.

5/10
Princesa por un mes

1934 | Thirty Day Princess

La princesa Catterina se pone enferma de paperas justo antes de viajar a los Estados Unidos. Como es un viaje fundamental para la supervivencia económica de su Reino, contrata a una actriz de enorme parecido físico con ella para que suplante su personalidad. Aunque nadie nota la farsa, todo se complica cuando el editor de un periódico quiere acompañar a la princesa en su gira americana. Ahora solo se trata de mantener el engaño durante la semana que durará el viaje. Comedia sin muchas pretensiones, con el protagonismo absoluto de la pequeña aunque resuelta actriz, Sylvia Sidney, y que, además, cuenta con tres nombres claves en la edad de oro de Hollywood: el guionista Preston Sturges, el director de fotografía Leon Shamroy y el director artístico Hans Dreier.

4/10
El templo de las hermosas

1934 | Kiss and Make-Up

Comedia que, al igual que ocurría con Ladies Should Listen, vuelve a situarse en París –aunque, como era habitual, se rodaba en los decorados de los Estudios, en este caso la Paramount–. El guión pertenece a George Marion Jr., Jane Hinton y el director Harlan Thompson, siendo éste último un guionista que solo dirigió este film y The Past of Mary Holmes en 1933. El doctor Maurice Lamar, experto en cirugía plástica femenina, siente especial atracción por una de sus clientas, y acaba casándose con ella. Pero enseguida se da cuenta de que es una egocéntrica que solo está con él por su profesión. Así que Maurice descubre que el auténtico amor solo lo encontrará con su secretaria.

3/10
Ready for Love

1934 | Ready for Love

El film sigue los avatares amorosos de la joven Marigold Tate. Ida Lupino protagoniza una cuidada adaptación de una novela de Roy Flanagan, centrada en el tema de la intolerancia.

5/10
Os presento a mi esposa

1934 | Behold My Wife

Melodrama con un toque algo subido de tono para la época. La historia comienza cuando Michael Carter, un joven americano, se casa con la india Tonita, con el único motivo de escandalizar a su familia. Sin embargo, Michael descubrirá que ama realmente a su esposa cuando ella se inculpa en falso de un asesinato. El film se basa en la novela 'The Translation of a Savage', escrita por el conocido autor de suspense Sir Gilbert Parker. Un buen trabajo de suspense a cargo de Leisen que volvería a repetir el género en Thirteen Hours by Air. Dicha novela ya había tenido una versión en el cine mudo, Behold My Wife, dirigido por George Medford en 1920, aunque en esta ocasión se respetó el texto original y el protagonista era un británico emigrado a Canadá. A destacar un más que notable reparto con Sylvia Sidney, Gene Raymond y Juliette Compton.

5/10
Good Dame

1934 | Good Dame

Áspero melodrama –aunque con final feliz– sobre dos personajes marginales (Fredric March y Sylvia Sidney) envueltos en un mundo que no parece pertenecerles ni donde se sienten cómodos. Él es un astuto jugador algo fullero y ella una bailarina nocturna, que se encuentran en habitaciones contiguas de un hotel enamorándose tras algunas vicisitudes. Sin embargo, la tragedia parece perseguirles cuando ambos son arrestados y puestos delante de un juez. Dirige Marion Gering (1901-1977), director ruso que no tuvo mucha fortuna en Hollywood y que, tras una escasa filmografía acabó retirándose del mundo del cine a mediados de los 60.

4/10
Sólo con su amor

1933 | Jennie Gerhardt

Una chica proveniente de un hogar muy humilde acaba convirtiéndose en la amante de un hombre rico y casado. Drama romántico que narra la turbia relación de una mujer pobre y solitaria con un hombre casado y millonario. La película está protagonizada por Sylvia Sidney (Sólo se vive una vez), cuya actuación es lo mejor del film. En la silla del director se sienta Marion Gering, autor de Acepto esta mujer o Entre la espada y la pared.

6/10
El corazón delator

1928 | The Telltale Heart

Poderoso corto que adapta un relato de Edgar Allan Poe. Con fuerte sabor expresionista, en encuadres extraños, ángulos inclinados, picados, etc, y en decorados geométricos y trucajes con sobreimpresiones, cuenta el asesinato de un anciano por un tipo desquiciado y sus remordimientos posteriores cuando la policía le interroga, porque cree escuchar los latidos del corazón de la víctima. El film del alemán Charles F. Klein tiene una fuerza enorme y cuenta con la espléndida fotografía del luego multioscarizado Leon Shamroy.

7/10

Últimos tráilers y vídeos