IMG-LOGO

Biografía

Lorella Cravotta

Lorella Cravotta

Lorella Cravotta

Filmografía
Tímidos anónimos

2010 | Les émotifs anonymes

Angélique es una mujer joven que tiene un problema patológico de timidez y acude regularmente a una terapia de grupo de Tímidos Anónimos. Encontrará trabajo en una empresa chocolatera, donde el jefe, Jean-René, parece ser bastante arisco y comportarse secamente. En realidad, tiene el mismo problema que Angélique con respecto al trato con la gente, e incluso más acentuado. Sin embargo, ambos se sentirán atraídos el uno por el otro. Angélique comenzará a trabajar de comercial, aunque en realidad ella es una experta creadora de chocolate, que sabe el secreto para fabricar el mejor chocolate del mundo. Amable y divertida comedia francesa que se ve como un cuento o fábula sobre la búsqueda de la felicidad por parte de personas de gran corazón que se sienten hiper vulnerables e inseguros ante el futuro. El aire de la comedia es ingenuo y tierno, plagado de momentos cómicos, más o menos logrados, pero siempre agradables, ofrecidos en la mayoría de las ocasiones por las ocurrencias del actor belga Benoît Poelvoorde (Nada que declarar), que está empezando a convertirse en un pazguato cómico que aquí recuerda a una especie de Woody Allen de habla francesa, también por esas surrealistas terapias con el psicólogo. La película está dirigida con ritmo por Jean-Pierre Améris, quien entregó hace años la estupenda La vida y que ahora desde luego demuestra que sigue siendo un cineasta optimista y con ganas de alegrar el personal. Salvo algún detalle burdo que no viene muy a cuento, el conjunto es muy bondadoso y ligero. Ayuda la expresividad de la dulce Isabelle Carré, que compone un personaje totalmente angelical, como dice su mismo nombre.

5/10
Amelie

2001 | Le Fabuleux destin d'Amélie Poulain

Si uno piensa que la originalidad en cine es terreno agotado, con esta película se va a llevar una sorpresa. Amelie es un maravilloso ejemplo de que hay tantas historias como modos de contar y de que la forma visual puede configurar el contenido tanto como el argumento. Amelie es una joven de veintidós años que ha tenido una infancia un tanto extraña, al amparo de unos padres más raros que un perro verde. Ahora trabaja en un bar de Montmartre cuya propietaria es una antigua jinete circense y que es frecuentado por un celoso patológico. Pero su vida rutinaria cambia de la noche a la mañana, cuando una coincidencia despierte en ella un sueño filantrópico que se convertirá en su misión en la vida: hacer felices a los demás. Una a una, las personas que la rodean irán notando su influjo: la estanquera hipocondriaca, la portera llorona, el tonto empleado de la frutería y, muy especialmente, “el hombre de cristal”, un pintor solitario que sólo es capaz de ver la realidad a través de un cuadro de Renoir. Sin embargo, algo también va a trastocar el corazón de Amelie cuando se quede prendada de Nino, un joven extraño que se dedica a coleccionar fotos desechadas en los fotomatones. El divertimento acaba de empezar. Gran parte del mérito de esta película lo tiene una chica llamada Audrey Tautou, la actriz francesa que da vida a la protagonista. Curiosamente el papel había sido pensado para Emily Watson. Sin embargo, la actriz tuvo que rechazarlo por no saber francés y estar comprometida para filmar Gosford Park. Feliz contratiempo. El rostro de Tautou es un hallazgo, con una candidez, picardía y atractivo fuera de lo común. Jean-Pierre Jeunet (Delicatessen, La ciudad de los niños perdidos, Alien Resurrección) ha filmado sin duda su película más amable y sensorial, un auténtico virtuosismo de colores, movimientos de cámara, sonido y ritmo. Y aunque siempre impera un tono de fábula "light", el guión firmado por Guillaume Laurant, colaborador habitual de Jeunet, es divertido de verdad, y algunos episodios como la vuelta al mundo del gnomo son tan desternillantes como surrealistas.

7/10

Últimos tráilers y vídeos