IMG-LOGO

Biografía

Masaru Sato

Masaru Sato

Masaru Sato

Filmografía
Llanto de primavera

1980 | Haruka naru yama no yobigoe

Un extraño venido de lejos aparece en una granja regentada por una viuda y por su hijo. El forastero decide quedarse con ellos, y poco a poco comienza a entablar una relación con ambos. Cinta del prolífico cineasta japonés Yoji Yamada. Historia intimista, contada un poco a la occidental en cuanto a que su narrativa no es tan pausada como la que se suele ver en este tipo de filmes orientales.

6/10
El pañuelo amarillo de la felicidad

1977 | Shiawase no kiiroi hankachi

Tres personajes que no se conocen coinciden en un viaje por carretera. El joven Kinya es el típico tarambana, algo macarra e indolente, que acaba de perder su trabajo, y que para superar el mal trago se ha comprado un coche de segunda mano y ropa hortera, con los que viaja sin rumbo fijo. A su auto se sumará Akemi, una chica extremadamente tímida, azafata de tren, que sufre mal de amores. Y el enigmático y más maduro, Yusaku, al que circunstancias que se irán aclarando han separado de su mujer. Pues conoceremos el pasado de cada uno con adecuados flash-backs.Inspirado film contemporáneo del director de El ocaso del samurái y The Hidden Blade. Con formato de 'road-movie' presenta el tradicional viaje del héroe, que en plena encrucijada debe aprender a tomar sus decisiones. El film contiene bastantes elementos humorísticos, a cuento sobre todo de Kinya y Akemi, que sirven para incidir en su bisoñez. Es a través de sus ojos que vemos el drama de Yusaku (estupendo Ken Takakura), que aúna al trío en la meta común de la búsqueda del amor y la felicidad, simbolizados en el pañuelo del título, que da pie a los momentos más emotivos de la cinta.

6/10
Godzilla contra Ciber Godzilla

1974 | Gojira Tai Mekagojira

De la profundidad del océano surge un terrorífico ser. Se trata de una réplica mecánica de Godzilla, controlado por una extraña raza alienígena. Cuando se encuentra con Godzilla, el combate es inminente, aunque ambos pueden destruir ciudades enteras. Una de las más populares secuelas de Godzilla, el monstruo más popular del género conocido como Kaiju Eiga, o películas de monstruos japonesas.

3/10
Solar Eclipse

1974 | Kinkanshoku

Nuevo ejemplo de la posición ideológica de Yamamoto, es la adaptación de la novela homónima de Tatsuzo Ishikawa en la que, basándose en hechos reales, se centra en las intrigas de los miembros del Partido Conservador candidatos a convertirse en Primer Ministro. Los juegos de poder, la corrupción y la ambición que se esconden tras la escena política son el tema central de esta gran producción que contó con los principales actores japoneses de la época.

La batalla de Okinawa

1971 | Gekido no showashi: Okinawa kessen

Tras la conquista de la isla de Iwo Jima en la Guerra del Pacífico, durante la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas estadounidenses se dirigen a la isla de Okinawa. El resultado fue la batalla más grande de la historia, reconstruida en este film con todo lujo de detalles. En efecto, la película de Kihachi Okamoto se despliega como un minucioso lienzo, que describe los dos meses y medio que duró la contienda. Esta presentada casi como una dramatización de los hechos, donde no existen propiamente lo que podrían denominarse protagonistas. Están los altos mandos, entre ellos el comandante de las fuerzas niponas Mitsuru Ushijima, y los dos gobernadores que conoció la isla en ese período; hay soldados de distinta graduación; médicos y enfermeras; un civil que ejerce de barbero... Pero son siempre personajes dentro del amplio cuadro que pinta todos los horrores de la guerra.Okamoto conoció de primera mano el conflicto, pues él combatió en la guerra, y murieron casi todos sus compañeros. Sin embargo, y a pesar de que en otros de sus filmes domina la crítica a la sociedad de entonces, aquí se apuesta por una mirada objetiva y distante, como del cronista que quiere mostrar los sucesos tal y como fueron. Así, entrega buenas escenas bélicas, y gana el film en entidad en el último tramo, cuando se masca la derrota, y los oficiales se hacen el harakiri. Resulta terrible ver esa especie de obligación moral que algunos sentían de quitarse la vida, antes de ser testigos de la derrota. El film, aunque sobrio al mostrar la violencia, incluye escenas terribles, como las de civiles que se suicidan en grupo con granadas, para luego matarse unos a otros los que están malheridos; o la de las colegialas junto al mar, ingiriendo pastillas para quitarse la vida. Hay algún escaso apunte humorístico -el barbero, la enfermera regordeta- o de humanidad -el último encuentro del comandante y el gobernador-, pero el tono sombrío se impone. La realización es impecable, y resulta evidente que Clint Eastwood vio este film antes de entregar sus Cartas desde Iwo Jima.

6/10
La batalla del mar de Japón

1969 | Nihonkai daikaisen

El almirante Heichachiro Togo envía su flota a combatir con los buques soviéticos, en el mar de Japón. Los japoneses dieron su visión de la guerra que mantuvieron con la URSS, en una cinta vistosa.

4/10
Red Lion (El León Rojo)

1969 | Akage

A mediados del siglo XIX, Japón inicia uno de sus muchos momentos de restauración, que anuncian nuevos tiempos, y que el pueblo celebra alborozado. Un destacamento de soldados recorre una zona para anunciar el nuevo orden. Como recorren su tierra natal, Gonzo, un hombre del pueblo, propone a sus superiores adelantarse a su pueblo para ganarse a la gente; como le conocen, ello facilitará la tarea. Así que va para allá, toca con una llamativa peluca roja, señal de que representa al emperador. Gonzo será bien aceptado por la gente sencilla, empezando por su madre, pero las clases pudientes ven amenazado su estatus, con lo que intentarán eliminarle.Kihachi Okamoto combina en este colorista film elementos de farsa, aventura y crítica social. Cuenta para ello con el protagonismo de un actor inmenso, Toshiro Mifune, que llena la pantalla en cada fotograma que aparece, y que da cuenta de su amplio registro interpretativo. En el film domina esa idea "gatopardesca" de que todo debe cambiar, para que todo siga igual; aunque esa plástica escena final de la marea humana que se come a los soldados imperiales, deja cierto lugar a la esperanza.

6/10
La bala humana

1968 | Nikudan

El director japonés Kihachi Okamoto ajusta cuentas con el ejército y la actitud de su país durante la Segunda Guerra Mundial, temas que conocía de primera mano por haber combatido en ese período. Con un enfoque tragicómico y surrealista su film sigue la pista a un soldado adiestrado como kamikaze, “bala humana” como reza el título, que debe estar preparado para colocarse debajo de los carros de combate enemigos con una bomba y morir para su país. La descripción de tal papel, en un momento en que Japón está a punto de ser derrotado tras los fracasos de Okinawa e Iwojima, se alterna con pasajes delirantes que muestran a este pobre diablo ayudando a orinar a un librero mutilado de ambos brazos, o acudiendo a un prostíbulo donde antes de “desfogarse” ayuda a una joven en sus problemas matemáticos de factoriales. Tal sucesión de momentos que se dirían inspirados en Luis Buñuel quizá a algún espectador le parezcan sublimes, pero lo cierto es que acaban agotando. No obstante Okamoto tiene talento como cineasta, lo que tiene ocasión de mostrar en momentos como en el choque bajo la lluvia entre el protagonista y la joven que regenta la casa de citas.

4/10
¡Mata!

1968 | Kiru

Genta y Hanji se conocen casualmente. El primero es un ex granjero que desea convertirse en samurái, mientras que el otro es un samurái que desea una vida tranquila tras haber tenido que matar a su mejor amigo en circunstancias trágicas. Como el propio Kihachi Okamoto explicó, su idea era rebajar con humor la imagen de superhombre del samurái que daban otros filmes de sus compatriotas: "Quise mostrar samuráis más humanos, más sencillos, temperamentales y filosóficos. Mostrar cómo asumían la violencia y los asesinatos."

6/10
El hijo de Godzilla

1967 | Kaiju Shima no Kessen: Gojira No Musuko

En una isla perdida en medio del océano realizan sus experimentos un grupo de científicos de la ONU. Las investigaciones producen mutaciones en medio de la selva y, así, aparecen plantas e insectos gigantes, como la terrible araña Spiega. Con el aumento de la temperatura, se incuba un huevo gigante del que surgirá el hijo de Godzilla. Esta secuela de Godzilla incorpora una mayor dosis de humor a la saga, a través de gran número de secuencias absolutamente delirantes, a la par que se mantienen las escenas de acción características de la serie.

5/10
El emperador y el general

1967 | Nihon no ichiban nagai hi

Una mirada a la Segunda Guerra Mundial con la minuciosidad y la precisión del cronista que intenta ser objetivo. Sigue las evoluciones del conflicto desde el punto de vista de los altos mandos nipones. Aunque Kihachi Okamoto la consideraba como un complemento de La bala humana, que daba el punto de vista popular, en realidad se encuentra más cerca de La batalla de Okinawa, por su tono de docudrama. El título inglés del film, "El día más largo del Japón", permite vislumbrar cómo en Estados Unidos se vio como el equivalente a El día más largo, que presentaba con detallismo el desembarco de Normandía.

6/10
El paso del gran Buda

1966 | Daibosatsu Toge

La curiosa singladura de un samurái que no responde a la imagen clásica de guerrero noble. En efecto, el protagonista muestra un nulo sentido moral cuando asesina a un anciano o viola a una mujer. Lo único que parece mantenerle vivo y con interés por las cosas es su gusto por la violencia y las acciones de guerra. El crítico Jason Sanders la tildó de “manga existencial”, y por la visión atípica que da del samurái venía a decir que la película era el equivalente a lo que Centauros del desierto era para el western.

6/10
La espada de la maldición

1966 | Dai-bosatsu tôge

Ryunosuke es un samurai sin escrúpulos que, durante una competición, mata a su oponente. Tras el trágico final, huirá en busca de la paz pero no será fácil encontrarla. Drama basado en una novela de Kaizan Nakazato. Entre el reparto aparece Toshiro Mifune (El paso del gran Buda), como un brillante espadachín.

4/10
El asesino del samurai (Samurai Assassin)

1965 | Samurai

En pleno siglo XIX, Niiro es un samurai que planea dar muerte al emperador como estrategia para subir escalafones en su carrera de guerrero. De nuevo Toshiro Mifune se pone en el papel de un aguerrido samurai como ya hizo en 1954.

5/10
¡Oh, mi bomba!

1964 | Aa bakudan

Singular comedia, con humor muy físico cercano al slapstick, y situaciones surrealistas. Con aire experimental, Kihachi Okamoto describe el barullo que se monta ante un supuesto bolígrafo bomba, lo que propicia momentos de humorada negra.

7/10
La elegante vida del señor Cualquiera

1963 | Eburiman shi no yuga na seikatsu

Eburi, un tipo gordito y con gafas de pasta, publicista del montón, vive una vida mediocre. Casado y con un hijo, vive en casa también su padre. El hombre tiene la costumbre de beber más de la cuenta al menos una vez a la semana, a resultas de lo cual llega borracho al hogar. En una de estas "sesiones" un par de amigos del sector editorial le proponen escribir una novela, y él, bajo los efectos del alcohol, acepta. Acabará escribiendo sobre su triste, tragicómica existencia, y contra pronóstico su libro se convierte en un éxito.Desigual film de Kihachi Okamoto, traspasado de un humor casi negro y kafkiano. Hay sitio para escenas divertidas, subrayadas por la voz en off del supuesto texto literario escrito por el protagonista, algunas audacias como la incorporación de escenas animadas. Dentro del tono agridulce, donde se muestran las penalidades familiares, y el egoísmo del progenitor, en el último tramo se incorpora un alegato contra la guerra, que marcó duramente a Okamoto; es bello el pasaje en que cambia la luz mientras la esposa lee una carta de una esposa al marido, muerto en combate, pero el cineasta no puede evitar romper bruscamente el creado lirismo con los ronquidos del borracho protagonista, toda una cínica  y pesimista declaración de principios sobre la condición humana.

6/10
Daitozoku

1963 | Dai Tozoku

El director, Senkichi Taniguchi, que años antes había recurrido a este género en Historia de la corte amenazada, cuenta aquí las peripecias de un pirata samurai y mago que, después de naufragar, llegan a una recóndita isla. Allí deberán detener el complot que el primer ministro del lugar ha iniciado para hacerse con el trono del rey, gravemente enfermo. El protagonista Toshiro Mifune, uno de los actores japonese más internacionales de su época, vuelve a interpretar a un samurai, como ya hiciera en Los tres tesoros. Daitozoku -en japonés, el gran pirata-, incorpora tantas similitudes de argumento y color con las historias de Simbad el Marino, que en Estados Unidos se estrenó bajo el título The Lost World of Sinbad.

4/10
El infierno del odio

1963 | Tengoku to jigoku

El hijo de Gondo, un empresario, ha sido secuestrado. La cantidad que exigen los captores es la que el tipo tenía reservada para cerrar un importante negocio. Gondo no duda en sacrificar ese dinero, pero las cosas cambian cuando se entera de que los secuestradores han cometido un error: el niño que tienen en su poder es el hijo de su chófer. Con formato de thriller, e incluso de cine negro, Akira Kurosawa plantea un interesante dilema moral. Y Toshiro Mifune pone rostro al hombre enfrentado a una situación límite, que debe probarse a sí mismo que la vida de cualquier ser humano resulta preciosa.

8/10
Sanjuro

1962 | Tsubaki Sanjuro

En la época Takugawa del Japón medieval, un grupo de jóvenes samuráis está cansados de la corrupción que reina en su ciudad. Y no saben a qué carta quedarse, si a del tío de uno de ellos, chambelán serio y distante, o a la de otro gran señor, más asequible. La aparición de Sanjuro, un guerrero de personalidad arrolladora, les ayudará a poner orden. Una de las obras mayores de Akira Kurosawa y su actor fetiche, Toshiro Mifune. El personaje de Sanjuro posee una gran fuerza, y contrasta con los jóvenes guerreros algo alocados, que tienden a actuar a tontas y a locas. Él piensa, y aunque su actitud es algo chulesca, el equivalente a un `John Wayne´ de ojos rasgados, casi siempre acierta. Mifune imprime humanidad al personaje, por ejemplo en la escena en que la esposa del chambelán, que ha calado su personalidad, le define como "una katana desenvainada". Aquel comentario -o su mención de las camelias- toca su fibra sensible, y por ello cuando más adelante hinca la rodilla en el suelo y ofrece su espalda a la señora para sortear un muro, lo hace como reconociendo su grandeza. Tras una apariencia rocosa, hay un gran corazón. El cine es pura aventura, y abunda en escenas de acción y suspense. La música de Masaru Sato ayuda, y mucho, a componer la atmósfera de la película, y el director sabe sacar todo su partido al formato panorámico y a la fotografía en blanco y negro. Está además presente uno de los temas favoritos de Kurosawa: el de la búsqueda de la verdad, unido a las engañosas apariencias, que tienen su colofón en el comentario del chambelán acerca de su `cara larga´, que inspira poca confianza, lo que provoca las risas de los reunidos ante él.

8/10
Yojimbo

1961 | Yojimbo

Una de las mejores películas de samuráis de la historia del cine, a la altura de Los siete samuráis, también de Kurosawa. Describe la llegada de un guerrero a una ciudad dividida por el enfrentamiento entre dos clanes rivales. Yojimbo es un mercenario, que va cambiando de bando según le conviene. Pero su visión de las cosas cambia a medida que conoce la situación y a los que la padecen. Hasta el punto de que decide, para liberar a la oprimida ciudad, explotar dicha rivalidad: la idea es que ambos grupos se maten entre sí. El film tuvo tal repercusión, que el propio director dirigiría una secuela, Sanjuro. La trama parece deudora de la novela de Dashiell Hammett `Cosecha roja´, y un argumento semejante también formaría parte de Muerte entre las flores, el film de los hermanos Coen. Pero el remake por excelencia es la película de Sergio Leone protagonizada por Clint Eastwood Por un puñado de dólares. Aunque muchos comentaristas atribuyeron el éxito del film a los duelos de espadas, apasionantes sin duda, Kurosawa tenía otra opinión. Para él lo importante era el personaje de Yojimbo, que "es un verdadero héroe, tiene un motivo real para luchar".

7/10
Celebración en el infierno

1961 | Jigoku no utage

A las manos de Tobe, chulo en una casa de citas, llega casi por azar un carrete fotográfico con unas fotos comprometedoras para el presidente de una importante compañía, quien resulta ser el que fue su sargento en los años de la Segunda Guerra Mundial, y que le convirtió en el cínico que es en la actualidad. Pues ese individuo violó a la que iba a ser su esposa. Parece que ha llegado la hora de vengarse, pero de pronto descubre que su hombre murió dos semanas atrás en un accidente ferroviario. Aunque claro, las apariencias pueden ser engañosas. Estupenda muestra de cine de género de Kihachi Okamoto, que maneja claramente referentes del cine negro estadounidense. El crítico Bruce Eder comentó en una especie de regla de tres que, si Akira Kurosawa era el John Ford nipón, entonces Okamoto tenía su primo yanqui en Samuel Fuller. Y en efecto, frente al dúo citado, aquí destacan cierto fatalismo y desencanto irónicos, junto a una violencia seca y cortante. La trama, bien llevada, arranca con un lance de carterista que recuerda a Manos peligrosas. Pero en realidad, la historia de mujeres fatales, muertos que están muy vivos, palizas y tiroteos con matones de medio pelo, empresarios corruptos y el anhelo de una vida honrada junto a una mujer cariñosa, con bastante sentido del humor, anda próxima a la órbita de Raymond Chandler y Dashiell Hammett, con un Tobe que bien podía ser un trasunto de Sam Spader. Okamoto, sabe imprimir además un cierto cambio de registro a la narración, cuando de las andanzas solitarias del protagonista, se pasa a una historia de amor que no es la prevista, que comulga en parte con títulos como El demonio de las armas, El último refugio y Bonnie and Clyde, sobre todo en la escena final. Sobresale el vigoroso ritmo, con los cambios bruscos de plano con el frente y la espalda de un personaje, o a primeros planos que se alejan de cámara vertiginosamente.

7/10
Los canallas duermen en paz

1960 | Warui yatsu hodo yoku nemuru

Primera película producida por Akira Kurosawa, se adentra en el mundo de la corrupción empresarial, con un hombre que desea vengar la muerte de su padre en una clave muy de 'El padrino', aunque las dudas que le atenazan le emparentan también con el 'Hamlet' de Shakespeare. Se trata de una historia notable, con los perfiles psicológicos de los personajes muy bien trazados. El director nipón afirmaba haber querido rodar una historia con significado social, y que optó por abordar el mundo de los escándalos corporativos porque "esa gente se esconde tras la fachada de una gran organización, y por eso nadie se da cuenta de lo terribles que son ni de las tremendas cosas que hacen".

7/10
El último tiroteo

1960 | Ankokugai no taiketsu

Entretenido y dinámico film policiaco que enfrentó a dos grandes actores de la época, Toshiro Mifune y Koji Tsuruta. Forma parte de la trilogía "Ankokugai" de Kihachi Okamoto, y describe cómo un detective corrupto es destinado a un barrio donde se enfrentan los clanes Ooka y Kozuka.

5/10
El forajido solitario

1959 | Dokuritsu gurentai

Una mirada satírica a la guerra de Manchuria. Kihachi Okamoto quedó muy desencantado de su propia experiencia bélica en la Segunda Guerra Mundial, y siempre vio con ironía los conflictos bélicos. Como él mismo comentaba, "las películas bélicas de la época eran tristes", de modo que concibió una película que "se reía del caos y de la locura de la guerra".

6/10
La fortaleza escondida

1958 | Kakushi-toride no san-akunin

Dos campesinos aceptan escoltar a un grupo, del que forman parte una altiva mujer y un hombre con pinta de tener autoridad. Ignoran que se trata de una princesa y su general, perseguidos por el villano de turno. Film de aventuras de Akira Kurosawa, que inspiró en parte a George Lucas y La guerra de las galaxias. Allí están la princesa y los dos campesinos (personajes cómicos como los robots C3PO y R2D2) para atestiguarlo. La simplicidad de la trama no impide buenas dosis de aventura y buen humor.

7/10
Bajos fondos

1957 | Donzoko

Robukei y su mujer mantienen un asilo para los más pobres en el Tokio feudal. Allí se dan cita un antiguo policía, un viejo artesano, un actor fracasado, una prostituta... Una de las películas más entrañables del gran Akira Kurosawa. Se trata de una historia claustrofóbica, basada en una obra del ruso Máximo Gorki, en la que la convivencia bajo un mismo techo saca a la luz los sentimientos más íntimos de los personajes. El director pensaba que el período Edo en que está situada era comparable al ambiente miserable que reinaba en el imperio de los zares en el siglo XIX. Resulta magnífica la composición de los planos, en maravilloso blanco y negro. La mano de artista sublime de Kurosawa se hace notar sobremanera en el amargo final, donde se permite un 'salto mortal sin red', al pasar de un momento bufo –la danza de un grupo de borrachos–, a otro trágico, sin solución de continuidad.

7/10
Trono de sangre

1957 | Kumonosu jo

Akira Kurosawa fue un cineasta abierto a las influencias de la cultura occidental. Lo demostró al trasladar al ambiente nipón medieval la célebre tragedia `Macbeth´ de William Shakespeare. En esta ocasión es un señor de la guerra japonés el que recibe una profecía según la cual llegará a ser emperador; y su mujer alimenta esa ambición, con consecuencias fatales. El director consideraba que, con Bajos fondos y La fortaleza escondida, le había salido una trilogía `jidai-geki´, las típicas películas de época de su país. Para narrar la historia acudió a la técnica del teatro `noh´, en que los actores mueven el cuerpo de un modo muy característico. El uso de la niebla se reveló eficacísimo, así como el del decorado del castillo, en la falda del monte Fuji.

7/10
Fruta loca

1956 | Kurutta kajitsu

Dos jóvenes hermanos se echan la misma novieta durante el verano. Los problemas no tardan en llegar. Buen trababjo de fotogafía que capta la esencia de las tardes estivales. Dirige la película Ko Nakahira.

4/10
Godzilla contra Mechagodzilla

1955 | Gojira no gyakushu

El siniestro Dr. Mafune ha sido puesto en duda por la comunidad científica por culpa de sus teorías sobre la existencia de un monstruo que vive en las profundidades. Al final conseguirá atraparlo, pero justo en ese momento aparece una raza extraterrestre que le obliga a crear un nuevo monstruo, Mechagodzilla, para destruir Tokio. Cuando inician esta tarea, aparece Godzilla, el monstruo que ha destruido esta ciudad en varias ocasiones. Las tres criaturas combatirán entre sí. Nueva entrega de la popular serie japonesa Godzilla, una de las que obtuvieron mayor éxito en todo el mundo.

3/10
Godzilla contraataca

1955 | Gojira no gyakushu

Dos pescadores se dedican a faenar en el Pacífico cuando descubren un terrorífico espectáculo. Dos monstruos gigantescos libran una lucha a muerte. Se trata de Godzilla y Angorus, que continuarán peleándose por todo el país, en dirección a Osaka. El gran éxito de Godzilla, provocó esta primera secuela a la que seguirían no sólo muchas más, sino también imitaciones y, tiempo después, remakes. Los efectos especiales son espectaculares para los años 50.

3/10

Últimos tráilers y vídeos