IMG-LOGO

Biografía

Matthew Rhys

Matthew Rhys

45 años

Matthew Rhys

Nació el 08 de Noviembre de 1974 en Cardiff, Gales, Reino Unido
Filmografía
Perry Mason

2020 | Perry Mason | Serie TV

Raymond Burr hizo historia catódica como protagonista de Perry Mason, donde daba vida a este personaje creado por el novelista Erle Stanley Gardner, abogado que ganaba un caso por capítulo, con ayuda del detective privado Paul Drake, que le proporcionaba las oportunas pruebas, gracias a las que el verdadero culpable... ¡siempre acababa confesando a voz en grito al final! La serie original se emitió entre 1957 y 1966, aunque el actor siguió interpretando al personaje en telefilmes desde 1985 hasta su muerte en 1993. Ron Fitzgerald (Westworld) y Rolin Jones (Boardwalk Empire) recuperan para HBO esta creación, o al menos la ficción se denomina de igual modo, porque aparte de ese detalle, poco tiene que ver con sus precedentes. Ni Mason ejerce como abogado (todavía, pues se trata de una precuela), ni protagoniza historias blancas, ni mucho menos, pues tiene un tono sórdido, ni éstas pertenecen al género judicial (más bien al noir). Aquí, Mason, de aspecto desaliñado, se gana la vida como investigador en Los Ángeles, en los años 30, fotografiando los deslices sexuales de estrellas de cine, y chantajeando a sus agentes si consigue material comprometedor. Al tiempo, trata de sacar adelante la vieja granja de sus padres, en la que vive. El letrado E.B. Jonathan le pedirá ayuda para investigar el secuestro de un niño que acaba de forma trágica, a petición de Herman Baggerly, un ricachón. Dividida en ocho capítulos, describe muy bien no sólo al personaje protagonista, sino también a los secundarios, y tiene una ambientación oscura de genuina serie negra, que trae a la memoria la magistral Chinatown, de Roman Polanski. Como otras muestras del género pone en solfa a quienes se aprovechan de que tienen mucho poder para atropellar a los pobres diablos, y acorde con las modas imperantes, hace hincapié en denunciar el racismo y el machismo de la época, y también la corrupción policial y a los predicadores que aprovechan los medios de comunicación para captar a inocentes. Los ágiles diálogos no tienen nada que envidiar a las mejores muestras del género. Desde luego, ha sido un acierto fichar a Matthew Rhys, conocido por The Americans, para dar vida al protagonista, pues ni trata de imitar al legendario Burr ni falta que le hace, se lleva a Mason a su terreno. Forma un sólido dúo con la menos conocida pero sorprendente Juliet Rylance (la secretaria Della), el otro personaje que cobra relevancia. A su alrededor desfilan apuestas seguras como John Lithgow (E.B. Jonathan), o Robert Patrick (Terminator 2: el juicio final) como Baggerly.

6/10
The Report

2019 | The Report

Recién graduado en derecho en Harvard, el joven y ambicioso Daniel J. Jones tiene ante sí un futuro muy prometedor. Pronto pasa a formar parte del Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos. Y la senadora demócrata que preside ese comité, Dianne Feinstein, le encomienda que trabaja en un informe sobre las prácticas de interrogación y detención de sospechosos de terrorismo por parte de la CIA, que se adoptaron tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Serán años de trabajo, en que un pequeño equipo de personas debe revisar millones de documentos que podrían evidenciar que los servicios secretos estadounidenses acudieron a la tortura para sonsacar a los prisioneros, conculcando su dignidad y derechos más elementales. La postura de la Agencia consiste en señalar que esos métodos de interrogación mejorada habrían logrado información sustancial sobre atentados, y salvado muchas vidas, pero las conclusiones de Jones no corroboran esta idea. Scott Z. Burns, director y guionista al que le gustan las historias basadas en hechos reales, que cuestionan la pragmática y cínica idea de que “el fin justifica los medios” –suyos son los libretos de Efectos secundarios, sobre la industria farmacéutica, y The Laundromat. Dinero sucio, sobre la crisis financiera y los paraísos fiscales–, se mueve como pez en el agua con esta historia que describe minuciosamente la investigación de Jones, y los obstáculos con los que se encuentra, en la CIA, en la Casa Blanca con las administraciones de Bush y Obama, e incluso con su valedora Feinstein, que trata de hacerle ver que a veces hay que llegar a fórmulas de compromiso. También se recuerda varias veces que Jones puede convertirse en un nuevo Edward Snowden, considerado por muchos como un traidor, y que está reclamado por la justicia estadounidense, por filtrar información sobre el programa de vigilancia casi universal que realizaba la CIA. La narración es casi de estilo documental, de hecho nada llegamos a saber de la vida privada de Jones, interpretado por Adam Driver, ni de los otros personajes, más secundarios, ya sea la senadora a la que da vida Annette Bening, los directores y agentes de la CIA, o de los detenidos sometidos a tortura. El desafío del film es lograr que este enfoque no resulte tedioso, y en gran parte lo logra, aunque sea inevitable enterrar al espectador con abundantes datos que pueden serle de difícil digestión. La idea es no dejar duda acerca de la inmoralidad de la tortura, que se muestra con imágenes ciertamente desagradables, incluidas las ya tristemente célebres de ahogamiento simulado. Y mostrar las dificultades para lograr que la verdad salga a la luz, aunque resulte vergonzante; sin dejar de preguntarse si no hay aspectos sobre los que resulta un enfoque más prudente hacer borrón y cuenta nueva. El film tiene la honradez de señalar cómo los obstáculos para reconocer y publicar los errores provienen del campo demócrata y republicano, y deja un resquicio de esperanza recordando que el informe final contó con el respaldo de Feinstein y el republicano John McCain.

6/10
Un amigo extraordinario

2019 | A Beautiful Day in the Neighborhood

Lloyd Vogel, casado y con un bebé, es un periodista prestigioso pero tremendamente amargado. Cree que Jerry, su padre, se portó muy mal con él en el pasado, y no sólo es incapaz de perdonarle, sino que parece que el resto del mundo debe pagar también esos “platos rotos”. Cuando la editora de la revista Esquire le encarga escribir un perfil para una serie de “Héroes contemporáneos” se revuelve, porque le asignan escribir sobre Fred Rogers. Se trata del popular presentador del programa infantil de la televisión pública “El Vecindario de Mister Rogers”, donde al estilo de “Barrio Sésamo” o “Los Lunnis” se explican a los niños conceptos como el amor, la muerte, la guerra o la ayuda al prójimo. La pareja de guionistas compuesta por Noah Harpster y Micah Fitzerman-Blue, también autores del libreto de Maléfica: Maestra del mal, se han inspirado en un artículo del periodista Tom Junod para ofrecer una mágica y optimista fábula a lo Frank Capra. Y la lleva a la pantalla Marielle Heller, quien vuelve a interesarse por el tema del perdón tras dirigir la también interesante ¿Podrás perdonarme algún día? Y consiguen una película inspiradora, muy humana y nada empalagosa, acerca de la condición humana falible, nadie es perfecto, y de lo fácilmente que nos enredamos ante las dificultades, en vez de superarlas por elevación. Algo a lo que ayuda, de modo extraordinario, algo corriente pero muy valioso, la amistad verdadera. La narración pivota sobre Lloyd y el viaje transformador que le toca realizar, donde la piedra de toque es el auténtico personaje de Fred Rogers, alguien que le desconcierta absolutamente. Porque aparece tan buena persona, brindándole además su amistad, que, piensa cínicamente, no puede ser real, en la televisión debe estar interpretando, y no mostrando de verdad quien es. Algo a lo que Rogers, como buen amigo que se esfuerza en ser, acaba dándole la vuelta, es precisamente Lloyd el que se ha construido una armadura para ocultar a los demás su fragilidad, la relación tóxica con su padre, que contamina todo lo que toca. La relación de Lloyd y Fred está muy bien perfilada, con buenas interpretaciones de Matthew Rhys, que logra humanizar a su personaje para no hacerse totalmente antipático, y de Tom Hanks, que es perfecto para dar vida a una buena persona, que con humildad admite que hace cosas mal, que también se harta y necesita desahogarse, que es de carne y hueso en suma; lo que no impide que se esfuerce en ser mejor cada día, y que se apoye en Dios y en su familia para conseguirlo. En la medida en que comparten cosas, ambos se van haciendo más amigos. La estructura del relato está conseguida, con los encuentros de Lloyd con Fred, y la interactuación entre ellos y los programas que rueda en el plató, donde hay mucho subtexto, como en el caso de la tienda de campaña que Fred no lograr armar solo, una enseñanza muy gráfica de que todos necesitamos ayuda. Resulta inteligente el uso de distintos formatos visuales –el grano y tamaño cuadrado de pantalla para lo que es programa televisivo–, las miniaturas del programa que invitan a ver las cosas con perspectiva, y alguna escena onírica en que Lloyd viene a ser un niño que necesita aprender las lecciones que imparte Rogers. Mientras que las relaciones familiares de Lloyd –con su esposa Andrea y el bebé, y con su padre Jerry– están bien engarzadas en el conjunto, configurando lo que está estropeado y habría que recomponer, y lo que es perfecto pero corre el riesgo de terminar yéndose al garete. Aquí Susan Kelechi Watson y Chris Cooper entregan dos valiosos personajes secundarios, fundamentales en la evolución de Lloyd.

8/10
Los archivos del Pentágono

2018 | The Post

Una película más dentro de la amplia tradición del cine periodístico estadounidense, en donde son puntas de lanza los clásicos Primera plana o Todos los hombres del presidente y filmes más recientes como Matar al mensajero o Spotlight. Tiene en común con la laureada película de Lumet sobre el “watergate” la época en que transcurre la acción, el hecho de que se trate de una historia real y el protagonismo del medio más emblemático cuando hablamos de investigación periodística, The Washington Post, aunque en Los archivos del Pentágono el quid de la cuestión no es tanto la indagación sobre una historia oculta, sino las dificultades, dudas y peligros de publicar información sensible. Está en juego la misma esencia del periodismo, la libertad de prensa frente a los abusos del sistema, valores que abandera con orgullo la constitución de Estados Unidos. Al principio de la década de los 70 The Washington Post está en serias complicaciones económicas. No le queda más remedio a su editora, Katherine Graham, que asumir su salida a bolsa y recibir inversiones que hagan evolucionar el Post de un periódico local y familiar a un gran medio global. En esta situación el director del diario, Ben Bradlee, sigue de cerca qué hace su competidor The New York Times. Cuando éste publica un artículo acerca de un informe gubernamental que cinco años atrás denunciaba la situación en la Guerra de Vietnam, cosa que fue acallada por el gobierno –con los presidentes Johnson y Nixon a la cabeza–, Bradlee perseguirá el hilo de una noticia que, intuye, podría conmocionar al país entero. El mérito del guión de Josh Singer –forjado en películas de línea similar, como El quinto poder o la citada Spotlight– es haber logrado una narración de enorme fluidez que se despliega como si se tratara de una película de intriga. Y eso cuando en realidad todo gira en torno a algo tan simple (y a veces tan difícil) como tomar una decisión. De atrapar al espectador se encarga la genialidad de Steven Spielberg, que sabe usar como nadie la banda sonora de John Williams para generar inquietud y que concibe algunas escenas con una impresionante maestría, al alcance de muy pocos, como la de la advertencia de la amenaza de desacato, la reunión final en casa de Graham (ese reloj, esa rotativa) o la conversación telefónica a varias bandas en casa de Bradlee, quizá el mejor momento de la película. Spielberg ofrece con su film un explícito homenaje al periodismo clásico, al mundo del papel impreso –primer eslabón en la cultura, se dice en el film–, de los reporteros y sus fuentes, pero le da tiempo a tocar otros temas interesantes: la ineludible responsabilidad moral en la información; la no injerencia de los propietarios en el trabajo periodístico; la incipiente y difícil llegada de las mujeres a puestos de alta dirección; e incluso el vínculo esencial que comparten todos los medios, aun cuando compitan como leones en las calles. Aunque se trata de una película bastante coral, con secundarios de renombre como Bruce Greenwood y Bradley Whitford, resulta simplemente perfecta Meryl Streep (Kay Graham) en su papel de mujer frágil y valiente cuya labor al frente del Post inspiraría a tantas mujeres para llegar a puestos directivos, mientras que Tom Hanks (Ben Bradlee) demuestra una vez más su camaleónica capacidad de convicción.

7/10
The Americans (6ª temporada)

2018 | The Americans | Serie TV

La última temporada acerca de la familia Jennings, donde los padres Elizabeth y Philip son espías del KGB afincados en Estados Unidos con la mejor de las tapaderas. Philip, siguiendo el consejo de su esposa, ha dejado su actividad clandestina y trabaja pacíficamente en la agencia de viajes. Su hijo Henry está en la universidad, donde destaca en el equipo de hockey sobre hielo, pero la hija mayor, Page, está siendo aleccionada por su madre como aprendiz de espía, también bajo la mirada atenta de Claudia, jefa de la célula rusa. La nueva misión de Elizabeth consiste en recabar información para hacer descarrilar la cumbre de desarme que se va a celebrar en Washington, los halcones del Kremlin no ven con buenos ojos los cambios y aires nuevos que trae consigo la era Gorbachov. De modo que agentes de la facción apaciguadora envían a Oleg de nuevo a Estados Unidos, con idea de que Philip recabe información para ellos de las tareas que realiza Elizabeth. La serie creada por Joseph Weisberg sigue gozando de la misma salud que las temporadas previas, en sus primeros compases. En el primer episodio se hace un inteligente uso de canciones como subtexto que habla de las dudas que acometen a unos u otros personajes, y a la sensación de sentirse como persona extraña en el lugar al que solemos llamar hogar. Las acciones inmorales que se realizan con tremenda frialdad podrían estar empezando a pasar factura, todos tenemos un límite, lo que refleja muy bien la pareja protagonista, unos Keri Russell y Matthew Rhys, que se han apropiado perfectamente de sus papeles. No estamos ante una serie frívola, verdaderamente existe complejidad psicológica en unos personajes rotos y anhelantes de felicidad. La compenetración de los Jennings con su vecino agente del FBI Stan Beeman, y su compañero Dennis Aderholt también permiten adivinar una subtrama en que, tal vez, acabe averiguando quién es esa familia con la que han compartido tantos momentos momentos de amistad y camaradería. Y resulta inteligente pensar en culminar todo con lo que precipitaría en la caída del muro, donde son necesarios los sacrificios, lo que encarna Oleg, el agente ruso interpretado por Costa Ronin.

7/10
Death and Nightingales

2018 | Death and Nightingales | Serie TV

Mowgli: La leyenda de la selva

2018 | Jungle Book: Origins

En algún lugar de la jungla, en La India, un matrimonio pierde a su bebé tras el ataque del tigre Shere Khan. El niño crece apadrinado por el oso Baloo y la pantera Bagheera, y los cuidados de Nisha, la loba, que le acepta como a uno de sus cachorros. Pero a medida que se va haciendo mayor, se hacen evidentes las diferencias con sus hermanos... Mientras, Shere Khan planea cazar al chaval. Warner empezó a preparar este proyecto antes que El libro de la selva, la versión en imagen real del clásico de Walt Disney, que triunfó en carteleras. Aunque mantuvieron en marcha el proyecto, encargándoselo (tras un baile de directores) al reconocido especialista en la técnica de captura de imagen Andy Serkis, la compañía al final no se atrevió a estrenar el film en salas, por lo que se lo vendió a Netflix para estreno directo en su plataforma de 'streaming'. Se distingue de su competidora por ser más fiel al libro original de Rudyard Kipling, por lo que el mundo humano tiene mucha mayor presencia. También parece dirigida a un público más adulto, pues muestra con más realismo la parte más dura de la vida en plena jungla, con animales que sufren heridas tras las peleas. De fotografía espectacular, y con convincente ambientación, quizás los efectos especiales sean de inferior calidad, y además no acaba de funcionar del todo que los animales tengan un rostro más humano, con gestos y expresiones que parecen chocantes. Mantiene el fondo del libro, que denunciaba la discriminación, y reflexionaba sobre el respeto a la naturaleza.

6/10
The Americans (5ª temporada)

2017 | The Americans | Serie TV

The Americans es una serie que madura y mejora con cada temporada, hay cuerda para desarrollar los dilemas que afronta el matrimonio de espías compuesto por Elizabeth y Philip Jennings, padres de dos hijos, que bajo la tapadera de una gencia de viajes, trabajan para la Unión Soviética en los Estados Unidos de Reagan. La adolescente hija mayor Paige está perpleja tras descubrir a qué se dedican sus padres, y ver cómo mataban a una persona; además, le toca disimular ante Matt, el chico que le gusta, e hijo del agente del FBI divorciado, vecino y amigo de los Jennings, Stan Beeman. Además, dentro de la guerra biológica que se apuntaba la anterior temporada, los Jennings deben obtener información sobre un proyecto asesorado por un ruso que huyó de su país, para dañar la agricultura soviética con plagas estimuladas adrede. Mientras, en Moscú, Oleg Burov, agente del KGB que antepuso su punto de vista moral a las directrices de los jefes, alertando una amenaza biológica, va a ser presionado por la CIA para que trabaje para ellos, algo que no agrada a Beeman, que desarrolló con él una suerte de amistad. Con los hilos mencionados, muy bien imbricados, Joseph Weisberg sigue aportando nuevas y apasionantes tramas en esta meritoria serie, que rememora la esquizofrenia propia de los espías de los años de la Guerra Fría –entre sus clásicas falsas identidades, Elizabeth y Philip simulan ser azafata y piloto de una aerolínea rusa–, mezclándola con sus relaciones familiares y personales. Que parte de la narración transcurra en Moscú, o en otros escenarios como la antigua Yugoslavia, contribuye positivamente a ampliar el tablero de la intriga. Y no faltan algunas sorpresas, con la recuperación de personajes que creíamos perdidos. Keri Russell y Matthew Rhys siguen en su salsa, se mueven a gusto con sus personajes, mientras que Holly Taylor ha tenido que crecer con su personaje, y lo hace muy bien.

7/10
The Americans (4ª temporada)

2016 | The Americans | Serie TV

La cuarta temporada de The Americans, una serie ambientada en los años más gélidos de la guerra fría, arranca con una posición de tablero de ajedrez harto complicada. El matrimonio de los Jennings, espías rusos que tienen una tapadera perfecta de típica famiia americana, no tienen muy claro cómo va a gestionar Paige, su hija adolescente, la noticia de la identidad de sus padres. Su madre Elizabeth trata de explicarle lo que hacen, y al fondo tiene la idea, menos sólida en su esposo Philip, de que ella seguirá sus pasos. Pero la jovencita, que frecuenta mucho una iglesia local, está sumida en un mar de dudas, se siente mal cuando en la escuela todos juran lealtad a la bandera americana. Por otro lado, Martha, secretaria en el FBI seducida por Philip tiempo atrás para que sea una fuente de información, va a tener que digerir la muerte por supuesto suicidio de un compañero, para que no la acusen a ella de espionaje. Además, el agente Stan Beeman está más que mosqueado cuando le llega la noticia de que han visto a su vecino Philip con su ex mujer, ve aquello como una especie de traición. Y Nina, que trabajaba en la embajada rusa, está tratando de sonsacar secretos a un ingeniero, como modo de redimirse ante las autoridades de su país. Sin duda que Joseph Weisberg ha logrado crear una serie apasionante sobre el juego de espías entre rusos y americanos, en que las misiones clandestinas conviven con las relaciones familiares y sentimentales, en un "totum revolutum" donde no es fácil conciliar tener la conciencia tranquila con actos de moralidad más que dudosa, coartadas como "por amor a mi país" no parecen bastar. El punto fuerte de la nueva temporada es saber si Paige va a pasar por el aro de aceptar la actividad de sus padres, un fuerte dilema moral en el que le han colocado sus padres, y que pone en peligro la vida de otras personas; los mismos padres, empezando por Philip, no pueden evitar recordar cómo se iniciaron como espías, lo que alimenta sus dudas sobre Paige. Por otra parte las armas biológicas forman parte de la labor de los espías, y ayudan a hacer avanzar la narración de forma efectiva. Los actores Keri Russell, Matthew Rhys, Noah Emmerich, Alison Wright y compañía se saben al dedillo sus personajes, y a tenor del primer episodio, Holly Taylor está creciendo también como actriz componiendo a Paige.

6/10
The Americans (3ª temporada)

2015 | The Americans | Serie TV

Intensa tercera temporada de las andanzas del matrimonio formado por Elizabeth y Phillip Jennings, agentes de la KGB en Estados Unidos. Ambos parecen tener un enfoque diferente en la cuestión de su hija adolescente Paige, a la que sus superiores quisieran empezar a preparar como espía, mientras ellos quieren que la dejen en paz, aunque no coinciden en el cómo. Por otro lado, y al poco de la muerte de Leonidas Breznev, continúan sus misiones para lograr información sensible, y ahora son requeridos para conseguir los nombres clave de los agentes de la CIA que están saboteando la invasión soviética en Afganistán. Además Nina, la amante del agente del FBI Stan Beeman, ha dado con sus huesos en una celda en Rusia, mientras él sufre presiones de los rusos, que saben de su pasión por ella. La serie creada por Joseph Weisberg permanece fiel a sus señas de identidad, subrayando la esquizofrenia de los protagonistas en los años de la Guerra Fría durante el mandato Reagan, no sólo por ocultar su verdadera profesión a los hijos, sino por las contradicciones que detectan en la causa a la que sirven, en el fondo Estados Unidos no les parece tan mal. Al estilo de las viejas películas de espías, la trama es dura a veces en violencia y sexo, y se apunta al nihilismo de quienes intuyen que sus principios son algo etéreos, y no respetan la dignidad de las personas. Ello se combina con momentos de intriga, peleas, y la sensación de que se estrecha el cerco, por parte del FBI, para destapar las actividades de Elizabeth y Phililip. Al buen hacer de los actores habituales –Keri Russell, Matthew Rhys...–, se suma esta temporada el veterano Frank Langella.

6/10
Una buena receta

2015 | Burnt

Tras perder el prestigio por culpa de su carácter y sus problemas personales, el chef Adam Jones (Bradley Cooper), pasado un tiempo, abre con su antiguo equipo un nuevo restaurante con el objetivo de alcanzar la perfección y conseguir las tres estrellas michelin.

Mayo de 1940

2015 | En mai, fais ce qu'il te plaît

II Guerra Mundial. En mayo de 1940 los alemanes comienzan la invasión de Francia. El pánico ante la llegada de los nazis obliga millones de personas a abandonar sus casas, sus cosechas, sus trabajos, para buscar refugio en el sur. Masas ingentes de personas, cargadas de enseres, viajan caminando por carreteras, senderos y caminos rurales. Entre ellas los habitantes de una pequeña población cercana a Arras, guiados por el alcalde. Con ellos viaja un chaval alemán, cuyo padre ha quedado atrás pues estaba preso en la cárcel. Tras Feliz Navidad y El caso Farewell, el cineasta francés Christian Carion vuelve a narrar una historia del pasado, dura y delicada a la vez, inspirada en hechos reales y que nos lleva de nuevo a territorio bélico, esta vez a los comienzos de la II Guerra Mundial. En Mayo de 1940, Carion sabe de lo que habla: su madre formó parte del éxodo que se narra en el film, y numerosas escenas que recoge el guión las escuchó el propio director de primera mano, tanto de labios su madre –que en el momento del estreno de esta película contaba 91 años– como de los de las gentes de aquella zona septentrional francesa, donde se crió Carion. Hay mucha sensibilidad en el relato de Carion, una especie de 'road movie' rural en ambiente hostil, en donde se pone una especial atención a la belleza de los parajes en medio de la tragedia, a la luminosidad de los campos –aquel mayo fue el más cálido que se recuerda en el norte de Francia–, lo cual da lugar, por contraste, a escenas tan poderosas como la de la llegada de los panzer sobre los campos de maíz o la del bombardeo de los stuckas en la carretera, rodada con pericia. Pero ese cariño lo pone también Carion en sus personajes, retratados con aristas, gentes a menudo rudas pero de corazones nobles: el alcalde interpretado por Olivier Gourmet; el padre alemán (August Diehl) angustiado por su hijo; el patriota escocés, con un formidable Matthew Rhys... Y destaca la importancia ascendente de la mujer del alcalde, Mado, interpretada por Mathilde Seigner, que fue protagonista de La chica de París, primer largometraje de Carion. La película –relatada por medio de acciones paralelas durante gran parte del metraje– tiene aire costumbrista (villas, campos, lomas, cosechas y pueblos van pasando), donde lo bélico cede terreno al humanismo, como un sentido homenaje a los lugareños que sufrieron aquellos sucesos y que debieron abandonar sus hogares. Pero hay además un cierto tono nostálgico de aquella época, durísima pero también convertida en una implacable escuela de vida y en un momento propicio para tomar decisiones. Y por supuesto, narra una tierna historia de amor paternofilial, con algún momento especialmente emocionante. La suave y delicada partitura de Ennio Morricone acentúa ese tono melancólico.

6/10
The Americans (2ª temporada)

2014 | The Americans | Serie TV

Elizabeth y Philip Jennings deben reunirse con otro matrimonio espía ruso en Estados Unidos, cara a cumplir una misión. Pero los encuentran acribillados a balazos, todo un shock para el hijo superviviente, lo que les obliga a cuestionarse en primera persona cómo puede afectar su actividad clandestina al futuro de sus hijos Paige y Henry. Precisamente la primera empieza a notar que sus padres guardan algún tipo de secreto, por lo que no deja de resultarle difícil de entender que le recriminen cierto espacio de privacidad, como el que le brinda una chica integrada en un grupo parroquial. La serie de espionaje creada por Joseph Weisberg y ambientada en los Estados Unidos de Ronald Reagan crece en complejidad en la segunda temporada, porque los Jennings empiezan a ser cada vez más conscientes de que su familia tapadera se parece mucho a una familia auténtica, por lo que infidelidades por amor a la patria rusa, o poner en riesgo la propia vida empieza a ser un problema. Por otro lado se sigue desplegando el personaje del agente del FBI Stan Beeman, vecino de los Jennings que ignora que tiene al enemigo tan cerca de casa. Acostándose con la funcionaria de la embajada rusa Nina obtiene alguna información, aunque el juego del contraespionaje puede jugarle una mala pasada. También podría tener problenas Philip con su falso matrimonio con la funcionaria gubernamental estadounidense Martha Hanson. Con un gran reparto encabezado por Keri Russell, Matthew Rhys y Noah Emmerich, y tramas elaboradas, el gran mérito es combinar las misiones del matrimonio protagonista y el cerco que podría estrecharse sobre ellos, con los dramas personales de los personajes. No se trata de pura acción e intriga, sino de una inteligente mirada a las últimas bocanadas del trabajo de inteligencia hacia el final de la guerra fría.

7/10
La muerte llega a Pemberley

2014 | Death Comes to Pemberley | Serie TV

Adaptación de la novela homónima de la autora de libros de misterio P.D. James, que homenajea a una de sus escritoras favoritas, Jane Austen, imaginando una suerte de secuela de una de sus obras más populares, “Orgullo y prejuicio”, con una trama al más puro estilo Agatha Christie. Elizabeth y Percy están felizmente casados, corre el año 1803 y su mansión de Pemberley se dispone a acoger un baile. Pero un inesperado crimen sucede la víspera, cuando Lydia, hermana de Elizabeth, acudía al evento con su marido Wickham, a pesar de no estar invitados. Una noche oscura, una discusión entre Wickham y el capitán Denny, un golpe con un objeto contundente cuando el segundo bajó del carruaje, disparos, confusión... Todo apunta a la culpabilidad de Wickham, y así parece creerlo Sir Selwyn Hardcastle, que como juez dirige concienzudamente las pesquisas del caso. La madeja se complica con la presencia de una misteriosa mujer, que las criadas aseguran que es el fantasma de una mujer que se suicidó años atrás, y con dos hombres que pretenden casarse con Georgiana, la hermana de Darcy. La miniserie atrapa el espíritu de la obra de James, que a su vez se hace con los rasgos de carácter imaginados perfectamente por Austen. De modo que a las cuitas amorosas, la sagacidad, la frivolidad o la reserva de unos y otros, se suma un misterioso asesinato, que cuadra en el mundo austeneano, y que sirve para apuntar a la idea de que las personas mejoran pero no cambian. Daniel Percival ofrece una correcta realización, y a los actores se les ve a gusto componiendo a los queridos Elizabeth (Anna Maxwell Martin), Darcy (Matthew Rhys), Wickham (Matthew Goode), Lydia (Jenna Coleman) y Georgiana (Eleanor Tomlinson), mientras que Trevor Eve concede toda su prestancia al juez que resulta más justo de lo que se podía adivinar.

7/10
The Americans

2013 | The Americans | Serie TV

Dos agentes soviéticos, con los supuestos nombres de Elisabeth y Philippe, simulan ser marido y mujer fabricándose la tapadera perfecta -hijos genuinamente americanos, trabajos normales...- para realizar misiones encubiertas del KGB en Estados Unidos. Pero un día, cuando ya son plenamente operativos, en los años de la presidencia de Ronald Reagan, se instalan enfrente vecinos nuevos: una familia con la particularidad de que el padre, Stan, es agente de contraespionaje del FBI. El guionista de series televisivas Joseph Weisberg se estrena como creador de una de espías que tiene un sugestivo punto de partida y utiliza bien el telón de fondo histórico de la guerra fría. El episodio piloto, dirigido por Gavin O'Connor (Tumbleweeds, El milagro), está rodado con oficio, y sirve para sentar las bases del juego de sospechas entre vecinos, a la vez que una serie de flash-backs ayudan a entregar, dosificada, la información sobre el pasado de este “matrimonio perfecto”: de modo que vemos cómo la asociación “profesional” no puede evitar que hayan surgido afectos, lógicos por la vida en común y la familia que han formado, lo que choca con el continuo fingimiento, que se ha convertido en un estilo de vida. Se apuntan ya conflictos como el de los hijos hechos a la vida en Estados Unidos, y que nunca podrían entender el “oficio” de sus progenitores, o las dudas entre la lealtad a la URSS o entregarse en los brazos del “american way of life”. Quizá algunas situaciones están forzadas -el secuestrado en el coche-, y las peleas resultan confusas y violentas, pero la serie apunta maneras equilibrando suspense y drama, y los actores -Keri Russell, Matthew Rhys, Noah Emmerich- están bien.

6/10
Cinco hermanos (4ª temporada)

2009 | Brothers & Sisters (4ª Season) | Serie TV

Kitty oculta un secreto terrible que podría conmocionar a la familia Walker. Nora y Holly preparan juntas la fiesta de compromiso de Justin y Rebecca. Por su parte, Tommy se ha ido de viaje a México. Nuevas peripecias del clan formado por los hermanos Walker, sus parejas y amigos.

5/10
En el límite del amor

2008 | The Edge of Love

Drama basado en una historia real. Decidida a llevar al cine la relación de sus abuelos, Vera Phillips y William Killick con el célebre poeta galés Dylan Thomas, la productora Rebekah Gilbertson promovió esta cinta, que ha sido dirigida por John Maybury. Este cineasta londinense ya tenía experiencia en biografías de personalidades de la cultura, pues fue el responsable de El amor es el demonio, sobre el pintor Francis Bacon. En el límite del amor está escrita por la actriz y dramaturga Sharman Macdonald, a la sazón madre de la actriz Keira Knightley, que acabó siendo la protagonista femenina. Hasta ahora, ambas sólo habían coincidido en el corto Deflation, donde Keira era actriz y Macdonald editora y ayudante del director. La acción tiene lugar durante los bombardeos a los que fue sometida la capital británica durante la II Guerra Mundial. La tal Vera Phillips –que se gana la vida como cantante– se reencuentra con Dylan Thomas, con quien había mantenido una fugaz relación cuando era adolescente. Ambos vuelven a sentirse atraídos a pesar de que él ya está emparejado con Caitlin, que se hará muy amiga de Vera. Un admirador de Vera, el militar William Killick, le propone que se case con él. Ella acepta, pero pronto se separan porque él se tiene que ir al frente. Durante su ausencia, aprovecha su dinero para mantener al poeta y a Caitlin. Además de que la reconstrucción histórica está muy cuidada, se ha escogido muy bien al reparto, pues la citada Keira Knightley está acompañada por los eficaces Sienna Miller y Matthew Rhys. Resuelve especialmente bien un papel muy difícil el actor Cillian Murphy (El viento que agita la cebada, Batman Begins), marido del personaje de Knightley. No sale bien parado el poeta Dylan Thomas, genial escritor, ingenioso, atractivo y magnético, pero frívolo, irresponsable, cínico y rencoroso. Se contrapone su estilo de vida bohemio con el de su antítesis, el militar Killick. A pesar del dramatismo de la historia y de su realismo descarnado, subyace un tono esperanzador y positivo en su tratamiento de las relaciones familiares. 

6/10
Cinco hermanos (2ª temporada)

2007 | Brothers & Sisters (2ª Season) | Serie TV

Los Walker se enfrentan al destino incierto de Justin, que ha sido destinado a Irak. Se trata de una dura prueba para una familia, que debe continuar con su día a día. La matriarca Nora comienza esta temporada con la incertidumbre inherente al hecho de tener a un hijo –Justin– luchando en la conflictiva guerra de Irak. Por si fuera poco, decide incorporar a su familia a Rebecca, hija de su marido pero no de ella. Pero a pesar de la preocupación y las dudas, la familia sigue con sus vidas adelante. Sarah lucha por adaptarse a su nueva realidad de madre separada. Por su parte, Kitty sigue adelante con sus planes de boda con el senador McCallister.

4/10
Aprendiz de caballero

2007 | Virgin Territory

Siglo XIV. Lorenzo de Lamberti, un joven pícaro perseguido por Gerbino de la Ratta, un noble al que ha agraviado, finge ser sordomudo para que le acojan las monjas de un convento. Allí, ejerce como jardinero, al tiempo que encandila a las religiosas más jóvenes. También se oculta en el mismo lugar Pampinea Anastagi, una rica heredera cuyos padres murieron como consecuencia de la peste negra que asoló Florencia. Pampinea también ha huido de De la Ratta, que ha confiscado todos sus bienes para cobrarse la deuda que contrajo con el padre de la muchacha, y que pretende casarse con ella. David Leland (Amores en tiempos de guerra) dirige y escribe esta fallida comedia, inspirada libremente en las historias que componen ‘El Decameron’ de Giovanni Bocaccio, que en su momento fue adaptado nada menos que por Pier Paolo Passolini. Por desgracia, el tal Leland no tiene ni de lejos el talento del cineasta italiano, ni su sentido del humor, por lo que la comparación sería bastante odiosa. Se limita al humor soez, a las secuencias irreverentes y a situaciones absurdas muy subidas de tono, como en las peores películas españolas de la transición, o las comedietas eróticas italianas de los 70. Los diálogos son torpes, muchas veces se nota que son una excusa para el exhibicionismo de las actrices. Poco puede hacer el reparto para dotar de credibilidad a sus acartonados personajes, pero se salva parcialmente Tim Roth, que tiene una gran habilidad para componer a malvados, como demostró en Rob Roy. La pasión de un rebelde.

2/10
Amor y otros desastres

2006 | Love and Other Disasters

El mediocre cineasta británico Alek Keshishian (En la cama con Madonna) se inspira en las comedias románticas de éxito rodadas últimamente en su país, como Love Actually y El diario de Bridget Jones, que retratan a personajes típicamente londinenses, en busca de la pareja ideal. También ha tomado como modelo el clásico Desayuno con diamantes, y más concretamente la novela original de Truman Capote, en la que Holly Golightly, la protagonista, mantenía una gran amistad con un homosexual, que en la película no lo era. De esta forma, el film narra la relación entre Emily Jackson, más conocida como Jacks, estadounidense que ejerce como reportera en la edición británica de la revista Vogue, y Peter, su compañero de piso gay. Jacks intenta emparejar a Peter con Paolo, un argentino que parece el prototipo de gay, pero que en realidad está enamorado de ella y parece su media naranja. El film se queda muy lejos de los modelos originales, por culpa de su ligereza, y por sus detalles groseros y se asemeja más bien a un episodio poco inspirado de Sexo en Nueva York. Se salva ligeramente de convertirse en el desastre que predice su título por algunos diálogos ingeniosos de corte clásico, y por la resultona interpretación de la siempre eficaz Brittany Murphy. Orlando Bloom y Gwyneth Paltrow aparecen brevemente en una secuencia final que tiene cierta gracia.

4/10
Cinco hermanos

2006 | Brothers & Sisters | Serie TV

Cinco hermanos, muy distintos, viven vidas muy distintas. Pero siguen siendo hermanos que se quieren y por eso los Walkers son una familia tan interesante. Están llenos de vivencias distintas, experimentan frustraciones, enfados, y tiranteces extremas, pero nunca se quiebra la armonía familiar. Primera temporada de una serie con clase, de guión muy cuidado, reflexivo y realista, que cuenta además con un gran punto a su favor: un reparto fantástico.

5/10
El mundo perdido (2001)

2001 | The Lost World

Adaptación de una famosa novela de Arthur Conan Doyle, que ya ha sido llevada a la pantalla con antelación. Cuenta las aventuras de los profesores Challenger y Summerlee, quienes van en busca de un mundo oculto a la civilización, en donde todavía sobreviven dinosaurios y hombres prehistóricos. El aliciente de este telefilm es su cuidada producción –pese a que ofrece algunos efectos especiales bastante caseros– y la presencia de un buen elenco de actores, con los veteranos Bob Hoskins y James Fox a la cabeza.

5/10
Tabloid

2001 | Tabloid

Darren es el presentador del programa más representativo de la telebasura británica, no en balde se llama "Tabloid TV". Allí trae a famosetes, y sus peores trapos sucios salen a la luz, les guste o no. Y aunque los invitados no estén encantados con ello, el caso es que necesitados de la fama, y sabedores de la audiencia del show, allá van de cabeza. Un día Darren conoce a un tipo siniestro, Vince, que le lleva a una auténtica bacanal sexual. Es la oportunidad de que Darren empiece a probar su propia medicina.   Mordaz sátira a la degradación televisiva, aunque como suele ocurrir en este tipo de filmes, incurre en parte en los defectos que critica. Matthew Rhys es el infame presentador, y John Hurt el personaje que le va a complicar la vida.

3/10
Titus

1999 | Titus

William Shakespeare es sin duda uno de los autores más adaptados a la gran pantalla. Sus obras son famosas en el mundo entero gracias a su objetiva y certerísima disección de las pasiones humanas. Pero entre ellas hay también algunas historias que no han adquirido el peso de sus hermanas mayores, y tal es el caso de Tito Andrónico, un drama donde la violencia y la venganza son las protagonistas. El mejor general romano, Titus Andronicus, regresa victorioso de la guerra contra los bárbaros. Con él trae prisionera a la reina de los godos, Tamora, a tres de sus hijos y al moro Aarón. Para seguir con el ritual de la victoria, Titus lleva a cabo el sacrificio de uno de los hijos de Tamora, pese a las súplicas de ésta. Pero cuando el caprichoso Saturninus es nombrado nuevo emperador del imperio y concede la libertad a la reina cautiva, ésta pergeñará una atroz venganza contra el prestigioso general. Que la película no está al alcance de todos los paladares lo explica el hecho de que se estrenara en nuestro país con cinco años de retraso. La directora Julie Taymor, más tarde encumbrada gracias a Frida, despliega un espectáculo visualmente impactante, entre barroco y kitsch, y excesivo también en la explicitud de la violencia y del hedonismo que domina el imperio. La puesta en escena es enormemente audaz al mezclar pasado y presente dando lugar a arriesgados anacronismos narrativos (el niño del inicio, los automóviles, la estética nazi, los discursos con micrófono, guerreros tipo Mad Max…). La sorpresa de esas imágenes y cierto tono teatral dota a la historia de un aire irreal y fantasioso, aunque lleno de vigor, donde el aspecto formal acaba por llevarse el gato al agua. Y la bella Jessica Lange y el sufriente Anthony Hopkins mantienen un duelo tan brillante como sobrecogedor.

6/10
Corazón

1999 | Heart

El matrimonio de Gary y Tess está a punto de irse a la porra: los celos torturan a Gary, hasta el punto de que sufre un ataque al corazón, que obliga a un trasplante. De pronto, con el nuevo corazón, cambia el modo de ser del protagonista. Curioso film, que especula sobre los secretos del amor.

4/10
House of America

1997 | House of America

Boyo vive en el sur de Gales con sus hermanos Sid y Gwenny, y su anciana madre Marlene. Y les acucian graves problemas económicos, pues el padre les abandonó cuando Boyo tenía cuatro años, para partir rumbo a América. Los tres hermanos deciden seguir sus pasos y emigrar, pero chocan con la oposición materna y de todo su entorno. Secretos familiares en esta dramática producción británica sobre la emigración, que cuenta con Steven MacKintosh, a quien vimos en Underworld: Evolution.

3/10
The Americans (6ª temporada)

2018 | The Americans | Serie TV

La última temporada acerca de la familia Jennings, donde los padres Elizabeth y Philip son espías del KGB afincados en Estados Unidos con la mejor de las tapaderas. Philip, siguiendo el consejo de su esposa, ha dejado su actividad clandestina y trabaja pacíficamente en la agencia de viajes. Su hijo Henry está en la universidad, donde destaca en el equipo de hockey sobre hielo, pero la hija mayor, Page, está siendo aleccionada por su madre como aprendiz de espía, también bajo la mirada atenta de Claudia, jefa de la célula rusa. La nueva misión de Elizabeth consiste en recabar información para hacer descarrilar la cumbre de desarme que se va a celebrar en Washington, los halcones del Kremlin no ven con buenos ojos los cambios y aires nuevos que trae consigo la era Gorbachov. De modo que agentes de la facción apaciguadora envían a Oleg de nuevo a Estados Unidos, con idea de que Philip recabe información para ellos de las tareas que realiza Elizabeth. La serie creada por Joseph Weisberg sigue gozando de la misma salud que las temporadas previas, en sus primeros compases. En el primer episodio se hace un inteligente uso de canciones como subtexto que habla de las dudas que acometen a unos u otros personajes, y a la sensación de sentirse como persona extraña en el lugar al que solemos llamar hogar. Las acciones inmorales que se realizan con tremenda frialdad podrían estar empezando a pasar factura, todos tenemos un límite, lo que refleja muy bien la pareja protagonista, unos Keri Russell y Matthew Rhys, que se han apropiado perfectamente de sus papeles. No estamos ante una serie frívola, verdaderamente existe complejidad psicológica en unos personajes rotos y anhelantes de felicidad. La compenetración de los Jennings con su vecino agente del FBI Stan Beeman, y su compañero Dennis Aderholt también permiten adivinar una subtrama en que, tal vez, acabe averiguando quién es esa familia con la que han compartido tantos momentos momentos de amistad y camaradería. Y resulta inteligente pensar en culminar todo con lo que precipitaría en la caída del muro, donde son necesarios los sacrificios, lo que encarna Oleg, el agente ruso interpretado por Costa Ronin.

7/10
The Americans (5ª temporada)

2017 | The Americans | Serie TV

The Americans es una serie que madura y mejora con cada temporada, hay cuerda para desarrollar los dilemas que afronta el matrimonio de espías compuesto por Elizabeth y Philip Jennings, padres de dos hijos, que bajo la tapadera de una gencia de viajes, trabajan para la Unión Soviética en los Estados Unidos de Reagan. La adolescente hija mayor Paige está perpleja tras descubrir a qué se dedican sus padres, y ver cómo mataban a una persona; además, le toca disimular ante Matt, el chico que le gusta, e hijo del agente del FBI divorciado, vecino y amigo de los Jennings, Stan Beeman. Además, dentro de la guerra biológica que se apuntaba la anterior temporada, los Jennings deben obtener información sobre un proyecto asesorado por un ruso que huyó de su país, para dañar la agricultura soviética con plagas estimuladas adrede. Mientras, en Moscú, Oleg Burov, agente del KGB que antepuso su punto de vista moral a las directrices de los jefes, alertando una amenaza biológica, va a ser presionado por la CIA para que trabaje para ellos, algo que no agrada a Beeman, que desarrolló con él una suerte de amistad. Con los hilos mencionados, muy bien imbricados, Joseph Weisberg sigue aportando nuevas y apasionantes tramas en esta meritoria serie, que rememora la esquizofrenia propia de los espías de los años de la Guerra Fría –entre sus clásicas falsas identidades, Elizabeth y Philip simulan ser azafata y piloto de una aerolínea rusa–, mezclándola con sus relaciones familiares y personales. Que parte de la narración transcurra en Moscú, o en otros escenarios como la antigua Yugoslavia, contribuye positivamente a ampliar el tablero de la intriga. Y no faltan algunas sorpresas, con la recuperación de personajes que creíamos perdidos. Keri Russell y Matthew Rhys siguen en su salsa, se mueven a gusto con sus personajes, mientras que Holly Taylor ha tenido que crecer con su personaje, y lo hace muy bien.

7/10
The Americans (4ª temporada)

2016 | The Americans | Serie TV

La cuarta temporada de The Americans, una serie ambientada en los años más gélidos de la guerra fría, arranca con una posición de tablero de ajedrez harto complicada. El matrimonio de los Jennings, espías rusos que tienen una tapadera perfecta de típica famiia americana, no tienen muy claro cómo va a gestionar Paige, su hija adolescente, la noticia de la identidad de sus padres. Su madre Elizabeth trata de explicarle lo que hacen, y al fondo tiene la idea, menos sólida en su esposo Philip, de que ella seguirá sus pasos. Pero la jovencita, que frecuenta mucho una iglesia local, está sumida en un mar de dudas, se siente mal cuando en la escuela todos juran lealtad a la bandera americana. Por otro lado, Martha, secretaria en el FBI seducida por Philip tiempo atrás para que sea una fuente de información, va a tener que digerir la muerte por supuesto suicidio de un compañero, para que no la acusen a ella de espionaje. Además, el agente Stan Beeman está más que mosqueado cuando le llega la noticia de que han visto a su vecino Philip con su ex mujer, ve aquello como una especie de traición. Y Nina, que trabajaba en la embajada rusa, está tratando de sonsacar secretos a un ingeniero, como modo de redimirse ante las autoridades de su país. Sin duda que Joseph Weisberg ha logrado crear una serie apasionante sobre el juego de espías entre rusos y americanos, en que las misiones clandestinas conviven con las relaciones familiares y sentimentales, en un "totum revolutum" donde no es fácil conciliar tener la conciencia tranquila con actos de moralidad más que dudosa, coartadas como "por amor a mi país" no parecen bastar. El punto fuerte de la nueva temporada es saber si Paige va a pasar por el aro de aceptar la actividad de sus padres, un fuerte dilema moral en el que le han colocado sus padres, y que pone en peligro la vida de otras personas; los mismos padres, empezando por Philip, no pueden evitar recordar cómo se iniciaron como espías, lo que alimenta sus dudas sobre Paige. Por otra parte las armas biológicas forman parte de la labor de los espías, y ayudan a hacer avanzar la narración de forma efectiva. Los actores Keri Russell, Matthew Rhys, Noah Emmerich, Alison Wright y compañía se saben al dedillo sus personajes, y a tenor del primer episodio, Holly Taylor está creciendo también como actriz componiendo a Paige.

6/10

Últimos tráilers y vídeos