IMG-LOGO

Biografía

Michèle Moretti

Michèle Moretti

Michèle Moretti

Filmografía
Las buenas intenciones

2018 | Les bonnes intentions

Isabelle vive en París, está casada y tiene dos hijos adolescentes. Es una persona generosa, que dedica todo su tiempo al voluntariado, a las personas necesitadas, pero ha llegado a un punto en que esa obsesión por los más excluidos de la sociedad le ha hecho perder el favor de los suyos, de su familia, a los que descuida de modo llamativo. Así las cosas decidirá llevar a cabo un nuevo propósito: que los miembros de su clase de alfabetización se saquen el carnet de conducir. El francés Gilles Legrand (Malabar Princess) dirige esta comedia que goza de buen andamiaje y sin embargo no acaba de completar un buen acabado. Por hacer un juego de palabras, aquí hay muy buenas intenciones, pero los hechos son otra cosa. En efecto, la historia sobre el papel podría funcionar a las mil maravillas, con la tragicómica protagonista desbordada en su insistencia por sentirse útil hacia los desfavorecidos y un grupo de familiares alrededor que sufre las consecuencias. Asimismo hay secuencias enteras que tendrían que haber sido mucho más contundentes en su concepción cómica, como la llegada de la familia al piso inundado de extraños o las distintas situaciones en la autoescuela. El film se ve con una media sonrisa y hay gags graciosos que funcionan sin duda, pero el conjunto se hace largo y no es redondo. Lo mejor de Las buenas intenciones es su mirada descomplicada hacia la diferencia, a la que se llega desde el absurdo y que supone una clara crítica hacia lo políticamente correcto (véase el familiar protocolo solidario en la cena navideña, un verdadero horror). En primer lugar, dice la película, los tópicos lo son muchas veces porque son verdad, y, en segundo lugar, si se quiere mejorar la sociedad más vale comenzar por la gente más cercana, por escuchar a los seres queridos, por comprenderles, por compartir con nuestros allegados la vida que vivimos. Es el primer peldaño en el orden social si no queremos empezar la casa por el tejado. Aunque algo de eso ocurre también aquí, pues están desdibujados algunos personajes de importancia, como la abuela y su influencia en la protagonista, o la situación con su madre o con su hermano, capaces de aguantar hasta el extremo las excentricidades de Isabelle, encarnada con mucho oficio y activismo por Agnès Jaoui (Háblame de la lluvia), pese a que sus motivaciones no acaben de calar tanto en el espectador.

4/10
En un patio de París

2014 | Dans la cour

Antoine es un músico que entra en una fuerte depresión. Conseguirá un trabajo de portero en una casa de pisos de París. Ahí, con su aire taciturno y una tristeza que intenta paliar con alcohol y droga, irá interactuando poco a poco con los vecinos, especialmente con la señora Mathilde. Ésta, con incipientes ataques depresivos, encuentra en el nuevo portero, un tipo de buen corazón, la compañía que anhela. El director de comedias ligeras pero estimables, Pierre Salvadori (Un engaño de lujo, Una dulce mentira) se decide esta vez por una película que no es precisamente la alegría de la huerta. En compañía de David Léotard elabora una historia no muy original en su planteamiento: la vida en una casa de pisos al estilo 13 Rue del Percebe, con una colección de vecinos excéntricos cuyo aporte a la trama tampoco es un dechado de imaginación. La puesta en escena, casi teatral, incluye una atmósfera tristona y poco atractiva: un aire pesaroso que es dubitativo al principio pero que acaba por dominar el film. Aunque hay también gags humorísticos (toda la narración está narrada más o menos en clave de comedia), casi siempre están asentados en situaciones dramáticas. Y es que a la postre no hay más que una serie de vidas grises, sin sentido, que sugieren más bien el “reírse por no llorar”. El reparto cumple, encabezado por unos depresivos Gustave de Kervern y Catherine Deneuve.

4/10
Cambio de rumbo

2014 | Changement de cap

Alexandre Legrand se reitra del ejército a los 48 años, tras servir en la guerra de Afganistán. Pero su regreso no va tan bien como esperaba, pues su esposa, Rosina, y su hijo, Héctor, han organizado su vida sin él durante mucho tiempo. Tras la ausencia prolongada del profesor de historia del chico, se postula para sustituirle. Amable telefilm francés sobre la incorporación a la sociedad civil de un militar. Quizás le sobran elementos sentimentales demasiado forzados, pero tiene cierto interés. Sobre todo por el trabajo de los intérpretes.

4/10
De Nicolas a Sarkozy

2011 | La conquête

Francia se suma al carro de películas como las británicas La reina y El discurso del rey y la italiana Il Divo, en torno a mandatarios de la historia reciente. Esta producción gala tiene como protagonista a Nicolas Sarkozy, presidente de la República Francesa. Seguidores y detractores de este carismático político estarán de acuerdo en que se trata de una figura muy cinematográfica. De Nicolas a Sarkozy recrea su ascensión al Palacio del Elíseo, desde que su antecesor, Jacques Chirac, le nombró ministro del Interior, después fue el titular de Economía y Finanzas, líder de su partido –el UPM–, al tiempo que trataba de desbancar a Dominique de Villepin, su gran rival por el máximo cargo de representación del estado. El film se centra especialmente en su deteriorada relación con su esposa, Cecilia Ciganer, de la que acabó divorciándose. El especialista en producciones televisivas Xavier Durringer, autor de algún largometraje poco conocido, como J'irai au paradis car l'enfer est ici, logra sortear la caricatura fácil del personaje, y lo presenta como un hombre muy activo, pero también ambicioso, hasta el punto de que se preocupa por su esposa únicamente por la repercusión pública que pueda tener que le acompañe o no a votar. También ofrece la impresión de que anda bastante interesado en todo momento por llegar a lo más alto, pero no tanto por los problemas de los ciudadanos. Quizás se echa de menos que De Nicolas a Sarkozy profundice en algún asunto, como su papel en Interior cuando se produjeron importantes disturbios en Francia durante 2005, y que se explique mejor su meteórica subida de popularidad entre el electorado. En cualquier caso, es un film digno, con trabajadas interpretaciones. Denis Podalydès, como el protagonista, no pasa de correcto, y le superan con creces los trabajos de Bernard Le Coq (Caché), como Chirac, Florence Pernel (Azul), en el rol de Cecilia Sarkozy, y Samuel Labarthe (Cena de Navidad), que tiene un gran parecido físico con Dominique de Villepin.

5/10
Declaración de guerra

2011 | La guerre est déclarée

Juliette conoce a Roméo. El amor surge a primera vista. Comienzan a convivir. Se aman de verdad. Con el tiempo llega un hijo, Adam. Los días son felices, aunque duros para unos padres primerizos. Pero hay algo más: con el tiempo el niño se comporta de modo raro, llora demasiado, vomita de repente, es incapaz de caminar... Tras unas pruebas médicas, les es revelada una tremenda noticia: Adam tiene un tumor en el cerebro. Segundo largometraje de Valérie Donzelli, tras La reine des pommes. Como en su primera película, además de ponerse tras la cámara, Donzelli escribe y también protagoniza la historia, y cuenta igualmente como compañero de reparto con Jérémie Elkaïm, coautor de guión y con quien la propia Donzelli tiene un hijo en la vida real. Quizá porque hablan de sus propias vidas, ambos componen el matrimonio sufriente de la historia, con inusitada naturalidad y convicción. Sin embargo, en el fondo las actuaciones aquí resultan secundarias, porque el absoluto peso de la película lo lleva la terrible trama. Es demasiado doloroso contar durante dos horas los sufrimientos continuos y las zozobras angustiosas de un matrimonio que experimenta el horror de la enfermedad grave de un hijo de dieciocho meses. Y eso es lo que aquí hay, ni más ni menos. Sinceramente, el atractivo es nulo. Declaración de Guerra es inmisericorde también a la hora de contar los sucesos. Nada es impostado, sino casi terriblemente ordinario (y de ahí su fuerza): pruebas médicas, hospitales, visitas, operación, rutinas diarias, compasión ajena... Y sobrellevar este tipo de vida es una durísima prueba también para el amor. En fin, que se comprende que debido a la naturaleza del argumento es difícil enganchar emotivamente con este film. Y eso que Donzelli narra sin excesos truculentos, con optimismo e incluso rompiendo los moldes con algunos momentos de música y canciones, o usando la narración en tercera persona, al modo que a veces hacía con maestría François Truffaut, como si se tratara de un cuento o una fábula.

5/10
Los nombres del amor

2011 | Le nom des gens

Segundo trabajo del realizador francés Michel Leclerc, autor también de la desconocida J'invente rien, con la que tiene en común su pertenencia al género cómico. Los nombres del amor obtuvo dos premios César, al guión original y a la mejor actriz (Sara Forestier). Arthur Martin, solterón gris que trabaja para el gobierno en control de epidemias animales, acude a un programa radiofónico para advertir de los riesgos de la gripe aviar, pero Baya Benmahmoud, joven y exaltada activista de izquierdas, irrumpe en el estudio para acusarle de ocultar información. Martin volverá a encontrarse casualmente en el colegio electoral con Baya, por la que empezará a sentirse atraído a pesar de que resulta ser una mujer muy particular, que se acuesta con políticos de derechas para tratar de reconvertirles al izquierdismo. Los nombres del amor es la enésima repetición del esquema de La fiera de mi niña (hombre ordenado pero aburrido conoce a loca que le trae multitud de quebraderos de cabeza pero también le enseñará a disfrutar de la vida), tiene un tono que pretende imitar al Woody Allen de Annie Hall, con sus chistes sobre judíos incluidos. El arranque de Los nombres del amor promete por sus críticas a la corrección política y al cinismo de muchos que se llaman a sí mismo solidarios. Pronto se diluye al recurrir en exceso al humor chabacano y naif, por su excesivo localismo, y por algunas secuencias que le restan toda la credibilidad, como aquélla en la que a la protagonista se le olvida ponerse la ropa para salir a la calle. Dejando de lado el abusivo exhibicionismo que de ella se realiza en la cinta, es cierto que la actriz principal, Sara Forestier, se merece el máximo galardón del cine francés por su desparpajo, mientras que su compañero en la pantalla, Jacques Gamblin, resulta un tanto acartonado. Se salvan también algunos gags y diálogos con gracia.

4/10
La marca del ángel

2008 | L'empreinte de l'ange

Segundo largometraje del prestigioso director de teatro francés Safy Nebbou, tras El cuello de la jirafa. Posteriormente, Nebbou ha dirigido L'autre Dumas, con Gérard Depardieu. Él mismo coescribe el guión, que se inspira libremente en una inverosímil historia real. Elisa, una mujer que trata de superar su reciente divorcio, acude a recoger a su hijo a una fiesta de cumpleaños. De repente, Elisa se queda absolutamente sorprendida al ver a una de las niñas que juegan por la casa. Está convencida de que se trata de su hija, que murió poco después de nacer, en un incendio en el hospital. Nadie de su entorno cree que pueda ser la niña, por lo que sus padres y su ex marido piensan que rememora la tragedia de su hija por culpa de la presión a la que ha estado sometida por la ruptura de su matrimonio. Nebbou logra captar la atención del respetable y le saca tajada a sus dos protagonistas, Catherine Frot (La cena de los idiotas) y Sandrine Bonnaire, que destacó especialmente con Claude Chabrol, en La ceremonia y En el corazón de la mentira. La presencia de esta última no parece casual, pues el film recoge la tradición del mejor thriller francés, un poco al estilo de los que rodaba el propio Chabrol, en los que se desarrolla la historia sin efectismos, con una gran sensación de cotidianeidad, a diferencia de las cintas americanas, más 'cinematográficas'. La cinta tiene como trasfondo las amargas consecuencias de la desestructuración familiar. 

6/10
Mi hijo

2006 | Mon fils à moi

Todo es obvio en este film francés que recibió la Concha de Oro en San Sebastián (ex-aequo con Niwemang, y el premio a la mejor actriz (Nathalie Baye). Ya el plano de arranque, con policía y ambulancia, nos anticipa un final trágico. También lo hace el rostro de Olivier Gourmet, un actor que habitualmente encarna a personajes depresivos, algo calzonazos e incapaces de tomar alguna iniciativa a la hora de actuar. Es el caso en este film, sobre una familia compuesta por el matrimonio, una hija que está en la universidad, y Julien, un chaval de doce años. La madre, ama de casa, tiene una actitud posesiva con respecto al chico que alcanza grados increíbles. Hasta el punto de que le castiga con frecuencia, no le deja salir con la niña que le hace tilín ni acudir a una fiesta, e incluso llega a las manos a la hora de llamarle la atención. Ante esto el padre se inhibe, se escuda en su trabajo y en que su mujer hace lo que puede para criar a los hijos. Una vez planteada la situación, Martial Fougeron da vueltas una y otra vez sobre lo mismo, de modo pesadamente reiterativo; y la única duda, que tampoco reviste mayor interés, es cuál será el tamaño de la tragedia del triste final.

4/10
Como una imagen

2004 | Comme une image

Historia de personajes, divertida y triste a la vez, agridulce. Lolita, una jovencita gruesa, muy dotada para el canto, no logra que le haga ningún caso su padre, escritor famoso, divorciado, que vive con una mujer que podría ser su hija. Gracias a ella, su profesora de canto logra un contacto para su marido, también escritor. Así nace una cierta amistad entre las dos familias. Magnífico film de Agnès Jaoui, muy en la línea de Para todos los gustos, con algo del cine de su compatriota Eric Rohmer, aunque con aire más ligero. Se retrata bien el egoísmo del padre, esa incapacidad para estar atento a las necesidades de su hija; y el reconocimiento de sus limitaciones. También se apunta la fragilidad del varón que va envejeciendo, y que sigue detrás de las jovencitas, con un comportamiento patético, incapaz de madurar. Y así parece intuirse que esta historia podría repetirse con el marido de la profesora, una vez ha logrado cierto reconocimiento literario. A destacar los excelentes diálogos, el agilísimo ritmo, y las cuidades interpretaciones. Los coguionistas, Jaoui y Jean-Pierre Bacri, fueron premiados en Cannes por su libreto, en lo que es su sexta colaboración. Además son al tiempo actores del film, la profesora de canto y el padre escritor respectivamente.

7/10
Usted primero

2003 | Après Vous...

Antoine es una buena persona, maître en un restaurante parisino, que por los pelos logra salvar la vida de Louis, que pretendía ahorcarse hundido por un desengaño amoroso. Lo que no sabe es que con su buena acción, a la que sigue una oferta de trabajo, acaba de dar el primer paso para ser parte en un triángulo amoroso. Enredo a paso de vodevil, con medias verdades y un poquito de melancolía. El director Pierre Salvadori (Los aprendices) entrega momentos divertidos en un film asumidamente ligero, y saca todo el rendimiento a sus inspirados actores, tanto masculinos ( Daniel Auteuil y José Garcia) como femeninos (Sandrine Kiberlain y Marilyne Canto). El restaurante se convierte en escenario importante, como ocurre en otras películas culinarias de las que Deliciosa Martha es un ejemplo bien reciente.

5/10
Superlove

1999 | Superlove

Mario, un humilde peluquero, aloja en su casa a una mujer embarazada. Surrealista cinta que supuso el debut del cineasta Jean-Claude Janer, que posteriormente no ha tenido una carrera excesivamente prolífica.

4/10
Los juncos salvajes

1994 | Les roseaux sauvages

En un internado francés, a principios de los 60, durante el conflicto argelino, un grupo de jovencitos inician su despertar sexual entre dudas y desconciertos. François tiene 18 años y comienza a sentir gran atracción por el decidido Serge, y como este le corresponde, ambos inician una relación homosexual. Pero días después, Serge deja a François porque prefier estar con una chica, la guapa Maité. André Téchiné (Alice y Martin, Fugitivos) se adentra en una historia peliaguda e inmoral, que habla de la homosexualidad adolescente y de los sentimientos y las dudas que surgen, propias de la edad; y la ambienta en una época de represión que restaba libertad a la hora de mostrar sentimientos. Buen guión, buenas interpretaciones, y una preciosa fotografía hicieron que el film obtuviera gran éxito ese año. La joven Élodie Bouchez ganó el premio César a la mejor actriz revelación.

6/10
En la boca, no

1991 | J'embrasse pas

Un joven abandona su pueblo del suer de Francia para mudarse a París y así tener la oportunidad de cumplir su sueño: ser actor. Su ingenuidad y sus expectativas pronto se dan de bruces con la cruda realidad; París no era la veta iangotable de oportunidades que pensaba. Así, nuestro protagonista se ve obligado a prostituirse para salir adelante.

5/10
Recuerdos de nuestra Francia

1975 | Souvenirs d'en France

Recuerdos de nuestra Francia es, ante todo, un retrato de los años 30, una época que conocemos a través de las carnes del personaje interpretado por Jeanne Moreau. 

5/10
Out 1, noli me tangere

1971 | Out 1, noli me tangere

4/10
Paulina s'en va

1969 | Paulina s'en va

Paulina es una joven que vive en un apartamento con sus dos hermanos, Nicolas y Olivier. Un día, ella decide marcharse debido a los continuos roces que tiene con ellos. Así, Paulina conoce a un misterioso hombre que trabaja en un psiquiátrico. Allí, una enfermera le hace un cuestionario y decide que se quede allí...

5/10

Últimos tráilers y vídeos