IMG-LOGO

Biografía

Patxo Tellería

Patxo Tellería

Patxo Tellería

Filmografía
El hijo del acordeonista

2018 | El hijo del acordeonista

Joseba Altuna acude a California, para despedirse de su amigo de la infancia, David, enfermo terminal de cáncer. Éste encontró la felicidad allí en un rancho, tras casarse con una americana, después de huir del País Vasco a mediados de los 70, cuando fue repudiado por los suyos. Juntos recuerdan su pasado, desde que se conocieron el primer día de las clases escolares, pasando por el gran punto de inflexión en la vida de David, cuando descubrió que su padre, acordeonista de profesión, había colaborado en unos fusilamientos del bando nacional, tras la Guerra Civil. En un acto de rebelión, el chico se hace miembro de la entonces incipiente ETA, acompañado de Joseba. Fernando Bernúes, que codirigió con Mireia Gabilondo la comedia Kutsidazu bidea, Ixabel debuta en solitario en el largometraje de cine, con la adaptación de la novela homónima de Bernardo Atxaga, que ya había convertido unos años atrás en montaje teatral. Con este texto, el escritor guipuzcoano se despedía de Obaba, territorio ficticio en el que se desarrolla gran parte de la acción de sus libros, entre ellos el más conocido, “Obabakoak”, varios de cuyos relatos dieron lugar a Obaba, el film dirigido por Montxo Armendáriz. La obra tenía a su favor el dominio del lenguaje del autor, pero se quedaba en la superficie en cuanto al tratamiento del tema central, el terrorismo de ETA en la época franquista. El film tiene el mismo problema, no se cuestiona a la banda asesina, al menos durante esta época, viene a equipararse y en cierta forma a justificarse su capacidad de sembrar terror con la del régimen de entonces, y se trata de entender por qué jóvenes aparentemente normales acabaron siguiendo la estela de las armas. Se sucumbe a todos los tópicos posibles, por ejemplo en cuanto a los personajes, con policías que parecen villanos de opereta, y unos protagonistas un poco más desarrollados, pero aún demasiado maniqueos. Tampoco parece haber ningún conocimiento profundo de la realidad de España, y en concreto del País Vasco de la época. A su favor cuenta con un trabajo aceptable de los actores, destacan los cuatro actores que dan vida a los protagonistas David (Cristian Merchan de joven, y Aitor Beltrán de adulto) y Joseba (según su edad Bingen Elorza e Iñaki Rikarti), y Joseba Apaolaza (Días contados) como padre del primero. El escaso presupuesto está bien manejado; sin grandes derroches se consigue más o menos una recreación aceptable. Además, tiene cierto interés su tratamiento de la amistad y la necesidad de conservarla a través de los años.

4/10
Operación Concha

2017 | Operación Concha

Marcos (Karra Elejalde), productor de cine en la ruina, pretende levantar su empresa gracias a la contratación para su próxima película de una estrella rutilante, el actor de origen cubano Ray Silvela (Jordi Mollà). Pero cuando éste rechaza su participación en el proyecto y el dinero de la principal inversora está a punto de esfumarse, Marcos y su equipo deciden estafar a la multimillonaria haciéndole creer que han conseguido a Silvela como protagonista. Para ello sólo necesitan un doble del actor. El andaluz Antonio Cuadri tiene una amplia trayectoria como guionista y director desde que se diera a conocer con diversos capítulos de la serie Al salir de clase. De entre su filmografía, con títulos que no han tenido demasiado relieve comercial, destaca Eres mi héroe, tierna visión de la infancia, y Thomas vive, sobre una compañía teatral que ensaya una obra de Shakespeare. Si en ese último film abordaba por dentro el mundo del teatro, ahora Cuadri se mete de lleno en los entresijos de la producción cinematográfica con Operación Concha, una comedia disparatada sobre unos cineastas de tres al cuarto que intentan sacar tajada sirviéndose de una estafa, un poco al estilo de las películas clásicas. El resultado es irregular, pero podría haber sido peor. Eso parecía en los primeros compases del film, pues el arranque presagia otra españolada cutre y casposa. Sin embargo, el guionista Patxo Tellería intenta equilibrar la cosa con una trama variada, con ciertas vueltas y revueltas, que hacia el final se espabila a base de bien, con giros inesperados más o menos apañados, aunque eso suponga que el conjunto se alargue innecesariamente. Subraya el film que el cine no es lo que parece, la farsa reina por doquier entre cineastas y estrellas que no son juego limpio. Es indudable que ese enfoque ofrecen algunos momentos divertidos, aunque no para tirar cohetes, generados gracias al carisma de Karra Elejalde o al oficio de Jordi Mollà, que aquí hace alarde de su talento para imitar acentos y adoptar diversas personalidades.

4/10
Ranas (Igelak)

2016 | Igelak

Pello, director de una sucursal bancaria, es detenido por culpa de unas operaciones ilegales en donde él era un simple peón. Indignado por tener que asumir esa responsabilidad, mientras su jefe se va de rositas, Pello escapa de los juzgados en pleno juicio. Tras deambular algunos días por el bosque acaba recalando en una especie de comuna de gritones antisistema, donde poco a poco adquirirá prestigio. Pero él sólo espera una oportunidad para conseguir dinero y huir al extranjero. Comedia amable y simplona en torno a la crisis financiera, que vuelve a centrar el tiro en la injusticia generada por el sistema bancario y en cómo las grandes corporaciones salen indemnes mientras que las personas corrientes sufren el castigo por su culpa. Narrada completamente en euskera, al modo de fábula –explícitamente se habla del cuento de la rana y el escorpión, de ahí el título–, el brioso comienzo de Ranas (Igelak) tiene su gracia, con la cómica huida del protagonista en los juzgados, pero en un momento dado el guión de Patxo Tellería se estanca por completo y pierde imaginación, de modo que la cosa se va quedando en algo blandito y plano, con muy poco fuste, también provocado por la puesta en escena de aspecto televisivo y por el hecho de pintar demasiado idílicamente, de ridículo buenismo, la vida en la comuna de las “ranas”. Tiene a su favor un eficaz trabajo de Gorka Otxoa (Pagafantas), aunque también abuse de su gesto de eterna perplejidad, y resultan más o menos originales los curiosos injertos musicales, con los propios intérpretes actuando en el set al estilo de Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia).

4/10
Bypass

2012 | Bypass

Comedia romántica que tiene como protagonista a Xabi, un joven que para "endulzar" las últimas horas de su amiga María, víctima de una enfermedad terminal, le dice que está enamorado de ella: cuando María se recupera milagrosamente, Xabi tendrá que seguir fingiendo.

La máquina de pintar nubes

2009 | La máquina de pintar nubes

Asier vive con su hermano y sus padres en un barrio obrero de Bilbao. Corre el año 1974 y el crío se enamora por primera vez. Para conquistar a la chica decide hacer algo que se le da fantásticamente bien a todos los hombres de la familia: pintar. Su padre sigue compaginando su trabajo en la fábrica con sus pinturas. Su hermano, sin embargo, lo ha dejado a pesar del talento que tiene. El problema de Asier es que es daltónico, así que no parará hasta que su dotado hermano le enseñe a pintar y a utilizar los colores. Al final, su mejor maestro será un invento llamado ‘la máquina para pintar nubes’ que le regala su hermano. El debut de Aitor Mazo y Patxo Tellería está cargado de buenas intenciones, pero nada más. La película es un ‘quiero y no puedo’. Como los cineasta mismos han dicho, se trata de una historia de sentimientos, pero la cinta no logra calar como cabría esperar. Es una pena porque los actores se esfuerzan, pero los personajes con que lidian no resultan sencillos. Todos resultan entrañables por su carácter amable y bondadoso, aunque su desarrollo insatisfactorio hace que siempre quede la sensación de que no acabas de conocer a ninguno. Esto no ayuda a que el espectador se sienta cercano a la historia. Provoca distancia y frialdad, que ofrecen su máxima expresión en el momento más trágico de la película. Una ‘sorpresa’ en el guión que desgraciadamente deja bastante indiferente. Es una pena porque constantemente da la sensación de que la película podría haber dado para más –especialmente por los personajes–. Algo que también resulta chocante es el contexto de la película. Es el último año de Franco en el poder y la agitación política es palpable. Los directores y guionistas tuvieron la buena idea de no dar más importancia a este hecho de la que merece, sino simplemente como mero elemento contextualizador de una historia. Sin embargo, su aparición en escena resulta forzada y no fluye todo lo natural que cabría esperar en el desarrollo de la historia, por lo que resulta anecdótico. Aún así, un voto de confianza para estos debutantes que han intentado pintar un cuadro costumbrista con su película, y que han tenido algún detallito estético como el de aderezar el metraje con planos convertidos en acuarelas.

4/10
Ranas (Igelak)

2016 | Igelak

Pello, director de una sucursal bancaria, es detenido por culpa de unas operaciones ilegales en donde él era un simple peón. Indignado por tener que asumir esa responsabilidad, mientras su jefe se va de rositas, Pello escapa de los juzgados en pleno juicio. Tras deambular algunos días por el bosque acaba recalando en una especie de comuna de gritones antisistema, donde poco a poco adquirirá prestigio. Pero él sólo espera una oportunidad para conseguir dinero y huir al extranjero. Comedia amable y simplona en torno a la crisis financiera, que vuelve a centrar el tiro en la injusticia generada por el sistema bancario y en cómo las grandes corporaciones salen indemnes mientras que las personas corrientes sufren el castigo por su culpa. Narrada completamente en euskera, al modo de fábula –explícitamente se habla del cuento de la rana y el escorpión, de ahí el título–, el brioso comienzo de Ranas (Igelak) tiene su gracia, con la cómica huida del protagonista en los juzgados, pero en un momento dado el guión de Patxo Tellería se estanca por completo y pierde imaginación, de modo que la cosa se va quedando en algo blandito y plano, con muy poco fuste, también provocado por la puesta en escena de aspecto televisivo y por el hecho de pintar demasiado idílicamente, de ridículo buenismo, la vida en la comuna de las “ranas”. Tiene a su favor un eficaz trabajo de Gorka Otxoa (Pagafantas), aunque también abuse de su gesto de eterna perplejidad, y resultan más o menos originales los curiosos injertos musicales, con los propios intérpretes actuando en el set al estilo de Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia).

4/10
Bypass

2012 | Bypass

Comedia romántica que tiene como protagonista a Xabi, un joven que para "endulzar" las últimas horas de su amiga María, víctima de una enfermedad terminal, le dice que está enamorado de ella: cuando María se recupera milagrosamente, Xabi tendrá que seguir fingiendo.

La máquina de pintar nubes

2009 | La máquina de pintar nubes

Asier vive con su hermano y sus padres en un barrio obrero de Bilbao. Corre el año 1974 y el crío se enamora por primera vez. Para conquistar a la chica decide hacer algo que se le da fantásticamente bien a todos los hombres de la familia: pintar. Su padre sigue compaginando su trabajo en la fábrica con sus pinturas. Su hermano, sin embargo, lo ha dejado a pesar del talento que tiene. El problema de Asier es que es daltónico, así que no parará hasta que su dotado hermano le enseñe a pintar y a utilizar los colores. Al final, su mejor maestro será un invento llamado ‘la máquina para pintar nubes’ que le regala su hermano. El debut de Aitor Mazo y Patxo Tellería está cargado de buenas intenciones, pero nada más. La película es un ‘quiero y no puedo’. Como los cineasta mismos han dicho, se trata de una historia de sentimientos, pero la cinta no logra calar como cabría esperar. Es una pena porque los actores se esfuerzan, pero los personajes con que lidian no resultan sencillos. Todos resultan entrañables por su carácter amable y bondadoso, aunque su desarrollo insatisfactorio hace que siempre quede la sensación de que no acabas de conocer a ninguno. Esto no ayuda a que el espectador se sienta cercano a la historia. Provoca distancia y frialdad, que ofrecen su máxima expresión en el momento más trágico de la película. Una ‘sorpresa’ en el guión que desgraciadamente deja bastante indiferente. Es una pena porque constantemente da la sensación de que la película podría haber dado para más –especialmente por los personajes–. Algo que también resulta chocante es el contexto de la película. Es el último año de Franco en el poder y la agitación política es palpable. Los directores y guionistas tuvieron la buena idea de no dar más importancia a este hecho de la que merece, sino simplemente como mero elemento contextualizador de una historia. Sin embargo, su aparición en escena resulta forzada y no fluye todo lo natural que cabría esperar en el desarrollo de la historia, por lo que resulta anecdótico. Aún así, un voto de confianza para estos debutantes que han intentado pintar un cuadro costumbrista con su película, y que han tenido algún detallito estético como el de aderezar el metraje con planos convertidos en acuarelas.

4/10
La matanza

2015 | Txarriboda

Thriller tenso e inquietante que cuenta la historia de Fran, un joven empresario que, al ver peligrar su fortuna por sus problemas conyugales, decide trazar un complejo plan para deshacerse de su esposa. Lo que él ignora es que va a tener que enfrentarse a Klara, una policía especializada en serial killers, que tiene motivos muy personales para perseguir a los asesinos de mujeres.

Últimos tráilers y vídeos