IMG-LOGO

Biografía

Unax Ugalde

Unax Ugalde

41 años

Unax Ugalde

Nació el 27 de Noviembre de 1978 en Vitoria-Gasteiz, Álava, España

Pura convicción

04 Noviembre 2010

Aparentemente Unax Ugalde puede pasar desapercibido. No tiene un físico especial y su rostro es absolutamente normal. Sin embargo, papel a papel ha logrado convencer al público de que es uno de los mejores actores españoles de su generación.

Quizá el punto de inflexión en la carrera de Unax fue el papel de Iñigo Balboa en Alatriste, porque ciertamente él era de lo mejorcito en la película. Y es que, aunque ya era muy conocido en España, ese rol 'revertiano' le ayudó a ser valorado internacionalmente. Luego le llegarían papeles más importantes, bien por sus personajes, bien por tratarse de filmes extranjeros de mayor repercusión.

Unax Ugalde nació en Vitoria el 27 de noviembre de 1978. Es hijo de un trabajador de los Altos Hornos y de una ama de casa. Cuando era joven quiso estudiar Ciencias del Mar, pero finalmente el gusanillo de la interpretación le picó demasiado y decidió matricularse en una escuela de arte dramático. Cuentan por ahí que él mismo se pagó los estudios trabajando en un supermercado vestido de bola de chocolate. Y a los veinte años consiguió su primer papel como actor en la serie de la televisión vasca Entre dos fuegos, dirigida por Josetxo San Mateo.

Inmediatamente después decidió abandonar Vitoria y marcharse a la capital para probar fortuna en proyectos de mayor envergadura. Trabajó entonces en la serie A las once en casa, que estaba protagonizada por actores de renombre como Antonio Resines y Carmen Maura. Unax interpretaba a Coyote, el novio de una chica llamada Julia (Beatriz Rico). En el 2000 se unió a Héctor Alterio y Bárbara Goenaga para participar en la serie El grupo, y ese mismo año volvió a trabajar con el director que le había dado la alternativa, Josetxo San Mateo, en el film Báilame el agua. Unax era por primera vez el protagonista en este drama marginal sobre la caída en el mundo de las drogas. El joven actor de Vitoria hacía un trabajo espléndido como el chico que se enamora a primera vista del personaje interpretado por Pilar López de Ayala. Y poco a poco el rostro de Unax fue haciéndose más familiar gracias a su colaboracón en las series de éxito Compañeros y, sobre todo, en Periodistas.

Sus papeles comenzaron a ser más serios, porque el chaval comenzaba a despuntar con interpretaciones de gran intensidad. Así llegaron Volverás (2002), drama basado en una novela de Francisco Casavella, Diario de una becaria (2003) y el film de terror Cámara oscura (2003). En 2004 colaboró con Gracia Querejeta en la notable Héctor, película dramática en donde Unax convencía con un personaje secundario, el del mejor amigo del protagonista, Nilo Mur. El actor recibió por su trabajo una nominación al Premio Goya y su carrera despuntaba ya claramente. El mismo año fue protagonista de Frío sol de invierno, un drama del debutante Pablo Malo. Unax se metía en la piel de Adrián, un joven inquietante que regresaba a su casa tras pasar una temporada en un sanatorio mental.

A partir de 2005 su nombre pasó a engrosar proyectos de superior magnitud, producciones internacionales o producciones españolas de amplio presupuesto. Aunque eso no quiere decir que las películas fueran mejores. Fue uno de los variados actores de Reinas, comedia dirigida por Manuel Gómez Pereira y acompañó el mismo año a la colombiana Flora Martínez en Rosario Tijeras. Entonces llegó su papel de Íñigo en Alatriste y seguidamente interpretó al hermano de Natalie Portman en la fallida Los fantasmas de Goya. A ese papel le siguieron otros en proyectos internacionales de cierto renombre, aunque en algunos casos la calidad de las películas dejaba mucho que desear, como en el caso de Savage Grace, junto a Julianne Moore. Mejor aceptación tuvieron El amor en los tiempos del cólera, en donde interpretaba al protagonista en la primera juventud (luego Javier Bardem) y Che, el argentino, en el que Unax tenía un papel menor. Por eso quizá echaba en falta un mayor reconocimiento, el caso es que volvió al cine español con el protagonista de La buena vida, un drama ambientado en la Guerral Civil en donde encarnaba a un joven sacerdote que tenía que enfrentarse a difíciles decisiones. Puede ser que Unax eche en falta algo de alegría en su filmografía y que por eso haya protagonizado en 2010 la agradable comedia romántica Bon appétit, debut en la dirección de David Pinillos, y la divertida No controles, de Borja Cobeaga (Pagafantas). Su último trabajo hasta el momento es el de Pedro, en la esperada película Encontrarás dragones, escrita y dirigida por Roland Joffé (La misión).

Filmografía
La valla

2019 | La valla | Serie TV

Un futuro próximo, en la España de 2045. La cada vez mayor escasez de recursos naturales ha convertido a las democracias occidentales en regímenes dictatoriales que justifican la falta de libertades con la promesa de asegurar la supervivencia de los ciudadanos. En España, en la misma línea, un gobierno dictatorial ocupa el poder. Mientras la vida en las áreas rurales se hace cada vez más imposible, la capital ha quedado dividida en dos regiones férreamente cerradas: el Sector 1 (el del gobierno y los privilegiados) y el Sector 2 (el resto). La única forma de pasar de una zona a otra es cruzar la Valla que las separa, para lo que será requisito disponer del salvoconducto reglamentario. Este es el punto de partida de una historia que nos llevará a conocer a Julia, Hugo, Emilia… una familia que lucha por recuperar a la pequeña Marta, en manos del gobierno.

La estrategia del pequinés

2019 | La estrategia del pequinés

Junior, un traficante local de droga en Gran Canaria, ve con horror cómo la guardia civil decomisa dos kilos de mercancía, lo que le deja en muy mala posición ante sus superiores, que piden el pago inmediato y duplicado del dinero que debe aportar periódicamente. No se le ocurre mejor solución que robar a la mano que le da de comer, encargando el trabajo a El Rubio, un delincuente que había abandonado su actividad, pero que debe pagar el caro tratamiento de cáncer que necesita su esposa. Y para dar "el palo", acude a Cora, un prostituta de alto standing, y a Tito, un jovenzuelo que hizo con él algunos trabajillos y que trata de llevar una vida honrada. Aunque se supone que la cosa es sencilla, algo va a salir mal. Película de robos a la española, que con su realismo sucio recuerda un poco a las primeras películas de Enrique Urbizu, como Todo por la pasta. Pero el resultado es inferior, de Elio Quiroga lo mejor que se puede decir es que se esfuerza, que cuenta lo que quiere contar, y que existe coherencia interna en la narración. Pues el ritmo es cansino hasta bien avanzado el metraje, el rodaje cámara en mano temblequeante se nota mucho, y algunos pasajes son muy tópicos, ya sea la relación romántica de Cora y Tito, el modo en que un pringado cae bajos los encantos de Cora y se la lleva a su casa, o la actitud violenta de Junior. Y el recurso de dividir la pantalla en algún momento no aporta nada a la trama, es un pueril fuego de artificio, si no sirve, prescinde de ello, aunque quede bonito, debería haber sido la divisa del director. La cosa mejora un poco cuando se nos explica la razón del título, La estrategia del pekinés. El reparto es apañado, dentro de que los personajes son bastante planos, nos cansamos de escuchar algo así como que "los perdedores como nosotros nunca ganan". Destaca el secundario Pep Jové como el gordo capo que viene a enderezar los torcido.

4/10
Operación Concha

2017 | Operación Concha

Marcos (Karra Elejalde), productor de cine en la ruina, pretende levantar su empresa gracias a la contratación para su próxima película de una estrella rutilante, el actor de origen cubano Ray Silvela (Jordi Mollà). Pero cuando éste rechaza su participación en el proyecto y el dinero de la principal inversora está a punto de esfumarse, Marcos y su equipo deciden estafar a la multimillonaria haciéndole creer que han conseguido a Silvela como protagonista. Para ello sólo necesitan un doble del actor. El andaluz Antonio Cuadri tiene una amplia trayectoria como guionista y director desde que se diera a conocer con diversos capítulos de la serie Al salir de clase. De entre su filmografía, con títulos que no han tenido demasiado relieve comercial, destaca Eres mi héroe, tierna visión de la infancia, y Thomas vive, sobre una compañía teatral que ensaya una obra de Shakespeare. Si en ese último film abordaba por dentro el mundo del teatro, ahora Cuadri se mete de lleno en los entresijos de la producción cinematográfica con Operación Concha, una comedia disparatada sobre unos cineastas de tres al cuarto que intentan sacar tajada sirviéndose de una estafa, un poco al estilo de las películas clásicas. El resultado es irregular, pero podría haber sido peor. Eso parecía en los primeros compases del film, pues el arranque presagia otra españolada cutre y casposa. Sin embargo, el guionista Patxo Tellería intenta equilibrar la cosa con una trama variada, con ciertas vueltas y revueltas, que hacia el final se espabila a base de bien, con giros inesperados más o menos apañados, aunque eso suponga que el conjunto se alargue innecesariamente. Subraya el film que el cine no es lo que parece, la farsa reina por doquier entre cineastas y estrellas que no son juego limpio. Es indudable que ese enfoque ofrecen algunos momentos divertidos, aunque no para tirar cohetes, generados gracias al carisma de Karra Elejalde o al oficio de Jordi Mollà, que aquí hace alarde de su talento para imitar acentos y adoptar diversas personalidades.

4/10
Lasa y Zabala

2014 | Lasa y Zabala

El caso de Lasa y Zabala, dos miembros de ETA que fueron secuestrados en Francia, y posteriormente torturados y asesinados, fue uno de los casos más sonados de la guerra sucia contra la organización terrorista. Varios guardias civiles, uno de ellos el coronel Rodríguez Galindo, y el entonces gobernador civil de Guipúzcoa Julen Elgorriaga, fueron hallados culpables y condenados por los hechos. Ahora Pablo Malo dramatiza los hechos de investigación y procesales en Lasa y Zabala, una película demasiado convencional, plana y discursiva, con carga política demasiado obvia, las simpatías están desde luego en el lado abertzale. Está todo estructurado alrededor de Íñigo, abogado de las familias de los desaparecidos. Lo que está claro es que sus planteamientos pueden descansar en la acusación cierta de que no se puede responder al asesinato con el asesinato, quien tiene razón debe actuar con sentido moral y de la justicia, dentro de la legalidad, por muy dolorosos y continuados que sean los crímenes etarras a los que uno se enfrenta. De hecho esta idea es utilizada en el film en sentido contrario, cuando Íñigo tiene la tentación de usar un falso testigo en el caso. Dicho lo anterior, el film es parcial, y algunos de sus recursos son evidentes y usados sin demasiado talento, como es el regodeo en las escenas de tortura y asesinato de quienes dan título a la película, a los que con frecuencia se alude como a “esos pobres chavales”. También resultan muy estereotipados, puro cliché, los guardias civiles con sus declaraciones ante el juez, la presentación de Lasa y Zabala al principio del film como unos jóvenes muy majetes, Fede, el joven e idealista ayudante de Íñigo, abogado que representa a la acusación particular, las familias de las víctimas, con planos muy, muy trillados, de sus componentes sufriendo en el juicio. El thriller judicial es un género agradecido, por la intriga, la búsqueda de testigos y pruebas, las amenazas, pero aquí estos elementos se manejan sin excesiva fortuna, se echa en falta sentido del ritmo y dramático. El protagonista encarnado por Unax Ugalde se antoja demasiado distante, sólo es humanizado cuando una tragedia le toca de cerca.

4/10
Somos gente honrada

2013 | Somos gente honrada

Tras una exitosa carrera como cortometrajista, pues ganó diversos premios en festivales como el Cinema Jove, el vigués Alejandro Marzoa salta al largo con la comedia dramática Somos gente honrada. Él mismo se ha encargado de escribir el guión con Miguel Ángel Blanca, colaborador de sus cuatro cortos –ambos forman también parte del conjunto musical Manos de topo–, y Juan Cruz, el codirector de Tapas. Somos gente honrada tiene como protagonistas a Suso y Manuel, dos padres de familia cincuentones, amiguetes de toda la vida, que atraviesan una difícil situación económica. Durante una de sus habituales jornadas de pesca, encuentran casualmente un paquete que contiene diez kilos de cocaína. Si lo venden sacarán una cantidad de dinero que solucionará sobradamente sus problemas, pero no saben nada de narcotráfico. Recurren a Luis, yerno de Manuel, policía con los contactos adecuados... Marzoa se revela como un prometedor cineasta con cosas que contar, pues Somos gente honrada gira en torno a la importancia de las relaciones familiares y de amistad, que sobreviven a los desencuentros y las decisiones equivocadas que se toman en la vida. El film –que recuerda en algunos puntos, sobre todo en su enfoque de la corrupción, a la serie Breaking Bad– funciona sobre todo porque los personajes resultan cercanos y humanos. A Marzoa se le puede achacar cierta falta de ambición, pues todo acaba resultando excesivamente sencillo y predecible. Gran labor del reparto encabezado por Paco Tous (Suso) y Miguel de Lira (Manuel), que componen a dos tipos sencillos reconocibles en la actual sociedad española. Mientras que Unax Ugalde –el agente de la ley– cumple, saben a poco los trabajos de Manuela Vellés y la poco conocida pero impresionante profesional Marisol Membrillo, veterana secundaria de series como Cuéntame cómo pasó.

5/10
Bypass

2012 | Bypass

Comedia romántica que tiene como protagonista a Xabi, un joven que para "endulzar" las últimas horas de su amiga María, víctima de una enfermedad terminal, le dice que está enamorado de ella: cuando María se recupera milagrosamente, Xabi tendrá que seguir fingiendo.

Drácula 3D

2012 | Drácula 3D

Finales del siglo XIX, en un pueblo de los Cárpatos. Una lugareña que acaba de encontrarse en secreto con su amante casado, sufre un extraño ataque sobrenatural. Poco después, el joven bibliotecario Jonathan Harker llega al lugar para ordenar la biblioteca del conde Drácula. Pronto se reúne con él su esposa, Mina, que descubre que su amiga Lucy tiene unas marcas en la piel que parecen una extraña mordedura... El italiano Dario Argento confirma su imparable decadencia con la enésima revisión de "Drácula", si bien adapta muy libremente la novela de Bram Stoker, introduciendo elementos variopintos, como algunos toques de romanticismo sacados de la muy superior versión de Francis Ford Coppola. El guión, coescrito por el propio Argento con tres colaboradores (entre ellos el productor, el español Enrique Cerezo), es un total desastre, con personajes planos, y diálogos declamatorios. La estética de Drácula 3D, fotocopia desmejorada de las producciones de la Hammer, ofrece una impresión completamente anticuada. En el desigual reparto se han colado algunos actores aceptables, como el legendario Rutger Hauer, que no llega a hacer el ridículo a pesar de la coyuntura, o Unax Ugalde, que trata de salvar el tipo lo mejor posible. Más o menos lo mismo ocurre con el alemán Thomas Kretschmann, un Drácula poco convincente pese a que el intérprete dio sobradas muestras de su capacidad, interpretando al nazi que cuida al personaje central de El pianista, posiblemente su mejor trabajo. También parece completamente desfasada la obsesión de Argento por exhibir la anatomía de sus actrices, curiosamente también la de su propia hija, Asia Argento. Drácula 3D cae en el ridículo más absoluto hacia el tramo final, cuando el vampiro se convierte en una especie de saltamontes gigante.

2/10
Baztan

2012 | Baztan

El valle navarro de Baztán. Los avatares cotidianos de los lugareños, junto a los de alguna gente del cine que van a rodar una película, se alternan con los sucesos históricos a recrear, acontecidos en el siglo XVII, cuando un enviado del rey investiga a unas personas que se asegura que son "agotes", o sea criaturas del diablo, lo que obligaría a intervenir a la Inquisición. El cortometrajista Iñaki Elizalde debuta en el largo con un guión concebido por él mismo y Michel Gaztambide, autor entre otros libretos del de Vacas, film citado expresamente. Se trata de una historia excesivamente localista y contada desmadejadamente, con largas parrafadas de algunos personajes como el escultor, que parte del folklore de la zona para describir tipos humanos y modos de ser, también el choque de mentalidades de navarros y vascos con la de los castellanos. La idea de Baztan sería subrayar que a pesar del paso del tiempo, la gente en el fondo hoy es muy parecida a la de antaño. Pero ello se hace con una historia no demasiado apasionante.

3/10
El asesinato de Carrero Blanco

2011 | El asesinato de Carrero Blanco | Serie TV

Miniserie, dirigida por Miguel Bardem, que reconstruye todos los detalles que rodearon el atentado: la actividad de los etarras en Madrid y las pesquisas policiales. El punto central de la narración gira en torno a los pasos que dieron los etarras para hacer estallar la bomba.

Bon appétit

2010 | Bon appétit

Daniel es un joven chef español, recién fichado en el prestigioso restaurante de Zurich que regenta Thomas Wackerle. Aunque tiene novia en Bilbao, Eva, se enreda sentimentalmente con Hanna, la suniller del restaurante. Ella, aparte de haber mantenido una breve relación con Hugo, otro chef del local, es la amante de Wackerle, que está casado. Cuando se queda embarazada de Wackerle, Hanna no sabe cómo manejar la situación. Debut en la dirección de largos del montador David Pinillos, que coescribe el guión con Paco Cabezas y Juan Carlos Rubio. Se trata de una mirada bastante representativa de la actual confusión amorosa y vital de tantas personas en la vieja Europa, accionadas por sentimientos cuya origen y vigencia son difíciles de determinar, no saben de dónde vienen ni adónde van. En efecto, en el restaurante de Wackerle confluye gente de diversas naciones europeas –Italia, Alemania, España, la propia Suiza...–, que desprenden simpatía, con deseos de realizarse profesional y personalmente, a los que gusta hacer planes juntos y pasar un buen rato, pero que ignoran el significado de la palabra “compromiso”, que se mueven entre la amistad y el amor sin saber a qué carta quedarse, y a los que les domina el miedo, por ejemplo en la responsabilidad de la paternidad... Sorprende la solidez con que se mueve tras la cámara el “novato” Pinillos, la historia fluye con naturalidad, sobre todo en su primer tramo. Luego las cosas se precipitan un tanto en el esfuerzo por mostrar la madurez que se supone que han adquirido los personajes, sobre todo la pareja protagonista; las escenas de Munich resultan algo difíciles de creer, hay lugares comunes en el encuentro "casual" en un garito nocturno, en el parto o en los cuentos infantiles. No obstante, Unax Ugalde y Nora Tschirner hacen un buen trabajo actoral.

5/10
No controles

2010 | No controles

Sergio se dispone a viajar en avión con su novia Bea ante la atenta mirada de su padre, que ha ido a despedirles. No tan atenta, en realidad, pues Bea es ex novia, circunstancia que Sergio no se ha atrevido a contar, obligándola a ella a mantener la ficción de que las cosas van bien. Debido a un temporal de nieve sus respectivo y distintos aviones no pueden despegar, tendrán que pernoctar en un hotel. Puede ser la ocasión de recomponer la relación. Y para ello está Juancarlitros, el típico graciosete antiguo compañero de pupitre de Sergio, que casualmente viajaba en el mismo avión. Aspirante a humorista profesional, decide poner todos los medios para ayudar a su amigo, lo que incluye la complicidad de otros viajeros, una azafata y un empleado del hotel ecuatoriano. Borja Cobeaga sorprendió hace año y medio con Pagafantas, una comedia juvenil, fresca y desenfadada, con personajes y situaciones reconocibles por el público, buen timing y ocurrentes gags. Ahora repita fórmula con No controles, y a juzgar por el resultado obtenido, se posiciona en primera línea del género en el panorama hispano, lo que podría ser decir poco en el mediocre paisaje del cine patrio, pero que en realidad, digámoslo claro, es mucho. Cobeaga, director y coguionista, logra algo complicado y vital para el comediante, que es la complicidad con el espectador, la respuesta a sus guiños. De nuevo tenemos a un tipo inseguro y temeroso en sus cuitas amorosas –Unax Ugalde, en el reverso ‘humoroso’ del papel que entrega en la casi simultánea Bon appétit–, un ‘pringadillo’ gracioso y pesado pero leal a machamartillo con sus amigo –el divertido Julián López–, más una galería de personajes que cumplen bien sus respectivos cometidos, de apoyo al enamorado, o en el otro campo, de insoportable e insincero novio rival, o de chica a recuperar. El tono de las bromas es elegante, al menos dentro del panorama basto de otras comedias españolas, y la ristra de chistes que cierra el film durante los títulos de crédito son el perfecto colofón para salir de la sala con una sonrisa de oreja a oreja.

6/10
Encontrarás dragones

2010 | There Be Dragons

Robert, un periodista llegado de Estados Unidos, está investigando la vida de Josemaría Escrivá, un sacerdote español en proceso de beatificación que era de su mismo pueblo aragonés. Descubre que hay más puntos de conexión, pues su padre y él estuvieron juntos en el seminario cuando eran jóvenes. Pero seguir indagando supone sacar a la luz dolorosos secretos del pasado, que tuvieron entre otros telones de fondo el de la fraticida guerra civil española. Roland Joffé, tras dos excelentes películas, Los gritos del silencio y La misión, vio cómo su carrera se desinflaba progresivamente. Vuelve a alzar el vuelo con este arriesgado film, que aborda la figura de un personaje histórico, el fundador del Opus Dei, cuya vida discurre paralela a la de otro personaje creado para la ocasión, Manolo Torres, que habría sido buen amigo de la infancia. Tal recurso y el de la indagación periodística sirven para deslizarse del presente al pasado, y reflexionar sobre las distintas reacciones que se pueden dar a las situaciones duras que trae consigo la vida. Pueden entonces alzarse los “dragones” –feliz y hermosa expresión de Joffé, destinada a perdurar en el imaginario colectivo– que conducen a una espiral de odio y violencia, o ser dominados éstos por una respuesta basada en el amor y el perdón, respaldada por las convicciones religiosas. La película, de indudable tirón popular y amplio lienzo épico que se nota en su esfuerzo de producción, tiene el mérito de no tratar de ajustar cuentas guerracivilescas, aquí la dialéctica de vencedores y vencidos brilla por su ausencia, no se entra a ese trapo. Tenemos en cambio los dramas personales, y el pensamiento de que hay que procurar ponerse en la posición del otro. Aunque pueda reprocharse alguna situación folletinesca –especialmente en los pasajes de los milicianos republicanos–, domina la emoción pura y dura, una narración vibrante, que conduce al catártico e impactante desenlace. Hay un gran acierto en el reparto, incluso los papeles pequeños –Derek Jacobi, Unax Ugalde, Jordi Mollà, Ana Torrent...– llaman la atención. Pero sobresale Charlie Cox, que supera con nota el desafio de encarnar a un santo del que existen abundantes filmaciones. Quizá sea Wes Bentley el que lo tiene más difícil, por el carácter de su Manolo, continuamente crispado y con caóticas motivaciones a lo largo de la trama, sobre todo en su relación con la estupenda Olga Kurylenko. El film supone el regreso estelar de Joffé, superproducción que narra una historia muy humana, intensa y emocionante, que se ajusta perfectamente a sus prioridades. Tanto se ha implicado Joffé en el proyecto que, además de dirigir, firma el guión y ejerce de productor, siendo la primera vez que aúna esa triple dedicación en una sola película. Destaca la sólida y verosímil puesta en escena –hay en la producción un equipo artístico superoscarizado que incluye al diseñador de producción Eugenio Zanetti, al compositor Stephen Warbeck y a la diseñadora de vestuario Yvonne Blake–, y aunque el color ocre cuando la historia se remite al pasado puede resultar una elección obvia, hay un tratamiento muy inteligente de la fotografía, diferente según la época en que discurre la acción.

8/10
Che, el argentino

2008 | The Argentine

  Primera de las dos entregas que conforman el díptico sobre Ernesto ‘Che’ Guevara de Steven Soderbergh. La que nos ocupa se centra en la actividad desplegada por el Che, desde que se embarca para Cuba y se oculta en la selva, combatiendo contra las tropas gubernamentales, hasta el derrocamiento del presidente dictatorial Fulgencio Batista. El conjunto queda enmarcado por el encuentro en el exilio en México del Che con Fidel Castro, donde se decide la marcha clandestina a Cuba, y se ve punteado a lo largo del metraje con escenas en blanco y negro en torno a una entrevista periodística del líder revolucionario, y de su intervención ante la Asamblea de las Naciones Unidas, donde lanzará entre otras proclamas la célebre de “Patria o muerte”. Abordar un ‘biopic’ es siempre complicado. El deseo de abarcar muchos de los hechos de que es protagonista el biografíado puede jugar en detrimento del conjunto. En tal sentido hay inteligencia en el film de Soderbergh, que maneja un guión de Peter Buchman, que aplica una lente de aumento a la actividad del Che en la selva, lo que permite dibujar su personalidad, mostrarle como médico y guerrillero, la preocupación por sus hombres de a pie y por la gente sencilla, la relación con los otros líderes, fundamentalmente Fidel… De modo que lo relativo a la ONU sirve como amplificador o remache de quien ya se habría convertido en figura legendaria. Benicio del Toro, que además de encarnar al Che, produce la película, se ha implicado de lleno en el proyecto, y ciertamente se transfigura en su personaje, una interpretación que fue premiada en Cannes. Los otros actores están muy bien escogidos, pero vale la pena destacar a Demián Bichir, que entrega a un Fidel muy convincente, evitando el peligro de la caricatura, y a Jorge Perugorría, que escapa, al fin, de los tipos algo histriónicos y estereotipados que ha venido componiendo en el cine español. Una fuente fundamental del guión de la película son las memorias del Che. En tal sentido, es obvio que se nos ofrece el punto de vista del personaje, lo que pesa en la deseable objetividad; se nos antoja el Che algo mitificado, sin aristas o puntos demasiado oscuros. Combate con las armas y ordena fusilamientos, sí, pero lo hace con sentido de la humanidad, sin odio, con principios, e incluso en cierto momento se dejan caer palabras suyas auténticas acerca del amor, como motor de la conducta revolucionaria. Queda a un lado, casi siempre, la retórica marxista, y reluce la imagen romántica del hombre idealista, que lo deja todo por luchar en lo que cree. De algún modo, es como si un asesor de imagen del Che de nuestros días hubiera permitido a un reportero de su confianza filmar a su representado en los momentos en que proyecta una imagen más favorable. Ha rodado Soderbergh con cámaras digitales, y les saca todo su rendimiento en las localizaciones naturales, y en las escenas de combate. Se trata de un film didáctico, que tiene el mérito de evitar el didactismo groseramente manipulador, las obviedades ideológicas; aunque es cierto que los personajes del lado de Batista son algo borrosos, les falta tridimensionalidad. A veces la acción en la selva agota un tanto, ese ir y venir de aquí para allá, acampando, conviviendo... Seguramente la intención es hacer partícipe al espectador de la vida del combatiente guerrillero, pero lo cierto es que algunos pasajes resultan reiterativos.  

6/10
La buena nueva

2008 | La buena nueva

Vísperas de la guerra civil española. Don Miguel es un sacerdote muy capaz y rebosante de espíritu evangélico, de deseos de predicar la buena nueva. Su obispo confía mucho en él, a pesar de su juventud y de que es muy impulsivo. De modo que le destina a Azania, un pueblo navarro, donde el anterior párroco no ha conseguido ganarse a sus feligreses por motivos ideológicos. Y en efecto, para allá va don Miguel todo optimista, dispuesto a preocuparse sólo de las almas, sean del color político que sean. Pero el estallido de la guerra, y el que Azania queda en la zona sublevada, no va a suponer la ventaja que podría creerse. Pues el clérigo observa horrorizado las represalias orquestadas por falangistas y requetés, asesinatos en todas regla. El hombre tratará de templar gaitas, lo que hace que se gane la confianza de Margari, la joven maestra encinta, viuda por culpa de las mentadas represalias. En el país de Los girasoles ciegos, La buena nueva hasta parece equilibrada, en la enémisa mirada a la guerra fraticida desde el bando de los perdedores, con el obligado subrayado de la memoria histórica, el “no olvidar” que tan buenos réditos da cara a la opinión pública y en el momento de obtener ayudas públicas. Por supuesto que tenemos a los típicos falangistas que no respetan ni a Dios ni a las personas, pero Helena Taberna y su coguionista Andrés Martorell se han empeñado en construir un personaje atractivo, el del cura protagonista, todo un mozarrón amante del frontón, que a la hora de enfrentarse a distintos dilemas morales haría prevelacer el valor supremo de la caridad, del evangélico amor al prójimo, como forma de amar a Dios. La directora, que se ha basado en la historia de un sacerdote pariente suyo, don Marino Ayerra, demuestra mayor sutileza que José Luis Cuerda a la hora de perfilar su historia, porque ciertamente don Miguel se enfrenta con situaciones injustas, que él encara con el deseable espíritu cristiano. Pero no nos engañemos, en el fondo, tenemos más de lo mismo. La idea es una condena de la actitud de la Iglesia en toda regla, con la contraposición entre jerarquía y curas “oficiales”, que abrazan la causa del bando nacional –el film no da ninguna razón de por qué esto sería así–, hasta entrenándose en el manejo de las armas, y los que tratan de vivir con sencillez las enseñanzas de Jesús –ahí tendríamos a don Miguel–. En tal disyuntiva, las simpatías se decantan sin ambajes hacia el segundo lado; aunque al final tendríamos la crónica de un fracaso –no admitido, claro está–, pues el protagonista debería renunciar a seguir en una institución que habría traicionado las intenciones de Jesús. La película de la directora de Yoyes es bastante irregular. Al principio se sigue con interés, porque la incorporación del cura al pueblo, su "toma y daca" con los bandos enfrentados, se narra con estilo, diríase que se ha inspirado en Proibito de Mario Monicelli, incluso en ese amor humano que no se quiere admitir. Pero a medida que avanza la historia, pierde fuelle, se prolonga en exceso, y en el último tramo se produce un importante desequilibrio al cargar la mano en el personaje del requeté, que aparentaba ser una buena persona, pero que en el final de opereta resulta mil veces peor que el repugnante falangista.

4/10
Savage Grace

2007 | Savage Grace

Película basada en hechos reales, se supone que muy conocidos, aunque no sabemos dónde... El film sigue los pasos de un matrimonio, el de Barbara Daly y su esposo Brooks Baekeland, desde el nacimiento de su hijo Tony en 1948, hasta un trágico suceso (muy conocido, repetimos, se supone) acontecido en 1972. Con ritmo cansino se nos pinta a una familia disfuncional; ella se supone que ha hecho una boda con un buen partido, pues Brooks pertenece a un linaje que ha hecho fortuna con el invento de la baquelita, así llamada a partir de su apellido; pero el caso es que Barbara es un poco rarita, y tiende a ser protagonista de escenas embarazosas ante sus amigos de la alta sociedad; y Brooks es brusco y nada comprensivo. En tan poco acogedor hogar crece Tony muy pegado a las faldas de su madre, y desarrollando una ambigüedad sexual en la que, como se dice vulgarmente, parece que le gusta "la carne y el pescado"; y la madre prefiría la faceta "carnívora", lo que produce tensiones.Tom Kalin sonó allá por 1992 con Swoon, una película de temática gay, terreno en el que se ha desarrollado su producción posterior, aunque en vídeo, y por tanto con una difusión aún más limitada. Aquí reincide en la cuestión en lo que algunos quieren ver ya como un subgénero, el "queer cinema", o películas de temática homosexual. Recorre toda la trama un aire malsano, de personajes poco equilibrados, y la cosa no atrapa porque no tenemos nada claro adónde nos quiere llevar el director, o su guionista, Howard A. Rodman, que se ha basado en un libro escrito por Natalie Robins y Steven M.L. Aronson. Da pena ver metida en este proyecto a una actriz como la copa de un pino, Julianne Moore, sin duda lo mejor del film, que insufla credibilidad a su poco definido personaje. La producción ha contado con capital español en la producción, y se dejan ver varios actores hispanos en el metraje: desnuda Elena Anaya, vestida Belén Rueda, y en plan gay y el que mejor lo hace, Unax Ugalde. Irrita el erotismo insistente de la cinta, por ejemplo con la escena de trío que aúna todo tipo de combinaciones, adulterio, homosexualidad e incesto.

3/10
El amor en los tiempos del cólera

2007 | Love in the Time of Cholera

Las novelas más reconocidas del Nobel colombiano Gabriel García Márquez son, sobre todo, "Cien años de soledad", y también "Crónica de una muerte anunciada", por su importancia en la literatura hispanoamericana. Y sin embargo, "El amor en los tiempos del cólera" es su obra más emotiva. También es una novela más adaptable al cine que los dos títulos citados, por lo que había generado grandes expectativas esta versión del británico Mike Newell, director de Cuatro bodas y un funeral, que ha demostrado cierta pericia para llevar libros a la pantalla, con Un abril encantado, Donnie Brasco y Harry Potter y el cáliz de fuego. El cineasta tenía posibilidades de romper la paradoja de que a pesar de que García Márquez estudió cine y ha sido guionista, no ha tenido mucha suerte cuando se han pasado sus mejores trabajos al cine, pues se puede decir que como mucho se salva El coronel no tiene quien le escriba, de Arturo Ripstein. El guionista sudafricano Ronald Harwood (que también ha adaptado La escafandra y la mariposa) se ha esforzado por seguir linealmente la novela y condesar en dos horas y veinte un libro de 500 páginas. Como es bien sabido, el libro narra la historia de amor entre Florentino Ariza y Fermina Daza, a lo largo de unas seis décadas. Un jovencísimo Florentino, empleado del servicio de correos, descubre a Fermina cuando acude a su casa a entregarle un telegrama a su padre. Inspirado por el amor que siente hacia ella, le escribe unas cartas sinceras, extensas y apasionadas, que logra entregarle en la clandestinidad. Gracias a ellas, logra ganarse su corazón, pero el padre sueña con casar a Fermina con un joven de buena familia, y un empleado de correos le parece ‘poco’ para ella. Cuando se entera de la relación, decide llevarse lejos a su hija. Florentino mantendrá encendida la llama del amor con la ayuda del telégrafo. No es tan fiel sin embargo el film en cuanto al tono. García Márquez usa aposta en esta novela todos los recursos de los folletines decimonónicos, que funcionan con brillantez en clave de realismo mágico. Captar esa forma única del escritor de hacer pasar por ordinario lo extraordinario es bastante difícil para un director que no sea hispanoamericano, y Mike Newel se queda bastante lejos. De esta forma, lo que queda, a ratos parece un culebrón televisivo. Newell ha contado con un presupuesto que le permite una convincente recreación del final del siglo XIX y principios del XX. Cuenta con buenos técnicos, y sobre todo, con un prometedor reparto internacional, reunido por su colaboradora habitual, la veteranísima Susie Figgis, prima del director Mike Figgis. Quien haya leído la novela convendrá en que algunos de los intérpretes van al pelo con sus personajes. Destaca la colombiana Catalina Sandino Moreno, como Hildebranda, la prima de la protagonista; la brasileña Fernanda Montenegro, que encarna a la madre de Florentino Ariza; Liev Schreiber, director de la oficina de telégrafos; y la española Alicia Borrachero, en una breve intervención como la tía de Fermina. La primera actriz, la italiana Giovanna Mezzogiorno, realiza un correcto trabajo, con la dificultad añadida de que interpreta a su personaje a lo largo de los años, de adolescente a anciana, con ayuda de una buena labor del departamento de maquillaje. Por contra, desentona el actor Javier Bardem, en una interpretación forzada, que llega a resultar esperpéntica, y que supone el mayor lastre de la película. Su personaje debe parecer un romántico enamorado, algo estrafalario, pero como sobreactúa, parece una especie de ‘freak’. Mike Newell ha fracasado en este sentido en su faceta de director de actores, al dejar que su estrella se le descontrole por completo. Resultan especialmente llamativas las secuencias de Bardem con sus amantes, que siguen su línea histriónica, dando lugar a los peores momentos del film. Subyacen, al menos, algunos temas presentes en la novela original, sobre la evolución de los seres humanos a lo largo del tiempo, y que supone una exploración del amor en sus diferentes fases. Contrapone los encuentros promiscuos de Florentino con amantes que nunca jamás llegarán a hacerle feliz, con la vida plena que vive Fermina, casada con un hombre íntegro, con el que tiene hijos, y que a pesar de algún problema y una grave crisis matrimonial, le hace feliz. Y apuesta decididamente por el romanticismo, al mostrar a un personaje enamorado para siempre.

4/10
Los fantasmas de Goya

2006 | Goya's Ghosts

Singular parábola de denuncia de los excesos en que puede incurrir el ser humano, incluso en el nombre de los ideales más sagrados, ya sea Dios, o la libertad, igualdad, fraternidad. La experiencia personal de los estados totalitarios ha marcado profundamente al checo Milos Forman, como prueban algunos títulos de su filmografía, Alguien voló sobre el nido del cuco y El escándalo de Larry Flynt mayormente. Aquí insiste en la condena de la tortura física y psicológica, y de la limitación de pensamiento y libre expresión. Le sirve para ello de excusa la España de Goya, con dos momentos bien delimitados, la caída de Carlos IV, y la invasión napoleónica a la que seguirá la restauración borbónica, en los que el pintor aragonés es observador privilegiado de la realidad del cambio de siglo. El film, financiado con capital español en su totalidad y con muy buenos técnicos hispanos en su equipo, tiene un empaque notable, como de título que desearía concurrir en los Oscar. La puesta en escena es excelente, y también el trabajo de los actores, o la visión de la creación pictórica de Goya (estupendo Stellan Skarsgård), y su presentación como alguien que vive en su nube artística, pero con capacidad de tomar el pulso a su época, aunque sea a palos. Hay que reconocer además, a Forman y a su coguionista Jean-Claude Carrière cierta apertura de mente, atrapada en el personaje de Javier Bardem, primero inquisidor implacable inconsecuente con sus ideas (la violación de una prisionera), luego adalid implacable de la revolución, que trataría de ser el reflejo de dos extremos. Pero el film tiene una pega, importante: la desgracia que acontece a la Inés compuesta por Natalie Portman, todo un lastre. Se diría que la sombra de la imprecisión histórica, que ya le afectó en Amadeus, persigue a Forman. Resulta poco verosímil, cercano a lo risible, que alguien pueda dar con sus huesos en la cárcel por el simple hecho de no ingerir carne de cerdo una noche en una posada; más en una época, casi principios del siglo XIX, en que la Inquisición ya no era lo que había sido; tampoco se entiende que la violación de fray Lorenzo carezca de los elementos traumáticos normales en un caso de esas características.

6/10
Rosario Tijeras

2005 | Rosario Tijeras

Antonio y Emilio conocen en una discoteca colombiana a Rosario, una joven que trabaja como sicaria, para poderosos narcotraficantes. Sus nuevos amigos muestran a Rosario un nuevo camino en la vida, por lo que decide dejar la delincuencia. Uno de los mayores éxitos del cine colombiano, que como otras películas recientes procedentes de ese país recoge el fenómeno del narcotráfico en los 80. El debutante Emilio Maillé se basa en una novela de Jorge Franco.

4/10
Reinas

2005 | Reinas

Tres parejas gays han decidido unirse en una ceremonia colectiva en la que se convertirá en la primera unión formal de gays en España. Pero antes, cada uno de los chicos debe conocer a su familia política. El especialista en comedias Manuel Gómez Pereira parte de un guión poco inspirado, por lo que desperdicia un buen reparto, que incluye a tres de las mejores actrices españolas: Mercedes Sampietro, Marisa Paredes y Carmen Maura.

3/10
Alatriste

2005 | Alatriste

Adaptación de las aventuras del célebre personaje creado por el escritor Arturo Pérez-Reverte. Se ha realizado un enorme esfuerzo de producción para recrear aquella época en que España era un imperio que empezaba a mostrar sus primeros signos de decadencia. La ambientación es perfecta, se pintan bien las circunstancias políticas, aunque quizá llama la atención la presencia folclórica de algún elemento –Velázquez, por ejemplo–, o la escasa presencia de la religión católica –la religión es algo más que la Inquisición–. No obstante, el solo hecho de abordar una ambiciosa película de aventuras y época, merece un aplauso a Antonio Cardenal y sus socios por su arriesgada apuesta, poco frecuente en España. Dicho esto, hay que decir que el film no acaba de funcionar. Agustín Díaz Yanes ha tomado la decisión de usar elementos de todas las novelas de Pérez-Reverte, con la intención de abarcar la vida completa del capitán Diego Alatriste. Esto da al film un carácter episódico, como de ir avanzando a salto de mata, de escenario en escenario, introduciendo muchos personajes, demasiados. ¿Realmente es necesario sacar medio minuto a Pilar Bardem caracterizada de monja? Quizá habría sido más inteligente seguir la opción de Peter Weir en Master and Commander. Al otro lado del mundo al abordar la saga del capitán Jack Aubrey, creación de Patrick O´Brian; o sea, centrarse en una novela, y tomar si acaso elementos puntuales de otras; pues al film de Díaz Yanes le falta una meta, un lugar al que llegar y que el espectador aguarde con impaciencia. En su modestia, funciona mejor El maestro de esgrima que este film. Destaca el esfuerzo de Viggo Mortensen, Aragorn en El Señor de los Anillos, por hablar un castellano adecuado a su personaje; y sabe darle un aire sombrío, aunque el guión no explique qué le mueve, a no ser que sea el simple afán de aventuras, la camaradería, el ir tirando con su amante actriz, o esa suerte de `hijo´ que es Íñigo de Balboa. El reparto de secundarios está muy bien pensado, aunque destacan Javier Cámara (el primer encuentro del conde duque de Olivares con Alatriste es magnífico, tal vez lo mejor del film), Juan Echanove (que da vida a un desengañado Quevedo), Antonio Dechent y Eduard Fernández (compinches de Alatriste); las féminas tienen menos cancha, se mire como se mire (estamos en un mundo de hombres, y el papel de Elena Anaya no se acaba de entender) e incluso Blanca Portillo, increíble la capacidad camaleónica de esta mujer, tiene una presencia menor, como… Fray Emilio Bocanegra, un hombre evidentemente. Las escenas de acción y de muchedumbres están conseguidas, y destaca la de apertura, de asalto a un puesto moviéndose por el agua, entre la niebla de una noche de luna de atmósfera azulada, que recuerda, y mucho, a la escena del huerto de los olivos en La Pasión de Cristo.

4/10
Héctor

2004 | Héctor

Al morir su madre, Héctor se traslada a un barrio madrileño con su tía Tere y su familia. Su nuevo entorno es mucho más humilde que el lugar de donde procede. Hasta ese lugar también acude el presunto padre de Héctor, un mexicano que quiere ofrecerle que se vaya a vivir con él, aunque el chico ignoraba su existencia. Héctor se muestra reacio a conocerle, pero el cura local mediará para que ambos se encuentren. Nuevo melodrama intimista de Gracia Querejeta, quizá la mejor película española del año, que incide en el tema de las relaciones familiares con conflictos ocultos, presente en sus tres anteriores filmes: Una estación de paso, Cuando vuelvas a tu lado y El último viaje de Robert Rylands. Esta vez, Querejeta muestra una especial habilidad para mostrarnos qué ha ocurrido en el pasado sin recurrir al flash-back, que utilizaba a menudo en sus películas anteriores. Aunque Héctor es el personaje central, la cinta describe minuciosamente a los secundarios, y narra detenidamente subtramas como la de Fanny, hija de Tere, que mantiene una relación con Ángel, su jefe y el de su padre. También está muy presente el drama de Tere, que en secreto envidia el destino de su hermana, la madre de Héctor, que abandonó el bar que ambas regentaban, logrando alcanzar una vida más desahogada. Precisamente la que más se luce es la actriz que da vida a Tere, nuevamente Adriana Ozores, una de las protagonistas del anterior film de la realizadora. No desentona el joven Nilo Mur, descubierto por Gracia Querejeta en un breve papel que interpretaba en El mar, de Agustí Villaronga.

7/10
Frío sol de invierno

2004 | Frío sol de invierno

Cuando le dan el alta en el sanatorio mental en el que llevaba unos años internado, Adrián, un chico de veinticinco años que ha sufrido problemas mentales, regresa a la mansión familiar en busca de su padre, al que echa la culpa de los males que padece su familia. Pablo Malo, que debuta como director y guionista, ganó el premio revelación en la última ceremonia de los Goya. Con un tono cercano al cine negro, describe el viaje interior de un personaje desesperanzado, que sufre una inexplicable angustia vital. El cineasta se apoya en las esforzadas interpretaciones, sobre todo por parte de la veterana Marisa Paredes.

5/10
Cámara oscura

2003 | Cámara oscura

Cinco jóvenes llegan a Senegal para participar en una competición de submarinismo. Pero el motor de su barca explota, ésta se hunde y se quedan aislados en medio del océano. De pronto, se acerca un viejo mercante que podría ser su salvación. Se agradece el esfuerzo de Pau Freixas, autor de la desconocida Cactus, por rodar una cinta de terror hispano, similar a la reciente Open Water y a otros títulos de barcos fantasmales, como Ghost Ship. La ambientación está conseguida y Freixas no se va por el camino del susto fácil, lo que compensa parcialmente que el guión y los personajes sean esquemáticos y típicos del género.

4/10
Diario de una becaria

2003 | Diario de una becaria

Verano en Madrid. Un grupo de recién licenciados en periodismo hace prácticas en la emisora de radio CCN. Y descubren un mundo donde dominan lo egos, con jefes que se quieren aprovechar de las becarias más monas, y trepas de diversa índole. El director de Báilame el agua firma este esperpento, donde no sabemos si los periodistas se reconocerán demasiado. Lo más curioso es el carácter profético del film, ya que muestra al príncipe de Asturias, que concede una entrevista en exclusiva a una de las becarias: la peli fue rodada antes de que se supiera del noviazgo de don Felipe con la presentadora televisiva Letizia Ortiz.

3/10
Volverás

2002 | Volverás

Cuando se encuentra casualmente con su hermano Carlos, al que lleva seis años sin ver, Ignacio se da cuenta de sus numerosos problemas. Durante cinco días le acompañará para ayudarle a solucionarlos. Drama dirigido por Antonio Chavarrías, también autor del guión, por el que ha sido nominado al Goya a la mejor adaptación. Se basa en una novela de Francisco Casavella titulada Un enano español se suicida en Las Vegas, y el punto fuerte es la interpretación de los jóvenes pero solventes Tristán Ulloa y Unax Ugalde.

4/10
Bellas durmientes

2002 | Bellas durmientes

Lawrence es un prestigioso y tranquilo profesor universitario de unos sesenta años. En la ciudad adonde ha llegado para el curso de invierno descubre una extraña casa en donde se dan cita hombres maduros con jóvenes muchachas. El lugar atraerá terriblemente a Lawrence, que empezará a mudar su personalidad y se sentirá también atrapado entre los recuerdos y las pesadillas. Peculiar película española que supone el debut en el largometraje de Eloy Lozano, quien escribe también el guión inspirado en la novela de Yasunari Kawabata. Acentúa el film el morbo de las situaciones sexuales, para aportar un tono pesadillesco a una historia situada entre el drama y el terror. Protagonizada por el actor Clive Arrindell –famoso en España por protagonizar una exitosa campaña televisiva sobre la Lotería de Navidad–, Bellas durmientes cuenta con la presencia también de unos jovencitos Unax Ugalde y Leticia Dolera.

4/10
Báilame el agua

2000 | Báilame el agua

David y Carlos son dos colegas veinteañeros que viven en la calle al día. Se sacan unos durillos con improvisaciones musicales en el metro. Ahí es donde David descubre a una chica, María, cuya sola visión acaba convirtiéndose en una obsesión que le arrastra a peligrosos y vertiginosos torbellinos que pueden terminar... en el abismo. Retrato de ambientes marginales, el director Josecho San Mateo asegura que si hubiera tenido que describirla antes de rodarla “palabras altisonantes con amor, sexo, adicción o pobreza hubieran formado parte de mi discurso. Ahora, al ver ese mundo hecho fotogramas, sólo se me ocurre hablar de personas.” La peli ha servido para descubrir a un joven valor: Pilar López de Ayala.

4/10
Periodistas

1998 | Periodistas | Serie TV

Serie española que cosechó un gran éxito y que, al igual que Compañeros, se mantuvo en antena entre 1998 y 2002, con un total de 120 capítulos. La trama se centra en la redacción de un periódico local llamado 'Crónica Universal'. Ahí trabajan el jefe Luis, el redactor jefe Blas, las redactoras Ana y Ali, los fotógrafos Clara y Willy, más becarios y secretarias. Los capítulos tratan sobre las vidas de cada uno de los personajes y sus diferentes relaciones, al tiempo que se urden historias en torno a las noticias de actualidad que van saliendo. Hay un poco de todo: comedia, romance, drama y un punto de intriga. La serie, que reúne a un buen elenco de actores españoles, estaba producida por Globomedia y se da la peculiaridad de que el personaje de Clara, interpretado por Belén Rueda, ya aparecía en la otra serie de éxito de la misma productora televisiva, Médico de familia.

4/10
A las once en casa

1998 | A las once en casa | Serie TV

Lucía es una adolescente que tiene que afrontar la separación de sus padres, Ángel y Olga. Al igual que sus hermanos, Lucía acaba viviendo con su progenitor y Paula, la nueva pareja de éste. Ángel es dibujante y trabaja en casa, haciendo una tira cómica. Su ex mujer, Olga, sigue siendo su amiga, pasa por su casa casi todos los días, y suele ponerle muy nervioso. Serie televisiva española que gozó de gran aceptación entre los años 1998 y 2000, cuando fue emitida. El reparto estaba encabezado por conocidos actores españoles, mientras que otros rostros conocidos interpretaron personajes puntuales.

4/10

Últimos tráilers y vídeos