IMG-LOGO

Biografía

Gorka Otxoa

Gorka Otxoa

41 años

Gorka Otxoa

Nació el 13 de Enero de 1979 en San Sebastián, Guipúzcoa, España
Filmografía
Paraíso

2020 | Paraíso | Serie TV

La investigación emprendida por un grupo de jóvenes tras la desaparición de tres chicas de su entorno. En plena transición de la adolescencia a la edad adulta, los protagonistas atraviesan un momento de incertidumbre y emociones a flor de piel, donde todo se vive por primera vez y aparecen sentimientos como la soledad, la pérdida, el amor y la amistad. Un viaje iniciático de madurez, que también apelará a la nostalgia de los espectadores a través de la ambientación de la España de 1992.

Diarios de la cuarentena

2020 | Diarios de la cuarentena | Serie TV

En tiempos de cuarentena, por la crisis del COVID-19, Morena Films improvisa para TVE una serie rodada por los propios actores desde sus casas. Están al frente como realizadores y guionistas Álvaro Fernández Armero (Nada en la nevera) y David Marqués (Campeones). Recoge las peripecias durante la pandemia de diversos personajes confinados, como un neurótico casado con una mujer que trata de seguir con su trabajo a distancia, un maduro individuo un tanto hipocondríaco, dos abuelos que intentan iniciarse en las nuevas tecnologías, dos amigos que se conectan entre ellos para inventar posibles negocios con los que sacar provecho de la crisis, una adolescente y su familia, una pareja en crisis y un tipo que había pasado la noche con una desconocida, y por las circunstancias se ve obligado a quedarse en su apartamento durante el estado de alarma. Salvo por algún coqueteo con el humor grosero, sobre todo apuesta por un tono amable, pues tiene el objetivo de servir como entretenimiento y distracción, retratando a los españoles medios durante el durísimo encierro del coronavirus. Pese a estar elaborada en tiempo récord, y con medios rudimentarios, la telecomedia tiene un acabado técnico meritorio y algunos chascarrillos funcionan. El reparto coral acusa grandes diferencias de nivel, cumplen con soltura los veteranos marido y mujer Petra Martínez y Juan Margallo, el experimentado Carlos Bardem, el habituado a series de humor Adrià Collado (La que se avecina), el siempre eficaz Víctor Clavijo y su esposa, Montse Pla, los divertidos Gorka Otxoa y Carlos Areces, el solvente José Luis García Pérez, y el habitual realizador Fernando Colomo, que demuestra mucha gracia espontánea. Otros son más discutibles, como Fele Martínez y Mónica Regueiro. Por desgracia, salvo la trama de Clavijo y su ligue fugaz, Pla, el resto de situaciones no avanzan, por lo que acaba siendo una acumulación de gags aislados. Esto acaba agotando, y además, llegan en un momento en que muchos de los chascarrillos en los que se apoya, sobre la acumulación de papel higiénico, las teleconferencias en el teletrabajo con chaqueta y corbata por encima, y pantalón de pijama por debajo, etc., han sido sobreexplotados por la imaginación popular, sobre todo a través de memes de WhatsApp.

5/10
Fe de etarras

2017 | Fe de etarras

Comedia para Netflix de Borja Cobeaga con guión de Diego San José, que se arriesga a hacer risas con el tema del terrorismo de ETA, cuestión de alta hipersensibilidad, todo resulta aún muy cercano, con heridas todavía no cicatrizadas del todo. Los responsables del film, son lo bastante conocedores de la realidad de su tierra, y tienen la suficiente elegancia y sentido común para guardar cierto equilibrio, pero en este caso moverse en el filo de la navaja es muy complicado. Su película describe la espera de un comando etarra para cometer un atentado en una innombrada ciudad de provincias, y entretanto deben aparentar normalidad con los vecinos, en plena efervescencia del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, donde inesperadamente España está haciendo un buen papel. La película, de actores muy graciosos, Javier Cámara, Julián López, Miren Ibarguren, Gorka Otxoa, contiene algunos buenos gags desternillantes, en el fondo los que más se alejan de ETA y se acercan al humor de Ocho apellidos vascos. El final, humor negro, deja un poco perplejo y se presta a diversas interpretaciones, pero se diría que es el modo de expresar el rechazo de la violencia y el asesinato para defender las ideas que pueda tener uno sobre el País Vasco.

6/10
Reevolution

2017 | Reevolution

Cuando Doni pierde el trabajo entra en una espiral negativa que acaba llevándole a la ruptura con su mujer y a plantearse seriamente el suicidio. Doni no es feliz, siente que su vida no es del todo suya, no puede hacer lo que desea, se siente coaccionado socialmente por todos lados. Coincidirá en esa visión con tres personas más: su amigo David, productor de cine; el ex policía Max; y el hacker internacional Jack. Los cuatro están dispuestos a hacer ver al mundo que el actual sistema social coarta la libertad del individuo y no está funcionando. Película española que supone el debut de David Sousa Moreau, autor también del guión y productor del film. Al decir de Sousa la película se gestó durante un periodo de más de quince años y ha contado con un limitado presupuesto de seis mil euros, cuatro mil de los cuales han sido destinados a pagar impuestos. Vistas así las cosas se entiende que Reevolution sea una película muy personal, ambiciosa, que responde a una visión reivindicativa de su autor, quien plantea cuestiones tan interesantes como utópicas, como la de implantar un sistema sin países, donde cada individuo geste su propia vida sin apenas injerencia de los estados. Hay en ese planteamiento –tan razonable a priori si se tiene en cuenta la variedad de injusticias que se viven a diario– una inocencia también absurda, la propia de algo no sólo irrealizable en el plano social, sino que da por hecho cierta visión antropológica demasiado buenista, falsa a todas luces de lo que podría ser una vida más justa si cada uno viviera sólo por su propio interés. Esto no significa que no haya que aplaudir cierta valentía en el desparpajo con que Sousa plantea la cuestión antisistema, pero de ahí a resultar verosímil hay un trecho. Películas como V de Vendetta, de clara influencia en el film, funcionan precisamente por su carácter de parábola de ficción. El limitado presupuesto se deja ver claramente en el desarrollo narrativo, especialmente en el deficiente uso de la cámara en las pocas secuencias de mayor acción y en la utilización exagerada de elementos como el sonido o el montaje para dinamizar una trama que muchas veces se ve supeditada a largos parlamentos con que los personajes explican su comportamiento. Tampoco el tono fotográfico ayuda a olvidar que estamos ante un film de corte casi amateur, aunque a Sousa no le falte talento a la hora de planificar las escenas. Ha contado, eso sí, con un reparto apañado, que logra aportar cierta credibilidad, con rostros conocidos como los de Fele Martínez, Gorka Otxoa o Hovik Keuchkerian.

4/10
Ranas (Igelak)

2016 | Igelak

Pello, director de una sucursal bancaria, es detenido por culpa de unas operaciones ilegales en donde él era un simple peón. Indignado por tener que asumir esa responsabilidad, mientras su jefe se va de rositas, Pello escapa de los juzgados en pleno juicio. Tras deambular algunos días por el bosque acaba recalando en una especie de comuna de gritones antisistema, donde poco a poco adquirirá prestigio. Pero él sólo espera una oportunidad para conseguir dinero y huir al extranjero. Comedia amable y simplona en torno a la crisis financiera, que vuelve a centrar el tiro en la injusticia generada por el sistema bancario y en cómo las grandes corporaciones salen indemnes mientras que las personas corrientes sufren el castigo por su culpa. Narrada completamente en euskera, al modo de fábula –explícitamente se habla del cuento de la rana y el escorpión, de ahí el título–, el brioso comienzo de Ranas (Igelak) tiene su gracia, con la cómica huida del protagonista en los juzgados, pero en un momento dado el guión de Patxo Tellería se estanca por completo y pierde imaginación, de modo que la cosa se va quedando en algo blandito y plano, con muy poco fuste, también provocado por la puesta en escena de aspecto televisivo y por el hecho de pintar demasiado idílicamente, de ridículo buenismo, la vida en la comuna de las “ranas”. Tiene a su favor un eficaz trabajo de Gorka Otxoa (Pagafantas), aunque también abuse de su gesto de eterna perplejidad, y resultan más o menos originales los curiosos injertos musicales, con los propios intérpretes actuando en el set al estilo de Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia).

4/10
Los miércoles no existen

2015 | Los miércoles no existen

Encuentros entrecruzados entre variopintos personajes, que tienen lugar diferentes miércoles a lo largo de varios años. Pablo, engreído arquitecto, intenta solucionar sus problemas con su pareja, Irene, que por su parte tras una borrachera se levanta en la cama con Hugo, camarero y aspirante a pintor de éxito, que sólo busca encuentros esporádicos con las mujeres. A César, un tímido ingeniero, le deja su novia, por lo que inicia una relación con una nueva chica. Peris Romano debuta como realizador con la adaptación de su propia obra, de gran éxito en las carteleras madrileñas, sobre todo por su habilidad para expresar el estado de ánimo de los personajes mediante famosas canciones de artistas como Los Ronaldos, Vetusta Morla o Raffaella Carrà. No intenta ocultar su origen teatral, pero da la sensación de que los extensos diálogos funcionaban mejor sobre las tablas, pues al realizador le queda mucho para alcanzar la pericia de autores como Alain Resnais a la hora de crear un híbrido satisfactorio entre éstos y el cine. Y que la música en directo era un valor añadido que le daba una frescura que aquí brilla por su ausencia. Explora otra vez los conflictos de jóvenes que se resisten a madurar, con algunos gags ingeniosos. A pesar de sus pocas pretensiones, consigue también momentos de cierta intensidad dramática, explorando la desorientación que reina en la sociedad actual. Esto se debe en gran medida a que cuenta con un reparto coral lleno de destacados actores españoles, en el que resulta un tanto forzado William Miller, pero se luce sobremanera la zaragozana Alexandra Jiménez, que con este título y Anacleto, agente secreto, se consagra como la gran actriz de la temporada del cine español.

5/10
Bypass

2012 | Bypass

Comedia romántica que tiene como protagonista a Xabi, un joven que para "endulzar" las últimas horas de su amiga María, víctima de una enfermedad terminal, le dice que está enamorado de ella: cuando María se recupera milagrosamente, Xabi tendrá que seguir fingiendo.

¿Estás ahí?

2011 | ¿Estás ahí?

Ana acaba de morir en un accidente de tráfico. Pero sigue junto a su novio Fran en forma de fantasma, en el apartamento al que acababan de mudarse... donde había otro fantasma que responde al nombre de Claudio. A pesar de estar muerta Ana se resiste a que Fran pase página y salga con otras chicas. Adaptación de una obra teatral de Javier Daulte, esta comedia fantasmal no funciona, porque en todo momento somos conscientes de estar sumergidos en una trama artificial, donde las “reglas fantasmales” no están bien definidas. A ratos vemos a los fantasmas, a ratos no. De uno vemos su cuerpo como si fuera normal, de otro una especie de forma transparente. Hay muchos fantasmas, pero parece que Ana y Claudio vivieran en una burbuja. Aparte de estas incoherencias, que lastran terriblemente la narración, lo cierto es que la historia amorosa no interesa, ni progresa adecuadamente, si se nos permite usar esta expresión del mundo educativo. El recurso al mundo de la magia, la pesada madre de Fran, el vecino consumidor de hierba y aficionado a los fantasmas, nada de estos elementos acaba de interesar mínimamente. De modo que la falta de chispa –el ritmo de “screwball” que prometía el arranque desaparece en unos pocos instantes–, y un reparto no demasiado carismático, impiden que la película despegue en algún momento. Apenas alguna sonrisa –en la sesión de espiritismo– arranca esta película fallida de Roberto Santiago, responsable de comedias como El penalti más largo del mundo.

2/10
Plaza de España

2011 | Plaza de España | Serie TV

Año 1936, guerra civil española, el pequeño pueblo de Villaseca en el frente de Guadarrama. Un grupo de soldados del bando de los alzados ocupa el lugar con idea de abastecerse con los bienes de un marqués local. Ignora el coronel que comanda la expedición que el marqués ha fallecido hace unos meses, y que unos lugareños han arramblado con sus propiedades, hasta el punto de que le suplantan. Está al cabo de la calle el soldado Sebastián, que resulta ser de Villaseca, y que a su pesar se convierte en cómplice de los farsantes. Telecomedia hispana que trata de dar una visión amable de los años de la guerra fraticida española, sin hacer demasiada sangre con ninguno de los bandos, aunque las bromas para ridiculizar posturas abundan sobre todo a la hora de mirar a los nacionales, también con alguna broma irreverente. Hay quien ha hablado de tono berlanguiano, pero no se detecta tanta “mala leche”, el tono es más cercano a las comedias de la Ealing, la famosa productora inglesa. La trama prometía más diversión, pero aun así algunos gags tienen gracia.

4/10
Lobos de Arga

2011 | Lobos de Arga

Juan Martínez Moreno debutó con Dos tipos duros, intento de parodia de las cintas de asesinos a sueldo y del cine de Quentin Tarantino. Pasó al thriller unos años después con la esforzada pero fallida Un buen hombre. Vuelve a las risas con Lobos de Arga, su tercer trabajo, una comedia que saca punta a las películas de terror. Tomás, escritor de medio pelo, viaja en coche con el perro de su ex novia a Arga, el pueblo del que proviene su familia, donde va a ser nombrado 'hijo adoptivo' de la localidad. Allí se le unirá Mario, un sinvergüenza que fue su editor literario, y se reencontrará con Calisto, su amigo de la infancia. Pero Tomás ignora que los lugareños han urdido su supuesto nombramiento para atraerle, pues piensan que sacrificándolo pondrán punto y final a una antigua maldición. El propio Martínez Moreno ha escrito el guión de Lobos de Arga, inspirado según dice por Un hombre lobo americano en Londres, de John Landis, que también combinaba licantropía y humor. Quizás funcionan un poco mejor las partes cómicas, por el talento de Carlos Areces (Balada triste de trompeta), con el que resulta imposible no reírse, y que está bien secundado por unos eficaces Gorka Otxoa (Pagafantas) y Secun de la Rosa (No controles). Por desgracia, se recurre demasiado a la grosería, por lo que acaba agotando. Por otro lado, da la impresión de que el realizador de Lobos de Arga, como Landis en la película que le ha servido de modelo, no sólo aspira a la risa, sino que también quería crear tensión en las secuencias de los hombres lobo. Desgraciadamente, no sólo carece de la habilidad para rodar convincentes momentos de suspense, sino que además los efectos especiales son tan cutres, que sus monstruos con disfraces peludos corriendo sobre dos patas producen vergüenza ajena.

4/10
Doctor Mateo

2009 | Doctor Mateo | Serie TV

Mateo es un médico de fama internacional que ha desarrollado su carrera en Nueva York. Un buen día decide volver al pequeño pueblo asturiano donde pasaba las vacaciones cuando era niño. Allí comenzará a ejercer su profesión pero no será fácil su adaptación al medio rural después de haber vivido en la Gran Manzana. Se trata de la versión española de una serie británica llamada Doc Martin, que además tiene mucho de otra exitosa serie de médicos: House. El doctor Mateo comparte con éste último su obsesión por el trabajo así como una personalidad compleja y hermética que lo convierten en una persona difícil para las relaciones humanas.

4/10
Pagafantas

2009 | Pagafantas

Chema es un simpático joven que antes de que se dé cuenta, se ha convertido en el “pagafantas” de Claudia. Esto es, el mejor amigo de la chica guapa, sexy, simpática y divertida. Todo un lujo, si no fuera porque el chaval está totalmente enamorado de ella. Pero ella lo quiere como un hermano, nunca verá en él al hombre que lleva dentro. Buena comedia que provoca un sentimiento de extremo agradecimiento. Seguro que muchos la califican de “soplo de aire fresco” y es que lo es. Gracias por no ser la típica españolada estilo Fuga de cerebros o la típica americanada estilo Dos colgaos muy fumaos. De lo que se deduce que es todo lo contrario. Y así es, se trata de una película divertida, con numerosas situaciones cómicas, que mantendrá entretenido de sobra al espectador. Por supuesto que no es un título que cambie el mundo, pero es que tampoco lo pretende. Es una película sencilla, que cumple de sobra con su cometido. Demuestra que hay un humor más inteligente que el “caca, culo, pedo, pis” y que se puede pasar un buen rato sin necesidad de basarlo todo en el sexo y en burradas varias. El principal culpable de este asunto es el debutante en el largo Borja Cobeaga, que conoció a su colega libretista Diego San José en el divertido e innovador programa televisivo Vaya semanita. Buena culpa también de la gracia de la película recae en los actores. Gorka Otxoa está genial como Chema, así como Óscar Ladoire como el tío Jaime. Los secundarios también están sobradamente a la altura. Por poner un pero, cabe citar a Sabrina Garciarena, la guapísima Claudia. La actriz hace un trabajo muy bueno también, pero su personaje es quizás el más arquetípico. Una pena porque todos los demás tienen parámetros propios de los clichés que representan, pero a la vez un aire que los hace únicos e irrepetibles. Entre los innumerables puntos divertidos que tiene la película destacan las inserciones a modo documental donde se compara al pagafantas y a la chica deseada con distintos animales como el lémur y el koala. Es imposible acabar sin agradecer también a Cobeaga que haya tenido el detalle de incluir una pequeña persecución coche-moto que resulta muy divertida y que no suele ser habitual en las películas españolas. Buen intento, Borja Cobeaga.

6/10
Un poco de chocolate

2008 | Un poco de chocolate

Adaptación cinematográfica de la novela de Unai Elorriaga "Un tranvía en SP", que fue Premio Nacional de Narrativa en 2002. Lucas acaba de salir del hospital y acompañado de su hermana María se dispone a proseguir con su vida apacible en un pueblecito costero de Bilbao. Al entrar en su casa se dan de bruces con Marcos, un completo desconocido que se les ha metido dentro. Pero, salvado el estupor inicial, Lucas y María invitan a quedarse al recién llegado, que resulta ser un joven simpático, de pocas palabras, que ha dejado atrás a su familia y ha recalado allí con lo puesto, únicamente acompañado de su acordeón. La película es por encima de todo una mirada dulce a la última etapa de la vida, encarnada en la figura de Lucas, un anciano entrañable que en medio de los coletazos que la demencia o el Alzheimer empiezan a ocasionar en su cerebro, conserva una alegría de vivir contagiosa y un afinado tino para vislumbrar el interior de los demás. Llama la atención la carga de nostalgia de la historia, pues los personajes parecen vivir siempre del pasado, un territorio poblado por los seres queridos muertos hace tiempo. En claro contraste con Lucas y María se sitúa Marcos, quien rejuvenecerá el ambiente que reina en la casa de los dos hermanos, aprenderá alguna valiosa lección y a su vez vivirá una historia de amor situada en el presente. También resulta bella la metáfora del viaje en tranvía al Shisha Pangma –montaña mitificada en el corazón de Lucas (y de ahí el “SP” de la novela)–, quizá como un trayecto vital y definitivo hacia el objetivo anhelado de la felicidad. En el apartado artístico destaca, como no podía ser menos, la actuación de Héctor Alterio, un gran actor que logra hacer atractivo y creíble un papel difícil. Se diría que se cree a pies juntillas su personaje. Julieta Serrano (La moños) está igualmente notable como hermana abnegada, mientras que los que más cojean son Daniel Brühl y Bárbara Goenaga, quizá simplemente porque sus personajes son los peor trazados en el guión. La música de Bingen Mendizábal brilla especialmente. Se nota de todas maneras que estamos ante un debut tras las cámaras. Aitzol Aramaio intenta transmitir a las imágenes el aire de realismo mágico de la obra literaria. Pero no lo consigue del todo, y en todo caso al conjunto le falta mordiente. Aunque en ocasiones logra la conjunción perfecta –las apariciones de la idealizada Rosa en el tranvía– muchas otras no aportan demasiado e incluso parecen rebuscadas, como el caminito de velas encendidas o el idílico y felliniano colofón. Por otra parte, tampoco funciona el personaje de Roma, pues en ningún momento resulta convincente, desde su forzada aparición y fijación por Marcos, hasta el inconsistente romance. De cualquier forma la levedad y dulzura de todo lo que se cuenta resta importancia a estos defectos. Todo es demasiado emotivo, optimista y poco problemático en esta agradable y costumbrista mirada a la ancianidad.

5/10
Cuestión de sexo

2007 | Cuestión de sexo | Serie TV

Diego es un profesor de autoescuela felizmente casado, con una hija. Un día espera junto a su esposa a unos amigos a los que han invitado a comer. Pero Diego no puede resistirse y acaba confesándole a ella que le ha sido infiel. Como es de suponer, esto desencadena una crisis matrimonial. Willy Toledo protagoniza esta serie coral, con siete personajes principales –tres parejas y la hija en la ficción de Toledo–. Narra con humor problemas matrimoniales típicos de la sociedad actual.

4/10

Últimos tráilers y vídeos