IMG-LOGO

Biografía

Robert Luketic

Robert Luketic

Robert Luketic

Filmografía
El poder del dinero

2013 | Paranoia

Adam Cassidy es un jovenzuelo pirado por las nuevas tecnologías, que junto a un grupo de compañeros lucha por escalar socialmente en Nueva York presentando sin suerte “geniales” ideas para su empresa de telefonía móvil, liderada por el ambicioso Nicolas Wyatt. Éste decide manipular a Adam para intentar batir a su principal rival y antiguo socio Jock Goddard: la idea es prometerle un fabuloso futuro, si acepta espiar industrialmente para él, introduciéndose en la empresa del otro. Harto de una vida humilde en Brooklyn, con un padre enfermo, y atraido por el lujo y el dinero, acepta la propuesta de Wyatt. Thriller que adapta una novela de Joseph Finder, con planteamiento inicial atractivo, pues pretende criticar una sociedad en crisis, obsesionada por la tecnología, donde las oportunidades para los jóvenes son escasas, y donde las metas acaban reducidas a subir a la cúspide del poder, como sea. Aunque medianamente entretenido y con atractivo reparto, el guión falla estrepitosamente. Primero obliga a aceptar ideas imposibles, como la de un Adam capaz de presentar a Goddar un gran invento para ganarse su confianza, y luego incluye todos los tópicos imaginables de joven inexperto tratando de robar información. Casi todos los personajes son excesivamente básicos -los mejores son los veteranos Gary Oldman y Harrison Ford, el resto aportan sobre todo atractivo físico-, y las supuestas sorpresas que depara la trama no lo son tanto. Desde luego Robert Luketic estuvo mucho más atinado en 21: Black Jack, netamente superior.

4/10
Killers

2010 | Killers

Rutinaria comedia de acción, a pesar del atractivo de la pareja protagonista, Katherine Heigl y Ashton Kutcher. Repite un poco el esquema de la casi coincidente en el tiempo Noche y día, de chica normal que conoce a guapetón mozo que resulta ser un asesino de los servicios secretos, que eso sí, sólo mata a "los malos". Jen se enamora de Spencer cuando está de vacaciones con sus padres en Niza, y acaban casándose. Él deja su peligroso oficio, que ella desconoce por completo, pero pasados tres años de felicidad el pasado de Spencer sale a su encuentro, y junto con su esposa se ve envuelto en una "ensalada" de tiros. Robert Lutekic ha hecho bastante comedia (Una rubia muy legal, La cruda realidad), pero no demasiado memorable, más acertado estaba en el thriller 21: Black Jack, su mejor film. Aquí desarrolla la trama a trompicones, con continuas bromas verbales acerca de sexo, y escenas de acción y peleas resueltas sin gracia. Es sintomático de lo limitado del guión el último tramo, donde se acumula la gente que trata de matar al matrimonio protagonista, y eso que la peli apenas dura hora y media. Podían haber dado más juego los padres de la chica: Tom Selleck aún tiene un punto pero la alcohólica de Catherine O'Hara es plana y sin gracia.

3/10
La cruda realidad

2009 | The Ugly Truth

  Abby es una productora de televisión, cuyo programa no acaba de despegar entre la audiencia. Aunque buena profesional y atractiva, tampoco acaba de encontrar a su ‘media naranja’, entre otras cosas por uno de sus defectos: le encanta tener el control. Pero su vida va dar un vuelco cuando su jefe contrata al impresentable Mike, que se ha hecho famoso en la televisión local por un consultorio sentimental de carácter machista, donde las relaciones hombre-mujer acaba reduciéndolas a sexo. Aunque sus ideas sean políticamente incorrectas, el fichaje de Mike dispara los índices de seguimiento de los espectadores. Comedia romántica según el clásico esquema de guerra de sexos, a lo que se suman los consejos amorosos del ‘celestino’ Mike a Abby para conquistar a su atractivo vecino; pero con el lastre de que la palabra ‘elegancia’ brilla por su ausencia en muchos momentos. Sigue así Robert Luketic un poco los derroteros de los hermanos Farrelly o de Judd Apatow, de chistes guarros –hay uno que es una variación pobretona de aquel célebre de Meg Ryan en un restaurante en Cuando Harry encontró a Sally, que por cierto, en 1989 se consideraba el no va más del atrevimiento, cómo han cambiado los tiempos–, para arrojar un mensaje tan elemental como el que sigue: en las relaciones sentimentales, hay un término medio entre la visión romántica y racional de Abby, y la terrenal y genital de Mike. Ciertamente destaca algún momento divertido, y Katherine Heigl y Gerard Butler tienen cierta química, pero falta sentido del ritmo, y la zafiedad acaba matando el encanto.  

4/10
21: Blackjack

2008 | 21

Película inspirada en un caso real. Ben es un brillante estudiante del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), que aspira a que le concedan una beca para estudiar medicina en Harvard, algo que por su modesta posición económica no se puede costear. Tiene dos amigos algo “colgadetes”, con los que está diseñando un robot para presentar a un importante concurso. Pero les empezará a dar esquinazo cuando un profesor advierte su mente preclara, y le propone unirse a un grupo muy especial de estudiantes. La idea es hacer dinero en los casinos de Las Vegas apostando fuerte al black jack, un juego donde es posible ganar sin dejar las cosas al azar, si se conchavan varias personas, que deben llevar el recuento mental de las cartas que el croupier ha repartido, y comunicarse con gestos y palabras casuales. Ben se resiste inicialmente, pero necesita el dinero, y además formar parte del grupo le permitirá conocer mejor a Jill, una chica que le hace tilín. Hasta la fecha Robert Luketic había destacado sobre todo en la comedia romántica, con la exitosa Una rubia muy legal, y la más bien fallida La madre del novio. Ahora, con producción de Kevin Spacey, que se reserva además el papel del profesor mentor de los chicos jugadores, se lanza a una película de lo que es casi un subgénero, el del mundo del juego. El resultado es un buen entretenimiento, con la clásica moraleja de que la distancia entre “la cima del mundo” y “el más hondo de los abismos” puede no ser tan grande, y que el vértigo del lujo y el dinero pueden conducir a la pérdida de algo mucho más valioso, como es la amistad. Todo dentro de un planteamiento trepidante, elegante y clásico, con la emoción de que los jugadores pueden ser pillados en cualquier momento, pues un veterano controlador del casino está ojo avizor; y con las chispas que surgen de los inevitables choques de egos, sobre todo entre personas tan inteligentes. No faltan además las sorpresas, y quizá al armazón narrativo sólo quepa reprocharle un giro brusco que dan los personajes en una noche malhadada. Soporta el peso de la película un valor en alza, Jim Sturgess, visto brevemente en Las hermanas Bolena y con más protagonismo en el musical beatleniano Across the Universe. Su personaje tiene un aire de persona lista pero tímida, capaz de controlar sus emociones, que recuerda, también por el físico, a la composición de Tobey Maguire de Peter Parker para la trilogía de Spider-Man.

6/10
La madre del novio

2005 | Monster-In-Law

La guionista Anya Kochoff cuenta que “según el dicho, cuando te casas con un hombre te casas con su familia. Y no me lo creía hasta que me casé.” Y en efecto, el punto de partida de este film es la tradicional animadversión que suele surgir entre suegra y nuera, elevada al cubo para recorrer caminos de alocada comedia, donde por supuesto hay sitio también para el romanticismo. O sea, un poco en la línea de Los padres de ella y secuela, aunque sin forzar tanto la máquina. El film sigue la pista a Charlotte, una atractiva mujer harta de que le organicen citas a ciegas con ‘hombres ideales’. Pero finalmente aparece Kevin, el hombre de sus sueños… siempre que su posesiva madre no haga demasiado acto de presencia. Y recién despedida de su trabajo como popular presentadora televisiva (está ya mayor, le dicen), lo peor que le podría pasar ahora es perder a su ‘pequeñín’. De modo que su intención es convertirse en la peor de las suegras posibles, haciendo la vida imposible a Charlotte, con idea de que ésta desista de sus planes matrimoniales. Jennifer López reincide en el género de la comedia romántica, que le dio resultados bastante aceptables en Sucedió en Manhattan y ¿Bailamos? Como novio, tiene enfrente al televisivo agente de la CIA en Alias Michael Vartan. Aunque, no nos engañemos, el principal gancho del film es volver a encontrarnos, tras 15 años de ausencia en la pantalla, con Jane Fonda.

5/10
El chico de tu vida

2004 | Win a Date with Tad Hamilton!

Rosalee es una joven cajera de supermercado que bebe los vientos por su actor preferido, el guapo Tad Hamilton. Animada por su amiga Angelica, la joven participa en un concurso donde el ganador es premiado con una cita a solas con el ídolo del cine, y ¡cómo no... le toca a Rosalee!, algo que no le hará mucha gracia a Pete, el mejor amigo de la chica que está enamoradillo de ella. Comedia para lucimiento de la actriz en alza Kate Bosworth (Superman Returns), que volvió a trabajar con Robert Luketic en 21: Black Jack. Le acompaña Topher Grace (In Good Company) y Nathan Lane (Una jaula de grillos).

4/10
Una rubia muy legal

2001 | Legally Blonde

Elle Woods es en verdad una jovencita “chachi piruli”. Es la chica más popular de la hermandad, asociación estudiantil que preside; tiene las notas más altas en moda y confección; ha salido en un vídeo de Ricky Martin; y le encanta el color rosa. Es guapa, e inteligente, ¿qué más se puede pedir? Pues Warner, su novio, considera que esta chica rubia es demasiado insustancial y frívola para él, que pertenece a una familia de rancio abolengo, donde su padre, y el padre de su padre, han sido senadores nada menos; ella no cuadra con la imagen seria que quiere cultivar ahora que va a ir a estudiar derecho a la Universidad de Harvard. Y da calabazas a Elle, cuando la chica, pobre incauta, pensaba que le iba a proponer matrimonio. Pero Elle no se arredra, y dispuesta a seguir su corazón, se matricula en la prestigiosa facultad con idea de recuperar a su amado. Al principio su horterismo redomado choca en el ambiente universitario, pero poco a poco se descubre que en Elle hay auténtica madera de picapleitos. Divertida comedia para adolescentes, bastante por encima de la media de este tipo de películas. Basada en un libro de Amanda Brown, una auténtica rubia abogada, el film contiene situaciones la mar de hilarantes, hilvanadas por el tándem de guionistas Karen McCullah Lutz y Kirsten Smith, que ya se enfrentaron a un film de cierto parecido: 10 razones para odiarte, adaptación bastante libre de "La fierecilla domada" de Shakespeare. Otra referencia clara es Fuera de onda, que traspasaba al mundo adolescente actual el encanto de las novelas de Jane Austen, sobre todo de Emma. En el reparto juvenil destacan, además de Witherspoon, Luke Wilson, que junto a su hermano Owen se está haciendo un hueco en las pantallas; y Selma Blair, a quien se pudo ver en Crueles intenciones, donde coincidió con Witherspoon.

6/10

Últimos tráilers y vídeos