IMG-LOGO

Biografía

Scott Moore

Scott Moore

Scott Moore

Filmografía
El gran desmadre (Malas madres 2)

2017 | A Bad Moms Christmas

Pese a que daba pie al chiste facilón de “Malas madres, pero peor película”, la comedia que se reía de los clichés sobre esposas avispadas y modernas y maridos sosainas, arrasó sobre todo en Estados Unidos, donde este tipo de humor soez causa furor. No extraña que poco más de un año después de su estreno llegue una segunda parte de ambientación navideña, al tiempo que se prepara un spin-off dedicado a los personajes masculinos que se titulará Malos padres. Esta vez Amy, Kiki y Carla reciben la visita de sus respectivas progenitoras, lo que complica todavía más la llegada de ‘la Super Bowl de las amas de casa’, el 25 de diciembre, cuando toca comprar regalos, organizar comilonas, adornar la casa… Deciden rebelarse ante esta situación, recuperando la idea de que estas fiestas tienen que ser divertidas… sobre todo para ellas mismas. Resulta fácil identificarse con la explosión de las protagonistas; posiblemente casi todas las madres habrán pensado en alguna ocasión ‘mandarlo todo a la porra’, en los momentos de hartazgo, pese a que por norma general prevalece el cariño que les tienen a los suyos, por lo que toca sacrificarse. Así que resulta inevitable echarse unas risas con algunos gags, sobre todo los que protagoniza Kathryn Hahn, la madre más alocada, pues se trata de una eficaz cómica. También se lucen las recién llegadas abuelas, encarnadas por tres grandes actrices, Susan Sarandon, madura rebelde-roquera, cuyo personaje se llama Isis (según explica como el grupo terrorista), Cheryl Hines, esposa en Larry David, como una mujer obsesionada en estar junto a su hija, y Christine Baranski, aunque ésta repite al milímetro el papel de madre estirada y dominante de Leonard en The Big Bang Theory. Subyace esa visión tan cínica pero tan moderna de la familia a la que nunca admitirás en público adorar, pero sin la que no puedes vivir. Por desgracia, todo deriva hacia la sal gruesa, una pena porque había material de sobra para un film mejor.

4/10
Malas madres

2016 | Bad Moms

Amy Mitchell trata de conciliar su trabajo con el cuidado de sus hijos, sin demasiada ayuda por parte de su marido, al que para más inri sorprende manteniendo una relación online con otra mujer, a través de internet. Entabla amistad con Carla y Kiki, otras dos madres agobiadas. El trío decide liberarse y dejar de lado sus responsabilidades, lo que las enfrentará a Gwendolyn, que en el colegio local ejerce como presidenta de la Asociación de Padres de Alumnos. Segunda comedia escrita y dirigida a cuatro manos por Jon Lucas y Scott Moore, pareja de guionistas de Resacón en Las Vegas y sus secuelas, que ya fueron máximos responsables de Noche de marcha.  Se diría que sigue la línea disparatada de la famosa cinta que encumbró a Bradley Cooper, cambiando el género del trío protagonista. Pero le faltan los ingeniosos golpes de humor de aquélla, con los que se disculpaban de alguna forma sus excesos gamberros. Queda así una comedia fallida, a la que le sobra sal gruesa, pero en la que se aprecia el esfuerzo de Mila Kunis, Kathryn Hahn y Kristen Bell por hacer reír al respetable. Tienen cierto interés sus críticas a la sociedad actual, tan competitiva que obliga a las mujeres modernas a fingir una perfección imposible de alcanzar. En cualquier caso, lo único realmente valioso es el testimonio de los títulos de crédito, donde las madres de las actrices protagonistas desvelan algunos de sus pequeños fracasos criando a sus hijas.

4/10
Fiesta de empresa

2016 | Office Christmas Party

Zenoteck es una empresa informática que está pasando por momentos difíciles. La presidenta acaba de cerrar algunas sucursales y está decidida a hacer lo mismo con la oficina dirigida por su hermano Clay. Éste y su socio Josh saben que la única probabilidad de mantener a salvo los puestos de trabajo de todos los empleados es conseguir un valioso contrato con Walter, que busca un proveedor de servicios informáticos. Aprovechando la Navidad deciden organizar una espectacular fiesta e invitar a su potencial cliente. Mediocre comedia al estilo “desfase total” cuyo guión resulta de una planicie absoluta, mera excusa para ofrecer una descontrolada aventura nocturna, pero bastante simplona y con escaso sentido. Ejemplo del vacío argumental es la mera presencia del protagonista, un Jason Bateman que es sólo comparsa, un tipo-florero que se dedica a verlas pasar y que apenas entra en juego, mientras contempla la macrofiesta de su oficina, en donde se acumulan todos los tópicos posibles, bailecitos, trompadas, alcohol, sexo, cocaína, prostitutas, etc. Lo malo es que el conjunto tiene poco gracia y carece de las situaciones ingeniosas que cabría esperar. Al final, lo mejor de Fiesta de empresa es la presencia de Jennifer Aniston, sencillamente porque los contados gags divertidos del film tienen lugar en las escenas donde ella está presente, como en la reunión matinal, la pelea con su hermano o la conversación con la taxista.

3/10
Noche de marcha

2013 | 21 and Over

De los escritores de Resacón en Las Vegas nos llega una historia que ha tardado 21 años en tomar forma. El estudiante ejemplar Jeff Chang (Justin Chon) siempre ha hecho lo que se espera de él, pero cuando sus dos mejores amigos, Casey (Skylar Astin) y Miller (Miles Teller) le sorprenden con una visita para celebrar su veintiún cumpleaños, decide hacer algo inesperado, para variar, a pesar de que a la mañana siguiente tiene una entrevista crucial para ingresar en la Facultad de Medicina. Lo que se suponía que iba a ser salir a tomarse una cerveza, se convierte en una noche de caos, excesos y juerga en esta desternillante comedia.

El cambiazo

2011 | The Change-Up

Dave (Jason Bateman) y Mitch (Ryan Reynolds) son dos amigos íntimos que no pueden ser más distintos. Dave es abogado de éxito en una gran bufete, está casado con una bella mujer y tiene tres hijos pequeños. Mitch, en cambio, es un niño grande que vive como un animal, eludiendo cualquier responsabilidad y beneficiándose a toda chica que le ponga a tiro. Una noche que salen para ver un partido en un bar y tomar unas copas, hablan de que cada uno quisiera tener la vida del otro. Mientras están frente a una fuente con la estatua de una diosa griega hablando este tema se produce un hecho extraordinario: sus cuerpos se intercambian, de modo que cada uno tendrá que vivir obligatoriamente la vida del otro. Producto palomitero, ligero y hollywoodiense pero cuyo planteamiento tiene nula originalidad. El tema del intercambio de personalidades se ha visto ya numerosas veces, con diferentes resultados. Aquí la supuesta novedad es que el director David Dobkin, especializado en películas chuscas al estilo De boda en boda o Fred Claus. El hermano gamberro de Santa Claus, quiere servir una comedia para adultos, con temática frívola, mucho lenguaje soez y varias escenas subidas de tono, que pretenden hacer reír, pero que resultan a menudo demasiado fáciles y burdas, por decirlo con palabras amables. Por lo demás, el desenlace es previsible y cualquier espectador podría adivinar que toda la fábula tiene como objetivo conducir a una moraleja final donde se descartará el egoísmo y reinará la amistad, la aceptación de la propia vida, el amor por la familia, etc. Hay por supuesto algunos momentos de humor blanco y divertido (sobre todo las escenas relacionadas con los niños) y una labor actoral más o menos aceptable, con un amplio elenco de rostros conocidos.

4/10
Atraco por duplicado

2011 | Flypaper

Tripp Kennedy consigue llegar a una sucursal bancaria poco antes de la hora de cierre, para realizar una gestión. Ignora que casualmente dos bandas de atracadores han decidido atracar la oficina a la misma hora, por lo que se produce un tiroteo. Kennedy logra poner a salvo a Kaitlin, una cajera, mientras comprueba atónito que ambos grupos de criminales no saben qué harán a continuación. Aunque la premisa podría haber dado juego, fracasa el guión de Jon Lucas y Scott Moore, responsables de Resacón en Las Vegas, su secuela y El cambiazo. No logran ni sacarle humor a la situación, ni desarrollar los personajes, ni evitar estancarse tras los minutos iniciales. Ante esto, poco puede hacer el realizador Rob Minkoff –que paradójicamente ha tenido más éxito por el reestreno casi al mismo tiempo en 3 dimensiones de su película más conocida, El rey león–, que trata infructuosamente de darle ritmo a la historia. En cuanto al reparto, Patrick Dempsey cumple sin resultar memorable, a Ashley Judd le falta papel, y Tim Blake Nelson y Pruitt Taylor Vince resultan exageradísimos como dos criminales de poca monta, que desentonan frente a sus profesionales oponentes.

4/10
Resacón en Las Vegas

2009 | The Hangover

Phil, Stu y Alan se disponen a acompañar a Doug en su despedida de soltero en Las Vegas. El primero es un guaperas, profesor en un colegio, felizmente casado; el segundo es dentista, y debe ocultar a su estricta novia la meta de su viaje, asegurando que marchan de cata de vinos a Napa Valley; y el tercero, hermano de la novia, es el más pringado de todos, entre pervertido, débil mental y adicto a las drogas. Pasarán una noche loca, y al día siguiente despiertan con su suite patas arriba, un tigre pululando por ahí y un bebé lloriqueando. Lo peor de todo es que Doug ha desaparecido, no se acuerdan de nada, y la boda es al día siguiente en Los Ángeles. Una película al estilo de la hispana Fuga de cerebros, pero con un poco más de seso y clase. Comparable a los títulos más inspirados de los hermanos Farrelly o Judd Apatow, o sea, a Algo pasa con Mary y Lío embarazoso. El bien estructurado guión lo firman Jon Lucas y Scott Moore, que antes hicieron Como en casa en ningún sitio, y dirige un Todd Philipps que empezó con comedias al estilo Porky's (Viaje de pirados, Aquellas juergas universitarias), para pasarse a algo más convencional (Starsky & Hutch (2004)), y madurar en la ruta de la comedia disparatada con Escuela de pringaos. Aquí sigue la vena de explotar situaciones completamente absurdas, que se dirían imposibles en el mundo real, ilógicas, pero que funcionan en el mecanismo de la trama de juerga increíble. Phillips sabe imprimir ritmo a la historia, y aprovecha bien una serie de gags desternillantes, muy ocurrentes, con frases brillantes: la pregunta sobre el antiguo ocupante del hotel Caesar's Palace es un ejemplo entre mil de lo que resulta ser una auténtica antología del disparate. Pero... Pero, como suele ocurrir en este tipo de filmes, se sigue con demasiada frecuencia el camino de la zafiedad, incluso con imágenes desagradables -esa galería de fotos al final, que resume la noche olvidada–, que verdaderamente no hacían ninguna falta. Podría uno decir que la película es un canto a la amistad o así -la película, tras el planteamiento esbozado antes, no consiste en otra cosa que en dar con el paradero del novio-, o que da por bueno que todo vale en una despedida de solteros, no hay cortapisas morales, pero seguramente es decir demasiado, estamos ante un puro divertimento, típico de la sociedad inmadura en la que estamos inmersos.

6/10
Los fantasmas de mis ex novias

2009 | Ghosts of Girlfriends Past

Enésima variación del "Cuento de Navidad" de Charles Dickens, aquí transmutado en comedia romántica con boda de por medio, y situado en un contexto contemporáneo. Ah, y no transcurre en Navidad.  Sigue al impresentable fotógrafo de moda Connor, mujeriego empedernido, que no cree en el amor ni por supuesto en el matrimonio. Pero va a acudir a la boda de su hermano Paul, lo que propicia un reencuentro con su ex novia Jenny. A sus declaraciones nada oportunas acerca del matrimonio seguirá la aparición de su fallecido tío Wayne, que le anuncia la visita de los fantasmas de las novias pasadas, presentes y futuras, que le mostrarán el mal camino por el que anda, y lo que le aguarda. Tal perspectiva puede ayudar a rectificar. Como es bien sabido, el cuento de Dickens es universal, y marca un patrón que si se respeta, da resultados aceptables por muy torpe que el adaptador de turno sea. En esta ocasión Mark Waters (Chicas malas, Ponte en mi lugar) logra resultados discretos, más que nada por la incoherencia propia de quien quiere "nadar y guardar la ropa", algo de lo que se resiente la narración, a la que falta solidez, pese a la brillantez de algún gag. Así, por supuesto que quiere apostar por el amor verdadero y tal, pero a la vez busca la complicidad acomodaticia con un estilo de vida superficial, donde sólo se piensa en sexo, en acostarse con quien sea; y esto es como buscar la cuadratura del círculo. El reparto de guapetones incluye a Matthew McConaughey y Jennifer Garner, mientras que Michael Douglas se lo pasa en grande encarnando al casquivano tío Wayne.

5/10
Como en casa en ningún sitio

2008 | Four Christmases

Película navideña supuestamente transgresora y novedosa, aunque lo cierto es que ni lo uno ni lo otro. Sigue a Brad y Kate, una pareja con alergia al compromiso, que se ha fabricado una “felicidad” completamente artificial, consistente en ir sólo a lo suyo. Piedra clave de su organizada vida es eludir en Navidad las reuniones familiares. Este año piensan irse a las islas Fidji... pero hete aquí que una espesa niebla obliga a cancelar su vuelo, y una inoportuna entrevista en la televisión nacional permite que sus familias sepan que van a estar en casa; luego pueden ir a pasarlas con ellos. Lo que obliga a cuatro reuniones familiares (las cuatro navidades del título original), pues tanto los padres de Brad como los de Kate están divorciados. Los encuentros hacen que uno y otra descubran inesperados secretos no contados por vergüenza; y les harán replantearse su idea del amor, la familia y la felicidad. En Una Navidad de locos, basada en un texto de Grisham, ya se planteaba la idea argumental de “pasar” de la Navidad. Aquí se repite la idea, con resultados desiguales, falta el ‘timing’ necesario en una comedia de no parar quieto un momento, se nota que el director Seth Gordon es un novato; por no hablar de un desenlace bastante torpe y facilón. Hay momentos graciosos, como la intervención en un Nacimiento viviente, pero también otros agotadores, como los perpetrados por los pelmas hermanos de Brad, o simplemente zafios, como el “ocurrente” arranque del film. La pareja protagonista es la mar de solvente, y resulta ingeniosa la idea de enfrentar al grandullón de Vince Vaughn con la canija de Reese Witherspoon. Y siempre resulta grato en ver a actores de la talla de Robert Duvall, Sissy Spacek y Jon Voight, aunque entristezca el poco partido que se les saca, especialmente a Spacek.

4/10
Rebote

2005 | Rebound

El entrenador Roy (MARTIN LAWRENCE) fue en tiempos un genio del baloncesto universitario. Pero últimamente su atención ha estado volcada en sus próximos compromisos publicitarios y no tanto en el próximo partido. Y aún hay más, se le ha agriado el carácter, haciendo que le expulsen de las canchas universitarias hasta que pueda demostrar su acatamiento a las normas en otras palabras, hasta que no explote cada vez que entra en la cancha. Roy espera  y espera a que le llegue una oferta para entrenar que le haga justicia, pero sólo recibe una: un fax escrito a toda prisa con una propuesta del equipo de baloncesto de los Smelters del Instituto Mount Vernon. Roy acepta a regañadientes la invitación, esperando que unas pocas semanas en la escuela sirvan para demostrar sus buenas intenciones y recuperar de este modo su estatus como famoso entrenador de baloncesto universitario. Pero cuando la vieja escuela hace su irrupción en el instituto, el entrenador Roy no tiene ni idea de lo que le espera. Los chicos son nefastos, no tienen casi aptitudes atléticas y prácticamente desconocen los fundamentos del juego. El primer partido de Roy como entrenador de los Smelters termina con el escandaloso resultado de 0-109. Y parece que las cosas van a ir aún a peor en los siguientes enfrentamientos.

4/10
El gran desmadre (Malas madres 2)

2017 | A Bad Moms Christmas

Pese a que daba pie al chiste facilón de “Malas madres, pero peor película”, la comedia que se reía de los clichés sobre esposas avispadas y modernas y maridos sosainas, arrasó sobre todo en Estados Unidos, donde este tipo de humor soez causa furor. No extraña que poco más de un año después de su estreno llegue una segunda parte de ambientación navideña, al tiempo que se prepara un spin-off dedicado a los personajes masculinos que se titulará Malos padres. Esta vez Amy, Kiki y Carla reciben la visita de sus respectivas progenitoras, lo que complica todavía más la llegada de ‘la Super Bowl de las amas de casa’, el 25 de diciembre, cuando toca comprar regalos, organizar comilonas, adornar la casa… Deciden rebelarse ante esta situación, recuperando la idea de que estas fiestas tienen que ser divertidas… sobre todo para ellas mismas. Resulta fácil identificarse con la explosión de las protagonistas; posiblemente casi todas las madres habrán pensado en alguna ocasión ‘mandarlo todo a la porra’, en los momentos de hartazgo, pese a que por norma general prevalece el cariño que les tienen a los suyos, por lo que toca sacrificarse. Así que resulta inevitable echarse unas risas con algunos gags, sobre todo los que protagoniza Kathryn Hahn, la madre más alocada, pues se trata de una eficaz cómica. También se lucen las recién llegadas abuelas, encarnadas por tres grandes actrices, Susan Sarandon, madura rebelde-roquera, cuyo personaje se llama Isis (según explica como el grupo terrorista), Cheryl Hines, esposa en Larry David, como una mujer obsesionada en estar junto a su hija, y Christine Baranski, aunque ésta repite al milímetro el papel de madre estirada y dominante de Leonard en The Big Bang Theory. Subyace esa visión tan cínica pero tan moderna de la familia a la que nunca admitirás en público adorar, pero sin la que no puedes vivir. Por desgracia, todo deriva hacia la sal gruesa, una pena porque había material de sobra para un film mejor.

4/10
Malas madres

2016 | Bad Moms

Amy Mitchell trata de conciliar su trabajo con el cuidado de sus hijos, sin demasiada ayuda por parte de su marido, al que para más inri sorprende manteniendo una relación online con otra mujer, a través de internet. Entabla amistad con Carla y Kiki, otras dos madres agobiadas. El trío decide liberarse y dejar de lado sus responsabilidades, lo que las enfrentará a Gwendolyn, que en el colegio local ejerce como presidenta de la Asociación de Padres de Alumnos. Segunda comedia escrita y dirigida a cuatro manos por Jon Lucas y Scott Moore, pareja de guionistas de Resacón en Las Vegas y sus secuelas, que ya fueron máximos responsables de Noche de marcha.  Se diría que sigue la línea disparatada de la famosa cinta que encumbró a Bradley Cooper, cambiando el género del trío protagonista. Pero le faltan los ingeniosos golpes de humor de aquélla, con los que se disculpaban de alguna forma sus excesos gamberros. Queda así una comedia fallida, a la que le sobra sal gruesa, pero en la que se aprecia el esfuerzo de Mila Kunis, Kathryn Hahn y Kristen Bell por hacer reír al respetable. Tienen cierto interés sus críticas a la sociedad actual, tan competitiva que obliga a las mujeres modernas a fingir una perfección imposible de alcanzar. En cualquier caso, lo único realmente valioso es el testimonio de los títulos de crédito, donde las madres de las actrices protagonistas desvelan algunos de sus pequeños fracasos criando a sus hijas.

4/10
Noche de marcha

2013 | 21 and Over

De los escritores de Resacón en Las Vegas nos llega una historia que ha tardado 21 años en tomar forma. El estudiante ejemplar Jeff Chang (Justin Chon) siempre ha hecho lo que se espera de él, pero cuando sus dos mejores amigos, Casey (Skylar Astin) y Miller (Miles Teller) le sorprenden con una visita para celebrar su veintiún cumpleaños, decide hacer algo inesperado, para variar, a pesar de que a la mañana siguiente tiene una entrevista crucial para ingresar en la Facultad de Medicina. Lo que se suponía que iba a ser salir a tomarse una cerveza, se convierte en una noche de caos, excesos y juerga en esta desternillante comedia.

Últimos tráilers y vídeos