IMG-LOGO

Biografía

Stuart Earl

Stuart Earl

Stuart Earl

Filmografía
The Accident

2019 | The Accident | Serie TV

La ficticia localidad galesa de Glyngolau, se encuentra, como toda la zona, en declive. Por eso la construcción de un complejo urbanístico supone una inyección económica y de optimismo, o eso cree Iwan Bevan, inspector de obras en el ayuntamiento. Porque su rebelde hija Leona, con un grupo de gamberretes amigos, se cuela en el edificio, con intención de hacer pintadas y otros actos vandálicos. No pueden imaginar que la construcción se va a venir abajo tras una terrible explosión, con el terrible saldo de ocho adolescentes y un adulto muertos, una tragedia devastadora para la pequeña y modesta comunidad. Leona es la única superviviente, aunque con tremendas secuelas, y su madre, Polly, trata de ser un bastión fuerte para ayudarla, a la vez que debe cooperar a la hora de encauzar las iras y el dolor de las familias afectadas, que buscan responsables de lo ocurrido a quienes culpar. Impactante miniserie escrita por el especialista Jack Thorne, y que cuenta con la dirección de la veterana Sandra Goldbacher. Denuncia los abusos en determinadas construcciones, donde se busca la rapidez en la construcción y el abaratamiento de costes, al precio de riesgos en la seguridad y la salud de las personas. Viene enseguida a la memoria el incendio de 2017 de la Torre Greenfall de Londres, seguramente una de las fuentes de inspiración. Resulta muy representativa de la sociedad contemporánea, donde resulta muy difícil digerir tragedias que suponen la muerte de seres queridos en la flor de la vida, o una importante discapacidad. Llama la atención la entidad de estas carencias, que vienen propiciadas por una mirada existencial de corto alcance que se apunta ya en el arranque, en que Polly no parece dar ninguna importancia a que su hija quinceañera Leona esté en la cama con un hombre bastante mayor que ella, más allá del temor de les vea su padre. De éste veremos más adelante que es una auténtica “pieza”, por su problema con el alcohol y la facilidad con que maltrata y abusa de su esposa, quien “traga carros y carretas” porque le quiere. En ningún momento Thorne trata de suavizar los egoístas rasgos de sus antipáticos personajes. Por supuesto, en la parte empresarial, tenemos directivos que no hacen un examen de las propias responsabilidades, sino tratan de echar balones fuera o buscar un chivo expiatorio. Pero también entre las víctimas se detecta un odio e incapacidad para el perdón viscerales, aunque se busque hacer justicia. En algunos se apunta un camino a la redención y a mejorar como personas, la búsqueda del equilibrio familiar, pero en tal sentido el balance es bastante desolador. La serie cuenta con un buen reparto, donde destacan Jade Croot, que debe hacer la transición de chica alocada a alguien con discapacidad y asediada por las pesadillas; y Sarah Lancashire, perfecta como madre trabajadora. Más convencional es el rol que le toca desempeñar a Sidse Babett Knudsen, en la parte de la empresa llevada a juicio, con una historia de secretario-amante mucho más joven que él algo tontorrona.

6/10
Agatha Christie: Inocencia trágica

2018 | Agatha Christie's Ordeal by Innocence | Serie TV

Mujercitas

2017 | Little Women | Serie TV

Las aventuras y desventuras de la familia March –los padres y cuatro hermanas– en la época de la guerra civil americana. Adaptación en forma de miniserie de la clásica novela de Louisa May Alcott, que ya ha contado con varias versiones de notable calidad. Ésta, coproducida por Estados Unidos y Reino Unido, mantiene el nivel y cuenta entre el reparto con veteranos de la calidad de Angela Lansbury o Michael Gambon.

6/10
Diez negritos

2015 | And Then There Were None | Serie TV

Estupenda adaptación televisiva de la celebérrima novela de Agatha Christie a cargo de la BBC, en un formato de miniserie de tres horas. La producción es impecable y cuenta con un reparto de aúpa, lleno de rostros conocidos. La historia sigue a un grupo de diez personas que se reúnen en la isla Soldier, próxima a las costas de Devon. Sobre cada una de ellas pesa un crimen e irán muriendo una a una.

7/10
Lilting

2014 | Lilting

Esforzado estudio intimista de personajes, sobre lo que les une y les separa. Junn es una anciana china-camboyana que vive en una residencia para la tercera edad a las afueras de Londres. Viuda, no entiende que su hijo Kai haya preferido vivir en un loft con su amigo Richard, y es que ignora que son pareja gay. La muerte inesperada de Kai le lleva a buscar consuelo sentimental en otro anciano de su residencia, Alan, mientras el también destrozado Richard procura estrechar lazos con ella. Pequeña película del debutante Hong Khaou, que juega al desconcierto en su estilo narrativo, no exponiendo a las claras la sencilla situación en que se encuentran los protagonistas. Así, escamotea adrede el modo en que murió Kai al espectador, hasta casi el final de la película, e introduce casi sin avisar, y evitando variar el estilo fotográfico, flash-backs de los momentos compartidos por Kai, por un lado con su madre, por otro con Richard. La cinta, tranquila y reiterativa en exceso, descansa sobre tres pilares –la condición gay del fallecido y su aceptación, la ancianidad y la posibilidad de un amor otoñal– ligados a la incomunicación y falta de entendimiento, a los que intenta ayudar simbólicamente la idea de que Junn no habla inglés, por lo que, a la hora de hablar con Richard o Alan, deben acudir a los servicios de una intérprete, Vann. Este recurso cansa a veces, pues la traducción de las conversaciones ralentiza aún más la narración. Tampoco encajan con es estilo del film algunas groseras conversaciones de índole sexual. El quinteto actoral principal –Cheng Pei-Pei, Ben Whishaw, Andrew Leung, Naomi Christie, Peter Bowles– está bien, y la fotografía de colores apagados resulta adecuada al planteamiento de contar una historia más o menos cotidiana, gris aunque afecte intensamente a los implicados.

5/10
My Brother the Devil

2012 | My Brother the Devil

Black Mirror

2011 | Black Mirror | Serie TV

Serie británica de tan solo tres capítulos, largos y concluyentes, el espectador no dejará de frotarse los ojos ante lo que se le presenta en pantalla. La idea es reflexionar acerca de una sociedad globalizada y tecnificada, donde los acontecimientos se siguen en directo y mediáticamente, compartiéndose en las redes sociales. La privacidad está en peligro, parece que nos estamos volviendo muy cínicos, y no está claro que un progreso que debería hacernos más libres esté logrando este objetivo. Son algunas de las ideas propuestas por Charlie Brooker, creador de la serie, que hace pensar en propuestas como la ciencia ficción de Ray Bradbury o series episódicas tipo Cuentos asombrosos o En los límites de la realidad, adaptándose a los tiempos que corren. En el episodio inical, “El himno nacional”, el Primer Ministro de Gran Bretaña es despertado a media noche con la noticia de que la Princesa ha sido secuestrada. Ojo, sus captores sólo la liberarán si el máximo mandatario de la nación mantiene relaciones sexuales en directo con ¡un cerdo! Tal situación será seguida por los ciudadanos a través de las noticias, las redes sociales, youtube… Todo el mundo estará pendiente de la reacción del Primer Ministro y de su equipo. Bien urdida, la trama mantiene el interés desde el principio y el final es para no perdérselo. Bajo el título de “15 millones de méritos”, el segundo capítulo es algo más extraño. Un grupo de personas se pasan el día pedaleando en bicicletas estáticas para obtener puntos y logros que hagan sus vidas más fáciles. Lo real enfrentado a lo virtual para poner frente a un espejo las miserias de la condición humana. El último episodio, titulado “Tu historia completa”, nos lleva al futuro. Las personas podrán acceder a sus recuerdos con un mando a distancia, rebobinar, hacer pausa, de manera que todo lo almacenamos en la memoria y podemos acceder a ello cuando queramos. Es más, en una entrevista de trabajo nos pueden pedir el visionado de nuestros recuerdos… Así nadie olvida nada. Nada de este capítulo, así como de los otros dos, debemos de olvidar. Nos encontramos de bruces con una serie totalmente fuera de los cánones, que rezuma originalidad por los tres (que valen por cuatro) costados. Tres capítulos que justifican su gran acogida en Reino Unido. Y es que no podría ser más aguda la visión proyectada hacia las nuevas tecnologías y el impacto que tienen en la sociedad, adormeciéndola, creando unas necesidades que rozan lo surrealista y están fuera del sentido común. Con buen criterio, cada capítulo abre con una carga de impacto brutal para dejarnos al final sumidos en un estado de liviandad, física e intelectual, de difícil explicación. Es como si nos cargáramos con un lastre pesado e invisible, que casi colapsara nuestros músculos y el cerebro acelerara sus neuronas de forma vertiginosa antes de entrar en estado de shock. Las situaciones más estrambóticas nos hacen estremecer, congelar el rictus, acaso secarse el intento de gritar, también esbozar una sarcástica sonrisa. ¡Qué situaciones! Tan sólo la extravagancia del primer episodio tiene más proximidad con la realidad actual, los otros dos plantean narraciones que quién sabe si son fruto de la imaginación lisérgica o nos acercan a un futuro posible donde la tecnología y los medios de comunicación podrían transformar nuestra percepción del mundo. Sugerente e irreverente, exagerada y muy provocativa, la serie invita a la reflexión a partir de un tema principal bien narrado y estructurado. A un lado quedan la interpretación de los actores, más que correctos, eclipsados sus protagonismos por la puesta en escena de esa crítica a una sociedad condicionada, la masa hipnotizada por la imagen manipulada, desde planteamientos tan originales como rocambolescos. El contraste genera una fuerza dramática total. El resultado final, sorprendente, no dejará indiferente a nadie.

6/10

Últimos tráilers y vídeos