IMG-LOGO

Biografía

W. Franke Harling

W. Franke Harling

W. Franke Harling

Filmografía
Capricho de mujer

1942 | The Lady Is Willing

Una caprichosa diva de las tablas ve a un bebé sin padres en la calle, custodiado por la policía, y no tiene otra ocurrencia que llevárselo, con el deseo de criarlo como a un hijo. Las explicaciones de sus ayudantes, que le dicen que aquello, se mire como se mire, es simple y llanamente un secuestro, no la persuaden para devolverlo a las autoridades. Hasta que inevitablemente, le pillan. Entonces es cuando decide seriamente hacer todo cuanto esté a su alcance para adoptarlo; lo cual pasa por un "pequeño trámite" llamado matrimonio, algo que facilitaría la cosa mucho. El único inconveniente es que no hay ningún hombre a la vista con el que haya pensado casarse. A no ser que un doctor... Simpática comedia de Mitchell Leisen, con la pareja protagonista Marlene Dietrich-Fred MacMurray y un buen grupo de secundarios. Le falta un poquito de chispa, pero la Dietrich da el tipo de mujer a la que uno nunca imaginaría adoptando a un crío, a no ser por puro capricho.

5/10
Los 4 hijos de Adán

1941 | Adam Had Four Sons

Adam Stoddard y su esposa contratan a Emilie, una institutriz francesa, para que cuide de sus cuatro retoños. Nada más llegar, se gana a los chavales con su cariño y don de gentes, realmente es una más de la familia. Pero la desgracia se va a cebar con los Stoddard. Una enfermedad lleva a la muerte a la esposa, y una crisis financiera obliga a Adam a prescindir de Emilie. Sólo años después, cuando se rehace económicamente, Adam reclama a Emilie de nuevo. Entretanto, los cuatro chicos ya son unos hombrecitos, y varios se alistan en el ejército para combatir en la Primera Guerra Mundial. Adam y Emilie sienten una atracción mutua, aunque no se la declaran; menos cuando uno de los chicos hace un mal matrimonio. Drama de los que hace derramar abundantes lágrimas, está protagonizado por la dulce Ingrid Bergman, verdaderamente deliciosa como la fiel institutriz, que hará lo que sea para proteger a la familia. Una jovencita Susan Hayward tiene un papelillo haciendo de la nuera de Warner Baxter (Camino a la gloria (1936)), un personaje bien construido, que pone en peligro la felicidad del hogar de los Stoddard cuando se pone a coquetear con todos los hermanos.

6/10
Serenata nostálgica

1941 | Penny Serenade

Tragicomedia romántica que cuenta cómo Julie Adams pierde el hijo que esperaba por culpa de un terremoto producido en Tokio, donde se encuentra debido a que su esposo es corresponsal de un periódico allí destinado. De regreso a los Estados Unidos, la pareja intenta por todos los medios iniciar una nueva vida adoptando a una niña. Tercera película que reunía a la pareja formada por Cary Grant e Irene Dunne tras La pícara puritana (1937) y Mi mujer favorita (1940). La cinta significaba un considerable cambio de registro para el actor, ya que además de su habitual comicidad le daba la oportunidad de enfrentarse a un personaje dramático cuya obsesión por el gasto está a punto de hacer naufragar toda su vida. Fue quien mejor parado salió del film, con una nominación al Oscar.

6/10
Adventure in Washington

1941 | Adventure in Washington

Un problemático muchacho, trabaja como ayudante de un senador de los Estados Unidos. El muchacho toma aprecio a su trabajo y se acaba encarrilando, en una película interesada en transmitir valores como la importancia de guiar a los jóvenes en la dirección correcta, o cómo la amistad es capaz de enseñar lealtad, apoyo y perdón. Con algunos bellos discursos sobre la responsabilidad y el orgullo cívico, nos remite a Caballero sin espada (1939) de Frank Capra.

5/10
La diligencia

1939 | Stagecoach

En La diligencia, un forajido llamado Ringo Kid comparte viaje en diligencia con otros variopintos compañeros: Dallas, una prostituta a la que han echado del pueblo; Hatfield, un jugador; Boone, un médico borrachín; Peacock, un viajante de whisky; Gatewood, un banquero; la señora Mallory, que está embarazada; el sheriff Curly y conductor Buck. El trayecto va desde Tonto hasta Lordsburg, a través del desierto de Arizona, con la constante amenaza de los indios, ya que el indio Gerónimo ha huido de la reserva y se alzado en armas. Las relaciones entre los viajeros son tensas. De repente, cerca de su destino, los apaches les atacan en medio de una llanura. Una de las grandes obras maestras de John Ford, considerado como el mejor realizador de la época dorada de Hollywood. El papel de Ringo Kid fue clave en la carrera de John Wayne, que se convirtió en la estrella por excelencia del género. La diligencia consiguió dos Oscar en 1939, relativos a la mejor música original y al mejor actor secundario, Thomas Mitchell. Todavía hoy resulta antológica la escena del ataque de los apaches, de una planificación y ritmo impresionantes.

9/10
Men with Wings

1938 | Men with Wings

Debido al éxito obtenido con Alas (1927), muchos de los proyectos ofrecidos a su director pasaban irremediablemente por películas relacionadas con la aviación. Este título en concreto se desarrolla en los primeros tiempos de la aviación civil, donde los hombres que decidían volar se jugaban la vida como auténticos héroes debido a la precariedad de los aparatos construidos. Producida por el propio Wellman y filmada en rabioso technicolor, cuenta con escenas aéreas de gran mérito aunque, lamentablemente, su trama de romance y amistad sea bastante predecible. Lo mejor es su trío protagonista con Fred MacMurray, Ray Milland y Louis Campbell. Por cierto, el personaje de MacMurray a los diez años de edad lo interpreta Donald O'Connor, convertido después en uno de los nombres imprescindibles tanto del musical (Cantando bajo la lluvia) como de la comedia (véase las películas de la mula Francis).

5/10
Lobos del norte

1938 | Spawn of the North

Película de aventuras que desarrolla su acción en Alaska. Allí conviven dos amigos de la infancia, Tyler (George Raft) y Jim (Henry Fonda), aunque ambos con una forma diferente de ver la vida: mientras el primero quiere conseguir dinero de cualquier forma, Jim es un tipo honesto que se conforma con ser pescador de atunes. La situación dará un inesperado giro cuando Tyler se une a unos piratas rusos que le roban a su amigo la carga de pescado. Costosa producción Paramount para la que se construyeron decorados que simulaban ser un pueblo de Alaska y que, finalmente, se vio recompensada con un Oscar Especial por sus efectos visuales y fotografía. Uno de los protagonistas iba a ser Randolph Scott, aunque a última hora tuvo que sustituirle Henry Fonda.

5/10
You and Me

1938 | You and Me

¿No compensa ser bueno? El dueño de una tienda, rebosante de buenas intenciones, contrata ex presos en libertad provisional con idea de ayudarles en su reincorporación a una vida honrada. Dos de ellos, un hombre y una mujer, se enamoran. Él admite su pasado criminal, pero ella se lo ha ocultado, pues de saberlo no podrían casarse. Cuando descubre el secreto de su amada, el marido volverá a reunirse con malas compañías.Esta película debería haber sido el debut en la dirección de Norman Krasna, autor de la idea original. Pero tras un camino de actores que rehúsan trabajar con un novato y tal, Fritz Lang se hizo con el proyecto, pero sin demasiada fortuna. La idea de mezclar drama social y romanticismo con canciones propias de un musical dio como resultado un film algo extraño, que no logró ganarse al público.

6/10
Sing You Sinners

1938 | Sing You Sinners

Uno de los intentos por parte de Bing Crosby de interpretar un personaje algo más dramático dentro del cine musical, si bien el público prefería verlo en sus comedias de siempre enamorado de la chica de turno. Aquí forma un trío musical con sus hermanos para comprar la deuda de juego ocasionada por uno de ellos. Él tocando la guitarra, Fred MacMurray la flauta, y un Donald O´Connor de tan solo trece años de edad el acordeón, lograrán ganar el suficiente dinero para comprar un caballo de carreras con el que pretenden ganar el Gran Derby. Entre las canciones más recordadas están dos escritas por James V. Monaco y Johnny Burke como “I´ve Got a Pocketful of Dreams” y “Don´t Let that Moon Get Away”; además de “Small Fry”, de Frank Loesser y Hoagy Carmichael, que interpreta el chaval O´Connor, después una de las figuras más simpáticas del musical americano.

5/10
Almas en el mar

1937 | Souls at Sea

En 1842, viajan en un barco lleno de esclavos los marinos Taylor y Powdah. Cuando el capitán muere en un motín, ellos se hacen con el control del buque y deciden liberar a los esclavos. A su llegada a Liverpool, los dos hombres serán juzgados por tal hecho. Sin embargo, un oficial del Servicio de Inteligencia Naval propone a Taylor que realice una misión secreta con el fin de acabar con el poderoso Sindicato de la Esclavitud. Henry Hathaway (Valor de ley) dirige este film de aventuras apasionante, con un inmenso Gary Cooper como el héroe de todo el tinglado.

5/10
Mountain Justice

1937 | Mountain Justice

El sueño de un médico y una enfermera (Josephine Hutchinson) sería poder poner una clínica para poder atender a la gente pobre de la montaña. Pero no es sencillo, y encima ella debe soportar a un padre tiránico, que no le deja apenas mover un dedo. Decidida a buscar su propio camino, marcha a la ciudad para completar su formación. Cuando regresa, una muerte accidental hará caer sobre ella la acusación de asesinato. Un apuesto abogado (George Brent) deberá defenderla. Típico melodrama de Warner de los años 30. Hay una buena composición de personajes, y aunque se busca la lágrima, también contiene momentos divertidos, donde tienen mucha parte Guy Kibbee y Margaret Hamilton.

5/10
The Golden Arrow

1936 | The Golden Arrow

Enredo acerca de la supuesta heredera de una gran fortuna, a la que un periodista debe entrevistar. Ella está sencillamente simulando ese papel, algo solicitado por una marca de cosméticos a la que sirve de imagen; lo que sí es real es la atracción que siente por el periodista, mientras que los intereses amorosos de éste van por otros derroteros. Bette Davis demuestra su enorme versatilidad con este papel de comedia encantadora, que le reúne con George Brent, para algo ambos estaban en la nómina de la Warner.

6/10
Las cruzadas (1935)

1935 | The Crusades

Típica producción de Cecil B. DeMille, rodeada de gran espectáculo y poco rigor histórico. Adapta la novela 'Las cruzadas: santos y hombres de hierro', de Harold Lamb, que tomaba como personaje central al Rey Ricardo "Corazón de León". Tomándose libremente la versión, el director traslada la acción de la Tercera a la Primera Cruzada, apostando por un tono decididamente romántico con una trama sobre la historia de amor entre el rey y Berenguela (una bella Loretta Young), hija del rey Sancho de Navarra. También incluye el enfrentamiento entre Ricardo (Henry Wilcoxon) y el árabe Saladino (encarnado por Brian Keith). Para la recreación de la batalla de Acre fueron necesarios diez mil figurantes, algo habitual en la megalomanía de su autor. La fotografía de Victor Milner fue candidata a la estatuilla.

6/10
Stingaree

1934 | Stingaree

Una producción de Pancho S. Berman para la RKO que intentaba explotar los principales condicionantes de éxito del Hollywood del momento: el sonoro, el color, el romance y el western. Todo eso, bien mezclado por un guión basado en las historias escritas por E.W. Hornung, da como resultado una desconcertante cinta en la que un bandido australiano se enamora de la hija de un ranchero. Irene Dunne se pone a cantar fragmentos de ópera en los momentos más insospechados de una película que, aunque está rodada en blanco y negro, contiene algunas imágenes en color. Aunque lo mejor de todo es la aparición del cómico regordete Andy Devine (1905-1977), por aquel tiempo uno de los secundario “fijos” en el cine de Wellman y que, reconocible por su voz ronca, rodó numerosos western a lo largo de su carrera.

5/10
Canción de cuna (1933)

1933 | Cradle Song

En un convento de monjas de clausura, abandonan una cesta con una niña en su interior. Deciden avisar al médico del pueblo, el único hombre que tiene permiso para entrar en este recinto. Tras reconocer a la niña y constatar su buen estado de salud, el doctor cree que lo mejor para la pequeña es que sea adoptada por él, y cuidada por las hermanas hasta que crezca. Primera de las cinco adaptaciones cinematográficas de esta obra de teatro escrita por el español Gregorio Martínez Sierra. Tuvo versiones en Argentina en 1941, México en 1952, y España en 1961 y 1994. Ésta última, Canción de cuna, supuso el retorno de José Luis Garci al mundo del cine tras siete años de ausencia.

5/10
The House on 56th Street (La herencia)

1933 | The House on 56th Street

1905, Peggy Martin se casa con el hombre de sus sueños, con el que se instala en una pequeña casa y tiene una hija. Pero entonces reaparece su amante del pasado, que pretende que ella vuelva a su lado. Drama del director Robert Florey, que estuvo muchos años bajo contrato con Universal, aunque es más conocido por pel´ciulas de terror o suspense como La bestia con cinco dedos y La legión de los condenados.

5/10
Destination Unknown

1933 | Destination Unknown

Una serie de personas quedan a la deriva en una pequeña embarcación. El problema es que en el mismo hay un montón de botellas de licor, pero carecen de agua y corren el peligro de deshidratarse. Entre ellos comienzan a surgir dudas, recelos, romances y actitudes violentas. Un melodrama de náufragos que pasó más bien desapercibido a pesar de una buena atmósfera en la tensión de los acontecimientos y cierta sorpresa en su resolución final. Lo malo es que el espectador dudaba si la trama central –personas que solo pueden beber alcohol y no agua– iba en serio o en broma. En este punto hay que referirse al rodaje de La reina de África, donde John Huston y Humphrey Bogart fueron los únicos que no enfermaron porque solo bebían whisky y no agua.

5/10
Un beso ante el espejo

1933 | The Kiss Before the Mirror

Thriller dirigido por el director James Whale, icono del cine de terror tras El doctor Frankenstein. Aquí la trama se centra en las dudas inquietantes de un hombre acerca de la honestidad de su esposa, después de que un amigo suyo exprese esa posibilidad. En concreto el Dr. Held es un abogado que es solicitado por su amigo Walter Bernsdorf para que le defienda en un juicio por haber matado a su esposa. Efectivamente le disparó, pero ahora se trata de que diga que perdió el control cuando se enteró de una aventura de ella... La película está rodada con elegancia y en ningún momento pierde el interés. Un reparto estelar, lleno de actores competentes, hace el resto.

6/10
A la luz del candelabro

1933 | By Candlelight

Enredo a cuento del mayordomo de un conde, al que una doncella toma por un tipo noble. Al mismo tiempo su amo tiene un lío con una condesa casada, y su marido se hace pasar por mayordomo. Aunque a James Whale no se le suele asociar a la comedia, sale airoso de este divertimento de Universal, donde la confusión de identidades ayuda a las risas.

5/10
La amargura del general Yen

1933 | The Bitter Tea of General Yen

Como indica su título español, una de las películas más duras y tristes de su autor, pero a la vez rodeada de un halo poético inédito en su filmografía. Adaptación de una novela de Zaring Stone en la que Megan Davis, una mujer americana, llega a Shanghai con el fin de contraer matrimonio con un misionero. Durante el viaje conoce al general Yen, un chino sublevado contra el poder establecido y, en principio, carente de cualquier atisbo de humanidad. En el ambiente caótico de la ciudad, Yen secuestra a Megan y la encierra en su palacio. Sin embargo, el humanismo cristiano de esta mujer cambiará el férreo carácter de Yen. Una fábula romántica, ensalzada por una cálida fotografía de Joe Walker e interpretaciones intensas, rayando el paroxismo, de Barbara Stanwyck y Nils Ashther.

6/10
Fueros humanos

1933 | Man's Castle

Adaptación de la obra de Lawrence Hazard dirigida por el maestro Frank Borzage en apenas 75 minutos de metraje. La película tuvo problemas con la censura, ya que se estrenó justo cuando entraba en vigor el código Hayes, que impedía mostrar un embarazo fuera del matrimonio, con lo que algunas partes de su argumento tuvieron que ser notablemente modificadas, notándose en exceso en su resultado final. Se trata de un drama situado en la Gran Depresión, donde un trabajador llamado Bill (Spencer Tracy) conoce a Trina (Loretta Young), una muchacha desesperada por conseguir algo de comida. A pesar de que se trata de un hombre rudo, Bill acepta que la joven le acompañe en su devenir diario y, cuando quiere darse cuenta, ella se queda embarazada. Con el fin de conseguirle dinero a Trina para que le deje tranquilo y pueda marcharse a su casa, Bill participa en un robo con nefastas consecuencias.

5/10
La mundana

1933 | The Keyhole

Anne y Maurice se casaron muy jóvenes, pero la cosa no prosperó y él dijo que conseguiría con rapidez el divorcio. Anne volvió a casarse pronto, pero entonces descubre que en realidad él no llevó a término el divorcio. Y ahora Maurice le pide dinero para mantener el silencio. Comedia romántica, de apenas una hora de duración, en torno a un curioso chantaje amoroso. La cosa se deja ver gracias a la mano diestra del director Michael Curtiz (Casablanca).

4/10
El expreso de Shanghai

1932 | Shanghai Express

Una de las películas sobre raíles más famosas de todos los tiempos, a la que Josef von Sternberg dota de una atmósfera de enigmático exotismo. En clave de aventura melodramática, describe a los viajeros del tren que une Pekín con Shanghai -varios militares, una mujer china, una mujer anciana que esconde a su perrito, un médico, una mujer de dudosa reputación...-, y la reacción de los mismos ante el asalto de unos bandidos. Particularmente se fija en capitán médico Donald y su antigua novia Madeleine, que tras un intenso amor se vieron trágicamente separados, para encontrarse pasados cinco años en el tren, cuanto ella responde al nombre más oriental de Shanghai Lily, de mujer de reputación más que dudosa. Ciertamente la trama suena un poco 'demodé', pero un sólido guión de Jules Furthman, el talento tras la cámara de Sternberg, y una bellísima fotografía de Lee Garmes, que se llevó el Oscar, ayudan a darle el necesario empaque. Ello por no hablar de Marlene Dietrich, que sabe conjugar en su personaje la frialdad con un toque pícaro. El film aborda el tema de la confianza, necesaria en cualquier relación humana si se desea que dure, algo a lo que ayuda el personaje del clérigo, que al principio mira con recelo a Lily, pero que luego aprende a apreciarla.

7/10
Remordimiento

1932 | Broken Lullaby

La Primera Guerra Mundial ha terminado. Pero los remordimientos corroen a Paul, un francés que puede poner nombre y apellidos a un soldado alemán que mató. Hasta tal punto le acusa su conciencia que decide viajar al pueblecito donde viven los padres y la prometida del difunto, para pedirles perdón. Pero al verle depositar un ramo de flores en su tumba, creen que se trata de un antiguo amigo de la época antes de la guerra en que vivió en París. Y le acogen amistosamente, de modo que para el doctor Holderlin y su esposa se convierte en una especie de nuevo hijo, e incluso Elsa se enamora de Paul; y a éste le falta valor para deshacer el equívoco. La habilidad de Ernst Lubitsch y Samson Raphaelson es dotar de credibilidad a esta obra de Maurice Rostand. El título original del film, 'canción de cuna interrumpida', alude al tema de la película hablando del papel que juega la música, sobre todo en el desenlace, y hace mención a un tema de Schumann. Hay sutileza en los momentos lacrimógenos, al tiempo que una suave ironía con algún apunte humorístico recorre toda la cinta, en una apuesta decidida por la paz y la condena de todo odio y belicismo. La maestría visual de Lubitsch se palpa en momentos como esas ventanas que se abren, en que unas mujeres se comunican a otras la llegada del francés; o en esa puerta que se abre, para dar paso a la habitación del soldado muerto. Y en lo referente al discurso pacifista, las imágenes iniciales en la iglesia, donde las palabras del sermón contrastan con las espadas, pistolas y medallas que portan los soldados vencedores, son muy elocuentes. Como lo es la portentosa interpretación de Louise Carter y Lionel Barrymore como los Holderlin. Ese discurso de él a un grupo de amigos que no sabe perdonar, que concluye con la frase "Delante de este hotel, vi desfilar a mi hijo hacia la muerte. Y yo aplaudía.", tiene una fuerza impresionante, remachada por el eco de sus pasos, que resuena en su memoria. En el conjunto lo que más chirría es la interpretación de Phillips Holmes como el soldado atormentado, demasiado enfática y teatral.

7/10
Un ladrón en la alcoba

1932 | Trouble in Paradise

Dos pícaros tienen una cita en un lujoso hotel. Gaston es un ladronzuelo, Lily ejerce de carterista. Pero durante su cena simulan ser respectivamente un barón y una condesa, hasta que sus verdaderas identidades quedan al descubierto. Ambos parecen hechos tal para cual, con lo que su relación amorosa parece asegurada. Hasta que empiezan a trabajar para la elegante dueña de una empresa de perfumería, con lo que el triángulo y el enredo, filtrados por el delicioso 'toque Lubitsch', están asegurados. Estamos ante una comedia sofisticada de asumido aire travieso e insinuante, con aceleradísimos diálogos repletos de ingenio, y donde el arte de la simulación (Miriam Hopkins como secretaria 'mosquita muerta' está brillante) alcanza cotas de humor impresionantes. Todos los personajes tienen su papel, incluidos secundarios tan sobresalientes como Charles Ruggles, un tipo que coquetea con la magnate del perfume.

8/10
The Crash

1932 | The Crash

Comedia romántica que toma como punto de referencia el hundimiento de la Bolsa de Nueva York en 1929 y sus consecuencias. Todo ocurre cuando una mujer sin muchos escrúpulos se marcha a las Bahamas con los pocos ahorros que le quedan a su arruinado esposo. Allí, mientras ella se da la gran vida, mantiene relaciones con un millonario australiano. Pequeña producción Warner con una duración de escasamente una hora, y que contaba con el protagonismo de Ruth Chatterton (1893-1961), una de las grandes estrellas de los escenarios de Nueva York y que en su paso por el cine desde comienzos del sonoro había intervenido en dramas tan sólidos como La mujer X (1929) y Desengaño (1931), si bien se retiró de la gran pantalla a finales de los años 30.

5/10
Una hora contigo

1932 | One Hour with You

Mitzi, una seductora mujer, va a complicar la vida a los Bertier. Porque aunque el matrimonio se quiere, la juguetona Mitzi puede convertirse en una atracción demasiado irresistible para André . El enredo da varias vueltas porque el marido de Mitzi desea el divorcio, por lo que no le disgusta la aventura de su mujer. Y la esposa de André también se ve atraído por otro hombre. El film fue uno de los primeros trabajos de Ernst Lubitsch, que da muestras más que sobradas de su célebre "toque".

6/10
So Big!

1932 | So Big!

Producción de Lucien Hubbard, se basa en una novela de Edna Ferber, ya llevada al cine en 1925 y que volvería a rodarse en 1953 como Trigo y esmeralda. Es un drama que comienza cuando la niña mimada Selina pierde todas sus propiedades a la muerte de su padre y ha de marcharse a un internado. Al crecer, y gracias a su fuerza de voluntad, se hace maestra en una zona de campo. Allí conoce a un granjero holandés con el que se casa. Quedándose viuda prematuramente, ha de cuidar sola a su hijo, de quien espera haga carrera como arquitecto. Sin embargo, el muchacho prefiere ser vendedor de valores. Es entonces cuando Selina empieza a pensar que ha fracasado como madre. Lo mejor de la película es que, como pasan tantas cosas en tan solo 80 minutos de metraje, no da tiempo para pensar en las muchas incongruencias de su trama. Reunión de dos de las estrellas máximas de la Warner (aunque todavía no lo eran), Barbara Stanwyck y Bette Davis.

5/10
Doble sacrificio

1932 | A Bill of Divorcement

El señor Fairfield escapa de un centro psiquiátrico después de haber permanecido más de diez años por las secuelas que le dejaron tras la Primera Guerra Mundial. Cuando vuelve a su casa las cosas han cambiado mucho; su mujer Meg se ha divorciado en secreto y su hija Sidney está planeando su boda. Gran obra de George Cukor con una cuidada realización e imágenes en blanco y negro. Destaca la interpretación de las actrices, en especial, la de una bellísima Katharine Hepburn que debutaba en el cine.

6/10
Casada por azar

1932 | No Man of Her Own

Comedia de Paramount, hoy en día olvidada pero considerada por la crítica de entonces como una de las mejores producciones del momento. Más que nada por la especial química –sexual y humorística– de su pareja protagonista Clark Gable y Carole Lombard, tanta que acabarían casados en 1939. Ésta fue la única vez que aparecieron juntos en pantalla. Gable encarna a un mujeriego, tramposo y golferas jugador de cartas que, tras una de sus comprometidas partidas, ha de abandonar Nueva York y refugiarse en una pequeña localidad hasta que dejen de buscarle. Allí conoce a una humilde e ingenua bibliotecaria de la que se enamora. Haciéndose pasar por un honesto empresario logra conquistarla y llevarla hasta Nueva York, donde continuará con sus actividades deshonestas. Cuando ella descubre quién es en realidad, ya es demasiado tarde.

6/10
¡Hola, bombero!

1932 | Fireman, Save My Child

Un gran éxito en la carrera del cómico Joe E. Brown, que daría origen a otras dos películas donde también se convierte en jugador de béisbol: Elmer the Great (1933) y Aliki Ike (1935). Porque, a pesar de su título español, es este deporte norteamericano la base central de la historia: un bombero que en sus ratos libres juega al béisbol. Es tan bueno en el juego que acepta fichar por un equipo profesional para, así, poder costearse otra de sus grandes habilidades: los inventos. Una serie de enredos bastante convencionales –y para mayor gloria del actor–, hará que tenga que arreglárselas para salir bien parado como bombero, inventor y jugador. También tiene lugar para una duda amorosa entre dos chicas con diferentes intenciones: la bondadosa muchacha de pueblo encarnada por Evalyn Knapp, y la más sofisticada y pérfida de la ciudad, que no es otra que Lilliam Bond

4/10
Dos segundos

1932 | Two Seconds

El comienzo del film es realmente brillante, ya que John Allen está a punto de ser ejecutado en la silla eléctrica. En los últimos dos segundos de su vida, rememora cómo ha llegado a esta situación: su empleo, su afición a la bebida, su matrimonio y la infidelidad de su esposa. Basada en una obra de teatro de Elliott Lester, el largometraje mantiene un buen pulso de tensión gracias a una victimista interpretación de Edward G. Robinson, en otro de sus clásicos papeles de hombre atormentado por las circunstancias de la vida. Además, su final aporta un toque filosófico, poco frecuente en el cine americano de la época, pues no justifica ni rechaza las acciones del protagonista.

6/10
Viaje de ida

1932 | One Way Passage

Dan Hardesty es un hombre acusado de asesinato que viaja en barco, escoltado por un policía, desde Hong Kong hasta la prisión norteamericana de San Quintín. Durante el trayecto encuentra a Joan, una frágil muchacha, enferma del corazón, de la que se enamora. Dan intenta escapar, pero regresa cuando se da cuenta de que Joan sufre un ataque. Es entonces cuando planean un futuro en México. William Powell y Kay Francis son la pareja enamorada en una producción de la Warner con algunos de los condimentos utilizados por dichos estudios para sus películas de gangsters. Una fábula romántica, con final feliz, que volvería a ser llevada a la pantalla en 1950 como Til We Meet Again.

6/10
Week-end Marriage

1932 | Week-end Marriage

Película que comienza como una comedia y poco a poco se va convirtiendo en una historia más melodramática. Al principio, el matrimonio formado por Ken y Lola va sobre ruedas y todo es felicidad entre ambos. Pero cuando él pierde el trabajo se convierte en un borracho que además es infiel a su esposa y acaba en prisión. Al contrario, Lola alcanza un importante puesto ejecutivo. Adaptación de la novela de Faith Baldwin. Ese mismo año Loretta Young y George Brent (aquí en el papel de un directivo interesado sentimentalmente por la esposa) volverían a trabajar juntos en el drama They Call It Sin.

4/10
Play-Girl

1932 | Play-Girl

Una joven empleada de grandes almacenes se enamora de un hombre que le arruina la vida ya que es un jugador impenitente. Una vez casados, todo parece ir sobre ruedas, hasta que el marido vuelve a caer en el vicio de las apuestas de las carreras de caballos y la muchacha, a pesar de estar embarazada, se ve obligada a regresar a su antiguo puesto de trabajo. Drama algo convencional, con una duración de 60 minutos, que cuenta con una buena pareja protagonista, Loretta Young y Norman Foster. A destacar que Play-Girl fue una de las escasas películas de la actriz Winnie Lightner (1889-1971), más conocida por sus musicales en Broadway, donde era capaz de entonar una canción en menos de un minuto.

3/10
Los ricos están con nosotros

1932 | The Rich Are Always with Us

El matrimonio entre Caroline y Greg se rompe después de diez años. La jovencita Allison se interesará por él con la intención de convertirse en su segunda esposa. Mientras, el joven escritor Julian desea casarse con Caroline, pero ella le rechaza y va a París para formalizar el divorcio. Sin embargo, Greg cae en la quiebra financiera y Caroline irá a Norteamérica para ayudarle, pero su ya esposa Alison se ha quedado embarazada, etc. George Brent y Bette Davis participaron en más de una docena de películas juntos, y ésta fue una de las primeras veces que coincidieron. Se trata de un film entretenido, de amores y desamores, con el tema candente y escandaloso del divorcio por medio (aún no había llegado la censura en Hollywood). Dirige Alfred E. Green (Carita de ángel).

4/10
El milagro de la fe

1932 | The Miracle Man

Una banda de ladrones se mueve hasta un pequeño pueblo con el fin de evitar a la policía. En ese nuevo lugar, el líder de la pandilla verá una nueva oportunidad de estafa.  Película protagonizada por Chester Morris (Rejas humanas) y Sylvia Sidney (Una tragedia humana), además de contar con el mítico Boris Karloff (La novia de Frankenstein) en un papel secundario. A pesar de ser un film no muy conocido y recordado, resulta ser entretenido durante la mayor parte del metraje.

5/10
Un reportaje sensacional

1931 | Scandal Sheet

Mark Flint es el editor de un diario sensacionalista. Se verá involucrado en un asunto que puede causar un gran escándalo, pero también aumentar la tirada del periódico. Inteligente drama de los primeros tiempos del cine sonoro. Realiza una crítica interesante hacia los medios de comunicación de la época.

5/10
Behind the Make-Up

1930 | Behind the Make-Up

Un clown contrata para su espectáculo a un actor de vodevil en horas bajas. Pero éste acaba robándole el novio y también el amor de su prometida, con la que tenía planeado casarse. Drama no especialmente brillante, en cuya realización colaboraron diversos realizadores, lo que le quita unidad al resultado final. Sin embargo, cuenta con esforzadas interpretaciones de William Powell y Fay Wray.  

5/10
The Marriage Playground

1929 | The Marriage Playground

Adaptación de una novela bastante popular como “The Children”, de Edith Wharton. En ella, y a medio camino entre el drama, la comedia y el género infantil, Judith Weather ha de quedarse al cuidado de sus cinco hermanos pequeños en Italia, mientras sus padres se muestran bastante despreocupados por la situación y se divierten por media Europa. Afortunadamente se encuentra y enamora de Martin Boyne, un norteamericano que está allí de vacaciones y que es bastante mayor que ella. Pero Martin le ha ocultado que tiene una prometida esperándole en Suiza y la situación se complica en exceso. Dirige con cierto toque sofisticado Lothar Mendes (1894-1974), nacido en Alemania y cuya carrera en Hollywood tiene brillantes títulos tanto en el cine mudo (Las cuatro plumas (1929)) como en el sonoro (El hombre que podía hacer milagros).

6/10

Últimos tráilers y vídeos