IMG-LOGO
Dioses y perros
5 /10 decine21

Dioses y perros

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Dioses y perros

Pasca (Hugo Silva), cercano a los 40, hace años dejo el boxeo, ahora trabaja de sparring, soportando los golpes de jóvenes aspirantes que sueñan con hacer carrera. Abandono el boxeo y la esperanza el día en que la fatalidad hizo que estrellara el coche que conducía, ocasionando la muerte de sus padres y la invalidez de su hermano Toni (Elio González), al que cuida desde entonces, en una relación de falsa dependencia. Fonsi (Juan Codina), su mejor amigo, es un exboxeador alcohólico que malvive al borde del abismo con una mujer y un hijo que cuidar. Al igual que con Toni. Pasca mantiene con él una relación fraternal y un espejo en donde no le gustaría mirarse. Pasca, anclado en su vida y aferrado a las crisis, tratará de despertar de su pesadilla, ante la irrupción en su vida de Adela (Megan Montaner) una joven profesora que llega al barrio. Los problemas con Toni y con Fonsi le situarán en una difícil encrucijada que cambiará su vida para siempre…

5 /10 decine21

Crítica

Pasado y futuro

Pasado y futuro

Pasca, cuarentón, ex boxeador, malvive ahora trabajando de sparring en un gimnasio de Vallecas, en Madrid. Vive con su hermano Toni, atado a una silla de ruedas debido a un accidente. El mejor amigo de Pasca es otro ex boxeador, Fonsi, que se ha dado a la bebida y está a punto de perder a su familia. La vida de Pasca es pobre de perspectivas, parece un callejón sin salida. Pero la imprevista irrupción de Adela, una chica dicharachera y vitalista, supondrá una bocanada de aire puro en la gris existencia de Pasca.

Más que correcto drama español dirigido por David Marqués (Aislados) –en colaboración con Rafa Montesinos–, quien firma su mejor trabajo hasta la fecha. Marqués retrata personajes perdedores, de baja extracción social, pero mantiene el equilibrio a la hora de alejarse de tópicos y extremismos que alejen su historia de la realidad. Los personajes de Dioses y perros resultan creíbles, personas que luchan cada día por salir adelante, con serios traumas afectivos, problemas económicos, laborales, familiares. Sin embargo no hay regocijo en ese triste estado de cosas sino un claro optimismo acerca del futuro y de la capacidad de los seres humanos de elegir el buen camino, por muy lamentable que haya sido su pasado.

Falta quizá algo más de enjundia en la trama, momentos que aporten mayor fuerza y redondeen el conjunto, pues el espectador tiene la sensación de que algo gordo va a pasar y ese algo no acaba de llegar con la contundencia esperada. Esto tiene que ver probablemente con el look ambiental del film, muy similar al de Alacrán enamorado; sin embargo, al contrario que ese film, Marqués opta por el drama realista, más centrado en problemas cotidianos, y deja de lado la acción más cinematográfica. Por otra parte, aunque hay grosería verbal, los diálogos están cuidados, bien escritos, a menudo con toques de humor, bordados por un actor que demuestra que es mucho más que una cara bonita. En efecto, gran parte del apañado resultado de esta película es la presencia de Hugo Silva, que encarna a un personaje ricamente perfilado, sufriente, que le va como anillo al dedo, más alejado del estilo frívolo y canalla que emplea en otros papeles.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers y vídeos