IMG-LOGO

Biografía

Hugo Silva

Hugo Silva

43 años

Hugo Silva

Nació el 10 de Mayo de 1977 en Madrid, España

El príncipe de San Blas

08 Noviembre 2010

Moreno, guaperas, con indudable magnetismo. Su carrera no ha hecho más que empezar, pero tiene madera para consolidarse como actor juvenil de carisma.

Rafael Hugo Fernández Silva, o simplemente Hugo Silva, su nombre artístico, nació en Madrid, en el barrio de San Blas, el 10 de mayo de 1977. De pequeño le encantaban las películas de piratas, uno de sus héroes era Burt Lancaster. Aunque empezó a trabajar como electricista, serían otro tipo de chispas las que despertarían entre su legión de fans, y es que su madre la animó en su sueño de convertirse en actor. Para ello se matriculó en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, al tiempo que aprendía también canto y guitarra, dotes que hasta la fecha no ha desarrollado profesionalmente, aunque formó parte del grupo Inordem donde le dio por el heavy metal. Años más tarde afirmó que “Actuar es abandonarte. Dejar a un lado tu propia identidad para jugar con otra”, una bonita definición de la profesión actoral.

Para que le llegara su oportunidad en el cine, antes tuvo que pasar por otra pantalla, la pequeña de la televisión. En el programa “Crónicas marcianas” hace un playback del grupo Heavy, su primera experiencia televisiva. El chico era todo un guaperas, ideal para que Tele 5 lo sumara a la panda de jóvenes de la serie Al salir de clase. De todos modos Hugo quería aprender la interpretación a fondo, de modo que se apartó un tiempo de la tele para hacer teatro. No obstante volvería a las andadas televisivas con su protagonismo en Paco y Veva, serie de duración bastante fugaz. Aunque no ocurriría lo mismo con otro serial televisivo con Paco en su nombre, la policial Los hombres de Paco con su Lucas le convertiría en un rostro tremendamente familiar para los espectadores.

En cine también empezó con escasa fortuna, por ejemplo con uno de los títulos más flojos de Manuel Gómez Pereira, Reinas (2005). Pero brilló con luz propia junto a otra televisiva, Irene Visedo, en El hombre de arena (2007), donde daba vida a un tipo más cuerdo que muchos que se definen como tales, pero que está recluido en un manicomio. Por fin se enganchó a títulos populares en taquilla, aunque de discutible calidad, como Mentiras y gordas (2008), mirada vacía a una juventud vacía, y Que se mueran los feos (2010), junto a Javier Cámara. Más interés tenía su trabajo en Agallas (2009), con los veteranos Carmelo Gómez y Celso Bugallo. Su trabajo más reciente ha sido para televisión, La princesa de Éboli, donde da vida a Antonio Pérez, el secretario de Felipe II y amante de la princesa de Éboli. Además ha rodado en Colombia la serie Karabudjan.

A pesar de su juventud, el actor puso su voz junto a colegas como Juan Diego o Pedro Almodóvar, en un polémico vídeo que pedía el fin de la impunidad de los crímenes del franquismo. Sobre su vida amorosa, de momento no hay compromisos firmes, aunque se le adjudican supuestas novias como Ingrid Reino y Raquel Infante. Se reconoce desordenado, y afirma que su película favorita es la española Solas. Sobre la presión de cámaras y fans comenta “La fama es muy complicada de gestionar porque tiene un componente que no puedes controlar”.

Filmografía
Sordo

2019 | Sordo

Cuando no ha pasado ni un lustro del término de la Guerra Civil Española, Anselmo Rojas cruza desde Francia los Pirineos con su unidad de maquis para llevar a cabo acciones de sabotaje, en espera del advenimiento de la Operación Reconquista, un intento de atacar el valle de Arán, para provocar una rebelión popular. Pero sus compañeros mueren por un fallo al detonar explosivos para volar un puente, mientras que a su superior, Vicente Roig, le arrestan, y él pierde la capacidad auditiva. Tratará de escapar en solitario, mientras le siguen de cerca Darya Sergéevich, una temible francotiradora rusa, y una guarnición de soldados franquistas comandados por el frío Capitán Bosch. Segundo largometraje de ficción de Alfonso Cortés-Cavanillas, que ya manifestó que puede ocuparse de rodar filmes poco usuales para el cine español con la apocalíptica Los días no vividos, fallida, pero que tenía alguna aportación interesante, y estaba correctamente realizada. Ahora, parte del cómic homónimo de David Muñoz, uno de los guionistas de El espinazo del diablo, y Rayko Pulido, para componer una especie de western crepuscular en la España de finales de los años 40. La cinta bebe sobre todo de Quentin Tarantino, especialmente de la bélica Malditos bastardos, hasta llegar al absurdo, en una secuencia de violencia desencadenada en la línea del cine del americano, con unos sobreactuados Antonio Dechent y Manuel de Blas enfrentados al personaje de la rumana Olimpia Melinte, una despiadada malvada de opereta, al ritmo de los compases de “Suspiros de España”. Precisamente ahí reside el punto más flojo de la película. Si normalmente, el cine español guerracivilista tiene problemas para superar los estereotipos, aquí se rompen todos los récords, al presentar a los franquistas como unos malos de tebeo más similares a bestias salvajes que a cualquier otra cosa. En este bando, se salva únicamente Imanol Arias, que sí logra insuflar humanidad a un nacional que ha aprendido a ser ecuánime después de que los republicanos le perdonaran la vida. Entre los republicanos sobresale Asier Etxeandía, que no requiere de los esfuerzos de otros de sus trabajos, pero al que se le da muy bien interpretar al brigadista cuya sordera sería una metáfora de la incomunicación entre bandos irreconciliables. ¿Han pensado los responsables del film en intentar comunicarse o comprender a quienes no piensan como los personajes del lado hacia el que simpatizan? El film también adolece de problemas de ritmo, y abunda en secuencias innecesarias que alargan demasiado el metraje. No obstante, se debe conceder a Cortés-Cavanillas que demuestra talento para componer algunos momentos impactantes.

4/10
Brigada Costa del Sol

2019 | Brigada Costa del Sol | Serie TV

Torremolinos, 1977. Un equipo de policías comienza a trabajar en el Grupo Especial de Estupefacientes Costa del Sol para combatir los delitos relacionados con el narcotráfico que se están cometiendo en la zona. Tienen muy pocos medios, mucho ingenio y el valor necesario para hacer frente a situaciones de máximo peligro. Sus espectaculares resultados pronto les convertirán en los policías más laureados de Europa.

¿Qué te juegas?

2019 | ¿Qué te juegas?

Roberto y Daniela Allende-Salazar son hermanos, propietarios de una importante empresa naviera, y sus caracteres no pueden ser más diferentes. Él es un guaperas portada de todas las revistas, ligón al que le gusta la buena vida, y es muy creativo; precisamente ha bosquejado los planos de una turbina que podrían revolucionar la industria, o eso piensa él. Mientras que ella es fría y calculadora, distante con las personas, y le gusta pisar tierra, hasta el punto de que piensa que la única manera de reflotar la compañía es una traumática reestructuración con cierre de fábricas y despidos, y no invertir en las fantasías turbineras de Roberto. Pero hay un tercer hermano en discordia, almirante de la Armada, cuyo voto es esencial para la decisión final. Y él y Roberto se juegan ese voto decisivo en una singular apuesta: lograr que alguien toque el corazoncito de hielo de la hermana, y la seduzca. Y tras mucho cavilar y mucho fracaso, Roberto deduce que su hermana es lesbiana y que la mujer ideal para conquistarla es Isabel, una aspirante a actriz y monologuista, que ha hecho reír a Daniela en una fiesta de empresa. Comedia de enredo con la que debuta en la dirección de largos Inés de León, que hasta ahora sólo había hecho cortos, spots publicitarios y episodios de series televisivas de escaso tirón. Colabora en la producción Santiago Segura, que se reserva un pequeño papel. Aunque hay sinceros esfuerzos por resultar divertida y no muy zafia –las bromas de contenido sexual son verbales, y muy acordes con los tiempos superficiales y políticamente correctos de nuestros días, donde el compromiso brilla por su ausencia–, la película tiene decididamente muy escaso recorrido, con una partitura musical que se empeña en subrayar lo supuestamente gracioso que es todo. Una vez planteada la trama, y dibujados los personajes principales con unas pocas pinceladas, todo se reduce a dar vueltas a lo mismo, con abundantes monólogos humorísticos, incluso con pildoritas feministas muy suyas, que consiguen hacer a Leticia Dolera bastante cargante. Mientras que Amaia Salamanca no cambia mucho de registro de mujer estirada e insoportable, y el “soñador” Javier Rey resulta bastante soso; los dos secundarios camareros del bar donde trabaja Isabel, no son mucho mejores en su afán de provocar, al menos, una sonrisa, con Brays Efe en su línea, y Mariam Hernández como la típica buena amiga que se acuesta con el tipo del que está enamorada Isabel, y no pasa nada. Por supuesto, hay algún gag surrealista que funciona, como todo lo que hay en torno a un disparatado chamán, pero en líneas generales, ¿Qué te juegas? es una película decepcionante y tal vez sintomática de que hacer comedias como churros, la última fórmula secreta del cine español, no siempre funciona.

3/10
El intercambio

2018 | El intercambio

Como regalo por su quince aniversario Jaime y Eva se dirigen a una noche de intercambio de parejas para “oxigenar su relación matrimonial”. Lo que se postulaba como una noche de juego, desinhibición y revitalización para este matrimonio, se convierte en un enredo entre cuatro paredes cuando Jaime descubre que los compañeros de juego no son quienes decían ser…

70 Binladens

2018 | 70 Binladens

Una película de atracos que juega a la intriga, porque se guarda argumentalmente varias cartas en la manga. Seguimos a Raquel, que escoge cuidadosamente una sucursal bancaria de Bilbao para solicitar un crédito. Necesita 35.000 euros –o sea, 70 binladens, en el argot delictivo así se conocen los billetes de 500 euros–, para el tratamiento de una enfermedad de su hijita, o eso asegura al director de la entidad. Pero justo cuando se está tramitando loa operación, una pareja de ladrones asalta el lugar. Las cosas se complican y el atraco se convierte en una situación con rehenes, en toca negociar con dos especialistas de la ertzaintza, la policía autonómica vasca. Curiosamente Raquel va a convertirse en una especie de intermediaria, por la torpeza de los atracadores. Koldo Serra tiene a sus espaldas una larga década de experiencia como cineasta desde su debut en el largo de Bosque de sombras, un thriller que prometía más de lo que daba, ahí está la ambiciosa Gernika, sobre el bombardeo a esta población durante la guerra civil, que también dejaba parcialmente insatisfecho al espectador. El caso es que 70 binladens, sin ser una película perfecta, resulta mucho más redonda. El director maneja bien los recursos del género, con escenas típicas en torno al nerviosismo de los atracadores, la negociación con la policía y la actitud de los rehenes. Sin duda que lo más novedoso es el comportamiento singular de la protagonista, muy bien interpretada por Emma Suárez, su manejo de la situación, conversando con asaltantes y policía, despierta el interés acerca de por qué es alguien tan especial. Los toques humorísticos y de crítica social con la crisis económica y de valores como telón de fondo, pueden hacer pensar en El mundo es nuestro, pero los giros y sorpresas, y las conversaciones telefónicas, también remiten a la exitosa serie La casa de papel.

6/10
Despido procedente

2017 | Despido procedente

Javier es un ejecutivo español, que dirige una de las áreas de una gran empresa argentina. Tiene una novia joven y guapa, y todo apunta a que va a empezar a formar parte del consejo de administración. Pero hay un pero. Parece que la compañía no va tan bien como parece, y hay que recortar gastos, lo que pasa por prescindir de muchos puestos de trabajo, o sea, el despido puro y duro. Javier se rebela ante tal planteamiento, en el fondo es buena persona, pero sabe que se juega el anhelado ascenso. Por si fuera poco, un tipo le culpa de haberse quedado sin trabajo, por haberle dado mal una dirección, y se convierte en un acosador implacable que le hace la vida imposible. Y además está un compañero de trabajo, el joven Sam, también español y un poco farfollas. Coproducción hispanoargentina, escrita y dirigida por el bonaerense Lucas Figueroa, pretende ser una acendrada crítica a las malas prácticas empresariales, los lugares donde manda la corrupción y las personas no cuentan. El caso es que no funciona, suma muchas piezas que no casan bien en el puzzle argumental, y que conducen a la dispersión. Tampoco se da con el tono, a veces se quiere poner el acento en la comedia –sobre todo con el guarda de seguridad que echa una mano a Javier, Imanol Arias, y con el acosador encarnado por Darío Grandinetti–, de pronto tenemos a una pareja irrumpiendo en un edificio con vestimenta a lo Matrix, o se nos retrata a empresarios sin escrúpulos que parecen de opereta, aun cuando tengan el rostro de Miguel Ángel Solá. La clase de tango, la novia y la empleada embarazada, el hijo discapacitado, son ejemplos de la mencionada inconexión en lo que parece una huida hacia adelante, si no logro encajar las piezas, me inventaré otras, parece pensar Figueroa, que acaba entregando un batiburrillo, que sólo a ratos se ve con una sonrisa indulgente.

4/10
Sólo se vive una vez

2017 | Sólo se vive una vez

Leo (Peter Lanzani) lleva a cabo pequeñas estafas con ayuda de una amiga, quien seduce a tipos desprevenidos, mientras Leo graba los encuentros. Pero ambos se meterán en un buen lío cuando en plena faena unos gángsters aparecen en escena y exigen al “cliente” que firme la patente de un invento que les hará millonarios. Sin embargo, Leo se las apaña para escapar con el documento en su poder, por lo que será perseguido a muerte. Comedia de acción coproducida por Argentina y España que ofrece una disparatada aventura gansteril tan ligera como medianamente entretenida. Tras algunos trabajos para la televisión Federico Cueva debuta en el cine gracias al estrambótico guión de Sergio Esquenazi, que retrata a un grupo de personajes de lo más variopinto, para dar lugar a una historia que tiene mucho de esperpéntica. La mezcla entre judíos y cristianos da lugar, claro, a algunos gags que tienen su gracia, pero lamentablemente se acaba abandonando esa confusión inicial en pro de la acción. Además, lo inverosímil de muchas situaciones resta empaque al conjunto. Junto al buen ritmo de la historia, hay en Sólo se vive una vez un esfuerzo por entregar efectos especiales eficaces, aunque el exceso (esa querencia por las explosiones) tiene como consecuencia el remarcar que estamos muy cerca de la pura parodia. Esta sensación queda bien apuntalada por el caricaturesco retrato de los criminales, comenzando por un Gérard Depardieu de lo más rectilíneo, seguido por el graciosete Santiago Segura y subrayado sobre todo por un Hugo Silva totalmente desfasado, aunque siga demostrando que tiene talento innato para la comedia.

4/10
El ministerio del tiempo (2ª temporada)

2016 | El ministerio del tiempo | Serie TV

Nuevas andanzas de los agentes del Ministerio del Tiempo, que realizan misiones en el pasado para evitar que cambie la historia, a las órdenes de Salvador Martí. Javier Olivares sigue desarrollando la serie que creó junto a su fallecido hermano Pablo, que combina elementos didácticos con el entretenimiento puro y duro, una fórmula que funciona bien, aunque a veces las bromas pueden ser algo reiterativas. Tras los acontecimientos de la primera temporada, Julián Martínez, médico del Samur contemporáneo, ha sido retirado del trabajo de campo, y pasa consulta en la enfermería del Ministerio, lo que sirve para que tome decisiones inesperadas. Entretanto, a la universitaria del XIX Amelia Folch y al soldado de los tercios de Flandes Alonso de Entrerríos se les encomienda una misión junto al Cid Campeador, deben averiguar si el auténtico ha sido sustuido por un impostor. Además, Irene Larra recupera su puesto en el Ministerio, aunque deberá ganarse de nuevo la confianza de unos subalternos no satisfechos de sus manejos. Con más medios, y una dirección agil de Marc Vigil, la serie sigue destacando por su frescura, por ejemplo la idea de que unos cineastas puedan documentarse sobre una película histórica viajando al pasado y tomando imágenes con que arranca el primer episodio, tiene su gracia. Además se incorpora Hugo Silva en un papel de policía de 1981 apodado "Pacino" por su parecido con Al Pacino, y que se incorpora a la patrulla de Amelia y Alonso.

6/10
En tu cabeza

2016 | En tu cabeza

Varios cortometrajes entrelazados conforman este film de poco más de una hora de duración, cada uno de ellos dirigido por diferentes y destacados directores españoles actuales. La idea, pergeñada por Daniel Sánchez Arévalo, es narrar cómo en el futuro una mujer viaja al pasado metíendose en la mente de diferentes personas para intentar cambiar los acontecimientos. La historia es rara aunque original, una especie de comedia surrealista, rocambolesca, en donde algunos segmentos funcionan mejor que otros. Se trata de una producción de Gas Natural con la idea comercial de concienciar del cuidado de las condiciones energéticas: un ejemplo cinematográfico de 'branded content'. Ha contado con grandes actores, algunos de los cuales sólo aparecen unos instantes. Desde luego la presencia de los protagonistas Hugo Silva y Michelle Jenner salva medianamente el resultado.

5/10
Mi gran noche

2015 | Mi gran noche

El cine de de Álex de la Iglesia podría describirse como una larga broma gamberra que no cesa, al menos en lo que se refiere a sus películas más claramente adscritas al género de la comedia. Y en este terreno alcanzó su cota más alta hace ya veinte años, con El día de la bestia. Luego ha entregado títulos con destellos, buenas ideas no perfectamente resueltas. Mi gran noche hace pensar en Muertos de risa, aquella película sobre dos cómicos televisivos que se llevan fatal. Aquí tenemos un programa para la pequeña pantalla, un canal está grabando en octubre su programa especial de fin de año, para el que cuenta con un divo de la vieja escuela, Alphonso –el cantante Raphael que ha aceptado el envite de De la Iglesia de ofrecer una versión pasada de rosca de sí mismo–, y con una estrella juvenil emergente, Adanne. Además seguimos las andanzas de múltiples personajes, algunos ligados a los dos citados por cuestiones de paternidad, otros son los figurantes del programa, en especial el parado José, que ha encandilado a una joven guapísima por misteriosas razones, y que está pendiente de su algo extravagante madre. En las proximidades del programa, en clave de crisis, protestan trabajadores despedidos, mientras el sinvergüenza productor televisivo piensa sólo en llenar su bolsillo. El director da muestras de una gran pericia técnica en su manejo de un reparto coral y en el endiablado ritmo de la narración, aunque de vez en cuando uno tiene la sensación de estar en medio de un confuso barullo. En cualquier caso los chistes orquestados con su coguionista habitual Jorge Guerricaechevarría no son la repanocha en lo que a gracia se refiere, quizá por su diverso tono, algunos de física brutalidad, otros de tipo sexual, o de guerra de sexos. Hay muchas referencias cinematográficas, la más clara es la espuma de jabón que remite a El guateque de Peter Sellers, una cinta bastante más lograda, o las menciones no nuevas a La guerra de las galaxias y a Darth Vader. Sólo ver a Mario Casas con su pelucón, a Raphael estando, o Terele Pávez con su cruz de Caravaca produce hilaridad, pero esto no basta para armar una buena película.

4/10
Tenemos que hablar

2015 | Tenemos que hablar

En los albores de la crisis económica, Jorge, trabajador de un banco, tiene buenas perspectivas de futuro, pues se va a casar con Nuria, la novia ideal. Pero aconseja a sus futuros suegros comprar una casa en Seseña, invertir en el Forum Filatélico, y hasta... ¡comprar preferentes en la sucursal en la que trabaja! Todo acaba en un desastre, por lo que años después, Nuria se dispone a unirse a otra persona, pero antes debe pedirle el divorcio a Jorge... Traza un plan para no terminar de hundirle con el notición. Cuarto largometraje como realizador del guionista de El otro lado de la cama, que también ha escrito el libreto a cuatro manos con David San José (Ocho apellidos vascos). Se intenta establecer un tono amable, roto por alguna serie de gags con poca gracia algo groseros, pero siempre se mantiene cierto trasfondo romántico, pues gira en torno a la recuperación de la persona amada. Fresca y dinámica, cuenta a su favor con un buen trabajo de Hugo Silva y Michelle Jenner, acompañados de otros actores bien dotados para la comedia como Ernesto Sevilla y el veterano Óscar Ladoire, mientras que otra de las actrices españolas más conocidas del género, Verónica Forqué, desentona notablemente, parece haber perdido la espontaneidad de la que hacía gala antaño. Por lo demás, algún momento funciona. Pero los continuos engaños a lo Dama por un día urdidos por Nuria para no desencantar a Jorge, están metidos con calzador, y a veces resultan repetitivos. Por momentos, el espectador se distancia del film, que acaba siendo en exceso ligero.

4/10
Musarañas

2014 | Musarañas

En sus inicios, Álex de la Iglesia pudo rodar su primer largometraje, Acción mutante, porque le produjo Pedro Almodóvar, que constituía el principal reclamo publicitario. Ahora el bilbaíno da la alternativa a los jóvenes Juanfer Andrés y Esteban Roel, autores de los cortos Canteca de Macao: Desfase y 036, y de forma similar, el gancho cara a las taquillas de Musarañas es el apadrinamiento del responsable de El día de la bestia. Musarañas se desarrolla en los 50, cuando Montse, una costurera que por culpa de su agorafobia no puede salir de su piso madrileño, recoge a Carlos, un vecino que se ha roto una pierna al caerse por las escaleras cuando pretendía huir por unos días de la ciudad. Por la noche, éste recibe la visita de la joven hermana de su anfitriona, criada por ésta después de que su madre muriera durante el parto y el padre desapareciera durante el estallido de la Guerra Civil. La chica advierte al recién llegado de que debe huir porque Montse sufre una evidente perturbación mental... Roel y Andrés se revelan como dos nombres a tener muy en cuenta, gracias a la potencia de sus imágenes, y a su capacidad de crear una opresiva atmósfera en un escenario único, pues toda la cinta se desarrolla en el mismo inmueble. Son capaces también de introducir sutiles golpes de humor negro, y aciertan al mantenerse dentro de los cánones de las historias de fantasmas más clásicas. Musarañas cuenta además con una sorprendente interpretación de Macarena Gómez, que compone a una Montse de la que no sólo se ofrece su lado terrorífico, ya que el film trata de explicar sus comportamientos. Le secundan actores de primera, pues Nadia de Santiago realiza un gran trabajo como la hermana, Hugo Silva (el 'invitado') vuelve a demostrar que es un gran actor, y en sus breves apariciones Luis Tosar reafirma su habitual eficacia, aportando la mayoría de los elementos cómicos. Por desgracia, un guión no del todo redondo, termina por lastrar un film que podría haber dado mucho más de sí. A lo largo de Musarañas nunca está lo suficientemente bien explicado que el personaje de Montse sea capaz de dominar a todos los demás, lo que acaba trayendo a la memoria lo bien orquestado que estaba el libreto de Misery, su principal inspiración, donde estaba mejor narrado que James Caan no pudiera escapar de una terrorífica Kathy Bates.

5/10
Las brujas de Zugarramurdi

2013 | Las brujas de Zugarramurdi

La madrileña Puerta del Sol. Un grupo de hombres desesperados ejecuta un audaz robo en una tienda de “Compro Oro”, entre los que se cuenta un niño, hijo de uno de ellos. Con su botín de 25.000 anillos de oro allí empeñados emprenden la fuga en un taxi rumbo a Francia. Les pisan los talones una pareja de policías y la madre del chico, divorciada. La casualidad quiere que hagan parada nocturna en Zugarramurdi, tierra de brujas y aquelarres, donde mujeres de tres generaciones de magia y hechizos les consideran clave, sobre todo al chaval, para sus siniestros planes. Desmadrada cinta de Álex de la Iglesia, ambiciosa de producción, que tiene un magnífico arranque, el atraco está muy bien contado e impacta. Pero tras los fuegos de artificio –abundantísimos en las escenas de aquelarre y con las brujas dando brincos y andando por el techo– y algún chiste ocurrente, queda la sensación de broma estirada como un chicle que no da más de sí, de gamberrada bestia y hueca, aun en su pretendida crítica social de los matrimonios rotos, algo que por otra parte caracteriza a la mayor parte de la filmografía del cineasta, desde su debut con Acción mutante. El problema es que salvo en El día de la bestia, y en menor medida en La comunidad, las cosas se le suelen ir de las manos en lo relativo a coherencia y equilibrio, como es el caso de Las brujas de Zugarramurdi. Fácilmente se le puede así afear su mirada superficial a las mujeres, o el recurso a un niño para las gracietas, como ya hiciera con 800 balas. La película está rodada con profesionalidad, sí. El envoltorio es perfecto, sí. Los actores cumplen con sus papeles, incluida la todoterreno Carmen Maura. Pero estas muestras de oficio no bastan para hacer de Las brujas de Zugarramurdi una sólida película.

4/10
Dioses y perros

2013 | Dioses y perros

Pasca, cuarentón, ex boxeador, malvive ahora trabajando de sparring en un gimnasio de Vallecas, en Madrid. Vive con su hermano Toni, atado a una silla de ruedas debido a un accidente. El mejor amigo de Pasca es otro ex boxeador, Fonsi, que se ha dado a la bebida y está a punto de perder a su familia. La vida de Pasca es pobre de perspectivas, parece un callejón sin salida. Pero la imprevista irrupción de Adela, una chica dicharachera y vitalista, supondrá una bocanada de aire puro en la gris existencia de Pasca. Más que correcto drama español dirigido por David Marqués (Aislados) –en colaboración con Rafa Montesinos–, quien firma su mejor trabajo hasta la fecha. Marqués retrata personajes perdedores, de baja extracción social, pero mantiene el equilibrio a la hora de alejarse de tópicos y extremismos que alejen su historia de la realidad. Los personajes de Dioses y perros resultan creíbles, personas que luchan cada día por salir adelante, con serios traumas afectivos, problemas económicos, laborales, familiares. Sin embargo no hay regocijo en ese triste estado de cosas sino un claro optimismo acerca del futuro y de la capacidad de los seres humanos de elegir el buen camino, por muy lamentable que haya sido su pasado. Falta quizá algo más de enjundia en la trama, momentos que aporten mayor fuerza y redondeen el conjunto, pues el espectador tiene la sensación de que algo gordo va a pasar y ese algo no acaba de llegar con la contundencia esperada. Esto tiene que ver probablemente con el look ambiental del film, muy similar al de Alacrán enamorado; sin embargo, al contrario que ese film, Marqués opta por el drama realista, más centrado en problemas cotidianos, y deja de lado la acción más cinematográfica. Por otra parte, aunque hay grosería verbal, los diálogos están cuidados, bien escritos, a menudo con toques de humor, bordados por un actor que demuestra que es mucho más que una cara bonita. En efecto, gran parte del apañado resultado de esta película es la presencia de Hugo Silva, que encarna a un personaje ricamente perfilado, sufriente, que le va como anillo al dedo, más alejado del estilo frívolo y canalla que emplea en otros papeles.

5/10
El cuerpo

2012 | El cuerpo

Thriller a la española que supone el debut como director de Oriol Paulo, que coescribió el guión de Los ojos de Julia con Guillem Morales. Paulo, que recupera a la actriz Belén Rueda, se ha encargado también del libreto, en esta ocasión con Lara Sendim. El arranque de El cuerpo presenta el atropello accidental de un guardia de seguridad del depósito de cadáveres que huía de allí despavorido. La policía, con el inspector Jaime Peña al frente, intuye que vio algo impactante que le hizo entrar en estado de pánico. Pronto, queda claro que ha desaparecido el cadáver de Mayka Villaverde, una empresaria adinerada que acaba de morir repentinamente por un fallo cardíaco. Peña interrogará en el recinto a Álex Ulloa, marido de la fallecida, que oculta numerosas sorpresas. El cuerpo se puede considerar una producción de cierta envergadura, pues ha costado 5 millones de euros, lo que prácticamente duplica el presupuesto medio de cualquier otro rodaje español. Todo un lujo para un director debutante como Paulo, al que sin embargo parece que le queda grande un encargo tan potente. El cuerpo arranca con fuerza, intrigando al espectador. Sin embargo, pesa demasiado el recuerdo de El orfanato, y de la citada Los ojos de Julia, que sin llegar a la altura, tenía momentos de suspense logrados. Paulo dirige de forma excesivamente convencional, y su film se limita a ser un "quién lo hizo", pues abundan las disertaciones sobre qué ha ocurrido, pero faltan secuencias de tensión realmente memorables. El metraje (114 minutos) acaba resultando excesivo, y el desenlace viene a ser decepcionante. Cuenta con tres grandes figuras patrias encabezando el reparto, además de Rueda –un tanto sobreactuada como bromista compulsiva–, José Coronado –que cumple en otro rol de policía, pero ni de lejos se arriesga como en No habrá paz para los malvados, aunque renueva su look esta vez con cabello lacio, flequillo estrambótico y gafas– y un eficaz Hugo Silva. La joven Aura Garrido despunta entre un elenco de secundarios desiguales, algunos incapaces de resultar naturales. Los cinéfilos agradecerán las referencias a la clásica Laura, de Otto Preminger, y a Sospecha, de Alfred Hitchcock, aunque en esencia repite la fórmula (noche de interrogatorio con giros numerosos) de Pura formalidad, de Giuseppe Tornatore.

4/10
Los amantes pasajeros

2012 | Los amantes pasajeros

El vuelo de la compañía aérea Península despega desde Madrid en dirección a México. Pero por problemas con el tren de aterrizaje deberán abortar el viaje. Durante varias horas se mantendrán volando por el espacio aéreo español a la espera de tener luz verde para un aterrizaje de emergencia. Con el fin de evitar problemas, la mayoría de los pasajeros han sido drogados convenientemente. El piloto es un bisexual que está enrollado con uno de los tres azafatos homosexuales que completan la tripulación, junto con el copiloto, éste también con líos de género. Entre los pasajeros están una dominatrix de alto standing, un pobre tipo que huye de una chica enferma, una vidente medio tarada que quiere perder la virginidad, un misterioso hombre de negro, un empresario corrupto y una pareja de recién casados. Todos tendrán sus minutos de historia. Dentro del surrealista y disparatado universo de Pedro Almodóvar Los amantes pasajeros es a la comedia lo que La mala educación es al drama. En otras palabras, estamos ante una de las peores películas del director manchego, al menos de los últimos tiempos. Fracasa estrepitosamente en su intento por encontrar la tecla para meterse al público en el bolsillo, cosa que es la verdadera especialidad de Almodóvar y la clave de su éxito. Sin ese don para llegar a la gente, sus argumentos estrafalarios, erótico-festivos y rebuscadamente inverosímiles se vienen abajo. Y aquí ocurre justamente eso. La trama de toda la película es un monumento a la ligereza, la zafiedad, la exageración del mundo de locas homosexuales y conversaciones vanas de portera, tan típico de su filmografía; pero al contrario que otras veces en Los amantes pasajeros nada adquiere consistencia, todo es anecdótico, trivial, tonto: al final el espectador tiene la sensación de haber estado viendo una gigantesca nada, un conjunto de sketches televisivos de muy baja ralea, montañas de chistes verdes, ejercicio de locazas que en otros tiempos darían que hablar y hoy en día no producen risa, sino más bien aburrimiento. Es como si Almodóvar hubiera querido regresar a los 80, con una bomba de frescura escandalosa, y el trasnochado experimento le hubiera explotado en la cara. Hay lógicamente algunos momentos, contados, en que es imposible no sonreírse (o reírse de la pura vergüenza), tales son las esperpénticas situaciones “amaneradas”, así como ciertos coscorrones a las corrupciones del poder y de los negocios que funcionan momentáneamente. También destaca, claro, el numerito musical, por lo insólito y artificioso de la ocurrencia, y ese aire kitch del conjunto, con la luminosa fotografía de colores claros, limpios, de pintura warholiana. Pero, al fin, todo es tan demente y ridículo que ni un impresionante elenco de actores y actrices de enorme renombre –hay cameos hasta de Antonio Banderas, Penélope Cruz y Paz Vega– es capaz siquiera de evitar la catástrofe de la vacua y procaz farsa que inunda cada uno de los minutos del film. Y, si hay que salvar algo, el trabajo de Blanca Suárez en las pocas tomas de exteriores sería una buena opción.

2/10
Lo contrario al amor

2011 | Lo contrario al amor

Merce es una joven que trabaja de masajista terapéutica. Un día se queda encerrada en un ascensor y es rescatada por tres apuestos y jóvenes bomberos. En los días posteriores se citará con ellos, pero mientras que con dos se limita a tener sexo, con otro, Raúl, surge algo más que podría ser amor. Al cabo de los días, a ambos les cuesta admitir que se han enamorado y sus actitudes egoístas podrían hacer pensar que en realidad se trata de todo "lo contrario al amor". Comedia a la española –sexo, risas, sexo, amor, sexo, risas, sexo– que alza poco el vuelo y que va destinada al público de risa fácil y escasamente exigente en cuanto a la calidad de la historia y el modo de contarla. Mala carta de presentación del debutante en el largometraje Vicente Villanueva. Su guión se centra en las dificultades para mantener una relación de pareja, una unión por lo demás inestable, caprichosa, eminentemente sexual, y que no aporta el mínimo de hondura que requeriría. Aunque, a decir verdad, todo está contado en clave de humor, y hay momentos graciosos que desde luego funcionan, y eso que la subtrama “almodovariana” de la hermana y su representante suene a pegote añadido de culebrón barato. De cualquier forma, el tono leve y humorístico, de comedieta televisiva, no impide que Villanueva vuelva insistentemente al tema sexual, por medio de imágenes pero sobre todo de un lenguaje desagradable, procaz y animalesco, también con importante componente homosexual. Así las cosas, el resultado romántico no cuela y se atraganta definitivamente. Y que las arcadas no vayan a mayores se debe al trabajo más o menos amable y convincente de los protagonistas, sobre todo de un Hugo Silva que, caramba caramba, lo hace bastante bien. Tendría este chico que elegir mejores guiones y sin duda lograría una carrera más que decente... Algo menos destacan Adriana Ugarte (La señora) en el papel de Merce y Luis Callejo (El club de los suicidas).

3/10
En fuera de juego

2011 | En fuera de juego

Diego es médico en Argentina y no quiere saber nada de fútbol desde que fue considerado un inútil para este deporte siendo un niño. Pero su tío enfermo, representante de jugadores, que ha sufrido un infarto, le pide que le sustituya en el cuidado del joven promesa menor de edad Gustavo César, tras cuyo fichaje anda nada menos que el Real Madrid. Pues un representante español de medio pelo, Javi, dice también tener un documento que le faculta para negociar en nombre del chico. Diego viaja a España y llega a un acuerdo con Javi para manejar la ficha del chico, pero un tercer representante muy, muy importante, quiere imponer su ley y hacerse con el prometedor Gustavo César. En fuera de juego es una amable pero fallida comedia de David Marqués Montes, que de partida tenía varios elementos a su favor como son dos grandes cómicos, el español Fernando Tejero, y el argentino Diego Peretti, y una trama articulada alrededor de un tema de tirón popular, el fútbol y el mundo de los fichajes. Con la mentada pareja se puede imaginar que hay algunas pasajes muy divertidos; y se agradece cierto buen gusto poco frecuente en la comedia hispana. Pero falla el pobre guión de Rafael Calatayud Cano y Kiko Martínez, demasiado lineal y previsible, sin sentido del ritmo, y con personajes secundarios demasiado planos: la joven promesa, la chica que le gusta, la esposa de Javi, la hermana de Javi, el tiburón y su ayudante, la secretaria de Javi... Incluso los que funcionan, como el don Julio de José Sancho, lo deben a que recuerdan a otro personaje encarnado en la pantalla, en este caso el don Pablo de Cuéntame cómo pasó. Y los cameos de famosetes del fútbol y programa deportivos no dejan de ser un divertimento menor.

4/10
Que se mueran los feos

2010 | Que se mueran los feos

Eliseo tiene el apodo en el pueblo de “el feo”, y desde luego este tipo cojo, calvo y desdentado, que regenta una carnicería, no es el más guapo del lugar. Él soñaba con ir a la ciudad y dedicarse a la música –con otros tres mozos tenía y tiene una banda–, pero no pudo ser. Además, después de morir su madre, debe ocuparse de la granja, pues su hermano “pasa del tema”. Hasta tiene la cara dura de no acudir al sepelio materno, y mandar a cambio a Nai, su mujer. Eliseo acabará encamándose con ella. Comedieta del zaragozano Nacho G. Velilla, quien ya dirigió a Javier Cámara en Fuera de carta. Intenta ser una comedia amable, pero todo es rancio y con muy poquita chispa. Pese a los esfuerzos por explotar la gracia natural de Cámara y Carmen Machi, no hay demasiado espacio para las risas. Asusta un poco la superficialidad con que se trata la infidelidad –está bien en el caso de Eliseo, está mal en el caso de un amigo suyo casado y ligón–, la maternidad, la religión y la homosexualidad –la lesbiana que quiere tener un hijo, y elige de padre al cura–; se puede exhibir, por supuesto, la excusa de que se trata de una comedia, pero sería más honrado decir que sigue los presupuestos de lo políticamente correcto.

3/10
La princesa de Éboli

2010 | La princesa de Éboli | Serie TV

Belén Rueda interpreta a doña Ana de Mendoza de la Cerda, princesa de Éboli, una de las mujeres más carismáticas de su época. Tras la muerte en 1573 de su marido, Ruy Gómez de Silva, con quien tuvo diez hijos, Ana de Mendoza mantiene una relación secreta con Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II. Les descubre Juan de Escobedo, secretario de don Juan de Austria... Miniserie de dos episodios que reconstruye con una ambientación lo suficientemente lograda una época clave de la Historia de España. Acompañan a la célebre protagonista Hugo Silva, como Antonio Pérez, y Eduard Fernández, en el papel de Felipe II. Aunque con elementos de interés, ofrece una visión paupérrima del monarca, que aparece como un conspirador maquiavélico consumido por los celos; tampoco resulta demasiado creíble el personaje de Rodrigo, hijo mayor de la princesa, y de quien se apunta su condición de bastardo del rey. Además, resulta completamente anacrónica la inclusión del personaje de una retratista de la corte lesbiana.

5/10
Agallas

2009 | Agallas

Sebas es un delincuente de tres al cuarto, pero con una mala baba considerable. Acaba de salir de la cárcel y s capaz de robar y maltratar a sus familiares. Al final acaba en un autobús con dirección a Galicia. Allí, tras observar a un tal Regueira y constatar que su empresa de pescados es en realidad una tapadera para introducir droga en España, Sebas se propone llegar a ser alguien, dejar de ser un ratero al precio que sea. Su objetivo será introducirse en el equipo de Regueira y triunfar como narcotraficante. Discreto thriller español, debut en la dirección de Samuel Martín y Andrés Luque, quienes han contado con un guión más o menos trabajadillo, aunque de muy poco recorrido, por parte de Javier Echániz (Skizo) y el también debutante Juan Antonio Gil Bengoa. Probablemente el mayor error del film es haber virado la historia hacia la casposidad, con un ligero toque de comedia negra, ramplona, ofrecido sobre todo por el patético personaje de Sebas. Este aire cutre, junto a que ningún personaje causa la más mínima empatía hace que la película interese bien poco. En cuanto a las interpretaciones, Carmelo Gómez está correcto en su personaje de Regueira, y justo es decir que Hugo Silva (Los hombres de Paco) hace un buen trabajo del perdedor Sebas, por mucho que resulte un tipo altamente desagradable.

3/10
Los hombres de Paco (5ª temporada)

2008 | Los hombres de Paco | Serie TV

De Gaulle, agente de la Interpol, exige la dimisión de Paco. Considera intolerable que éste haya perdido un importante informe. Curtis, Povedilla y Kike se enteran de todo, y deciden aplicarle a De Gaulle el método ‘Yamasuki’. El procedimiento consiste en esperar a que De Gaulle se quede dormido para contarle las virtudes del inspector. Más episodios de la popularísima serie televisiva española que parodia el género policíaco.

4/10
Mentiras y gordas

2008 | Mentiras y gordas

Absoluto despropósito dirigido por el tándem Alfonso Albacete-David Menkes, quienes anteriormente habían dado muestras de algo más parecido a una película con la comedia Entre vivir y soñar. Aquí, con la excusa de hablar de la desorientación de los veinteañeros de la costa levantina española, jóvenes inconscientes que viven inmersos en el mundo de la noche, el alcohol, el sexo y las drogas, ofrecen una película esperpéntica, de una superficialidad obsesiva y cargante. Es como para tomarse a chirigota que el guión esté firmado por tres personas –¡una de ellas Ángeles González Sinde!–, cuando en realidad no hay guión por ningún lado, ni nada que se le parezca, tan sólo unos cuantos personajes tristes, apenas esbozados, que dan tumbos sin sentido. Se supone que los autores quieren mostrar a una parte de la juventud que vive una gran mentira, un paraíso artificial de placer y vacío en el que sólo vale "vivir la vida". Pero esa idea no basta. El espectador no podrá creerse lo que está viendo: una sucesión irracional de gráficas escenas de sexo –ellos con ellos, ellas con ellas, parejas, tríos, etc.–, en cualquier momento y lugar, aderezadas con unas cuantas pastillitas por aquí y unas cuantas rayitas por allá. De vergüenza ajena.

1/10
Los hombres de Paco (6ª temporada)

2008 | Los hombres de Paco | Serie TV

De Gaulle pide la dimisión de Paco. Este agente de la Interpol está muy indignado por la desaparición de un informe, y habla con Don Lorenzo para que cese a Paco. Curtis y Kike escuchan la conversación y deciden usar un método para convencer a De Gaulle de las virtudes de Paco. La sexta temporada de la famosa serie continuó manteniendo el favor del público.

4/10
El hombre de arena

2007 | El hombre de arena

Extremadura, España. Finales de los años 60. En un hospital psiquiátrico donde además de locos también recalan golfos y maleantes, da con sus huesos Mateo, un tipo más cuerdo que la mayoría, pero que encaja en la segunda adscripción de huéspedes del lugar. De preclara inteligencia, tiene nada más llegar un encontronazo con Burgos, el director del manicomio. Allí aprenderá a convivir con personas que presentan graves taras mentales; y encuentra cierta comprensión en Carmen, una médico que trabajo allí desde hace poco. También despertará su atención Lola, una jovencita tímida que alberga en su interior las secuelas de un duro suceso del pasado. De entrada la trama del guionista y director debutante José Manuel González, encerrada en un largo flash-back, despierta simpatía: tiene un punto de originalidad y el cineasta exhibe en muchos pasajes un notable pulso narrativo. Hay además un esfuerzo por la construcción de personajes y sus relaciones, por ejemplo con los secundarios del portugués y el francés. Pero no se evitan algunos fallos de principiante o ciertos tópicos algo increíbles, de los que se resiente el resultado final, como el del celador que abusa de las mujeres dementes, mientras el director mira a otra parte; o el del preso encerrado en un oscuro calabozo -¿quién será?, ¿qué habrá hecho?, ¿qué oscuro secreto encierra?-, que oculta la inevitable intolerancia de la época, el franquismo, ya se sabe... En el reparto destacan las mujeres, Irene Visedo despegándose de su personaje de la serie televisiva Cuéntame cómo pasó, y la joven María Valverde, en una muestra de su versatilidad.

5/10
Los hombres de Paco (3ª temporada)

2007 | Los hombres de Paco | Serie TV

4/10
Los hombres de Paco (4ª temporada)

2007 | Los hombres de Paco | Serie TV

Paco, deprimido, acude a la consulta de un psiquiatra. Cree que su vida es un desastre y que ha descuidado a su familia. La cuarta temporada cuenta con nuevos actores, como Laura Sánchez, que interpreta a la hermana de Paco.

4/10
Los hombres de Paco (2ª temporada)

2006 | Los hombres de Paco | Serie TV

Paco, Lucas y Mariano investigan el caso del "cirujano", un presunto asesino antropófago, que recuerda a Hannibal Lecter. Así empieza la temporada de esta parodia de las series policiacas, todo un fenómeno televisivo.

2/10
Reinas

2005 | Reinas

Tres parejas gays han decidido unirse en una ceremonia colectiva en la que se convertirá en la primera unión formal de gays en España. Pero antes, cada uno de los chicos debe conocer a su familia política. El especialista en comedias Manuel Gómez Pereira parte de un guión poco inspirado, por lo que desperdicia un buen reparto, que incluye a tres de las mejores actrices españolas: Mercedes Sampietro, Marisa Paredes y Carmen Maura.

3/10
Los hombres de Paco

2005 | Los hombres de Paco | Serie TV

Esta serie se presentó como una especie de 'Loca academia de policía' a la española, eso si, con humor negro, donde Paco es in inspector de policía de barrio. La audencia fue implacable, prefieriendo Aída.

2/10
Paco y Veva

2004 | Paco y Veva | Serie TV

Paco, un joven de procedencia humilde, se enamora de Veva, una chica de la alta sociedad. Sus familias no ven con buenos ojos la unión, pero ellos intentan sacar la relación adelante. Serie española que incorporaba números musicales, con canciones muy conocidas, al estilo de El otro lado de la cama. Sin embargo, las coreografías son bastante pobres, y las interpretaciones desiguales, por lo que no acababa de funcionar. Además, en la segunda temporada cambiaron a todo el equipo creativo, lo que terminó dando al traste con la serie.

4/10
Al salir de clase

1997 | Al salir de clase | Serie TV

Serie televisiva de impresionante éxito en España, que superó los mil capítulos. Creada por Antonio Cuadri, se trataba de recoger el ambiente estudiantil, lleno de frivolidad y tontería, de un instituto español, con las relaciones y problemas varios de los alumnos y alumnas, un poco con la idea de fondo de las comedias juveniles americanas al estilo Sensación de vivir. Y todo ello mostrado en un formato muy barato, de sitcom, y donde el punto fuerte no eran las tramas ni la intriga, sino la cantidad de personajes que aparecían y desaparecían, y sus interminables enredos. La serie, que ofrecía una visión muy limitada de la juventud, extremadamente egoísta e hipersexualizada, será recordada sobre todo porque por ella pasaron, durante los seis años en que se emitió, más de 100 actores, muchos de los cuales luego siguieron con una carrera exitosa en el cine, como Pilar López de Ayala, Diana Palazón o Alejo Sauras, entre muchos otros. También ofrecía actuaciones musicales de cantantes o bandas reales de gran prestigio, como Laura Pausini, Ella Baila Sola, Amaral, La Oreja de Van Gogh, Shania Twain, Bon Jovi, Lenny Kravitz, Paulina Rubio, Roxette o Enrique Iglesias, por nombrar sólo a unos pocos.

4/10

Últimos tráilers y vídeos