saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
El Niño

El Niño

El Niño

Principales intérpretes

Premios: 4 Goya (más 12 nominaciones) Ver más
Goya
2015
Ganadora de 4 premios
  • Sonido
  • Efectos visuales
  • Canción original
  • Dirección de producción
Nominada a 12 premios

Sinopsis oficial

El Niño

Gibraltar, la frontera sur de Europa. Dos continentes, tres países, catorce kilómetros. Un lugar perfecto, el Estrecho, para alcanzar la gloria desafiando al mar y al viento. Riesgo, adrenalina, dinero y éxito al alcance de cualquiera capaz de atravesar la distancia que separa Europa de África en una lancha cargada de hachís sorteando el acecho de patrulleras y helicópteros de la policía. El Niño y El Compi no tienen miedo, quieren iniciarse en el mundo del narcotráfico, montar su propio negocio. Para ellos es casi un juego, a fin de cuentas se han criado en la cultura del contrabando.

Jesús y Eva, agentes de policía, llevan años tratando de demostrar que la ruta del hachís es ahora uno de los principales coladeros de la cocaína en Europa. Para ellos el asunto no tiene nada de divertido. Su objetivo es El Inglés, el hombre que mueve los hilos desde Gibraltar, su inexpugnable base de operaciones. El destino hará que los caminos de estos personajes a ambos lados de la ley terminen por cruzarse en un punto de no retorno en el que descubrirán que el enfrentamiento de sus respectivos mundos es mucho más complejo, ambiguo y peligroso de lo que jamás hubieran pensado.

Crítica decine21.com

estrella
6
Teoría del juego
Teoría del juego

El mundo del narcotráfico en el estrecho de Gibraltar, con la droga que viene de Marruecos, las pequeñas organizaciones y las mafias que se lucran de ella, más las fuerzas del orden españolas que tratan de desarticularlas, o al menos aprehender grandes alijos. Jesús es un veterano policía nacional, que lleva más de tres años trabajando codo con codo con Eva para dar un gran golpe a los narcos de Gibraltar, motivo por el cual vigilan de cerca a 'El Inglés'. Pero una operación no sale bien, y Jesús pasa a patrullar con 'El Pájaro', o sea, un helicóptero, aunque en su tiempo libre sigue investigando en el Peñón y pasando información valiosa a Eva. Mientras, dos jóvenes andaluces, 'El Niño' y 'El Compi', más un socio marroquí de su edad, Halil, montan su personal negocio de tráfico de drogas, al margen de sus mayores.

La asociación de Daniel Monzón con Jorge Guerricaechevarría sigue mostrándose fructífera tras Celda 211. De nuevo entregan un potente  y entretenido thriller con buen ritmo, ambientado en el mundo criminal, con bastantes virtudes. Para empezar, las escenas de acción son muy resultonas, las persecuciones automovilísticas y del helicóptero en su seguimiento de las lanchas rápidas y las motos de agua, con momentos que no tienen nada que envidiar a lo que nos suelen entregar los especialistas de Hollywood. Y el marco geográfico del Estrecho, con el permiso de la serie El Príncipe, no había sido hasta ahora muy explotado, y aquí se revela muy cinematográfico.

Por otro lado, hay un esfuerzo realista en pintar de modo adrenalítico a los dos bandos enfrentados en la actividad del tráfico de drogas, y cómo el deseo de dinero fácil de un lado, o el deseo de detener a criminales, del otro, impide llevar una vida normal, formar una familia, etcétera, cosas que claramente se anhelan. La idea de que tus aliados pueden también traicionarte y jugártela, con respuestas brutales, está presente entre los agentes de la policía y entre los narcos, y resulta poderosa. De todos modos, la idea de concebir el enfrentamiento que vertebra el film como un "juego" tiene el problema de obviar la lacra social que supone la droga y su consumo, puede parecer que se minimiza el impacto y la moralidad de lo que hacen tres jovencitos para ganarse unos euros, pobres, sólo tratan de salir adelante, forjarse un futuro mejor y tal...

Seguramente el principal problema que arrastra El Niño es su subtrama sentimental, el romance de 'El Niño' con la hermana de Halil, bastante convencional, con escenas muy alargadas y donde se explota en exceso y lánguidamente el "sex appeal" de los debutantes Jesús Castro –que hace un trabajo aceptable– y Mariam Bachir –más limitada de registros–. Son personajes más interesantes que el de ella los juveniles 'El Compi' –Jesús Carroza, que aporta cierto desahogo cómico– y Halil –Saed Chatiby– con un rostro perfecto para encarnar a alguien frágil con vitola de perdedor.

De todos modos, en el aspecto actoral son los actores veteranos los que se llevan el gato al agua, Luis Tosar esta brillante como policía tozudo, obsesionado con su presa, y les respaldan muy bien sus compañeros agentes Eduard Fernández, Sergi López y Bárbara Lennie. En cuanto a Ian McShane, su presencia sólo cabe calificarla de anécdotica.

DVD, Blu-ray
Distribuye: Fox
Extras: Español 5.1. Documentales.
También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (4)

    2321 | Ed - 2016-07-28 08:48:11
    Excelente
    1059 | enrique - 2015-06-16 12:13:17
    ¿De verdad da para tanto esta película?
    A mi me ha vuelto a defraudar una vez más el cine español.
    Buena fotografía al servicio de una historia bastante mala. Las motivaciones de los personajes son igual a cero. El personaje de Luis Tosar es quizá el más elaborado, el resto malo hasta decir basta..
    La volveré a ver subtitulada porque no me enteré de la mitad de los diálogos. Quizá era eso lo que me sacaba de la historia: que cada vez que habrían la boca tenía que poner los cinco sentidos para entender lo que decían.
    Y la banda sonora le daba un toque Chuck Norris...
    Renuncio a ver más cine español. Me desespera.
    95 | Amanda - 2014-10-12 00:58:32
    #concursofindecine

    “EL NIÑO” SE RECICLA

    Una película española cuesta de media 1,3 millones de euros. El Niño ha sido la excepción este año pues ha costado 7. Pero lo más desternillante de la historia es que el actor principal no es actor (cuenta la leyenda que se saltó una clase para ir al casting y Luis Tosar se enamoró de sus ojos de Steve McQueen y convenció al director Daniel Monzón).

    “El niño” se duplica en la cartelera actualmente porque vuelve a interpretar el mismo papel frío y desafiante en la nueva película de Alberto Rodríguez, La isla mínima, que se llevó tres premios en el Festival de San Sebastián. Presentada un poco con los paisajes y el tema a lo True Detective, crea una atmósfera pantanosa en la que merece mucho la pena sumergirse.

    Jesús Castro tiene actualmente dos películas en cartelera y en ambas hace exactamente el mismo papel para dos personajes que piden algo diferente. Su potente mirada azul y fría, provocadora en cada plano, ayuda a la composición de este personaje que se pasea por la España más actual en El niño y por la más profunda de los años 80 en La isla mínima.

    Pero Castro no está solo. En el mundo de las drogas le acompaña su “compi”, Jesús Carroza, actor que se asoma de vez en cuando a la pantalla española y al que siempre se agradece ver. El director sevillano Alberto Rodríguez ya le había elegido con 17 años para Siete vírgenes. Y como su tocayo, este noble actor vuelve a desdoblarse en ambas películas, dejando claro que lo suyo sí es arte.

    En contraste, el dúo formado por Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez para resolver los asesinatos de 1980 cerca del Guadalquivir es un abrupto faro que, a pesar de no compartir ni ideas políticas ni formas de actuación, se hunde en el fango de las marismas y alumbra su objetivo. Todo está perfectamente sugerido hasta el punto máximo y las pistas van dejando que el espectador juegue a ser detective perfectamente.

    Sin duda, son dos películas donde las miradas marcan un punto y seguido porque todo se puede conectar a través de ellas; desde la mirada inexperta de Jesús Castro, pasando por la escurridiza de Eduard Fernández que marca su territorio como nadie, la perdida y melancólica de Raúl Arévalo y la fija y rabiosa de Javier Rodríguez.

    Pero como las vistas que va a tener el espectador que vaya a verlas… ninguna. El niño por el contraste que sabe defender entre tierra y mar y La isla mínima por el increíble trabajo de fotografía que crea unos paisajes tan sorprendentes que te dejan sin respiración desde los primeros planos.

    El cine español demuestra con estas dos producciones que se puede reconciliar con un público sediento de aventuras, de espacios abiertos que emocionan y de actores que reconozca por su talento y no por estar simplemente de moda.

    Amanda H C
    76 | Marta García Outón - 2014-10-10 14:19:54
    #concursofindecine

    JUEGO DE NIÑOS

    Daniel Monzón, director de la exitosa y espléndida película “Celda 211”, que podría decirse que pasó a formar parte del registro de las mejores películas españolas actuales, se inclina por otra historia, igualmente realista (sin apenas efectos especiales) y dramática, que toca el ámbito del crimen y de la ley, pero en vez de hablar de presidiarios, nos cuenta cómo funciona todo el tema del tráfico de drogas en el Estrecho de Gibraltar, recogiendo una problemática real y actual a la que se enfrenta diariamente el país.
    Para este largometraje, Daniel Monzón de nuevo cuenta con su actor fetiche, Luís Tosar ("Celda 211", "Te doy mis ojos", "Los lunes al sol"), que interpreta a un policía que anda tras la mafia que maneja todo el contrabando entre fronteras. En su investigación se cruza con un nuevo contratado para el transporte de drogas, un joven al que se le conoce por el apodo de “El Niño” (Jesús Castro), quien le conduce hasta la cabeza de la mafia que opera en el Estrecho.
    El joven actor ha sido un fichaje repentino, incluso me atrevería a decir casual; sin destacar en la interpretación, ya que es primerizo en el oficio, no deja nada indiferente al espectador dada su enigmática expresión. No obstante, nada comparable con Luís Tosar, uno de los más reconocidos actores del cine españoles actual.
    La trama se divide en dos historias paralelas, el punto de vista que va siguiendo la actividad de contrabando de “El Niño” y sus dos amigos y, por otro lado, la línea de investigación del policía, lo cual favorece que nos embauquemos enseguida por la tensión que se produce ante la constante situación de peligro; aunque quizás acabamos perdidos por algunas escenas de romance, demasiado largas y carentes de sentido dentro del enigma de la historia. El público acompaña al policía en su desesperante búsqueda del verdadero cabeza del grupo mafioso pero, emocionalmente, uno termina inclinándose por el personaje más víctima y humano de la película, que resulta ser “El Niño”.
    La película, sin duda, ha contado con un alto presupuesto y apoyo de producción, pues uno se admira ante las escenas de mayor complejidad de rodaje (ya que gran parte de la cinta se desarrolla en el mar). La cámara, durante las escenas de máxima acción, sigue el movimiento frenético con perfecta técnica y realismo, sin perder la tensión dramática de los intérpretes, que hace que una cinta de extensa duración haga que el tiempo no pese demasiado.
    La gente acudió al cine con la expectación de encontrarse con un nuevo exitazo del director de “Celda 211” y acaban descubriendo una obra igual de sorprendente, quizás con mucha más dosis de acción y con un trabajo de guión quizás no tan brillante como el anterior, pero que tampoco defrauda. Esta película se ha convertido en el mejor estreno del año, superando en su primer fin de semana a la gran aplaudida película de “Ocho apellidos vascos”.
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto