Decine21
Palabras para un fin del mundo
6 /10 decine21

Palabras para un fin del mundo

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

En el nacimiento de la Segunda República, Miguel de Unamuno es considerado una de las piedras fundacionales del nuevo régimen. Es propuesto incluso para presidir la República. Solo 5 años más tarde, Unamuno será enterrado. Con honores falangistas. Palabras para un fin del mundo es una minuciosa, prolongada y decisiva investigación. Nuevas pruebas y documentos inéditos verán la luz 84 años después para conocer, por fin con rigor histórico, las palabras y los hechos protagonizados por Unamuno y Millán-Astray aquel 12 de octubre de 1936. Mostrará además, y quedará probado, cómo la propaganda consiguió, hasta el propio día de su muerte, explotar la figura de Unamuno en la orquestación de una de las primeras y más elaboradas 'fake news' de toda nuestra Historia.

6 /10 decine21

Crítica

La sombra de unas dudas

La sombra de unas dudas

Documental que sigue la trayectoria de Miguel de Unamuno desde su regreso a España del exilio voluntario en 1930, tras la caída de la dictadura de Miguel Primo de Rivera, hasta su muerte en Salamanca, en plena guerra civil española, el último día de 1936. En él se sugiere que el fallecimiento podría haber sido provocado, aprovechando su frágil salud, sería sospechosa la visita de la última persona que le vio con vida, el falangista Bartolomé Aragón.

Manuel Menchón, director y guionista, vuelve a la figura de Unamuno tras su film La isla del viento, donde abordaba la etapa del exilio, pero de modo ficcionado. Aquí estructura su film con abundante material documental de archivo de la época, y usando escritos y comunicaciones de los protagonistas de lo narrado, como Unamuno o el fundador de la legión Millán Astray. Para locutar estos textos se ha acudido a actores profesionales, por ejemplo José Sacristán pone voz a Unamuno, y Víctor Clavijo a Millán Astray.

El cineasta logra un ritmo vivo al describir cómo Unamuno es un convencido republicano, que cree sinceramente que las cosas van a cambiar con los nuevos aires políticos; también se recoge su desencanto con la República, los titubeos ante el alzamiento militar, y la nueva decepción que culmina con los incidentes del Paraninfo de la Universidad de Salamanca, que Alejandro Amenábar recreó en Mientras dure la guerra.

Aunque hay un esfuerzo de rigor histórico –en la reconstrucción del discurso sel Paraninfo, sobre todo–, puede llamar la atención que se ponga el acento en la represión que tiene lugar en el bando nacional, o en los elementos más desfavorables hacia Millán Astray cuando está en África buscando jóvenes que se alisten a la legión. También al contar quién era Bartolomé Aragón, para restar crédito a su testimonio sobre las últimas horas de vida de Unamundo.

Se podía haber logrado un mayor equilibrio en el film si se hubiera indicado con más claridad los motivos por los que al principio de la guerra Unamuno colabora con los sublevados: la persecución religiosa brilla por su ausencia, hasta el punto de que se diría que se limitó a la mutilación de estatuas. También se podía haber indicado que la revolución de 1934 en Asturias presentaba elementos golpistas, expresión que nunca se usa para aludir a esos hechos – se habla en cambio de la dureza con que se atajó– y sí repetidamente para el levantamiento militar, del que, se subraya, contaba con el apoyo de la Alemania nazi y la Italia fascista.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
loading...

También te pueden interesar

Últimos tráilers oficiales