IMG-LOGO
The Informant
6 /10 decine21

The Informant

Gibraltar

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

The Informant

«Mentir siempre. No traicionar jamás». Para ofrecer una vida mejor a su familia, Marc Duval, un francés expatriado en Gibraltar, se convierte en agente infiltrado del Servicio de Aduanas de Francia. Metiendo pequeños alijos en turbios cargamentos, se ganará progresivamente la confianza de Claudio Lanfredi, un poderoso importador de cocaína que colabora con los cárteles colombianos. Esta profunda inmersión en el universo de los narcotraficantes le hará correr cada vez más riesgos. Pero a medida que Marc escala posiciones en el cártel, también va descubriendo el lujo y el dinero fácil… Siempre sobre el filo de la navaja, solo sus mentiras le mantendrán con vida. Cuando el Servicio de Aduanas inglés entra en juego para detener a Lanfredi, la partida se vuelve aún más peligrosa y su familia correrá el riesgo de pagar el precio por ello.

6 /10 decine21

Crítica

Narcotráfico en Gibraltar

Narcotráfico en Gibraltar

Acuciado por serios problemas financieros, Marc Duval, casado y con un bebé, ha dejado Francia para instalarse en Gibraltar. Allí junto a su esposa regenta un bar que a duras penas le sirve para pagar las facturas y las deudas. En esa situación recibe una curiosa oferta de trabajo por parte del servicio de aduanas francés: convertirse en informador. En efecto, su establecimiento es lugar de reunión habitual de narcotraficantes. El sólo tiene que trasladar los datos a su contacto en aduanas, el agente Belimane.

El francés Julien Leclercq debutó en 2007 con el oscuro largometraje Chrysalis. En este caso adapta la novela de Marc Fievet, inspirada en hechos reales que se iniciaron en 1987 y que tienen como epicentro la lucha internacional contra el narcotráfico con base en Gibraltar. No es The Informant una película al uso sobre el tema, tan dado a truculencias y escenas de acción, aunque alguna escena sangrienta hay, pues Leclercq quiere evitar la espectacularidad para mostrar más realismo en los hechos. El punto fuerte es precisamente ése: como un hombre corriente se ve metido de la noche a la mañana en asuntos tremendamente turbios, que implican a varios capos de la droga, a la vez que se siente desesperadamente empujado a seguir hacia adelante, pues todas las puertas de salida parecen herméticamente cerradas. Esa verosimilitud, esa trampa en que se metido, incluye una mirada nada complaciente con las altas esferas de la política y en general con la burocrática maquinaria del Estado, incluidos sus largos brazos ejecutivos, en donde el fin siempre justifica los medios, cuando esos medios, claro está, son personas anodinas, de segunda, que se pueden dejar en la cuneta.

La película, entretenida, también puede hacerse un poco larga, con su puesta en escena algo gris y su ritmo a veces tedioso, quizá realista... De todas maneras, la historia siempre interesa y eso se logra sobre todo gracias a la excelente labor del actor Gilles Lellouche (Pequeñas mentiras sin importancia). Está soberbio en su papel protagonista, continuamente entre la espada y la pared, creíble siempre, y su historia genera empatía con el espectador. Le acompañan unos eficaces Tahar Rahim (Un profeta) y Riccardo Scamarcio (Mi hermano es hijo único).

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.