Decine21
Supongamos que Nueva York es una ciudad
7 /10 decine21

Supongamos que Nueva York es una ciudad

Pretend It's a City

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Fran Lebowitz tiene muy claro lo que le gusta y lo que no. Y no va a esperar una invitación formal para contarlo. La crítica y ensayista lleva décadas expresando sus opiniones, a veces con tono criticón, y siempre con vehemencia. Neoyorquina hasta la médula, Lebowitz ha convertido el hablar sin rodeos en una forma de arte, convirtiendo sus observaciones sobre la ciudad y sus habitantes en un comentario continuo y contundente que no deja títere con cabeza.

7 /10 decine21

Crítica

Risas por la ciudad amada

Risas por la ciudad amada

Hilarante docuserie dirigida por Martin Scorsese, que ofrece una visión única de la ciudad que nunca duerme, Nueva York, la de la escritora y humorista Fran Lebowitz (Morristown, Nueva Jersey, 1950). Esta divertida y ocurrente mujer compara la Gran Manzana de nuestros días, con la que conoció al llegar a vivir ahí en los años 70: los contrastes son evidentes y ella se encarga de subrayarlos con su asombroso sentido del humor. Decir que los siete episodios de media hora que la componen son tronchantes es decir poco, de hecho uno de los grandes placeres que ofrece la serie es contemplar a Martin Scorsese riendo a mandíbula batiente, procurando contenerse, quizá para no tener que descartar escenas por razón de una explosión excesiva.

A lo largo del metraje, vemos a Lebowitz paseando por las calles neoyorquinas, de verdad o miniaturizadas en una espectacular maqueta, manteniendo charlas en vivo con público donde Scorsese o los espectadores formulan preguntas, en imágenes de entrevistas televisivas y fumando como una carretera en un café-billar donde conversa con el director. Y todos sus comentarios combinan lucidez, ingenio y broma, ya sea para referirse al ruido, a las preguntas de los turistas que invitan a evitar Times Square, al estado del metro, a la experiencia de tomar un taxi –ella misma ejerció esa profesión–, pero también poniendo sobre el tapete las razones por las que Nueva York produce en sus habitantes y en los visitantes tal fascinación.

Quizá alguien podría enfadarse por mi comentario, pero a veces uno tiene la sensación de estar ante una “Woody Allen con faldas”, la chispa de la protagonista, también de origen judío, es comparable; desde luego, no desentonaría como personaje de alguna de sus películas, aunque las experiencias ante la pantalla de Lebowitz se limitan a ejercer de jueza en la serie Ley y orden, en un film de Scorsese, El lobo de Wall Street. Los títulos de crédito que recuerdan a las cintas de Allen invitan desde luego a la comparación.

Con agudeza Lebowitz saca punta a aspectos diversos del estilo de vida neoyorquino, que también es el urbanita de muchas otras ciudades, y si se quiere el contemporáneo de muchas personas en este mundo globalizado. De modo que habla de la obsesión por la salud, el ejercicio físico y el bienestar, las distracciones de las pantallas –ella no tiene ordenador ni teléfono móvil, aunque se entera de todo porque sabe escuchar a sus usuarios y es buena observadora–, del escaso interés que le ofrecen el deporte –impagables las imágenes del encuentro con Spike Lee– o los coches sin conductor, y del amor por los libros y las bibliotecas.

Se agradece que alguien no se ate a las convenciones de la corrección política, una senda por la que les habría sido fácil transitar a Scorsese y Lebowitz. Ella es homosexual y una mujer de armas tomar, pero no una militante agresiva, ni se apunta a blandir banderas de moda. Es de las personas que sabe constatar hechos, señalar contradicciones, apuntar a las injusticias que ha habido siempre y que nadie se ocupaba en señalar. Y con la lengua tan afilada y ocurrente que tiene, sorprende que nunca, repito, nunca, sea ofensiva.

La producción es excelente, y como suele ocurrir en todo lo que tiene a Scorsese detrás, destaca la sobresaliente selección de temas musicales.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Noticias relacionadas con Supongamos que Nueva York es una ciudad

Series más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales