IMG-LOGO

Biografía

Adrian Martinez

Adrian Martinez

48 años

Adrian Martinez

Nació el 20 de Enero de 1972 en EE.UU.
Filmografía
Stumptown

2019 | Stumptown | Serie TV

Dexedrine Parios, llamada Dex, es una mujer joven, ex marine y ex combatiente en Afganistán, que vive en Stumptown, nombre coloquial con el que también se denomina a la ciudad de Portland, en Oregon. Sin trabajo fijo, con traumas personales debidos a la guerra y una vida disipada, en donde abundan el alcohol y las relaciones ocasionales, Dex es una mujer divertida, lista y expeditiva, con un encanto poco común. Además es una compañera ejemplar para su pequeño hermano Ansell, con síndrome de Down, un joven muy agradable que trabaja de camarero en el bar Bad Alibi (traducido por "mala coartada"), regentado por el mejor amigo de Dex, Grey McConnell, una relación que empezó en conquista amorosa y que derivó en una amistad a prueba de bombas. La desaparición de una jovencita de la reserva india cercana lleva a la jefa de ésta –vieja conocida de Parios– a pedir ayuda a la ex militar, pues conoce sus habilidades para investigar. En el curso de sus pesquisas conocerá además al agente de policía Miles Hoffman. La atractiva y empática Cobie Smulders (Cómo conocí a vuestra madre, Los vengadores) es la reina de la fiesta de esta entretenida serie de ABC que presenta a una serie de personajes con gancho y que acaban cayendo bien, aunque sus vidas no se puede decir que sean especialmente ejemplares. Estamos ante la forja de una detective aguda, pero llena de limitaciones personales que también la hacen altamente vulnerable. La cerveza es un aliado constante. Dos son principalmente esos talones de Aquiles: su relación con su hermano Ansell y el recuerdo doloroso de Afganistán, en donde murió un ser muy querido. En el caso de su hermano –a quien ella cuida con gran ternura– hay una necesidad grande de su cariño, el cual supone un caparazón contra la soledad de Dex, aunque exteriormente parezca al revés. Porque esa soledad también impide a la detective progresar en su vida, dejar atrás ciertas actitudes inmaduras y afrontar la vida adulta con todas sus consecuencias. En el plano emocional su vida se abre a multiples variantes debido a su bisexualidad, aunque principalmente intensos son sus vaivenes amorosos con Hoffman (Michael Ealy), el detective de la policía con quien compartirá sus casos. Importancia grande tiene el personaje de Grey (Jake Johnson), antiguo convicto a quien su pasado obligará a meterse en problemas en más de una ocasión. Importan también secundarios que enriquecen una comunidad social muy equilibrada, como el excéntrico chef Tookie (Adrian Martínez), la jafa india Sue Lynn Blackbird (Tantoo Cardinal) o la teniente de policía Cosgrove (Camryn Manheim). Creada por Jason Richman, Stumptown es una adaptación de la homónima novela gráfica creada por Greg Rucka con dibujos de Matthew Southworth. Los capítulos, de aproximadamente cuarenta minutos de duración, responden casi todos a diferentes casos que ha de afrontar Dex, aunque la trama general y ciertas subtramas pueden ir alargándose en la narración. La producción es estimable, sin abusar de espacios cerrados e incluyendo secuencias de acción y peleas cuerpo a cuerpo que resultan veraces. Gana la serie con el punto de humor que satina todo el conjunto, con los mordaces comentarios de la protagonista, etc., una ligereza que también se observa en la simpleza de muchas de las investigaciones, aunque no dejen nunca de entretener.

5/10
La dama y el vagabundo

2019 | Lady and the Tramp

Esforzado remake en imagen real, del clásico de Walt Disney de 1955, que fue el primer largometraje animado estrenado en Cinemascope. Repite el mismo argumento. De nuevo la perra de raza Reina está preocupada porque sus dueños, Jim y Linda, acaban de tener un bebé que podría robarle su atención por completo. Cuando ellos se van de viaje, encargan a la tía Sarah el cuidado del recién nacido y de la mascota. Pero se trae consigo a una revoltosa pareja de gatos siameses que culpan a Reina de sus destrozos en el hogar, así que ella acaba huyendo. Por suerte, conoce a Vagabundo, un perro callejero que le enseñará a sobrevivir sin un hogar.  Charlie Bean, que como realizador sólo había estado al frente de un largometraje, La Lego Ninjago película, calca casi secuencia por secuencia el original, del que sólo varían algunos detalles, como que la dueña de Reina sea ahora afroamericana, por aquello de la inclusión racial, o el cambio de sexo del terrier vecino, ahora una perra, tal vez buscando la paridad. Sus animales digitales e integración con actores de carne y hueso no está tan conseguidos como en otras producciones similares de la casa, como El libro de la selva, se nota que cuenta con un presupuesto inferior, al tratarse de un producto menor, no concebido para salas de cine, sino para el lanzamiento de la plataforma digital Disney +. Por desgracia, ni Reina, ni Golfo tienen el mismo encanto que sus predecesores elaborados a mano, lo que resta magia, sobre todo al momento más recordado, cuando ambos comen spaghetti del mismo plato. No ayuda que su reparto de carne y hueso esté formado por actores más bien insulsos, se salva el veterano F. Murray Abraham, como dueño del restaurante, y Yvette Nicole Brown, que compone a una carismática y pérfida tía Sarah, pero ambos tienen poco papel. Las canciones no consiguen salvar del todo la función. Queda un entretenimiento eficaz, sobre todo para los peques, pero un tanto insulso.

5/10
¡Qué guapa soy!

2018 | I Feel Pretty

Renee no es una belleza y lo sabe, ella se ve como una chica más bien del montón, que al igual que sus amigas lo tienen complicado para triunfar en la vida. Pese a sus inseguridades, tiene más o menos asumida la situación, mientras trabaja en un sótano en cuestiones relativas a internet, de una revista de moda muy sofisticada, no es cuestión de que personal como ella desmienta la imagen de marca de la publicación, pues por los pasillos sólo se pasean personas muy chic y vestidas a la última. Sin embargo, tras sufrir un golpe, recupera el conocimiento creyéndose una mujer guapísima, lo que la convierte en una mujer muy segura de sí misma y capaz de afrontar cualquier reto. Desde conquistar al hombre que le gusta, a ocupar nuevos roles en la empresa. Hasta el punto de que la heredera de la revista, que también tiene sus inseguridades, empieza a confiar en ella a la hora de llegar a la mujer corriente, un público que hasta entonces se les escapaba. La rubia Amy Schumer es una actriz de comedia popular en Estados Unidos, donde tiene su propio show televisivo desde 2013. Aquí explota su imagen de mujer simpática, normal y corriente, con una trama que remeda a Big, película que es citada expresamente por si quedaba alguna duda. Si en aquella un niño se despertaba en el cuerpo de un adulto, Tom Hanks, aquí, variación sobre la misma idea, la protagonista cree haberse convertido en un bellezón, aunque todos los que tiene alrededor la ven exactamente igual que antes. Firman el guión y dirigen la película el dúo formado por Abby Kohn y Marc Silverstein, responsables antes de los libretos de títulos en una línea bastante parecida, como Nunca me han besado, Qué les pasa a los hombres o Todos los días de mi vida. Del reparto destaca también Michelle Williams, con un personaje algo forzado, el de la heredera de la revista, con una vocecilla muy especial.

3/10
White Girl

2016 | White Girl

Focus

2015 | Focus

Jess es una timadora que comete el error de tratar de estafar a un maestro de timadores, Nicky. O puede que no sea tal error, pues él la toma bajo su tutela y la introduce en su amplia red, un grupo numeroso de ladrones consumados, capaces de levantar en unos pocos días más de un millón de dólares del público que acude a un importante partido de fútbol americano. El problema es que el “trabajo” puede acabar mezclado con los asuntos del corazón, y éste terminar hecho añicos. La pareja se separará, pero volverán a cruzarse sus destinos en el mundo de la Fórmula 1. Nuevo trabajo del tándem de directores conformado por Glenn Ficarra y John Requa, que antes hicieron en registro de comedia Phillip Morris ¡te quiero! y Crazy, Stupid, Love. Aquí asoman con una entretenida trama de ladrones sofisticados, donde se unen las habilidades de los timos –en que se riza el rizo hasta, decididamente, la exageración–, con el enamoramiento de los protagonistas. Pero en este segundo aspecto se juega al engaño hasta un punto errado en que al espectador acaba importándole, francamente, un bledo, si los personajes interpretados por Will Smith y Margot Robbie se aman o no. Las películas de tramposos siempre tienen un punto de enganche, y aquí no faltan algunas escenas que atrapan, sobre todo aquella en que dos partes echan un auténtico pulso de apuestas encadenadas donde hay mucho, mucho en juego. Y está claro que Smith y Robbie son actores atractivos, y trabajan bien, aunque él en esta ocasión adopta una pose indolente demasiado tiempo, lo que agota, algo que también ocurre con los chistes cansinos con juegos de palabras sexuales. El caso es que la cinta es irregular, la apelación del título a centrarse, no perder el foco de la atención, no se la aplica a sí misma, de modo que el desenlace decepciona, y queda la sensación de que la cosa daba para más.

5/10
La vida secreta de Walter Mitty, de Ben Stiller

2013 | The Secret Life of Walter Mitty

Walter Mitty es lo que se dice un ratón de biblioteca o, mejor, un ratón de filmoteca. Lleva 16 años trabajando en la sección de negativos de la revista LIFE, en Nueva York. Mitty es un hombre solitario, al que le cuesta relacionarse, y que tiene extraños vacíos mentales en los que escapa de la realidad imaginando que es un héroe, alguien que realiza proezas increíbles. Pero no es un tipo raro, es bueno, de gran corazón. Últimamente Cheryl Melhoff, una chica nueva de la oficina le hace tilín y él intenta aproximarse a ella. Pero quizá no tenga tiempo, porque se anuncia que LIFE pasará inminentemente a ser una revista exclusivamente on line, lo que acarreará múltiples despidos. Para la última portada impresa se requiere una fotografía para el recuerdo, que será obra del legendario reportero Sean O'Connell. Los problemas para Mitty llegarán cuando no encuentre el negativo. Aunque no se trate de la octava maravilla del mundo La vida secreta de Walter Mitty es, seguramente y con diferencia, la mejor película de Ben Stiller, muy superior a la mayoría de su filmografía. Resulta divertida y entrañable a un tiempo y no se queda en mero envoltorio sino que aporta ideas valiosas y a la vez no deja de ser en ningún momento muy original. Es una película que cae bien, vaya, con un tono capriano, de fábula optimista. Basada en un relato corto de James Thurber, se trata pues de un remake del film de idéntico título protagonizado en 1947 por Danny Kaye. Sin embargo, aunque mantiene la esencia de la historia, el guión de Steve Conrad (En busca de la felicidad) la renueva por completo y Ben Stiller se luce al dirigirla, le insufla de una modernidad que le sienta de perlas. La clave del éxito es quizá el equilibrio del conjunto, tanto del argumento como de los personajes, tanto del humor como del drama. No hay asomo del histrionismo típico de otras películas de Stiller. Su personaje de Walter Mitty es aquí muy real, nada exagerado y es fácil que el urbanita de pro se identifique vívamente con él, con su trabajo oscuro de oficina, tan importante y a la vez tan invisible, con sus torpes intentos de acercarse a la chica que le gusta, y sobre todo con sus tronchantes momentos de evasión, a veces alocados en su afán de protagonismo aventurero, y otras veces simples proyecciones de lo que realmente querría hacer, pero que la prudencia o las buenas maneras le impiden convertir en realidad. La vida misma. Por supuesto, en toda la película subyace de fondo la conocida idea de que la vida está para vivirla, no para contarla. Algo que está maravillosamente intrincado en la trama gracias al lema de la revista LIFE, varias veces mentado. Visualmente la película está muy cuidada, y Ben Stiller se esmera en su intento de transmitir belleza y colorido, especialmente en las preciosas localizaciones de Groenlandia, Islandia o el Himalaya. También hace un uso muy eficaz de los efectos de cámara en las ensoñaciones o en las imágenes al “ralenti”, al compás de la suave banda sonora de Theodore Shapiro. Funcionan muy bien los diálogos entre Mitty y Cheryl (dulce, muy dulce, la otras veces alocada Kristen Wiig), mientras que resultan menos conseguidas las escenas familiares con la madre (Shirley MacLaine). Donde quizá la trama puede chirriar más es en la relación entre el mítico fotógrafo Sean O'Connell (Sean Penn en plan filosófico) y el propio Mitty, que puede resultar irreal y relamida. Algo similar ocurre con ese desenlace tan explícito, aunque sea un precioso (y seguramente necesario) cumplido a las personas grises, a los trabajadores que están al otro lado de la valla, de las cortinas, para que los triunfadores se luzcan en todo su esplendor y se lleven los honores. En este sentido, sí funciona, con cierta nostalgia, el homenaje que se hace del periodismo de antes, el que hacía LIFE y tantas otras publicaciones, donde las fotografías contaban historias, donde no había trampa ni cartón (ni photoshop), donde el periodista tenía y podía ser auténtico. Donde no existía Internet.

6/10
Casa de mi padre

2012 | Casa de mi padre

 

Piraña 2 3D

2012 | Piranha 3DD

Las pirañas asesinas y mutantes siembran el terror y la casquería entre los asistentes a un parque acuático. Secuela de Piraña 3D que sigue explotando la idea setentera de Joe Dante. Aquí vuelve a haber mucha sangre y vísceras al estilo gore y exhibicionismos frecuentes. Todo ello remozado con sustos y humor negro. Entre el reparto tienen papeles secundarios veteranos como David Hasselhoff, Christopher Lloyd o Ving Rhames.

3/10
The Promotion

2008 | The Promotion

Doug (Seann William Scott) y Teddy (Chris Conrad)son los asistentes del gerente de una cadena de supermercados, que se enfrentarán por un ascenso. El film expone desde el punto de vista de cada uno de los hombres, las presiones por el éxito y la encarnizada lucha por conseguir un ascenso.

4/10
Taxi: derrape total

2004 | Taxi

Una gruesa y malhablada taxista negra a la que le encanta la velocidad tiene la mala pata de verse involucrada sin querer en un delito, motivo por el cual le quitan temporalmente su vehículo. Al tiempo, un policía relativamente espabilado, pero torpe en la conducción, es apartado de un caso de atracos de bancos. Ambos personajes, por esas cosas del destino, formarán un improbable pero conjuntado equipo investigador. Adaptación americana del film homónimo francés, cuyo guión era obra de Luc Besson, aunque la batuta la llevaba Gérard Pirés. Ahora es Tim Story (La barbería) el que trata de hacernos reír y pasar un rato trepidante. Aunque eso sí, como elementos novedosos acude a la baza de convertir al taxista de la película original en mujer negra, y a presentarnos como hábiles atracadoras a un cuarteto de despampanantes top models, que no hablan inglés, aunque la cosa, no nos engañemos, poco importa en esta cinta. Se mantiene el espectacular final en la autopista en obras, el momento más brillante y sorprendente de una película previsible. La cara más conocida del reparto es la de Queen Latifah, amante del hip-hopo que empezó a llamar la atención en el cine gracias a su papel de carcelera en Chicago.

4/10

Últimos tráilers y vídeos