IMG-LOGO

Biografía

Ana Polvorosa

Ana Polvorosa

32 años

Ana Polvorosa

Nació el 14 de Diciembre de 1987 en Madrid, España
Filmografía
Las chicas del cable (4ª temporada)

2019 | Las chicas del cable | Serie TV

1931. Tras la proclamación de la república, la vida de Carlota cambia por completo cuando decide dedicarse a la política, un mundo complicado para las mujeres en aquella época. Al mismo tiempo trata de combatir todos los obstáculos para estar junto al transexual Óscar. Aunque está a punto de ser elegida para la alcaldía de Madrid, sus posibilidades se reducen cuando su rival aparece muerto; no cabe duda de que se trata de un asesinato. Para colmo de males, las evidencias la señalan a ella como culpable, por lo que es detenida y juzgada. Sus amigas tratarán de defender su inocencia. Al igual que sucedía en las temporadas anteriores, la cuarta entrega de esta ficción de Bambú para Netflix no inventa la pólvora. Sin embargo, consigue más o menos enganchar y mantiene el ritmo hasta el final, con un tono más cercano al thriller que en capítulos pasados. Los nuevos intensifican las reivindicaciones políticas y feministas ya apuntadas en años pasados, tratándose temas como el divorcio, la lucha por la igualdad. Se hace especial hincapié en la transexualidad. A diferencia de lo que ocurría hasta ahora, esta vez los acontecimientos históricos están muy bien integrados en la trama, sobre todo en lo relativo a las peripecias de Carlota. Destaca el trabajo de Ana Fernández (Carlota), mejor aprovechada que nunca, pues su personaje gana en complejidad. Por contra a alguna de sus compañeras, como a Maggie Civantos, se le saca poco jugo. Entre las novedades del reparto destaca un correcto Carles Francino.

5/10
Las chicas del cable (3ª temporada)

2018 | Las chicas del cable | Serie TV

Lidia (Blanca Suárez), Ángeles (Maggie Civantos), Marga (Nadia de Santiago), Carlota (Ana Fernández) y Sara (Ana Polvorosa) regresan más fuertes y unidas que nunca. Tras un grave accidente durante la boda de Lidia, la vida de las chicas del cable dará un nuevo vuelco y tendrán que luchar sin contemplaciones por aquello en lo que más creen. Sin buscarlo, se encontrarán inmersas en situaciones de peligro, de venganzas ocultas y secretos inconfesables, de sentimientos encontrados… pero cada una de ellas vivirá el inicio de la nueva década con el apoyo incondicional de sus amigas.

Pieles

2017 | Pieles

Peripecias entrecruzadas de personajes con anomalías físicas, como Samantha, una mujer con el aparato digestivo al revés, que tras acudir a un restaurante sufre el acoso de dos violentos individuos, Laura, una mujer sin ojos que se prostituye, Ana, de cara deforme, que debe decantarse entre el amor de dos pretendientes, o Cristian, un chico que se autolesiona las piernas porque quiere ser sirena, acomplejado por su madre. Apadrinado en su día por el mismísimo Pedro Almodóvar, Álex de la Iglesia se siente en cierta manera obligado a dar la alternativa a los jóvenes que ahora tratan de abrirse camino en el cine, a través de su compañía, Pokeepsie. Tras Musarañas, codirigida por dos nuevos valores, ahora está detrás del primer largometraje que dirige Eduardo Casanova, famoso por interpretar al repelente Fidel, en la serie Aida. Pieles alarga su corto Eat My Shit, rodado para el NoTodoFilmFest, con el que pretendía llamar la atención a base de escatología. Aquí recupera al personaje central, Samantha, rodeándola de otras creaciones en la misma línea. Sin embargo el resultado viene a ser el mismo. Su extravagante relato podría ser interpretado como una crítica a la dictadura de la imagen, si no fuera por su superficialidad, y porque le quita cualquier tensión dramática su surrealismo, y el patetismo de sus personajes. El tono recuerda al cine de Todd Solondz, pero a años luz del talento del cineasta ‘indie’ americano. También tiene las pretensiones transgresoras de los primeros trabajos del manchego más universal, y un enorme interés por encontrar un estilo visual propio, a través de una fotografía en la que predominan sobre todo los colores rosa y violeta.   Aunque cuenta con actores excelentes como Macarena Gómez, Carmen Machi o Candela Peña –ocultos casi siempre por grandes capas de maquillaje– no se llega a empatizar con ninguno de los numerosos protagonistas. A ratos tiene cierta fuerza narrativa, y podría interesar a quienes valoren las propuestas bizarras, salpicadas de humor negro, pero incluso a estos la propuesta acabará agotándoles.

2/10
Las chicas del cable

2017 | Las chicas del cable | Serie TV

Madrid, 1928. Cuatro chicas comienzan a trabajar como operadoras para la recién nacida compañía telefónica. Alba, ladrona profesional, en realidad sólo pretende introducirse en la empresa para dar un golpe, chantajeada por un policía. Marga acaba de llegar de su pueblo natal. A Ángeles, madre de familia, no le resulta fácil que su esposo le deje trabajar. Por último Carlota, de buena familia, quiere conseguir independencia. Netflix le ha encargado su primera serie española a Bambú, responsable de Gran Hotel y Velvet, entre otras producciones, que mantiene los elementos con los que éstas han triunfado: trama de época, una historia de amor imposible como eje central, el triángulo amoroso, una subtrama de intriga. En este sentido, podría recibir alguna crítica de quienes consideraban que la compañía de ‘streaming’ supondría un catalizador para las producciones nacionales, pues al final no se aparta demasiado de lo que ya hacía. A alguno le puede chocar también la anacrónica banda sonora, con temas muy actuales, que sin embargo se mezclan bien con las imágenes. Por lo demás, pocos reproches se le pueden hacer a un trabajo impecable, sobre todo en lo que se refiere a la reconstrucción del Madrid de los años 20, y del vestuario. Aunque engancha con sus giros, también tiene fondo, pues aporta una reivindicación de la igualdad de la mujer, en aquel momento supeditada hasta el extremo a la figura masculina. Realiza un buen trabajo un elenco en su mayoría de jóvenes valores, aunque están respaldados brevemente por Concha Velasco y Kiti Mánver (habituales de la productora). A Blanca Suárez se le da bastante bien encarnar a Lidia, una superviviente en un mundo hostil. También realiza un competente trabajo Nadia de Santiago, como chica de provincias en la capital.

6/10
Las chicas del cable (2ª temporada)

2017 | Las chicas del cable | Serie TV

Comienza el año 1929. Sebastián Uribe, nuevo gerente, llega a la compañía telefónica, mientras que Lidia ha negociado la readmisión de trabajadores, y se ha convertido en secretaria de dirección, dejando muy atrás su pasado como fugitiva. Francisco sigue enfadado con ella después de que evitara que se implantase la automatización. A su alrededor, Carlota se debate entre el amor de una mujer, Sara, y el de un hombre, Miguel, pero no le ha explicado la situación a sus amigas. Ángeles trata de solucionar los problemas con su abusivo marido. Segunda tanda de capítulos de la primera serie española de Netflix, de nuevo en torno al mismo tema, el empoderamiento de la mujer en una época complicada. Por lo demás, mantiene el sello de su productora, Bambú, creadora también de Velvet, aunque esta vez el arranque –con las chicas deshaciéndose de un cadáver sin que se sepa cómo han llegado a esa situación– y algunas otras secuencias recuerdan a la comedia Mujeres desesperadas. Se repite la música moderna pese a la ambientación clásica, esta vez mejor acompasada con las imágenes, ya que en la primera temporada parecía fruto de una decisión tomada a última hora, como si durante el rodaje no se supiera que se iba a incluir. Por lo demás, se vuelve a hacer gala de una aceptable ambientación, en vestuario y escenarios. Quizás se abusa de las casualidades y elementos ‘culebrunescos’, pero cumple su objetivo de enganchar al espectador. Los protagonistas realizan trabajos aceptables, quizás en esta ocasión haya mayor espacio para el lucimiento de Maggie Civantos, cuyo personaje evoluciona mucho de ama de casa sumisa a mujer fuerte enfrentada a su cónyuge. Entre los recién llegados destaca Ernesto Alterio, que ha ido mejorando como actor en los últimos años, y que consigue que interese saber más de su personaje, Uribe, nuevo jefe de las chicas.

5/10
Mi gran noche

2015 | Mi gran noche

El cine de de Álex de la Iglesia podría describirse como una larga broma gamberra que no cesa, al menos en lo que se refiere a sus películas más claramente adscritas al género de la comedia. Y en este terreno alcanzó su cota más alta hace ya veinte años, con El día de la bestia. Luego ha entregado títulos con destellos, buenas ideas no perfectamente resueltas. Mi gran noche hace pensar en Muertos de risa, aquella película sobre dos cómicos televisivos que se llevan fatal. Aquí tenemos un programa para la pequeña pantalla, un canal está grabando en octubre su programa especial de fin de año, para el que cuenta con un divo de la vieja escuela, Alphonso –el cantante Raphael que ha aceptado el envite de De la Iglesia de ofrecer una versión pasada de rosca de sí mismo–, y con una estrella juvenil emergente, Adanne. Además seguimos las andanzas de múltiples personajes, algunos ligados a los dos citados por cuestiones de paternidad, otros son los figurantes del programa, en especial el parado José, que ha encandilado a una joven guapísima por misteriosas razones, y que está pendiente de su algo extravagante madre. En las proximidades del programa, en clave de crisis, protestan trabajadores despedidos, mientras el sinvergüenza productor televisivo piensa sólo en llenar su bolsillo. El director da muestras de una gran pericia técnica en su manejo de un reparto coral y en el endiablado ritmo de la narración, aunque de vez en cuando uno tiene la sensación de estar en medio de un confuso barullo. En cualquier caso los chistes orquestados con su coguionista habitual Jorge Guerricaechevarría no son la repanocha en lo que a gracia se refiere, quizá por su diverso tono, algunos de física brutalidad, otros de tipo sexual, o de guerra de sexos. Hay muchas referencias cinematográficas, la más clara es la espuma de jabón que remite a El guateque de Peter Sellers, una cinta bastante más lograda, o las menciones no nuevas a La guerra de las galaxias y a Darth Vader. Sólo ver a Mario Casas con su pelucón, a Raphael estando, o Terele Pávez con su cruz de Caravaca produce hilaridad, pero esto no basta para armar una buena película.

4/10
Aída (8ª temporada)

2011 | Aída (8ª temporada) | Serie TV

Paz se va a Miami y deja a Luisma. La vida de Mauricio podría cambiar tras conocer a su media naranja. Nueva entrega de las peripecias de los vecinos de Esperanza Sur, que experimentan cambios a lo largo de los episodios. Destaca la aparición de la ultrafamosa Belén Esteban.

4/10
No lo llames amor, llámalo X

2011 | No lo llames amor, llámalo X

Después de muchos años sin hacer cine, Pepe Fons, famoso director de cine porno, decide volver a reunir a su equipo de antaño (todos unos auténticos perdedores) y filmar la mayor producción de cine porno de la historia de España. Para ello utilizará un guión de su sobrino Lino, cuya trama se sitúa en la Guerra Civil española y lleva por título "El alzamiento nacional". Llevará a cabo el proyecto con su propio dinero, hipotecando su casa sin que lo sepa su mujer. Pero el rodaje será un desastre... Los responsables de Fuera de carta y Que se mueran los feos vuelven a entregar una película muy en su línea. Explota el director Oriol Capel el humor zafio que cualquiera puede imaginar con semejante argumento. Y aunque todo se desarrolla bajo un aire teatral, barato, ligero y humorístico que tira de espaldas, el sexo está presente, por supuesto, en cada minuto. La cosa remite un poco al cine del destape de la transición, pero con un aire chabacano y tan tontorrón que resta algo de feísmo a las situaciones. Y como dice el director, la intención es "llevar la comedia romántica a un mundo en el que el sexo está tan presente que no deja espacio para nada más. Pero siempre hay sitio para el amor...". Por lo demás, algunos gags funcionan más o menos, sobre todo los protagonizados por los panolis Julián López (No controles) y por Ana María Polvorosa (Aída). Y sorprende la presencia de de Adriana Ozores en un papel importante.  

2/10
Aída (7ª temporada)

2010 | Aída | Serie TV

Lorena ha sido elegida para participar en el "reality" Gran hermano, toda una bomba de relojería para el resto de personajes de la serie. Mientras, Soraya sigue siendo el objeto del amor de Mauricio y Chema, que ya no saben qué hacer para conquistarla. Nueva temporada de la exitosa serie de Tele 5 que triunfa la noche de los domingos. Esta temporada es la primera donde no aparece Carmen Machi, la actriz que, con su personaje, daba nombre a la serie.

4/10
Aída (6ª temporada)

2008 | Aída | Serie TV

Más risas con la serie que catapultó a Carmen Machí. Paz y Luisma desean mantener su amor en secreto, pero Lorena, miope antes estas intenciones, se emplea a fondo para hacer de celestina casamentera de la pareja. Lo más llamativo de esta sexta temporada es la presencia de Jorge Sanz haciendo de sí mismo, pues acude al barrio de Esperanza Sur en busca de inspiración, para el papel de un drogadicto que va a interpretar en una película.

5/10
Mentiras y gordas

2008 | Mentiras y gordas

Absoluto despropósito dirigido por el tándem Alfonso Albacete-David Menkes, quienes anteriormente habían dado muestras de algo más parecido a una película con la comedia Entre vivir y soñar. Aquí, con la excusa de hablar de la desorientación de los veinteañeros de la costa levantina española, jóvenes inconscientes que viven inmersos en el mundo de la noche, el alcohol, el sexo y las drogas, ofrecen una película esperpéntica, de una superficialidad obsesiva y cargante. Es como para tomarse a chirigota que el guión esté firmado por tres personas –¡una de ellas Ángeles González Sinde!–, cuando en realidad no hay guión por ningún lado, ni nada que se le parezca, tan sólo unos cuantos personajes tristes, apenas esbozados, que dan tumbos sin sentido. Se supone que los autores quieren mostrar a una parte de la juventud que vive una gran mentira, un paraíso artificial de placer y vacío en el que sólo vale "vivir la vida". Pero esa idea no basta. El espectador no podrá creerse lo que está viendo: una sucesión irracional de gráficas escenas de sexo –ellos con ellos, ellas con ellas, parejas, tríos, etc.–, en cualquier momento y lugar, aderezadas con unas cuantas pastillitas por aquí y unas cuantas rayitas por allá. De vergüenza ajena.

1/10
Atasco en la nacional

2007 | Atasco en la nacional

Los Montoro son una familia de Getafe que espera con ilusión las vacaciones de verano para ir a Cullera a la playa. Llegado el momento, la realidad estival española se da de bruces con las ilusiones del matrimonio y sus tres hijos. El primer escollo es el atasco en la denominada “operación salida”. A partir de ahí nada es lo que parece. El apartahotel alquilado dista de lo que ofrecía la agencia, lo que supone incomodidades en vez de descanso; luego hay “obligaciones”, como levantarse antes del alba para poner la sombrilla en la playa y garantizar un milímetro de arena para disfrutar del sol y el mar, por ejemplo. La película se basa en la máxima de que cuando nada puede ir peor, la cosa empeora, como explica el propio director. El argumento suena excesivamente típico, al igual que los personajes. Un marido calzonazos de buen corazón, una mujer dominante con bastante mal genio, unos hijos adolescentes con ganas de juerga, y el pequeño de la casa, ajeno a los problemas de los demás. Estos tópicos impiden que la película sea especialmente divertida, aunque la sonrisa no llegue a desaparecer de los labios. En cierta manera se agradece ese tipismo, pues ofrece una visión crítica de cómo la mayoría de los españoles se acaban planteando sus vacaciones, un tiempo en el que se llega a acumular casi más estrés que durante el resto del año. También es cierto que lo que parece ser una película ya vista adquiere otros tintes al final, con un inesperado giro argumental. Entre los momentos más divertidos se encuentran los que atañen a toda la familia, como las operaciones mañaneras para arrasar el bufete. Por separado todos tienen sus puntos de humor, aunque sobresale la historia de Pablo Carbonell con la guardia civil. Lo que sí resulta demasiado ‘tipycal spanish’ son los gritos de la casi siempre cabreada Anabel Alonso y la cascada de palabras malsonantes que sale por la boca de todos. Toda la familia reparte collejas y tacos por doquier, lo cual resulta cansino. Por no hablar de que sin sexo y escatologías varias parece difícil hacer reír en este país, aunque es verdad que esta película no abusa de ninguno de los dos.

4/10
Aída (4ª temporada)

2007 | Aída | Serie TV

Nuevos episodios de esta “sitcom” a la española sobre la familia García. Aída comienza esta nueva temporada con una enorme sensación de vacío en su vida amorosa, tras su fracaso en su relación con Chema, en la que había puesto todas sus esperanzas e ilusiones. Por otro lado, tras numerosos traspiés laborales, su hermano Luisma, ha encontrado por fin su verdadera vocación, el boxeo. Mauricio ejercerá como su representante, y Paz seguirá siendo el pañuelo de lágrimas de Aída (Carmen Machi).

4/10
Aída (5ª temporada)

2007 | Aída | Serie TV

Episodios de la quinta temporada de esta celebrada serie de humor made in Spain, es decir “cutrecillo” y a lo moderno, por llamarlo de algún modo. Aquí la protagonista (Carmen Machi) está triste y siente su corazón vacío tras el fracaso de su relación sentimental con Che­ma. Por su parte, parece que Luisma ha encontrado una ocupación para su tiempo y para sus ilusiones: el boxeo.

4/10
Aída (3ª temporada)

2006 | Aída | Serie TV

Aída y Chema dan una oportunidad a su amor y empiezan a salir a pesar de que no le siente muy bien a sus respectivos hijos. Por otro lado, la prostituta Paz tiene que acudir a un 'servicio' con un futbolista famoso, y cuando Luisma se entera ve la oportunidad para robar unas fotos y ganarse un dinerito. Lorena, que ya tiene 18 años está decidida a sacarse el carnet de conducir y su madre se presta a darle clases. Por otro lado, Aída quiere llevarse mejor con Fidel, el hijo de Chema, pero pronto reconoce que no tiene nada en común con él. Tercera tanda de episodios de esta peculiar 'sitcom' que volvió a ser un gran éxito en la pequeña pantalla.

4/10
Aída

2005 | Aída | Serie TV

El padre de Aída, una mujer separada y madre de dos hijos, ha muerto. De modo que la familia se traslada a vivir a su casa con la cargante abuela Eugenia y el hermano de Aída, el ex drogadicto Luisma. 'Sitcom' a la española, de personajes inestables y superficiales, en busca de equilibrio. Se trata de un 'spin-off', pues el personaje de Aída, ya conocido en la serie 7 vidas, aparece aquí como protagonista.

4/10
Aída (2ª temporada)

2005 | Aída | Serie TV

Segunda temporada de esta serie tan exitosa, ambientada en el barrio madrileño de clase media-baja llamado Esperanza Sur y, más exactamente, en la casa de los García. Aída sigue peleando con su problemático hijo Jonathan y con su irresponsable hija Lorena. Por su parte, Luisma encontrará trabajo gracias a su hermana, a pesar de no tomárselo demasiado en serio. Paz continuará ocultando su profesión de prostituta ante sus amigos, pero no podrá evitar enamorarse de un atractivo arquitecto al que no sabe cómo decirle la verdad. Por otro lado, Chema y Aída, hartos de su soltería, acceden a quedar en una cita a ciegas pero acaban cenando juntos.

4/10
Javier ya no vive solo

2002 | Javier ya no vive solo | Serie TV

Serie compuesta por dos temporadas, producida y protagonizada por Emilio Aragón. El showman es Javier, un soltero que vive en un piso estupendo en el que cobija a uno de sus mejores amigos que no tiene ni oficio ni beneficio, pero que tiene un techo gracias a la hospitalidad de su colega. Pronto los dos inquilinos pasan a ser cuatro cuando Javier se hace cargo de sus dos sobrinas después de que su padre haya ingresado en prisión. Como suele ser habitual en las producciones de Emilio Aragón, el susodicho se reserva papeles de tíos estupendos. Si el Nacho de Médico de familia era todo un encanto, no se puede decir menos de Javier.

4/10

Últimos tráilers y vídeos