IMG-LOGO

Biografía

Paco León

Paco León

45 años

Paco León

Nació el 04 de Octubre de 1974 en Sevilla, España

Premios: 0 Goya (más 1 nominaciones)

El hilarante Luisma

18 Octubre 2011

Se le recordará como Luisma, el drogata rehabilitado más hilarante de la televisión, en la serie Aída. Paco León es en la actualidad uno de los actores españoles más populares.

Nacido el 4 de octubre de 1974, en Parque Alcosa, el barrio de Sevilla, Francisco León Barrios proviene de una familia de payasos, domadores y otros artistas del circo. Siempre supo que se dedicaría también al espectáculo y desde muy joven escribía sus propias obras y animaba cumpleaños. Cuando estudiaba arte dramático y danza, descubrió que desataba carcajadas, con su registro cómico. "Nunca he sido el típico gracioso y de niño era tímido. No cuento chistes en las bodas", recuerda el intérprete.

Empezó con montajes teatrales, con el Centro Dramático Nacional y como bailarín en espectáculos de danza moderna. Debutó en la pantalla con la serie Castillos en el aire, donde era un recepcionista. Su primer trabajo en el cine fue como secundario en el desconocido film Amar y morir en Sevilla (Don Juan Tenorio), seguido de una breve aparición en La vida mancha.

Dio el salto a la fama parodiando a personajes famosos en Homo Zapping, donde triunfó especialmente imitando a Raquel Revuelta presentando películas en "Estrenos de Cartelera". Llegó a aparecer en la ceremonia de los Goya caracterizado como clon de esta modelo y presentadora.

En la comedia Reinas era un homosexual, hijo de Verónica Forqué. En la serie 7 vidas apareció por primera vez como un tipo al que el personaje de Eva Santolaria usaba para despertar celos en su ex novio. Posteriormente encarnó en el último episodio a Luisma, el hermano de Aída, la empleada de hogar, que posteriormente tuvo su propio spin-off. En Aída, recuperó a Luisma, que se convirtió en uno de los personajes más populares. Ha compaginado este trabajo con apariciones en películas como No lo llames amor, llámalo X y con su trabajo en el teatro con el cabaret "Hole".

A pesar de estar de moda por su trabajo en la pequeña pantalla, León ha conseguido ser muy discreto con respecto a su vida privada. Con su novia Ana, de la que sólo se sabe que es de Barcelona, tuvo una hija llamada Manuela, en 2010.

Goya
2017

Nominado a 1 premio

Filmografía
La tribu

2018 | La tribu

Fidel es un jefe de recursos humanos a quien no ha temblado el pulso a la hora de despedir a 300 trabajadores de su empresa. Incluso aprovecha para tener sexo con una becaria mientras la gente protesta en la calle. Pero, justicia inesperada, es captado por las cámaras de un movíl cuando sufre un incidente en tan obscena situación, y el vídeo se hace viral, logrando que los sentimientos que despierta entre la gente oscilen entre el odio y el choteo. En tal tesitura su familia se rompe y se queda sin empleo, por lo que sigue el consejo de su terapeuta de conocer a su madre biológica, Virginia, limpiadora en un hotel, e integrante de un grupo de baile y gimnasia con otras amigas, que se autodenominan "Las mamis". Un intento de suicidio deja a Fidel sin memoria temporalmente, podría ser la ocasión de mejorar como persona. Yolanda García Serrano y Joaquín Oristrell desarrollaron juntos muchos guiones en los 90 del pasado siglo, en películas como ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? o Todos los hombres sois iguales. Por su parte Oristrell había contribuido a los libretos de Fernando Colomo en filmes de la misma época, como Alegre ma non troppo y El efecto mariposa. Aquí, aunque el trío no renuncia del todo a la grosería, sobre todo en el desencadenante de la trama y en algún pasaje muy puntual, apuestan por una trama más blanca, y capaz de enganchar con el espectador actual, que quiere desconectar de sus problemas diarios y echar unas risas con situaciones con las que se identifique mínimamente. Y en tal sentido, se sigue con acierto la estela que todos querrían emular, la de la exitosa Ocho apellidos vascos. Se hace con una trama que recuerda a A propósito de Henry, pero aquí en clave de humor principalmente. El reparto en su conjunto está muy bien, aunque sobresalen Carmen Machi y Paco León, madre e hijo, claramente dotados para la comedia, y el inesperado progenitor, Luciano, un secundario bordado por Luis Bermejo. Hay muchísimos personajes secundarios, que con apenas algunos rasgos, cobran cierta tridimensionalidad, con su mezcla de patetismo y capacidad de provocar la risa, ahí están los dos hermanos en paro, el camarero que sirve el café, las distintas "mamis", la policía, la taxista, la enfermera, la profesora que les da clases... Hasta Colomo con su cameo bautizando a Fidel como "hombre lapa" contribuye al divertimento, igual que Manel Fuentes haciendo de sí mismo como presentador de un concurso de talentos. Hay un uso inteligente de la actualidad -despidos, la cultura de YouTube, el afán por estar en forma, la búsqueda de una posición social a cualquier precio...-, y de la música, con un rap y el baile, muy pegadizos. Además, el clímax de la película funciona a la perfección, con su buscado punto de emotividad.

6/10
La casa de las flores

2018 | La casa de las flores | Serie TV

La trama se desenvuelve en una floristería familiar supuestamente idílica y exitosa llena de secretos. Tras revelarse la muerte de su amante, el padre de la familia decide reunir a todos sus hijos bajo el mismo techo para que convivan junto a él y su actual esposa que desconocían de su existencia. La serie explora la necesidad de proteger y perdonar a los seres queridos, sin importar lo incómodo que pueda llegar a ser.

Arde Madrid

2018 | Arde Madrid | Serie TV

Ana Mari, instructora católica de la Sección Femenina de la Falange, aprovecha una oferta de empleo de Ava Gardner, que busca personal doméstico, para infiltrarse como criada en la lujosa residencia en La Moraleja de la estrella de Hollywood, de cara a averiguar si detrás de las locas fiestas que organiza se oculta alguna amenaza contra el gobierno o la moral. Por intervención de su superiora, el buscavidas Manolo se hace pasar por su marido, para trabajar como chófer, pero éste se mete en un lío cuando pide una desorbitada cantidad de dinero a un prestamista gitano para un negocio que sale mal. Tras el éxito de los groseros largometrajes Carmina o revienta, Carmina y Amén (ambos protagonizados por Carmina Barrios, su madre) y Kiki, el amor se hace, Paco León dirige los ocho capítulos de una serie televisiva para Movistar+, tras ejercer como actor en otra, La peste. Tenía posibilidades, pues los excesos cometidos en Madrid por Ava Gardner podían haber dado lugar a un interesante retrato costumbrista de la época, basándose en el contraste entre la España de entonces y la diva. De hecho, cuenta con una excelente fotografía en blanco y negro de Pau Esteve Birba  (Buried) que evoca muy bien esos años, y un diseño de producción bastante convincente. Con un reparto ajustado, impresiona sobre todo el trabajo de Inma Cuesta (Ana Mari), estupenda en un registro cómico, como una mujer que se ha quedado coja por la poliomielitis, pero no desentona el propio León, en la línea de los pícaros que interpretaba Tony Leblanc, y Anna Castillo, en un rol similar a los que siempre interpreta. Y tiene varios secundarios memorables, como la cantante Melody dando vida a Carmen Sevilla, o Mariola Fuentes, a quien le ha tocado Lola Flores. En la línea de los citados filmes de León, todo el humor apunta a los mismos lugares, pues explota sobre todo la provocación facilona, que recuerda al primer Almodóvar, pero sin gracia, en gags cutres sobre la sexualidad femenina, las pruebas de embarazo, consoladores de piedra y otras lindezas. Al retrato ridículo de personajes como la propia Ava Gardner (pintada como demasiado vulgar) o el general argentino Juan Domingo Perón y su esposa, Isabel, se suma la caricatura extrema del momento histórico, con falangistas y guardias civiles surrealistas, y una visión del franquismo plagada de tópicos. Estos defectos se juntan con tramas muy débiles, y un agotador bajón de ritmo tras los primeros capítulos. Oportunidad perdida.

3/10
Toc Toc

2017 | Toc Toc

Un taxista obsesionado por los números, un argentino que no puede evitar gritar frases malsonantes, una obsesa de la higiene, una joven que repite todo lo que dice, un tipo que no puede pisar ninguna línea del suelo, y una mujer madura excesivamente recatada. Estos seis individuos, cada uno con un trastorno obsesivo compulsivo (Toc) diferente, coinciden en la consulta de un reputado psiquiatra. Sin embargo, éste se retrasa por problemas con su vuelo. Adaptación al cine de la obra teatral del francés Laurent Baffie, que ha tenido mucho éxito sobre todo en Madrid, donde se ha llegado a convertir en la obra más longeva de la cartelera (lleva representándose en la capital de España ocho años cuando se estrena el film). Quizás no sea un espectáculo memorable, y va dirigida al público que busca textos fáciles, pero resulta imposible no reírse en algún momento. Lo mismo ocurre en la versión cinematográfica, que respeta casi al milímetro el texto original. Quizás juegue en su contra la simplona puesta en escena de Vicente Villanueva, en su tercer largometraje tras las discretas Lo contrario al amor y Nacida para ganar. Y los actores exageran, pero también demuestran carisma, sobre todo el veterano Óscar Martínez, que no está a la altura de El ciudadano ilustre, pero cumple, y Paco León, que retrata al típico taxista combinando crítica al personaje, pero también cariño.

4/10
La peste

2017 | La peste | Serie TV

Serie ambiciosa producida por Movistar+, que reseñamos tras el visionado de los dos primeros capítulos presentados en primicia en el Festival de San Sebastián. Transcurre en la Sevilla de finales del siglo XVI. Hay un esfuerzo importante de producción, dentro de lo que cabe, rodaje en las calles de la capital andaluza ante la catedral, vistosos planos del Guadalquivir con barcos y el “skyline” de la ciudad, barrios degradados con casas de adobe, fotografía en claroscuro muy cuidada. Y tiene detrás al director de La isla mínima y El hombre de las mil caras, Alberto Rodríguez. Pero todo esto no es suficiente. Decir que La peste es la peste sería una broma demasiado fácil, y quizá injusta, pero sí resulta obligado decir que la trama es tediosa, los personajes muy poco atractivos, y el cansino desarrollo no atrapa en ningún momento. La carta de la truculencia, individuos degradados, víctimas de la peste, autopsias muy gráficas, sórdido sexo, apenas sirve de excusa para lo más obvio. Falta una historia interesante, capaz de atrapar. Las andanzas de un tal Mateo, que sale de Sevilla para volver luego a ocuparse del hijo bastardo de un amigo, que es acusado de hereje, pero al que acude finalmente un obispo para que investigue un brutal crimen de tipo religioso, son confusas, y vienen entreveradas con la actitud insensata de unas autoridades que no quieren alertar sobre el riesgo de peste para que no deje de fluir el oro de América, y el trabajo de una pintora que firma con el nombre de su padre, son tiempos machistas, supersticiosos y brutales, donde nadie muestra un resquicio de bondad, hasta los niños son brutales. La España oscura, un ejercicio de autoflagelación que pienso que no va a lograr enganchar, al menos estas dos primeras entregas no lo consiguen.

4/10
Kiki, el amor se hace

2016 | Kiki, el amor se hace

Comedia de Paco León, el actor reconvertido en guionista y director con las sobrevaloradas Carmina o revienta y su secuela, Carmina y amén, que en esta ocasión versiona una cinta australiana situando la acción en el verano de Madrid, de hecho la último escena del film tiene como marco la verbena de la Paloma. Descrita promocionalmente como "erótico-festiva", sigue a cinco disfuncionales parejas, donde su amor dista mucho de ser perfecto, y que se supone van a encontrar la solución a sus problemas gracias a diversas taras sexuales que les procuran un montón de placer. De este modo, rozarse con un atracador, ver llorar a alguien, hacerse un trío, mantener relaciones con alguien inconsciente, palpar tejidos de seda, se supone que son divertidas terapias. La trama, como se ve, es de una pobreza humana alarmante, y se diría que en lo relativo al abandono del buen gusto, aún hay mucho margen donde moverse, visto lo visto. Tal como está estructurado este film coral, todo se reduce a una serie de viñetas, que podían ser los gags de un programa de humor subido de tono.

1/10
7 años

2016 | 7 años

Primera película española realizada en colaboración con la plataforma de streaming Netflix, y estrenada directamente allí, es la demostración de que con un presupuesto ajustado y un calendario de rodaje seguramente mínimo, se puede hacer algo muy digno. La intensa historia con el transfondo de la corrupción y la pérdida de valores éticos en tantos estratos de la sociedad, transcurre en un único escenario, el loft de una empresa tecnológica, donde se reúnen con urgencia los cuatro socios fundadores, que se enfrentan a una inminente inspección de Hacienda por una fuga de capitales a las cuentas que tiene cada uno en Suiza. El desfalco podría suponer para cada uno 7 años de cárcel, y piensan que la única solución es transferir todo a la cuenta de uno de ellos en España, de modo que cargue con la responsabilidad de todos. El problema es quién. Y para tomar una decisión acuden a un mediador, que les ayudará a consensuar los pasos a seguir. A partir de un guión de José Cabeza y Julia Fontana, con algunas frases memorables, por ejemplo las del dilema de la naranja, Roger Gual retorna a la tensión que puede cocerse en grupos en el mundo laboral vista en Smoking Room. Lo hace con una trama de escenario y tiempo únicos, que recuerda mucho al clásico Doce hombres sin piedad, o a la más reciente El método, donde los cuatro amigos y socios, con el mediador como testigo que trata de atemperar los ánimos, se tiran los trastos a la cabeza, diciéndose con amargura y resentimiento lo que nunca se atrevieron a decirse, lo que piensan unos de otros. El riesgo de que la película parezca puro teatro filmado se salva con una cámara con continuos movimientos casi de ballet, y los efectos de iluminación. Bien realizada y con puntos de interés, la visión del ser humano no puede ser más desoladora. Pues tenemos personajes que parecen preocuparse sólo de acumular dinero y poder, y vivir de las apariencias, sin importarles lo más mínimo la moralidad de sus actos, ya sea en lo referente a la fidelidad matrimonial, tener hijos –el recurso frívolo al aborto–, cuidar de parientes enfermos, o en defraudar al fisco. Están muy bien los cinco actores, tanto los socios y supuestamente amigos Paco León, Álex Brendemühl, Juana Acosta y Juan Pablo Raba, como el mediador profesional, Manuel Morón.

6/10
Embarazados

2015 | Embarazados

Fran y Alina son una pareja de treintañeros muy enamorada, se quieren, se ríen, se acompañan la mar de bien. Pero no tienen hijos y a sus 37 años, Alina empieza a sentir seriamente la llamada de la maternidad. Se plantearán entonces la fecundación in vitro. Visitarán al médico, empezarán el proceso... Sin embargo, Fran no lo disfruta como Alina y parece más volcado en su empresa de videojuegos que en su vida familiar. Juana Macías sorprendió con su primer largometraje, Planes para mañana, un sólido drama coral sobre unas cuentas mujeres que pasaban por momentos difíciles en sus vidas. Cinco años mas tarde entrega Embarazados, comedia dramática de poco calado y menor interés. El problema que aletea sobre todo el metraje es que Macías no acaba de dar con el tono de la historia. De buenas a primeras tiene toda la pinta de que estamos ante una comedia loca y frívola, con gags a la española (guarrerías varias), pero la inclusión de temas serios –crisis de pareja, conciliación entre vida laboral y familiar, sufridoras ansias de maternidad– va ganando terreno poco a poco, los personajes sufren deterioros afectivos, etc., hasta que el conjunto se vuelve un poquito forzado y finalmente desconcertante para el espectador, que no sabe muy bien a qué atenerse. Puntualmente hay momentos divertidos, como los sarcasmos del médico interpretado por Karra Elejalde –un verdadero filón tras Ocho apellidos vascos– o el monólogo de Paco León en la reunión de futuros padres. Sin embargo, da la sensación de que durante gran parte del film el propio León está igual de desubicado que su personaje. Más claro lo tiene quizás Alexandra Jiménez, que hace una convincente interpretación.

4/10
Tres bodas de más

2013 | Tres bodas de más

Ruth no tiene suerte en el amor. Su último novio le ha dejado y ella es infeliz, incapaz de retener a los hombres a su lado. Y el colmo es que sus ex tienen el descaro de invitarla a sus respectivas bodas... Ruth trabaja en un laboratorio de biología marina, investigando sobre la regeneración celular en las langostas. Pero es una chica insegura y no le dan mucha cancha. Espoleará un poco su autoestima el nuevo becario, Daniel, un tipo simpático que sufre al ver como una chica tan estupenda se deja pisotear por la gente que hay a su alrededor. Comedieta muy "a la española", con todo lo que eso conlleva desde el punto de vista de la ligereza, el humor, la ordinariez y las pocas pretensiones. Inma Cuesta (Águila roja) hace un trabajo convincente como la gafe protagonista, una chica sin suerte cuya vida es un desastre desde el punto de vista emocional. La acompañan algunos actores de gran pegada en la actualidad, como Quim Gutiérrez o un desfasado Paco León. Incluso tienen su gracia las almodovarianas maneras de Rossy de Palma, en el papel de la madre calavera de la protagonista. Pero al margen de las interpretaciones, el director de Promoción fantasma, el catalán Javier Ruiz Caldera, se equivoca esta vez con el humor escatológico y desagradable. Porque Tres bodas de más acaba siendo tan sólo un monumento a lo banal y lo grosero, una historia que abusa sin medida del chiste fácil, pobre, apoyado únicamente en el tono enormemente soez y superficial del guión, donde el color verde y los toques marrones lo emborronan todo.

3/10
Aída (8ª temporada)

2011 | Aída (8ª temporada) | Serie TV

Paz se va a Miami y deja a Luisma. La vida de Mauricio podría cambiar tras conocer a su media naranja. Nueva entrega de las peripecias de los vecinos de Esperanza Sur, que experimentan cambios a lo largo de los episodios. Destaca la aparición de la ultrafamosa Belén Esteban.

4/10
No lo llames amor, llámalo X

2011 | No lo llames amor, llámalo X

Después de muchos años sin hacer cine, Pepe Fons, famoso director de cine porno, decide volver a reunir a su equipo de antaño (todos unos auténticos perdedores) y filmar la mayor producción de cine porno de la historia de España. Para ello utilizará un guión de su sobrino Lino, cuya trama se sitúa en la Guerra Civil española y lleva por título "El alzamiento nacional". Llevará a cabo el proyecto con su propio dinero, hipotecando su casa sin que lo sepa su mujer. Pero el rodaje será un desastre... Los responsables de Fuera de carta y Que se mueran los feos vuelven a entregar una película muy en su línea. Explota el director Oriol Capel el humor zafio que cualquiera puede imaginar con semejante argumento. Y aunque todo se desarrolla bajo un aire teatral, barato, ligero y humorístico que tira de espaldas, el sexo está presente, por supuesto, en cada minuto. La cosa remite un poco al cine del destape de la transición, pero con un aire chabacano y tan tontorrón que resta algo de feísmo a las situaciones. Y como dice el director, la intención es "llevar la comedia romántica a un mundo en el que el sexo está tan presente que no deja espacio para nada más. Pero siempre hay sitio para el amor...". Por lo demás, algunos gags funcionan más o menos, sobre todo los protagonizados por los panolis Julián López (No controles) y por Ana María Polvorosa (Aída). Y sorprende la presencia de de Adriana Ozores en un papel importante.  

2/10
Aída (7ª temporada)

2010 | Aída | Serie TV

Lorena ha sido elegida para participar en el "reality" Gran hermano, toda una bomba de relojería para el resto de personajes de la serie. Mientras, Soraya sigue siendo el objeto del amor de Mauricio y Chema, que ya no saben qué hacer para conquistarla. Nueva temporada de la exitosa serie de Tele 5 que triunfa la noche de los domingos. Esta temporada es la primera donde no aparece Carmen Machi, la actriz que, con su personaje, daba nombre a la serie.

4/10
Dieta mediterránea

2008 | Dieta mediterránea

Indigesta comedia de trazos culinarios, con trío actoral protagonista -Olivia Molina, Paco León, Alfonso Bassave- proviniente del mundo de las series televisivas. Firma el guión -con Yolanda García Serrano- y dirige Joaquín Oristrell. Sigue la pista a Sofía, hija de un matrimonio que regenta un chiringuito de playa, y que desde su más tierna infancia parece destinada a triunfar en el mundo de la alta cocina. Inicialmente ella se conforma con preparar sus platos en el pueblo costero donde vive, en el restaurante familiar, pero Frank, un tipo avispado para los negocios que reconoce su talento, la invita a “volar” más alto. Ella se resiste, en parte porque su novio Toni se gana bien la vida en una inmobiliaria local, y su destino parece encontrarse en el lugar donde nació. Pero el caso es que las dudas profesionales también existen en el terreno amoroso: no sabe si debe estar con Toni o con Frank.Oristrell ya tiene en su haber unas cuantas películas, el hombre se ha formado a las espaldas de graciosetes de la llamada “comedia madrileña” como Fernando Colomo y Manuel Gómez Pereira, para los que escribía guiones. Aquí sigue su típico tono libertino, con abundantes escenas de alcoba, donde hay espacio para parejas y tríos, lo que hace un flaco favor al objetivo siempre deseable de atraer a un público amplio a la sala. Además, lo que podía ser un enredo de sabor clásico, suma unas pretensiones doctrinarias que resultan cargantes: la idea es defender todo tipo de relaciones sexuales y modelos de familia, aquí vale todo, mientras la gente esté a gusto y se construya su “nidito de amor”. La normalidad es puesta en entredicho, casarse y tener hijos sin más condimentos sería una actitud pequeñoburguesa muy lamentable. Es preferible que en un matrimonio el marido tenga relaciones homosexuales a espaldas de su mujer, o mejor aún, sumar a un matrimonio un hombre, y hacerlo todo con todos. En fin, todo este caótico batiburrillo afectivo está narrado con cierta torpeza, aunque se procura trufar la cosa con momentos culinarios culminantes, que eso siempre da mucho juego, y con unos cuantos chistes, lo que no logra salvar la función.

3/10
Sexykiller

2008 | Sexykiller

Bárbara es una joven estudiante de medicina con dos grandes pasiones, la moda y los asesinatos. Vestida siempre a la última, siembra de cadáveres el campus de la universidad, con la ventaja de que a nadie se le ocurre pensar que alguien tan “fashion victim” pueda ser responsable de una matanza de tal magnitud. Sexykiller es como Scream y familiares, pero al revés, principalmente porque está contada desde el punto de vista de la asesina, porque tiene bastante más sangre y porque está cargada de humor. La película es una parodia de estas cintas norteamericanas para adolescentes pero a un nivel superior de lo que ya hicieron los propios americanos en títulos como Scary Movie. De hecho, no le falta un detalle propio de película de factoría Holywood, pero desde una óptica españolizada que hace que el resultado sea divertido. Cabe destacar de paso, que la influencia norteamericana no sólo está en la historia, sino en detalles como las explosiones y alguna que otra peleíta estilo Jet Li. Algo que se agradece cuando este tipo de cosas brillan por su ausencia en el cine patrio. No se puede ser más fría y más cínica de lo que es Bárbara. Su Paris Hilton a lo psicópata, provoca numerosos momentos cómicos, como cuando da la receta para cometer un buen crimen. También es especialmente graciosa su conversación con el siempre divertido Paco León, una de las víctimas potenciales de Bárbara. La cinta sorprenderá –lo que no implica que tenga que gustar a todos- porque no se trata de la típica comedia Made in Spain.

4/10
Aída (6ª temporada)

2008 | Aída | Serie TV

Más risas con la serie que catapultó a Carmen Machí. Paz y Luisma desean mantener su amor en secreto, pero Lorena, miope antes estas intenciones, se emplea a fondo para hacer de celestina casamentera de la pareja. Lo más llamativo de esta sexta temporada es la presencia de Jorge Sanz haciendo de sí mismo, pues acude al barrio de Esperanza Sur en busca de inspiración, para el papel de un drogadicto que va a interpretar en una película.

5/10
Aída (4ª temporada)

2007 | Aída | Serie TV

Nuevos episodios de esta “sitcom” a la española sobre la familia García. Aída comienza esta nueva temporada con una enorme sensación de vacío en su vida amorosa, tras su fracaso en su relación con Chema, en la que había puesto todas sus esperanzas e ilusiones. Por otro lado, tras numerosos traspiés laborales, su hermano Luisma, ha encontrado por fin su verdadera vocación, el boxeo. Mauricio ejercerá como su representante, y Paz seguirá siendo el pañuelo de lágrimas de Aída (Carmen Machi).

4/10
Aída (5ª temporada)

2007 | Aída | Serie TV

Episodios de la quinta temporada de esta celebrada serie de humor made in Spain, es decir “cutrecillo” y a lo moderno, por llamarlo de algún modo. Aquí la protagonista (Carmen Machi) está triste y siente su corazón vacío tras el fracaso de su relación sentimental con Che­ma. Por su parte, parece que Luisma ha encontrado una ocupación para su tiempo y para sus ilusiones: el boxeo.

4/10
La dama boba

2006 | La dama boba

Finea es una dama ingenua e infantil. Por contra, Nisea, su hermana, es el polo opuesto, aficionada a la lectura y aparentemente más inteligente. Dos galanes aparecen en sus vidas, pero no se aclaran sobre cuál de las hermanas es su media naranja. Manuel Iborra adapta una de las comedias más representativas de Lope de Vega, prolífico `Fénix de los Ingenios´, muy desaprovechado por nuestro cine, salvo casos aislados como El perro del hortelano, de Pilar Miró. Respeta el verso original, así como su mensaje, que advierte de que las apariencias engañan; y ensalza el ingenio, pues Iborra desea recordar que en el amor es tan importante como la belleza. Silvia Abascal encabeza un reparto de caras conocidas de nuestro cine. Cabe destacar la cuidada ambientación del siglo XVII.

4/10
Los managers

2006 | Los managers

Dos perdedores cuarentones deciden convertirse en los ‘managers’ de un par de jóvenes cantantes. Con la ayuda de una famosa folclórica retirada descubrirán un mundo de cutrerío y de frikis malsanos en la costa del sur. Comedia casposa a la española que bebe de la corriente iniciada por la saga "Torrente". En palabras del director, Fernando Guillén Cuervo, el film “retoma la comedia transgresora, ágil, estrepitosa, cargada de acidez y malas maneras. Cimentada básicamente sobre sus personajes principales y el hostil entorno del que son víctimas, sumerge a estos en un viaje sin rumbo en pos de un objetivo a todas luces dificultoso, donde los inconvenientes y dificultades que salen al paso prometen un destino más que lamentable, aunque como esto es un cuento, intentaremos que sea un cuento con final feliz, que para eso somos los autores, y para eso los personajes protagonistas se lo merecen.”

2/10
Aída (3ª temporada)

2006 | Aída | Serie TV

Aída y Chema dan una oportunidad a su amor y empiezan a salir a pesar de que no le siente muy bien a sus respectivos hijos. Por otro lado, la prostituta Paz tiene que acudir a un 'servicio' con un futbolista famoso, y cuando Luisma se entera ve la oportunidad para robar unas fotos y ganarse un dinerito. Lorena, que ya tiene 18 años está decidida a sacarse el carnet de conducir y su madre se presta a darle clases. Por otro lado, Aída quiere llevarse mejor con Fidel, el hijo de Chema, pero pronto reconoce que no tiene nada en común con él. Tercera tanda de episodios de esta peculiar 'sitcom' que volvió a ser un gran éxito en la pequeña pantalla.

4/10
Aída

2005 | Aída | Serie TV

El padre de Aída, una mujer separada y madre de dos hijos, ha muerto. De modo que la familia se traslada a vivir a su casa con la cargante abuela Eugenia y el hermano de Aída, el ex drogadicto Luisma. 'Sitcom' a la española, de personajes inestables y superficiales, en busca de equilibrio. Se trata de un 'spin-off', pues el personaje de Aída, ya conocido en la serie 7 vidas, aparece aquí como protagonista.

4/10
Reinas

2005 | Reinas

Tres parejas gays han decidido unirse en una ceremonia colectiva en la que se convertirá en la primera unión formal de gays en España. Pero antes, cada uno de los chicos debe conocer a su familia política. El especialista en comedias Manuel Gómez Pereira parte de un guión poco inspirado, por lo que desperdicia un buen reparto, que incluye a tres de las mejores actrices españolas: Mercedes Sampietro, Marisa Paredes y Carmen Maura.

3/10
Aída (2ª temporada)

2005 | Aída | Serie TV

Segunda temporada de esta serie tan exitosa, ambientada en el barrio madrileño de clase media-baja llamado Esperanza Sur y, más exactamente, en la casa de los García. Aída sigue peleando con su problemático hijo Jonathan y con su irresponsable hija Lorena. Por su parte, Luisma encontrará trabajo gracias a su hermana, a pesar de no tomárselo demasiado en serio. Paz continuará ocultando su profesión de prostituta ante sus amigos, pero no podrá evitar enamorarse de un atractivo arquitecto al que no sabe cómo decirle la verdad. Por otro lado, Chema y Aída, hartos de su soltería, acceden a quedar en una cita a ciegas pero acaban cenando juntos.

4/10
Arde Madrid

2018 | Arde Madrid | Serie TV

Ana Mari, instructora católica de la Sección Femenina de la Falange, aprovecha una oferta de empleo de Ava Gardner, que busca personal doméstico, para infiltrarse como criada en la lujosa residencia en La Moraleja de la estrella de Hollywood, de cara a averiguar si detrás de las locas fiestas que organiza se oculta alguna amenaza contra el gobierno o la moral. Por intervención de su superiora, el buscavidas Manolo se hace pasar por su marido, para trabajar como chófer, pero éste se mete en un lío cuando pide una desorbitada cantidad de dinero a un prestamista gitano para un negocio que sale mal. Tras el éxito de los groseros largometrajes Carmina o revienta, Carmina y Amén (ambos protagonizados por Carmina Barrios, su madre) y Kiki, el amor se hace, Paco León dirige los ocho capítulos de una serie televisiva para Movistar+, tras ejercer como actor en otra, La peste. Tenía posibilidades, pues los excesos cometidos en Madrid por Ava Gardner podían haber dado lugar a un interesante retrato costumbrista de la época, basándose en el contraste entre la España de entonces y la diva. De hecho, cuenta con una excelente fotografía en blanco y negro de Pau Esteve Birba  (Buried) que evoca muy bien esos años, y un diseño de producción bastante convincente. Con un reparto ajustado, impresiona sobre todo el trabajo de Inma Cuesta (Ana Mari), estupenda en un registro cómico, como una mujer que se ha quedado coja por la poliomielitis, pero no desentona el propio León, en la línea de los pícaros que interpretaba Tony Leblanc, y Anna Castillo, en un rol similar a los que siempre interpreta. Y tiene varios secundarios memorables, como la cantante Melody dando vida a Carmen Sevilla, o Mariola Fuentes, a quien le ha tocado Lola Flores. En la línea de los citados filmes de León, todo el humor apunta a los mismos lugares, pues explota sobre todo la provocación facilona, que recuerda al primer Almodóvar, pero sin gracia, en gags cutres sobre la sexualidad femenina, las pruebas de embarazo, consoladores de piedra y otras lindezas. Al retrato ridículo de personajes como la propia Ava Gardner (pintada como demasiado vulgar) o el general argentino Juan Domingo Perón y su esposa, Isabel, se suma la caricatura extrema del momento histórico, con falangistas y guardias civiles surrealistas, y una visión del franquismo plagada de tópicos. Estos defectos se juntan con tramas muy débiles, y un agotador bajón de ritmo tras los primeros capítulos. Oportunidad perdida.

3/10
Kiki, el amor se hace

2016 | Kiki, el amor se hace

Comedia de Paco León, el actor reconvertido en guionista y director con las sobrevaloradas Carmina o revienta y su secuela, Carmina y amén, que en esta ocasión versiona una cinta australiana situando la acción en el verano de Madrid, de hecho la último escena del film tiene como marco la verbena de la Paloma. Descrita promocionalmente como "erótico-festiva", sigue a cinco disfuncionales parejas, donde su amor dista mucho de ser perfecto, y que se supone van a encontrar la solución a sus problemas gracias a diversas taras sexuales que les procuran un montón de placer. De este modo, rozarse con un atracador, ver llorar a alguien, hacerse un trío, mantener relaciones con alguien inconsciente, palpar tejidos de seda, se supone que son divertidas terapias. La trama, como se ve, es de una pobreza humana alarmante, y se diría que en lo relativo al abandono del buen gusto, aún hay mucho margen donde moverse, visto lo visto. Tal como está estructurado este film coral, todo se reduce a una serie de viñetas, que podían ser los gags de un programa de humor subido de tono.

1/10
Carmina y amén

2013 | Carmina y amén

  No suelen ser habituales las secuelas en el cine español, salvo en casos puntuales, como en el caso de la taquillera Torrente, el brazo tonto de la ley, o en las históricas El crack, La gran familia o La escopeta nacional. Pero no resulta extraño que tras el éxito –apoyado en su lanzamiento sucesivo en cine, DVD e internet– de Carmina o revienta, su autor, Paco León, popular por la serie Aída, haya concebido la secuela, en la que vuelve a ejercer como director y guionista. En Carmina y amén, León recupera como protagonista a su madre. En esta ocasión, Carmina Barros debe hacer frente a la inesperada muerte de su marido, el borrachín Antonio, por culpa de una mala administración de los medicamentos que debe tomar. La recién viuda convencerá a su hija –la actriz María León (La voz dormida)– de no avisar de la defunción durante dos días, el tiempo necesario para que al fallecido le ingresen la esperada paga extra... Para ello, tienen que mantenerle oculto en casa. Su abuso al humor soez, y las groserías y brutalidades continuamente en boca de la protagonista pueden alejar al film del público que prefiera productos más elegantes. Sin embargo, supone un acierto que en Carmina y amén, León introduzca algunos momentos que apuntan dramatismo, a pesar de que éste se rompa rápidamente por los continuos recursos al humor grueso, o de tintes negros. Curiosamente, en esta continuación se dibuja en diversos pasajes el desconcierto de la sociedad habitual ante carencias espirituales que se intentan llenar mediante el recurso al reiki, a la magia blanca, y la religión cortada a la medida y reinterpretada a gusto de cada uno.   También tiene su valor su análisis costumbrista, de personajes cutres, descritos de forma exagerada, pero con aparente realismo, por el tono de falso documental, y por las convincentes interpretaciones del reparto. Nuevamente se lleva la palma la propia protagonista, que hace gala de una enorme espontaneidad, sobre todo a la hora de proferir toda clase de burdeces y brutalidades. Gracias a ella funcionan a la perfección las mejores secuencias de la función, como el desalojo de los 'okupas' de la peluquería, donde resulta inevitable aguantar una carcajada.  

5/10
Carmina o revienta

2012 | Carmina o revienta

El actor y comediante Paco León (Aída) se lanza a escribir, improvisar y dirigir su primer largometraje. Desde luego originalidad no le ha faltado a este joven cineasta español, porque se atreve a entregar una especie de falso documental acerca de su propia familia y especialmente de su madre, Carmina Barrios. Ella y su hija María León (La voz dormida), hermana del director, son prácticamente las protagonistas de esta 'rara avis' del cine español, una comedia donde realidad y ficción se entremezclan y no se sabe qué es inventado y qué no. A eso se juega, al menos. El experimento de Carmina o revienta va un poco más allá comercialmente, porque su fecha de estreno coincide por primera vez en cines, DVD e Internet. La historia, rodada en varios planos temporales, comienza con una noche en casa de Carmina. Llega de la calle y se sienta en la mesa de su cocina a esperar, fumando como una loca. Se le ve tensa, pero a la vez divertida, y cuenta a las cámaras todo lo que se le viene a la cabeza. Luego la narración nos traslada a los hechos acontecidos 15 días antes, cuando un robo en su bar deja prácticamente en la ruina a Carmina y su familia. Como no han forzado la puerta el seguro no se hace cargo… La cámara regresa al presente, a la cocina de Carmina, que fuma y fuma, y luego vuelve atrás y vamos conociendo a otros personajes: su hija María, su marido borrachín Antonio, etc. Además de la buscada mezcla entre ficción y realidad, lo más llamativo de Carmina o revienta es sin lugar a dudas la llamativa naturalidad de Carmina frente a las cámaras. De hecho, tanta naturalidad resulta espeluznante, porque de su boca sale de todo: vocablos malsonantes de barriada, insultos fuertes, procacidades sucias, etc. Carmina es una verdadera metralleta de soltar palabras soeces, como quien se bebe un vaso de agua. Quizá sea así la realidad, quizá no. Está claro que su hijo cineasta ha arriesgado con ella (la guarrería que le hace interpretar en el coche es muy, muy osada). Desde luego se trata de un homenaje materno bastante peculiar. Por supuesto, Carmina o revienta es una comedia absoluta, con una protagonista andaluza arrolladora, capaz de todo para sacar a su familia adelante, y por eso ofrece momentos estrambóticamente divertidos, como la escena del accidente de coche de su hija (para morirse de risa). En fin, aquí todo son risas, frescura, cutrez, desparpajo, impudor... Dicho esto, en el aspecto formal Carmina o revienta tiene mucho de episodio de serie televisiva o también de improvisado cortometraje, pero, aparte de la originalidad de su “costumbrismo hispano-chabacano”, que no es poco, tampoco aporta demasiado. El rodaje realizado en tan sólo 11 días y únicamente con dos cámaras habla a las claras de la frugalidad de la propuesta.

4/10
Arde Madrid

2018 | Arde Madrid | Serie TV

Ana Mari, instructora católica de la Sección Femenina de la Falange, aprovecha una oferta de empleo de Ava Gardner, que busca personal doméstico, para infiltrarse como criada en la lujosa residencia en La Moraleja de la estrella de Hollywood, de cara a averiguar si detrás de las locas fiestas que organiza se oculta alguna amenaza contra el gobierno o la moral. Por intervención de su superiora, el buscavidas Manolo se hace pasar por su marido, para trabajar como chófer, pero éste se mete en un lío cuando pide una desorbitada cantidad de dinero a un prestamista gitano para un negocio que sale mal. Tras el éxito de los groseros largometrajes Carmina o revienta, Carmina y Amén (ambos protagonizados por Carmina Barrios, su madre) y Kiki, el amor se hace, Paco León dirige los ocho capítulos de una serie televisiva para Movistar+, tras ejercer como actor en otra, La peste. Tenía posibilidades, pues los excesos cometidos en Madrid por Ava Gardner podían haber dado lugar a un interesante retrato costumbrista de la época, basándose en el contraste entre la España de entonces y la diva. De hecho, cuenta con una excelente fotografía en blanco y negro de Pau Esteve Birba  (Buried) que evoca muy bien esos años, y un diseño de producción bastante convincente. Con un reparto ajustado, impresiona sobre todo el trabajo de Inma Cuesta (Ana Mari), estupenda en un registro cómico, como una mujer que se ha quedado coja por la poliomielitis, pero no desentona el propio León, en la línea de los pícaros que interpretaba Tony Leblanc, y Anna Castillo, en un rol similar a los que siempre interpreta. Y tiene varios secundarios memorables, como la cantante Melody dando vida a Carmen Sevilla, o Mariola Fuentes, a quien le ha tocado Lola Flores. En la línea de los citados filmes de León, todo el humor apunta a los mismos lugares, pues explota sobre todo la provocación facilona, que recuerda al primer Almodóvar, pero sin gracia, en gags cutres sobre la sexualidad femenina, las pruebas de embarazo, consoladores de piedra y otras lindezas. Al retrato ridículo de personajes como la propia Ava Gardner (pintada como demasiado vulgar) o el general argentino Juan Domingo Perón y su esposa, Isabel, se suma la caricatura extrema del momento histórico, con falangistas y guardias civiles surrealistas, y una visión del franquismo plagada de tópicos. Estos defectos se juntan con tramas muy débiles, y un agotador bajón de ritmo tras los primeros capítulos. Oportunidad perdida.

3/10
Kiki, el amor se hace

2016 | Kiki, el amor se hace

Comedia de Paco León, el actor reconvertido en guionista y director con las sobrevaloradas Carmina o revienta y su secuela, Carmina y amén, que en esta ocasión versiona una cinta australiana situando la acción en el verano de Madrid, de hecho la último escena del film tiene como marco la verbena de la Paloma. Descrita promocionalmente como "erótico-festiva", sigue a cinco disfuncionales parejas, donde su amor dista mucho de ser perfecto, y que se supone van a encontrar la solución a sus problemas gracias a diversas taras sexuales que les procuran un montón de placer. De este modo, rozarse con un atracador, ver llorar a alguien, hacerse un trío, mantener relaciones con alguien inconsciente, palpar tejidos de seda, se supone que son divertidas terapias. La trama, como se ve, es de una pobreza humana alarmante, y se diría que en lo relativo al abandono del buen gusto, aún hay mucho margen donde moverse, visto lo visto. Tal como está estructurado este film coral, todo se reduce a una serie de viñetas, que podían ser los gags de un programa de humor subido de tono.

1/10
Carmina y amén

2013 | Carmina y amén

  No suelen ser habituales las secuelas en el cine español, salvo en casos puntuales, como en el caso de la taquillera Torrente, el brazo tonto de la ley, o en las históricas El crack, La gran familia o La escopeta nacional. Pero no resulta extraño que tras el éxito –apoyado en su lanzamiento sucesivo en cine, DVD e internet– de Carmina o revienta, su autor, Paco León, popular por la serie Aída, haya concebido la secuela, en la que vuelve a ejercer como director y guionista. En Carmina y amén, León recupera como protagonista a su madre. En esta ocasión, Carmina Barros debe hacer frente a la inesperada muerte de su marido, el borrachín Antonio, por culpa de una mala administración de los medicamentos que debe tomar. La recién viuda convencerá a su hija –la actriz María León (La voz dormida)– de no avisar de la defunción durante dos días, el tiempo necesario para que al fallecido le ingresen la esperada paga extra... Para ello, tienen que mantenerle oculto en casa. Su abuso al humor soez, y las groserías y brutalidades continuamente en boca de la protagonista pueden alejar al film del público que prefiera productos más elegantes. Sin embargo, supone un acierto que en Carmina y amén, León introduzca algunos momentos que apuntan dramatismo, a pesar de que éste se rompa rápidamente por los continuos recursos al humor grueso, o de tintes negros. Curiosamente, en esta continuación se dibuja en diversos pasajes el desconcierto de la sociedad habitual ante carencias espirituales que se intentan llenar mediante el recurso al reiki, a la magia blanca, y la religión cortada a la medida y reinterpretada a gusto de cada uno.   También tiene su valor su análisis costumbrista, de personajes cutres, descritos de forma exagerada, pero con aparente realismo, por el tono de falso documental, y por las convincentes interpretaciones del reparto. Nuevamente se lleva la palma la propia protagonista, que hace gala de una enorme espontaneidad, sobre todo a la hora de proferir toda clase de burdeces y brutalidades. Gracias a ella funcionan a la perfección las mejores secuencias de la función, como el desalojo de los 'okupas' de la peluquería, donde resulta inevitable aguantar una carcajada.  

5/10
Carmina o revienta

2012 | Carmina o revienta

El actor y comediante Paco León (Aída) se lanza a escribir, improvisar y dirigir su primer largometraje. Desde luego originalidad no le ha faltado a este joven cineasta español, porque se atreve a entregar una especie de falso documental acerca de su propia familia y especialmente de su madre, Carmina Barrios. Ella y su hija María León (La voz dormida), hermana del director, son prácticamente las protagonistas de esta 'rara avis' del cine español, una comedia donde realidad y ficción se entremezclan y no se sabe qué es inventado y qué no. A eso se juega, al menos. El experimento de Carmina o revienta va un poco más allá comercialmente, porque su fecha de estreno coincide por primera vez en cines, DVD e Internet. La historia, rodada en varios planos temporales, comienza con una noche en casa de Carmina. Llega de la calle y se sienta en la mesa de su cocina a esperar, fumando como una loca. Se le ve tensa, pero a la vez divertida, y cuenta a las cámaras todo lo que se le viene a la cabeza. Luego la narración nos traslada a los hechos acontecidos 15 días antes, cuando un robo en su bar deja prácticamente en la ruina a Carmina y su familia. Como no han forzado la puerta el seguro no se hace cargo… La cámara regresa al presente, a la cocina de Carmina, que fuma y fuma, y luego vuelve atrás y vamos conociendo a otros personajes: su hija María, su marido borrachín Antonio, etc. Además de la buscada mezcla entre ficción y realidad, lo más llamativo de Carmina o revienta es sin lugar a dudas la llamativa naturalidad de Carmina frente a las cámaras. De hecho, tanta naturalidad resulta espeluznante, porque de su boca sale de todo: vocablos malsonantes de barriada, insultos fuertes, procacidades sucias, etc. Carmina es una verdadera metralleta de soltar palabras soeces, como quien se bebe un vaso de agua. Quizá sea así la realidad, quizá no. Está claro que su hijo cineasta ha arriesgado con ella (la guarrería que le hace interpretar en el coche es muy, muy osada). Desde luego se trata de un homenaje materno bastante peculiar. Por supuesto, Carmina o revienta es una comedia absoluta, con una protagonista andaluza arrolladora, capaz de todo para sacar a su familia adelante, y por eso ofrece momentos estrambóticamente divertidos, como la escena del accidente de coche de su hija (para morirse de risa). En fin, aquí todo son risas, frescura, cutrez, desparpajo, impudor... Dicho esto, en el aspecto formal Carmina o revienta tiene mucho de episodio de serie televisiva o también de improvisado cortometraje, pero, aparte de la originalidad de su “costumbrismo hispano-chabacano”, que no es poco, tampoco aporta demasiado. El rodaje realizado en tan sólo 11 días y únicamente con dos cámaras habla a las claras de la frugalidad de la propuesta.

4/10

Últimos tráilers y vídeos