IMG-LOGO

Biografía

Bill Pullman

Bill Pullman

66 años

Bill Pullman

Nació el 17 de Diciembre de 1953 en Hornell, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Personal Assistant

2020 | The High Note

Maggie Sherwoode es la asistente personal de una diva de la canción, la popularísima Grace Davis, que aún sigue arrastrando a multitudes a sus conciertos, aunque no graba un nuevo álbum desde hace años. ¿Se le ha pasado el arroz musical a la cantante? Maggie piensa que no, y hasta está haciendo arreglos de sus canciones por su cuenta, pues sueña con ser productora discográfica. Pero a pesar de que ha bebido la pasión por la música desde pequeñita –su padre es periodista radiofónico del sector–, nadie parece creer en sus cualidades, y a Grace le asaltan muchos miedos e inseguridades, a pesar de su condición de estrella. De pronto, casualmente, conoce en un supermercado a un joven afroamericano, David, que es un encanto, y encima parece tener cualidades de cantautor. ¿Y si le diera a entender que es productora, y tratara de dar impulso a su posible carrera? Podría ser la oportunidad de su vida. Agradable película, que por su título en España, evoca uno de punto de partida parecido, Personal Shopper de Olivier Assayas y Kristen Stewart, aquí como ayudante tomaría el relevo la cada vez más en alza Dakota Johnson, que entrega una gran interpretación. La directora, Nisha Ganatra, es bastante desconocida, aunque tiene experiencia televisiva y ha sido consultora de la serie Transparent. Con un guion de la debutante Flora Greeson, entrega una historia más o menos previsible, aunque incluye un giro sorpresivo en el último tramo bastante de culebrón, un elemento que se justifica con un recurso simpático pero con trampa, al aludir la protagonista de que “esto es un plan urdido desde mi infancia”. Puede pensarse en filmes como la última versión de Ha nacido una estrella o Yesterday, a la hora de introducir adecuadas canciones, siguiéndose la estela del segundo título a la hora de suavizar posibles aristas del mundo de la fama. Y se lleva bien la idea de saber posicionarse bien en las distintas fases de la vida, o lo bien que viene tener cerca gente que nos aprecia, consejeros capaces de decirnos lo que piensan para ayudarnos, aunque duela: hay que saber hablar, y el silencio, callar, puede ser un error que acaba pasando factura. Los melómanos apreciarán las muchas referencias musicales, por ejemplo en la comparación de canciones que aluden a California, y a los artistas detrás de ellas. O las grabaciones y arreglos de los distintos temas. Además de Johnson, hacen un buen trabajo los demás actores, los menos conocidos Tracee Ellis Ross –que estuvo en la serie CSI– y Kelvin Harrison Jr., más otros secundarios como Zoe Chao, Bill Pullman, Ice Cube y June Diane Raphael.

6/10
Aguas oscuras

2019 | Dark Waters

La historia real de la lucha durante casi veinte años de un abogado de Cincinnati (Ohio) contra el gigante de la industria química DuPont. Todo comienza en 1998, cuando Robert Bilott, recién nombrado socio del prestigioso bufete Taft, recibe la visita de un rudo granjero de West Virginia, que le dice que todas sus vacas se están muriendo. Bilott comienza a investigar el asunto y descubre alarmantes datos que hablan de un envenenamiento masivo de la población. Una de esas películas inspiradoras que invitan a luchar por la justicia, aunque la esperanza de éxito se presuma casi inexistente. Aguas oscuras se inspira en el artículo de Nathaniel Rich “El abogado que se convirtió en la peor pesadilla de DuPont”, publicado en New York Times Magazine en 2016. Con ese material, el guionista Matthew Michael Carnahan (Leones por corderos, Marea negra), en colaboración con Mario Correa, ha pergeñado una historia poderosa, sencilla en sus planteamientos pero que posee un gran poder de implicación en el espectador, que inevitablemente seguirá con interés las andanzas del abogado, hombre de familia cristiana, casado y con niños en camino. Se irán desplegando así sus investigaciones, sus hallazgos, sus estrategias, sus miedos, su horror, su frustración al comprobar el entramado de contaminación ecológica y toxicidad a la que los ciudadanos se ven expuestos y los obstáculos casi insalvables para evitarlo y lograr que la justicia se abra camino. El tema de fondo no es nuevo y hay películas de referencia, las más claras quizá Acción civil y Erin Brockovich, ambas espléndidas a la hora de mostrar la tozudez de los abogados contra empresas contaminantes. No les va a la zaga Aguas oscuras, cuyo resultado es similar, si no superior. Todd Haynes (Carol), un director que sabe crear atmósferas intensas como pocos, sea cual sea el tema del que habla, adopta aquí un tono dramático y aun siniestro para conseguir transmitir fidedignamente la heroica lucha de un simple hombre contra un imperio empresarial sin escrúpulos. Su camino es el habitual: del seguimiento de un simple caso rutinario hasta el más firme compromiso personal, un itinerario para el que el trabajo de Mark Ruffalo resulta formidable, especialmente impactante a la hora de transmitir su vulnerabilidad, incluso físicamente. Mientras que Anne Hathaway, en su papel de esposa abnegada y madre de familia, le secunda magníficamente con algunas de las escenas más conmovedoras de la película.

7/10
El juego más frío

2019 | The Coldest Game

Una célebre muestra de la guerra fría en el campo deportivo fue el torneo de ajedrez que enfrentó al campeón ruso Boris Spassky con el aspirante estadounidense Bobby Fischer. Inspirado en este hecho, el polaco Lukasz Kosmicki firma un film de espionaje que imagina un enfrentamiento ajedrecístico en Varsovia, con americano disputando el título mundial a un ruso. Lo curioso es que el aspirante previsto muere la víspera, y le reemplaza el matemático aficionado al alcohol Joshua Mansky. Lo admiten las reglas de la federación, ya que en una ocasión, 20 años atrás, ganó una partida al fallecido. Por misteriosas razones, agentes americanos desean que el torneo se celebre a toda costa. Y ello con el telón de fondo de la crisis de los misiles de Cuba. La película es vistosa de producción, dando presencia a la torre Varsovia, o Palacio de la Cultura y la Ciencia, donde tiene lugar el torneo, y con el escenario donde se disputan las partidas. Y como en toda cinta de espías que se precie, abundan las dobles intenciones y jugadas imprevistas, y los asesinatos, donde se sugiere el paralelismo con la estrategia propia del juego del tablero. Pero tiene además un inesperado y bizarro punto de humor, con la idea de que el alcohol vuelve más creativo al ajedrecista Mansky, bien interpretado por Bill Pullman. Véase al respecto la relación que establece con el anfitrión polaco, que le da un paseo nocturno donde no faltará el vodka.

6/10
The Equalizer 2

2018 | The Equalizer 2

Secuela de The Equalizer que presentaba hace dos años a un protagonista con atractivo: hombre tranquilo, solitario, cuyo interés por una chiquilla en apuros acosada por la mafia despertaba en él su expeditivo talento asesino para solventar situaciones peligrosas, perfeccionadas como miembro secreto de la CIA durante muchos años. Ahora, cuatro años después, Robert McCall prosigue con su “apacible” y secreta vida como conductor de Uber, lo que le permite “arreglar” desaguisados que va conociendo aquí y allá debido a sus clientes. McCall es un justiciero que no anda conchitas cuando se trata de castigar a los culpables de una violación o de un secuestro, algo que sólo conoce su antigua socia y ahora amiga, Susan Plummer. El tándem Antoine Fuqua y Denzel Washington es uno de los más sólidos de Hollywood desde que rodaron Training Day (Oscar para Washington). El actor de Nueva York suele dar vida en esos filmes a tipos implacables y violentos, lo cual casa a la perfección con la intensidad visual que imprime Fuqua y la potente personalidad de Washington. En esta película, como en las anteriores, funciona todo lo que sabemos de antemano; atrapa y no da respiro desde la primera escena en el tren de Turquía, al tiempo que sienta las bases de lo que va a ser una película violenta y sin concesiones pues enfrentarse a McCall significa morir en el intento o como mínimo salir arrastrándose con varios huesos rotos. Por otra parte, si en la anterior entrega la humanidad del protagonista se debía a su implicación en la vida de una niña en apuros, aquí un joven vecino que se aproxima peligrosamente a la vida criminal se convertirá en el pupilo y protegido de McCall, alguien en quien inculcar la voluntad y el arrojo necesarios para llegar a ser una buena persona. Un futuro que proteger, una esperanza al fin y al cabo para un hombre –McCall– que lo ha perdido todo en el pasado. Fuera de esto, el guión peca de una excesiva simpleza, pura linealidad sin matices, aumentada hasta el máximo durante los últimos minutos.

5/10
Walking Out

2017 | Walking Out

Trouble

2017 | Trouble

La batalla de los sexos

2017 | Battle of the Sexes

Una película basada en hechos reales, en los años 70, cuando las mujeres tenistas luchan por un reconocimiento que ya reciben de sobra los hombres por su habilidad con la raqueta, y que debería traducirse en sueldos equiparables. Esto dista de ser una realidad, de modo que Billy Jane King, la numero uno del circuito, desafía a la Federación estadounidense con otras compañeras poniendo en marcha su propia competición, la Virginia Slims. Viendo esta “batalla de sexos”, el antiguo campeón Bobby Rigs, aficionado compulsivo a las apuestas y showman empedernido, decide aprovechar la coyuntura para lanzar su propio reto de hombre contra mujer en la pista de tenis. Jugará sucesivamente contra dos números uno, Margaret Court y la citada King; la propuesta de estos partidos de exhibición conocidos como “La batalla de los sexos” enseguida despiertan la atención mediática. Si hubiera que juzgar esta película en términos de categoría de torneos de tenis, sin duda que no entra dentro del Gran Slam, tal honor corresponde a otra película dirigida por el matrimonio constituido por Jonathan Dayton y Valerie Faris, Pequeña Miss Sunshine. No significa esto que sea un título desdeñable. Y es que, siguiendo con la comparación, hay simpáticos torneos en el circuito que aunque no sean memorables merecen la pena ser jugados, bien lo saben los tenistas, ya sea por mantenerse en forma, hacer un guiño de complicidad a las ideas dominantes o engrosar la cuenta corriente, hay que ganarse la vida. La pareja de directores sigue contando con guionista único de prestigio. Si en Pequeña Miss Sunshine les hizo un libreto impecable Michael Arndt, y en Ruby Sparks tal papel le correspondió a la también actriz coprotagonista Zoe Kazan, aquí les respalda Simon Beaufoy, que hizo para Danny Boyle Slumdog Millionaire, por cierto que Boyle figura en en La batalla de los sexos como productor. La película de entrada está planteada como la lucha de unas mujeres que tratan de hacer valer sus derechos en un mundo machista dominado por los hombres. Esta parte funciona razonablemente. Al mismo tiempo, se sigue la trayectoria personal y sentimental de Billy Jane King y Bobby Rigs, para plantear otras batallas de sexos diferentes a las del tenis y la equiparación profesional. Por un lado para abordar la atracción de King, una mujer casada, por las mujeres, que tiene un respaldo en los dos modistos homosexuales, que la visten para la cancha; por el otro para hablar del matrimonio de Riggs, a punto de irse al traste por su ludopatía y tendencia al exceso. En esta apartado íntimo, sobre todo en el romance de King con una peluquera, la narración se hace morosa y poco convincente, no existe ningún sentido de la lealtad debida o de la necesidad de poner las cartas boca arriba, y pese a la asombrosa transformación de la oscarizada Emma Stone en King, algo chirría, quizá la intencionalidad de vender derechos LGBT resulta demasiado obvia. En cambio, y dentro de que es un personaje agradecido, Steve Carell como el bufón patético Riggs resulta decididamente mucho más convincente.

6/10
The Sinner

2017 | The Sinner | Serie TV

La balada de Lefty Brown

2017 | The Ballad of Lefty Brown

Durante décadas, Lefty Brown (Bill Pullman) ha cabalgado junto a Edward Johnson (Peter Fonda), ayudándole a sobrevivir en el salvaje Oeste. Cuando Lefty es testigo del asesinato de su amigo, decide buscar a los culpables recorriendo la desolada Montana y vengarse.

A la sombra de Kennedy

2017 | LBJ

Acercamiento a la figura de Lyndon Baines Johnson, que ambicionaba llegar a la presidencia de Estados Unidos, aunque nunca pudo imaginar que su sueño se cumpliría tras la pesadilla del asesinato de su predecesor, John Fitzgerald Kennedy, a quien servía como vicepresidente. Mueve la cámara Rob Reiner, un director apagado en los últimos tiempos, tras sus incontestables éxitos de los 80 y 90 con Cuenta conmigo, La princesa prometida y Misery. El film compone un retrato positivo del personaje, ofreciendo trazos de su estatura política a partir de una estructura narrativa que pivota sobre el desplazamiento de la comitiva presidencial que llegó a Dallas el 22 de noviembre de 1963. Así, se alternan imágenes del viaje en coches descubiertos –JFK iba en el primero con Jackie, LBJ en el tercero con su esposa Bird– con diversos momentos de la carrera política del protagonista: sus luchas políticas cuando es el líder de la mayoría demócrata del Senado, su postulación como candidato presidencial, la aceptación de la vicepresidencia con John Kennedy, sus esfuerzos por templar gaitas con el senador sureño Richard Russell a la hora de avanzar en la implantación de los derechos civiles, las desavenencias profundas con Bobby Kennedy... La narración es clásica y funciona, sirve para proponer temas como el liderazgo político, la habilidad en el toma y daca, sacar una cosa, ceder en otra, la importancia de no dejarse llevar por las manías y fobias, la necesaria unidad nacional en tiempos de crisis. Se beneficia de un buen reparto donde nadie desentona, y en que brilla un actor que no deja de mejorar, Woody Harrelson, que en su composición de Johnson recuerda a ratos al gran Spencer Tracy. También está bien Michael Stahl-David en el antipático papel de Boby, o Richard Jenkins como el senador que se siente en parte traicionado. Aunque su presencia sea secundaria, también destacan Jennifer Jason Leigh como la esposa de LBJ, y Jeffrey Donovan en el siempre difícil papel de JFK.

6/10
Independence Day: Contraataque

2016 | Independence Day: Resurgence

Han pasado dos décadas desde que la Tierra sobreviviera a aquella invasión alienígena, tras la que la conmemoración del 4 de julio se hizo extensiva como Día de la Independencia para todo el planeta Tierra. Los países aprendieron a superar sus diferencias y ahora viven en paz y armonía. Gracias a los restos de tecnología del enemigo que quedaron abandonados, la humanidad ha realizado grandes avances, sobre todo en cuanto a vehículos antigravitatorios y cazas de combate se refiere. Sin embargo, David Levinson, científico que dio con la solución a la amenaza, advierte de que el enemigo regresará un día. No es el único que piensa que esto puede ocurrir, pues el que fuera presidente entonces, Thomas J. Whitmore, está obsesionado con que el retorno se producirá. Lo que ha dejado claro a su círculo íntimo, que incluye a su hija, Patricia, y a Dylan, vástago del fallecido Steven Hiller, que ha seguido sus pasos como piloto del ejército. Sorprende que haya tardado veinte años en rodarse la secuela de un blockbuster que en su día recaudó más de 800 millones de dólares, sobre todo porque su máximo artífice, como director y guionista, Roland Emmerich, no ha buscado caminos nuevos precisamente; la mayor parte de lo que ha rodado desde entonces variaba muy poco, pues Godzilla, El día de mañana o 2012, sólo traían como novedad qué desastre reemplazaría a los extraterrestres a la hora de poner en peligro al mundo. Pero al final, el cineasta alemán ha cedido a las presiones de Fox, y retoma su mayor éxito. La falta de acuerdo con la principal estrella del original, Will Smith, no ha supuesto un gran quebradero de cabeza a la hora de componer el libreto. Su rol lo ocupa su vástago en la ficción, encarnado por el joven en alza Jessie Usher (Level Up), y con un par de llamativas fotos a gran tamaño que recuerdan al ‘difunto’, asunto zanjado. Por lo demás, repite el grueso del coral reparto, con Bill Pullman, Brent Spiner, Vivica A. Fox y Jeff Goldblum de nuevo en la piel de sus personajes, con el añadido de alguna joven promesa, Liam Hemsworth y Maika Monroe, y de alguna actriz prestigiosa, como la francesa Charlotte Gainsbourg. Aunque aquí hablar del reparto es lo de menos. No desentonan, pero tampoco tienen mucho tiempo para lucirse, ni sus personajes están demasiado desarrollados. Por ejemplo, se atisban posibilidades en la relación amor-odio Goldblum-Gainsbourg, pero queda reducida a pavesas. A un film de Emmerich se va a ver cómo explota el Puente de Londres, la Casa Blanca (de nuevo), etc., y eso sí que abunda. Se supone que en una secuela debe haber más explosiones que en el original, aquí resultaría imposible, en todo caso las mismas, así que como apunta el personaje de Goldblum… ¡las naves invasoras son más grandes! Quizás se echa de menos algo del humor voluntario (o involuntario) del original, pero nadie que pague una entrada se sentirá engañado. Emmerich sirve lo que se esperaba, entretenimiento ligero de verano para toda la familia. Tras dirigir la vilipendiada por la crítica Stonewall, en torno a una tragedia que incidió en el movimiento homosexual, el realizador proclamó a los cuatro vientos que en esta superproducción metería a una pareja gay. Sin embargo, todo se ha quedado en guiños, en la relación entre un soldado negro y un contable friki, que el grueso del público ni captará. 

5/10
American Ultra

2015 | American Ultra

En un pequeño pueblo viven dos jovenzuelos enamorados, Mike y Phoebe. Pero algo no anda bien en sus vidas, porretas empedernidos se sienten un poco atrapados en ese lugar debido a los ataques de pánico que sufre Mike, que busca el momento oportuno para pedirle matrimonio a Phoebe. Una noche mientras dibuja un tebeo de su invención en la solitaria tienda de carretera que regenta, Mike observa cómo dos tipos están manipulando su coche. Cuando se acerca y éstos se preparan para atacarle, Mike reacciona como una auténtico experto en la lucha cuerpo a cuerpo. Para su segunda película como director el londinense Nima Nourizadeh ha partido de un guión de Max Landis, responsable del libreto de Chronicle, film de bajo presupuesto con el que se dio a conocer. Entre los dos entregan una película que, por su concepción, tiene mucho de gamberrada, pese que cuenta una historia bastante sencilla que se desarrolla muy linealmente, por terrenos previsibles. El argumento central parece una mezcla entre las películas de Jason Bourne (experimento con agente desmemoriado de la CIA que hay que eliminar) y las escenas de acción y la puesta en escena de filmes friquis al estilo Kick-Ass. Listos para machacar. El resultado es medianamente entretenido, de humorada desfasada, aunque también excesivamente simple, paródico, leve. Hay que reconocer que el arranque tiene cierta gracia. Esa pareja de colgados fumetas, tan unidos, que parecen un cero a la izquierda y cuya vida cambia de la noche a la mañana en cuanto una mujer se acerca a Mike y le susurra una ristra de palabras, mantra mágico que despertará al superagente dormido en el interior del porrero. Pero a partir de ese punto la linealidad y el buscado aire comiquero y estrafalario rebajan la factura a volátil producto de consumo. Jesse Eisenberg y Kristen Stewart vuelven a compartir film tras Adventureland y las cosas no han cambiado demasiado: él sigue pareciendo un eterno adolescente, aunque justo es reconocer que es la mar de adecuado para el rayante papel protagonista, mientras que el rol de ella es mucho más soso y convencional, poco relevante.

5/10
Guerra total

2014 | Cymbeline

El protector (The Equalizer)

2013 | The Equalizer

Los tiempos cambian, nos igualan, nos “equalizan”. En 1985 el antiguo espía reconvertido en justiciero detective privado Robert McCall era blanco y británico, y le ponía cara y alma en una serie televisiva Edward Woodward. Casi 30 años después sus andanzas dan el salto a la gran pantalla en El protector (The Equalizer), una película que es puro Hollywood, producción adrenalítica y muy violenta de Sony, con el afroamericano Denzel Washington asumiendo el rol principal. Su McCall es un tipo sin pasado, que trabaja en Boston en una gran superficie del bricolage. Para sus compañeros en un buen colega, que les ayuda desinteresadamente, pero que también guarda las distancias, nadie sabe nada de él. Por las noches acude invariablemente a cenar un restaurante de esos que están abiertos las 24 horas del día, los 7 días se la semana, con un libro, el saber no ocupa lugar, maneja una lista de 100 títulos, y ya va por el 91. Siempre coincide en el lugar con Teri, una joven prostituta, que sueña con grabar un disco, pero que está atrapada en las redes de la mafia rusa. Y se produce la conexión humana, Robert conversa con ella, no la juzga ni la desprecia, tampoco le vende moralina, aunque sí le transmite la idea de que uno puede cambiar si se lo propone. Una paliza descomunal que la envía a la Unidad de Cuidados Intensivos –Teri no se dejó maltratar por uno de sus clientes, y sus jefes quieren con ese escarmiento enviar un mensaje a sus compañeras de oficio–, saca McCall de su rutina habitual. Vuelven a la primera línea sus habilidades de inteligente hombre de acción del pasado, lo que supone un choque brutal con los gángsteres rusos. La primera escabechina sólo será la punta del iceberg de la guerra que está en marcha. Viendo el film de Antoine Fuqua, no puedo uno por menos de pensar en que el director ha vuelto a tomar como objetivo la Casa Blanca. Después de convertir en malos a los norcoreanos en Objetivo: La Casa Blanca, toca el turno a los mafiosos rusos en lo que se diría una reedición de la Guerra Fría en los tiempos que corren. Al fin y al cabo Obama está librando (o no librando, pues no sabe muy bien qué hacer) una nueva Guerra Fría con la crisis de Ucrania y la Rusia de Putin, así que ahí está la metáfora, Denzel Washington es el nuevo Barack Obama que pone orden dentro del caos. El personaje protagonista tiene algo de 007, también por la oscuridad de su pasado, aunque el guión de Richard Wenck busca hacerle más humano, que se pueda empatizar con él, algo a lo que el actor ayuda, y mucho. Y sin embargo, también hay una frialdad en su precisión a la hora de ejecutar sus planes, parece en el fondo un superhéroe sin debilidades, parte del suspense se esfuma porque en sus acciones parece casi sobrehumano, tenemos la certeza de que va a poder con todos los terribles villanos, donde el que se lleva la palma es Teddy, encarnado bien por Marton Csokas. La función actoral es para Washington, pero hay papelitos bien servidos para secundarios de lujo, Chloë Grace Moretz, Bill Pullman y Melissa Leo. E incluso para algún desconocido como Johnny Skourtis, en un personaje al estilo Hugo de Perdidos. La película es entretenida y desengrasante, pero previsible en su desarrollo y mil veces vista. Carga además la gráfica violencia, Fuqua parece que se da cuenta en algún momento, y en el previsible asesinato de una mujer, en que nos preparamos para las escenas desagradables de rigor, el hombre pisa el freno y parece estar diciendo “Tranquilos, que por esta vez os las perdono”.

6/10
1600 Penn

2012 | 1600 Penn | Serie TV

Lola Versus

2012 | Lola Versus

Lola tiene 29 años y vive con su novio Luke. Sin embargo, cuando poco antes de la boda, Luke se echa atrás, Lola caerá en un tremendo estado de confusión. Irá entonces dando tumbos afectivos, con su amigo Henry (mejor amigo de Luke), un tipo que encuentra en un bar, etc., mientras recibe el apoyo de su amiga Alice y de sus padres. Film con vitola de independiente que acaba dando un poco menos de lo que promete. Responden la historia y los personajes a una visión muy postmoderna de la vida, con urbanitas neoyorquinos que parlotean y parlotean sobre el amor, en un intento de huir de la soledad, pero que en el fondo no saben vivir con una mínima hondura sus relaciones. La película tiene algo de los filmes de Woody Allen, sobre todo por la neurótica protagonista, la frescura de los diálogos y la inclusión de la cínica y humorísta amiga de Lola, Alice (interpretada por la coguionista Zoe Lister Jones), una artista, joven y deslenguada. La actriz Greta Gerwig hace un buen trabajo.

4/10
Malas noticias

2011 | Too Big to Fail

Una versión mordaz de la crisis financiera de 2008. Basada en el best-seller de Andrew Ross Sorkin, da una visión en profundidad de los cruces entre Wall Street y Washington y cómo sus decisiones impactan sobre los ciudadanos. Mezclando personalidades de la vida real con una apasionante cuenta atrás hacia el desastre económico, el director ganador del Oscar Curtis Hanson crea un explosivo drama cuya lente captura cómo la economia de los Estados Unidos fue recuperada cuando estaba al borde del colapso.

Presunta inocencia

2011 | Innocent

Veinte años después de haber sido exculpado de la muerte de su amante, el juez Rusty Sabich debe ahora afrontar nuevas acusaciones por el asesinato de su esposa. Durante las investigaciones un turbio asunto de Rusty saldrá a la luz y será un serio obstáculo en su defensa y en la relación con su hijo. Secuela de Presunto inocente, cuyo papel de Sabich estaba entonces interpretado por Harrison Ford. El telefilm, basado en una novela de Scott Turow y dirigido por el televisivo Mike Robe (Valle de sombras) se deja ver, pero tampoco aporta gran cosa. Eso sí reúne los rostros conocidos de Bill Pullman y Marcia Gay Harden.

4/10
Peacock

2010 | Peacock

El demonio bajo la piel

2010 | The Killer Inside Me

Lou es el típico paleto de Texas con pinta de buena persona, ayudante del sheriff de un pueblo perdido en el que nunca pasa nada. Un día su jefe le encomienda que visite a una joven prostituta, para invitarla a dejar la ciudad. Pero a Lou le salta una extraña ‘clavija’ de su sique, y tras azotarla, se deja enredar sexualmente por ella, y la empieza a frecuentar al tiempo que mantiene una relación con otra mujer. Cuando un líder sindical le cuenta que un constructor de la zona estuvo implicado en la muerte supuestamente accidental de su hermanastro, empieza a trazar una venganza verdaderamente retorcida, por no decir diabólica. El director de El velo pintado y Stone, John Curran, firma el guión de esta adaptación de una novela de Jim Thompson, cuyos argumentos han dado pie a sólidas –y en algún caso malsanas– muestras de cine negro, como son Atraco perfecto, La huida y Los timadores. Y dirige un director inesperado en este género, el muy versátil Michael Winterbottom. La película que nos ocupa podría definirse como cine negro al baño freudiano con psicópata en primer plano. Winterbottom saba dar a la narración, con la omnipresente voz en off del protagonista, un ritmo de existencialismo cansado y cínico, un poco a lo Chinatown; aunque la forma de abordar el trauma del protagonista, y lo gráfico que es en pintar el sexo y la violencia, acaban restándole fuerza. Tampoco es muy afortunado el risible y algo operístico desenlace, a todas luces excesivo, aunque sirva para subrayar los rasgos algo satánicos de Lou. En el capítulo interpretativo de El demonio bajo la piel se confirma lo buen actor que es Casey Affleck, cuya gélida interpretación hiela el alma; está bien respaldado por Ned Beatty, Elias Koteas, Jessica Alba y Kate Hudson.

5/10
Guerra de vinos

2008 | Bottle Shock

Película inspirada en hechos reales. Habla de la cata a ciegas de distintos vinos franceses y californianos en 1973, cuando la opinión dominante era que los caldos galos no tenían rival. La competición probaría que los vinos obtenidos en Napa Valley eran de una calidad excelente, comparables a los obtenidos al otro lado del charco. El film sigue por un lado al organizador de la cata, el británico afincado en París Steven Spurrier; por otro lado están, Jim y Bo Barrett, padre e hijo, que cultivan vides en California en su explotación de Chateau Montelena; además anda por ahí la becaria Sam, y el latino que también anda a la búsqueda del vino perfecto Gustavo Bambrila. Randall Miller entrega un film que gustará a los apasionados del vino, pues el film es un canto a la pasión por enología. Quizá el preciosismo de las imágenes es excesivo, pero se entiende por la mirada algo romántica a la dedicación profesional a los vinos. Se ha construido un entramado de relaciones entre los personajes sencillo y eficaz –las diferencias padre-hijo que se dirimen a puñetazo limpio, al más puro estilo Hemingway; las diferencias entre los dos amigos por la chica; el catador que es como un pulpo en un garaje, que tiene su reverso en la presencia de Bo en Francia; la chica dueña de un bar–, y está bien resuelto el clímax de la cata a ciegas. En el reparto sobresale Alan Rickman, y el juvenil Chris Pine, que recuerda en su composición, de modo sorprendente, a Antonio Banderas.

5/10
Scary Movie 4

2006 | Scary Movie 4

Cindy Campbell encuentra trabajo como asistente de una anciana, que vive en una casa embrujada por la que ronda un niño fantasmal. A pocos metros de allí, su vecino Tom Ryan, un padre divorciado, se queda durante el fin de semana al cargo de sus dos hijos. Descubre que unas gigantescas máquinas de tres patas están invadiendo la ciudad. Como ya ocurriera con la entrega anterior, David Zucker, uno de los creadores de Aterriza como puedas, Top Secret y Agárralo como puedas, dirige la cuarta parte de una saga claramente inspirada en estas películas. El resultado es superior a los filmes que dirigieron los hermanos Wayans, únicamente compuestos de groserías. El argumento mezcla sobre todo las tramas de El grito y La guerra de los mundos, pero también contiene referencias a El bosque, Saw, Brokeback Mountain, y hasta a Fahrenheit 9/11, en una parodia de la secuencia de Bush en la escuela de niños, con Leslie Nielsen como improbable presidente estadounidense. Esto último es lo mejor de la película, junto a las múltiples alusiones a Tom Cruise.

4/10
Revelations

2005 | Revelations | Serie TV

Un hombre de ciencia y una monja están unidos emocionalmente por una razón: ambos perdieron a un ser querido en trágicas circunstancias. La hija de él murió por culpa de una secta satánica; la hermana de ella, de un modo violento. Pero no pueden ser más diferentes, pues uno lo fía todo a la ciencia, la otra a la Sagrada Escritura. Pero se verán obligados a colaborar cuando extraños sucesos apuntan a la segunda venida de Cristo y al advenimiento del Anticristo. Irregular miniserie, que trata de imaginar cómo podrían sucederse los sucesos profetizados en el Apocalipsis. Hay un gran esfuerzo de producción detrás, y un buen reparto, que se esfuerza con sus personajes. Aunque a la hora de encarnar el conflicto fe-ciencia, Natascha McElhone y Bill Pullman tienen dificultades propiciadas por el guión, que subraya las diferencias entre sus dos mundos, como si en una sola persona no pudieran conciliarse fácilmente. Puede haber buenas intenciones en el dibujo de la lucha entre el bien y el mal, y el film se toma en serio la omnipotencia divina y la presencia del diablo en el mundo -no estamos ante una reedición de El código Da Vinci-, pero a medida que discurre la trama la cosa alcanza momentos sencillamente disparatados. Historia de teología-ficción, tiene bastante más de lo segundo que lo primero. Quizá alguno aduzca que se trata de un puro entretenimiento, y que no hay que buscarle tres pies al gato, pero ideas como la de que Jesús tuviera que encarnarse por segunda vez en el seno de otra virgen, rozan el delirio. Con planteamientos así, hasta el puñal que mata demonios parece algo "verosímil". Parece ser que una tal Claudia Highbaugh, sacerdotisa de la Iglesia Cristiana de los Discípulos de Cristo, ha prestado asesoramiento a la serie, aunque no sabemos bien en qué, a no ser en las abundantes citas bíblicas que salpican el film.

4/10
Querida Wendy

2005 | Dear Wendy

Dick es un adolescente inadaptado y más bien tímido, a cuyas manos llega un día una pequeña pistola, en un pueblecito de la América profunda. Al joven le encanta el arma, y hasta le da un nombre, Wendy. Con otros amigos raritos forma una especie de club, ‘los dandies’, cuyo requisito de admisión principal es tener un arma, y usarla sólo para hacer puntería, nunca para infligir daño a otras personas. Los chicos se lo pasan en grande, tiro va, tiro viene, hasta que se une al grupo un ‘bala perdida’, que podría llevarles a romper las reglas que ellos mismos se han marcado. Curiosa parábola acerca de la violencia y las armas, con guión de Lars Von Trier, que va en la línea de sus últimos filmes, Bailar en la oscuridad, Dogville y Manderlay, muy críticos con Estados Unidos. Tras la cámara está Thomas Vinterberg, quien probó ser discípulo aventajado de Von Trier en la ‘dogmática’ y dura Celebración. Protagoniza Jamie Bell, el chico ya algo crecido de Billy Elliot (Quiero bailar).

6/10
El grito (2004)

2004 | The Grudge

Karen, una estudiante estadounidense que estudia trabajo social en Japón, acepta reemplazar a una enfermera de la que nadie sabe nada. Su tarea consiste en acudir a una casa de un barrio residencial, para cuidar a una anciana, también occidental, que se encuentra en estado catatónico. Al llegar, escucha arañazos en la parte de arriba. Decide investigar, pero será testigo de extraños sucesos sobrenaturales. El director japonés Takashi Shimizu debutó con Ju-on: La maldición, que pasa por ser la película más popular del cine de terror oriental. Dice Sam Raimi, el director de Spider-Man, que fue la película de terror que más miedo le ha dado en su vida, y que cuando la vio supo que debía hacerse con los derechos y financiar la versión estadounidense. Le gustaba tanto el original que lo que quería eran exactamente las mismas imágenes con actores occidentales, por lo que finalmente decidió reclutar al mismo director para que rodara una fotocopia de su trabajo, que incluso fue rodada en Japón, es decir, en la misma localización geográfica. Esta vez los protagonistas son Sarah Michelle Gellar, protagonista de la serie de culto Buffy, la cazavampiros, Jason Behr, de la serie Roswell, Clea DuVall y Bill Pullman, que por cierto transmiten la sensación de que hay mucho occidental en Tokio últimamente. El guionista debutante Stephen Susco ha limado algunos defectos del original, aunque mantiene la estructura, formada por dos líneas argumentales, una progresiva hacia delante, y una serie de "flash-backs" que muestran a los visitantes de la casa del pasado. Ciertamente, a pesar de todo, el argumento es bastante ligero (unos espíritus asustan a todo el que entra en la casa), pero mantiene la tensión y los sustos de Shimizu funcionan como un mecanismo de relojería.

6/10
La gran caída de Igby

2002 | Igby Goes Down

Igby (Kieran Culkin) es un chaval de 17 años, listo y agudo y pegado con el mundo. Su madre (Susan Sarandon) es una neurótica que ya no sabe que hacer con su hijo, al que expulsan de todos los colegios, todo lo contrario que su hermano mayor, Oliver (Ryan Phillippe). Su padre, por su parte, se encuentra recluido en un psiquiátrico. Igby logrará escapar de las garras y el control materno cuando se instale en un loft en donde vive la guapa Rachel (Amanda Peet), amante del padrino de Igby. Comedia cínica, contruida a base de diálogos y situaciones más o menos forzadas, típica de urbanitas neoyorquinos cuyo cerebro está un poco descacharrado. El personaje central es claramente heredero de Holden Caufield, el protagonista de "El guardian entre el centeno". Irá dando tumbos de un lado a otro, en busca del amor, del equilibrio en su vida, de encontrarle algún sentido a su existencia. Un jovencito listo e inadaptado a los egoísmos con que ha sido educado. El resultado es meritorio, se deja ver aunque no entusiasma. Kieran Culkin y Susan Sarandon fueron nominados a os Globos de Oro.

5/10
El quinto hombre

2001 | Ignition

Gallagher, un militar conflictivo, no tiene más remedio que aceptar un trabajo como guardaespaldas de Faith, una juez federal tipo Garzón. Como la chica es anticorrupción a tope, tiene un buen puñado de enemigos que quisieran verla bajo tierra; así que Gallagher no va a aburrirse un momento. Intriga razonable, y dos actores competentes, Bill Pullman y Lena Olin, son el seguro de vida de una trama clásica, contada con cierto oficio.

4/10
Combinación ganadora

2000 | Lucky Numbers

Russ Richards es un patético hombre del tiempo que trabaja en una televisión Pennsylvania. Derrocha todo lo que gana y lo que le queda lo pierde en un cutre negocio de motos de nieve. Desesperado, decide buscar suerte en un lugar seguro y decide amañar el sorteo de lotería estatal poniéndose de acuerdo con la chica de la tele encargada de sacar las bolas. John Travolta y Lisa Kudrow forman una formidable pareja cómica, capaz de sacar adelante un guión convencional, dirigido con oficio por Nora Ephron.

3/10
El virginiano (2000)

2000 | The Virginian

Versión de la novela del oeste escrita por Owen Wister y llevada a la pantalla en varias ocasiones e incluso en forma de serie de televisión. Narra las andanzas de un cowboy sureño llamado y de su amigo Steve. Las cosas se pondrán interesantes cuando se deba enfrentar a un ladrón de ganado llamado Trampas y cuando entre en liza el amor por la maestra Molly, y ambos amigos se enamoren de ella. En el papel de la maestrita da bien la talla la guapa Diane Lane (Cotton Club), mientras que Bill Pullman (Mientras dormías) intenta dar empaque a su personaje protagonista, al tiempo que debuta con cierto oficio en la dirección. La película se deja ver, gracias sobre todo a que está al servicio de una historia muy clásica.

4/10
Presunto homicida

2000 | The Guilty

Callum es un tipo que va triunfando por la vida. Abogado de prestigio, casado, con una buena casa, podría ser nombrado juez federal. Pero la lujuria le obceca cuando ve a su secretaria con ropa sexy, y la viola. Luego le pide perdón y tal, pero evidentemente el mal está hecho. Y como el tipo no está seguro del silencio de su empleada, y su nombramiento peligra, contrata a un asesino para eliminarla. Tal asesino resulta ser... su hijo, a quien no conoce. Thriller alambicado, con muchos pliegues y repliegues. Anthony Waller, especializado en thriller (Testigo mudo) y cine de terror variado (Un hombre lobo americano en París, El pequeño vampiro), trata de rompernos el saque. En el reparto, destaca el siempre eficaz Bill Pullman.

4/10
Juegos de espía

1999 | History Is Made At Night

La CIA y la KGB no se llevan tan mal como parece a primera vista. Al menos dos de sus espías: Harry, americano, que tiene un club de jazz como tapadera, y Natasha, rusa, mantienen una relación amorosa. La aparición de una misteriosa cinta de vídeo podría enfriar su aventura. Este film de producción canadiense y director finlandés, tiene en su haber dos actores muy resultones, Bill Pullman y Irène Jacob, que dan vida a los espías enamorados.

4/10
Sueños rotos

1999 | Brokedown Palace

Alice y su mejor amiga, Darlene, se han montado un viajecito a Tailandia para celebrar su salida del instituto. Lo que empieza como viaje divertido y exótico, en el que esperan, cómo no, ligar un poco, se transforma en pesadilla. La causa es que conocen al guapetón de Nick, del que se encaprichan; pero el joven está mezclado con un asunto de drogas y se aprovecha de ellas. Resultado: Alice y Darlene van a dar con sus huesos en la cárcel, al estilo de lo que ocurría en El expreso de medianoche. Las prometedoras Claire Danes y Kate Beckinsale protagonizan un film que, si bien resulta previsible, permite desarrollar la evolución de la amistad de las dos chicas. De “genial” pero superficial, se pasa luego al distanciamiento, hasta que se llega a una mejor comprensión mutua.

4/10
Mandíbulas

1999 | Lake Placid

Un lago tranquilo. Tranquilo en apariencia. En sus profundidades mora una criatura letal, con forma de enorme cocodrilo. Después de que engulla a un tipo seccionándolo por la mitad, una paleontóloga acude a investigar. Le ayudan en sus pesquisas un guardia forestal y un sheriff. Pronto se agrega al grupo un millonario algo chiflado, especialmente obsesionado por los cocodrilos, a los que considera poco menos que deidades. Entretenido producto de serie B, que recuerda a Anaconda. El film tiene unos cuantos sustos bien dosificados y un agradecido sentido del humor, como puede verse en el gag que cierra la historia. Los efectos especiales son más que presentables. Tras la cámara está el veterano del terror Steve Miner, que dirigió dos entregas de la saga Viernes 13, además del interesante film Eternamente joven. El reparto tiene muy competentes actores: Bridget Fonda, de la célebre familia Fonda, Bill Pullman y un alocado Oliver Platt.

6/10
El efecto cero

1998 | Zero Effect

Daryl Zero es un detective privado que triunfa en el terreno profesional, pero su vida personal es un desastre. Zero intenta resolver con su ayudante, Steve Arlo, el caso de un empresario chantajeado. Pero se enamora perdidamente de Gloria Sullivan, la principal sospechosa del asunto. Ligera comedia de argumento insulso, pero que cuenta a su favor con un buen plantel de actores. Bill Pullman y Ben Stiller realizan una buena pareja cómica como los investigadores protagonistas, mientras que el veterano Ryan O'Neal encarna al empresario al que tienen que ayudar. Supuso el debut como director, productor y guionista de Jake Kasdan, hijo de Lawrence Kasdan, que posteriormente dirigiría Orange County, entre otros trabajos.

5/10
El final de la violencia

1997 | The End of Violence

Un productor de cine que debe su fortuna a las películas violentas, vive en una espectacular finca a las afueras de Los Angeles. De pronto, de modo misterioso, su vida se ve amenazada por dos misteriosos desconocidos. Él huye, receloso de su mujer, que cree que le oculta algo. Los dos desconocidos mueren asesinados, pero el crimen ha quedado registrado en vídeo: un sorprendente laboratorio experimental, situado en una colina, viola la intimidad de las personas grabando en cinta todo tipo de sucesos. La excusa es un genérico "por el bien de toda la sociedad". El alemán Wim Wenders demuestra que es perfectamente posible unir el género del thriller (la emoción persiste a lo largo de toda la película) con la invitación a reflexionar. El film parte de la violencia que fabrica un productor cinematográfico (lo encarna un entonado Bill Pullman) para llegar hasta una violencia real, que afecta al protagonista. Recuerda el planteamiento al interesante título de Lawrence Kasdan, Grand Canyon, el alma de la ciudad. El director no escamotea los horribles efectos que engendra la violencia, y explica sin malabarismos cómo está motivada por el egoísmo, el desprecio del individuo, la crueldad. Y dibuja con acierto el interesante personaje de la esposa del protagonista (encantadora Andie MacDowell), que desde una posición frívola se asoma al abismo del mal.

7/10
Carretera perdida

1997 | Lost Highway

David Lynch vuelve a ponerse detrás de la cámara, y el resultado es esta película que cuenta con las virtudes y defectos de sus antiguas realizaciones. La historia se centra en el matrimonio compuesto por Fred Madison y Renée, que viven en un lugar aislado. Un día alguien llama a la puerta. Cuando abren no encuentran a nadie, sólo una cinta de video. El hecho vuelve a repetirse día tras día. Las cosas empeoran, cuando un día la cinta contiene la filmación de un asesinato real. Ahora la vida de Fred se convierte en una auténtica pesadilla... Bill Pullman, Balthazar Getty y Patricia Arquette son el excelente trío de actores que encabeza el reparto de este film inquietante, enfermizo y onírico, absolutamente inclasificable, que incluye traslación de personalidades y revueltas narrativas sin causa aparente. Es decir, David Lynch en el momento más alto de su mundo pesadillesco e insano. La película cuenta con la fotografía de Peter Deming, que sabe recoger ese tono psicodélico que tanto gusta a Lynch. Destaca también la excelente banda sonora a cargo de Angelo Badalamenti, habitual del director.

8/10
Caso abierto

1996 | Mistrial

El detective Steve Donahue dirige una investigación sobre el asesinato de dos policías. Tras concienzudas averiguaciones, todo parecer indicar que el responsable de las muertes es un mafiosillo local llamado Ríos, el cual es apresado tras un sangriento tiroteo, en el que resultan muertos la mujer y el hermano del sospechoso. Las cosas se complican en el juzgado ya que el jurado no sólo considera inocente a Ríos, sino que se abre un debate sobre la brutalidad policial. Incapaz de aceptar esta situación, el detective Steve decide aplicar su propia justicia, y lo hace secuestrando a Juez, Jurado y acusado. Heywood Gould dirige este film, que plantea el debate sobre la licitud o no de tomarse la justicia por la propia mano, cuando el sistema judicial falla. Cuenta con un completo reparto en el que destaca Bill Pullman, Robert Loggia y Blair Underwood.

6/10
El hombre equivocado

1996 | Mr. Wrong

Martha es la presentadora de un popular talk-show televisivo. Es una mujer de éxito pero está soltera, por lo que todo el mundo le pregunta continuamente sobre la posibilidad de que encuentre al hombre ideal y que se case. Un día conoce al que parece ser el hombre perfecto y se enamora, aunque su príncipe no resulta ser tan azul como pensaba. Ellen DeGeneres protagoniza esta película haciendo en cierto sentido de ella misma, pues además de actriz es la presentadora de un exitoso talk-show que se emite en la televisión norteamericana.

3/10
Independence Day

1996 | Independence Day

Un día llegan a la Tierra unas gigantescas naves espaciales. En un principio la población aguarda con esperanza que los visitantes vengan en son de paz, pero esto se torna en desesperación cuando se dan cuenta de que las naves atacan el planeta lanzando rayos destructivos en las mayores ciudades del mundo, y destruyendo edificios emblemáticos como el Pentágono. Sin embargo, algunos supervivientes planean un ataque masivo contra los alienígenas. El presidente de los Estados Unidos escapa como puede de la destrucción de la Casa Blanca. Mientras tanto, un científico genial descubre un método para combatir informáticamente a los invasores, y un piloto intenta salvar su vida tras sobrevivir a un combate aéreo. Uno de los mayores éxitos de taquilla del cine norteamericano. El realizador Roland Emmerich (Soldado Universal) planteó la historia de forma muy humorística y distendida, excepto en los momentos en que se retrata la tragedia. Tal vez por esta razón pensó en Will Smith (conocido por la comedia televisiva El príncipe de Bel-Air) para el papel principal. Junto a él, Jeff Goldblum repite el mismo papel de científico que hacía en Parque Jurásico y Bill Pullman deja atrás su típico papel en películas románticas como Mientras dormías para dar vida al mismísimo presidente de los Estados Unidos, que encabeza en su aeroplano hacia la victoria a las tropas resultantes de la unión de todo el mundo.

5/10
Mientras dormías

1995 | While You Were Sleeping

Película romántica por excelencia, al estilo Capra o al de Leo McCarey en la célebre Tú y yo. Lucy (Sandra Bullock) es una joven taquillera de metro que está secretamente enamorada de uno de los pasajeros al que ve todos los días. Un día éste sufre un grave accidente y Lucy le salva la vida. En el hospital, los padres del accidentado la toman por la novia de su hijo. Pero, poco a poco, Lucy se enamorará del hermano del herido y la vida se le complicará cuando éste salga del coma y todo tenga que ser aclarado. Magnífica comedia romántica, con un fantástico guión de Daniel G. Sullivan, y cuyo máximo exponente es la guapísima y delicada protagonista de Speed, película que lanzó al estrellato a Sandra Bullock. Bill Pullman está a su altura y el director Jon Turteltaub demuestra que tiene el don de captar al espectador con una magnífica dirección de actores.

6/10
Casper

1995 | Casper

El doctor Harvey es contratado para echar a los fantasmas de una mansión. Acude al lugar con su hija, la pequeña Kat, que acabará haciéndose amiga de Casper, uno de los espectros. Casper no quiere asustar a nadie, al contrario que sus tres temibles tíos, Látigo, Tufo y Gordi, dispuestos a echar a cualquiera que intente entrar en su mansión. Recreación en imagen real de las aventuras delpopular personaje de los dibujos. Entretenimiento familiar con cuidados efectos especiales y golpes de humor, destaca una jovencita Christina Ricci.

6/10
La última seducción

1994 | The Last Seduction

Tras robar a su marido un millón de dólares, Bridget huye a un pueblo. La mujer, fría y calculadora, es tan despampanante que logra seducir a uno de los paletos del lugar, que puede ofrecerle una tapadera segura mientras el esposo la busca debajo de las piedras. Puesta al día del cine negro, funciona por su medido guión, y por el trabajo de Linda Fiorentino. La actriz quedó marcada como personaje erótico, y de hecho su siguiente film, Jade, fue un fiasco.

6/10
El favor

1994 | The Favor

Kathy (Harley Jane Kozak) es una chica que cree llevar una vida feliz. Pero algo le hace ver de repente que, a pesar de estar casada con un hombre maravilloso y de tener todo lo que desea en la vida, le falta un ingrediente fundamental: la pasión. Una serie de circunstancias le hacen recordar sus años universitarios, en los que tenía un montón de planes y unas tremendas ganas de vivir. Así aparecen en su vida una serie de personajes, como un joven seductor interpretado por Brad Pitt, o uno enigmático Ken Wahl. El problema es que quiere a su marido y no quiere traicionarle, así que decide solicitar la ayuda de su mejor amiga, Emily (Elizabeth McGovern). Emily será la encargada de vivir en sus carnes las experiencias que le gustaría vivir a Kathy. Una comedia de enredo que se aprovecha de los elementos clásicos del género. Cuenta con un equipo de brillantes jóvenes actores y actrices, que plasman su vitalidad en la pantalla. Provoca situaciones divertidas, en las que Kathy trata de deshacer el lío que tiene en la cabeza. Entretenida aunque previsible.

6/10
Wyatt Earp

1994 | Wyatt Earp

Lawrence Kasdan ya dio muestras de su interés por el western al dirigir Silverado en 1984, momento en que el género parecía muerto. Kasdan revisitó luego al legendario personaje de Wyatt Earp, casi al mismo tiempo que George P. Cosmatos en Tombstone. La leyenda de Wyatt Earp. El film se inicia de modo inteligente, con el anuncio del inminente enfrentamiento de los Earp y Doc Holliday con los Clanton en el O.K. Corral. A partir de ahí se retrocede en el tiempo para trazar un amplio arco que comprende la mayor parte de la vida de Wyatt Earp. Esta es una de las novedades de la película. El deseo de abarcar, de dar un pasado a su personaje, que explique su comportamiento como duro sheriff en Dodge City y Tombstone. Ello se hace a veces de un modo fragmentado, aunque las piezas terminan finalmente encajando con bastante coherencia. Kasdan y Kevin Costner ‑éste productor, además de protagonista‑ consiguen una película paradójica. Mitificadora y desmitificadora, realista y legendaria, y ello no de forma inconsciente. Kasdan parece tener como referencia a Clint Eastwood y Sin perdón, pero a la vez se siente demasiado cautivado por la leyenda de Earp. El epílogo del film apuesta por ella, aunque antes se haya contribuido a demolerla un poco. Pues trata de ofrecerse un relato complejo de Wyatt Earp. Los pilares de su vida se los enseñó su padre: la familia y la ley. Pero fuerzas exteriores e incontrolables echan sus planes abajo. Muere la mujer a la que amaba, y se desespera. Trata de ser refugio para otra mujer de la que no está enamorado, y cuando aparezca otra en su vida, su corazón se desgarra. Lucha por mantener unida a la familia, pero a un precio demasiado caro. Y la ley que representa no siempre ayuda a hacer justicia. La misión del sheriff que defiende a los ciudadanos está bastante oscurecida. Los motivos se diluyen en la violencia y el resentimiento que existe entre los Earp y los Clanton. La venganza será motivo suficiente para matar a un hombre. En este mundo desencantado sólo brilla el cariño entre los hermanos Earp, el amor de los esposos, y la sólida amistad entre Wyatt y el tuberculoso Doc Holliday. En los momentos en que Wyatt está a punto de derrumbarse, Doc le sostiene. Y al revés sucede cuando el tuberculoso, al que la vida se le escapa, discute con Big Nose Kate. La película está magníficamente ambientada. Algunas secuencias son de gran intensidad, especialmente las que comparten Wyatt y Doc, éste muy bien interpretado por Dennis Quaid. Pero algo le pasa a este pulcro e irreprochable film. Le falta un poco de alma. O tal vez lo que pesa es que, a pesar de las novedades, la historia de Wyatt Earp se ha contado muchas veces.

6/10
Malicia

1993 | Malice

Endy y Tracy están casados y un día traban amistad con un atractivo cirujano. Pero cuando Tracy sufre una hemorragia y tiene que ser intervenida de urgencia, la vida de Endy se encontrará envuelta en traiciones, mentiras, adulterios y asesinatos.

4/10
Sommersby

1993 | Sommersby

Sommersby (Richard Gere) regresa a su granja después de varios años de ausencia, luchando en la Guerra Civil Norteamericana. Antes de irse, Sommersby era un hombre irascible, agresivo y de difícil trato, pero parece que la guerra le ha cambiado. Consigue reflotar su próspera plantación y causa admiración entre sus vecinos, a la vez que ama con locura a su esposa, Laurel (Jodie Foster). El cambio es tan grande que todos, hasta la propia Laurel, empiezan a sospechar que quizá no se trate del verdadero Sommersby. Remake del título francés El regreso de Martin Guerre, que mezcla con maestría la emoción y el romanticismo. La pareja protagonista encaja a la perfección, y ambos seducen a la pantalla. El nivel de dramatismo sube según avanza la acción.

5/10
Algo para recordar

1993 | Sleepless In Seattle

Pocas veces ha habido en una pantalla de cine tanta química como la que muestran tener en esta película Tom Hanks y Meg Ryan. Si existe una película romántica, ésa es Algo para recordar. Sam Baldwin (Hanks) lleva una vida solitaria y triste con su hijo, después de que la muerte de su mujer los dejara solos. Pero en Navidad, los deseos pueden convertirse en realidad. Jonah, el hijo de Sam, no quiere juguetes este año, sino una madre que les acompañe a él y a su padre. Para ello llama a un programa de radio y cuenta su historia. Al otro lado de los Estados Unidos, sus palabras son escuchadas por Annie Reed (Ryan), quien queda profundamente sobrecogida con las palabras del niño. Con una clara referencia a Tú y yo, la sensible directora Nora Ephron dirige una deliciosa cinta con Hanks y Ryan de pareja protagonista, una de las más redondas que ha dado el cine. Si le gusta el romanticismo, disfrutará como nunca con esta magnífica película, capaz de jugar con su corazón como ninguna otra. Para soñadores.

7/10
Solteros

1992 | Singles

El interés de Solteros radica no tanto en su calidad fílmica como en la radiografía social que realiza de un grupo de jóvenes que reside en un bloque de pisos para solteros en Seattle. Crowe, guionista y director, muestra las inquietudes de sus personajes, sin juzgar sus virtudes y defectos. El film está estructurado en pequeños episodios, enunciados como si se trataran de títulos de canciones. A través de ellos se conoce a Linda (Kyra Sedgwick) –una activa ecologista– y a Steve (Campbell Scott) –un brillante ingeniero de trenes enamorado de Linda–, a Cliff (Matt Dillon) –una ascendente estrella de rock– y a Janet (Bridget Fonda) –una soñadora que ha interrumpido sus estudios con la sola idea de conquistar a Cliff–. También está Debbie (Sheila Kelley), que para encontrar pareja recurre a un moderno sistema: grabar un videoclip e intercambiarlo con los posibles candidatos. En el film tiene un importante protagonismo la música: gran parte de las canciones son de Paul Westerberg y Pearl Jam, aunque hay una gran variedad perteneciente al movimiento musical de Seattle. Las canciones o las conversaciones tienen a veces un contenido superficial, consecuencia de identificar amor y sexo. A la efectiva realización técnica, hay que añadir unas buenas interpretaciones. Especialmente Bridget Fonda y Campbell Scott llevan a cabo dos grandes trabajos. Los personajes retratados son unos jóvenes creíbles. Gozan de una buena posición económica; les gusta vestir bien, con un descuido estudiado; disfrutan con la música y el baile; viven en un permanente estado de confusión; y, sobre todo, están necesitados de afecto: de amar y de ser correspondidos, aunque no sepan bien cómo. Algunas de las contradicciones que se dan en ellos tienen su gracia: la joven ecologista prefiere usar su coche y echar una buena cantidad de humo a pensar en recurrir en el futuro al fantástico tren que está diseñando Steve. Janet, para gustar más a Cliff, está dispuesta a someterse a una absurda operación de cirugía estética: sin embargo, lo que más valora son las cosas sencillas, como que le digan "Jesús" cuando estornuda.

6/10
La pandilla

1992 | Newsies

Simpático musical ambientado en el mundo de tintes dickensianos, con niños pobres, voceadores de periódicos. Joseph Pulitzer y William Randolph Hearst han tomado la decisión de aumentar el precio de los diarios, lo que va a dificultar aún más la tarea de los chicos de venderlos. Por lo que deciden organizarse sindicalmente y montar una huelga.Kenny Ortega, que coreografió Dirty Dancing, repite la tarea, además de dirigir, lo que da pie a números tan vistosos como "Carrying the Banner". Protagoniza la cinta Christian Bale, que después de destacar como niño actor en Enrique V (1989) y El imperio del sol, fue llevando bien, con títulos como éste, el camino de la adolescencia.

6/10
Ellas dan el golpe

1992 | A League of Their Own

En 1943, mientras los hombres jóvenes se encuentran luchando en la Segunda Guerra Mundial, la Liga de béisbol se ha quedado sin jugadores para realizar la competición. No obstante, repentinamente, un grupo de chicas irrumpe formando el que por entonces fue el equipo de béisbol más original de la historia. Ellas están dispuestas a dar el golpe. Con Tom Hanks a la cabeza, dando vida a un borracho, cínico y desencantado entrenador, y como destacadas jugadoras, Madonna y Geena Davis, estamos ante una más que divertida comedia dirigida por Penny Marshall (Despertares). Gracias a una cuidadosa ambientación y a una escogida banda sonora a cargo de Hans Zimmer, nos trasladamos de modo impecable a esos mágicos años cuarenta.

6/10
El despertar de un ángel

1991 | Bright Angel

George ayuda a una inquieta chica a encontrar a su hermano, que ha salido de la cárcel. Jóvenes actores protagonizan esta road movie de argumento convencional. Supuso el primer largometraje de cine de Michael Fields, posteriormente especializado en series televisivas.

4/10
La serpiente y el arco iris

1988 | The Serpent and the Rainbow

Un norteamericano viaja a Haití, donde entra en contacto con un mundo de pesadilla, donde se practica continuamente el vudú. Deberá enfrentarse a la oscura verdad sobre la existencia de los zombis. Wes Craven es uno de los maestros del terror contemporáneo, como lo demuestran títulos como Pesadilla en Elm Street. En esta ocasión contó como protagonista con Bill Pullman, que poco a poco se convirtió en una estrella.

4/10
El turista accidental

1988 | The Accidental Tourist

Un matrimonio, en crisis tras morir su hijo. Él, escritor de guías, anda bastante desorientado. Pero una peculiar mujer le hará pisar tierra. Lawrence Kasdan repite con la pareja William Hurt-Kathleen Turner, protagonistas de Fuego en el cuerpo. La guapa Geena Davis ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto.

6/10
La loca historia de las galaxias

1987 | Space Balls

El malvado Dark Helmet rapta a la princesa Vespa. Con estilo alocado y grosero, el director de El jovencito Frankenstein parodia La guerra de las galaxias.

4/10
Por favor, maten a mi mujer

1986 | Ruthless People

Sam se ha forrado en el mundo de la moda gracias a su asombroso invento de la minifalda elástica. Su felicidad sería completa si no fuera por el pequeño detalle de que se lleva a matar con su mujer. Con lo que, ya que hablamos de matar, esa misma idea tiene Sam, que decide contratar a un asesino para que asesine a su esposa. Eso sí, se va a dar la curiosa coincidencia de que justo ese día secuestan a la mujer y piden un rescate. Comedia con secuestro y guerra de sexos, del trío humorístico Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker. Es uno de sus mejores trabajos, en ocasiones tronchante, con un guión bien construido y buenas interpretaciones, de modo especial de Danny DeVito y Bette Midler.

6/10
El virginiano (2000)

2000 | The Virginian

Versión de la novela del oeste escrita por Owen Wister y llevada a la pantalla en varias ocasiones e incluso en forma de serie de televisión. Narra las andanzas de un cowboy sureño llamado y de su amigo Steve. Las cosas se pondrán interesantes cuando se deba enfrentar a un ladrón de ganado llamado Trampas y cuando entre en liza el amor por la maestra Molly, y ambos amigos se enamoren de ella. En el papel de la maestrita da bien la talla la guapa Diane Lane (Cotton Club), mientras que Bill Pullman (Mientras dormías) intenta dar empaque a su personaje protagonista, al tiempo que debuta con cierto oficio en la dirección. La película se deja ver, gracias sobre todo a que está al servicio de una historia muy clásica.

4/10

Últimos tráilers y vídeos