IMG-LOGO

Biografía

Bingen Mendizábal

Bingen Mendizábal

Bingen Mendizábal

Filmografía
Bypass

2012 | Bypass

Comedia romántica que tiene como protagonista a Xabi, un joven que para "endulzar" las últimas horas de su amiga María, víctima de una enfermedad terminal, le dice que está enamorado de ella: cuando María se recupera milagrosamente, Xabi tendrá que seguir fingiendo.

Arriya (La piedra)

2011 | Arriya (La piedra)

En un pueblo fronterizo del País Vasco, dos familias se ven envueltas en una apuesta, arrastrados por la fuerza del envite, tres jóvenes amantes, incapaces de luchar contra la inercia de la sociedad que les rodea, entrecruzan sus destinos y ven pasar el tiempo alrededor de sus vidas. Un duelo sin fin del que no pueden escapar.

La máquina de pintar nubes

2009 | La máquina de pintar nubes

Asier vive con su hermano y sus padres en un barrio obrero de Bilbao. Corre el año 1974 y el crío se enamora por primera vez. Para conquistar a la chica decide hacer algo que se le da fantásticamente bien a todos los hombres de la familia: pintar. Su padre sigue compaginando su trabajo en la fábrica con sus pinturas. Su hermano, sin embargo, lo ha dejado a pesar del talento que tiene. El problema de Asier es que es daltónico, así que no parará hasta que su dotado hermano le enseñe a pintar y a utilizar los colores. Al final, su mejor maestro será un invento llamado ‘la máquina para pintar nubes’ que le regala su hermano. El debut de Aitor Mazo y Patxo Tellería está cargado de buenas intenciones, pero nada más. La película es un ‘quiero y no puedo’. Como los cineasta mismos han dicho, se trata de una historia de sentimientos, pero la cinta no logra calar como cabría esperar. Es una pena porque los actores se esfuerzan, pero los personajes con que lidian no resultan sencillos. Todos resultan entrañables por su carácter amable y bondadoso, aunque su desarrollo insatisfactorio hace que siempre quede la sensación de que no acabas de conocer a ninguno. Esto no ayuda a que el espectador se sienta cercano a la historia. Provoca distancia y frialdad, que ofrecen su máxima expresión en el momento más trágico de la película. Una ‘sorpresa’ en el guión que desgraciadamente deja bastante indiferente. Es una pena porque constantemente da la sensación de que la película podría haber dado para más –especialmente por los personajes–. Algo que también resulta chocante es el contexto de la película. Es el último año de Franco en el poder y la agitación política es palpable. Los directores y guionistas tuvieron la buena idea de no dar más importancia a este hecho de la que merece, sino simplemente como mero elemento contextualizador de una historia. Sin embargo, su aparición en escena resulta forzada y no fluye todo lo natural que cabría esperar en el desarrollo de la historia, por lo que resulta anecdótico. Aún así, un voto de confianza para estos debutantes que han intentado pintar un cuadro costumbrista con su película, y que han tenido algún detallito estético como el de aderezar el metraje con planos convertidos en acuarelas.

4/10
Flysch, el susurro de las rocas

2009 | Flysch, el susurro de las rocas

Un documental que habla de los doce kilómetros de acantilados entre Deba y Zumaia, en el norte guipuzcoano de la península ibérica. Estudiando la piedra podremos entender los cambios ocurridos en el planeta durante millones de años. Intervienen expertos científicos en la materia: biólogos, geólogos, climatólogos, astrónomos, antropólogos, etc.

4/10
Un poco de chocolate

2008 | Un poco de chocolate

Adaptación cinematográfica de la novela de Unai Elorriaga "Un tranvía en SP", que fue Premio Nacional de Narrativa en 2002. Lucas acaba de salir del hospital y acompañado de su hermana María se dispone a proseguir con su vida apacible en un pueblecito costero de Bilbao. Al entrar en su casa se dan de bruces con Marcos, un completo desconocido que se les ha metido dentro. Pero, salvado el estupor inicial, Lucas y María invitan a quedarse al recién llegado, que resulta ser un joven simpático, de pocas palabras, que ha dejado atrás a su familia y ha recalado allí con lo puesto, únicamente acompañado de su acordeón. La película es por encima de todo una mirada dulce a la última etapa de la vida, encarnada en la figura de Lucas, un anciano entrañable que en medio de los coletazos que la demencia o el Alzheimer empiezan a ocasionar en su cerebro, conserva una alegría de vivir contagiosa y un afinado tino para vislumbrar el interior de los demás. Llama la atención la carga de nostalgia de la historia, pues los personajes parecen vivir siempre del pasado, un territorio poblado por los seres queridos muertos hace tiempo. En claro contraste con Lucas y María se sitúa Marcos, quien rejuvenecerá el ambiente que reina en la casa de los dos hermanos, aprenderá alguna valiosa lección y a su vez vivirá una historia de amor situada en el presente. También resulta bella la metáfora del viaje en tranvía al Shisha Pangma –montaña mitificada en el corazón de Lucas (y de ahí el “SP” de la novela)–, quizá como un trayecto vital y definitivo hacia el objetivo anhelado de la felicidad. En el apartado artístico destaca, como no podía ser menos, la actuación de Héctor Alterio, un gran actor que logra hacer atractivo y creíble un papel difícil. Se diría que se cree a pies juntillas su personaje. Julieta Serrano (La moños) está igualmente notable como hermana abnegada, mientras que los que más cojean son Daniel Brühl y Bárbara Goenaga, quizá simplemente porque sus personajes son los peor trazados en el guión. La música de Bingen Mendizábal brilla especialmente. Se nota de todas maneras que estamos ante un debut tras las cámaras. Aitzol Aramaio intenta transmitir a las imágenes el aire de realismo mágico de la obra literaria. Pero no lo consigue del todo, y en todo caso al conjunto le falta mordiente. Aunque en ocasiones logra la conjunción perfecta –las apariciones de la idealizada Rosa en el tranvía– muchas otras no aportan demasiado e incluso parecen rebuscadas, como el caminito de velas encendidas o el idílico y felliniano colofón. Por otra parte, tampoco funciona el personaje de Roma, pues en ningún momento resulta convincente, desde su forzada aparición y fijación por Marcos, hasta el inconsistente romance. De cualquier forma la levedad y dulzura de todo lo que se cuenta resta importancia a estos defectos. Todo es demasiado emotivo, optimista y poco problemático en esta agradable y costumbrista mirada a la ancianidad.

5/10
El juego del ahorcado

2008 | El juego del ahorcado

Gerona. Sandra (Clara Lago) y David (Álvaro Cervantes) se conocen desde niños. Durante años han mantenido una duradera relación de amistad, se han contado secretos y han dado la cara el uno por el otro. Pero cuando Sandra tiene dieciséis años es asaltada y violada por un desconocido. El suceso traumático deja lógica huella en la chica, pero también provoca que los sentimientos entre ella y David se desborden y cuajen en una pasión amorosa excesiva. Tanto que David tiene celos de cualquier cosa y su amor por Sandra empieza a adquirir formas de enfermiza obsesión. El director Manuel Gómez Pereira y el guionista Salvador García Ruiz (El otro barrio) hacen lo posible por sacar a flote la novela de Imma Turbau. Pero se trata de una misión imposible. Durante todo el metraje el interés por lo que están contando es prácticamente inexistente, sencillamente porque la historia da tumbos respecto a sus intenciones y los personajes nunca logran calar en el espectador. El punto trágico del argumento acaba por volverse anecdótico y la relación entre los protagonistas resulta muy aburrida, reiterativa y falta de aristas. Todo es demasiado obvio. Para colmo, hay una torpeza manifiesta en la estructura narrativa, de modo que se echa por tierra cualquier curiosidad respecto al desenlace. Un error llamativo en un director con la experiencia de Gómez Pereira.

3/10
53 días de invierno

2007 | 53 días de invierno

Judith Colell fue una de las autoras del film colectivo El dominio de los sentidos, que aglutinaba cinco trabajos de prometedoras cineastas, como María Ripoll. En 2000 debutó en solitario en el largometraje con la desconocida Nosotras. En su segundo largo, Colell se perfila como una autora a tener en cuenta, pues ha rodado un interesante drama social compuesto por tres historias diferentes que confluyen en un punto y tienen que ver con perros, aunque es un film muy distinto a Amores perros. Los protagonistas son tres personas que coinciden en una parada de autobús. Justo al lado, un automovilista deja a su perro atado y le abandona. Recoge al animal Celso, un humilde guardia de seguridad que se lo lleva a su hijo pequeño, al que le da una gran alegría, justo antes de que su esposa embarazada le dé una noticia inesperada, pues le acaban de confirmar que espera gemelos. A Celso le entra auténtico vértigo, por sus graves problemas económicos y la falta de entereza para poner en marcha alguna solución. Otro de los personajes es Mila, una profesora de Lengua y Literatura asustada ante la perspectiva de regresar al instituto, un año después de ser agredida por un alumno violento. Mila tiene como vecina a una anciana solitaria, que acoge perros abandonados, a la que los demás inquilinos del inmueble toman por loca. Por último, Valeria es una estudiante de violoncelo, que mantiene una relación con su profesor, un hombre que le dobla la edad y que tiene pavor de contarle la verdad sobre su vida. Paradójicamente, la madre de Valeria ha sido abandonada por su marido, que también se ha ido con una chica más joven. Los actores sacan todo el partido a unos personajes bien trazados, lo que da lugar a varias secuencias de intensidad dramática. Se luce especialmente Alex Brendemühl, con el personaje que más evoluciona, y sin duda, el más interesante, con momentos de primera, como el de la cabina telefónica, y el desenlace de su historia. Como siempre, Mercedes Sampietro ofrece una lección de arte dramático, y también dan la talla a pesar de la brevedad de sus intervenciones Silvia Munt y Joaquim De Almeida. El arranque es una buena metáfora de lo que les sucede a los protagonistas, que llegan a tocar fondo, quedándose tan solos como el citado perro abandonado. Es la consecuencia más importante de su propia cobardía, pues la directora se centra sobre todo en mostrar a individuos incapaces de tomar las riendas de su propia vida, que tienen difícil superar sus problemas de incomunicación, de aceptación del paso del tiempo y de desamor.

6/10
La carta esférica

2007 | La carta esférica

Las novelas de Arturo Pérez-Reverte son todo un filón para el cine español, desde la más que entretenida El maestro de esgrima hasta el super "hit" Alatriste, pasando por Territorio comanche o la "polanskiana" La novena puerta, todas han encontrado una respuesta de público más o menos aceptable. Y estaba claro que "La carta esférica", novela publicada en 2000, estaba igualmente llamada a convertirse tarde o temprano en película. La trama se centra en la búsqueda de un barco hundido en las cercanías de la costa de Cartagena. En la empresa se ve involucrado un ex marinero llamado Ismael Coy (claro homenaje al protagonista de “Moby Dick”), quien por casualidad conoce a una mujer llamada Tánger Soto en una subasta de objetos marítimos. Totalmente subyugado por la belleza de Tánger, Coy decide implicarse en el proyecto de encontrar el “Dei Gloria”, un barco jesuita que naufragó siglos atrás. Tánger tiene la herramienta necesaria –el Atlas Marítimo de Urrutia recién conseguido– y también ha encontrado al hombre que sabe interpretar las coordenadas del valioso documento. Sin embargo, otros competidores peligrosos, como el italiano Nino Palermo o el argentino Horacio Kiskoros, intentarán impedir que Tánger y Coy encuentren el navío. Es probable que sobre el papel y gracias a la pluma de Pérez-Reverte la voluminosa novela funcione medianamente, pero en pantalla no pasa de ser un folletín frío y sin alma, y demasiado inverosímil por lo simple y lo soso de la trama. Sin duda, Uribe –también guionista– ha simplificado hasta los huesos el argumento original, porque la investigación propiamente dicha –lo que se supone ha de ser el cuerpo de la historia, centro del misterio y del peligro– queda aquí reducida prácticamente a una "gymkhana" de niños de campamento. Es una pena, porque películas como La búsqueda han demostrado que la aventura de encontrar tesoros pretéritos en la época actual puede funcionar a las mil maravillas, aunque, eso sí, para ello hacen falta un decidido esfuerzo de producción y una puesta en escena mucho más rica y atractiva. Por lo demás, el aire legendario y épico que se le quiere dar al film, con referencias confesas a célebres nombres del mar, como Conrad, Stevenson o Melville, o con ese arranque a lo Master and Commander. Al otro lado del mundo, con la brillante partitura de Bingen Mendizábal, acaba por diluirse completamente en la vulgaridad y el aburrimiento. Al final, en La carta esférica lo que se cuenta es menos romántico que una merluza. Resulta igualmente fallido en su concepción el personaje de Palermo –un claro trasunto del Malatesta de Alatriste–, pues tras una presentación más que digna, su presencia termina por convertirse en mera anécdota. Al final sólo nos queda una bellísima mujer, que con sus cantos de sirena –y una fisonomía al más puro estilo idem– esclaviza al marinero de turno cuándo y cómo se le antoja. Se salvan las composiciones de la pareja protagonista, sobre todo el trabajo de un esforzado Carmelo Gómez.

3/10
Reinas

2005 | Reinas

Tres parejas gays han decidido unirse en una ceremonia colectiva en la que se convertirá en la primera unión formal de gays en España. Pero antes, cada uno de los chicos debe conocer a su familia política. El especialista en comedias Manuel Gómez Pereira parte de un guión poco inspirado, por lo que desperdicia un buen reparto, que incluye a tres de las mejores actrices españolas: Mercedes Sampietro, Marisa Paredes y Carmen Maura.

3/10
Frágil

2004 | Frágil

Venus, una joven no demasiado agraciada físicamente, ha vivido siempre junto a su padre en una casa de campo de un lugar innombrado del Norte de España. Su vida se limita a trabajar en la cría de abejas y a soñar en silencio con su particular príncipe azul, aquel niño que en su infancia se despidió de ella jurándole amor eterno… Ahora, pasados lo años, su vida sigue igual de solitaria que siempre; sin embargo, cuando su padre muere, Venus siente que ya nada le retiene allí y decide marchar a la ciudad. La muchacha acabará en un caserón cercano, donde David, un actor joven y arrogante, está a punto de comenzar el rodaje de una película de Hollywood, una superproducción de caballeros andantes y damiselas de seda blanca. David y Venus se encuentran y algo hondo hace mella en sus corazones. Para ella, él se convierte poco a poco en la razón de su vida, aunque pronto se dará cuenta de que la realidad no tiene mucho que ver con los sueños… A sus 38 años, el español Juanma Bajo Ulloa ha dejado de ser el director novel que sorprendió en los primeros noventa. Sin embargo, como demuestra en esta película, no ha perdido un ápice de la frescura creativa, original y sugerente, de sus primeras obras, como Alas de mariposa y La madre muerta. Además, teniendo en cuenta lo limitado del presupuesto, sorprende gratamente la elegante pulcritud de las imágenes, cuya factura visual está muy por encima de la media de cualquier producción española, lo que a las claras significa que hablamos de un director exigente y comprometido con cada plano. El guión, algo confuso y caprichoso, resuelve las referencias a los sueños y la realidad con el recurso del rodaje, como metáfora del interior de la protagonista. Acaso lo más discutible sea la elección del desconocido Julio Perillán en el papel de David, cuyo trabajo puede resultar algo artificioso. Y por cierto, Bajo Ulloa se queda a gusto cuando se trata de criticar el mundillo putrefacto e inmoral del cine, con sus mentiras, sus drogas, sus amiguismos, y su venta de la dignidad en pro de la fama.

6/10
Torapia

2004 | Torapia

Creyendo que se trata de una vulgar imitación, Basilio, un ladrón de poca monta, le regala un lujoso collar de diamantes a una disminuida psíquica. Cuando se da cuenta del equívoco, ingresa en el sanatorio mental donde está ingresada la muchacha, para recuperarlo. Tras coescribir el guión de Airbag, y codirigir Año mariano con Fernando Guillén Cuervo, el actor Karra Elejalde debuta como director en solitario con esta comedia que también protagoniza, y que se sitúa en la misma onda irreverente y alocada de las anteriores. Además, recuerda a las últimas comedias de Berlanga, por su carácter coral.

1/10
Cosas que hacen que la vida valga la pena

2004 | Cosas que hacen que la vida valga la pena

Incapaz de superar la ruptura con su esposa, Jorge sufre una depresión. Empieza a remontar cuando decide que “hoy puede ser un gran día” al ritmo de la canción de Serrat, y conoce en la oficina del paro a Hortensia, una divorciada de la que se enamora. Tras el fracaso de Desafinado, rodada en inglés, el director de Salsa rosa vuelve a la comedia “made in Spain”, a pesar de la amargura del tema central, el divorcio. Eduard Fernández y Ana Belén encarnan personajes muy cotidianos, frustrados, que se sienten como “restos de serie”. Menos mal que los secundarios le ponen humor a la cosa.

3/10
Nos miran

2002 | Nos miran

Los fantasmas de Amenábar con nuevas cadenas. Ironías de la vida, el debut del realizador televisivo Norberto López Amado se basa en una novela de Javier García Sánchez títulada… Los otros. Y, también aquí, tenemos a un persona obsesionada con los espíritus. Se trata de un competente policía, al quien se confía el caso de un importante empresario, desaparecido hace años sin dejar rastro. Pronto empieza a ver conexiones con otros casos de desaparecidos. Y llegan a sus oídos teorías “espirituosas” de un policía que terminó en el manicomio. López demuestra poderío narrativo en más de una secuencia, de tintes inquietantes. El guión de Jorge Guerricaechevarría juega a la ambigüedad, y aunque la carta está marcada en exceso, mantiene el interés. Carmelo Gómez se esfuerza en su papel de policía y padre agobiado, pero la más atinada es la estupenda Icíar Bollaín.

5/10
El viaje de Carol

2002 | El viaje de Carol

Primavera de 1938. Carol, adolescente hija de madre española y padre estadounidense, llega al pueblecito de su madre. Mientras España se deshace en una guerra fraticida (el padre combate como voluntario en las Brigadas Internacionales), madre e hija recalan en el tranquilo lugar, situado en zona nacional. Una muerte inesperada altera la vida de Carol, que trata de conservar intacta su inocencia con los amigos que hace en el pueblo, y con su abuelo. Imanol Uribe visita un pedazo de nuestra historia reciente, la guerra civil española. No hay escenas bélicas, pero sí rencores y obcecaciones ideólogicas de algunos personajes adultos. Aunque lo que más interés despierta es el dibujo que Uribe hace del mundo infantil a punto de pasar a la madurez; y cuenta para ello con un aliado excepcional, Juan José Ballesta, el niño que nos sorprendió en El Bola.

5/10
Kamchatka

2002 | Kamchatka

Kamchatka o la capacidad de resistir, encastillado en los propios ideales. El país de un juego de mesa, que soporta contra viento y marea el asedio de los ejércitos del contrario, se convierte en símbolo de la necesidad de luchar, aunque el mundo se venga encima. Porque esto o casi sucede a una familia compuesta por el matrimonio y dos hijos pequeños. Son los años de la dictadura militar argentina, y tener ideas resulta peligroso. De modo que los cuatro se van una temporada al campo. Harry, el niño mayor, está en esa edad en que empieza a hacerse preguntas. Mientras que El Enano es un chavalín inocente, que apenas se entera de lo que ocurre alrededor. El argentino Marcelo Piñeyro (Caballos salvajes, Cenizas del paraíso) no ofrece un discurso didáctico y obvio, o aun peor –cuánto deben aprender los cineastas españoles, a vueltas siempre con la guerra civil–, revanchista. Sus maneras suaves y entrañables se revelan así más efectivas, a la hora de hablar de libertad y persecución. Acierta al pintar una familia normal, donde el contrapunto a la defensa de sus ideas lo ponen los abuelos, que querrían que los padres pensaran más en el futuro de sus hijos. Las actividades políticas, el riesgo de acoger a un joven perseguido, la ayuda que presta el colegio de frailes de los niños (aceptan nombres falsos sin hacer preguntas) son elementos que enriquecen la historia, y que conforman una perfecta unidad.

6/10
Visionarios

2001 | Visionarios

Film basado en unas supuestas apariciones de la Virgen durante la Segunda República Española, que predecían la fraticida guerra civil. Manuel Gutiérrez Aragón adopta una cierta distancia con respecto a los hechos. No cuestiona la veracidad de las visiones, sino que muestra la reacciones que producen en unos y otros, que tratan de arrimar el ascua a su sardina. No falta una historia de amor para animar el cotarro, protagonizada por Eduardo Noriega, un escéptico maestro, e Ingrid Rubio, una de los visionarios.

3/10
Tinta Roja

2000 | Tinta Roja

Un joven periodista empieza a trabajar en un periódico, en la crónica de sucesos. Su jefe es Faúndez, perro viejo en el mundo de la prensa, cínico y desencantado. Llevándole a cubrir sórdidos crímenes, pretende inculcarle la desesperanza que transpira por todos sus poros. El peruano Francisco J. Lombardi dirige el film que supuso para Gianfranco Brero el Premio al Mejor Actor en el Festival de San Sebastián.

6/10
Pantaleón y las visitadoras

2000 | Pantaleón y las visitadoras

El capitán Pantaleón recibe un encargo de sus superiores no demasiado guerrero: debe organizar un servicio de favores sexuales para sus soldados, que sufren las penalidades de la selva. Aunque la tarea no le agrada al principio, acaba tomándole gusto. En cambio su esposa está algo mosqueado, pues no obstante ignorar a qué se dedica exactamente Pantaleón, le encuentra algo raro. Y es que está viéndose atraído por una de sus 'empleadas'. Adaptación de una novela de Mario Vargas Llosa por su compatriota Francisco J. Lombardi. Perdido el mérito literario de su fuente original –y no se trata de uno de los mejores trabajos del escritor–, queda un film irregular y sórdido.

4/10
El arte de morir

2000 | El arte de morir

Una pandilla de jóvenes vio cómo se enrarecía su amistad cuando Nacho, uno de ellos, desapareció sin dejar rastro. La policía fue incapaz de dar con él. Pasados cuatro años aparece un carnet de identidad que saca el caso de nuevo a la luz. Lo que provoca el pánico del grupo, que guarda un secreto inconfesable acerca de lo que le ocurrió a Nacho. Álvaro Fernández Armero (Todo es mentira, Nada en la nevera) cambia de género (comedia por terror), aunque no de tipo de personajes (jóvenes más o menos desorientados). Para abordar este film cuenta con un guión de Curro Royo y Juan Vicente Pozuelo, que ha metido en su coctelera múltiples referencias cinematográficas recientes: Tesis y Abre los ojos de Alejandro Amenabar, Sé lo que hicisteis el último verano, e incluso Línea mortal, un curioso film de Joel Schumacher. La película no es que se sumerja a grandes profundidades, pero tiene la audacia de plantear un hecho al que todos nos enfrentaremos un día u otro, y en el que habitualmente tratamos de no pensar: el de nuestra propia muerte.

4/10
Los lobos de Washington

1999 | Los lobos de Washington

Un viejo garaje. Unos pobres diablos malviven con un bareto de medio pelo y con un negocio de furgonetas de mundazas. Juntos planean el robo de un dinero de un viejo conocido, que se ha enriquecido de forma harto dudosa. El caso es que algo sale mal. El dinero se pierde, y empieza a no estar nada claro quién lo tiene en su poder. En los alrededores se encuentra el Circo de Los Lobos de Washington, a modo de metáfora de las ilusiones y desengaños que la vida conlleva. Mariano Barroso, que firmó ese estupendo film llamado Éxtasis, dirige este thriller de tintes dramáticos y final inesperado. Cuenta con un reparto mayoritariamente masculino, en el que destacan dos presencias casi imprescindibles ya en el cine español: Javier Bardem y Ernesto Alterio.

4/10
La hora de los valientes

1998 | La hora de los valientes

Madrid, noviembre de 1936. Primeros y cruentos compases de la guerra civil. En un bombardeo la joven Carmen pierde a toda su familia. Destruida su casa, vaga sin rumbo, no sabe adónde ir. Manuel, celador del Museo del Prado y gran admirador de la obra de Goya, además de ingenuo anarquista, salva un autorretrato del maestro, el lugar no se ha librado de los efectos de un ataque, coincidente con los preparativos para trasladar las principales obras de arte a Valencia. Una y otro se encuentran en el metro, y Manuel, compadecido de Carmen, le hace hueco en la pensión que regenta su tía Flora. Aunque Manuel desea devolver el cuadro, el ambiente de represión de la retaguardia, y en general, el caos de una ciudad con los artículos de primera necesidad racionados, impiden que pueda hacerlo, de modo que se convierte en su fiel custodio. Aunque un huésped de la pensión, que opera en el mercado negro, echa el ojo al autorretrato. Aunque el tiempo pasa, y los españoles deberían ser capaces de mirar a su pasado con perspectiva histórica y sin ira, la realidad es que cuesta hacerlo, también en el cine. En el caso que nos ocupa, el director y coguionista Antonio Mercero, con su habitual colaborador Horacio Valcárcel, hacen un esfuerzo por orquestar un punto de vista equilibrado, donde se recuerda que se cometieron tropelías en uno y otro bando. Al transcurrir la mayor parte de la narración en el Madrid republicano, se abordan los registros y delaciones, y la persecución religiosa con asesinatos de sacerdotes, pero también se menciona por ejemplo la ejecución del marido de Floro en la represalia sangrienta de Badajoz, ocurrida en el lado nacional. Y se pintan situaciones típicas en tiempos de guerra, como el mercado negro y la usura, donde los que tienen negocios de almoneda se enriquecen aprovechando la penuria ajena. En esta ambiente, se propone el arte como expresión de lo imperecedero, por encima de odios e ideologías destructoras. Las intenciones son loables, pero el desarrollo de la película es irregular. Funciona bien a la hora de plantear la trama y las vicisitudes de los personajes, con buenos momentos como el del registro en que podrían encontrar el cuadro. Pero una vez se afianza la atracción amorosa entre Carmen y Manuel, no se sabe muy bien por dónde tirar, y la marcha del segundo al frente no tiene la necesaria fuerza. La presencia de niños, sobre todo Pepito, hijo de Flora, sirve para apuntar como los chavales pueden convertir en juego inocente incluso los horrores de la guerra, como cuando simulan un fusilamiento. De todos modos, la secuencia en que encuentran una bomba no está bien resuelta, su inclusión resulta bastante forzada; lo mismo cabe decir del desenlace, homenaje incluido al cuadro de los fusilamientos de mayo. Hay acierto en la definición de los personajes, con buenos trabajos de Gabino Diego y Leonor Watling, pero también de Adriana Ozores como la digna viuda –ganó el Goya a la mejor actriz de reparto–, de Luis Cuenca como el simpático abuelo Melquíades, e incluso de los que encarnan a los más villanos de la función, Héctor Colomé y Josep Maria Pou.

6/10
Secretos del corazón

1997 | Secretos del corazón

Javi (Andoni Erburu), un niño de nueve años, pasa las vacaciones de Semana Santa en su pueblo, en la montaña. Allí, Javi se siente atraído por el secreto que oculta una habitación de la casa, que siempre permanece cerrada, donde encontraron muerto a su padre. Su hermano le dice que en esa habitación se puede escuchar la voz de su progenitor. Intrigado por este suceso enigmático, Javi seguirá investigando. En su empeño por descubrir la verdad, conocerá cómo funciona el mundo de los adultos, donde la mentira y la verdad se mezclan con las pasiones y el amor. Una de las mejores películas españolas de 1996, nominada al Oscar como mejor película extranjera. Montxo Armendáriz es uno de los directores más serios y sobrios de nuestro cine. Narra una historia intimista y sosegada, a través de los ojos de un niño, que poco a poco irá desentramando los secretos de la existencia.

7/10
Airbag

1997 | Airbag

Una de las películas españolas de mayor éxito popular en los últimos años. Juantxo es un joven perteneciente a la alta sociedad y lo tiene todo: dinero de sobra, una carrera universitaria, un magnífico trabajo y una novia guapa y bastante rica. Sin embargo, Juantxo es a todas luces un perfecto pardillo. Durante su despedida de soltero en un local de mala reputación pierde su anillo de compromiso. Tras la desaparición, él y sus amigos, Paco y Konradin, se lanzan a la búsqueda desesperada de la joya en un viaje trepidante y alocado lleno de corrupción, vicio y delirio. Juanma Bajo Ulloa, uno de los directores españoles más personales, juega en esta película con temas serios y logra obtener algunas secuencias llenas de negra comicidad dentro de esta película extraña y desconcertante. Los actores están perfectos, en especial la fantástica actriz portuguesa María de Medeiros.

6/10
Bajo la piel (1996)

1996 | Bajo la piel

Un policía tímido se encarga de velar por la seguridad de una pequeña localidad del norte de Perú. De repente, comienza una serie de asesinatos. Las víctimas son jóvenes que aparecen degollados cruelmente. El policía se pone en contacto con una patóloga española, hacia la que comienza a sentir cierta atracción amorosa. Con este film el realizador chileno Francisco J. Lombardi se hizo acreedor de la Concha de Plata al mejor director en el Festival de San Sebastián del año 1996.

6/10
Éxtasis

1996 | Éxtasis

Tres jóvenes amigos viven un singular enredo cuando deciden desvalijar a sus familias para montar un bar de playa. Uno de ellos suplanta la personalidad de su amigo para hacerse pasar por él ante su padre, un prestigioso director teatral. A partir de un guión muy cuidado lleno de referencias al teatro del Siglo de Oro español y en especial a La vida es sueño de Calderón de la Barca, Barroso desarrolla una interesante radiografía de gran parte de la juventud de finales del siglo XX, caracterizados por cierto desconcierto emocional. Las interpretaciones son todas magníficas, en especial de Javier Bardem (Perdita Durango) y del veterano Federico Luppi que, como siempre, resulta brillante en el papel de padre..

6/10
Cuernos de mujer

1995 | Cuernos de mujer

Ana descubre que su esposo, Manuel, tiene un amante. Decide evaluar la posibilidad del divorcio, al tiempo que descubre que en otros aspectos de la vida empieza a tener mucha suerte. Tercera parte de la saga iniciada con Cómo ser mujer y no morir en el intento, seguida de Cómo ser infeliz y disfrutarlo. A pesar del buen hacer del director Enrique Urbizu, la trama apenas tiene interés.

4/10
Hotel y domicilio

1995 | Hotel y domicilio

Cuando Guillermo Carrión, ex-policía y proxeneta, sale de la cárcel, lo primero que hace es buscar a Bruno, con la intención de que vuelva a trabajar para él. Angel, un médico forense, es el reciente amigo de Bruno. En extrañas circunstancias, Angel se ve envuelto en un oscuro asunto que acaba con la vida de Guillermo. Angel tendrá que utilizar sus conocimientos profesionales para simular el suicidio, pero Bruno no se quedará tranquilo hasta aclarar las cosas. Por su parte, el comisario Montero tiene indicios de que se trata de un asesinato. Un thriller extraño en el cine español por la complejidad de sus personajes. Narra, siguiendo las pautas del género policíaco, una turbia trama que gira en torno a la prostitución. Una película turbadora y dura, con unos actores correctos.

4/10
Cachito

1995 | Cachito

Una adolescente (Amara Carmona) que ha perdido a su abuela, decide emprender un viaje en busca de su madre, desaparecida hace años. Durante el trayecto hacia su destino vivirá diversas aventuras, en las que tendrán cabida el amor, el crimen y situaciones cómicas. Así las cosas, la joven será perseguida por el dueño de un burdel (Sancho Gracia) y conocerá a un valiente camionero (Jorge Perugorría) que la protegerá. Finalmente, sus andanzas le servirán para descubrir su pasado y encontrar un futuro. Basada en el relato "Un asunto de honor" de Arturo Pérez-Reverte, esta película está espléndidamente dirigida por Enrique Urbizu y supone un descubrimiento dentro de la cinematografía española. Todos los actores están perfectos y el argumento tiene más de una sorpresa. Cine español de calidad.

4/10
La Regenta

1995 | La Regenta | Serie TV

Adaptación de la obra de Leopoldo Alas Clarín. Fresco de la España del XIX en torno al conflicto de unas agitadas almas en la ciudad de Vetusta, espejo de tradición, ambición e hipocresía. La historia se centra en Ana Ozores y su búsqueda de un amor imposible entre las solicitudes de un Don Juan  y su confesor.

6/10
Como ser infeliz y disfrutarlo

1994 | Como ser infeliz y disfrutarlo

Carmen es viuda y jefa de su departamento de un importante periódico. Su joven hija Marta se ha quedado embarazada de su profesor y las dos mujeres afrontan la situación decidiendo tener el niño. La película se basa en una novela de C. Rico Godoy y el director Enrique Urbizu (Todo por la pasta, La vida mancha) hace lo propio para sacar adelante la historia, pero esta no llega a cuajar, a pesar del reparto encabezado por Carmen Maura (La comunidad, Volver).

2/10
La madre muerta

1993 | La madre muerta

Ismael es un ladrón que asesina a una mujer que ha sido testigo de su acto, pero lo hace delante de su hija, que tras el suceso queda muda y trastornada, con lo que es llevada a un centro psicológico. Años más tarde, Ismael ve a la chica y teme que la reconozca, por lo que se obsesionará con quitarla del medio sea como sea. Con la ayuda de Maite, una perturbada asesina con la que vive, ismael iniciará una serie de crímenes por todo el sanatorio. Se le acusa a Juanma Bajo Ulloa de copiar aquí estilos de otros directores cinematográficos, con lo que envuelve la película de un ritmo y unos encuadres correctos, pero pobres en contenido y falta de fondo en la historia. La película, con gran carga de violencia la protagoniza Karra Elejalde (Los sin nombre, Airbag). A pesar de todo, el film recibió un Goya en 1993 por los efectos especiales y una medalla del CEC a la mejor música.

4/10
Mi hermano del alma

1993 | Mi hermano del alma

Tras varios años sin verse, dos hermanos, Carlos y Toni se reencuentran. Ambos son muy diferentes. Toni es un caradura perdedor y Carlos es un empresario felizmente casado con Julia, exmujer de Toni. Los dos hermanos se proponen hacer un viaje con la intención de limar asperezas y volver a tener una buena relación, pero las cosas no serán tan fáciles. Mariano Barroso dirigió este, su primer largometraje en 1993, con el que recibió el Goya al mejor director. Cuenta con un buen reparto con Juanjo Puigcorbé (Todos los hombres sois iguales, El amor perjudica seriamente la salud) a la cabeza.

4/10
Alas de mariposa

1991 | Alas de mariposa

Un matrimonio vasco cuya familia ha tenido varias generaciones de hijas, desea concebir un varón, pero pronto tienen una niña, a la que llaman Ami. A pesar de que finalmente nace un niño, la hija pasa toda su vida expuesta al machismo de su padre y abuelo y al desprecio que le tienen por ser mujer. Algo tremendo ocurre dentro del seno familiar que hace que madre e hija dejen de hablarse. El debutante Juanma Bajo Ulloa (Frágil) dirige con tino un magnífico y denso drama con buen ritmo y unas estupendas interpretaciones, especialmente las de sus actrices. Dirección, guión y la actriz principal Silvia Munt recibieron sus correspondientes Goya.

7/10

Últimos tráilers y vídeos