IMG-LOGO

Biografía

Christina Aguilera

Christina Aguilera

39 años

Christina Aguilera

Nació el 18 de Diciembre de 1980 en Staten Island, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Todo sobre mi desmadre

2010 | Get Him to the Greek

Nicholas Stoller dirigió Paso de ti, producida por Judd Apatow, especialista en alocadas comedias con un punto grosero, y por regla general también algún tipo de mensaje de interés. Ahora, ambos vuelven a desempeñar la misma función en el spin-off de la citada cinta, que recupera al personaje de Russell Brand, el roquero que le había quitado la novia al protagonista. Le acompaña otro de los actores habituales de la factoría Apatow, Jonah Hill (Supersalidos), que aunque en aquella cinta interpretaba a un camarero, ahora ha cambiado de personaje. Esta vez, Hill encarna a Aaron Greenberg, ambicioso representante de una discográfica, que debe viajar a Londres para recoger al tal Aldous Snow, que aunque fue un icono del rock and roll, anda de capa caída tras el fracaso absoluto de uno de sus discos. La misión de Greenberg consiste en llevar a Snow a Los Ángeles para dar un concierto que puede resucitar su carrera. Pero esto no será tan fácil como parece, porque Snow es un adicto al sexo y a las drogas, y además pretende ir a visitar a una ex novia antes del concierto para tratar de recuperarla. Menos inspirada que otras comedietas similares, apenas tiene algún hallazgo que provoque una media sonrisa, y se queda en muy poca cosa. Los protagonistas podrían tener cierta gracia, si les hubieran dado un guión mejor. El film basa su comicidad en la zafiedad de sus secuencias y en la sal gruesa, lo que da al traste con el hecho de que efectivamente tiene algo de fondo, pues finalmente elogia la vida sencilla y la monogamia frente al ‘desmadre’ que ha predominado a lo largo de todo el metraje, a base de orgías y el uso de todas las drogas imaginables (marihuana, heroina, polvo de ángel, peyote y hasta la absenta).

3/10
Burlesque

2010 | Burlesque

Tras su debut como director con Última sospecha 2, el actor Steve Antin –secundario en filmes como Los Goonies o Acusados– vuelve a ponerse tras las cámaras cuatro años después en Burlesque. El tipo arriesga de lo lindo, no sólo por escribir también el guión, sino por tratarse de un musical, uno de los géneros más complicados, y por ofrecer el papel protagonista a la diva del pop Christina Aguilera. El resultado, aunque no estrepitoso, es desigual. Antin se olvida prácticamente de contar una historia medianamente original, que tenga gancho. Todo suena a embotellado, al cliché del "American Way of Life" más típico que se pueda imaginar: Ali, una chica de provincias, llega a la gran ciudad de Los Angeles para hacer carrera y comienza a trabajar de camarera en el Burlesque Lounge, aunque se muere por estar cantando y bailando en el escenario. Tess, la dueña del local, dura por fuera y bondadosa por dentro, ama ese lugar como a su vida y sufre porque va a perderlo por culpa de las deudas. Y pululando por ahí, también están Jack, un camarero que se fija en la recién llegada; Vince, el angustiado ex marido de la dueña; y Sean, el amigo “genial” y mano derecha de Tess. Nadie ignora cómo va a desarrollarse la historia con semejante planteamiento y dibujo de personajes, por lo que sólo cabe fijarse en la dirección y las coreografías. Pero aquí tampoco tiene el film nada novedoso. Antin rueda bien, con sentido del espacio, del ritmo y del montaje, y hay numeritos que funcionan, como el que cierra la película. Pero aun así, son sólo trucos de feria, sin alma. Y además Antin comete el error imperdonable de replicar excesivamente la atmósfera de Chicago (2002) –incluso con recursos que son un plagio en toda regla y que seguramente hagan pestañear a Rob Marshall–, con planos de tonos oscuros, muchas luces y sombras, y un arsenal de mujeres muy ligeras de ropa haciendo movimientos obscenos, mientras se mueven al rítmico compás de una canción sensual de letra metafóricamente verdulesca. Así es el cabaret. Música, baile y libertinaje. Pero eso ya lo sabíamos. Lo mejor de la película es la música y también la presencia de Christina Aguilera, toda una sorpresa. La famosa cantante de Nueva York está convincente y mantiene el tipo con soltura, sobre todo si uno tiene en cuenta casos parecidos, como los batacazos que tuvieron las primerizas Mariah Carey (Glitter) o Britney Spears (Crossroads (Hasta el final)). Aguilera tiene mayor madurez profesional y le aporta al personaje todo lo que está en su mano, y por supuesto canta de aúpa (se luce especialmente en el temazo "Something's Got A Hold On Me", que da inicio a la película). Por el contrario, Cher da verdadera lástima, pues su cara es una mascarilla incapaz de moverse y de matizar un solo sentimiento. E incomprensiblemente el estupendo Stanley Tucci empieza correr el peligro de hacer siempre el mismo papel.

4/10

Últimos tráilers y vídeos