IMG-LOGO

Biografía

Christopher Miller

Christopher Miller

Christopher Miller

Filmografía
La Lego película

2014 | The Lego Movie

En la gran pantalla han triunfado películas basadas en los argumentos de juegos y juguetes conocidos internacionalmente, como G.I. Joe, Transformers y Battleship. La Lego película se apoya en el tirón del popular juego de construcción de bloques de plástico, creado en Dinamarca. Emmet, un ciudadano normal y corriente de vida anodina que trabaja en la construcción, encuentra casualmente una pieza que según una antigua profecía acabará con Mega-Malo, un tipo dispuesto a arruinar el mundo. Le ayudará a llevar a cabo esta tarea la enigmática y atractiva Supercool, Batman, un pirata, un mago y un astronauta, entre otros. Phil Lord y Chris Miller (III), responsables de Infiltrados en clase y Lluvia de albóndigas, salen airosos del reto de que su largometraje no parezca un anuncio alargado de Lego. Los realizadores y guionistas recrean el universo del juego con mucha imaginación. Todos los personajes y decorados parecen montados con piezas cúbicas, y la animación por ordenador está muy cuidada, e incluso ocasionalmente se integra de forma convincente con imagen real. La Lego película, plagada de inteligentes referencias a películas e ingeniosos golpes de humor, parece imitar los juegos infantiles, que componen surrealistas historias, donde se salta entre escenarios del Salvaje Oeste y de la Edad Media, etc., y se mezclan muñecos de diferentes universos. Así Batman y los personajes de La guerra de las galaxias y El Señor de los Anillos –todos ellos reconvertidos en figuras de Lego– se entrecruzan con bastante gracia. Apología de la imaginación, La Lego película advierte del peligro de caer en el adocenamiento y la vulgaridad. Asímismo, invita a cuestionar las reglas prefijadas cuando éstas podrían no tener sentido, a formarse un pensamiento crítico y a esforzarse para convertirse en una persona excepcional.

6/10
Infiltrados en la universidad

2014 | 22 Jump Street

Secuela de Infiltrados en clase, en donde los protagonistas, como puede colegirse del título, cambian las aulas del instituto por las de la universidad. La esperpéntica pareja de policías compuesta por el inseguro y gordito Schmidt y el fornido y chuleta Jenko, tendrán un cometido casi calcado al de la primera parte, pues su misión es infiltrarse entre los estudiantes de la universidad local y descubrir a los responsables de la circulación de una peligrosa droga de diseño llamada Whipy, por la que ha muerto una estudiante. Tras hacer un interesante paréntesis animado con La Lego película, los directores Phil Lord y Christopher Miller vuelven a ofrecer nuevas aventuras de una de las parejas de polis más estrafalarias que se pueda imaginar. El resultado es una patochada sin cuento, en donde las sucesión de chistes y gags de lo más tonto es inagotable, con tendencia, claro, por la gracieta grosera y el humor escatológico y verdulesco. Entre medias una mínima trama de acción y un conflicto de lo más ridículo entre los personajes protagonistas, que sufren su propia crisis de compañerismo y están a punto de perderse el uno al otro. Pero en realidad hay muy poco más que decir de Infiltrados en la universidad, como no sea que absolutamente todo es una excusa para hacer reír, cosa que sabe hacer bastante bien, la verdad sea dicha, el talentoso y patoso de Jonah Hill, mientras que Channing Tatum le sigue muy por detrás.

3/10
Infiltrados en clase

2012 | 21 Jump Street

Schmidt y Jenko fueron rivales en el instituto. El primero era el típico pringado empollón, mientras que el otro, un guaperas, se llevaba a las chicas de calle. Contra pronóstico se hacen grandes amigos años más tarde cuando coinciden en la Academia de Policía. Convertidos en agentes, son asignados a un grupo especial con sede 21 Jump Street, especializados en infiltrarse en ambientes juveniles aprovechando su aspecto imberbe: y su primera misión es volver al instituto de antaño, para desarticular una red de tráfico de una nueva droga de diseño. Ambos descubrirán que las cosas han cambiado un tanto desde su época estudiantil. Adaptación con puesta al día de la serie televisiva de los 80, en la que estuvo un juvenil Johnny Depp. Firman el guión Michael Bacall, y uno de los protagonistas, el especialista en comedia Jonah Hill; tras la cámara tenemos al dúo director de la cinta animada Lluvia de albóndigas, o sea, Phil Lord y Chris Miller (II). La cinta está en línea con el clásico cine adolescente de instituto, donde los gags giran en torno al sexo, las drogas, las fiestas y el contraste entre distintos tipos de alumnos; a ello se suma la abundante acción del cine policial de las películas de pareja de colegas tipo Arma letal, donde se convierten en objeto de broma sus típicas persecuciones y explosiones, las situaciones que afrontan los agentes ocultos, los moteros macarras, etc. No podemos negarlo, la cinta contiene un puñado de momentos tronchantes, algunos en torno a las ideas actuales sobre lo políticamente correcto. Y funciona bien la “extraña pareja” compuesta por los supuestamente hermanos a los que encarnan Hill y Channing Tatum. Pero también es cierto que la trama acaba siendo reiterativa, se suceden las situaciones parecidas sin que avance la acción, y que el recurso facilón a lo zafio agota al espectador mejor dispuesto.

5/10
Lluvia de albóndigas

2009 | Cloudy with a Chance of Meatballs

Aunque cuando aparece una película de animación de Pixar, deja al resto del sector ‘a la altura del betún’, lo cierto es que es un género que goza de buena salud. Son frecuentes las producciones que, sin estar a la altura de los creadores de Toy Story, tienen una animación que funcione, y guiones imaginativos. Es el caso de esta adaptación de un libro de Judi y Ron Barrett, producida por Sony Pictures, una sorpresa en las listas de recaudación. Flint Lockwood, joven aspirante a inventor, desarrolla una máquina que consigue que lluevan todo tipo de alimentos a la carta. Todo el mundo parece feliz de llevarse a la boca platos variados, cansados como estaban de comer siempre sardinas. Además, el alcalde pretende aprovechar el invento para atraer al turismo, mientras que Sam Sparks, becaria de una cadena televisiva metereológica, logra buenísimos resultados de audiencia con sus conexiones en directo. Manipulado por el alcalde, y temeroso de que sus vecinos dejen de considerarle un héroe, Flint no se atreve a detener su máquina, a pesar de las advertencias de un contador, que le avisa de que llegará un momento en que el proceso puede ser peligroso. Se salda con buena nota el film dirigido por Chris Miller (Shrek tercero) mano a mano con el debutante en el largometraje Phil Lord. Viene a ser una parodia de las películas catastrofistas al estilo de Twister, El día de mañana, Independence Day, 2012, pues entre otras cosas se ríe de que en el género la amenaza siempre ataca primero a las grandes capitales del mundo. Los personajes están llenos de encanto, especialmente Flint Lockwood, el joven inventor hiperactivo, que protagoniza gags de humor físico que recuerdan a Bugs Bunny y demás personajes de la animación clásica de Warner. Está muy lograda también Sam, la reportera que oculta su inteligencia y su verdadera personalidad. Entre los secundarios, resulta especialmente memorable Tim Lockwood, padre del protagonista, un hombre chapado a la antigua que se expresa a través de metáforas de pesca. Lluvia de albóndigas parte de un guión divertido, bastante redondo, con gags para adultos, que sobre todo advierte de las consecuencias de la ambición desmedida, y también de la falta de escrúpulos a la hora de utilizar los adelantos científicos. Salen otros numerosos temas a lo largo del metraje, aunque sobresale, por la gracia con la que está tratado, todo lo relativo a las relaciones paternofiliales y la comunicación intergeneracional.

6/10
La Lego película 2

2019 | The Lego Movie 2: The Second Part

Segunda entrega legopeliculera, donde las aventuras que viven los personajes y la falta de armonía imperante tienen que ver con los modos distintos que tienen de jugar con las piezas de construcción del hermanos, el chico ya casi un adolescente, y ella una niña. Ha pasado el tiempo en Bricksburg, pero a pesar de que Emmet, con su proverbial optimismo, sigue cantando aquello de que "Todo es fabuloso", la realidad es un poco diferente. Unas piezas alienígenas de construcción, han llegado desde Lego Duplo al más puro estilo timburtoniano de Mars Attacks! con aquello de "Venimos en son de paz", mientras siembran el caos. De modo que han derribado edificios y convertido aquello en un paisaje postapocalíptico tipo Mad Max. En tal tesitura Lucy se ha vuelto una chica dura, y considera que los planes de Emmet para vivir felices en una casita son una quimera. Pero la gente de Lego Duplo, que retiene a los legosuperhéroes de la Liga de la Justicia, tienen un plan para recuperar la paz. La Reina que puede adoptar cualquier forma les invita a una boda real. Lo que no sabe Batman es que la idea es que sea algo más que un invitado. Phil Lord y Christopher Miller repiten como guionistas en el nuevo, oeri han preferido apartarse de la dirección del film en beneficio de Mike Mitchell, que estuvo detrás de Trolls y Shrek: Felices para siempre. De nuevo estamos ante un film muy dinámico, con una parte breve de actores de carne y hueso, donde se aboga por la unión familiar dentro de las típicas discusiones fraternales o papá que se quita de en medio dejando las tareas incómodas a mamá. Precisamente la rivalidad entre hermanos es la que justifica ingeniosamente la trama que se inventan con sus juguetes, donde chocan dos visiones de Lego. En la dominante parte animada hay un ritmo trepidante, en que se ha logrado un manejo casi perfecto de los ladrillos de construcción, y el modo en que se destrozan las estructuras. Además está muy presente un característico sentido del humor, marca de la casa, gamberro dentro de unos estudiados límites, y con muchísimos guiños cinéfilos y bromas con los superhéroes. Quizá algunos pasajes de acción son un poco reiterativos, pero el conjunto asegura de sobras la deseada diversión.

6/10
La Lego película

2014 | The Lego Movie

En la gran pantalla han triunfado películas basadas en los argumentos de juegos y juguetes conocidos internacionalmente, como G.I. Joe, Transformers y Battleship. La Lego película se apoya en el tirón del popular juego de construcción de bloques de plástico, creado en Dinamarca. Emmet, un ciudadano normal y corriente de vida anodina que trabaja en la construcción, encuentra casualmente una pieza que según una antigua profecía acabará con Mega-Malo, un tipo dispuesto a arruinar el mundo. Le ayudará a llevar a cabo esta tarea la enigmática y atractiva Supercool, Batman, un pirata, un mago y un astronauta, entre otros. Phil Lord y Chris Miller (III), responsables de Infiltrados en clase y Lluvia de albóndigas, salen airosos del reto de que su largometraje no parezca un anuncio alargado de Lego. Los realizadores y guionistas recrean el universo del juego con mucha imaginación. Todos los personajes y decorados parecen montados con piezas cúbicas, y la animación por ordenador está muy cuidada, e incluso ocasionalmente se integra de forma convincente con imagen real. La Lego película, plagada de inteligentes referencias a películas e ingeniosos golpes de humor, parece imitar los juegos infantiles, que componen surrealistas historias, donde se salta entre escenarios del Salvaje Oeste y de la Edad Media, etc., y se mezclan muñecos de diferentes universos. Así Batman y los personajes de La guerra de las galaxias y El Señor de los Anillos –todos ellos reconvertidos en figuras de Lego– se entrecruzan con bastante gracia. Apología de la imaginación, La Lego película advierte del peligro de caer en el adocenamiento y la vulgaridad. Asímismo, invita a cuestionar las reglas prefijadas cuando éstas podrían no tener sentido, a formarse un pensamiento crítico y a esforzarse para convertirse en una persona excepcional.

6/10
Lluvia de albóndigas

2009 | Cloudy with a Chance of Meatballs

Aunque cuando aparece una película de animación de Pixar, deja al resto del sector ‘a la altura del betún’, lo cierto es que es un género que goza de buena salud. Son frecuentes las producciones que, sin estar a la altura de los creadores de Toy Story, tienen una animación que funcione, y guiones imaginativos. Es el caso de esta adaptación de un libro de Judi y Ron Barrett, producida por Sony Pictures, una sorpresa en las listas de recaudación. Flint Lockwood, joven aspirante a inventor, desarrolla una máquina que consigue que lluevan todo tipo de alimentos a la carta. Todo el mundo parece feliz de llevarse a la boca platos variados, cansados como estaban de comer siempre sardinas. Además, el alcalde pretende aprovechar el invento para atraer al turismo, mientras que Sam Sparks, becaria de una cadena televisiva metereológica, logra buenísimos resultados de audiencia con sus conexiones en directo. Manipulado por el alcalde, y temeroso de que sus vecinos dejen de considerarle un héroe, Flint no se atreve a detener su máquina, a pesar de las advertencias de un contador, que le avisa de que llegará un momento en que el proceso puede ser peligroso. Se salda con buena nota el film dirigido por Chris Miller (Shrek tercero) mano a mano con el debutante en el largometraje Phil Lord. Viene a ser una parodia de las películas catastrofistas al estilo de Twister, El día de mañana, Independence Day, 2012, pues entre otras cosas se ríe de que en el género la amenaza siempre ataca primero a las grandes capitales del mundo. Los personajes están llenos de encanto, especialmente Flint Lockwood, el joven inventor hiperactivo, que protagoniza gags de humor físico que recuerdan a Bugs Bunny y demás personajes de la animación clásica de Warner. Está muy lograda también Sam, la reportera que oculta su inteligencia y su verdadera personalidad. Entre los secundarios, resulta especialmente memorable Tim Lockwood, padre del protagonista, un hombre chapado a la antigua que se expresa a través de metáforas de pesca. Lluvia de albóndigas parte de un guión divertido, bastante redondo, con gags para adultos, que sobre todo advierte de las consecuencias de la ambición desmedida, y también de la falta de escrúpulos a la hora de utilizar los adelantos científicos. Salen otros numerosos temas a lo largo del metraje, aunque sobresale, por la gracia con la que está tratado, todo lo relativo a las relaciones paternofiliales y la comunicación intergeneracional.

6/10

Últimos tráilers y vídeos