IMG-LOGO

Biografía

Dave Franco

Dave Franco

35 años

Dave Franco

Nació el 12 de Junio de 1985 en Palo Alto, California, EE.UU.
Filmografía
Zeroville

2019 | Zeroville

Entre amor al cine, cinefilia, afición al cine y mitomanía, existe un amplio rango de mayor o menor vinculación con el Séptimo Arte. Algunos espectadores buscan pasar el rato con las películas, otros incluso piensan que son una invitación a la reflexión, pero los que hay que las convierte en algo tan necesario para vivir como el aire que respiramos. A esta categoría pertenece Vikar, el protagonista de Zeroville, la nueva película de James Franco. El extremismo fílmico de Vikar se presenta ya desde los primeros compases de Zeroville, el personaje, con el pelo cortado al cero, tiene grabado en la nuca un tatuaje de sus admirados Montgomery Clift y Elizabeth Taylor, su película favorita es Un lugar en el sol, y él mismo en efecto también busca su sitio a la luz del astro que nos ilumina, y piensa que tal lugar sólo puede encontrarse en Hollywood. Arquitecto frustrado, le acompaña en su habitación de un hotel –una que antaño ocupó Monty– la maqueta de una iglesia por él diseñada tiempo atrás. Tal vez esa fe le decepcionó, no se nos aclara este punto, pero ahora vive para el cine, es capaz de citar con soltura nombres de directores y películas, aunque no había visto cine hasta tiempos muy recientes, y se abriendo paso en lo profesional, hasta el punto de ser requerido para montar una película de corte erótico, donde actúa la mujer a la que ha sublimado, Soledad, que le hace evocar a la Taylor. Franco ambienta la película a finales de los 60, la misma época en que Tarantino sitúa Érase una vez en... Hollywood, hasta se menciona el asesinato de Sharon Tate, aunque el tono es muy diferente. Resulta difícil hablar en este caso de nostalgia romántica, a pesar de los numerosos guiños cinéfilos, y predomina en cambio un tono entre alucinado y disparatado, en que se anticipa la llegada del nuevo Hollywood, con presencias juveniles de Martin Scorsese, Francis Ford Coppola y Steven Spielberg. Se pinta con cariño a algunos mentores de Vikar, y se fustiga a la figura del productor que no tiene en verdadera consideración a las personas ni a las películas que hacen. Estamos decididamente ante una propuesta bizarra, que seguramente tiene el tono que el director pretende, pero que resulta bastante banal y vacía, ya sea en la subtrama romántica, en la cuestión de Soledad y su hija, en la idea de que la única eternidad a la que podemos aspirar reside en los fotogramas de las películas.

4/10
6 en la sombra

2019 | 6 Underground

Un millonario que ha fingido su propia muerte ha reclutado a cinco individuos para formar un equipo que persigue a peligrosos criminales y tipos sin escrúpulos. No se conocen entre sí por sus nombres, sino por números, comenzando con su líder, que se hace llamar Uno. Tras perder a uno de los miembros del equipo, durante una misión contra un narcotraficante en Italia, Uno llevará a sus hombres a Turdistán, un país árabe, para secuestrar a un temible individuo que ha dado un golpe de estado. Tras más de una década dedicado casi al completo a la saga iniciada con Transformers, de Paramount, Michael Bay ha logrado que Netflix le ceda la friolera de 150 millones de dólares y le haya dado luz verde para rodar lo que quisiera. Como consecuencia ha dado rienda suelta a su estilo propio, lo que quiere decir que parte de un guión aún más inexistente que en sus últimas entregas de la saga de los robots convertibles, pues únicamente parece interesado en componer vistosas secuencias de acción, más violentas que las de sus trabajos precedentes, compuestas con un montaje frenético. En el arranque sorprende, por la vistosa persecución inacabable por las calles de Florencia, pero finalmente acaba agotando, por la falta absoluta de personajes de entidad, o de secuencias con un mínimo de tensión dramática. De esta forma desaprovecha a actores de probada solvencia, como Ryan Reynolds y Mélanie Laurent, pues les han tocado personajes estereotipados.

5/10
The Little Hours

2017 | The Little Hours

The Disaster Artist

2017 | The Disaster Artist

Una película que parte de hechos auténticos, de las andanzas de un director de esos que, al estilo Ed Wood, son definidos como el peor de la historia, o que han hecho el mayor bodrio de todos los tiempos. Lo que permite situaciones humorísticas muy divertidas. Pero a la vez, se atrapa la pasión por el oficio, la ilusión por convertir en celuloide –ahora también en soporte digital– esas historias que bullen en el espíritu de uno, quien considera que deben ser contadas y conocidas por el público. Lo patético y risible reviste cierta grandeza, que merece ser destacada, hasta con alguien con tan poco talento como Tommy Wiseau, director de The Room. De origen incierto –él decía que era de Nueva Orleans a pesar de su imposible acento, según IMDb nació con el nombre de Piotr Wieczorkiewicz en Poznan, Polonia, en 1955– vemos en The Disaster Artist que aspira a lo más alto de la carrera artística, ser actor y director de cine. Pero no trata de realizar su sueño hasta que encuentra un alma gemela, una suerte de hermano con todo el ímpetu de la juventud, que sienta lo mismo. Se trata de Greg Sestero, con quien conecta inmediatamente, de modo que ambos marchan juntos a Los Angeles. Tras intentos infructuosos para conseguir trabajo, será el propio Wisau quien ponga en marcha su propia película con guión escrito por él, The Room, que financia gracias a su nutrida cuenta corriente, nadie sabe de donde ha podido sacar el dinero. El actor James Franco es el responsable de este film, bien llevado, donde también él es protagonista junto a su hermano Dave. La Concha de Oro ganada en San Sebastián resulta totalmente razonable, aunque podía haber ido a parar a otros títulos con méritos no tan distantes. Y aunque el tono de la película de Tim Burton es diferente, un aura de romanticismo envuelve Ed Wood, lo cierto es que son inevitables las comparaciones, y la película citada es indudablemente mejor. Todo el mundo sabe que James Franco no para quieto un momento, a su inicial carrera de actor ha sumado la de director y productor, en la que sobreabundan los proyectos, algunos ya realizados. Esa pasión por la profesión de cineasta es lo que sin duda le ha cautivado de la estrafalaria personalidad de Tommy Wiseau, que suple su falta de talento con el entusiasmo puro y duro. Puede ser raro, egocéntrico, celoso, de carácter imposible, pero su determinación para hacer lo que desea, sin dejar que le afecte la pésima opinión que tienen de él los demás como cineasta, resulta admirable, y es que nunca se viene abajo. Y cuando está a punto, ahí está la amistad de Greg Sestero, quien resiste lo loco y absurdo que parece un proyecto que podría echar por tierra su trayectoria futura, de un artista desastre sólo cabe esperar una película desastre. La película logra su propósito, contagiar el amor al cine y por ende a la propia profesión a través de alguien que no es el mejor ni mucho menos, pero que lo intenta. La paradoja de que la chapuza pueda caer en gracia engancha, aunque al mismo tiempo deja la sensación de que este “así se hizo” dramatizado no da para tanto. Podría uno preguntarse por qué James Franco, que interpreta a Tommy, ha decidido que su hermano encarne a Greg Sestero. Todo apunta a subrayar la metáfora de que tenemos a unos “hermanos del alma”, de los que al principio se acentúa su innegable parecido físico. En cambio, a medida que discurre la narración y surgen los problemas, las diferencias en su aspecto son más marcadas, uno sigue en las nubes, mientras que el otro quiere pisar el suelo.

6/10
Malditos vecinos 2

2016 | Neighbors 2: Sorority Rising

El segundo hijo de Mac (Seth Rogen) y Kelly Radner (Rose Byrne) viene de camino, y los felices padres están decididos a ser auténticos adultos y mudarse a las afueras. Pero cuando creían haber recuperado el barrio y que sería fácil vender su casa, se enteran de que una fraternidad femenina acaba de alquilar la casa vecina y que las chicas están mucho más descontroladas que Teddy (Zac Efron) y sus hermanos. Cansadas del sistema sexista y restrictivo de la universidad, las poco ortodoxas chicas de Kappa Nu quieren un local donde desmelenarse y hacer lo que les venga en gana. Shelby (Chloë Grace Moretz) y sus hermanas, Beth (Kiersey Clemons) y Nora (Beanie Feldstein), encuentran la casa perfecta al lado del campus y el hecho de que esté situada en una calle tranquila no les impedirá celebrar fi estas aún más épicas que las de sus predecesores.

Nerve

2016 | Nerve

Adaptación de una novela juvenil de Jeanne Ryan en torno a internet y las redes sociales, cuyos directores no podían estar mejor escogidos. En efecto Henry Joost y Ariel Schulman se dieron a conocer en 2010 gracias al documental Catfish, donde seguían la relación que establecía un hermano del segundo con una chica a través de Facebook. Aquí la pareja de realizadores centra su atención en Venus Delmonico, Vee, una jovencita con personalidad, pero algo cortada, se diría que muy diferente a su osada amiga Sydney. Ello se nota en que no se atreve a decir a su madre que planea dejar el nido e irse a estudiar a CalArts donde le han admitido, pero sobre todo en su reticencia a inscribirse en Nerve, el juego de moda en internet, de dudosa legalidad, y donde Sydney descolla. En Nerve hay jugadores y observadores, y los primeros deben aceptar los desafíos que anónimamente se les proponen, a partir de los datos personales que dan a conocer en las redes sociales. Desde hacer un “calvo” a agarrarse a un autobús mientras uno se mueve sobre patines, cualquier cosa puede ser propuesta; y por supuesto los jugadores más interesantes van sumando seguidores y cuando cuando cumplen los desafíos propuestos reciben suculentos ingresos en sus cuentas bancarias. Contra pronóstico, Vee decide jugar una vez, por probar, y superado el primer desafío se convierte en alguien muy popular en Nerve, y en su andadura le ayuda Ian, otro atractivo jugador. Joost y Schulman demuestran tener un don para plasmar en imágenes las razones que llevan a tantas personas a la adicción a las pantallas: combatir el aburrimiento, anhelo de emociones fuertes, deseo de notoriedad y reconocimiento social, etcétera. Y al pintar un ambiente juvenil, muestran los clásicos celos entre amigos, la timidez e inseguridad que asoman con frecuencia, el disimulo y falta de confianza con los padres, y también el superficial atractivo por el lujo y lo prohibido. Nerve no pretende ser un sesudo análisis las nuevas tecnologías ni un estudio sociológico juvenil, pero algunas ideas sobre estas realidades apunta con una trama entretenida y servida a buen ritmo, que tiene el problema de no saber acabar, el modo en que todo se resuelve, aunque parece que se ha meditado, resulta algo simplón. Funciona bien la pareja protagonista, Emma Roberts y Dave Franco, y también los juveniles secundarios, mientras que la madre Juliette Lewis resulta un personaje demasiado desdibujado.

6/10
Ahora me ves 2

2016 | Now You See Me 2

Secuela de Ahora me ves..., entretenida película de acción y sorpresa que mezclaba el mundo de la magia con el thriller policiaco. En este caso, se retoma la historia de los protagonistas un año después. Tras asombrar al mundo, hacer justicia contra los corruptos y dar con un par de narices al FBI, el grupo de los llamados “Jinetes” lleva tiempo en la sombra, algo que empieza a molestarles. Pero coincidiendo con la llegada de un nuevo fichaje, la dicharachera Lula, el jefe Dylan Rhodes –aún camuflado en la policía– planeará un espectáculo para acabar con una empresa tecnológica que juega y hace dinero con la intimidad de las personas. Sin embargo, algo saldrá mal y Los Cuatro Jinetes serán secuestrados y trasladados a Macao. No funciona esta película pese al presumible atractivo de la temática y al estupendo reparto que contiene. Quizá el listón estaba muy alto, o quizá el gran problema es que ya no hay ninguna sorpresa para el espectador a la hora de impactar con los trucos y parafernalias pirotécnicas y luminosas al estilo David Copperfield, a la sazón coproductor de la película. Es más, hay claramente un abuso en este aspecto, de modo que amparados en los efectos especiales, la trampa en pantalla está servida y cualquier cosa parece posible. Pero el director Jon M. Chu no ha sabido darse cuenta de que de esta manera el interés por el destino de los personajes se esfuma completamente, pues está claro que todo es una ilusión y el conejo acabará saliendo de la chistera. Se podría subsanar tal lacra con una historia inteligente, imaginativa, pero inexplicablemente el guión de Ed Solomon olvida la seriedad y se convierte en simple excusa para acumular escenas “mágicas”. Y como ni siquiera los personajes tienen la presencia del primer film, se llena ese vacío con una palabrería confusa, un ritmo desenfrenado y unos espectáculos de malabarismos que a fuerza de insistir acaban agotando hasta el extremo, como la larguísima y tonta escena del robo del chip, un número circense totalmente ridículo. Tampoco hace un favor al film el toque de comedia –especialmente con la aparición de ese cargante gemelo que hace posible el doble papel de Woody Harrelson–, aunque es verdad que sí tiene su gracia haber contado con Daniel Radcliffe (sin duda de lo mejor de la película) para encarnar al malvado magnate que quiere aniquilar a los magos, oh paradoja. También aportan empaque, es cierto, los veteranos Michael Caine y Morgan Freeman, e incluso tiene su punto la presentación del nuevo fichaje femenino, Lizzy Caplan, que sustituye a la Isla Fisher de la primera parte. En fin, Ahora me ves 2 es un entretenimiento correcto, pero bastante vacuo, que acaba haciéndose largo por su ligereza.

4/10
Negocios con resaca

2015 | Unfinished Business

Dan decide abandonar su empresa cuando le notifican que le bajarán el sueldo. Su intención es montar la suya propia y hacer sombra así a los negocios de su antigua jefa. Formará tándem entonces con dos socios, a cual más incompetente: el maduro Timothy, que sólo piensa en divorciarse para poder acostarse con más mujeres, y el joven Mike, un chico con pocas neuronas, incapaz de hacer la o con un canuto. Juntos intentarán cerrar un importante acuerdo de negocios en Europa. El desfase será total. Patochada norteamericana que incide en el tipo de bobería soez que desgraciadamente ha ido haciéndose un hueco en el género de la comedia estadounidense. El planteamiento inicial prometía más, pero el guión sólo avanza a través de la acumulación de escenas de ínfimo calado y dudoso gusto. Tampoco funciona bien el equilibrio, digamos, emocional, pues al personaje principal, un tipo normal que quiere sacar adelante a su familia, se le suman dos socios tan ridículos y a veces tan patéticos que verdaderamente producen desconcierto y anulan cualquier tipo de seriedad y verosimilitud al conjunto. Al correcto pero sosito Vince Vaughn –que repite con el director Ken Scott tras ¡Menudo fenómeno!– acompaña una desaprovechadísima Sienna Miller, protagonista de un hilo narrativo principal pero al que incomprensiblemente se deja morir. En cuanto al veterano Tom Wilkinson y al joven Dave Franco, sólo cabe decir que sus papeles no se cuentan precisamente entre los más memorables de su filmografía... En definitiva, apenas se salva algo en Negocios con resaca y algunas groserías son llamativamente repulsivas, como las escena de los penes, absolutamente inenarrable.

2/10
Malditos vecinos

2014 | Neighbors

Mac y Kelly han comprado una linda casita donde quieren criar a su bebé Stella. No cuentan con que a su lado se mudará una hermandad universitaria, dispuesta a correrse todo tipo de juergas, con música a todo trapo, alcohol, drogas y sexo. Por las buenas intentarán Mac y Kelly que sus hormonales vecinos, capitaneados por Teddy, hagan una vida más tranquila, pero tras su fracaso declararán la guerra a la hermandad y harán todo lo posible para que sea destruida. Comedia absolutamente alocada, en línea con la filmografía de Seth Rogen (Superfumados, Juerga hasta el fin), aquí ejerciendo también labores de productor. En realidad todo lo que cuenta Malditos vecinos es una patochada sin cuento y el centro de la trama –fiestas descerebradas universitarias– es la carcasa perfecta para ofrecer una y otra vez chistes guarros, imágenes groseras y situaciones marrones de escasa originalidad. Aunque en ocasiones la risa surja espontánea, verdaderamente llama la atención la cantidad de procacidades que se sueltan por minuto, y es alarmante que los guionistas Andrew J. Cohen y Brendan O'Brien prácticamente no aciertan a inventar un gag que no tenga que ver con el sexo (se salvan las referencias cinéfilas, algunas muy divertidas como las imitaciones de Robert de Niro). Tanto ellos, como el director Nicholas Stoller (Todo sobre mi desmadre) provienen del exitoso modelo “Apatow”, pero aquí dejan completamente de lado la historia -que decae con los minutos– y mantienen sólo el envoltorio desmadrado. Se comprende que el film sólo gustará a los fans de este tipo de cine. En fin, al menos Seth Rogen y Rose Byrne componen una pareja correcta, con química, a la que se suma un esforzado Zac Efron, al cual, dicho sea de paso, le sigue costando huir de sus papeles académicos.

3/10
Infiltrados en la universidad

2014 | 22 Jump Street

Secuela de Infiltrados en clase, en donde los protagonistas, como puede colegirse del título, cambian las aulas del instituto por las de la universidad. La esperpéntica pareja de policías compuesta por el inseguro y gordito Schmidt y el fornido y chuleta Jenko, tendrán un cometido casi calcado al de la primera parte, pues su misión es infiltrarse entre los estudiantes de la universidad local y descubrir a los responsables de la circulación de una peligrosa droga de diseño llamada Whipy, por la que ha muerto una estudiante. Tras hacer un interesante paréntesis animado con La Lego película, los directores Phil Lord y Christopher Miller vuelven a ofrecer nuevas aventuras de una de las parejas de polis más estrafalarias que se pueda imaginar. El resultado es una patochada sin cuento, en donde las sucesión de chistes y gags de lo más tonto es inagotable, con tendencia, claro, por la gracieta grosera y el humor escatológico y verdulesco. Entre medias una mínima trama de acción y un conflicto de lo más ridículo entre los personajes protagonistas, que sufren su propia crisis de compañerismo y están a punto de perderse el uno al otro. Pero en realidad hay muy poco más que decir de Infiltrados en la universidad, como no sea que absolutamente todo es una excusa para hacer reír, cosa que sabe hacer bastante bien, la verdad sea dicha, el talentoso y patoso de Jonah Hill, mientras que Channing Tatum le sigue muy por detrás.

3/10
Ahora me ves...

2013 | Now You See Me

Durante un espectáculo en Las Vegas, un grupo de magos denominado Los cuatro jinetes teletransporta desde el escenario a un tipo elegido al azar entre el público a su banco en Francia para robar una gran cantidad de dinero que reparten entre los espectadores. Investiga el asunto el agente del FBI Dylan Hobbs, que cuenta con la ayuda de Alma Vargas, una detective de la Interpol. Descubren que entre los asistentes al show se encontraba Thaddeus Bradley, un delatador de magos, que sospecha los trucos usados por el cuarteto para llevar a cabo el golpe. Thriller que parte de un guión de Boaz Yakin (director y libretista de Fresh, El precio de la libertad), Ed Solomon (guionista de Men in Black) y el debutante Edward Ricourt, que parecen aplicar al cine las reglas de un buen espectáculo de magia. Primero captan la atención del público con un prometedor punto de partida, y posteriormente se sacan continuos conejos de la chistera para sorprender una y otra vez. Exigen suspender la credulidad en algunos puntos, como la extrema habilidad para el hipnotismo de uno de los personajes, y sus numerosos giros pueden acabar agotando, pero el espectador que se deje llevar pasará un rato ameno. Cuenta además con un elenco muy bien escogido, en el que destacan Jesse Eisenberg, Isla Fisher, Woody Harrelson y un inmenso Mark Ruffalo que le da mucha gracia a su personaje, el policía. Recupera a José Garcia (Utopía), un tanto desaparecido últimamente en un papel muy secundario, y reúne a Morgan Freeman y Michael Caine, tras la saga de El caballero oscuro, que le dan lustre a la función. Con el trabajo de todos se puede pasar por alto la extrema ligereza de la cinta, y que la realización de Louis Leterrier (Transporter 2, El increíble Hulk) no pase de correcta.

6/10
Memorias de un zombie adolescente

2012 | Warm Bodies

El argumento de Memorias de un zombie adolescente viene a ser una versión libre de Romeo y Julieta. Así, R., un joven muerto viviente que se alimenta de cerebros humanos, participa en una escaramuza contra un grupo de supervivientes. Pero tras despedazar a un chico que va acompañado de su joven novia, Julie, se siente atraído por ella, y decide rescatarla de la voracidad de los otros muertos vivientes. Mientras R. y Julie tratan de sobrevivir, surgirá el amor entre ambos. El irregular Jonathan Levine (Seducción mortal) adapta la novela de Isaac Marion, que aparte de las referencias a William Shakespeare se sitúa muy en la línea de Crepúsculo, aunque cambiando los vampiros por muertos vivientes. La diferencia fundamental estriba en que Memorias de un zombie adolescente incorpora numerosos elementos humorísticos, casi todos bastante negros, pero efectivos. No faltan las buenas dosis de secuencias acarameladas que posiblemente sean la causa de que el film haya sido un tremendo éxito, en su estreno en Estados Unidos. El veterano John Malkovich, como padre de armas tomar de la protagonista, da un poco de lustre al reparto, encabezado por Nicholas Hoult (la Bestia en X-Men: Primera generación) y Teresa Palmer (El aprendiz de brujo), dos jóvenes valores un tanto insulsos. Los efectos digitales resultan un tanto rudimentarios.

4/10
Infiltrados en clase

2012 | 21 Jump Street

Schmidt y Jenko fueron rivales en el instituto. El primero era el típico pringado empollón, mientras que el otro, un guaperas, se llevaba a las chicas de calle. Contra pronóstico se hacen grandes amigos años más tarde cuando coinciden en la Academia de Policía. Convertidos en agentes, son asignados a un grupo especial con sede 21 Jump Street, especializados en infiltrarse en ambientes juveniles aprovechando su aspecto imberbe: y su primera misión es volver al instituto de antaño, para desarticular una red de tráfico de una nueva droga de diseño. Ambos descubrirán que las cosas han cambiado un tanto desde su época estudiantil. Adaptación con puesta al día de la serie televisiva de los 80, en la que estuvo un juvenil Johnny Depp. Firman el guión Michael Bacall, y uno de los protagonistas, el especialista en comedia Jonah Hill; tras la cámara tenemos al dúo director de la cinta animada Lluvia de albóndigas, o sea, Phil Lord y Chris Miller (II). La cinta está en línea con el clásico cine adolescente de instituto, donde los gags giran en torno al sexo, las drogas, las fiestas y el contraste entre distintos tipos de alumnos; a ello se suma la abundante acción del cine policial de las películas de pareja de colegas tipo Arma letal, donde se convierten en objeto de broma sus típicas persecuciones y explosiones, las situaciones que afrontan los agentes ocultos, los moteros macarras, etc. No podemos negarlo, la cinta contiene un puñado de momentos tronchantes, algunos en torno a las ideas actuales sobre lo políticamente correcto. Y funciona bien la “extraña pareja” compuesta por los supuestamente hermanos a los que encarnan Hill y Channing Tatum. Pero también es cierto que la trama acaba siendo reiterativa, se suceden las situaciones parecidas sin que avance la acción, y que el recurso facilón a lo zafio agota al espectador mejor dispuesto.

5/10
Noche de miedo (Fright Night)

2011 | Fright Night

Charley y su madre separada tienen un nuevo vecino en el barrio residencial donde viven a las afueras de Las Vegas. El problema es que el macizo Jerry, que así se llama el vecino, es un vampiro, y aunque el friqui Ed advierte a su amigo Charley de su condición de chupasangres, éste, que quiere ser un tipo popular para que no le deje su novia May, no le hace ningún caso. Con terribles consecuencias que le obligarán a reaccionar. Puesta al día de  Noche de miedo, la peli de terror ochentera de Tom Holland, servida en 3D con fotografía del español Javier Aguirresarobe. La función corre a cargo de un director inesperado, Craig Gillespie, responsable de la sorprendente Lars y una chica de verdad, y de la serie televisiva United States of Tara. Como se ve, el argumento es lo de menos, de lo que se trata es de plegarse con buen ritmo a las convenciones de las películas de miedo para adolescentes, con sustos, ligoteos y sentido del humor, este segundo a ratos de tipo paródico: pues se retuercen los clichés y se hacen bromas con  Crepúsculo, hasta el punto de que el mismo actor Anton Yelchin luce un look que recuerda al vampiro guaperas Edward Cullen. No faltan las convenciones habituales para combatir a los vampiros, el recurso al gore y variados efectos especiales, junto a personajes alocados de distinto pelaje. Colin Farrell compone al maléfico vampiro con una perpetua pose de ser superior invencible. La película es lo que es, entretenimiento intrascendente para un público poco exigente, pero al menos no totalmente infumable. La idea es seguir la senda de títulos como Bienvenidos a Zombieland.

4/10
Siempre a mi lado (Charlie St. Cloud)

2010 | Charlie St. Cloud

Zac Efron se esfuerza por mantener la desmesurada popularidad que le dio la saga iniciada con High School Musical. En esta ocasión protagoniza un drama romántico –con elementos fantásticos– que le pone de nuevo a las órdenes de Burr Steers, con quien rodó 17 otra vez. Steers adapta la novela de Ben Sherwood, publicada en España como “La muerte y vida de Charlie St. Cloud”, que ha cosechado un gran éxito. El tal Charlie St. Cloud, personaje que interpreta Zac Efron, es un joven prometedor, a punto de ir a la universidad con una beca deportiva, por su enorme habilidad para la vela. Pero en un trágico accidente de coche muere Sam, su hermano pequeño, y Charlie, que conducía el vehículo, se siente tan afectado que acaba dejándolo todo para trabajar como cuidador en el cementerio donde éste ha sido enterrado. Descubre que puede ver el fantasma del niño fallecido, con el que se encuentra regularmente. St. Cloud parece haber renunciado a avanzar en la vida hasta que se siente atraído por Tess, antigua compañera del instituto y apasionada del mar. Se queda en un drama romántico destinado al público adolescente de bajo calado, con una puesta en escena muy convencional e interpretaciones irregulares. Destaca el pequeño papel de la veterana Kim Basinger, que encarna a la madre del protagonista, mientras que Zac Efron gustará a sus numerosos fans, pero lo cierto es que no parece que vaya a tener una gran proyección en el futuro, a diferencia de algún otro ídolo adolescente, como Robert Pattinson. Se intenta revestir la historia con algunas reflexiones sobre la aceptación de la muerte, la fe, la tenacidad, que a ratos tienen interés. Funciona mejor la subtrama del hermano muerto que la historia romántica, pues aunque al principio tiene su interés, acaba agotando por sus forzados giros, que le quitan cualquier atisbo de seriedad. El título en español parece poco acertado por su gran similitud con la reciente Siempre a tu lado (Hachiko).

4/10

Últimos tráilers y vídeos