IMG-LOGO

Biografía

Edmund H. North

Edmund H. North

Edmund H. North

Premios: 1 Oscar

Oscar
1971

Ganador de 1 premio

Filmografía
Meteoro

1979 | Meteor

Muestra setentera de cine de catástrofes, esta vez con el temor de que un meteorito gigante caiga sobre la Tierra y nos deje hechos polvo. La roca, que recibe el nombre de "Orpheus", está intentando ser destruida por misiles nucleares aunque los trozos que desprende causan olas gigantes y un terremoto que asola Nueva York, en la mejor tradición del género. Como no podía ser de otra forma en este tipo de cine, su reparto acaba siendo lo más lúcido del asunto: Sean Connery, Natalie Wood, Karl Malden y Henry Fonda, entre otros. La banda sonora contiene una pegadiza marcha central a cargo de Laurence Rosenthal, en un proyecto inicialmente destinado a John Williams. Los técnicos de sonido William McCaughey, Aaron Rochin, Michael J. Kohut y Jack Solomon fueron nominados al Oscar en dicha categoría.

4/10
División Bola de Fuego

1972 | Fireball Forward

Segunda Guerra Mundial. Un general afamado por su dureza se hace cargo de una división que ha cosechado bastantes derrotas. El reto del general será convertirla en una gran fuerza bélica. El director de series televisivas tan célebres como Holocausto o Raíces, entrega esta correcta película bélica, que tiene empaque gracias también a un reparto sólido, encabezado por Ben Gazzara.

5/10
Patton

1970 | Patton

Esta película fue la gran triunfadora de la ceremonia de los oscar de 1970, donde triunfó, entre otros, en los apartados de Mejor Actor –rechazado por George C. Scott, que probablemente era tan extravagante como el personaje que interpretaba–, Mejor Película y Mejor Dirección y, Mejor Guión (escrito por Francis Ford Coppola). Además, el filme consiguió un gran éxito de taquilla y de crítica. Se trata de la biografía filmada del General Patton, a quien George C. Scott consiguió interpretar con tanta convicción, que se convirtió en uno de los papeles más alabados de su carrera, junto con su trabajo en La escalera de caracol. De hecho, unos años después, Scott volvió a interpretar al general Patton en un filme televisivo titulado Los últimos días de Patton, cuya calidad es bastante inferior a la del original. La mejor secuencia es probablemente la inicial, toda una joya de buen cine, en la que Patton da un discurso de bienvenida a los soldados de la Academia Militar. Esta película supuso la consagración de Francis Ford Coppola como guionista y, propició su salto a la dirección. Según sus propias declaraciones, si retrataba al general tal como era, habría acabado con su reputación, pues era un hombre demasiado extraño. Por esta razón, prefirió retratarle como chapado a la antigua, lo que produce en las personas que tiene alrededor –y en los espectadores– una curiosa mezcla entre perplejidad y admiración.

8/10
Submarino X-1

1968 | Submarine X-1

Año 1943. Tras una misión fallida en la que pierde su submarino, el comandante Bolton se hace cargo de un nuevo equipo para llevar a cabo una misión suicida. Deberá conducir los submarinos X, unos pequeños prototipos, hasta el lugar donde se oculta un peligroso barco alemán. Amena cinta bélica, en la línea de los clásicos del cine de submarinos, con un correcto trabajo de James Caan.

5/10
The Fiercest Heart

1961 | The Fiercest Heart

1830, al sur de África. Dos soldados británicos que viajan por la zona enseñan disciplina a un grupo de Boers, que luchan contra los ataques de los zulúes. Uno de los británicos se enamora de la nieta de un oficial, que está comprometida por otro hombre. George Sherman (El gran Jack) filma una cinta de aventuras de corte clásico, en la línea de Tres lanceros bengalíes. Adapta una novela de Stuart Cloete.

5/10
¡Hundid el Bismarck!

1960 | Sink the Bismarck!

Adaptación del libro de C.S. Forester a cargo de Lewis Gilbert, que describe una de las más importantes operaciones bélicas de Reino Unido bastante al principio de la Segunda Guerra Mundial, el hundimiento del Bismark. Con reparto de lo más granado de actores británicos, se describe con detalle y creando tensión el papel jugado por los distintos barcos en el cumplimiento de la misión.

6/10
Escala en Tokio

1958 | The Lady Takes a Flyer

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, aviones y pilotos se reciclan para la vida civil. Un matrimonio proporciona suministros a estos aviones. Jack Arnold dirige un film con una trama no demasiado estimulante, pero que contiene buenas escenas aéreas, y que describe con cierta precisión los sistemas de navegación y aterrizaje de la época. Coprotagonizan Lana Turner y Jeff Chandler.

5/10
Cowboy

1958 | Cowboy

Harris, interpretado por Jack Lemmon, es un recepcionista de un hotel de Chicago. Debido a una serie de circunstancias, se ve obligado a convertirse en un aventurero. Tiene que buscarse la vida en el duro Oeste. Conoce a un fornido ganadero, Tom Reece, interpretado por Glenn Ford. Juntos cierran un trato, por el que Harris debe trasladar un grupo de ganado hasta Méjico. En el camino, Harris aprenderá que la vida de vaquero no tiene nada que ver con la gran ciudad, y que es mucho más dura de lo que se pensaba. La amistad entre Harris y Reece se hará mayor al enfrentarse juntos con las vicisitudes del camino. Delmer Daves está considerado uno de los grandes directores del western. Marcó una revolución en el género con Flecha rota (1950), la primera película en la que los indios no son malos, sino un grupo de seres humanos que luchan por sus tierras. Otras de sus películas son La ley del talión (1956), El tren de las 3:10 (1957) o El árbol del ahorcado (1958). En ellas muestra un estilo personal, que se puede apreciar en Cowboy, en el que aparece un incipiente romanticismo en los personajes. Acción y aventuras protagonizadas por dos actores formidables.

6/10
Tierra de violencia

1956 | The Proud Ones

El comisario de Flat Rock recibe la noticia de que están a punto de llegar al pueblo unos pistoleros liderados por John Barrett, un hombre que pretende asesinarle. Decide presentarle batalla, pero Sally, su novia, le aconseja que huya. Architípica cinta del oeste, que adapta una novela de Verne Athanas. Cuenta, eso sí, con un espléndido reparto.

5/10
Horizontes azules

1955 | The Far Horizons

Película basada en hechos históricos relativos a la compra a Francia, por parte de Estados Unidos, de lo que sería el estado de Luisiana; eran los años de la presidencia de Jefferson. Se describe la expedición liderada por Meriwether Lewis y William Clark, que les llevó hasta el Oceano Pacífico, y donde contaron con el asesoramiento de Sacajawea, una mujer india. El film, basado en una novela de Della Gould Emmons, se toma lógicamente algunas libertades con respecto a la realidad, como la de imaginar un romance entre Clark y Sacajawea, encarnados respectivamente por Charlton Heston y Donna Reed.

5/10
Honor y venganza

1955 | Destry

Decker, un cacique sin escrúpulos, impone su ley despóticamente en un pueblecito del oeste. Cuando el sheriff es asesinado, propone que elijan como sustituto a un viejo borracho, pensando que va a ser muy ineficaz. Éste contacta con Tom Destry, el hijo de un hombre de leyes, para que se convierta en su ayudante. Pero cuando Destry llega al pueblo resulta no ser cómo el sheriff espera, pues nunca ha empuñado un revólver. Eficaz western con un gran trabajo de Thomas Mitchell, en un papel de borracho en la línea del doctor que inmortalizó en la celebérrima La diligencia.

5/10
Parias del vicio

1952 | The Outcasts of Poker Flat

Varios personajes quedan atrapados en una cabaña de las montañas. Entre ellos hay un violento forajido, su esposa, un desgraciado jugador y una bailarina, además de otros personajes indeseables. Es ésta una de las últimas adaptaciones de la obra 'The Outcasts of the Poker Flat', de Bret Hart, escritor con fama de bohemio especializado en novelas del oeste. Destacan los papeles de Anne Baxter y Cameron Mitchell.

4/10
Solo el valiente

1951 | Only the Valiant

Western algo monótono sobre un capitán de Caballería que debe defender un fuerte del ataque de los Apaches y que termina siendo acusado de una masacre provocada por los indios, según un guión adaptado por Edmund H. North y Harry Brown extraído de una novela de Charles Marquis Warren. Aunque estaba contratado por David O. Selznick, Gregory Peck fue prestado a la Warner para esta película llegando a cobrar únicamente 60.000 dólares por la misma. Como curiosidad hay que citar que Gregory Peck luchó también con los apaches en la pantalla en películas como Cielo amarillo (1948), La noche de los gigantes (1969), El oro de MacKenna (1968) y Billy dos sombreros(1973).

5/10
Ultimátum a la Tierra (1951)

1951 | The Day The Earth Stood Still

Un alienígena llega a la Tierra con su robot y un platillo volante. Su mensaje invita a los terrícolas a convivir pacíficamente. La alternativa es clara: o los humanos se las arreglan para vivir en paz, o los extraterrestres se encargarán del problema borrando la Tierra de la faz del Universo mundo. Y es que los hombres demuestran ser bastante burros: disparando a Klaatu, el alienígena recién llegado, nada más bajar de su nave; o discutiendo ridículamente acerca de si los dirigentes mundiales deberían reunirse en Washington o en Moscú. El film de Robert Wise, basado en una historia de Harry Bates, fue rodada en plena guerra fría. Es de justicia reconocerle su coraje, al advertir de los peligros a los que se enfrentaba la humanidad. El director supo modelar de modo magistral una atmósfera de inquietante amenaza. La orden de Patricia Neal al robot (¡Gort! ¡Klaatu barada nikto!) ha llegado a ser frase emblemática de pacifistas y amantes de la ciencia ficción.

7/10
El trompetista

1950 | Young Man With a Horn

Una novela de Dorothy Baker sirve al maestro Michael Curtiz (Robin de los bosques, Casablanca) para contar la historia de un trompetista de jazz, inspirada lejanamente en la vida del legendario Bix Beiderbecke, pionero jazzmen en los años 20 y el mejor solista de raza blanca de la época. A modo de relato nostálgico, narrado por su amigo Smoke, nos adentramos en la vida de Rick Martin, de cómo se enamoró de la música a temprana edad y aprendió a tocar la trompeta de la mano del maestro Art Hazzard. Con los años, Rick llega a ser un trompetista de éxito en el Nueva York de los años cuarenta, aunque él vive la música de otra manera, ajena al espectáculo y al dinero, como un auténtico obseso en busca de la nota perfecta. Es feliz rodeado de sus tres grandes amigos: Willie "Smoke" Willoughby, la entrañable cantante Jo Johnson y su maestro Art Hazzard . Rick jamás se separa de su trompeta, y no ama nada más en la vida. Pero, claro, el amor acaba llamando a su puerta. Y lo hace rotundamente, en forma de Amy, una sofisticada mujer, muy misteriosa y de impresionante belleza, quien logra separarle de su "alter ego", como ella llama a la trompeta de Rick. Sin embargo, sin esa parte de su vida ("la mejor", en sus propias palabras) Rick se sentirá cada vez más perdido. Curtiz ofrece un film muy notable, en donde el drama del artista y el jazz como expresión conforman el núcleo central. El sutil manejo de la cámara, cómo se mueve suavemente entre los personajes, es sencillamente perfecto. Gran parte del sólido resultado de la película se debe al excelente reparto. Kirk Douglas, que entonces despuntaba en su carrera, convence con un papel difícil, lleno de pasión, y Lauren Bacall está cautivadora y desconcertante en su interpretación de la distante Amy, un personaje que se antoja, es cierto, un poquito forzado y que habría demandado algo más de espacio en el guión. Acompañan a las dos estrellas una bondadosa Doris Day, que canta algunos temas maravillosos, como “With a Song in My Heart” o “I May Be Wrong”, y el legendario pianista y compositor Hoagy Carmichael, que interpreta al fiel amigo Smoke. Como se podría esperar, la película está llena de música jazz y ofrece algunas escenas muy logradas, como la de la primera improvisación de Rick y Smoke en la pista de baile, y que les cuesta a los dos el puesto de trabajo. El gran trompetista Harry James fue el encargado de doblar la música que tocaba en pantalla Kirk Douglas. Destaca el fascinante y reiterativo tema “Melancholy Rhapsody”.

7/10
En un lugar solitario

1950 | In a Lonely Place

Dixon Steele (Humphrey Bogart) es un prestigioso guionista, cínico y con una filosofía algo escéptica ante la vida. Está atravesando una mala racha porque no encuentra la inspiración adecuada para su próximo argumento. De repente, se encuentra con que es el principal sospechoso de un misterioso asesinato. El fue la última persona que vio viva a una joven que ha aparecido muerta. Esta joven era una ferviente admiradora suya, y quería ver cómo trabajaba su escritor favorito. El detective Burd Nicolai (Frank Lovejoy), un antiguo amigo suyo, le somete a una dura presión. Dixon encuentra en Laurel Gray (Gloria Grahame), su vecina, la coartada perfecta para que la policía le deje en paz, y así pueda centrarse en su próximo guión. De manera inevitable, el amor surge entre ellos. Pero a medida que avanzan en su relación, Laurel descubre que Dixon es un tipo algo desequilibrado y violento, lo que le hace pensar que no es una locura creer que fuera el verdadero asesino de la joven. Excelente película de cine negro, protagonizada por un formidable Humphrey Bogart, que sigue alimentando con este papel su imagen de cínico y romántico a la vez. Ya había rodado El último refugio (1941), El halcón maltés (1941), Casablanca (1942), Tener y no tener (1944) y El sueño eterno (1946). Un auténtico clásico que cautiva al espectador desde el principio hasta el final. Se vio eclipsado por otras obras maestras del mismo año, como Eva al desnudo, de Mankiewick, El crepúsculo de los dioses, de Billy Wilder, o La jungla del asfalto, de John Huston. Su director, Nicholas Ray, está considerado el puente entre el cine clásico y el moderno, gracias a su personal manera de concebir el cine en películas como Johnny Guitar (1953) o Rebelde sin causa (1955).

7/10
Flamingo Road

1949 | Flamingo Road

Melodrama que mezcla el amor y la política con el sueño americano, y todo ello con una intensa interpretación del reparto. La historia se ambienta en la llamada calle del éxito, Flamingo Road. La protagonista –enorme Joan Crawford– vuelve a formar pareja con Zachary Scott quien la acompañó cuatro años antes en Alma en suplicio. La Crawford interpreta a una bailarina de carnaval que se enamora de un político en ciernes, pero un astuto político rival se opondrá a esa relación. Gran dirección de Michael Curtiz (Casablanca).

6/10
Juntos hasta la muerte

1949 | Colorado Territory

Estupendo western del especialista en cine de aventuras Raoul Walsh. En él Wes, un bandido, se fuga de la cárcel con ayuda de unos compinches que quieren contar con su inestimable colaboración para asaltar un tren que transporta dinero. Pero empieza a rondar en su cabeza la idea de llevar una vida honrada, sobre todo porque ha conocido a una jovencita del este, que le hace pensar en tener un rancho y sentar la cabeza. Pero claro, por lealtad a sus compañeros, debería participar en el golpe... El territorio de Colorado al que alude el título original es una bailarina de saloon, a la que da vida con buen tino Virginia Mayo. Ella acaba enamorándose de Wes, el personaje de Joel McCrea, que a su vez se ha enamorado de la mujer a la que interpreta Dorothy Malone. De modo que se articula un sólido triángulo amoroso. Al tiempo no falta la acción de buena ley, sobre todo en las maravillosas escenas del asalto al tren.

7/10
Pasión que redime

1947 | Dishonored Lady

Madeleine es una editora de intensa vida social, que sufre una crisis. Aconsejada por su psiquiatra se toma un respiro, así que se muda a un apartamento bajo una identidad supuesta, y se dedica a pintar. E incluso se enamora de un vecino. Los problemas surgen cuando se produce un asesinato, y su identidad falsa comienza a darle problemas. Bastante antes de rodar para Disney filmes populares como Mary Poppins, Robert Stevenson probó que no se le daba nada mal la intriga con este título, protagonizado por la bella Hedy Lamarr.

6/10
Murder on a Bridle Path

1936 | Murder on a Bridle Path

Cuarta adaptación de las novelas de misterio escritas por el novelista Stuart Palmer y protagonizadas por la maestra de escuela Hildegarde Withers, aquí interpretada por primera vez por Helen Broderick, en sustitución de Edna May Oliver (Asesinato en el acuario), quien protagonizó las tres anteriores. Como siempre, la maestra investigará un crimen junto al inspector de policía Oscar Piper (James Gleason en su cuarta interpretación del personaje). En este caso todo arranca con un misterioso asesinato ocurrido durante el transcurso de un desfile.

4/10
Canción de amor

1935 | I Dream Too Much

Una aspirante a cantante se enamora de un joven compositor, y acaban casándose. Mientras que la carrera de ella va como un cohete, él no tiene el deseado éxito. Por amor a su esposo, la triunfadora sacrificará la merecida fama. Drama aleccionador, tal vez demasiado evidente, y ante el cual las actuales feministas se tirarían seguramente de los pelos. Pero en definitiva habla de algo tan sencillo como de los sacrificios y renuncias a las que debemos estar dispuestos, por el bien de los seres queridos. Protagoniza Lily Pons, más conocida como cantante que por su trayectoria en cine -hizo varios títulos para RKO-, y le da réplica Henry Fonda.

5/10
Ultimátum a la Tierra

2008 | The Day the Earth Stood Still

Ultimátum a la Tierra (1951) es uno de los grandes clásicos del cine de ciencia ficción. En su primera incursión en el género, Robert Wise advertía de los riesgos del peligro nuclear mediante la historia de un extraterrestre, Klaatu, que aterriza en Washington. Su misión, advertir de que si continúa la proliferación nuclear, los humanos se convertirán en una amenaza peligrosa y el resto de planetas se verán obligados a destruirles. El mensaje pacifista era tan sencillo como contundente. Ahora, el director Scott Derrickson, responsable de El exorcismo de Emily Rose, acomete la tarea de adaptar el film a los nuevos tiempos, y de hecho cambia el fondo nuclear por un mensaje ecológico. Keanu Reeves ha heredado el papel de Klaatu (Michael Rennie) en el original, que esta vez aterriza en Central Park, en pleno Nueva York, junto con Gort, un robot letal que le sirve de guardaespaldas, y que se desactiva con la orden ‘Klaatu barada nikto’. Herido por el ejército, Klaatu es transportado a un hospital, donde le reaniman. Tras advertir a los humanos de que van a ser eliminados, escapará del centro ayudado por Helen Benson, una científica viuda, y su hijo. Helen averigua que Klaatu está en la Tierra para evaluar si los humanos –que van a ser eliminados por destruir el planeta– tienen alguna posibilidad de cambiar, pero realmente no cree que sean capaces. Tras un inicio prometedor –la científica es reclutada con gran misterio junto con otros científicos, en unas secuencias que recuerdan muchísimo a Encuentros en la tercera fase–, lo cierto es que la historia se estanca tras la fuga del hospital. Derrickson se ha dejado seducir por las posibilidades de los modernos efectos especiales, y se decanta por mostrar grandes destrucciones, en detrimento de la historia. Quizás ha sido alentado por los productores, pues en algunos momentos parece que el objetivo es una exhibición de efectos al estilo de cintas catastrofistas como El día de mañana. Éstos no están a la altura del film de Roland Emmerich, pero son lo bastante eficaces. Tanto Jennifer Connelly como el jovencísimo Jaden Smith, hijo del Príncipe de Bel-Air, son bastante expresivos. Por contra, esta vez Keanu Reeves parece bastante perdido con su personaje. Se supone que Klaatu tiene una pinta amenazadora, aunque en realidad es un personaje con un fondo bondadoso. Hacia la mitad, la trama es un tanto confusa, y no se sabe exactamente cuáles son las verdaderas intenciones de Klaatu, lo que ha debido desconcertar bastante al protagonista de Matrix.

4/10

Últimos tráilers y vídeos