IMG-LOGO

Biografía

Emmanuelle Riva

Emmanuelle Riva

89 años ()

Emmanuelle Riva

Nació el 24 de Febrero de 1927 en Cheniménil, Lorraine, Francia
Falleció el 28 de Enero de 2017 en París, Francia

Premios: 1 Festival de Venecia

De amor en amor

15 Octubre 2012

Encarnó en la pantalla a la mujer francesa con inquietudes intelectuales que se convirtió en el modelo a seguir a finales de los 50. Emmanuelle Riva pasó más de seis décadas trabajando intensamente, y aunque la mayor parte de su filmografía apenas hizo ruido, protagonizó varios títulos redondos, entre ellos dos Palmas de Oro de Cannes. La actriz ha fallecido en París al no poder superar el cáncer al que llevaba haciendo frente cuatro años. 

Nada presagiaba que Emmanuelle Riva se convertiría en una de las grandes del cine francés. Nacida el 24 de febrero de 1927 en Cheniménil, localidad de la región de Lorena, Paulette Riva (su nombre real) provenía de una familia modesta de clase obrera. Pronto tuvo que ponerse a trabajar como modista para apoyar económicamente a los suyos, pero enseguida se dio cuenta de que su oficio a ella no le llenaba.

Aficionada desde pequeña a leer textos teatrales, acabó uniéndose a un pequeño grupo de aficionados que preparaba pequeños montajes de diversas obras. Sus compañeros se dieron cuenta de sus innegables aptitudes, y le convencieron para que se presentara a las pruebas de la Escuela Nacional Superior de Artes y Técnicas del Teatro de París, conocida familiarmente como la Escuela de la Calle Blanca. Impresiona tanto al comité de selección que éste decide otorgarle una beca, por lo que ella se matricula, a pesar de la fuerte oposición de sus padres.

Posteriormente habría deseado entrar en el Conservatorio Nacional Superior de Arte Dramático, también de la capital francesa, pero no es admitida porque supera la edad máxima. A pesar de la decepción, consigue ser reclutada para un importante montaje de "El héroe y el soldado", la clásica obra de George Bernard Shaw.

Aunque apareció brevemente en una serie televisiva, e hizo de extra en una película, en un principio se dedicó en exclusiva a las tablas. Su efigie en el cartel promocional de "El espantapájaros", una obra de Dominique Rolin, impresiona al realizador Alain Resnais, que a pesar de su prácticamente inexistente experiencia en cine decide darle el papel protagonista de Hiroshima, mon amour. El realizador había sido contratado para rodar un documental sobre el lanzamiento de la primera bomba atómica. Pero él no estaba del todo convencido con el proyecto. Así, Resnais bromeo con el productor diciéndole que no se podía hacer sin que participara Marguerite Duras, ya por entonces consagrada como una de las grandes literatas francesas. Contrató a la autora, y el film acabó convirtiéndose en una historia de ficción. Emmanuelle Riva interpretaba a una mujer de la que los espectadores desconocen el nombre, que cuando viaja a Hiroshima para rodar una película sobre la paz, se siente atraída por un arquitecto japonés que le recuerda al soldado alemán al que amó en el pasado.

Hiroshima, mon amour ganó la Palma de Oro en Cannes, y tuvo una gran influencia en la Nouvelle Vague por su innovadora utilización del flash-back. Fue un gran éxito internacional, por lo que Emmanuelle Riva se convirtió en una estrella. En la ciudad japonesa, la actriz tomó unas fotos que hizo públicas en una exposición colectiva.

A continuación interviene en Kapo, de Gillo Pontecorvo, que en su momento dio que hablar por su visión positiva de un guardián nazi que ayuda a una mujer judía. También fue polémica Léon Morin, prêtre, de Jean-Pierre Melville, pues retrata de forma descarnada la relación entre el personaje de Riva, una viuda comunista declarada agnóstica, y un sacerdote. Con Relato íntimo, de Georges Franju, obtuvo el premio de interpretación femenina en Venecia, por su retrato de una mujer hastiada por una vida gris provinciana con un marido que no le presta mucha atención.

A pesar de que empezó con fuerza en la gran pantalla, posteriormente las películas de Emmanuelle Riva –que alternaba sus rodajes en Francia e Italia– tuvieron una repercusión menor. Participó en numerosos títulos, como Thomas el impostor, de nuevo dirigida por Georges Franju, la surrealista Iré como un caballo loco, de Fernando Arrabal o la comedia italiana Las horas del amor, de Luciano Salce. Durante los años 70 y 80 se especializa casi por completo en telefilmes.

En los 90 participa de nuevo en un film de enorme éxito, Tres colores: Azul, de Krzysztof Kieslowski, donde encarna a la madre de Juliette Binoche, que por su parte bordó a una mujer destrozada tras la muerte en accidente de su esposo compositor y su hija. Posteriormente participó en Venus, salón de belleza, de Tonie Marshall, y fue la abuela del chico hiperprotegido de Mi hijo, de Martial Fougeron.

Pero el título que volvió a alzar a Emmanuelle Riva a lo más alto fue Amor, de Michael Haneke, otra Palma de Oro en Cannes. En este impactante film sobre el sufrimiento y la llegada a la vejez, interpretaba a una profesora de música octogenaria, que disfruta de su retiro junto a su marido, interpretado por Jean-Louis Trintignant, otra leyenda del cine francés, hasta que es golpeada por la enfermedad.

Aparte de su intensa actividad cinematográfica, Emmanuelle Riva tuvo tiempo para dedicarse a la escritura. Fue autora de tres libros de poemas. Celosa de su vida privada, resulta difícil encontrar datos sobre ella.

Ganador de 1 premio

Filmografía
Perdidos en París

2016 | Paris pieds nus

Una película con encanto. Hace muchos años, cuando era niña, Fiona dijo adiós a su tía Martha, que se disponía a viajar desde su helado pueblecito de Canadá hasta París, en Francia, para triunfar en el mundo de la danza. Siento ya adulta y bibliotecaria, llega a sus manos una carta desde París de una anciana y algo senil Martha, que requiere su presencia en la ciudad del Sena. Y hacia allí viaja, aunque le ocurren mil peripecias, empezando por la pérdida de documentación y equipaje, a la ausencia de su tía en su domicilio. En su camino se cruza Dom, un sin-techo al que ha llegado la mochila de Fiona, aunque él ignora que le pertenece. El dúo artístico conformado por Abel y Fiona entrega una obra deudora del cine mudo y del burlesco, rebosante de poesía y humor físico, por supuesto en la tradición de Charles Chaplin y Buster Keaton, pero avanzando en el tiempo las conexiones son indudables con Jacques Tati, y en algunos aspectos con Rowan Atkinson y su Mr. Bean, con Delicatessen de Marc Caro y Jean-Pierre Jeunet, y con las películas de Aki Kaurismäki. Todo es muy visual, incluida la cuidada y luminosa paleta de colores, pero sin renunciar a la palabra cuando es necesario. Los gags están concebidos de modo maravilloso, con un sentido prodigioso del timing, hay coreografías portentosas, y el aspecto externo de los personajes está muy trabajado. Se juega muy bien con la aparición y desaparición de algunos personajes, o resolviendo algunas incógnitas que no entendíamos, como la anciana tía Martha morreándose con un vecino para que no detecte su presencia otra vecina que corre escaleras arriba, escaleras abajo. Las caídas al río, la cena en el restaurante, la subida a la torre Eiffel, los encuentros con un policía montado canadiense, el elogio (!?) fúnebre, son momentos descacharrantes, algunos de los ejemplos del film realizado por un par de artistas con talentos, que son además protagonistas en compañía de la gran Emmanuelle Riva en el que sería su último trabajo en la pantalla.

7/10
Marie et les naufragés

2016 | Marie et les naufragés

Amor

2012 | Amour

Georges y Anne son un matrimonio octogenario, padres de una hija casada, ambos cultivados profesores de música, que se llevan estupendamente, y que disfrutan de sus días de retiro plácidamente. Un día ella sufre una breve pérdida de conciencia, lo que motiva una visita al médico y un diagnóstico de obstrucción de las arterias que aconseja una intervención quirúrgica. La operación sale mal y Anne queda semiparalítica. Georges se desvive amorosamente por cuidarla, pero ella no encaja bien su situación de dependencia y progresivo deterioro, e incluso querría morir; aunque, también por amor, se esfuerza en no poner las cosas demasiado difíciles a su marido. Impactante película de Michael Haneke, realizada con 70 años a sus espaldas, sobre la ancianidad y sus achaques, la enfermedad y el sufrimiento, el modo en cómo se encaran; Amor ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes, tres años después de que Haneke hiciera lo propio con La cinta blanca. La situación que Haneke describe en su film es sencilla, un anciano cuida a su esposa, ella está cada vez peor, y a él le cuesta más prodigarle su atención; la hija sufre pero tiene su vida en otra ciudad, la atención de las enfermeras no siempre es la mejor, el vigor de un pupilo de antaño puede deprimir más que animar. Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva están soberbios como marido y mujer, mientras que Isabelle, el breve papel de hija, también da lo mejor de sí. El cineasta austríaco sabe crear en Amor la atmósfera de cansancio, agotamiento e impotencia, ante una situación en la que no cabe otra cosa que dar amor; imágenes como la de la paloma, los momentos de intercambio con el portero, etcétera, ayudan a ello. Sólo que en Haneke y sus personajes tal concepto amoroso es esquivo, y ante una situación limite puede conducir a la desesperación. La película ya anuncia lo que va a ocurrir en el impactante arranque, en que la policía y los servicios médicos irrumpen en una casa, en un dormitorio sellado, para encontrar el cuerpo amortajado de una anciana rodeado de pétalos de flores. El resto se dedica a explicar cómo se ha preparado tal escenario fúnebre. Sería un error considerar que Amor es una película militante a favor de la eutanasia, porque ciertamente no lo es. Lo que sí hace es describir un caso concreto de unos personas básicamente buenas, que se siguen amando tras muchos años de matrimonio; y se presenta una situación, donde el dolor y la enfermedad carecen de sentido, y el peso del día a día aplasta, deprime, rompe los nervios. Haneke no juzga, sino que ofrece su historia de decadencia y caída, e invita a pensar.

7/10
Tu honoreras ta mère et ta mère

2012 | Tu honoreras ta mère et ta mère

El Skylab

2011 | Le Skylab

  La narración se inicia con el viaje familiar en tren de un matrimonio con dos niños, y la madre, Albertine, recuerda en un largo flash-back un día de verano muy especial cuando ella era una cría, en que se reunió toda la familia con la abuela paterna para celebrar su 67 cumpleaños, justo cuando el satélite americano Skylab amenazaba con provocar una tragedia al colisionar con la Tierra. La actriz francesa Julie Delpy puede considerarse ya una veterana directora, aunque hasta la fecha le conocíamos una faceta de películas, de las que son representativas 2 días en París y su secuela, a punto de estreno, 2 días en Nueva York, en la línea de su otro díptico actoral Antes del amanecer y Antes del atardecer. Con El Skylab aborda otro tipo de historia, muy francesa, la de reunión familiar en el campo, clásicos de Jean Renoir o Bertrand Tavernier vienen rápidamente a la cabeza. Delpy nos pinta con toneladas de nostalgia a los numerosos miembros del clan post-generación del 68, abuelos, padres e hijos, y traba bien las anécdotas que configuran la historia. El mayor “pero” que se puede poner a la estructura es la excesiva acumulación de situaciones que supuestamente ocurren en apenas doce horas. Pues en tal período hay tiempo para dos chaparrones, una comida familiar, un pequeño show, un baño en la playa, un paseo por la cercana playa nudista, una verbena, el primer enamoramiento y el primer desengaño, la primera vez que viene la regla, una discusión política de aquí te espero, un intento de ahorcamiento, un relato de miedo tipo "fuego de campamento"... Demasiado para el "body". Y aunque el tono es una mezcla de añoranza y comedia, irritan un tanto las reiterativas bromas sexuales, la supuesta naturalidad con que se tratan estos temas ante los niños.  

5/10
Je ne dis pas non

2009 | Je ne dis pas non

Adèle, una asistente en una importante editorial, se siente infeliz, y está rodeada de personas egoístas, que sólo le hacen caso cuando necesitan su ayuda. Acaba confiándole sus desgracias a Matteo, un escritor que sufre un bloqueo creativo. Intrascendente comedia italiana, con algún momento divertido, y actores más o menos correctos. Destaca la presencia como secundaria de Emmanuelle Riva (Hiroshima, mon amour).

4/10
Un homme et son chien

2008 | Un homme et son chien

El anciano Charles es puesto de patitas en la calle junto con su perro por Jeanne, su casera, viuda de su mejor amigo, que está a punto de volver a casarse. Desmejorado remake de Umberto D, el clásico del Neorrealismo italiano. El veterano Jean-Paul Belmondo realiza un buen trabajo como el protagonista.

5/10
Le grand alibi

2008 | Le grand alibi

Un individuo aparece asesinado en la casa del senador Henri Pages, donde ha ido a pasar el fin de semana. La esposa de la víctima parece ser la culpable, pues tenía en su poder un revólver. El teniente Grange, que investiga el caso, descubre que todos los invitados tenían motivos para desear la muerte de la víctima. Correcta, pero poco más, esta adaptación de una novela de Agatha Christie cuenta con varias estrellas del cine francés en el reparto, como Miou-Miou y la veterana Emmanuelle Riva.

4/10
Mi hijo

2006 | Mon fils à moi

Todo es obvio en este film francés que recibió la Concha de Oro en San Sebastián (ex-aequo con Niwemang, y el premio a la mejor actriz (Nathalie Baye). Ya el plano de arranque, con policía y ambulancia, nos anticipa un final trágico. También lo hace el rostro de Olivier Gourmet, un actor que habitualmente encarna a personajes depresivos, algo calzonazos e incapaces de tomar alguna iniciativa a la hora de actuar. Es el caso en este film, sobre una familia compuesta por el matrimonio, una hija que está en la universidad, y Julien, un chaval de doce años. La madre, ama de casa, tiene una actitud posesiva con respecto al chico que alcanza grados increíbles. Hasta el punto de que le castiga con frecuencia, no le deja salir con la niña que le hace tilín ni acudir a una fiesta, e incluso llega a las manos a la hora de llamarle la atención. Ante esto el padre se inhibe, se escuda en su trabajo y en que su mujer hace lo que puede para criar a los hijos. Una vez planteada la situación, Martial Fougeron da vueltas una y otra vez sobre lo mismo, de modo pesadamente reiterativo; y la única duda, que tampoco reviste mayor interés, es cuál será el tamaño de la tragedia del triste final.

4/10
La vida

2001 | C'est la vie

Una auténtica joya. Describe cómo Dimitri recupera las ganas de aprovechar el tiempo de vida que le queda, gracias a los esfuerzos de Suzanne, una joven que trabaja como voluntaria en una residencia de enfermos terminales. A partir del libro "La muerte íntima", de Marie de Hennezel, el cineasta francés Jean-Pierre Améris, galardonado como mejor director en el Festival de San Sebastián, da una visión equilibrada de los enfermos terminales, que saben que la muerte les mira de frente. Delicado tejido de sentimientos, la pareja protagonista, Jacques Dutronc y Sandrine Bonnaire, está sublime.

8/10
Venus, salón de belleza

1999 | Vénus beauté (Institute)

Un salón de belleza de barrio, regentado por madame Nadine, que cuenta con tres empleadas. Entre sesión de maquillaje y de rayos UVA, tienen tiempo para disertar del amor, y de lo que se tercie. Tierna película francesa sobre el alma femenina y la eterna búsqueda del amor. En el atractivo reparto femenino que compone el film se puede ver a Audrey Tautou, lanzada al estrellato gracias a Amelie.

4/10
XXL (1997)

1997 | XXL

Alain Berrebi, que posee una tienda de ropa en el barrio judío, está a punto de casarse con Arlette Stern. El padre de Ariette se entera de que ha muerto el hombre que le ayudó a escapar de los nazis. Tras el funeral, el hijo del fallecido inicia una relación con Arlette. Comedia de escasos vuelos, que se salva parcialmente por su excelente reparto, encabezado por Gérard Depardieu.

4/10
La sombra de la duda

1993 | L' Ombre du doute

Una niña de doce años, sensible e introvertida, sufre abusos sexuales por parte de su padre. Con ayuda de su profesora, las dos denuncian el caso ante la policía. Como consecuencia se desata un terrible drama en la familia que componen el matrimonio y dos hijos. Pues el padre niega las acusaciones, y cuenta además con el apoyo de su mujer. La divulgación de los hechos agravará el trauma de la pequeña. Contenida formalmente, la película trata de forma angustiosa el presunto caso de incesto. Muy cuidado estéticamente, se da al film un aspecto realista, evitando las desviaciones morbosas o sensibleras.

4/10
Tres colores: Azul

1993 | Trois couleurs: Bleu

Primera entrega de la trilogía moral de los colores del realizador polaco afincado en Francia Krzysztof Kieslowski (Tres colores: Rojo, Tres colores: Blanco), dedicada a los colores de la bandera francesa. Quizá es más importante en cada una de ellas la forma que el contenido, apartado en el que Kieslowski hace auténticas maravillas. Entre los temas que trata están el destino, la nostalgia, la caridad y el dolor humano, sobre todo en esta primera entrega que, probablemente, es la mejor de todas. Julie pierde a su marido, Patrice, un compositor de éxito y a su pequeña hija Anna, en un accidente de automóvil. Ella intenta olvidar su vida anterior, pero una periodista especializada en música sospecha que ella es la autora de la obra de su marido, aunque ella lo niega. Mientras tanto, Olivier, el ayudante de su marido está enamorado de ella en silencio. El protagonismo es para la bellísima Juliette Binoche, que se convirtió en una celebridad tras esta película.

8/10
La passion de Bernadette

1990 | La passion de Bernadette

El director y guionista francés Jean Delannoy prosigue con la biografía de la santa Bernadette Soubirous, la vidente de Lourdes. Aquí retoma la historia que dejó interrumpida dos años antes en su película Bernadette. Narra la entrada en el convento de la joven y su estancia como novicia. El director maneja el mismo tono delicado de la primera película y cuenta igualmente con el sólido trabajo de Sydney Penny como protagonista. Le acompaña esta vez un peso pesado del cine galo, Emmanuelle Riva (Hiroshima, mon amour).

6/10
Iré como un caballo loco

1973 | J'irai comme un cheval fou

Cuando huye de la policía, Aden llega a un lugar desértico donde conoce a un excéntrico ermitaño. Éste parece tener una especie de enlace con la Madre Tierra. Aden acabará convenciéndole para que le acompañe a la gran ciudad. Tan surrealista como el resto de películas del reputado escritor Fernando Arrabal, y con algunos diálogos que dan que pensar, lo cierto es que esta obra resulta a todas luces pretenciosa y extravagante.

5/10
Dos mujeres en su vida

1970 | La modification

Un hombre maduro deja a su esposa y a sus tres hijos en París, y coge el tren hacia Roma, donde le espera su amante. Drama lento y un tanto reiterativo, pero con reflexiones interesantes en torno a la responsabilidad matrimonial.

5/10
Riesgos del oficio

1967 | Le risques du métier

Jean Doucet, maestro de escuela de un pueblecito, es acusado de haber violado a una de sus alumnas. Pero él clama su inocencia. Duro drama con excelentes actores al frente del reparto.

5/10
Thomas el impostor

1965 | Thomas l'imposteur

Los años de la Primera Guerra Mundial. La Princesa de Bornes, de origen polaco, afronta con valentía los posibles avances alemanes en Francia, y organiza un convoy de la Cruz Roja para prestar auxilio a los heridos. Pero a la hora de mostrar su alma caritativa se topa con obstáculos burocráticos, hasta que aparece en escena el jovencísimo Thomas, supuesto pariente del heroico general Fontenoy, de modo que su apellido abre todas las puertas a la princesa. Ella, viuda, estará encantada de que su hija Henriette se vea atraída por el chico, ignora que se trata de un impostor. Interesante film de Georges Franju, que adapta una novela de Jean Cocteau con su colaboración. Ofrece una mirada nada complaciente al horror de la guerra, y trata el tema de las diferencias sociales y las apariencias, con el contrapunto de la enfermera a los esfuerzos bondadosos de la princesa, por ejemplo, y cierto tono anticlerical cuando aparecen en escena el obispo y un seminarista. Pinta bien la guerra de trincheras, y algunos pasajes son muy intensos, como el de la bala perdida, o el desgarrador final. Emmanuelle Rivas hace un gran trabajo, mientras que Fabrice Rouleau, que parecía un actor prometedor, no desarrollaría luego una gran carrera.

6/10
Las horas del amor

1963 | Le ore dell'amore

Gianni y Marietta son felices como amantes, pero no forman una pareja. Finalmente, deciden casarse pero entonces piensan que eran más felices cuando no tenían ningún compromiso. Irregular comedia italiana con un excelente reparto encabezado por Ugo Tognazzi y Emmanuelle Riva.

5/10
Relato íntimo

1962 | Thérèse Desqueyroux

La triste y apagada vida de la mujer que da título original al film, Thérèse Desqueyroux. Está contada en forma de flash-backs, cuando ella ha sido exonerada por los tribunales de ciertos hechos escandalosos, que se van recordando mientras viaja en auto. De modo que la vemos como mujer de gran personalidad; su madre, viuda, se ha casado otro hombre viudo, que tiene dos hijos; Thérèse se casará con uno de ellos, el vulgar Bernard, aunque quien le agrada es Anne. Y su fuerte carácter se ve anulado paulatinamente por culpa de esa vida provinciana que todo lo mata, por un marido sin ninguna inquietud excitante por la propia existencia. Hasta verse tentada a una acción terrible. Georges Franju adapta una novela de François Mauriac, muy en la tradición de "Madame Bovary", donde Emmanuelle Riva interpreta con enorme poderío a la protagonista, su premio a la interpretación en Venecia fue bien justo. Pero también es destacable el poderío narrativo del director, sobre todo en esa escena en que Bernard, estupendo Philippe Noiret, da la espalda a su mujer para calentarse en el fuego, y lo peor es que lo hace con una inconsciencia total de cómo ignora todo el tiempo a Thérèse. Franju sabe crear muy bien la atmósfera opresiva que va atenazando a la protagonista, que no aparece inmediatamente, sino que surge paulatinamente. Usa para ello hábilmente una fotografía sombría en blanco y negro, y la partitura de Maurice Jarre. El film critica el conformismo que es incapaz de tomar las riendas de la propia existencia, y también la situación de discriminación de la mujer en la época, donde la independencia sin la conformidad del varón es poco menos que imposible.

7/10
Climas

1962 | Climats

La frivolidad de Odile y los celos de Phiippe dan al traste con su matrimonio. Tras la ruptura, Philippe encuentra consuelo al enamorarse de Isabelle, una de sus empleadas. Adaptación de una novela de André Maurois que supuso el debut en el cine de realizador televisivo Stellio Lorenzi. Aunque le falta garra, cuenta con grandes intérpretes.

5/10
Léon Morin, prêtre

1961 | Léon Morin, prêtre

Polémica cinta, rodada con talento por Jean-Pierre Melville, que consiguió el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia. Un retrato descarnado sexual y moralmente, con secuencias tan conocidas como la del sueño. Debido a su temática, no se estrenó en España. Basada en la novela de Béatrix Beck, su acción tiene lugar durante la ocupación francesa por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. En un pequeño pueblo vive una viuda, militante comunista, conocida en la región por su condición de agnóstica. Cambiará su forma de ver las cosas cuando conoce a un atractivo sacerdote, que le abre un nuevo mundo con sus teorías sobre el sentido de la vida y el cristianismo. La relación irá poco a poco desembocando en un incontrolable deseo sexual. Destacan sus diálogos brillantes y sus reflexiones dan qué pensar.

6/10
Adua y sus amigas

1960 | Adua e le compagne

Las chicas Adua, Milly, Lolita y Marilina se ven afectadas por el cierre de los prostíbulos. Sin otro medio de subsistencia a la vista, deciden abrir un restaurante en la ciudad, lo que en realidad será una fachada exterior de otro negocio muy distinto, que ellas manejan a la perfección... Sin embargo, contra todo pronóstico poco a poco se van abriendo camino con el restaurante y ante ellas se abre un futuro distinto, con un trabajo decente. La gran Simone Signoret (La ronda) encabeza el destacado reparto femenino de esta comedia dramática, de tema peliagudo. Se trata de una película amable, con buenos momentos, y con la colaboración especial de Marcello Mastroianni.

5/10
Kapo

1959 | Kapò

La adolescente judía Edith es llevada a un campo de exterminio junto con sus padres. Se salvará in extremis de la cámara de gas adoptando la identidad de Nicole, una criminal común. Allí su carácter sensible e infantil se va endureciendo, a pesar de la amistad que entabla con Terese, que le anima a no dejar que le arrebaten la dignidad. Pues tal ideal es muy difícil de ser puesto en práctica, lo fácil es claudicar para sacar alguna ventaja. El tiempo pasa, y Edith-Nicole es propuesta para ser kapo, o sea, jefa de barracón, con lo que le concede una serie de privilegios, pero también el odio de sus compañeras de penalidades.El horror de los campos de exterminio nazis, mostrado con sobrio realismo en eficaz fotografía en blanco y negro por el italiano Gillo Pontecorvo. Domina cierto matiz irónico por el cual los esfuerzos por comportarse como un ser humano y ayudar a los demás, no obtienen, o al menos no del todo, la recompensa deseada. Obtuvo una nominación al Oscar al mejor film extranjero. Susan Strasberg, hija de Lee y Paula, hace una gran interpretación.

6/10
Hiroshima, mon amour

1959 | Hiroshima, mon amour

Una trama casi imposible de describir, concebida directamente para la pantalla por la escritora Marguerite Duras, con guión escrito por ella misma. Supuso la opera prima del excelente realizador Alain Resnais, que se convertiría en uno de los máximos representantes de la Nueva Ola francesa. Sigue a una pareja de amantes, de los que nunca conocemos sus nombres, aunque sí sabemos que ambos están casados en distintos matrimonios, y que ella es actriz y está rodando una película. Ambos han pasado la noche juntos. Y pesa sobre ellos la sombra del trágico destino de la ciudad de Hiroshima, donde fue arrojada la bomba atómica. Nos acompañan sus sensaciones, la voz en off, la sensación de que ese amor tan fuerte que han empezado a sentir el uno por el otro será pasajero. Porque es el eco de otro anterior, la sombra de la guerra es aún más alargada, y ella, en la Francia ocupada, en la ciudad de Nevers, vivió un amor que no ha podido olvidar. La memoria y el olvido, la cadencia de las imágenes, con su música, dan pie a una obra vanguardista, que polarizó a los críticos cuando se presentó a concurso en Cannes en 1960. Obra rompedora y audaz, resulta imposible que deje indiferente. Emmanuelle Riva hace un trabajo soberbio, al que responde bien el japonés Eiji Okada, que tuvo que aprenderse sus frases en francés fonéticamente, al desconocer el idioma galo.

8/10

Últimos tráilers y vídeos