Alain Resnais - Biografía - decine21
IMG-LOGO

Biografía

Alain Resnais

Alain Resnais

91 años

Alain Resnais

Nació el 03 Junio 1922 en Vannes, Morbihan, Francia
Falleció el 01 Marzo 2014 en París, Francia

Premios: 2 Festival de Venecia

El cineasta del tiempo

12 Diciembre 2011

El cine tiene sin duda una deuda con Alain Resnais por su contribución a la innovación del lenguaje fímico. El gran director galo ha muerto en París a los 91 años rodeado de su familia. En Berlín había presentado su último trabajo "Aimer, boire, chanter".

Reconocido realizador francés y maestro del lenguaje fílmico, Alain Resnais es otro innovador de la narrativa cinematográfica tradicional. Nacido en Vannes (Bretaña francesa), el 3 de junio de 1922, y cinéfilo desde los trece años, formó parte de la primera promoción del famoso IDHEC de París.

Tras cultivar la fotografía, rodó una serie de películas en 16 mm sobre el surrealismo. Famoso documentalista (Noche y niebla, Toute la mémoire du monde) y renovador asimismo del cortometraje de arte (son muy célebres los dedicados a Van Gogh -Oscar de Hollywood al mejor documental-, Gauguin y el Guernica), ha contribuido enormemente al progreso de la sintaxis del arte de las imágenes, también como montador.

Se inició en el largometraje paralelamente a la “Nouvelle Vague” y a la denominada “Rivière Gauche”: Agnès Varda, Alain Robbe-Grillet, Marguerite Duras, Chris Marker..., que estaba formada por intelectuales de izquierda que añadían a la vanguardia, la literatura y la experimentación.

Conocido como el “cineasta del tiempo”, Resnais ha llevado los problemas de la memoria y del recuerdo a límites metafísicos bastante originales, como se observa en su célebre El año pasado en Marienbad (1961), según el texto de Robbe-Grillet. Sus filmes experimentales, sobre la mezcla del pasado y el presente con la propia imaginación proyectiva de los personajes, le han convertido en un realizador singular, cuya coherencia interna es inimitable, como sucede en el citado Marienbad y con Hiroshima, mon amour (1959), basado en un duro relato de la Duras.

En este sentido, comentó: “Mis películas son un intento, aún muy tosco y primitivo, de acercamiento a la complejidad del pensamiento, de su mecanismo... Todos tenemos dentro imágenes, cosas que nos determinan y que no son una sucesión lógica de actos perfectamente encadenados. Me parece interesante explorar ese mundo del subconsciente, desde el punto de vista de la verdad, si no de la moral”.

Cultiva el montaje dialéctico del cine soviético, influido a nivel estético por el marxismo; y también por el surrealismo, como se hace patente en el “automatismo psíquico” de André Breton. Para Resnais, el arte cinematográfico es montaje: selección y ordenación de los planos, ritmo y organización del contrapunto audiovisual y combinatoria espacio-temporal, trabajando con extrema meticulosidad y rigor los guiones técnicos.

Dentro de su habitual sobriedad, incurre, a veces, en un erotismo demasiado explícito que quiere ser simbólico (especialmente en la referida Hiroshima), insistiendo en un tema que viene a ser una constante de su cine: el combate denodado de los protagonistas contra la muerte. Al respecto, también había manifestado: “La muerte es el país al que se llega cuando se ha perdido la memoria”.

Su postura política inconformista y anticolonialista, apreciada mejor en Muriel (1963), le llevó a una crisis ideológica tras el Mayo francés. De ahí la espaciada obra de Resnais, perfectamente construida y reflexiva, la cual resulta amoral no pocas veces en su tratamiento: La guerra ha terminado (1966) y Stavisky (1974), con guiones del disidente comunista Jorge Semprún.

Su cine es, pues, un motivo para aproximarse al mecanismo del pensamiento humano (Je t’aime, je t’aime, 1968) y para exponer su particular visión del mundo, siempre polémica, como sucede en la conductista Mi tío de América (1980). Cosmovisión que parece desvelar un fondo existencialista claramente ateo, mostrado sobre todo en Providence (1976).

No obstante, su poética personal, con reminiscencias de Marcel Proust y la “nouvelle roman”, abriría nuevas posibilidades a la narrativa fílmica, cuya influencia se ha dejado notar en otros autores. En las décadas de los 70 y los 80, Alain Resnais aún seguiría trabajando en la experimentación semántica e iconográfica, rompiendo con la lógica espacio-temporal.

En este cambio de siglo, este maestro galo ha estado presente en las pantallas mundiales con obras minoritarias (Smoking, no smoking, On connaît la chanson, En la boca no, Asuntos privados en lugares públicos, Las malas hierbas), que han sido reconocidas en festivales internacionales.

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Amar, beber y cantar

2014 | Aimer, boire et chanter

7/10
Vous n'avez encore rien vu

2012 | Vous n'avez encore rien vu

Las malas hierbas

2009 | Les herbes folles

7/10
On connaît la chanson

1997 | On connaît la chanson

6/10
Smoking, no smoking

1993 | Smoking, no Smoking

4/10
Quiero ir a casa

1989 | I Want to Go Home

5/10
Mélo

1986 | Mélo

6/10
El amor ha muerto

1984 | L’amour à Mort

6/10
La vida es una novela

1983 | La Vie est un Roman

6/10
Mi tío de América

1980 | Mon Oncle d'Amérique

6/10
Providence

1977 | Providence

6/10
Stavisky

1974 | Stavisky...

6/10
La guerra ha terminado

1966 | La guerre est finie

6/10
Muriel

1963 | Muriel ou le Temps d'un Retour

6/10
El año pasado en Marienbad

1961 | L' Année dernière à Marienbad

6/10
Hiroshima, mon amour

1959 | Hiroshima, mon amour

8/10
Noche y niebla

1955 | Nuit et brouillard

8/10
Amar, beber y cantar

2014 | Aimer, boire et chanter

7/10
Las malas hierbas

2009 | Les herbes folles

7/10
Mélo

1986 | Mélo

6/10