IMG-LOGO

Biografía

Henry James

Henry James

Henry James

Filmografía
Otra vuelta de tuerca

2019 | The Turning

Durante más de cien años, una historia profundamente inquietante se ha ido transmitiendo para aterrorizar al público. Otra vuelta de tuerca nos traslada a una misteriosa finca campestre en Maine, donde Kate (Mackenzie Davis), es contratada como niñera a cargo de dos niños problemáticos, Flora (Brooklynn Prince) y Miles (Finn Wolfhard). Pronto descubrirá que tanto los niños como la casa esconden oscuros secretos y las cosas no son lo que aparentan.

Los papeles de Aspern

2018 | The Aspern Papers

¿Qué hacemos con Maisie?

2013 | What Maisie Knew

El matrimonio de Susanne y Beale está roto, no dejan de tirarse los trastos a la cabeza. Y uno de los motivos de disputa es la custodia de su hija Maisie, una niña. Ella es una mujer bohemia, cantante que con frecuencia está de gira. Él es un hombre de negocios que a menudo debe dejar la ciudad donde tienen el hogar, Nueva York, para viajar a Londres. Los tribunales dictaminan que Maisie debe estar con su padre, aunque con oportunas temporadas con la madre. Pero en realidad, y a pesar de un cariño sin duda sincero por parte de ambos, ninguno parece demasiado interesado en asumir de verdad las responsabilidades que conlleva educar a una hija. Maisie, pese a su corta edad, empieza a darse cuenta, sobre todo porque nota que le prestan más atención otras personas que han aparecido en la vida de sus padres. Adaptación de la novela breve “Lo que Maisie sabía”, de Henry James, trasladada a un contexto contemporáneo, donde siguen siendo igualmente válidas sus observaciones sobre el daño sufrido por los hijos cuando sus padres se divorcian, más si se convierten en instrumento para tratar de herirse mutuamente. Resulta tarea imposible convertir en imágenes las agudas descripciones psicológicas de James, pero el guión de Nancy Doyne y Carroll Cartwright, que manejan los directores Scott McGehee y David Siegel, conserva la estructura y los temas, y valiéndose de unos estupendos actores y de escenas bien concebidas, sirve para entregar una película sorprendentemente sólida. Da mucho que pensar acerca de aquellas familias, donde la búsqueda del interés puramente individualista arruina su futuro. La niña Onata Aprile resulta todo un descubrimiento, y en la película parece lo que es, una niña atrapada en medio de una amarga disputa, inocente, que va descubriendo poco a poco cosas feas de unos padres a los que no deja de querer. Sin palabras, muchas veces su simple rostro trasluce ignorancia, confusión, turbación, miedo, pena. Entre los adultos, quizá el padre, Steve Coogan, es más monolítico, aunque encarna bien esa despreocupación por la niña a la que empuja el verse excesivamente absorbido por el trabajo; en cambio, Julianne Moore sabe humanizar a un personaje antipático, de alguien llamativamente egoísta, en la que pugnan sus sentimientos maternales con sus otras ocupaciones, más el despecho hacia el marido. McGehee y Siegel superan el riesgo del sentimentalismo dulzón típico de películas con niño; todo un prodigio, pues hay escenas muy conmovedoras, como aquella en que la niñera Margo no puede entrar en su apartamento. También está medida la evolución de los personajes de la niñera Margo y el camarero Lincoln, los romances de que son protagonistas y los sentimientos que afloran fruto de su trato intenso con Maisie.

7/10
La copa dorada

2000 | The Golden Bowl

Maggie y Charlotte. Siempre han sido amigas. Ahora la primera se dispone a casarse con el príncipe Amerigo. Es el momento en que Charlotte advierte que, a pesar de los pesares, anda enamorada del príncipe. Pero la cosa, en la sociedad inglesa de principios del siglo XX, no permite cambios bruscos: Maggie y Amerigo se casan, y Charlotte, de un modo sutil y hasta retorcido, se compromete con el padre viudo de Maggie; así estará cerca de su amor secreto. Henry James es un novelista formidable, aunque su magnífica prosa es difícil de llevar a la pantalla. Pese a todo, el equipo de James Ivory, Ismail Merchant y Ruth Prawer Jhabvala se pone manos a la obra y logra un film sensible, que aborda con acierto las veleidades del espíritu humano. El reparto es de auténtico lujo.

6/10
El celo

1999 | Presence of Mind

Adaptación de "Otra vuelta de tuerca" de Henry James, fuente indudable del éxito de Amenábar Los otros. Cuenta la malsana relación de una institutriz con dos niños en un aislado caserón. Aunque la adaptación mejor de James es la de Jack Clayton (¡Suspense!), ésta del español Antoni Aloy tiene la fortuna de contar con una leyenda del celuloide como Lauren Bacall, y con pequeñas intervenciones de Jude Law y Harvey Keitel.

4/10
Under Heaven

1998 | Under Heaven

Cynthia y Buck tienen una relación sentimental. El problema es que Cynthia, de altas miras, no se conforma con lo poquísimo que tiene su novio a nivel material. Así que urde un truculento plan: Le propone a Buck que enamore a una mujer rica que está enferma, con vistas a quedarse con su dinero. Adaptación de la novela de Henry James "Las alas de la paloma". Un año antes, Helena Bonham Carter protagonizó otra versión de esta obra literaria.

4/10
Las alas de la paloma

1997 | The Wings of the Dove

A principios de siglo la hija de un pobre viudo drogadicto es acogida por su millonaria tía. Se apasiona por un periodista de segunda fila, que no es de su clase. De modo que urde una trama para que él enamore a una joven rica y mortalmente enferma: si logra su fortuna, podrán casarse en el futuro. Las intrigas de salón de la novela de Henry James son adaptadas con esmero por Iain Softley. Destaca Helena Bonham Carter, que tuvo una merecida nominación al Oscar.

6/10
Washington Square

1997 | Washington Square

Catherine Sloper perdió a su madre al nacer. Su padre, un severo médico, quedó roto por esta muerte. Y motivo añadido de mortificación es para él ver cómo su Cathy, al crecer, se convierte en una joven poco agraciada, tímida y asustadiza, con un deseo casi enfermizo por complacerle. Al aparecer en escena Morris Townsend, mozo apuesto sin profesión ni patrimonio, con la intención de cortejar a Cathy, el doctor se pone en guardia. Incapaz de creer que nadie pueda amar a su hija —él tampoco lo hace—, pone todos los medios para evitar el posible enlace. Como medio de presión amenaza con desheredar a su hija de la fortuna que le aguarda a su muerte. De ese modo, está convencido, ahuyentará al que cree un aprovechado. Adaptación de una novela de Henry James, casi coincidente en el tiempo con las de Retrato de una dama y Las alas de la paloma. La ambientación es magnífica, y la secuencia de arranque, brillante; pero Agnieszka Holland se enfrenta a las comparaciones con la versión de William Wyler, La heredera (1949), verdadera obra maestra. De modo que a su película, correcta en líneas generales, los defectos se le notan más, y las virtudes las descubre uno ya presentes, casi siempre, en el film de Wyler. Aparte de echar en falta algunas de ellas. Algo parecido a lo ocurrido con Sabrina (Billy Wilder, 1954), que conoció un innecesario remake de Sydney Pollack en 1995. El film de Holland insiste, pues, en la crueldad de un padre que desprecia a su hija, y en la poquedad de ella, incapaz de juzgarle mal. Sólo se abren sus ojos por la actitud de él con su primer y único amor. Luego está la ambigüedad de Morris, donde se juega al desconcierto sobre si ama a Cathy o sólo persigue su dote; la nueva versión introduce una variante —deja caer que el doctor Austin también se habría casado, pobre, con su rica mujer—, que explicaría en parte su intransigencia con él: pero suena a falso. En cuanto a la tía Lavinia, la incondicional valedora en emparejar a Cathy y Morris, sigue siendo el personaje de buena voluntad, aunque torpe; pero Holland añade a su condición de casamentera un amor platónico, no manifestado pues lo sabe imposible, por el pretendiente. Las mayores novedades del enfoque de Holland provienen de su toque feminista, que ayuda a suavizar el sabor amargo de la historia. La directora saca lustre a los personajes de mujeres, algunos ciertamente pequeños, pero en los que se observa una gran lucidez. Y en el desenlace se revela que la protagonista —una Jennifer Jason Leigh algo exagerada al principio, aunque poco a poco se entone— ha madurado, hasta el punto de saber tomar una decisión con libertad plena.

5/10
Retrato de una dama

1996 | A Portrait of A Lady

Interesante adaptación de la famosa novela de Henry James. Una joven y rica estadounidense intenta mantener su independiente personalidad en la rígida sociedad europea de finales del XIX. Las interpretaciones son muy buenas, en especial de la fascinante Nicole Kidman (Eyes wide shut) pero también del camaleónico John Malkovich (Las amistades peligrosas). La realización de Jane Campion (El piano), es muy moderna.

6/10
Otra vuelta de tuerca (1985)

1985 | Otra vuelta de tuerca

Tras abandonar el seminario, Roberto encuentra un trabajo con ayuda del párroco de su pueblo. Así, acaba convirtiéndose en preceptor de dos huérfanos, sobrinos de un aristócrata. Estos niños aseguran ser testigos de la presencia de fantasmas. Tras el exitazo de las dos entregas de El pico, Eloy de la Iglesia adaptó la celebérrima novela homónima de Henry James, que ya había dado lugar a la magistral Suspense, de Jack Clayton. De la Iglesia introduce una sustancial novedad, pues su protagonista es un hombre, en lugar de la institutriz de la obra original.

5/10
Las bostonianas

1984 | The Bostonians

Adaptación de la novela de Henry James, a cargo del equipo Ivory-Merchant-Prawer Jhabvala, sigue las andanzas de una mujer que apoya el voto femenino en el siglo XIX. Magnífico reparto, donde comprobamos las dotes dramáticas de Christopher Reeve.

6/10
Los europeos

1979 | The Europeans

Adaptación de la novela de Henry James, a la que James Ivory -con sus colaboradores habituales- dan un aire muy a lo Jane Austen. Describe la irrupción de dos hermanos procedentes de Europa, Eugenia y Felix, en el hogar cercano a Boston de los Wentworth, de los que son parientes. Se va a producir enseguida un choque de mentalidades, entre los americanos, puritanos y reservados, y los europeos, más expansivos y dados a la frivolidad.El guión de Ruth Prawer Jhabvala presenta bien a los diversos personajes y sus diferentes cuitas amorosas, que se resolverán felizmente unas, mientras otras quedan abiertas. De modo que vemos a las hermanas Gertrude y Charlotte, la primera pretendida por el clérigo Mr. Brand sin éxito -ella anhela una vida más placentera-, la segunda secretamente enamorada de éste. A Felix que se ve atraída por Gertrude. A Robert, otro pariente, interesado por Eugenia, que espera la nulidad de su matrimonio con un barón. Y a los jóvenes primos Clifford y Lizzie, el primero tonteando con el alcohol y cautivado por Eugenia, la otra encantada de la admiración que despierta entre los chicos, y muy espabilada. También hay espacio para el padre de Gertrude y Charlotte o la madre de Robert, de modo que se teje un rico tapiz de relaciones humanas, algunas mejor perfiladas que otras, pero todas interesantes y gratas de ver en la pantalla. Ivory ya presenta en este film ese tono pulcro, y que algunos peyorativamente tachan de academicista, que iría desarrollando hasta altas cotas de perfeccionismo en sus siguientes películas, gracias también a ese equipo fiel de colaboradores que le ha ido acompañando film a film.

6/10
La habitación verde

1978 | La chambre verte

François Truffaut articula este film, que también protagoniza, en torno a tres relatos de Henry James: "El altar de los muertos", "Los amigos de los amigos" y "La bestia en la jungla". Sigue las vicisitudes de un periodista en torno a 1920, que enviudó diez años atrás, pero vive consagrado a la memoria de su esposa, algo simbolizado por "La habitación verde", un aposento de su casa dedicado enteramente a ella. La obsesión raya lo enfermizo. James escribió "El altar de los muertos" precisamente por una experiencia personal, la muerte de su querida prima Minnie Temple, una pérdida que le afectó en lo más hondo. A Truffaut le impresionó la historia, y decidió dedicar un film al exceso en el culto de los muertos, enriqueciéndola con elementos de otros relatos del autor, tomando ideas como la del maniquí de cera.

6/10
Los últimos juegos prohibidos

1972 | The Nightcomers

La novela "Otra vuelta de tuerca" de Henry James, dió origen a esta película, en la que Marlon Brando interpreta al personaje más morboso de su carrera. Bajo la influencia del criado, que seduce a la institutriz, los niños que viven en una mansión se volverán autenticamente perversos. No llega este film a la altura del clásico ¡Suspense! de Jack Clayton, pero tiene su interés.

3/10
¡Suspense!

1960 | The Innocents

Terrorífica adaptación de la novela corta de Henry James "Otra vuelta de tuerca", que habla del mal en estado puro, disfrazado bajo la piel de dos inocentes niños. El film cuenta cómo una institutriz queda al cargo de dos niños, Miles y Flora, en un solitario caserón, donde personajes como el ama de llaves no son lo que se dice acogedores. Además, hay algún oscuro secreto en el lugar en torno a una antigua institutriz y el jardinero, lo que no contribuye a tranquilizar a la recién llegada. Con tan sugerente punto de partida, James logró crear una historia de fantasmas realmente inquietante. La adaptación en la que intervino Truman Capote; el gran trabajo de Deborah Kerr y el resto del reparto, incluidos los niños; la excelente fotografía de Freddie Francis; la partitura de Georges Auric; el no siempre suficientemente valorado Jack Clayton sabe jugar con todos estos elementos para entregar una pieza maestra del misterio, donde hay suficiente ambigüedad para permitir varias lecturas –locura o fantasmas de verdad, he ahí el dilema–, aunque Capote sintiera que una bella escena hiciera demasiado vívido lo que ocurre, rompiendo parte del encantamiento. Exageraba, pues el film es sencillamente soberbio.

9/10
La heredera

1949 | The Heiress

Catherine (Olivia de Havilland) es la hija de un severo doctor, Austin Sloper, que la ha educado para quedarse soltera, pues su padre considera que carece de atractivos para enamorar a alguien. De repente, comienza a ser cortejada por el joven Morris Townsend (Montgomery Clift), al que el padre considera un cazadotes; por ello amenaza con desheredarla. Los jóvenes planean fugarse y casarse en secreto. Cuatro Oscar ganó este indiscutible clásico del cine, entre ellos el de la Mejor Actriz, para la mítica Olivia de Havilland (Lo que el viento se llevó), que consiguió su interpretación más compleja. A la actriz no le dolieron prendas a la hora de interpretar a un "patito feo" que no podía aparecer hermosa en la película. Éste fue su segunda estatuilla, pues la había ganado tres años antes, como secundaria, por La vida íntima de Julia Norris. William Wyler (Ben-Hur (1959)) adaptó espléndidamente la novela de Henry James.

8/10
Viviendo el pasado

1947 | The Lost Moment

Adaptación de la novela corta de Henry James "Los papeles de Aspern". Sigue a un estudioso de la literatura, que acude a Venecia para tratar de dar con las cartas de un conocido poeta, que en cierto momento desapareció. Se supone que la anciana mujer que le aloja en un palacete tuvo algún tipo de relación con el tal Aspern. La búsqueda de esos papeles puede ser la excusa perfecta para que la sobrina de la anciana, que se encuentra poco menos que recluida, lejos del mundanal ruido, descubra lo que hay más allá de las cuatro paredes donde está encerrada. Notable film de Martin Gabel, de lograda atmósfera gótica. Parece que el misterioso poeta que da pie a la trama se inspiró en Lord Byron. El film contiene ese tipo de enfoque, tan caro a los autores estadounidenses del siglo XIX y principios del XX, de explorar la influencia en sus compatriotas de los viajes a Europa. Grandísimo reparto.

6/10

Últimos tráilers y vídeos