IMG-LOGO

Biografía

Jean-Luc Godard

Jean-Luc Godard

89 años

Jean-Luc Godard

Nació el 03 de Diciembre de 1930 en París, Francia

Premios: 1 Oscar (más 6 premios)

Convenciones fuera

07 Febrero 2012

Jean-Luc Godard destaca por ser uno de los directores más polémicos del cine moderno. Pionero de la Nouvelle Vague francesa, está considerado un maestro del arte de las imágenes.

Nacido en París (3 de diciembre de 1930), es de origen suizo (su padre era un médico protestante y su madre, hija de banqueros). Estudió Etnología en la Universidad de la Sorbona y fue un reconocido crítico cinematográfico de Cahiers du cinéma. En 1954 debutó como documentalista con Opération Béton, y dirigió a continuación cuatro cortometrajes. Su ruptura con la sintaxis tradicional del Séptimo Arte le hizo célebre en todo el mundo, influyendo en otros cineastas contemporáneos. Puede decirse que tras Godard, las reglas del lenguaje fílmico han quedado prácticamente abolidas; de ahí que tenga tantos detractores como partidarios.

Es un autor anárquico, antiguo marxista-leninista y de formación existencialista. Agresivo y de obra desigual, Jean-Luc Godard posee un estilo muy singular: continua improvisación, enorme inventiva e imaginación, con reflexiones insolentes, alogicismo y encuadres anticonvencionales. También se observan ciertas digresiones deliberadas, amargo sentido del humor, sorpresas constantes y hallazgos formales con referencia a la cultura autóctona del cine. Su tono amoral llega hasta la provocación y el cinismo, con escenas gratuitas de exhibición intelectual y anatómica, y con letreros y citas de culto minoritarias, que a veces irritan al público. Todo ello lo hallamos en su extensa obra (Al final de la escapada, Una mujer es una mujer, Pierrot, el loco, Masculin-Féminin, Origen USA, Deux ou trois choses que je sait d’elle, La chinoise (La China), Week-End), que ha sido premiada en varias ocasiones.

A través de sus películas se aprecia también cierta rebeldía romántica y una búsqueda del equilibrio inestable entre el personaje central y el mundo que le circunda y su íntima evolución (Une femme mariée y Vivir su vida). Para algunos teóricos, su estética está influida por el famoso “montaje de atracciones” de Eisenstein y el pop-art. Antes del citado Pierrot, el loco (1965), Godard tenía una devoción por el cine de Hollywod, pero dentro de una gran libertad de interpretación de los géneros. En la segunda etapa de su obra, el cine está entre el arte y la vida, lo intelectual se presenta como opuesto al espectáculo pequeño-burgués de Hollywood; pues en los títulos de crédito no pone “dirigido por” sino “composée par” o, a veces, ni figura. Jean-Luc Godard entiende el film como un mosaico de fragmentos de vida que él se limita a juntar.

Con su crítica acerba y pesimista incide en el absurdo, como método de demolición del orden establecido. Así, Godard ofrece en sus filmes estudios psicosociológicos y acaso filosófico-existenciales que resultan muy difíciles de ser comprendidos por el gran público, quien, a veces, se queda en la escabrosidad del tema o en la obscenidad de las imágenes. Es posible que este autor vaya más allá, pero debido también a su peculiar lenguaje cinematográfico –o anticinematográfico tradicional– apenas logra una comunicación eficiente con el espectador. Por eso muchas de sus cintas resultan pedantes, aburridas e incluso producen enfado o cierto hastío en el público convencional.

En cuanto al significado, la influencia de su cine habrá que buscarla mejor en los valores que destruye o pone en entredicho sin ningún pudor. Matrimonio, familia, moralidad, religión, vida social, sentido patriótico, autoridad, política de partido, educación... son derruidos por medio de las historias que cuenta, sin proponer ningún orden nuevo. Se evidencia también un predominio de lo espontáneo, de hacer las cosas o actuar por mero placer, superando lo que para este autor son prejuicios y cohíben el desarrollo natural de la persona.

Después del Mayo francés, Jean-Luc Godard se dedicó al cine militante –al margen de la industria, asociado con Jean-Pierre Gorin en el “Grupo Dziga Vertov”–, dentro de su dialéctica materialista e incidiendo en el escándalo y la acción revolucionaria. En 1979, desengañado de los postulados del 68 y tras una etapa de experimentación en vídeo, volvería a su obra tradicional (Sálvese quien pueda, la vida, 1979), reflexionando sobre sus temas habituales y métodos de creación (Pasión (1982)), al propio tiempo que evocaría los principios de la Nueva Ola francesa –que con François Truffaut ayudó a crear– en su película Nouvelle vague (1990). Recientemente, tras su singular Histoire(s) du cinéma, recibió un Oscar de Hollywood honorífico por su carrera.

Oscar
2011

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
El libro de imágenes

2018 | Le livre d'image

Con 88 años, los que tenía cuando presentó El libro de imágenes en Cannes, donde le concedieron una Palma de Oro especial, Jean-Luc Godard sigue explorando con el cine y tratando de expresar con imágenes y sonidos sus ideas sobre el mundo, algo que ya se veía en Adiós al lenguaje. Su cine experimental no es de digestión fácil, y ningún espectador tendrá la misma percepción del film. No es lo mismo el acercamiento de un espectador "normal", desconocedor de la historia del cine y del lenguaje del cine, que un sesudo cinefilo lector habitual de "Cahiers du cinéma", poseedor además de una amplica cultura literaria, musical y de mundo, capaz de intuir un poco las posibles intenciones de la propuesta de Godard. La película es un elogio de la verdad que pueden contener los fragmentos, imágenes y sonido, pues la realidad, también, estaría fragmentada. El veterano cineasta juega con brevísimos fragmentos de películas con distintos formatos de grandes maestros, pero también de noticiarios, manipulándolas, variando su tamaño hasta deformarlo, virando el color... E igualmente acude al desconcierto con el sonido, la voz del narrador bruscamente interrumpida por el silencio, como si fallara la banda de sonido, la voz que se superpone a otra voz, hasta dificultar la comprensión de lo que se está diciendo... La planta bien arraigada de su antiguo marxismo parece estar presente en sus andanadas contra el poder real (de rey) al que todos aspiran frente al fáustico, y en la mirada comprensiva a la violencia de las bombas y la revolución, acompañada de una cierta sublimación utópica de Arabia como Arcadia feliz. Resulta indudable que el conjunto tiene fuerza, y que puede entenderse como el equivalente fílmico del arte pictórico o escultórico moderno que renuncia a la representación figurativa para adentrarse en terrenos más instintivos y primarios, pero el alcance puramente intelectual, de visión del mundo, es limitado y para su interpretación requiere de claves hermenéuticas reservadas, quizá una selectiva pero exigua minoría.

6/10
Adiós al lenguaje

2014 | Adieu au langage

Una película de Jean-Luc Godard no puede ser una película convencional. Y escribir una reseña sobre una película como Adiós al lenguaje tampoco puede despacharse con unas líneas convencionales. Porque el lenguaje resulta insuficiente para describir de qué se trata, más allá de hablar de exploración y experimentos acerca del audiovisual. No hay más que leer la sinopsis oficial del film y ver la película –antes o después– para que uno se pregunte si habremos visto lo mismo. El último hombre vivo (o casi) de la nouvelle vague, filosofa o algo así sobre la vida, el lenguaje, el amor, las relaciones de pareja. Con distintos formatos de película, jugando con el sonido interrumpido de música clásica o de la naturaleza, descomponiendo los colores de la imagen, con frases lacónicas y sugerentes que parecen pedir al espectador que las complete. La pareja protagonista pasea desnuda, un perro nos habla de los derechos animales, se sugiere que una forma de acabar con el paro es acabar con la gente. Godard juega a la provocación, y unos, pocos, espectadores, jugarán con él.

4/10
Les ponts de Sarajevo

2014 | Les ponts de Sarajevo

Esta película documental explora la historia reciente para contarnos cuál es la importancia de Sarajevo en los últimos cien años y qué significa en el mundo de hoy. Trece directores europeos, entre los que destaca el siempre vanguardista Jean-Luc Godard, se encargan de ello a través de diferentes episodios.

5/10
Film socialisme

2010 | Film socialisme

Película de genuino estilo "Godard", es decir extraño, personalísimo, hermético, de aire documental y demodé. El mítico director de Al final de la escapada ofrece un extraño viaje sonoro y visual que él mismo define como una sinfonía en tres movimientos. Se trata efectivamente de tres cuadros narrativos, aparentemente sin nexo. Por un lado, se muestran las relaciones entre los diferentes pasajeros de varias nacionalidades en un crucero (un filósofo, un embajador, un ex criminal de guerra, una cantante americana, un agente doble, etc.). En segundo lugar asistimos a toma de conciencia de la infancia por parte de una adolescente y su hermano, y las explicaciones que les piden a sus padres sobre esa cuestión. Por último, asistimos a la visita de seis lugares de Europa: Odessa, Egipto, Barcelona, Nápoles, Palestina y Grecia. Ni que decir tiene que el cine de Jean-Luc Godard prosigue en su peculiar búsqueda artística, tan personal como a menudo minoritaria. Hay una tratamiento visual extraordinario –por primera vez el autor rueda una película de ficción con vídeo digital– y por momentos cautivan las imágenes, pero también exigen una mirada singular, contemplativa, no apta para todos los paladares.

4/10
Nuestra música

2004 | Notre Musique

Como en la obra de Dante, Nuestra Música se divide en tres partes. La primera parte se llama "Reino 1: Infierno" y tiene una duración aproximada de 10 minutos. En ella se suceden imágenes de guerra y desastre. La segunda parte, "Reino 2: Purgatorio", es el núcleo de la película y muestra una serie de conferencias y conversaciones en la ciudad de Sarajevo. La tercera y úlima parte, "Reino 3: Paraíso", muestra a una joven que, tras haberse sacrificado, alcanza la paz en una pequeña playa. Jean-Luc Godard no defrauda a sus seguidores con una película fiel a sus principios cinematográficos. Gustará a los seguidores de este director. Defraudará, cómo no, a sus detractores.

6/10
Elogio del amor

2001 | Éloge de l'amour

Un joven director de cine pretende hacer una película sobre las cuatro estaciones del amor: encuentro, pasión, separación y reconciliación. Un día encuentra a la chica perfecta para su obra, una joven llamada Berta. Sin embargo, cuando consigue resolver todos los trámites para hacer su film descubre que Berta está muerta. Entonces, empiezá a recordar el momento en que la conoció. Jean-Luc Godard nos regala una película íntima y caprichosa que lleva impregnada su personalísimo sello.

5/10
For Ever Mozart

1996 | For Ever Mozart

Jean-Luc Godard ambienta esta película en una de sus ciudades predilectas: Sarajevo. En este film una compañía francesa de teatro se propone reprentar en la capital de Bosnia-Herzegovina, pero es capturada y sus miembros son reclouidos como prisioneros de guerra.

5/10
Hélas pour moi

1993 | Hélas pour moi

La complicada historia de Raquel y Simon explorada desde los ojos de Klimt. El espectador tendrá que hacer un trabajo extra para seguir la propuesta narrativa de Godard que toma como inspiración el mito clásico de Alkmena y Anfitrión.

4/10
Les enfants jouent à la Russie

1993 | Les enfants jouent à la Russie

Un conocido cineasta francés es contratado para hacer un documental la Rusia posterior a la Guerra Fría. El artista, sin embargo, convierte el proyecto en una obra que ofrece una serie de reflexiones sobre el arte, la política, la naturaleza de las imágenes y el futuro del cine.

5/10
Allemagne 90 neuf zéro

1991 | Allemagne 90 neuf zéro

Jean-Luc Godard aceptó una propuesta de una cadena televisiva francesa, que le pidió que dirigiera un film sobre la soledad. Decidió fichar como protagonista al veterano Eddie Constantine, protagonista de su celebérrima cinta Lemmy contra Alphaville, que repite su papel del detective Lemmy Caution. El film analiza a la sociedad alemana después de la caída del Muro de Berlín.

5/10
Nouvelle vague

1990 | Nouvelle vague

Experimento fílmico de Jean-Luc Godard que, además, se encarga de la música. Su título nos evoca su mejor época, la del revolucionario movimiento francés de la 'nouvelle vague' de los años 60. Y el argumento es lo de menos, solo una excusa del otrora genio galo para disertar sobre sus intenciones filosóficas, intelectuales y cinematográficas, insinuando más que mostrando y divagando en subterfugios y enigmas para asombrar al espectador. Detrás de una historia incomprensible hay críticas sociales, políticas, económicas (la protagonista es una rica heredera italiana) y un trasnochado mensaje anticapitalista, utilizando para ello una técnica visual a medio camino entre la innovación y la desesperación. Solo para fans, muy fans, mucho, del director.

3/10
Grandeza y decadencia de un pequeño comercio de cine

1986 | Grandeur et décadence d’un petit commerce de cinéma

Se dice del cine que es una fábrica de sueños… Por el lado de los sueños encontramos a un cineasta, Gaspard Bazin, que prepara su próxima película y organiza castings para elegir a los figurantes. Por el lado de la fábrica hallamos a Jean Almereyda, un productor venido a menos y al que le cuesta cada vez más conseguir financiación para arrancar sus negocios. Entre los dos se sitúa la enigmática Eurydice, la mujer de Almereyda, que quiere ser actriz. Mientras Almereyda arriesga su vida para financiar la película, Gaspard elige a Eurydice como protagonista.

Detective

1985 | Détective

Prospero perdió su trabajo como detective de un hotel cuando murió un cliente asesinado. Dos años después, trata de resolver el misterio de su muerte. Entre los secundarios llama la atención la presencia de Julie Delpy en uno de sus primeros trabajos como actriz. Años después dirigiría títulos como 2 días en París.

4/10
Nombre: Carmen

1983 | Prénom Carmen

Carmen y su banda quieren atracar un banco pero las cosas no salen bien. Para salir del paso, Carmen engatusa a un policía que trabaja en el lugar a quien hace creer que está completamente enamorada de él. Pero Carmen tiene las cosas muy claras y no piensa renunciar a los intereses delictivos de su grupo. Jean-Luc Godard fue reconocido con el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia.

4/10
Pasión (1982)

1982 | Passion

Película dentro de una película. Pasión es además de la película de Godard, la película que trata de rodar Jerzy, un director de cine polaco afincado en París. Todo va mal, nada tiene sentido, la producción se desmorona. Al menos Jerzy tiene la suerte de encontrar el amor, una mujer que hará que modifique sus planes más inmediatos.

4/10
Salve quien pueda, la vida

1980 | Sauve qui peut (la vie)

Tras casi una década moviéndose en el documental, Jean-Luc Godard volvió a la ficción con una historia triangular, dos mujeres y un hombre con sus intercambios sexuales, en una situación anímica de profunda desilusión. El cineasta suizo sigue experimentando, y se nota todavía su enorme talento, pero ha perdido la frescura de sus títulos rompedores en los 60.

6/10
Todo va bien

1972 | Tout va bien

La chinoise (La China)

1967 | La chinoise

Un grupo de estudiantes se plantea acciones para cambiar la sociedad sin descartar el camino violento. Un año antes del famoso mayo del 68, Jean-Luc Godard retrató a los jóvenes que protagonizarían las revueltas de París, en la etapa más politizada del cineasta.

6/10
Week-End

1967 | Week-End

Fábula desencantada y algo apocalíptica sobre el descalabro de la burguesía, en vida de una joven pareja de enamorados. El inclasificable Jean-Luc Godard firma una de sus películas políticas más extremistas y personales. Para fans.

5/10
2 ó 3 cosas que yo sé de ella

1967 | 2 ou 3 choses que je sais d'elle

Retrato de mujer con París al fondo, con un tono de documental experimental, que trata de atrapar la realidad social de la Francia urbana de los 60, con cuestiones como la sociedad de consumo, la revolución sexual, Vietnam y la guerra fría. Con declaraciones a la cámara de la protagonista, banales... o no. Jean-Luc Godard narra a su estilo, experimental, a veces difícil de digerir por la mayoría de los espectadores. Godard es siempre Godard, no engaña a nadie, uno sabe lo que se va a encontrar. Pese a ello se trata de un film emblemático de la visión "godardiana" del cine, con su audacias sobre la relación entre lenguaje e imagen, uso de letreros, extraños silencios, recurso a una voz en off que cuchichea como si estuviera revelando grandes secretos sobre la condición humana y el pequeño burgués que hay tras casa persona...

5/10
Origen USA

1966 | Made in U.S.A

Paula prepara emocionada una visita a su novio. Nada hace presagiar que su viaje finalizará con un fatal descubrimiento: el cadáver de su amado. Numerosas personas comienzan a mostrar interés por ella y Paula poco a poco descubre que su novio era un hombre lleno de secretos que le han podido costar la vida. La película está inspirada en una novela de Donald E. Westlake. Curiosamente, este escritor es el responsable también de "Two Much", novela que años después llevaría al cine Fernando Trueba.

4/10
Masculino, femenino

1966 | Masculin féminin: 15 faits précis

Las andanzas de un joven desmotivado con su servicio militar y su posición en la vida civil. Jean-Luc Godard traslada con audacia varios relatos de Guy de Maupassant a un contexto contemporáneo para trazar un cuadro de sus jóvenes coetáneos, a los que define como "hijos de Marx y la coca cola". Dividida en 15 fragmentos, Godard sigue explorando con la narrativa cinematográfica, de modo que lo ocurre en la pantalla importa más bien poco, hasta el punto de que en una de las escenas iniciales, el encuentro de los dos protagonistas en una cafetería, coincide con el tiroteo de una mujer a un hombre, sin que a tal hecho se le conceda la más mínima importancia. La idea es mostrar cómo la sociedad está cambiando en los 60 -revolución sexual, la píldora, la indolencia que tan bien encarna Jean-Pierre Léaud-, de modo que las formas de contar tales cambios -desaparición del sonido, voz en off, letreros rotos...- evolucionan igualmente.

6/10
París visto por...

1965 | Paris vu par...

Seis distinguidos directores franceses dan su particular visión de París en seis zonas distintas de la ciudad. Historias de amores, desamores, alegrías y penas.

7/10
Lemmy contra Alphaville

1965 | Alphaville, une étrange aventure de Lemmy Caution

Alphaville es una ciudad del futuro de un planeta lejano dominado por racionalistas e ingenieros que rechazan cualquier actitud humana que no tenga que ver con la razón. Así pues, las artes, las emociones o las expresiones guiadas por los sentimientos están prohibidas y se persigue a aquellos que las incumplan. Una máquina poderosa llamada 'Alpha 60' es la encargada de manipular las mentes de los hombres y el villano Von Braun es su creador. El detective Lemmy Caution viaja desde la Tierra para iniciar la investigación y rescatar a un científico prisionero en Alphaville, pero por el camino conocerá a Natacha, la hija de Braun, de la cual se enamorará. Película de ciencia-ficción con elementos de cine negro. Lejos de utilizar ambientación futurista, Jean-Luc Godard se sirve de unos decorados, un vestuario y unos personajes que recuerdan a los años 30. El que fuera uno de los directores emblemáticos de la "nouvelle vague" no abandona este estilo a pesar de que quiere contar una historia ambientada en el futuro, y la trama, contada de un modo muy personal, introduce elementos un tanto irrisorios y surrealistas. El director ganó su segundo Oso de Oro en el Festival de Berlín.

6/10
Pierrot, el loco

1965 | Pierrot le fou

Película con la que culminó el movimiento de la 'nouvelle vague', tomando como referencia la novela 'Obsesión' de Lionel White, aunque convenientemente pasada por el modernista filtro de su director Jean-Luc Godard. Incontrolable e imperecedera, se trata de una historia de 'amor fou' donde una mujer arrastra al crimen a un aburrido individuo. Rodada en escenarios naturales, sin artificios, con poca lógica en su narrativa y exagerando la técnica (o no técnica) de la ausencia de montaje, en sus imágenes caben toda clase de provocaciones incluyendo la banda sonora de Antoine Duhamel, que a veces parece pertenecer a otra trama totalmente diferente. Poética para algunos, extravagante para la mayoría, desigual y fascinante por momentos, su título hace referencia al delincuente francés Emile Buisson, que causó sensación en el país en los años 30 y 40. Jean-Paul Belmondo y Anna Karina ponen todo de su parte para que la película sea considerada un clásico. No se sabe muy bien de qué género, pero un clásico a fin de cuentas.

7/10
Banda aparte

1964 | Bande à Part

Historia de tres inadaptados –dos hombres y una mujer–  y sus andanzas, conversaciones y silencios, antes de realizar un robo en París. Estilo totalmente 'godariano', donde parece que todo es arbitrario. 

5/10
Les plus belles escroqueries du monde (Las más famosas estafas del mundo)

1964 | Les plus belles escroqueries du monde

Insólito film por episodios que reune a directores muy distintos: los franceses Claude Chabrol y Jean-Luc Godard, el italiano Ugo Gregoretti, el japonés Hiromichi Horikaway y el franco-polaco Roman Polanski. Cada una de ellas relata una estafa supuestamente célebre y real. Destaca el segmento de Claude Chabrol, en la que un timador consigue venderle a un pobre ingenuo la mismísima torre Eiffel, alegando que es de su propiedad. También tiene su interés el fragmento de Godard, en la que plantea como estafa el mismísimo cine, o más concretamente, el cinéma-vérité, que pretende pasar como real.

5/10
La mujer casada

1964 | Une femme mariée: Suite de fragments d'un film tourné en 1964

El desprecio

1963 | Le mépris

Paul (Michel Piccoli) es un joven escritor que acaba de casarse felizmente con la guapa Camille (Brigitte Bardot). Paul, acaba de recibir una buena oferta de trabajo que no puede rechazar, y es escribir el guión de una película que se basará en La Odisea de Homero, y que va a dirigir Fritz Lang. Pero a partir de este momento, Paul y Camille empezarán a distanciarse debido al continuo trabajo de él que se debate entre las exigencias del ambicioso productor Jeremy Prokosch (Jack Palance) y la visión particular que quiere dar como dramaturgo. El amor de la pareja irá languideciendo, y finalmente derivará en pasotismo y desprecio. Destacado título de Jean-Luc Godard y uno de los más importantes de su filmografía. La película, basada en una novela de Alberto Moravia, está llena de símbolos, empezando por la similitud entre los personajes de la propia Odisea (Ulises, Penélope y Poseidón), y los protagonistas del film (Paul, Camille y Prokosch), que se mueven por los mismos impulsos y tienen los mismos miedos y deseos. De alguna forma, La Odisea termina absorbiendo las vidas del matrimonio de una manera fatal. Destaca la interpretación de los actores, con una Bardot muy seductora y un papel muy inusual del director Fritz Lang, y la música de Georges Delerue (Ana de los mil días), así como la fotografía de la ciudad napolitana a cargo de Raoul Coutard. Con este film, el director se aleja a cierta distancia de la 'nouvelle vague', movimiento cinematográfico con el que se le relaciona.

7/10
Ro.Go.Pa.G.

1963 | Ro.Go.Pa.G.

Cuatro segmentos reunidos en esta cinta de cuatro directores diferentes: Rossellini, Godard, Pasolini y Gregoretti, cuyo título es la primera sílaba de los apellidos de estos. 'Illibatezza' cuenta las atenciones que recibe una azafata de vuelo por parte de un americano maduro. 'El nuevo mundo' habla de una visión pre apocalíptica y post apocalíptica del mundo. 'La Ricotta' se basa en una parte de la vida de Jesucristo; y 'Il Pollo Ruspante', que habla sobre una familia materialista.

5/10
El soldadito

1963 | Le petit soldat

Bruno deserta de la guerra de Argelia y se refugia en Suiza. Allí conoce a Veronica de quien se enamora perdidamente. La relación tiene el pequeño problema de que él comienza a trabajar para un grupo terrorista de extrema derecha y ella hace lo propio para uno de extrema izquierda. Nueva colaboración de la bella Ana Karina con el cineasta francés Jean-Luc Godard.

5/10
Vivir su vida

1962 | Vivre sa vie: Film en douze tableaux

La triste vida de Nana, a través de los doce cuadros o 'tableaux' a que se refiere el título original. Con los modos del cine 'verité' y una mirada gélida no exenta de tristeza, el film parte de un desengaño sentimental de la protagonista, y de sus dificultades económicas que no logra paliar con su trabajo en una tienda de discos, para describir su inmersión en el mundo de la prostitución. De este modo Godard humaniza a las mujeres que venden su cuerpo, y trata de ser objetivo al describir su actividad y su capacidad de interesarse por cuestiones muy diversas, y hasta de filosofar. El cineasta francés demuestra su dominio de la puesta en escena, y es capaz de provocar emociones sencillas, como la que surge de ver a la protagonista contemplando en una sala de cine La pasión de Juana de Arco de Dreyer. Hacer interesante una escena de una conversación en una barra de bar, con los personajes de espaldas, tiene su mérito, aunque no sea lo más apasionante del mundo por su propia naturaleza. Domina casi siempre el sonido natural, sin música, sólo ruidos, aunque hay punteados melancólicos de la bonita partitura de Michel Legrand. Destaca el último 'tableau' con recursos de cine mudo, y su triste y abrupto final.

6/10
Los siete pecados capitales

1962 | Les sept péchés capitaux

Película episódica con segmentos de varios directores, donde articulan tramas en tono de comedia alrededor de los siete pecados capitales. Jacques Demy contribuye en la parte dedicada a la lujuria, donde los protagonistas se cuentan recuerdos infantiles, cuando uno de ellos, ignorante, cría que la lujuria es lo mismo que el lujo; hay hábiles trucajes para mostrar cómo los protagonistas acomodan los cuadros de desnudos de un libro con imágenes de la vida real de las que son testigos.

6/10
Una mujer es una mujer

1961 | Une femme est une femme

Una stripper llamada Angela decide un día cambiar su modo de vida y tener un niño, algo que no parece del agrado de su novio. De ahí que ella, espíritu libre e independiente, busque otros hombres. Entonces entrarán en juego los celos y toda clase de enredos. Comedia –más o menos– de Godard, repleta de sencillez y alegría aunque con el habitual estilo iconoclasta de su autor a la hora de filmar los acontecimientos. Diálogos ágiles y paisajes coloristas, donde la atractiva Anna Karina resplandece en todo momento. Fue la segunda colaboración entre el director y Belmondo después de su mítica Al final de la escapada.

6/10
Charlotte y su Jules

1960 | Charlotte et son Jules

Godard homenajea a Jean Cocteau en este corto en que retoma con el mismo tono agridulce a su personaje de Charlotte de Charlotte y Véronique o todos los chicos se llaman Patrick. Todo se desarrolla en el interior de un apartamento en que la continua verborrea de Jean, novio de Charlotte, le hace mil y un reproches a ella porque no le hace suficiente caso. Ella, con sonrisa irónica, y haciendo burla a sus espaldas de un modo ambiguo, acaba sorprendiéndonos con su frase final, en que explica su aparición en el apartamento. El mismo año de ese corto, Jean-Paul Belmondo hizo para Godar Al final de la escapada.

6/10
Al final de la escapada

1960 | À bout de souffle

Michel (Jean-Paul Belmondo) es un hombre que huye de la justicia tras disparar mortalmente a un policía. Tras este suceso, llega a París para reencontrarse con un antiguo amor, Patricia (Jean Seberg), una joven estudiante de La Sorbona que trabaja para un periódico. La intención de Michel es recuperarla e irse con ella a Roma. Pero las cosas no serán tan fáciles. Jean-Luc Godard rodó con esta película el principal ejemplo de la 'Nouvelle vague' del cine francés. La historia es simple pero la peculiaridad del film se basa en sus planos, en su alocado montaje, en sus escenas empalmadas inoportunamente unas con otras... que marcó una tendencia en el cine y una forma diferente de expresión, referencia para otros cineastas.

7/10
Charlotte y Veronique o todos los chicos se llaman Charlie

1959 | Véronique et Charlotte, ou tous les garçons s'appellent Patrick

Dos amigas, Charlotte y Véronique, universitarias de La Sorbona, conocen por separado al mismo chico, Patrick, un tipo encantador pero con más cara que espalda. Ambas han concertado una cita con él, y creen que la coincidencia del nombre es eso, mera coincidencia. Jean-Luc Godard demostró en este temprano corto, con guión de Eric Rohmer, sus maneras de cineasta. La naturalidad con que fluye la narración no oculta una mirada agridulce, pues el humor de él y las fantasías románticas de ellas no impiden el desengaño final, por la dificultad en ser sincero en la búsqueda del amor.

6/10
El libro de imágenes

2018 | Le livre d'image

Con 88 años, los que tenía cuando presentó El libro de imágenes en Cannes, donde le concedieron una Palma de Oro especial, Jean-Luc Godard sigue explorando con el cine y tratando de expresar con imágenes y sonidos sus ideas sobre el mundo, algo que ya se veía en Adiós al lenguaje. Su cine experimental no es de digestión fácil, y ningún espectador tendrá la misma percepción del film. No es lo mismo el acercamiento de un espectador "normal", desconocedor de la historia del cine y del lenguaje del cine, que un sesudo cinefilo lector habitual de "Cahiers du cinéma", poseedor además de una amplica cultura literaria, musical y de mundo, capaz de intuir un poco las posibles intenciones de la propuesta de Godard. La película es un elogio de la verdad que pueden contener los fragmentos, imágenes y sonido, pues la realidad, también, estaría fragmentada. El veterano cineasta juega con brevísimos fragmentos de películas con distintos formatos de grandes maestros, pero también de noticiarios, manipulándolas, variando su tamaño hasta deformarlo, virando el color... E igualmente acude al desconcierto con el sonido, la voz del narrador bruscamente interrumpida por el silencio, como si fallara la banda de sonido, la voz que se superpone a otra voz, hasta dificultar la comprensión de lo que se está diciendo... La planta bien arraigada de su antiguo marxismo parece estar presente en sus andanadas contra el poder real (de rey) al que todos aspiran frente al fáustico, y en la mirada comprensiva a la violencia de las bombas y la revolución, acompañada de una cierta sublimación utópica de Arabia como Arcadia feliz. Resulta indudable que el conjunto tiene fuerza, y que puede entenderse como el equivalente fílmico del arte pictórico o escultórico moderno que renuncia a la representación figurativa para adentrarse en terrenos más instintivos y primarios, pero el alcance puramente intelectual, de visión del mundo, es limitado y para su interpretación requiere de claves hermenéuticas reservadas, quizá una selectiva pero exigua minoría.

6/10
Adiós al lenguaje

2014 | Adieu au langage

Una película de Jean-Luc Godard no puede ser una película convencional. Y escribir una reseña sobre una película como Adiós al lenguaje tampoco puede despacharse con unas líneas convencionales. Porque el lenguaje resulta insuficiente para describir de qué se trata, más allá de hablar de exploración y experimentos acerca del audiovisual. No hay más que leer la sinopsis oficial del film y ver la película –antes o después– para que uno se pregunte si habremos visto lo mismo. El último hombre vivo (o casi) de la nouvelle vague, filosofa o algo así sobre la vida, el lenguaje, el amor, las relaciones de pareja. Con distintos formatos de película, jugando con el sonido interrumpido de música clásica o de la naturaleza, descomponiendo los colores de la imagen, con frases lacónicas y sugerentes que parecen pedir al espectador que las complete. La pareja protagonista pasea desnuda, un perro nos habla de los derechos animales, se sugiere que una forma de acabar con el paro es acabar con la gente. Godard juega a la provocación, y unos, pocos, espectadores, jugarán con él.

4/10
Film socialisme

2010 | Film socialisme

Película de genuino estilo "Godard", es decir extraño, personalísimo, hermético, de aire documental y demodé. El mítico director de Al final de la escapada ofrece un extraño viaje sonoro y visual que él mismo define como una sinfonía en tres movimientos. Se trata efectivamente de tres cuadros narrativos, aparentemente sin nexo. Por un lado, se muestran las relaciones entre los diferentes pasajeros de varias nacionalidades en un crucero (un filósofo, un embajador, un ex criminal de guerra, una cantante americana, un agente doble, etc.). En segundo lugar asistimos a toma de conciencia de la infancia por parte de una adolescente y su hermano, y las explicaciones que les piden a sus padres sobre esa cuestión. Por último, asistimos a la visita de seis lugares de Europa: Odessa, Egipto, Barcelona, Nápoles, Palestina y Grecia. Ni que decir tiene que el cine de Jean-Luc Godard prosigue en su peculiar búsqueda artística, tan personal como a menudo minoritaria. Hay una tratamiento visual extraordinario –por primera vez el autor rueda una película de ficción con vídeo digital– y por momentos cautivan las imágenes, pero también exigen una mirada singular, contemplativa, no apta para todos los paladares.

4/10
Nuestra música

2004 | Notre Musique

Como en la obra de Dante, Nuestra Música se divide en tres partes. La primera parte se llama "Reino 1: Infierno" y tiene una duración aproximada de 10 minutos. En ella se suceden imágenes de guerra y desastre. La segunda parte, "Reino 2: Purgatorio", es el núcleo de la película y muestra una serie de conferencias y conversaciones en la ciudad de Sarajevo. La tercera y úlima parte, "Reino 3: Paraíso", muestra a una joven que, tras haberse sacrificado, alcanza la paz en una pequeña playa. Jean-Luc Godard no defrauda a sus seguidores con una película fiel a sus principios cinematográficos. Gustará a los seguidores de este director. Defraudará, cómo no, a sus detractores.

6/10
Elogio del amor

2001 | Éloge de l'amour

Un joven director de cine pretende hacer una película sobre las cuatro estaciones del amor: encuentro, pasión, separación y reconciliación. Un día encuentra a la chica perfecta para su obra, una joven llamada Berta. Sin embargo, cuando consigue resolver todos los trámites para hacer su film descubre que Berta está muerta. Entonces, empiezá a recordar el momento en que la conoció. Jean-Luc Godard nos regala una película íntima y caprichosa que lleva impregnada su personalísimo sello.

5/10
For Ever Mozart

1996 | For Ever Mozart

Jean-Luc Godard ambienta esta película en una de sus ciudades predilectas: Sarajevo. En este film una compañía francesa de teatro se propone reprentar en la capital de Bosnia-Herzegovina, pero es capturada y sus miembros son reclouidos como prisioneros de guerra.

5/10
Hélas pour moi

1993 | Hélas pour moi

La complicada historia de Raquel y Simon explorada desde los ojos de Klimt. El espectador tendrá que hacer un trabajo extra para seguir la propuesta narrativa de Godard que toma como inspiración el mito clásico de Alkmena y Anfitrión.

4/10
Les enfants jouent à la Russie

1993 | Les enfants jouent à la Russie

Un conocido cineasta francés es contratado para hacer un documental la Rusia posterior a la Guerra Fría. El artista, sin embargo, convierte el proyecto en una obra que ofrece una serie de reflexiones sobre el arte, la política, la naturaleza de las imágenes y el futuro del cine.

5/10
Allemagne 90 neuf zéro

1991 | Allemagne 90 neuf zéro

Jean-Luc Godard aceptó una propuesta de una cadena televisiva francesa, que le pidió que dirigiera un film sobre la soledad. Decidió fichar como protagonista al veterano Eddie Constantine, protagonista de su celebérrima cinta Lemmy contra Alphaville, que repite su papel del detective Lemmy Caution. El film analiza a la sociedad alemana después de la caída del Muro de Berlín.

5/10
Nouvelle vague

1990 | Nouvelle vague

Experimento fílmico de Jean-Luc Godard que, además, se encarga de la música. Su título nos evoca su mejor época, la del revolucionario movimiento francés de la 'nouvelle vague' de los años 60. Y el argumento es lo de menos, solo una excusa del otrora genio galo para disertar sobre sus intenciones filosóficas, intelectuales y cinematográficas, insinuando más que mostrando y divagando en subterfugios y enigmas para asombrar al espectador. Detrás de una historia incomprensible hay críticas sociales, políticas, económicas (la protagonista es una rica heredera italiana) y un trasnochado mensaje anticapitalista, utilizando para ello una técnica visual a medio camino entre la innovación y la desesperación. Solo para fans, muy fans, mucho, del director.

3/10
Grandeza y decadencia de un pequeño comercio de cine

1986 | Grandeur et décadence d’un petit commerce de cinéma

Se dice del cine que es una fábrica de sueños… Por el lado de los sueños encontramos a un cineasta, Gaspard Bazin, que prepara su próxima película y organiza castings para elegir a los figurantes. Por el lado de la fábrica hallamos a Jean Almereyda, un productor venido a menos y al que le cuesta cada vez más conseguir financiación para arrancar sus negocios. Entre los dos se sitúa la enigmática Eurydice, la mujer de Almereyda, que quiere ser actriz. Mientras Almereyda arriesga su vida para financiar la película, Gaspard elige a Eurydice como protagonista.

Detective

1985 | Détective

Prospero perdió su trabajo como detective de un hotel cuando murió un cliente asesinado. Dos años después, trata de resolver el misterio de su muerte. Entre los secundarios llama la atención la presencia de Julie Delpy en uno de sus primeros trabajos como actriz. Años después dirigiría títulos como 2 días en París.

4/10
Pasión (1982)

1982 | Passion

Película dentro de una película. Pasión es además de la película de Godard, la película que trata de rodar Jerzy, un director de cine polaco afincado en París. Todo va mal, nada tiene sentido, la producción se desmorona. Al menos Jerzy tiene la suerte de encontrar el amor, una mujer que hará que modifique sus planes más inmediatos.

4/10
Todo va bien

1972 | Tout va bien

La chinoise (La China)

1967 | La chinoise

Un grupo de estudiantes se plantea acciones para cambiar la sociedad sin descartar el camino violento. Un año antes del famoso mayo del 68, Jean-Luc Godard retrató a los jóvenes que protagonizarían las revueltas de París, en la etapa más politizada del cineasta.

6/10
Week-End

1967 | Week-End

Fábula desencantada y algo apocalíptica sobre el descalabro de la burguesía, en vida de una joven pareja de enamorados. El inclasificable Jean-Luc Godard firma una de sus películas políticas más extremistas y personales. Para fans.

5/10
2 ó 3 cosas que yo sé de ella

1967 | 2 ou 3 choses que je sais d'elle

Retrato de mujer con París al fondo, con un tono de documental experimental, que trata de atrapar la realidad social de la Francia urbana de los 60, con cuestiones como la sociedad de consumo, la revolución sexual, Vietnam y la guerra fría. Con declaraciones a la cámara de la protagonista, banales... o no. Jean-Luc Godard narra a su estilo, experimental, a veces difícil de digerir por la mayoría de los espectadores. Godard es siempre Godard, no engaña a nadie, uno sabe lo que se va a encontrar. Pese a ello se trata de un film emblemático de la visión "godardiana" del cine, con su audacias sobre la relación entre lenguaje e imagen, uso de letreros, extraños silencios, recurso a una voz en off que cuchichea como si estuviera revelando grandes secretos sobre la condición humana y el pequeño burgués que hay tras casa persona...

5/10
Origen USA

1966 | Made in U.S.A

Paula prepara emocionada una visita a su novio. Nada hace presagiar que su viaje finalizará con un fatal descubrimiento: el cadáver de su amado. Numerosas personas comienzan a mostrar interés por ella y Paula poco a poco descubre que su novio era un hombre lleno de secretos que le han podido costar la vida. La película está inspirada en una novela de Donald E. Westlake. Curiosamente, este escritor es el responsable también de "Two Much", novela que años después llevaría al cine Fernando Trueba.

4/10
Masculino, femenino

1966 | Masculin féminin: 15 faits précis

Las andanzas de un joven desmotivado con su servicio militar y su posición en la vida civil. Jean-Luc Godard traslada con audacia varios relatos de Guy de Maupassant a un contexto contemporáneo para trazar un cuadro de sus jóvenes coetáneos, a los que define como "hijos de Marx y la coca cola". Dividida en 15 fragmentos, Godard sigue explorando con la narrativa cinematográfica, de modo que lo ocurre en la pantalla importa más bien poco, hasta el punto de que en una de las escenas iniciales, el encuentro de los dos protagonistas en una cafetería, coincide con el tiroteo de una mujer a un hombre, sin que a tal hecho se le conceda la más mínima importancia. La idea es mostrar cómo la sociedad está cambiando en los 60 -revolución sexual, la píldora, la indolencia que tan bien encarna Jean-Pierre Léaud-, de modo que las formas de contar tales cambios -desaparición del sonido, voz en off, letreros rotos...- evolucionan igualmente.

6/10
Lemmy contra Alphaville

1965 | Alphaville, une étrange aventure de Lemmy Caution

Alphaville es una ciudad del futuro de un planeta lejano dominado por racionalistas e ingenieros que rechazan cualquier actitud humana que no tenga que ver con la razón. Así pues, las artes, las emociones o las expresiones guiadas por los sentimientos están prohibidas y se persigue a aquellos que las incumplan. Una máquina poderosa llamada 'Alpha 60' es la encargada de manipular las mentes de los hombres y el villano Von Braun es su creador. El detective Lemmy Caution viaja desde la Tierra para iniciar la investigación y rescatar a un científico prisionero en Alphaville, pero por el camino conocerá a Natacha, la hija de Braun, de la cual se enamorará. Película de ciencia-ficción con elementos de cine negro. Lejos de utilizar ambientación futurista, Jean-Luc Godard se sirve de unos decorados, un vestuario y unos personajes que recuerdan a los años 30. El que fuera uno de los directores emblemáticos de la "nouvelle vague" no abandona este estilo a pesar de que quiere contar una historia ambientada en el futuro, y la trama, contada de un modo muy personal, introduce elementos un tanto irrisorios y surrealistas. El director ganó su segundo Oso de Oro en el Festival de Berlín.

6/10
Pierrot, el loco

1965 | Pierrot le fou

Película con la que culminó el movimiento de la 'nouvelle vague', tomando como referencia la novela 'Obsesión' de Lionel White, aunque convenientemente pasada por el modernista filtro de su director Jean-Luc Godard. Incontrolable e imperecedera, se trata de una historia de 'amor fou' donde una mujer arrastra al crimen a un aburrido individuo. Rodada en escenarios naturales, sin artificios, con poca lógica en su narrativa y exagerando la técnica (o no técnica) de la ausencia de montaje, en sus imágenes caben toda clase de provocaciones incluyendo la banda sonora de Antoine Duhamel, que a veces parece pertenecer a otra trama totalmente diferente. Poética para algunos, extravagante para la mayoría, desigual y fascinante por momentos, su título hace referencia al delincuente francés Emile Buisson, que causó sensación en el país en los años 30 y 40. Jean-Paul Belmondo y Anna Karina ponen todo de su parte para que la película sea considerada un clásico. No se sabe muy bien de qué género, pero un clásico a fin de cuentas.

7/10
París visto por...

1965 | Paris vu par...

Seis distinguidos directores franceses dan su particular visión de París en seis zonas distintas de la ciudad. Historias de amores, desamores, alegrías y penas.

7/10
Les plus belles escroqueries du monde (Las más famosas estafas del mundo)

1964 | Les plus belles escroqueries du monde

Insólito film por episodios que reune a directores muy distintos: los franceses Claude Chabrol y Jean-Luc Godard, el italiano Ugo Gregoretti, el japonés Hiromichi Horikaway y el franco-polaco Roman Polanski. Cada una de ellas relata una estafa supuestamente célebre y real. Destaca el segmento de Claude Chabrol, en la que un timador consigue venderle a un pobre ingenuo la mismísima torre Eiffel, alegando que es de su propiedad. También tiene su interés el fragmento de Godard, en la que plantea como estafa el mismísimo cine, o más concretamente, el cinéma-vérité, que pretende pasar como real.

5/10
Banda aparte

1964 | Bande à Part

Historia de tres inadaptados –dos hombres y una mujer–  y sus andanzas, conversaciones y silencios, antes de realizar un robo en París. Estilo totalmente 'godariano', donde parece que todo es arbitrario. 

5/10
La mujer casada

1964 | Une femme mariée: Suite de fragments d'un film tourné en 1964

El soldadito

1963 | Le petit soldat

Bruno deserta de la guerra de Argelia y se refugia en Suiza. Allí conoce a Veronica de quien se enamora perdidamente. La relación tiene el pequeño problema de que él comienza a trabajar para un grupo terrorista de extrema derecha y ella hace lo propio para uno de extrema izquierda. Nueva colaboración de la bella Ana Karina con el cineasta francés Jean-Luc Godard.

5/10
Ro.Go.Pa.G.

1963 | Ro.Go.Pa.G.

Cuatro segmentos reunidos en esta cinta de cuatro directores diferentes: Rossellini, Godard, Pasolini y Gregoretti, cuyo título es la primera sílaba de los apellidos de estos. 'Illibatezza' cuenta las atenciones que recibe una azafata de vuelo por parte de un americano maduro. 'El nuevo mundo' habla de una visión pre apocalíptica y post apocalíptica del mundo. 'La Ricotta' se basa en una parte de la vida de Jesucristo; y 'Il Pollo Ruspante', que habla sobre una familia materialista.

5/10
El desprecio

1963 | Le mépris

Paul (Michel Piccoli) es un joven escritor que acaba de casarse felizmente con la guapa Camille (Brigitte Bardot). Paul, acaba de recibir una buena oferta de trabajo que no puede rechazar, y es escribir el guión de una película que se basará en La Odisea de Homero, y que va a dirigir Fritz Lang. Pero a partir de este momento, Paul y Camille empezarán a distanciarse debido al continuo trabajo de él que se debate entre las exigencias del ambicioso productor Jeremy Prokosch (Jack Palance) y la visión particular que quiere dar como dramaturgo. El amor de la pareja irá languideciendo, y finalmente derivará en pasotismo y desprecio. Destacado título de Jean-Luc Godard y uno de los más importantes de su filmografía. La película, basada en una novela de Alberto Moravia, está llena de símbolos, empezando por la similitud entre los personajes de la propia Odisea (Ulises, Penélope y Poseidón), y los protagonistas del film (Paul, Camille y Prokosch), que se mueven por los mismos impulsos y tienen los mismos miedos y deseos. De alguna forma, La Odisea termina absorbiendo las vidas del matrimonio de una manera fatal. Destaca la interpretación de los actores, con una Bardot muy seductora y un papel muy inusual del director Fritz Lang, y la música de Georges Delerue (Ana de los mil días), así como la fotografía de la ciudad napolitana a cargo de Raoul Coutard. Con este film, el director se aleja a cierta distancia de la 'nouvelle vague', movimiento cinematográfico con el que se le relaciona.

7/10
Vivir su vida

1962 | Vivre sa vie: Film en douze tableaux

La triste vida de Nana, a través de los doce cuadros o 'tableaux' a que se refiere el título original. Con los modos del cine 'verité' y una mirada gélida no exenta de tristeza, el film parte de un desengaño sentimental de la protagonista, y de sus dificultades económicas que no logra paliar con su trabajo en una tienda de discos, para describir su inmersión en el mundo de la prostitución. De este modo Godard humaniza a las mujeres que venden su cuerpo, y trata de ser objetivo al describir su actividad y su capacidad de interesarse por cuestiones muy diversas, y hasta de filosofar. El cineasta francés demuestra su dominio de la puesta en escena, y es capaz de provocar emociones sencillas, como la que surge de ver a la protagonista contemplando en una sala de cine La pasión de Juana de Arco de Dreyer. Hacer interesante una escena de una conversación en una barra de bar, con los personajes de espaldas, tiene su mérito, aunque no sea lo más apasionante del mundo por su propia naturaleza. Domina casi siempre el sonido natural, sin música, sólo ruidos, aunque hay punteados melancólicos de la bonita partitura de Michel Legrand. Destaca el último 'tableau' con recursos de cine mudo, y su triste y abrupto final.

6/10
Los siete pecados capitales

1962 | Les sept péchés capitaux

Película episódica con segmentos de varios directores, donde articulan tramas en tono de comedia alrededor de los siete pecados capitales. Jacques Demy contribuye en la parte dedicada a la lujuria, donde los protagonistas se cuentan recuerdos infantiles, cuando uno de ellos, ignorante, cría que la lujuria es lo mismo que el lujo; hay hábiles trucajes para mostrar cómo los protagonistas acomodan los cuadros de desnudos de un libro con imágenes de la vida real de las que son testigos.

6/10
Una mujer es una mujer

1961 | Une femme est une femme

Una stripper llamada Angela decide un día cambiar su modo de vida y tener un niño, algo que no parece del agrado de su novio. De ahí que ella, espíritu libre e independiente, busque otros hombres. Entonces entrarán en juego los celos y toda clase de enredos. Comedia –más o menos– de Godard, repleta de sencillez y alegría aunque con el habitual estilo iconoclasta de su autor a la hora de filmar los acontecimientos. Diálogos ágiles y paisajes coloristas, donde la atractiva Anna Karina resplandece en todo momento. Fue la segunda colaboración entre el director y Belmondo después de su mítica Al final de la escapada.

6/10
Charlotte y su Jules

1960 | Charlotte et son Jules

Godard homenajea a Jean Cocteau en este corto en que retoma con el mismo tono agridulce a su personaje de Charlotte de Charlotte y Véronique o todos los chicos se llaman Patrick. Todo se desarrolla en el interior de un apartamento en que la continua verborrea de Jean, novio de Charlotte, le hace mil y un reproches a ella porque no le hace suficiente caso. Ella, con sonrisa irónica, y haciendo burla a sus espaldas de un modo ambiguo, acaba sorprendiéndonos con su frase final, en que explica su aparición en el apartamento. El mismo año de ese corto, Jean-Paul Belmondo hizo para Godar Al final de la escapada.

6/10
Al final de la escapada

1960 | À bout de souffle

Michel (Jean-Paul Belmondo) es un hombre que huye de la justicia tras disparar mortalmente a un policía. Tras este suceso, llega a París para reencontrarse con un antiguo amor, Patricia (Jean Seberg), una joven estudiante de La Sorbona que trabaja para un periódico. La intención de Michel es recuperarla e irse con ella a Roma. Pero las cosas no serán tan fáciles. Jean-Luc Godard rodó con esta película el principal ejemplo de la 'Nouvelle vague' del cine francés. La historia es simple pero la peculiaridad del film se basa en sus planos, en su alocado montaje, en sus escenas empalmadas inoportunamente unas con otras... que marcó una tendencia en el cine y una forma diferente de expresión, referencia para otros cineastas.

7/10
Nuestra música

2004 | Notre Musique

Como en la obra de Dante, Nuestra Música se divide en tres partes. La primera parte se llama "Reino 1: Infierno" y tiene una duración aproximada de 10 minutos. En ella se suceden imágenes de guerra y desastre. La segunda parte, "Reino 2: Purgatorio", es el núcleo de la película y muestra una serie de conferencias y conversaciones en la ciudad de Sarajevo. La tercera y úlima parte, "Reino 3: Paraíso", muestra a una joven que, tras haberse sacrificado, alcanza la paz en una pequeña playa. Jean-Luc Godard no defrauda a sus seguidores con una película fiel a sus principios cinematográficos. Gustará a los seguidores de este director. Defraudará, cómo no, a sus detractores.

6/10
Les enfants jouent à la Russie

1993 | Les enfants jouent à la Russie

Un conocido cineasta francés es contratado para hacer un documental la Rusia posterior a la Guerra Fría. El artista, sin embargo, convierte el proyecto en una obra que ofrece una serie de reflexiones sobre el arte, la política, la naturaleza de las imágenes y el futuro del cine.

5/10
Grandeza y decadencia de un pequeño comercio de cine

1986 | Grandeur et décadence d’un petit commerce de cinéma

Se dice del cine que es una fábrica de sueños… Por el lado de los sueños encontramos a un cineasta, Gaspard Bazin, que prepara su próxima película y organiza castings para elegir a los figurantes. Por el lado de la fábrica hallamos a Jean Almereyda, un productor venido a menos y al que le cuesta cada vez más conseguir financiación para arrancar sus negocios. Entre los dos se sitúa la enigmática Eurydice, la mujer de Almereyda, que quiere ser actriz. Mientras Almereyda arriesga su vida para financiar la película, Gaspard elige a Eurydice como protagonista.

Les plus belles escroqueries du monde (Las más famosas estafas del mundo)

1964 | Les plus belles escroqueries du monde

Insólito film por episodios que reune a directores muy distintos: los franceses Claude Chabrol y Jean-Luc Godard, el italiano Ugo Gregoretti, el japonés Hiromichi Horikaway y el franco-polaco Roman Polanski. Cada una de ellas relata una estafa supuestamente célebre y real. Destaca el segmento de Claude Chabrol, en la que un timador consigue venderle a un pobre ingenuo la mismísima torre Eiffel, alegando que es de su propiedad. También tiene su interés el fragmento de Godard, en la que plantea como estafa el mismísimo cine, o más concretamente, el cinéma-vérité, que pretende pasar como real.

5/10
París nos pertenece

1961 | Paris nous appartient

Anne Goupil es estudiante de literatura en París. Su hermano Pierre le pone en contacto en unas sesiones “intelectuales” con Philip Kaufman, un estadounidense que ha recalado en la capital francesa huyendo del mccarthysmo, y con Gerard Lenz, que prepara una representación teatral del “Pericles” de Shakespeare, y que le propone actuar en la obra, aunque su experiencia interpretativa es nula. También conocerá a Terry, fascinante mujer que era novia de Juan, un español exiliado que iba a poner música al “Pericles”, y que aparentemente se quitó la vida. Lánguida película muy representativa de la “nouvelle vague”, se trata del primer largometraje de Jacques Rivette, coguionista con Jean Gruault, que hace un dibujo de la juventud artística e intelectual en París donde subraya un confuso y ambiguo estado anímico, en que se desea dar alas a la creatividad y al amor, pero donde existen también comportamientos paralizantes y fuerzas externas indetectables que los fomentan. A veces da la impresión de que no ocurre nada, el recurso al antiargumento del que es representativo Michelangelo Antonioni, que el año anterior a este film había dirigido La aventura. Hay un uso inteligente de la música, a veces de percusión, otras con aire oriental, y resulta muy hermosa la de Juan, al fin descubierta en una cinta magnetofónica perdida. El cuarteto principal de actores, Betty Schneider, Giani Esposito, Françoise Prévost y Daniel Crohem, componen bien a sus personajes.

6/10
Al final de la escapada

1960 | À bout de souffle

Michel (Jean-Paul Belmondo) es un hombre que huye de la justicia tras disparar mortalmente a un policía. Tras este suceso, llega a París para reencontrarse con un antiguo amor, Patricia (Jean Seberg), una joven estudiante de La Sorbona que trabaja para un periódico. La intención de Michel es recuperarla e irse con ella a Roma. Pero las cosas no serán tan fáciles. Jean-Luc Godard rodó con esta película el principal ejemplo de la 'Nouvelle vague' del cine francés. La historia es simple pero la peculiaridad del film se basa en sus planos, en su alocado montaje, en sus escenas empalmadas inoportunamente unas con otras... que marcó una tendencia en el cine y una forma diferente de expresión, referencia para otros cineastas.

7/10
Nouvelle vague

1990 | Nouvelle vague

Experimento fílmico de Jean-Luc Godard que, además, se encarga de la música. Su título nos evoca su mejor época, la del revolucionario movimiento francés de la 'nouvelle vague' de los años 60. Y el argumento es lo de menos, solo una excusa del otrora genio galo para disertar sobre sus intenciones filosóficas, intelectuales y cinematográficas, insinuando más que mostrando y divagando en subterfugios y enigmas para asombrar al espectador. Detrás de una historia incomprensible hay críticas sociales, políticas, económicas (la protagonista es una rica heredera italiana) y un trasnochado mensaje anticapitalista, utilizando para ello una técnica visual a medio camino entre la innovación y la desesperación. Solo para fans, muy fans, mucho, del director.

3/10

Últimos tráilers y vídeos