IMG-LOGO

Biografía

Jean Galland

Jean Galland

Jean Galland

Filmografía
Agente secreto

1963 | L'honorable Stanislas, agent secret

Comedia de enredo con intriga de espionaje de por medio, que parece deudora de Con la muerte en los talones, con Jean Marais como tipo gris cuya vida da un vuelco sin comerlo ni beberlo, cuando aparece la rubia a que da vida Geneviève Page.

5/10
La cabeza contra la pared

1959 | La tête contre les murs

El padre de François, resentido con él por dilapidar su fortuna, y dañar su propiedad, logra ingresarlo en una institución psiquiátrica aduciendo que está loco, a modo de venganza. De ese modo le ha encerrado en la peor de las prisiones, y aunque está cuerdo, piensa que la compañía que tiene en el sanatorio y los métodos de cierto doctor podría hacerle perder los cabales. Adaptación de una novela de Hervé Bazin, con la que Georges Franju critica la realidad de los manicomios de la época, y reflexiona sobre la libertad. En su lentitud, a veces exasperante, se nota su gusto por el documental, pues se recrea en muchos pequeños detalles. También aparece de algún modo una figura típica de su filmografía, la del "doctor loco" aferrado a sus métodos y a su concepción de cómo hay que protager a la sociedad, y al que se pone un contrapunto, un médico más humano. En el film tiene un pequeño papel una joven y hermosoa Anouk Aimée, interés amoroso del protagonista. El final es decididamente brusco además de pesimista.

5/10
Cristina

1958 | Christine

En la Viena de 1906, el teniente de la armada Franz Lobheiner decide acabar su relación amorosa con Lena, la esposa de un importante barón, al conocer a una aspirante a cantante de ópera llamada Christine. Sin embargo, los celos de Lena amenazan con romper su relación. Melodrama romántico basado en la obra teatral 'Liebeleï', escrita por Arthur Schnitzler. Significó la primera oportunidad de Alain Delon como protagonista, algo que aprovechó al aparecer atractivo y cautivador. Aunque no tanto como Romy Schneider, que es quien con su resplandeciente presencia acaba por conquistar las imágenes de un film que recrea lujosamente la Viena Imperial. A partir de este título, los dos actores antes citados compartirían un apasionado romance en la vida real que mantendrían durante algún tiempo.

4/10
Marianne de ma jeunesse

1955 | Marianne de ma jeunesse

El joven Vincent llega desde una granja en Argentina a un colegio privado de Baviera, donde se topa con una realidad muy distinta a la que había vivido hasta el momento. Una vez demuestra una sensibilidad mayor que la del resto de sus compañeros, éstos le gastan una cruel broma, consistente en dejarle aislado en un lago donde se dice que pude haber fantasmas. Una vez solo, Vincent acude a una casa solitaria cerca de dicho lago, donde encuentra a una fascinante y misteriosa muchacha llamada Marianne. Tenebrosa fábula romántica repleta de elementos góticos y un adecuado ritmo de suspense. Curiosamente, y al mismo tiempo, Duvivier rodó la misma película dos veces tanto para el mercado alemán (interpretada por Horst Buchholz) como para Francia donde el rol de Vincent fue a parar a manos de Pierre Vaneck.

6/10
Lola Montes

1955 | Lola Montès

Último film del genial director alemán Max Ophüls, y el único que hizo en color. Rememora de modo fascinante la trayectoria artística de Lola Montes a través del relato del personaje de un director de circo (gran trabajo de Peter Ustinov) en la pista, lo que subraya la noción de la vida personal de cada uno como espectáculo representado ante sus semejantes. Más en el caso de Lola, que además de actuar ante el público, tuvo una movidita vida sentimental, con personajes alrededor de gran peso social. El director prueba su gran talento visual en la coreografía de las distintas escenas. Desde luego hay pocos cineastas que muevan la cámara y planifiquen los encuadres con la misma elegancia. Un deleite.

7/10
Aventuras del barbero de Sevilla

1954 | Aventuras del barbero de Sevilla

Madame de...

1953 | Madame de...

En el París del siglo XIX, Louise, la mujer de un general acostumbrada a llevar una vida de lujo, se ve obligada a vender a escondidas sus pendientes de boda debido a su deudas, mientras simula su pérdida o robo. Pero el general, avisado por el joyero, se entera de todo y los compra de nuevo a espaldas de su esposa, y con gesto frívolo se los regala a su amante Lola, que marcha a Constantinopla, en lo que supone el final de la relación. Por una serie de enredos, Louise encontrará de nuevo los pendientes, gracias a que aparece en escena el apuesto barón Donati, del que ella se enamora. El maestro Max Ophüls entrega una de sus grandes películas, a partir de la obra de Louise de Vilmorin, que sirve para describir lo que puede ser un amor superficial, o, rizando el rizo, la superficialidad de un amor superficial, algo así como reconocer que bajo la capa de la indolencia puede haber sentimientos amorosos profundos y contradictorios. De modo que el film es puro romanticismo, con tintes fatales, también en el genial desenlace, de una sobriedad eficacísima. Ophüls dirigió con acierto a los franceses Charles Boyer y Danielle Darrieux, y al italiano Vittorio de Sica, que están sencillamente arrebatadores. El diseño de vestuario estuvo nominado al Oscar. Llaman la atención los travellings, unos elegantes movimientos de cámara en que se diría que ésta se encuentra casi flotando, con tanta suavidad y precisión tienen lugar, ya sea en el andén de la estación de tren, en las escaleras, en los bailes, o en las diversas estancias. Y el ir de aquí para allá del general en el teatro, buscando los pendientes supuestamente perdidos, combina sentido del humor con modos geniales de narración. Aunque desde luego, el mejor consejo que podemos dar con respecto a este maravilloso film, es disfrutar viéndolo, pues como dijo Ophüls, “la historia de una película es una adivinanza”.

9/10
Édouard et Caroline

1951 | Édouard et Caroline

El matrimonio formado por el pianista Édouard y Caroline parece funcionar perfectamente, a pesar de sus diferentes orígenes sociales: mientras él lucha por conseguir un trabajo, ella tiene parientes ricos. Uno de ellos les invita a su gran casa para que Édouard pueda amenizar la velada tocando el piano. Pero los planes no salen como estaban previstos.  Sencilla comedia sentimental, que ofrece una amable visión del matrimonio. Sería la pareja y sus consecuencias uno de los temas más recurrentes en el cine de su director, Jacques Becker. En esta ocasión cuenta con un argumento algo plano, bien resuelto en ocasiones por el optimismo de Daniel Gélin y el atractivo de Anne Vernon.

5/10
Werther

1938 | Werther

Últimos tráilers y vídeos